Está en la página 1de 11

La educación

es el proceso de facilitar el aprendizaje o la adquisición


de conocimientos, habilidades, valores, creencias y hábitosde un grupo de personas que los transfieren a otras
personas, a través de la narración de cuentos, la discusión, la enseñanza, el ejemplo, la formación o la
investigación. La educación no solo se produce a través de la palabra, pues además está presente en todas
nuestras acciones, sentimientos y actitudes. Generalmente, la educación se lleva a cabo bajo la dirección de las
figuras de autoridad: los sacerdotes, los padres, los educadores (profesores o maestros)12, pero los estudiantes
también pueden educarse a sí mismos en un proceso llamado aprendizaje autodidacta.3
Cualquier experiencia que tenga un efecto formativo en la forma en que uno piensa, siente o actúa puede
considerarse educativa.
La metodología de la enseñanza se llama Pedagogía.
La educación puede tener lugar en contextos formales o informales. La educación formal está comúnmente
dividida en varias etapas, como Educación preescolar (o jardín de Infantes), escuela primaria, escuela
secundaria y luego la universidad o instituto. Al concluir la formación se expide un comprobante o certificado
de estudios, que permite acceder a un nivel más avanzado. Existe una educación conocida como no formal (no
escolarizada) que a diferencia de la formal no se recibe un certificado que permita acceder a un nuevo nivel
educativo al terminar la formación, normalmente los lugares que ofrecen la educación no formal son los centros
comunitarios, instituciones privadas, organizaciones civiles o el Estado. El estudio de la educación se
denomina pedagogía, ahora se habla de la necesidad de continuar con los procesos educativos más allá de
la educación formal.
El derecho a la educación ha sido reconocido por muchos gobiernos. A nivel global, el artículo 13 del Pacto
Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966 de las Naciones Unidas reconoce el
derecho de toda persona a la educación.4 Aunque en la mayoría de los lugares hasta una cierta edad
la educación sea obligatoria, a veces la asistencia a la escuela no lo es, y una minoría de los padres eligen
la escolarización en casa, a veces, con la ayuda de la educación en línea.
A educación puede definirse como el proceso de socialización de los individuos. Al educarse, una persona
asimila y aprende conocimientos. La educación también implica una concienciación cultural y conductual,
donde las nuevas generaciones adquieren los modos de ser de generaciones anteriores.
El proceso educativo se materializa en una serie de habilidades y valores, que producen cambios intelectuales,
emocionales y sociales en el individuo. De acuerdo al grado de concienciación alcanzado, estos valores pueden
durar toda la vida o sólo un cierto periodo de tiempo.
En el caso de los niños, la educación busca fomentar el proceso de estructuración del pensamiento y de las
formas de expresión. Ayuda en el proceso madurativo sensorio-motor y estimula la integración y la convivencia
grupal.
La educación formal o escolar, por su parte, consiste en la presentación sistemática de ideas, hechos y técnicas a
los estudiantes. Una persona ejerce una influencia ordenada y voluntaria sobre otra, con la intención de
formarle. Así, el sistema escolar es la forma en que una sociedad transmite y conserva su existencia colectiva
entre las nuevas generaciones.
Por otra parte, cabe destacar que la sociedad moderna otorga particular importancia al concepto de educación
permanente o continua, que establece que el proceso educativo no se limita a la niñez y juventud, sino que el ser
humano debe adquirir conocimientos a lo largo de toda su vida.
Dentro del campo de la educación, otro aspecto clave es la evaluación, que presenta los resultados del proceso
de enseñanza y aprendizaje. La evaluación contribuye a mejorar la educación y, en cierta forma, nunca se
termina, ya que cada actividad que realiza un individuo es sometida a análisis para determinar si consiguió lo
buscado.
La educación es un importante motor del desarrollo, así como uno de los instrumentos más eficaces para reducir
la pobreza y mejorar la salud, y lograr la igualdad de género, la paz y la estabilidad. Si bien se han registrado
avances notables durante la última década, unos 260 millones de niños aún no asisten a la escuela primaria ni
secundaria, y 250 millones de todo el mundo no saben leer ni escribir, (i) aunque muchos de ellos han ido a la
escuela.
La educación conlleva beneficios considerables y sistemáticos en materia de ingresos, y contrarresta el aumento
de la desigualdad. En el caso de las personas, promueve el empleo, los ingresos, la salud y la reducción de la
pobreza. En el caso de las sociedades, contribuye al desarrollo económico a largo plazo, promueve la
innovación, fortalece las instituciones y fomenta la cohesión social.
