Está en la página 1de 4

PROCEDIMIENTO. TRIBUNAL FISCAL DE LA NACIÓN. COMPETENCIA.

DETERMINACIÓN DE
OFICIO. NATURALEZA JURÍDICA DEL ACTO

PARTE/S: Bustinza Goma SA s/recurso de apelación


TRIBUNAL: Trib. Fiscal Nac.
SALA: A
FECHA: 07/11/2016
JURISDICCIÓN Nacional

En la ciudad de Buenos Aires, a los 7 días del mes de noviembre de dos mil dieciséis, se reúnen los Dres.
Ignacio J. BUITRAGO (Vocal Titular de la 1ra. Nominación), José Luis Pérez (Vocal Subrogante de la 2da.
Nominación) y Juan Carlos Vicchi (Vocal Subrogante de la 3ra. Nominación), a fin de dictar resolución en la
causa N° 44.988-I, caratulada: "BUSTINZA GOMA S.A. s/ recurso de apelación".
El Dr. Buitrago dijo:
I. - Que a fs. 34/47vta.. se interpone recurso de apelación contra la Resolución de la AFIP-DGI de fecha
31 de agosto de 2015. Mediante dicho acto, el ente fiscal, en primer lugar, rechazó la deducción de $
1.483.764,28, en concepto de retenciones en sus declaraciones juradas de impuesto al valor agregado por
los períodos 03/13. 01/14 a 04/14 y 11/14 a 12/14 e intimó a la contribuyente a efectuar la rectificación
de ellas e ingresar la suma de $ 561.596,36 en concepto de intereses resarcitorios. Asimismo el organismo
recaudador rechazó las solicitudes de compensación detalladas en el Anexo III del acto apelado, como
consecuencia de la inexistencia de saldos a su favor susceptibles de ser compensados, intimándose a
ingresar la suma de $ 741.314,11, con más los intereses resarcitorios.
En su escrito de recurso expone en primer término los argumentos en los que funda la competencia de
este Tribunal para entender en la presente causa, y desarrolla las razones de hecho y derecho en que
reposa su impugnación. En tal sentido, invoca senda jurisprudencia de la Excma. Cámara Contencioso
Administrativo Federal y de este Tribunal, que abona la naturaleza determinativa de los actos en crisis
(vgr. "Miguel Pascuzzi" y Pilotes Trevi" -de esta Sala- y "Héctor Castaggeroni S.A." - Sala "D"-). Ofrece
prueba y hace reserva del caso federal.
II. - Que a fs. 57/75 contesta la representación fiscal el traslado que le fuera conferido y plantea, como
cuestión de previo y especial pronunciamiento, la excepción de incompetencia para entender en la
presente causa, toda vez que se apela una Nota Externa que no constituye determinación impositiva ni
impone sanción de ninguna especie. En tal sentido afirma que se trata de un acto simple mediante el que
se impugnan por ser inexistentes y no obrar en la base de datos del organismo, las retenciones
computadas contra el impuesto declarado por el contribuyente en su declaración jurada, de conformidad
con lo establecido en el art. 14 de la ley 11.683.
Subsidiariamente contesta los restantes agravios del recurrente y solicita se confirme el acto recurrido.
III. - Que a fs. 78/82 la apelante contesta el traslado que de la excepción opuesta por el Fisco le fuera
conferido
IV. - Que a fs. 84 se elevan los autos a conocimiento de la Sala "A" a fin de considerar la excepción
opuesta.
V. - Que siendo el tratamiento de la competencia previo al de cualquier otra cuestión corresponde en
primer término tratar la excepción opuesta por el Fisco Nacional.
VI. - Que el artículo 159 de la ley N° 11.683 (t.o. en 1998) establece, en lo que aquí interesa, que "El
Tribunal Fiscal será competente para conocer: a) de los recursos de apelación contra las resoluciones de la
AFIP que determinen tributos y sus accesorios en forma cierta o presuntiva o ajusten quebrantos por un
importe superior a $...., b) los recursos de apelación contra las resoluciones de la AFIP que impongan
multas superiores a $..., c) de los recursos de apelación contra las resoluciones denegatorias de las
reclamaciones por repetición de impuestos formuladas ante la AFIP y de las demandas de repetición que
se entablen directamente ante el Tribunal. En todos los casos siempre que se trate de importes superiores
a $ ......, d) De los recursos por retardo en las resolución de las causas radicadas ante la AFIP, en los
casos contemplados en el segundo párrafo del art. 81; e) del recurso de amparo a que se refieren los
artículos 182 y 183....".
VII. - Que a fin de dilucidar la cuestión cabe previamente reseñar las circunstancias que han llevado al
