Está en la página 1de 8

VALS CRIOLLO

PERUANO

INTEGRANTES:
 Ignacio Díaz Yacson
 Tequen Saavedra Jesús del Milagro
 Muñoz Oliden Juan
Grado y Seccion:
 “5” “C”
Profesor:
Santiago Tesèn
Area:
 Arte

2018
Arte

INDICE
VALS PERUANO ............................................................................................................................. 2
1 Historia .................................................................................................................................. 2
2 Técnicas Y Estilos ................................................................................................................... 3
2.1.1 Estilo internacional ............................................................................................... 3
2.1.2 Estilo americano ................................................................................................... 3
3 Escenografía y Coreografía.................................................................................................... 3
4 Acompañamiento Musical .................................................................................................... 4
5 Vestimenta ............................................................................................................................ 4
6 Representaciones Del Vals Criollo Peruano .......................................................................... 5

1
Arte

VALS PERUANO

1 Historia

E l vals peruano es un género musical originado en el Perú dentro del género de


la música criolla y afroperuana, que se desarrolló en Lima y en gran parte de la
costa peruana, en los siglos XIX y XX.
El vals criollo o peruano nació pobre, al igual que Felipe Pinglo, y fue esa gente pobre la que
volcó a través de versos y notas musicales sus vivencias, amoríos, alegrías, tristezas, triunfos,
frustraciones, tradiciones, costumbres y pensamientos políticos, para convertirlos en las
hermosas composiciones que tenemos y disfrutamos hoy en día...

En los anocheceres de la Lima antigua los ciudadanos acudían a plazoletas y a los


parques y bajo las glorietas, olvidaban las tendencias políticas y caudillistas, para
integrarse a la paz giratoria de los valses.
Los criollos, los mestizos; la clase media del pentagrama, buscaron entonces un ritmo
verdaderamente suyo y, al carecer de raíces propias, renegando por igual de los
hispanizantes engolados y de los negros altisonantes, se adueñaron de los valses
europeos, de esos sones danzarines de retretas y de pianos para insuflarles su ser, su
ámbito, su anécdota, su ritmo de alma y pie; vale decir, su peruanidad adolescente, su
limeñismo de insurgencia republicana.
Aunque el vals peruano nació entre los criollos de la clase media, lenta y seguramente
se abrió paso entre sectores de condición económica más humilde. Los "niños bien" de
1900 lo acogieron con entusiasmo para saciar inconformismos juveniles, sacudir la
modorra, pinchar a los abuelos terribles y solemnes y encandilar a las mocitas con
secretos deseos de aventura. Así y todo hemos de reconocer que hubo un grupo de
polendas encabezado por Alejandro Ayarza; periodista incisivo, dramaturgo chispeante
que tomó el nombre de su seudónimo literario: 'Karamanduka'.
El Vals Criollo es llamado también Vals Peruano. Tiene referencia al waltz austriaco, pero
el origen del baile es en Perú. Este baile es calificado como un género de la música criolla
y afroperuana, la cual fue desarrollada en la costa peruano en el el siglo XX, siendo Lima
el principal punto de esta fusión. Dentro de sus compositores e intérpretes más
importantes están: Felipe Pinglo Alva, Lucho de la Cuba, Arturo Cavero, Los Morochucos,
Los Embajadores Criollos, Los Troveros Criollos o Chabuca Granda, entre otros.

Los valses peruanos se inspiran de temas amorosos ("Alma, Corazón y Vida") de la


idiosincracia limeña (ejemplo: "La flor de la Canela"), de temas patrióticos (" y se llama
Perú") y hasta deportivos actualmente ("Perú campeón").

2
Arte
Últimamente, el género ha sido renovado por obras de fusión musical "chill out" o por
influencia del jazz. De esta manera se ve como a lo largo del tiempo, este género musical
se va visto influenciado de distintas maneras y hasta la actualidad.

2 Técnicas Y Estilos
El éxito de estos conjuntos radica en la calidad musical, que fue perfeccionando estilos,
la técnica guitarrística y arreglos especiales para cada tema que se grababa.
Lamentablemente, en la actualidad el uso y sobreuso del cajón (antes solo utilizado en
marineras, tonderos y festejos) ha desvirtuado la típica esencia del vals, volviéndolo más
rítmico y menos melodioso. En cuanto al sonido e incluso aspecto estético, el reemplazo
del majestuoso contrabajo por el bajo eléctrico, ha restado respectivamente,
profundidad y prestancia a los conjuntos criollos.

2.1.1 Estilo internacional


El estilo internacional del vals se baila en la posición cerrada. El plan de estudios se limita
a giros naturales y reversos, cambios, fleckerls, contra cheque, bateo izquierdo y pivotes
de tiempo de galope (pivotes centrales).

