Está en la página 1de 10

Globalización

La globalización o mundialización es un
proceso económico, tecnológico, social y cultural a escala planetaria que
consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos
países del mundo uniendo sus mercados, sociedades y culturas, a través de una
serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un
carácter global. La globalización es a menudo identificada como un proceso
dinámico producido principalmente por las sociedades que viven bajo
el capitalismo democrático o la democracia liberal, y que han abierto sus puertas
a la revolución informática, llegando a un nivel considerable de
liberalización y democratización en su cultura política, en su ordenamiento jurídico
y económico nacional, y en sus relaciones internacionales.Este proceso
originado en la Civilización occidental y que se ha expandido alrededor del
mundo en las últimas décadas de la Edad (segunda mitad del siglo XX) recibe su
mayor impulso con la caída del comunismo y el fin de la Guerra Fría, y continúa
en el siglo XXI. Se caracteriza en la economía por la integración de las
economías locales a una economía de mercado mundial donde los modos de
producción y los movimientos de capital se configuran a escala planetaria
(«nueva economía») cobrando mayor importancia el rol de las empresas
multinacionales y la libre circulación de capitales junto con la implantación
definitiva de la sociedad de consumo. El ordenamiento jurídico también siente
los efectos de la globalización y se ve en la necesidad de uniformizar y
simplificar procedimientos y regulaciones nacionales e internacionales con el fin
de mejorar las condiciones de competitividad y seguridad jurídica, además de
universalizar el reconocimiento de los derechos fundamentales de ciudadanía.
En la cultura se caracteriza por un proceso que interrelaciona las sociedades y
culturas locales en una cultura global (aldea global), al respecto existe
divergencia de criterios sobre si se trata de un fenómeno de asimilación
occidental o de fusión multicultural. En lo tecnológico la globalización depende
de los avances en la conectividad humana (transporte y telecomunicaciones)
facilitando la libre circulación de personas y la masificación de las Tics y
el Internet. En el plano ideológico los credos y
valores colectivistas y tradicionalistas causan desinterés generalizado y van
perdiendo terreno ante el individualismo el cosmopolitismo de la sociedad
abierta. Los medios de comunicación clásicos, en especial la prensa escrita,
pierden su influencia social (cuarto poder) frente a la producción colaborativa de
información de la Web 2.0 (quinto poder).
Mientras tanto en la política los gobiernos van perdiendo atribuciones en algunos
ámbitos que son tomados por la civil en un fenómeno que se ha
denominado sociedad red, el activismo cada vez más gira en torno
a movimientos sociales y las redes sociales mientras los partidos políticos
pierden su popularidad de antaño, se ha extendido la transición a
la democracia contra los regímenes despóticos, y en políticas públicas destacan
los esfuerzos para la transición al capitalismo en algunas de las antiguas
economías y la transición del feudalismo al capitalismo en economías
subdesarrolladas de algunos países aunque con distintos grados de éxito.
Geopolíticamente el mundo se debate entre la unipolaridad de
la superpotencia estadounidense y el surgimiento regionales, y en relaciones
internacionales el multilateralismo y el poder blando se vuelven los mecanismos
más aceptados por la comunidad internacional. La sociedad civil también toma
protagonismo en el debate internacional a través de ONG internacionales
de derechos humanos que monitorean la actividad interna o externa de los
Estados. En el ámbito militar surgen conflictos entre organizaciones armadas no-
estatales (y transnacionales en muchos casos) y los ejércitos estatales (guerra
contra el terrorismo, guerra contra el narcotráfico, etc.), mientras las potencias
que realizan intervenciones a otros países (usualmente a los considerados