Existen cada vez más evidencias de que lo que genera crecimiento y prepara a las personas para el trabajo y la
vida son las capacidades adquiridas en la escuela. Sin aprendizaje, la educación no alcanza a cumplir la promesa
de ser un elemento central que permite eliminar la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. La
escolarización sin aprendizaje no es solo una oportunidad desaprovechada, sino también una injusticia para los
niños que más la necesitan.
Autor de la educación
1 Jean Piaget
Jean Piaget (1896-1980) fue un filósofo y educador suizo, reconocido a nivel mundial por su trabajo
en psicología evolutiva. Gracias a sus estudios, Piaget descubrió que existen diferentes estadios de desarrollo en
los niños. Esto permite identificar 4 estadios cognitivos: sensorio-motor (de 1 a 5 años), preoperatorio (de 2 a 7
años), operaciones concretas (de 7 a 11 años) y operaciones formales (12 años en adelante). ¡Consigue el libro
"El lenguaje y el pensamiento del niño pequeño"!
2 Jean-Jacques Rousseau
Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) es uno de los autores más reconocidos de la época de la Ilustración.
Filósofo, escritor y músico, Rousseau afirma que la educación es una forma de dominio social. Unos se
imponen sobre otros mediante el conocimiento. ¡Descubre "El contrato social" en Amazon!

https://es.wikipedia.org/wiki/Educaci%C3%B3n
https://definicion.de/educacion/
https://www.bancomundial.org/es/topic/education/overview
http://noticias.universia.edu.pe/cultura/noticia/2015/10/06/1132026/6-autores-destacados-teorias-educacion-
pedagogia.html
Emitología
Etimológicamente, la palabra «educación» procede del latín ēducātiō ("crianza") o de ēdūcō ("educo, entreno")
que está relacionado con el homónimo ēdūcō ("Llevo adelante, saco") de ē- ("de, fuera de") y dūcō ("conduzco,
guío").5 Asimismo, la palabra educación, como se explica al inicio, tiene por lo menos
dos étimos latinos: ēdūcere y ēdūcāre, siendo el segundo derivado del primero; lo importante es
que ēdūcere etimológicamente significa el promover al desarrollo (intelectual y cultural) del educando, es
decir, desarrollar las potencialidades psíquicas y cognitivas propias del educando desde su intelecto y
su conocimiento haciendo en tal proceso al educando activo.
Se denomina etimología al estudio del origen de las palabras, de la cronología de su incorporación a un idioma,
así como de la fuente y los detalles de sus cambios estructurales de «forma» y de significado.1
En idiomas de larga historia escrita, la etimología es una disciplina relacionada con la filología y con
la lingüística histórica, que comprende el estudio del origen de las palabras mediante investigación de su
significado original, de su estructura, así como de su evolución diacrónica, es decir, posibles cambios ocurridos
en el transcurso del tiempo.
Así mismo, para obtener alguna fuente directa, por ejemplo la escritura, mediante métodos de lingüística
comparativa se pueden reconstruir datos relativos a lenguas sumamente antiguas. Así, por medio de análisis de
otros idiomas relacionados, los lingüistas pueden establecer inferencias acerca de la lengua de la que son
originarias y de su vocabulario.
La etimología comprende no solamente el análisis de las raíces (radicales) de las palabras, sino también de sus
elementos constitutivos: desinencia, tema, terminación y radical.
El estudio de la etimología ayuda:
a la comprensión del significado de las palabras;
a la ampliación del vocabulario personal;
a mejorar la ortografía;
a la aplicación correcta de la sinonimia, pues sólo muy pocos sinónimos son 100% equivalentes.
Usando textos antiguos, los etimólogos tratan de saber la cronología y la modalidad de la incorporación, la
evolución –hacia el lenguaje actual– y las mutaciones que han acontecido a una palabra. La etimología
en castellano y en catalán debe mucho a la obra del filólogo catalán Joan Coromines, del siglo xx.
La valoración de su importancia ha variado según las tendencias del momento. Su época dorada acaeció durante
el siglo xix, cuando se emprendieron trascendentes proyectos de estudio etimológico, tales como los que
culminaron en la edición de las obras si
Del latín etymologia, que a su vez tiene su origen en un vocablo griego, la etimología es una especialidad
lingüística que estudia el origen de las palabras al considerar su existencia, significación y forma.

