Está en la página 1de 14

EMIL WINKLER

(1835 – 1888)

Vida:

Fue un ingeniero civil alemán, en el siglo XIX. Profesor con amplio interés académico,
incluyendo mecánica de ingeniería, ingeniería ferroviaria, ingeniería de puentes. Emil
Winkler fue el primero en formular y resolver un problema de viga elástica sobre
cimientos deformables. El modelo de una viga sobre cimientos elásticos que asume una
relación lineal de fuerza y desviación se conoce como Winkler Foundation.

Universidad y/o mentores que influyeron

Emil Winkler estudió en Dresde. Desde 1860, obtuvo su doctorado en la Universidad de


Leipzig. También dio cursos en Dresden. Se mudó a Praga (1865) y Viena (1868), donde
fue nombrado profesor. Aunque estuvo en Praga solo tres años, estos años fueron muy
productivos. El profesor Winkler publicó en Praga dos libros: Conferencia sobre
Ingeniería Ferroviaria (1867) y Teoría de la Elasticidad y Resistencia de los Materiales
(1867). En 1870 se mudó a Berlín y enseñó en la Bauakademiev

Aportes de la mecánica

Método de deflexión-pendiente para vigas estáticamente indeterminadas,


considerando las deformaciones por cortante.

La “Línea de Influencia”. En 1867


También hizo importantes contribuciones a la Resistencia de Materiales, especialmente
en la teoría de flexión de vigas curvas, flexión de vigas apoyadas en medios elásticos. (1)

Otro gran avance fue el estudio de cargas móviles en puentes y ferrocarriles, por otra
parte, también hizo contribuciones importantes a la Resistencia de Materiales,
especialmente en la teoría de flexión de vigas curvas y flexión de vigas apoyadas en
medios elásticos. (2)

ING. FERROVIANAS
Históricamente, los métodos analíticos fueron los inicialmente empleados en el diseño de
los elementos que conforman las vías férreas; pero a medida que han mejorado las
herramientas de computación, los métodos numéricos han ganado terreno, validando y/o
matizando los resultados aportados por las formulaciones analíticas.

FORMULACIONES ANALÍTICAS BAJO CARGA ESTÁTICA

1. La vía sobre largueros

Tal y como se ha indicado anteriormente, a comienzos de la segunda mitad del siglo XIX,
la implantación de nuevas líneas ferroviarias sufrió un auge muy notable. El diseño de las
vías se venía haciendo de una manera totalmente empírica, observándose el
comportamiento de las que estaban en explotación y servicio. Por tal motivo, los
ingenieros de la época eran conscientes de que todos los esfuerzos que se realizasen en la
optimización del diseño de la sección del carril produciría una significativa disminución
de los costes de construcción de las nuevas líneas. (3)

A la hora de dimensionar la sección del carril de acero se conocía que éste soportaba
tensiones de origen térmico, tensiones residuales del proceso de fabricación y tensiones
de colocación en curva debido a los pequeños radios que entonces se empleaban en el
trazado

Figura N° 01 Esquema de vía sobre largueros tomado de la Revista de Obras


Públicas de 1879
También se sabía que el origen de las tensiones más importantes en el carril era el propio
paso de las circulaciones y, sin embargo, había un gran desconocimiento sobre el valor
que las cargas de los ejes producían en el carril.

Fotografía 1. Vista de una vía sobre largueros de


Hormigón armado en la actualidad.

Como estudio inicial del comportamiento tensional, el ingeniero alemán Emil Winkler
(1835-1888) publicó en 1867 el libro Die Lehre von Elasticität und Festigkeit, donde
estudiaba el comportamiento del carril sobre largueros desde un punto de vista analítico.