como Estado fallido) procuran ganarse a la pública interna y mundial al formar
coaliciones multinacionales y alegando el combate a alguna amenaza de
seguridad no sin amplios debates sobre la legitimidad de los conceptos
de guerra preventiva e intervención humanitaria frente al principio de no
intervención y de oposición a las guerras.
La valoración positiva o negativa de este fenómeno, o la inclusión de definiciones
alternas o características adicionales para resaltar la inclusión de algún juicio de
valor, pueden variar según la ideología del interlocutor. Esto porque el fenómeno
globalizador ha despertado gran entusiasmo en algunos sectores, mientras en
otros ha despertado un profundo rechazo (antiglobalización), habiendo también
posturas eclécticas y moderadas.
En la cultura
La globalización en la cultura se manifiesta en la integración y el contacto de
prácticas culturales: marcas, consumo de medios, valores, iconos, personajes,
imaginario colectivo, costumbres, relaciones, etc. En un sentido restrictivo del
concepto de cultura, se entiende sobre todo lo relacionado con la difusión y
consumo de los productos culturales al alcance mundial, fundamentalmente cine,
televisión, literatura y música, en los que el factor tecnológico multiplica su
capacidad de difusión a gran escala.
A esto se suma la existencia de focos de atracción para un intenso turismo cultural,
manifestados en los principales destinos turísticos y en los grandes eventos
expositivos (grandes museos, ferias y convenciones) que aspiran a hacer
accesible una cultura de alcance mundial, en estrecha relación con la ampliación
de las redes de transporte internacionales, especialmente el aéreo.
El mercado mundial para las industrias del entretenimiento, de las que el cine
estadounidense ha sido el mayor exponente a lo largo de todo el siglo XX,
depende de dos factores técnicos: medios de comunicación e idioma. La barrera
del idioma sigue dependiendo de la realización de doblajes y traducciones, en
las industrias de contenidos narrativos, creándose mercados sectoriales para las
grandes lenguas multinacionales como el español o el francés, además de la
posición dominante del inglés.
Con la progresiva y rápida digitalización de todos los soportes de comunicación, se
reducen las barreras a la difusión mundial, reservada durante buena parte de la
segunda mitad del siglo XX a las firmas de radiodifusión, los circuitos de
exhibición y los acontecimientos de cobertura internacional (especialmente los
deportivos). La cultura global es por lo tanto audiovisual, y de masas. Los
argumentos universales narrativos y simbólicos tienden a fundirse en los nuevos
iconos audiovisuales, renovados en su estética (estilo, actores, efectos
especiales, ambientación, etc.)9
Importancia de las ciudades
Las nuevas condiciones socio-económicas terminan difuminando el poder y las
atribuciones de los estados-nación. Ante este panorama surgen con fuerza las
ciudades, grandes urbes, que compiten entre ellas para atraer capital, talento y
turismo. Han dejado de formar parte de un orden jerárquico que establecía su
preeminencia en factores poblacionales, de conectividad, o culturales. En la
globalización las ciudades son una puerta, un nodo de acceso a la economía
global, y las ciudades dejan de ser hitos, y pasan a conformar redes. Una mejor
inserción en estas redes supone mayor competitividad y atracción.
Simultáneamente, la globalización es la impulsora del acelerado proceso de
urbanización y metropolización de la humanidad. En los procesos migratorios,
además de las causas económicas, ambientales o bélicas para abandonar un
territorio está la perspectiva de acceder a la economía global, de la mejora en las
condiciones de vida que supone en muchos casos llegar a la ciudad. Y unas
tienen mucho más que ofrecer que otras.10
Hitos en el periodo de globalización
A continuación algunos hitos de la creciente interdependencia entre los países del
mundo. No es una lista que refleje todo lo que la globalización es, pero estos
eventos pueden identificarse en el contexto de la misma.