En concreto, la etimología analiza cómo una palabra se incorpora a un idioma, cuál es su fuente y cómo varían
sus formas y significados con el paso del tiempo. La lingüística comparativa permite reconstruir la historia de
aquellas lenguas antiguas que no dejaron registros directos, como textos escritos, por ejemplo. La etimología, en
estos casos, se basa en los conocimientos aportados por la lingüística comparativa para inferir cuestiones
relacionadas al vocabulario.
Al estudiar la etimología, es posible aumentar la comprensión sobre el significado preciso de las palabras,
ampliar nuestro vocabulario y perfeccionar la ortografía. Es importante tener en cuenta que las lenguasviven
una inevitable evolución, lo que desemboca en que las palabras sufran modificaciones y se adapten a cada
momento histórico en el que son utilizadas; cabe señalar que estos cambios no siempre son positivos o
constructivos. El significado que tenía una palabra hace un siglo puede ser muy diferente del que posee
actualmente, y lo mismo puede ocurrir en el futuro, hasta que el término, por determinadas razones, deje de ser
considerado vigente o necesario para la comunicación.
Los estudios etimológicos señalan que el castellano es una lengua romance (una serie de idiomas indoeuropeos
que derivan del latín vulgar) y que sus impulsores fueron los romanos alrededor del año 200 a.C. Las palabras
del castellano, de todas maneras, tienen diversas fuentes; contamos con términos que provienen del árabe
(“ojalá”), catalán (“paella”), griego (“atletismo”), francés (“pantalón”), inglés (“líder”), entre otras tantas
lenguas. Se trata de términos que fueron adaptados por el idioma castellano hasta hacerlos propios.
La etimología de las palabras esconde historias y secretos que ayudan a estrechar los lazos que existen, o
deberían existir, entre la persona y la lengua. Muchas veces, en sus árboles genealógicos existen sorpresas muy
reveladoras, al menos para personas que nunca se hayan acercado a un idioma a este nivel tan íntimo; por
ejemplo, descubrir que numerosos términos del inglés provienen del latín, resulta curioso al principio, sobre
todo considerando las diferencias de ortografía, fonética y entonación que a simple vista separan a esta lengua
del español o el italiano.
El término inglés accurate, por ejemplo, significa preciso, trabajado con mucho cuidado, bien acabado, exacto,
riguroso; a simple vista, tomando las palabras castellanas dadas para definirlo, parece que no tuviera ninguna
relación con nuestro idioma, el cual sabemos que está íntimamente relacionado con el latín. Sin embargo, en su
etimología encontramos el término latino accuratus, el cual dista muy poco del primero y tiene
un significado prácticamente igual.
Con respecto a los beneficios que el estudio de la etimología puede brindar a una persona, independientemente
del mero placer de estar adquiriendo un conocimiento profundo de una lengua, sea la propia o una extranjera,
existe un impacto imborrable e incomparable al conocer el pasado, el origen de un término, las historias que ha
vivido y las numerosas tierras que ha visitado hasta llegar a nuestro vocabulario en la actualidad.

https://es.wikipedia.org/wiki/Etimolog%C3%ADa
https://definicion.de/etimologia/
Definición a.com (3 abril, 2014). Definición y etimología de autor. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado
de https://definiciona.com/autor/
Importancia de la etimología
La educación es uno de los factores que más influye en el avance y progreso de personas y sociedades. Además
de proveer conocimientos, la educación enriquece la cultura, el espíritu, los valores y todo aquello que nos
caracteriza como seres humanos.
La educación es necesaria en todos los sentidos. Para alcanzar mejores niveles de bienestar social y de
crecimiento económico; para nivelar las desigualdades económicas y sociales; para propiciar la movilidad social
de las personas; para acceder a mejores niveles de empleo; para elevar las condiciones culturales de
la población; para ampliar las oportunidades de los jóvenes; para vigorizar los valores cívicos y laicos que
fortalecen las relaciones de las sociedades; para el avance democrático y el fortalecimiento del Estado de
derecho; para el impulso de la ciencia, la tecnología y la innovación.
La educación siempre ha sido importante para el desarrollo, pero ha adquirido mayor relevancia en el mundo de
hoy que vive profundas transformaciones, motivadas en parte por el vertiginoso avance de la ciencia y sus
aplicaciones, así como por el no menos acelerado desarrollo de los medios y las tecnologías de la información.
