Está en la página 1de 6

Cuando hablamos de nosotros los seres humanos, cuando queremos estudiar

los comportamientos, reacciones, actitudes, funcionamiento del organismo; no


debemos olvidar que somos un todo, una unidad.
Basándonos en esto, al hablar del cerebro, y sobre todo si nos referimos al
tema de la Neurosicoeducación, diremos que somos una unidad cuerpo
cerebro mente, y la llamaremos UCCM.
Dentro de esta unidad, el sistema que digita todo nuestro accionar se denomina
Sistema Nervioso, y se divide en SNC (Sistema Nervioso Central), SNP
(Sistema Nervioso Periférico) Y SNA (Sistema Nervioso Autónomo).

SISTEMA NERVIOSO

S.N. Central S.N. Periférico S.N. Autónomo

Este sistema nervioso está constituido por células denominadas neuronas. El


ser humano posee unos 100.000 millones de neuronas.
La neurona es la unidad del sistema nervioso, cuya función principal es la
recepción de estímulos, la conducción del impulso nervioso, y la transmisión de
las señales electroquímicas.
El impulso nervioso se transmite de neurona a neurona a través de la sinapsis,
que es el espacio de conexión o interacción entre las neuronas, por donde se
realiza el intercambio químico y se liberan los neurotransmisores (proteínas del
cerebro que llevan información)

Partes de la neurona
La neurona se divide en:

Cuerpo celular (compuesto por el núcleo y citoplasma)


* Citoplasma (líquido con orgánulos que permiten que la célula respire, use
nutrientes para obtener energía y producir nuevas sustancias)
* Núcleo (encierra el ADN con toda la información genética)

Dendritas: múltiples extensiones tubulares que son receptores de información

Axón: extensión única que transmite señales a otras células. Puede medir
unos pocos milímetros hasta un metro.

Sistema Nervioso Central

Este sistema se activa por los estímulos provenientes del mundo interno y
externo (filtrado por los sentidos).
Está compuesto por el encéfalo (cerebro, cerebelo y tallo encefálico o tronco
cerebral) y la médula espinal. Recubierto por tres membranas: duramadre
(externa), piamadre (interna) y aracnoides (intermedia), denominadas
meninges.

Telencéfalo: hemisferios cerebrales


Cerebro
Diencéfalo o cerebro medio: núcleo central

Encéfalo Cerebelo

Mesencéfalo
Tronco Protuberancia o Puente de Varolio
Bulbo raquídeo
Sistema Nervioso Perisférico

Constituido por las neuronas sensitivas que conectan el encéfalo, la médula y


los receptores. Son ramificaciones nerviosas fuera del cráneo y columna, que
reciben información sensorial y transmiten información motora.

Pares craneales: nervios que se comunican con el encéfalo. Hay 12 pares de


nervios divididos en tres grupos: sensitivos o sensoriales, motores y mixtos.
Sistema Nervioso Autónomo o Vegetativo

Este sistema regula las funciones internas del organismo, mantiene el equilibrio
fisiológico, controla las actividades involuntarias (músculos, glándulas, vasos
sanguíneos).

Se divide en:

Simpático: aumenta la actividad


general, se asocia con las
respuestas de lucha o huída.

Parasimpático: disminuye la
actividad, se relaciona con
respuestas asociadas a la
relajación

NEUROPLASTICIDAD Y REDES HEBBIANAS

Las redes hebbianas, son redes neuronales que se van formando a través del
aprendizaje. Deben su nombre a Donald Hebb, considerado el padre de la
neuropsicología y redes neuronales.
Las neuronas se comunican entre sí por medio de la sinapsis, transmitiendo la
información de unas a otras.
Estas redes se activan cuando hacemos algo. Si lo repetimos y practicamos
varias veces, se van incrementando y fortaleciendo. Si dejamos de hacerlo van
desapareciendo.
Cuanto más grande es la red hebbiana, mayor es su potencia.
Esta variabilidad de tamaño y tipo de las redes hebbianas acumuladas en el
cerebro a lo largo del tiempo, es lo que denominamos neuroplasticidad, que es
la base del aprendizaje y de nuestra adaptación a condiciones variables
ambientales y fisiológicas.
La neuroplasticidad positiva, es la que crea y amplía las redes hebbianas,
como por ejemplo, en el acto de escribir. Cuanto más escribimos, más fluidez y
dominio adquirimos.
La negativa, es la que disminuye o elimina aquellas que ya no se utilizan, por
ejemplo, cuando aprendemos un idioma y no lo practicamos más, nos vamos
olvidando del vocabulario.
El aprendizaje puede existir gracias a la neuroplasticidad, a la que podríamos
definir como el potencial para el cambio, la facultad de modificar nuestra
conducta y adaptarnos a las demandas de un contexto particular.

Reglas de la neuroplasticidad:

• Si se usa, se conserva
• Si no se usa, se pierde