Fisco Nacional a dictar el acto que nos ocupa.
VIII. - De los antecedentes administrativos acompañados por la representación fiscal en su conteste,
consta que: a) el organismo verificó y fiscalizó las operaciones concertadas por la recurrente, b) impugnó
las declaraciones juradas del impuesto al valor agregado por los períodos fiscales 08/2011 al 07/2013
(vide fs. 70 de los antecedentes administrativos) y c) según consta del acto apelado, la fiscalización
sostuvo que "la retenciones observadas no obedecen a ventas efectivamente realizadas por Bustinza
Goma S.A. quien no aportó documentación ni elemento de prueba alguna que permita corroborar la
operación principal -venta- ni su forma de pago o cancelación", (vide fs. 10 Punto 1°) y razón de ello,
concluyó que: "no corresponde la deducción de $ 1.483.764,28 en concepto de retenciones en sus
declaraciones juradas del impuesto al valor agregado....", debiendo, en consecuencia, efectuar la
rectificación de dichas declaraciones juradas.
En ese contexto fáctico, se aprecia que los inspectores actuantes procedieron a la impugnación de las
retenciones con sustento en el desconocimiento de la existencia de proveedores de la aquí recurrente.
IX. - Que sentado ello, resulta relevante formular algunas consideraciones sobre el concepto de
determinación de oficio, cuestión ésta que ha sido analizada en varias causas, entre ellas: "Cooperativa
Agropecuaria Gral. San Martín de Coronel Suarez Ltda." (TFN Sala B de fecha 6/04/93). Allí con cita de
Dino Jarach se dijo que aquella "Ha de consistir en la comprobación de los hechos pertinentes y de las
normas jurídicas aplicables, como también el monto imponible resultante de la aplicación de las normas y
pautas legales de valoración, aún cuando se omitan las operaciones finales del cálculo del gravamen
adeudado...Que en el mismo sentido, el art. 23 -hoy art. 16- de la ley 11.683 (t.o. 1978 y sus modif..)
expresa que cuando no se hayan presentado declaraciones juradas o resulten impugnables las
presentadas, la Dirección General Impositiva, procederá a determinar de oficio la materia imponible y a
liquidar el gravamen correspondiente".
X. - Que asimismo, en el fallo recaído en la causa "Confecat S.A." de la Sala "B" y del 27/3/95 se dijo:
"...Que desde el punto de vista objetivo, atendiendo al contenido del acto, conforme a la ley 11.683, la
determinación debe tener por objeto establecer la existencia de "materia imponible" (art. 9º inc. b) y art.
23 -hoy 16-....Que fijar la materia imponible implica también acreditar la existencia, por vía directa e
indirecta, del hecho imponible...Que dicha materia imponible y su medición en términos legales dará como
resultado la "base imponible" sobre la que procederá el último acto del proceso de determinación que es la
liquidación". Idénticas consideraciones ha expuesto esta Sala in re "Robert Bosch" del 13.11.97.
En el mismo sentido esta Sala, en autos "PESCAPUERTA ARG. S.A. s/apelación - impuesto al valor
agregado" de fecha 21-6-2002 expresó: "Que a juicio de los que suscriben, la mentada resolución significa
jurídica y económicamente una determinación de oficio de la obligación tributaria de del impuesto al valor
agregado en cabeza de la actora."
"Ello es así aún cuando el Fisco Nacional haya prescindido del procedimiento instituido en los artículos 17
y siguientes de la ley 11683 (t.v.), ya que el acto conlleva una operación interpretativa y de cálculo propia
de tal determinación. Repárese que a través de él se describe en forma concreta el aspecto objetivo del
hecho generador de la obligación tributaria, explicitándose claramente sus elementos constitutivos, la
cuantificación de la base de medida, la indicación del sujeto responsable y, también, se liquida e íntima el
impuesto resultante (v. opinión de los suscriptos in re "Robert Bosch Arg. SA", del 13/11/97)."
"Cabe señalar que asimismo la jurisprudencia coincidente de la Alzada, cuyo criterio se estima aplicable
de acuerdo con las particularidades del sub lite. Ha dicho que cuando no se trate de una reclamación de
importes declarados por el contribuyente ni de una "liquidación" de las contempladas en el último párrafo