En las economías modernas el conocimiento se ha convertido en uno de los factores más importantes de la
producción. Las sociedades que más han avanzado en lo económico y en lo social son las que han logrado
cimentar su progreso en el conocimiento, tanto el que se transmite con la escolarización, como el que se genera
a través de la investigación. De la educación, la ciencia y la innovación tecnológica dependen, cada vez más, la
productividad y la competitividad económicas, así como buena parte del desarrollo social y cultural de las
naciones.
La experiencia mundial muestra la existencia de una estrecha correlación entre el nivel de desarrollo de los
países, en su sentido amplio, con la fortaleza de sus sistemas educativos y de investigación científica y
tecnológica. Según estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),
un año adicional de escolaridad incrementa el pib per cápita de un país entre 4 y 7%.1
Atrás quedaron los tiempos en que se consideraba a las erogaciones en educación como un gasto. En la
actualidad, el conocimiento constituye una inversión muy productiva, estratégica en lo económico y prioritaria
en lo social.
En suma, la educación contribuye a lograr sociedades más justas, productivas y equitativas. Es un bien social
que hace más libres a los seres humanos.
Juan Armando Corbin
Licenciado en Psicología por la Universidad de Buenos Aires. Máster en Recursos humanos y experto en
comunicación empresarial y coaching. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC.
Especialmente interesado en el bienestar y el deporte.
LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACION
Publicado hace 6 años
Vivimos en un mundo en el cual debemos esforzarnos cada día por lograr una sociedad mejor, la misma que se
vea expresada en una convivencia sana, un respeto mutuo y en la cual la práctica de los valores no sea una
casualidad. Para este objetivo coincido con todos aquellos que consideran indispensable una formación de la
persona basada en su desarrollo humano, fundamentado en el principio de que el hombre es un ser capaz de ser
mejor, para bienestar suyo y el de los demás.
En tal sentido nos menciona Fernando Savater que nacemos humanos aunque en realidad no lo somos sino hasta
después, esto debido a que no basta con nacer humanos sino que fundamentalmente tenemos que llegar a serlo,
finalidad para la cual el aprendizaje se nos presenta como el medio por el cual los hombres podemos llegar a
mejorarnos los unos a los otros, toda vez que existen cosas que podemos aprender y que merecen serlo a través
de la educación, radicando justamente en este aspecto su vital importancia.
Es de este modo como también Velásquez Córdoba citando a Guédez nos señala que es necesario ver la
educación como una motivación a ser más, en lugar de una motivación a tener más; implicando además el
hecho de "ser más" un compromiso para ayudar también a los otros a "ser más". Y es que ser humano consiste
también en la vocación de compartir lo que ya sabemos y de esa forma hacernos socialmente válidos, pues
nuestra existencia como seres humanos se realiza y tiene sentido a partir de la relación con nuestros semejantes;
siendo tal la razón por la cual la educación no sólo debe ser vista como una formación en conocimientos, sino
como una formación para la vida en relación con los demás.
Al respecto, es preciso mencionar los cuatro aprendizajes fundamentales de la educación que nos presenta el
informe del autor Jacques Delors: aprender a conocer, adquiriendo los mecanismos que nos ayuden a la
comprensión de las cosas; aprender a hacer, para con ello poder contribuir a mejorar nuestro propio entorno;
aprender a vivir juntos, para de esa forma estar en condiciones de participar y cooperar con nuestros semejantes;
finalmente aprender a ser, para poder desarrollarnos como personas y seres humanos conjuntamente con los
demás, estando este aprendizaje al mismo tiempo en estrecha relación con los tres anteriores.
En realidad los objetivos de la educación pueden llegar a ser muy diversos dependiendo del enfoque que se les
otorgue; sin embargo podemos coincidir en la idea fundamental de formar a los hombres para la vida en
sociedad y dentro de ese concepto también están autores como, además de los anteriormente citados, Lorenzo
Luzuriaga y John Dewey quienes proponen ideas en este sentido.
Finalmente, no podemos dejar de reconocer el papel del maestro en la educación, dado que si bien es cierto que
su rol viene cambiando en atención a las nuevas demandas de la sociedad del conocimiento, hay una
característica que seguirá siendo vigente a pesar de todo, me refiero a su rol inspirador, aquel que tal vez usted
estimado lector, haya tenido la suerte de experimentar, lo mismo que quien escribe; experiencias en las cuales
nuestro Maestro nos dio enseñanzas para la vida, que nos serán de utilidad por siempre, para emplearlas en lo
que vendrá o para compartirlas, aquello que constituye una inspiración para intentar ser mejores, para estar
preparados, para ir desarrollando nuestras virtudes e ir corrigiendo nuestros errores.