Este tipo de apoyo de los carriles, que hoy día nos resulta extraño, era el más empleado
en las líneas férreas de la segunda mitad del siglo XIX (ver Ilustración 2-2). Así,
suponiendo una sección elemental de la vía + larguero según la Figura 2-1, y tomando el
equilibrio de fuerzas verticales y de momentos se obtiene:v

Figura 1: Esquema de esfuerzos empleado en la obtención de la ecuación de la viga elástica


Derivando de una vez el momento con respecto a x, se obtien:
Por otro lado, la curvatura de una pieza prismática es:

Derivando dos veces con respecto a x e igualando al valor anterior:

Por lo que se obtiene la ecuación de la Elástica:

Para estudiar la reacción que el terreno aplica sobre el larguero, r, Winkler consideró que
la relación entre la tensión (expresada en N/m2) que desarrolla el apoyo y el asiento al
que es sometido y (expresado en m) es proporcional. La constante de proporcionalidad la
llamó módulo de balasto, k, y se expresa en unidades de peso específico (N/m3).

Si se considera que el conjunto carril-larguero tiene un área de contacto con el terreno


de ancho b, la reacción r será:

Por lo tanto la diferencial completa será:

Siendo
 EI = la rigidez a flexión vertical de la viga equivalente al conjunto carril-larguero
 k = módulo de balasto del terreno de apoyo
 b = la anchura del área de contacto larguero terreno
 q = carga vertical ejercida por las ruedas

Esta ecuación diferencial presenta diferentes soluciones según se introduzca un tipo u otro de
carga vertical.

En 1875 Winkler obtuvo la solución para el caso de cargas concentradas equidistantes.


Posteriormente, fueron Schwedler (1882) y Zimmermann (1888) quienes publicaron las
soluciones para el caso de una carga única concentrada Q en el centro del eje de abcisas x=0.

Estas soluciones tienen las siguientes expresiones analíticas

Siendo la longitud elástica L:

El gráfico del valor de las variables m y h de las expresiones anteriores se pueden ver en la
Figura 2-2 y Figura 2-3 respectivamente, indicándose en el eje de las abscisas la distancia
adimensional x/L al punto de aplicación de cargas.
Figura 2. Distribución del parámetro µ para la obtención de la distribución de momentos
en una vía sobre largueros en fundación elástica

Figura 3. Distribución del parámetro η para la obtención de la distribución de


movimientos en una vía sobre largueros en fundación elástica

En el caso particular del punto bajo la aplicación de la carga, x=0, m=h=1 por lo que las
expresiones analíticas adoptan la siguiente forma:

2. Vía sobre traviesas


La solución de situar la vía sobre largueros no obtuvo buenos resultados, ya que
presentaba problemas de mantenimiento del ancho de la vía y se producían giros en los
carriles. Para solucionar estos problemas se introdujo la vía sobre traviesas.
En esta época la carga por eje era muy reducida, por lo que la separación de las traviesas
era muy grande (aproximadamente 70 pulgadas = 1,8 m).
A medida que la carga por eje fue aumentando, la separación de las traviesas fue
disminuyendo, llegándose a principios del siglo XX a una separación de 35 pulgadas
aproximadamente (90 cm).
La primera formulación analítica que se propuso para el estudio de la vía con traviesas la
introdujo Winkler en 1875. El ingeniero alemán presentó un estudio de los esfuerzos de
flexión en los carriles considerando cada carril como una viga elástica de longitud infinita
que descansa sobre un número infinito de apoyos rígidos discretos (ver Figura 4).

Figura 4. Distribución de cargas planteada por


Winkler en 1875 sobre apoyos fijos.

En el caso de considerar una sucesión indefinida de cargas de valor Q, la hipótesis más


desfavorable, en lo que respecta a los momentos flectores, era aquella en que las cargas actúan en
tramos de vía alternos.
El método de Winkler establece que el momento flector máximo tiene lugar cuando se encuentra
la disposición de cargas de la Figura 2-4. En ese caso, el momento flector máximo es:

y la reacción en el apoyo máxima es:

El principal inconveniente del método es que considera los apoyos rígidos y, por lo tanto,
prescinde de la naturaleza de las capas de apoyo. Por otro lado, mediante mediciones
realizadas en vías reales, se observó que los valores del momento M obtenidos eran
inferiores a los reales, mientras que la reacción R era superior a la real.
Zimmermann, en 1888, tras comprobar las deficiencias del método de apoyos puntuales
rígidos, y compararlos con la bondad de ajuste entre la formulación analítica de la vía
sobre largueros y las medidas realizadas, planteó un método de apoyos elásticos en un
número discreto. Así, partió de la hipótesis general de que las reacciones que tienen lugar
en los apoyos elásticos son proporcionales a los descensos del carril sobre ellos.
Para simplificar los cálculos aplicó las teorías de Schwedler (1882) en las que se
consideraba únicamente en el estudio los tramos contiguos a los que se aplica la carga.
Esto es, en el caso de que la carga actúe entre dos traviesas únicamente se consideran los
dos vanos adyacentes más el vano cargado, y si la carga actúa sobre un apoyo únicamente
los vanos contiguos (ver Figura 5).