del art. 20 (hoy art. 11) de la ley 11683, si en la resolución se menciona concretamente el importe de la
suma por la que se requieren los comprobantes de pago, los conceptos a los que aquella obedece y el
sujeto responsable, dejándose constancia de que en caso de incumplimiento se procederá a la vía
ejecutiva, no puede negarse al acto el carácter de determinación, abriendo -en consecuencia- la
competencia del Tribunal Fiscal (v. "Alvarez, Mario Roberto", Sala I, 29/9/93; "Coop. Agrícola San Martín",
21/4/94 y "Alpachiri Coop. Agrícola Ganadera Ltda.", 22/10/91 -ambos de la Sala II-)"
"Esta tesis ya fue sostenida desde los albores del contencioso tributario que se desarrolla ante este
organismo. Los Dres. Bavio, Micele y Rodríguez Jauregui, expresaron tiempo ha "...no es sólo la forma del
acto lo que, fundamentalmente, caracteriza a una determinación impositiva, pues, como lo ya dicho el
Tribunal Fiscal de Apelación de la Provincia de Buenos Aires, 'no es posible que ella dependa del simple
arbitrio de la administración, según se adopte o no cierto aparato meramente formal, sustrayendo según
ello la cuestión, al oportuno ejercicio de los derechos de los contribuyentes'..." (v. "Shell Cía. Arg. De
Petróleo SA", 11/7/61, Fallos Tribunal Fiscal 1960/1961; 228/231)."
XI. - Que dentro de ese contexto conceptual, cabe concluir que la materia aquí controvertida conlleva en
rigor una determinación de oficio, toda vez que de sus previsiones surge que lo que se discute -en
definitiva- es la veracidad de las operaciones, conteniendo ello implicancias directas en la configuración del
hecho y la materia imponible.
En efecto, la cuestión sometida a la consideración de este Tribunal, versa sobre un procedimiento llevado
a cabo por el organismo fiscalizador, que debe ser considerado una determinación de oficio, más allá de la
forma del acto dictado en su consecuencia y por lo tanto apelable de conformidad con lo prescripto por el
art. 159 de la ley procedimental.
XII. - Que no escapa al criterio de este juzgador, que los puntos 2 y 3 de la resolución apelada se hace
referencia a que existirían inconsistencias en la situación fiscal de los agentes de retención y que los
mismos no se encuentran incluidos en la Resolución AFIP 2854/10, (situación que encuadraría en el
artículo 14 de la ley 11.683) lo cierto es que la aplicación de dicha norma debe ser examinado con
particular estrictez y limitado al supuesto expresamente previsto pues, como es sabido, debe asignarse a
las normas el alcance que mejor se concilie con los principios y garantías constitucionales. Cabe concluir
así que la situación antes mencionada no es un impedimento para la procedencia de la apelación del acto
ante el Tribunal Fiscal.
XIII. - Que por todo los expuesto, corresponde rechazar la excepción de incompetencia opuesta por la
representación fiscal, con costas.
El Dr. Pérez dijo:
Que adhiere al relato de los hechos efectuados por el vocal preopinante.
Que en lo atinente al rechazo de la deducción de la suma de $ 1.483.764,28 en concepto de retenciones
en sus ddjj del IVA cabe señalar que el art. 159 de la ley 11.683 (t.o. en 1998 y sus modif.) establece, en
lo que aquí interesa, que "el Tribunal Fiscal de la Nación será competente para conocer en: a) de los
recursos de apelación contra las resoluciones de la AFIP que determinen tributos y sus accesorios, en
forma cierta o presuntiva, o ajusten quebrantos, por un importe superior a pesos veinticinco mil ($
25.000) o pesos cincuenta mil ($ 50.000), respectivamente, b) de los recursos de apelación contra las
resoluciones de la AFIP que, impongan multas superiores a pesos veinticinco mil ($ 25.000) o sanciones
de otro tipo, salvo la de arresto, c) de los recursos de apelación contra las resoluciones denegatorias de
las reclamaciones por repetición de tributos, formuladas ante la AFIP, y de las demandas por repetición
que, por las mismas materias, se entablen directamente ante el Tribunal Fiscal de la Nación. En todos los
casos siempre que se trate de importes superiores a pesos veinticinco mil ($ 25.000), d) de los recursos
por retardo en la resolución de las causas radicadas ante la Administración Federal de Ingresos Públicos,
en los casos contemplados en el segundo párrafo del art. 81, e) del recurso de amparo a que se refieren