 En noviembre de 1989 el economista estadounidense John Williamson incluyó


en un documento de trabajo una lista de diez políticas que consideraba más o
menos aceptadas por los grupos económicos con sede en Washington y lo tituló
el Consenso de Washington. para algunas personas representan los puntos
claves de la globalización, sin embargo ambas cosas no son lo mismo.

 La creación en 1995 de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es uno de


los momentos decisivos de la globalización. Por estar integrada por la mayoría
de los países de la población mundial: propiedad intelectual, regulación de
empresas y capitales, subsidios, tratados de libre comercio y de integración
económica, régimen de servicios comerciales (especialmente educación y
salud), etc.

 Crisis económicas: tequila, dragón, vodka, samba, tango: La velocidad y libertad


alcanzada por los capitales para entrar y salir de países y empresas está
asociada a una serie de crisis eco-financieras locales de impacto global. La
primera de la serie se produjo en México en 1994/1995 y su impacto global se
conoció como efecto Tequila. Con posterioridad se produjeron la crisis asiática
en 1995/1997 (efecto Dragón), la crisis rusa en 1998 (efecto Vodka), la crisis
brasileña en 1998/1999 (efecto Samba) y la crisis argentina en 2001/2002
(efecto Tango). Las reiteradas crisis económicas ha generado una amplia
discusión sobre el papel desempeñado por el Fondo Monetario Internacional.

 Detención de Pinochet y creación de la Corte Penal Internacional: En octubre de


1998 el ex-dictador de Chile, Augusto Pinochet, fue detenido en Londres
acusado en España por tortura y terrorismo. El 24 de marzo de 1999 el Tribunal
de los Lores del Reino Unido resolvió que Pinochet podía ser extraditado,
aunque finalmente la extradición no fue completada debido a la supuesta
demencia del comandante. El hecho es destacado como un punto de inflexión en
la globalización de los derechos humanos.

 Simultáneamente en 1998 se firmó el Estatuto de Roma creando la Corte Penal


Internacional, que entró en vigor el 1 de julio de 2002 luego de alcanzar la
cantidad de ratificaciones necesarias. En 2003 la Corte penal Internacional
quedó constituida. El principal problema para el funcionamiento de la misma es
la posición de los Estados Unidos, opuesto a su jurisdicción.

 Ingreso de China en la OMC: En 2001 (Ronda de Doha) y después de 15 años


de duras negociaciones, China ingresó en la OMC. De este modo el país más
poblado del mundo (22% de la humanidad), quinta economía mundial y la de
mayor crecimiento en los últimos 30 años, se incorporó plenamente al mercado
mundial. Los enormes desplazamientos de capital y trabajo que está causando
la economía china, así como las consecuencias para el sistema mundial que
tendrá la vinculación de una gigantesca y pujante economía de "mercado
socialista" (ver también socialismo de mercado) con el sistema capitalista
mundial, son discutidas apasionadamente por los estudiosos de todo el mundo.
Existe sin embargo un amplio consenso de que China, y su creciente liderazgo
económico en Asia, está impulsando un proceso histórico que será determinante
en el curso del siglo XXI y la orientación de la globalización mundial.

 Los atentados del 11 de septiembre de 2001, contra el Centro Mundial de


Comercio (Word Tarde Center) de Nueva York y el Pentágono, transmitidos en
vivo y en directo por las cadenas globales de televisión a toda la Humanidad,
adquirieron una significación mundial. A partir de ese momento, la lucha contra
el terrorismo internacional y la defensa de la seguridad nacional de los Estados
Unidos, adquirirá una jerarquía prioritaria en la agenda global, propondrá la
necesidad de restringir los derechos humanos para garantizar la seguridad, y
reinstalará el valor del Estado.

 En los disturbios de Francia de 2005, en noviembre, miles de jóvenes franceses,


hijos de inmigrantes provenientes del norte de África, protagonizaron durante
dos semanas una revuelta que tuvo su sello en la quema de miles de
automóviles en París. En la región de París, más de la mitad de la población
menor de 15 años, es originaria de África, lo que ha dado un vuelco a la cultura
de la zona en menos de una generación. El acontecimiento sorprendió al mundo
y puso sobre el tapete la cuestión de las migraciones y las desigualdades sociales
y territoriales en la globalización.
La Globalización en el Perú

En el Perú, la globalización es entendida como un proceso de liberalización del


movimiento de capitales, bienes y servicios. Desde inicio de los 90 se adoptó un
modelo de desarrollo basado en la competencia que pretende que la actividad
económica en el país sea regulada por los mercados.