2.1.2 Estilo americano


El estilo americano del vals tiene mucha más libertad, tanto en las posiciones de baile
como en el programa de estudios

3 Escenografía y Coreografía
El Vals Criollo es una danza representativa en Perú y popular de este país. Se baila en
parejas o en grupos y su coreografía puede ser en base a las mudanzas de la cuadrilla y
por momentos usando algunas de las características del Vals peruano del baile
independiente.
Los pasos del baile son repicados, cortos y con giros vertiginosos. Estos pasos
caracterizaban al baile lo que fue catalogado como un baile indecente, llegando a los
extremos de prohibirse su difusión.

3
Arte

4 Acompañamiento Musical
La característica del baile del Vals Criollo lleva acompañamiento
musical. Este se realiza con instrumentos de cuerdas como las
guitarras, antiguamente se utilizaban las mandolinas y el laúd.
También, con el piano, saxofón alto, clarinete, flauta e
instrumentos de percusión como el cajón y bongó, con solista y
coro.

5 Vestimenta
La vestimenta de la danza del Vals Criollo, hay quienes procuran usar
modelos iguales a los del siglo XIX e inicios del siglo XX, puede ser
vestimenta actual, los hombres usan terno de preferencia color negro
y las damas con vestido característicos, en donde la parte de abajo es
un faldón con vuelo, pero en ciertos casos, en algunos grupos de baile
tratan de utilizar vestimenta del siglo XIX a la de inicios del siglo XX.

El Vals Criollo es uno de los bailes en Perú, en donde tanto los intérpretes, cantantes y
guitarristas son muy importantes. Ya que su trabajo permite la difusión de la variedad
de las canciones criollas, lo cual es un patrimonio cultural del Perú.

El Vals Criollo en la actualidad, aún sigue siendo bailado. Además, es un baile infaltable
en las presentaciones y fiestas culturales, ya que es un baile representativo en el Perú y
es uno de los más solicitados por los turistas cuando visitan este país.

4
Arte

6 Representaciones Del Vals Criollo


Peruano
 GUARDIA VIEJA

El mejor conjunto de música peruana de todos los tiempos ha


sido "Fiesta criolla" que formaban: Panchito Jiménez en la
primera voz, Humberto "Oiga" Cervantes segunda voz y guitarra,
Oscar Avilés primera guitarra, Pedrito Torres Veriga en las
castañuelas y Arístides Ramírez en el cajón; así mismo el mejor
trío masculino criollo ha sido "Los Caciques", integrado por Oscar
"Pajarito" Bromley en la primera voz, Rafael Amaranto en la
primera guitarra y Félix Cassaretto "Caraspalta" en la segunda voz y guitarra. La
historia del valse peruano, se pierde entre las múltiples facetas de nuestra vida
republicana. Sin pretender una versión acabada sobre el tema, Manuel Acosta-uno
de los más finos compositores criollos- hurga en el tiempo para reconstruir el
nacimiento de la canción peruana.
Los valses peruanos más antiguos son hechos en Arequipa, el primero en 1889,
escrito por:

 Abelardo Gamarra y musicalizado por su prima Zoila Gamarra, que tocaba el


piano. Su título: "Ángel Hermoso".
 El segundo, el famoso "Al pie del Misti" de Don Eduardo Recavarren, padre de
la poetisa "Catita", fue compuesto en 1882.
 Al iniciarse el siglo XX, empiezan a aparecer los padres de la canción criolla. El
mejor músico indudablemente: Justo Arredondo. Se le conocen tres hermosos
valses con letra de "El Tunante". "Canto a Luis Pardo", "Radiante Espiritual" y "La
Oruga".
 Luego Alejandro Sáez, cuyo valse más conocido es "La Cabaña". Braulio Sancho
Dávila, con muchas canciones, siendo la más conocida el valse "Ídolo".
 Pedro Bocanegra, Nicanor Casas, Pedro Arzola, Miguel Almenerio, Ceferino
Vergara, Carlos Gamarra, Manuel Gamarra, Guillermo Suárez y otros cuyos
nombres se han perdido en el tiempo.
Todo esto hasta 1920. En 1917, Pinglo escribe "Amelia" pero pasa desapercibido.
Empezaba la invasión de la música extranjera. Los ritmos estadounidenses y
argentinos se ponen de moda postergando a nuestros cantantes y compositores.
Por eso no se nota mucho la presencia del joven Pinglo, de Víctor Correa: "En ti
pensé", de "Mañuco" Covarrubias y otros que no llegaron a figurar. Por ese
entonces, Augusto B. Leguía, para conseguir simpatía popular, crea el "Día del Indio"
el 24 de junio. Y en su homenaje organiza concursos de música costeña y andina en
la Pampa de Amancaes.