los arts. 182 y 183".
Que de la lectura de la norma, se desprende claramente la incompetencia de este Tribunal para entender
en la causa, pues la controversia sobre la que la recurrente pretende que entienda este organismo
jurisdiccional, no encuadra en ninguno de los supuestos previstos por la norma y que habilitan la
competencia del mismo. En tal sentido, debe recordarse que no todos los actos administrativos que
emanan de la AFIP abren su competencia, sino tan sólo los descriptos en la norma enunciada
precedentemente.
Por otra parte, en cuanto al rechazo de las solicitudes de compensación por la inexistencia de saldos a su
favor susceptibles de ser compensados, cabe efectuar las siguientes consideraciones.
El artículo 14 de la ley N° 11.683, establece que: "Cuando en la declaración jurada se computen contra el
impuesto determinado, conceptos o importes improcedentes, tales como retenciones, pagos a cuenta,
acreditaciones de saldos a favor propios o de terceros o el saldo a favor de la Administración Federal de
Ingresos Públicos se cancele o difiera impropiamente (certificados de cancelación de deuda falsos,
regímenes promocionales incumplidos, caducos o inexistentes, cheques sin fondo, etc.), no procederá para
su impugnación el procedimiento normado en los artículos 16 y siguientes de esta ley, sino que bastará la
simple intimación de pago de los conceptos reclamados o de la diferencia que generen en el resultado de
dicha declaración jurada".
Del texto transcripto, se desprende que el acto que -en otro párrafo- rechazó el pedido de compensación
cuadra en lo allí normado.-
En ese orden de ideas, resulta de aplicación los lineamientos del plenario recaído en la causa "Banco
Roela S.A." de fecha 05/07/89, donde se dispuso que "El Tribunal Fiscal de la Nación es incompetente para
entender en los recursos que se interpongan contra resoluciones de la Dirección General Impositiva
denegatorias de solicitudes de compensación o de transferencias de saldos acreedores de impuestos a
favor de los responsables".
Asimismo, tal como lo ha resuelto la Sala B -en su anterior composición-, "La Dirección General
Impositiva no realiza sólo funciones determinativas, ya que estando a su cargo la aplicación, percepción, y
fiscalización de los tributos ejerce para ello un cúmulo variado de funciones que se materializan, a su vez,
en una variedad de actos jurídicos administrativos relativos sea a la percepción, a la recaudación, a la
ejecución, a la devolución, a la determinación de los tributos, sea asimismo a la interpretación de normas
que le atañen (...) Que de ese conjunto de actos que continuamente produce la Dirección General
Impositiva sólo un número determinado de ellos habilitan a los contribuyentes a iniciar una discusión en
un órgano administrativo jurisdiccional como es este Tribunal Fiscal y que se encuentran expresa y
explícitamente enumerados en el art. 141 (hoy 159)..." (In re "Cresol S.A. s/ apelación-I.V.A.", Expediente
N° 12.304-I, sentencia de fecha 01 de marzo de 1993 ).
Que de acuerdo a lo expuesto, cabría concluir que para que este Tribunal pueda darle tratamiento a la
presentación que efectuare la actora, se requiere de un acto que resulte determinativo de la materia
imponible y sus accesorios - en forma cierta o presuntiva-, o bien de un acto que ajuste quebrantos o que
imponga sanción.
En resumen, todos los conceptos a que se refiere el acto que aquí se apela, lleva a la conclusión de que el
mismo, no resulta de naturaleza determinativa como tampoco sancionatoria, y en consecuencia, las
intimaciones que surgen del mismo, resultan inhábiles para abrir la competencia de este órgano
jurisdiccional.
Que en virtud de ello, voto por hacer lugar a la excepción de incompetencia opuesta por el Fisco Nacional,
con costas.
El Dr. Vicchi dijo:
Que adhiere al voto del Dr. Buitrago.
Por lo expuesto, SE RESUELVE:
Rechazar la excepción de incompetencia opuesta por el Fisco Nacional.
Regístrese, notifíquese, y vuelvan los autos al Vocal Instructor a fin de proseguir con su trámite.

Ignacio J. Buitrago
Vocal
José Luis Pérez
Vocal
Juan Carlos Vicchi
Vocal

Cita digital: EOLJU181618A


Editorial Errepar - Todos los derechos reservados.