El proceso continuó con los acuerdos comerciales y se ha profundizado con los


Acuerdos de Complementación Económica y Tratados de Libre Comercio (TLC)
firmados por el Perú, en los cuales bienes y servicios son objeto de libre
comercio.
Si bien es cierto existen importantes ventajas en la globalización, principalmente en
el intercambio económico y cultural, que enriquecen a los pueblos con
información y oportunidades hasta hace poco insospechadas. No obstante, la
globalización presenta también grados importantes de incertidumbre y de riesgos
aún no mensurados como son: las reacciones de nacionalismos excesivos,
proteccionismo económico, etc. Todo ello demanda continuar analizando y
revisando los alcances de este proceso en el tiempo.

- Logros alcanzados por el Perú

Perú tiene relaciones con más de un centenar de países; ha firmado acuerdos


económicos con regiones y países (de complementación económica y tratados
de libre comercio); tiene participación activa en instancias internacionales,
regionales y subregionales (Consejo de Seguridad de la ONU, en la O.I.T.,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Unión Interparlamentaria
Mundial); es proactivo en pro de la seguridad internacional y la inclusión de los
más pobres e impulsor de la iniciativa de la Cumbre para combatir la pobreza y
el hambre; ha sido sede de eventos de alcance mundial (Cumbre ALCUE y
Cumbre APEC, 2008).

Gracias a las exportaciones de bienes primarios impulsadas por las relaciones


comerciales con el extranjero, Perú ha mejorado sus índices macroeconómicos y
empieza a destacar por su dinamismo económico. La apertura comercial (suma
de exportaciones e importaciones como porcentaje del PBI) creció de 26%, en el
2000, a 32.7% en el 2004; el ingreso per cápita de los peruanos ha mejorado
entre el 2001 y 2008, y también ha empezado a disminuir los índices de pobreza.
(Pero mantiene desequilibrios o desigualdades en la distribución del ingreso).

Todo esto hace que el Perú ocupe el lugar 58 del ranking mundial de globalización
2007 (Consultora A.T. Kearney con factores: existencia de TLC, calidad de redes
de comunicación, usuarios de Internet, adhesión a tratados internacionales y
participación en misiones de paz de ONU).

- Globalización, Regiones y Ciudades en el Perú

Con la globalización se han producido cambios sustanciales en la estructura de la


actividad económica, con serias repercusiones en la organización del territorio.
Transformaciones son observadas a través de los cambios en los sectores de la
actividad económica y en las transformaciones espaciales (urbano regionales y
también rurales).

Los cambios globales que han ocurrido en los últimos treinta años, influyen en la
concepción del concepto de región y lo que ocurre en ellas, Castells y Hall
(1994) y Borja y Castells (1997), citados por Ryszard R, L, (2001) mencionan
que la geografía económica mundial se organiza en redes globales de decisión
e intercambio, cuyos puntos de confluencia son las ciudades, es decir, la nueva
economía global se articula territorialmente en torno a redes de ciudades
(Sassen, 1991); por lo que las ciudades adquieren un papel aún más importante
en el nuevo contexto mundial, constituyéndose como los puntos articuladores del
complejo modelo jerárquico del sistema global, para lo cual deben ser capaces
de afrontar la competencia mundial.

Las ciudades en las diferentes regiones toman un papel principal en las relaciones
que existen en los diferentes territorios, de tal manera que a nivel mundial
ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Paris, Londres, Tokio etc., tienen una
gran influencia comercial y política sobre regiones de otros países del mundo

Lo que ocurre a nivel mundial, se ve reflejado en las regiones interiores de


nuestros países, de tal manera que en los espacios regionales de cada país
existen ciudades rectoras de cada región. En el Perú, proceso de globalización
incorpora a Lima Metropolitana y principales ciudades macro regionales
(Arequipa, Trujillo) y regionales (Chiclayo, Piura, Cajamarca, Huancayo, Cusco,
Iquitos, entre otras). Cada departamento-región tiene ciudades principales que
influyen en los territorios aledaños.

Lima y las metrópolis regionales son atractivas para inversiones –ligadas al sector
servicios y al sector industrial. En estas ciudades surgen múltiples centros
especializados y redes de actividades informacionales, industriales, comerciales
y culturales, que generan alta densidad de actividades y flujos de capital e
información.