Figura 5. Hipótesis de Schwedler (1882) del apoyo de las cargas


La rigidez del conjunto traviesa-balasto la definió como:

Siendo:
D1 el valor de la compresibilidad del balasto bajo la traviesa
D2 el valor de la compresibilidad de la propia traviesa y la placa de asiento. Esto
es, la carga necesaria para comprimir 1 cm la traviesa+placa de asiento.

El valor del momento máximo en el carril está definido por las siguientes expresiones:

En el caso de que la carga se sitúe en el centro de dos traviesas, y

En el caso de que la carga se sitúe en un apoyo.


En ambos casos, la variable auxiliar es:

Siendo:
EI = la rigidez a flexión vertical del carril
D = la rigidez del conjunto traviesa-balasto
d = la separación entre traviesas
Los valores de los momentos obtenidos, aun siendo superiores a la teoría de apoyos
rígidos, seguían siendo inferiores a los medidos en la realidad. Este aspecto, unido a que
el aumento de cargas por eje había llevado a disminuir la distancia entre traviesas, motivó
que se retomara la formulación analítica de la viga sobre apoyo continuo en fundación
elástica.
Los primeros autores que lo propusieron fueron Flamache (1904) y Timoshenko (1915),
para lo que partieron de la hipótesis de que el comportamiento de una vía sobre traviesas
y una vía sobre largueros, desde un punto de vista mecánico, se puede asimilar cuando el
apoyo que aporta la traviesa al carril es igual que la que ofrece el área del larguero entre
dos traviesas consecutivas (ver Figura 6). Esto es:

Siendo:
At = el área de apoyo de la traviesa por hilo de carril
b = el ancho del larguero equivalente
d = la distancia entre traviesas
Posteriormente Saller (1932) y Hanker (1935) modifican la relación de áreas anterior al
considerar que la zona central de la traviesa no se comporta de igual manera que la
situada bajo los apoyos de los carriles (ver Figura 7).

Figura 6. Esquema de transformación entre largueros


y traviesas. Timoshenko (1915)

Así, se puede emplear la expresión [2.20] haciendo que el área de apoyo de la traviesa
esté centrada bajo el carril.
Figura 7. Esquema de transformación entre largueros y traviesas.
Saller (1932) y Hanker (1935)

Aplicando estas correlaciones se puede emplear la formulación de la cimentación de la


vía sobre largueros, para obtener la distribución de asientos y movimientos de un carril
bajo una carga aislada estática.
Aportes a otras ciencias

1. Fundaciones II
El ingeniero estructural escoge del Informe de Suelos entre las opciones propuestas para
el sistema de fundaciones, para posteriormente ajustar las dimensiones y la cota de
fundación a las solicitaciones obtenidas del análisis estructural del proyecto. El proyecto
estructural de las fundaciones deberá asegurar que cada uno de sus componentes tenga la
resistencia para soportar las solicitaciones transmitidas por la superestructura estructura,
que el terreno pueda soportar las acciones transferidas por las fundaciones y que la rigidez
del conjunto terreno-fundación sea suficiente para que no se experimenten
desplazamientos o asentamientos que comprometan la funcionalidad de la fundación o de
la superestructura. Finalmente se preparan los planos con el detallado del acero de
refuerzo, la calidad y los cómputos métricos de los materiales, incluido los volúmenes de
tierra.(4)

Figura 7.1: Solicitaciones en una fundación directa

La elección estructural del sistema de fundaciones considera las siguientes variables:

 La profundidad a la que se encuentra el suelo competente.