http://www.planeducativonacional.unam.mx/CAP_00/Text/00_05a.html
http://www.voicesofyouth.org/es/posts/la-importancia-de-la-educacion
Tipos de educación
1. Educación formal (reglada)
La educación formal es la educación reglada. Se imparte en centros educativos y presenta tres características:
está regulada, es intencional y está planificada. ¿Qué quiere decir esto? La educación formal está regulada por
ley, hay una intención detrás del acto educativo, que es formar profesionalmente a las personas, y está
planificada porque sigue un orden que veremos más adelante. Tras superar las distintas etapas se entregan
certificados o diplomas.
2. Educación no formal
Es un tipo de educación que es intencional y organizada, pero que está fuera del ámbito formal, por lo que no
existe ley alguna y no está regulada por la esfera gubernamental. Puede reconocerse por medio de certificados,
pero no tienen valor profesional.
3. Educación informal
La educación informal se da sin ninguna intención, y ocurre a lo largo de la vida. Sucede en el ámbito social,
por ejemplo, cuando los padres educan a su hijo en valores. Es la que ha tenido una mayor importancia en
términos históricos, ya que la formal hace relativamente poco que existe.
La educación formal sigue una serie de etapas que hay que ir superando progresivamente. La educación en
España está regulada por la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) y es obligatoria
hasta los 16 años.
4. Educación infantil
La educación infantil no es obligatoria y va de los 0-6 años. También se conoce como preescolar y ocurre
cuando los niños acuden a la guardería o a parvulario. También recibe el nombre de P3, P4, P5. Tiene una gran
importancia, ya que supone la toma de contacto de muchos pequeños con el sistema educativo.
5. Educación primaria
La siguiente etapa es la educación primaria, que va desde los 6 hasta los 12 años. Es de carácter obligatorio y,
por tanto, es gratuita, a excepción de los libros y el material escolar.
6. Educación secundaria
Esta etapa va desde los 12 hasta los 16 años y es de carácter obligatorio. Se compone de 4 cursos, y en ella se
avanza en aprendizajes de matemáticas, lenguas y en cultura general. A su vez, permite acceder a tipos de
aprendizaje más desarrollados.
7. Educación media superior
También se conoce como educación secundaria post-obligatoria e incluye el bachillerato y la formación
profesional de grado medio. Tiene un enfoque más orientado a oficios y a conocimientos prácticos y
específicos.
8. Educación superior
Esta etapa representa la formación profesional de grado superior y los estudios universitarios.
9. Educación post-universitaria
Esta etapa comprende la formación que se lleva a cabo después de la universidad, e incluye postgrados, másters
y doctorados. Se considera que en ella se realizan aprendizajes de especialización.
10. Educación online (a distancia)
La educación online o en línea ha ganado terreno en los últimos años porque es una alternativa cómoda para
aquellas personas que no disponen de mucho tiempo o viven lejos del lugar donde se imparten las clases.
Este tipo de educación resulta de utilidad gracias a sus múltiples ventajas, aunque también presenta
inconvenientes. Conoce los pros y contras de este tipo de educación en nuestro artículo: "
11. Educación presencial
La educación presencial se imparte en aulas y suele ser obligatoria la asistencia. Este es el formato clásico de
eduación.
12. Educación semipresencial
La educación semipresencial combina los dos tipos de educación anterior. Por tanto, además de las clases
presenciales, también es necesario realizar actividades en línea.
13. Educación física
La educación física es un tipo de educación que se centra en educar a las personas en cómo, cuándo y por qué es
necesario realizar actividad física. Suele combinar tantos aspectos teóricos (anatomía, periodización deportiva,
etc.) con la práctica física y deportiva.
14. Educación emocional
Este tipo de educación se relaciona con la inteligencia emocional. El aprendizaje emocional está íntimamente
relacionado la salud laboral y la mejora en la productividad. Algunos aspectos de la educación emocional
incluyen: autoconocimiento emocional, regulación y control emocional y saber reconocer las emociones de los
demás.