Las ciudades consideradas como competitivas atraen inversión extranjera en


sectores de manufactura. Otras inversiones se orientan a la generación de
negocios y la producción de bienes para exportar. En el Perú se invierte en
ciudades con manufactura, también llegan capitales al sector financiero. Se
observa tendencia por invertir en centros de formación y educación así como en
áreas de investigación y desarrollo tecnológico.
Las diferentes regiones y ciudades experimentan la globalización de diferente
manera. Las regiones que crecen, no necesariamente desarrollándose, son las
que han podido insertarse bien en la economía mundial a través de sus recursos
naturales renovables o no renovables, de procesos exportadores asociados a
industria manufacturera liviana a través de centros metropolitanos articulados a
economía mundial por servicios financieros, comerciales y turísticos. Se
distinguen cuatro conjuntos de espacios regionales: convergentes, ganadoras,
estancadas y declinantes.

Lima Metropolitana es el lugar de concentración de actividades económicas


novedosas y dinámicas (servicios financieros, a la producción, y nuevas fuentes
de crecimiento del mercado urbano). Es la ciudad global en proyección, la ciudad
se globaliza, el proceso se traduce en una nueva organización y jerarquía
espacial metropolitana
IV.- VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA GLOBALIZACIÓN EN EL PERÚ
VENTAJAS: Una de las ventajas indudables de la globalización es, sin duda, la
posibilidad de racionalizar los procesos productivos. De este modo, se logra la
mejor utilización de los factores y con ello, la reducción de los costos.
Estos procedimientos deberían llevar a incentivar la competitividad, al
mejoramiento de la calidad y a la rebaja de precios, con beneficios directos para
los consumidores.
DESVENTAJAS: Entre las desventajas comúnmente atribuidas se mencionan,
principalmente, la eliminación de la protección de las industrias domésticas, lo
que puede determinar en el corto plazo el cierre de muchas de ellas,
imposibilitadas de enfrentar la competencia externa y como resultado, el
aumento del desempleo. La orientación en el manejo de la política económica
genera un alto costo social, por lo que sería necesario evaluar el rumbo de
la política económica para evitar que las ventajas de la globalización se tornen
en desventajas.
V.- CONSECUENCIAS DE LA GLOBALIZACIÓN EN EL PERÚ.
Para nadie pasa desapercibido que los problemas económicos por los que
atraviesa el Perú tienen, además de los signos habituales que caracterizan a los
países subdesarrollados, un ingrediente más: el fenómeno de la globalización. Si
para los países del "primer mundo", la globalización les ha traído ventajas,
también les ha sumado problemas, tal como lo demuestra lo acontecido en los
países asiáticos y de Europa del Este. Ahora bien, si esto es así, la pregunta es
¿qué se puede esperar de países como el nuestro, de economías primarias y
signadas por su inestabilidad política y social? Es evidente que en los países
emergentes, la vulnerabilidad es mayor frente a este fenómeno y los problemas
se multiplican.
Por tal motivo, también no dejan de tener razón quienes aseguran que la crisis
actual en el Perú, expresada en la caída de la producción, recesión, el sube y
baja de las reservas, el déficit en la balanza comercial y en la cuenta corriente,
etc., tengan como base esta nueva realidad: un mundo cada vez más integrado
e interdependiente, en donde a decir de un experto" un estornudo en China
puede indicarnos que Argentina está con gripe".
En consecuencia, si bien se trata de un fenómeno exógeno, la globalización,
además de sus enormes ventajas, trae también consigo que los problemas
ajenos se sientan como propios por la inestabilidad interna que generan en estos
países, lo que a su vez, volatiliza los planes y proyecciones de crecimiento que
puedan hacer los gobiernos y las empresas.
El teórico de la dependencia, el sociólogo y economista Teothonio Do Santos,
quien recientemente visitó el Perú, asegura que la globalización no ha roto la
cadena de la dependencia, sino que la ha vuelto más sofisticada, porque el
capital financiero, que ahora resulta predominante y que no genera
necesariamente producción ni desarrollo, se ha vuelto más volátil que nunca.
Esta situación impide a países como los nuestros ser capaces de potenciar
su industria y menos a desarrollarse, con lo cual la brecha que nos separa de las
naciones ricas tiende a profundizarse.
Dentro de este escenario, se debe tener en cuenta el surgimiento y desarrollo de
movimientos de integración regional, como un aspecto estrechamente vinculado
al proceso de globalización. Si bien los movimientos de integración regional
tienen como objetivo inmediato una liberalización del comercio entre sus países
miembros, sus proyecciones de futuro apuntan a su internacionalización, con lo
cual se han de transformar en un elemento fundamental de la globalización.
La prueba contundente de "no retroceso" del proceso de globalización es
la constitución de los bloques económicos regionales como, por ejemplo, la
Unión Europea y los Tigres Asiáticos, en Europa y Asia; y el NAFTA (Tratado de
libre Comercio), GRAN (el Pacto Andino), el Mercado Común Centroamericano,
CARICOM (La Comunidad del Caribe), y el MERCOSUR (Mercado Común del
Sur) en el continente americano, entre otros.
Desde el punto de vista profesional, la globalización implica un esfuerzo adicional
para capacitarse y conocer los adelantos tecnológicos referentes a nuestra
especialidad, no tan sólo de nuestra ciudad, sino de todas partes.
 EN LO POLÍTICO Y LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Según Braulio López (2002), la Globalización ha remitido a una nueva