5
Arte
Felipe Pinglo madura y se convierte en el consolidador del valse. Su melodía,
definitivamente mestiza, elegante y sobria. Pero es en la letra donde cambia todo
el ambiente. Su preocupación por los problemas sociales, hacen que le cante al
"Canillita", al "Plebeyo", a la "Pobre Obrerita", a "Jacobo el leñador". Es Pinglo quien
le abre las puertas de la poesía al valse. Por ahí regresan Amparo Baluarte, Serafina
Quinteras y César Miró.

FELIPE PINGLO ALVA


Si alguien pide la mención de un valse criollo que sea capaz de
reunir en letra y música, en melodía y poema, todo lo que significa
la canción popular y citadina del Perú, la respuesta siempre será:
"El Plebeyo". Quien como Felipe Pinglo (que falleció el 13 de mayo
de 1936) fue capaz de promover, de articular y organizar en
desordenado albedrío, el capítulo definitorio de la canción criolla,
no ha perecido. Cuántas canciones -valses y polkas-, nos ha dejado
este inmenso trovador de Barrios Altos. Cada una como el testimonio de una época
que fue y es modo de ser de la existencia peruana, comportamiento de sus seres
múltiples: hombres y mujeres, a los cuales supo interpretar en sus temas, mejor que
nadie. Gracias a Pinglo podemos decir con orgullo que el Perú además del huayno
que representa y significa lo andino, tiene lo costeño, lo urbano, que es la canción
criolla. Un escritor se atreve a comentar: "Por él (Pinglo) podemos afirmar que así
como otros países tienen música propia, folclore nativo, modo particular de
expresión, nosotros tenemos el valse y la polka. Por él podemos proclamar que así
como la Argentina tiene el tango que exportó al mundo y el Brasil la zamba, y
Colombia la cumbia y Cuba su melodioso ritmo siempre en son caribeño, el Perú
tiene el valse criollo. El valse sempiterno que reafirmó Felipe Pinglo". Pinglo amó
tanto al amor como nadie en Lima y hasta entonces. Es suficiente mencionar que
dedicó no menos de veinte valses a mujeres a las que quiso demasiado, a las que
fueron su delicada tentación o las que alcanzó un tema en plan de flirt o de piropo.
Todos los nombres de damas, desde su esposa Hermelinda, hasta la morena Rosa
Luz, que le ofreció anticuchos y provocaciones en una triangular esquina de
Cocharcas. Don Felipe Pinglo Alva, es considerado el padre de la música criolla,
poseedor de un estilo de amplio arraigo popular que surgió en la etapa republicana
y que vino a enriquecer el acervo musical de nuestra patria. Sus creaciones,
principalmente en forma de vals, son reconocidos como poemas de sobria
versificación y acompasada melodía, facilitando de esta forma que el pueblo repita
bellas y cultas expresiones literarias que cantan al amor, al sentimiento, la
solidaridad humana y la necesidad de justicia social. El Perú es reconocido, entre
otras características, por tener su vals con personalidad propia, aun cuando el vals -
venido de la vieja Europa- se había propagado por toda América.Don Felipe Pinglo
Alva, nació en los Barrios Altos de Lima, el 18 de julio de 1899, hijo de un pedagogo
y huérfano de madre desde muy niño. La pobreza en la que vivió y las enseñanzas

6
Arte
de su padre y sus tías, fueron formándolo como niño instruido pero con sentimiento
social. Con sus propinas adquirió más tarde un rondín e intuitivamente aprendió a
repetir en el instrumento musical las interpretaciones de las bandas militares
ofrecidas en las retretas, en las plazas públicas de su tradicional barrio. En 1917,
ganado por la música criolla, comenzó su producción con el vals "Amelia" que, en el
transcurso de diecinueve años hasta 1936 en que tempranamente falleció, llegó
aproximadamente a 300 canciones; muchas de ellas pérdidas o conocidas
solamente en forma fragmentada. Las más difundidas, sin embargo, son: "El
Plebeyo", "El Huerto de mi Amada", "Mendicidad", "La Oración del Labriego",
"Sueños de Opio", "El Canillita", "Pobre Obrerita", "Pasión y Odio", "Rosa Luz", "El
Espejo de mi Vida", "Hermelinda", "El Tísico"; "Bouquet", "Amor Traidor", "Melodías
del Corazón", "Celos", etc.
Es valedero decir que gracias a Pinglo la música criolla adquiere jerarquía, dándole
interpretación al proceso de transculturización de nuestro pueblo, de la que
nacieron también la polka, la marinera, el tondero, estilos musicales que teniendo
antecedentes de otras realidades geográficas, son también auténticamente
peruanos. Felipe Pinglo Alva, falleció prematuramente el 13 de mayo de 1936,
víctima de una penosa enfermedad, pero nos dejó versos y melodías, verdaderos
himnos populares que enriquecieron la cultura popular. José María Arguedas diría
que "Felipe Pinglo le enseñó a los limeños a querer su música".