15. Educación en valores
La educación en valores no solamente es necesaria para la convivencia con otras personas, sino que los valores
influyen decisivamente en cómo interpretamos los eventos y, en consecuencia, con nuestra salud emocional. La
educación en valores incluye la educación moral.
16. Educación intelectual
La educación intelectual pretende que los estudiantes mejoren sus habilidades cognitivas, memoria, el
razonamiento y o la opinión crítica. La educación reglada se basa en este tipo de educación.
17. Educación social
Además de ser una profesión cada vez más reconocida, la educación social es un tipo de educación que fomenta
el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social y la promoción cultural y social.
18. Educación especial
La educación especial es aquella destinada a personas con necesidades educativas especiales, por ejemplo, por
superdotación intelectual o por discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales.
https://psicologiaymente.net/desarrollo/tipos-de-educacion
Limitaciones de la educación
Hemos pasado de un extremo al otro. En los años 68 se rompió con un tipo de educación excesivamente
represiva y dictatorial, pasando en poco tiempo al otro extremo, donde en la educación “se prohibía prohibir”,
como reacción natural a un modelo pedagógico que coartaba las libertades individuales.
Si hace unos años se sufría por la rigidez de unos profesores y unos padres que inculcaban los valores esenciales
de la sociedad a base de castigos e imposiciones, en nuestros días, los niños y adolescentes se encuentran ante el
vacío de no tener puntos de referencia visibles para discernir lo que es bueno o malo, o lo que está o no
permitido.
Los síntomas de las nuevas generaciones que han crecido bajo el amparo de unos padres y maestros
excesivamente permisivos son muy evidentes:
Dificultad en el aprendizaje,
Problemas de comportamiento, etc.
La ausencia de límites en la educación
La ausencia de límites en la educación puede producir una serie de comportamientos específicos:
Dificultad en ser autónomos.
Los niños con 5 ó 6 años no saben desenvolverse en la rutina diaria (y no porque no tengan capacidad para ello).
Los padres los siguen lavando, vistiéndolos.
Pero, sobre todo, el principal problema es que no saben cuál es el lugar que deben ocupar dentro del núcleo
familiar.
Empecemos por establecer los límites
Contrariamente a lo que los padres creen, los límites que se imponen a los hijos no tienen nada que ver con la
represión, sino todo lo contrario, puesto que favorece el desarrollo general de los niños.
Primero, porque los límites favorecen la construcción de la personalidad. El niño debe ejercitarse en la
superación personal, y esto ocurre a partir del momento que se arriesga a subir un peldaño para superar una
etapa en su proceso natural de crecimiento, tanto físico como psíquico. Este esfuerzo personal se puede
comparar con el que hace el deportista para superarse a sí mismo, dejando atrás el récord anterior.
Segundo, porque tiene que afrontar la incompetencia momentánea y transitoria, aunque esto conlleve cierta
sensación de vejación. Cuando el niño deja de caminar en cuatro patas para hacerlo sobre dos, está pasando de
la seguridad de una fase anterior, a la desinstalación y desequilibrio que produce la incorporación sobre dos
pies. Al principio los padres protegen, aseguran, empujan y sostienen al niño que comienza a ponerse de pie,
pero después deben dejar que lo haga solo, para obligarle a andar.

Cuando el niño es capaz de afrontar las dificultades de su propia vida, y se prueba personalmente que puede
superarlas, lo que está haciendo es construir la confianza en sí mismo, lo que le hará sentirse orgulloso de sus
propios logros personales.
Los límites que imponen los padres son, por lo tanto, indispensables para su seguridad. Un niño no puede
sentirse protegido por unos adultos que son incapaces de imponerle la mínima regla de comportamiento. Pero,
por otro lado, es un camino necesario para que comprenda el respeto por las leyes de la sociedad.
Resulta paradójico que hoy en día nos sorprendamos por el aumento de la delincuencia entre adolescentes. Sin
embargo, el problema se podría haber atajado mucho antes de lo que pensamos. Un “delincuente” no se hace
con doce años, sino con 2, 3, 4 y cinco años.
Lo que permite a un adolescente estar “dentro de la ley”, es decir, el no dejarse llevar por lo que le viene en
gana, es una educación balizada desde el origen de su educación.
El ejemplo de los adultos
Esto no se consigue sólo con buenas palabras, sino a través de hechos, y reglas que se van estableciendo en lo
cotidiano de su vida diaria. El respeto por el mundo de los otros, y por la libertad de los demás es una tarea a
largo plazo, que tiene su origen en la propia infancia.