 La capacidad admisible a compresión del suelo.
 La compresibilidad del suelo, que condiciona eventuales asentamientos.
 Magnitud y naturaleza de las solicitaciones impuestas a la fundación por la
estructura.
 Consideraciones constructivas.
 Evaluación beneficios versus costos.
 La elección estructural del sistema de fundaciones considera las siguientes
variables:
 Evaluación beneficios versus costos.

Clasificación de los sistemas de fundación

Individuales centradas o Cuadradas


excéntricas Rectangulares

Cuadradas
Combinadas Triangulares
Zapatas Trapezoidales
Viga de conexión
de sección
Conectadas rectangular
Fundaciones directas
Viga de altura
variable
Vigas de fundación o Rígida
Fundación continua
tiras de fundación Flexible
Losa plana
Losa con ensanches Con o sin relleno
Losa de fundación
Losa rigidizada por posterior de tierra
vigas
Hincados
Fundaciones Pilotes
Excavados
indirectas
Pilas coladas
Micropilotes

Hipótesis de fundaciones
Hipótesis de Winkler

En 1867 Emil Winkler formuló que la presión de contacto entre el suelo y la base de las
fundaciones en un punto es directamente proporcional al asentamiento en ese punto. Para
simplificar el problema se considera igual presión en todos los puntos de la superficie del
suelo en contacto con la fundación, y que el producto K y(x) es lineal.
x = K y(x)

x= Presión de contacto, kgf/cm2


K = Módulo de balasto o módulo de reacción o de rigidez del suelo, kgf/cm3
y (x) = Asentamiento, cm.

Hipótesis de la rigidez infinita

Al considerarse la fundación infinitamente rígida, se pueden despreciar las deformaciones


por flexión. Al considerarse como rígida, los asentamientos en la fundación son lineales.
Entonces, esta hipótesis conjuntamente con la de Winkler da origen a la distribución lineal
de las presiones debajo de la fundación.

En el análisis estructural la rigidez se define como EI/L, siendo E el módulo de


elasticidad, I el momento de inercia y L la luz del miembro. En los miembros de acero
como la relación entre la luz y el radio de giro, r; y en los miembros de concreto reforzado
como la relación entre la luz y la altura, h, de la sección del miembro.

2. Ingeniería Sismo resistente.


Calculo de edificaciones con plateas de cimentaciones sobre base elásticas. (5)
Modelo de Winkler Emil.

Referenicia bibliográfica
 Método de deflexión-pendiente para vigas estáticamente indeterminadas,
considerando las deformaciones por cortante, Ing. Arnulfo Luévanos Rojas (1)
 Implementación del laboratorio estructural con tres modelos didácticos estructurales,
para comprender respuestas mecánicas ante diferentes fuerzas. Daniel Felipe Guzmán
Ovalle David Fernando Ramírez Chocontá (2)
 Reproducción, mediante ensayos a escala real, del efecto en la vía de la
Circulación ferroviaria a alta velocidad, Tesis Doctoral por Javier Moreno
Robles Ingeniero De Caminos, Canales Y Puertos (3)
 Fundaciones II, consideraciones estructurales. Parte 1: Fundaciones directas,
Arnaldo Gutiérrez (4)
 Interacción Sísmica Suelo-Estructura en Edificaciones con Cimentaciones
Superficiales, Dr Genner Villareal Castro (5)

 https://en.wikipedia.org/wiki/Emil_Winkler
 http://www.redalyc.org/pdf/1939/193921394001.pdfvv
 https://books.google.com.mx/books?id=mwohfYq9zC8C&pg=PA30&lpg=PA3
0&dq=nacimiento+del+&hl=es#v=onepage&q=nacimiento%20del&f=false
 http://www.construccionenacero.com/blog/ndeg-31-fundaciones-ii-
consideraciones-estructurales-parte-1-fundaciones-directas
 https://es.slideshare.net/Consultora_KECSAC/ingeniera-sismoresistente-sesin-1-
anlisis-ssmico-de-edificaciones-28097069
 http://oa.upm.es/1443/1/JAVIER_MORENO_ROBLES.pdf
 http://metadirectorio.org/bitstream/10983/14551/1/Trabajo_may_31.pdf