Pero, para que el éxito esté garantizado, los adultos deben jugar un papel fundamental, sabiendo que sus propias
reacciones y actitudes vitales se copian por ósmosis. Los niños que ven cómo actúan sus padres, actúan de la
misma manera cuando van siendo mayores. Por ejemplo, no es normal que unos padres impidan fumar a los
hijos, y les digan que eso es algo nocivo para su salud, mientras mantienen encendido un cigarrillo en la mano.
El castigo siempre marca la gravedad de un hecho, y para los padres representa la encarnación de unas palabras
en concordancia con una actitud. No se trata de confundirlo con el maltrato, sino que es una cuestión de
coherencia en la educación.
POR CLAUDIO RUIZ
Entre el 16 y el 24 de Julio en Ginebra se llevó adelante la reunión número 24 del Comité Permanente de
Derecho de Autor y Derechos Conexos de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI). En dicha
ocasión un grupo de organizaciones sociales hicieron llegar a todos los miembros del comité una declaración
pública respecto de la importancia de las excepciones y limitaciones al derecho de autor para fines educativos.

https://www.bellomagazine.com/es/educacion/limites-de-la-educacion
https://www.derechosdigitales.org/3000/excepciones-y-limitaciones-para-educacion-en-ompi/
Modalidades de la educación
Modalidades de la educación inicial
Estas modalidades de atención se definieron a partir del análisis relacionado con los diferentes escenarios
significativos en el proceso de desarrollo integral de los niños y niñas, así como en la preparación, formación y
acompañamiento a las familias.
La Comisión Intersectorial de Primera Infancia CIPI de la cual hace parte el Ministerio de Educación Nacional,
definió las modalidades de atención para lograr coherencia al reorganizar los servicios y unificar criterios entre
sectores al momento de garantizar las diversas atenciones que requieren los niños y las niñas para lograr su
desarrollo integral.
Estas modalidades de atención se definieron a partir del análisis relacionado con los diferentes escenarios
significativos en el proceso de desarrollo integral de los niños y niñas, así como en la preparación, formación y
acompañamiento a las familias.
Para iniciar, es preciso reconocer que la familia es por excelencia el escenario en el cual se inicia la atención
integral de los niños y niñas, puesto que es el primer agente socializador y educador. Aun así no es un escenario
exclusivo para la Atención Integral, la familia desde el momento mismo de la concepción, empieza a participar
en espacios dirigidos a crear condiciones que favorecen el desarrollo infantil de los bebes, seguido por
escenarios de salud.
Las dos modalidades están orientadas a garantizar el derecho de una atención integral y una educación inicial de
calidad de los niños y las niñas desde la gestación hasta su ingreso al sistema educativo en el grado de
preescolar.
Modalidad institucional Centros de Desarrollo Infantil CDI
Los Centros de Desarrollo Infantil, se conciben como instituciones dirigidas a atender y promover un desarrollo
integral a través de la educación inicial, con la participación de profesionales idóneos en temas relacionados con
los diferentes componentes de la atención integral, responsables de gestionar las condiciones materiales que
hacen efectivos todos los derechos de los niños y niñas en primera infancia.
Es importante destacar que los CDI no están solos en el desempeño de este papel educativo, pues la atención al
niño y la niña es también responsabilidad del Estado y la familia. Por tanto, en el CDI se coordinan y armonizan
acciones del Estado relacionadas con la nutrición, salud y formación y acompañamiento a familias de los niños
y niñas de 0 a menores de 6 años, y las familias participan en actividades promovidas por los CDI para articular
mejor la atención y educación que ambos llevan a cabo de acuerdo con las características, necesidades,
demandas y atenciones que requieren los niños y las niñas.
Modalidad de Educación Inicial Familiar
La configuración de los territorios en Colombia, se caracteriza por una amplia diversidad geográfica, cultural,
ambiental y de condiciones socio-económicas e institucionales. La estrategia De Cero a Siempre, en el marco de
dicha configuración, ha concebido una modalidad de atención no convencional, que posibilita el abordaje
integral del niño y la niña en entornos familiares y comunitarios. Esta modalidad reconoce prioritariamente las
particularidades culturales y geográficas de la población del país que habita zonas rurales dispersas, así como de
los niños y niñas menores de dos años y sus familias.

https://www.mineducacion.gov.co/1759/w3-article-228881.html?_noredirect=1