configuración internacional y domestica Política interna. Las transformaciones
políticas que nuestro país ha experimentado en estas dos últimas décadas han
tenido que ver con este fenómeno llamado "Globalización".
La combinación de los problemas internos y externos propició dramáticos cambios
políticos e ideológicos de la sociedad. En los años 80 y 90, el Perú registro un
elevado índice de volatilidad electoral, puesto en evidencia con la llegada de los
"informales políticos".
Es a partir de la década de los 90, que se observa con más claridad el fenómeno
político de la Globalización en nuestro territorio. Este afecta a todos, y desde
luego, no es estrictamente económico sino que su transferencia es mayor. Es un
proceso donde las políticas nacionales cada vez son menos importantes y las
políticas internacionales adquieren mayor protagonismo. Sin embargo, el termino
Globalización, actualmente omnipresente en toda manifestación pública, no
apunta precisamente al final de la política, sino simplemente a una salida de lo
político del marco categoría del Estado y del sistema de roles al uso que se le ha
dado en llamar al que hacer político y no político.
El Perú de los noventa, la sociedad política contaba con organizaciones políticas
estructuradas y organizadas: El partido aprista Peruano, Acción Popular, Partido
Popular Cristiano y la Izquierda Unida. Los códigos de interpretación de la
realidad Política peruana, en el caso del partido aprista Peruano, fueron
totalmente ineficaces en los noventa: el APRA, aunque siempre se precio de
su organización, justifico su inacción discursiva y política a la falta de su líder:
Alan García, poco o nada sirvió la ideología, Doctrina, ni la historia. Tanto las
bases y la Elite partidaria trataron de "sobrevivir" en forma individualizada no
acciono políticamente y menos vislumbro el proceso de globalización, que los
dejaba sin identidad.
Por eso cuando Fujimori lanza su falsa modernidad (gritos al estilo norteamericano;
cadenas de fast food, el delivery en los servicios, grandes centros comerciales,
nuevo parque automotor, créditos de consumo, artefactos de última
generación, tarjetas de créditos masivas, etc.) la ciudadanía peruana incluida la
militancia aprista, deserta y en el mejor de los casos guardan distancia de las
opciones políticas "tradicionales", a fin de conseguir ese "paraíso económico" en
los llamados sectores antipartidos. Así el fenómeno económico se superpone a
la acción política. La gran mayoría cedió a esta seducción. Los ciudadanos
aspiraban a comprar y vivir como seres de primer mundo. Esa fue la gran ilusión
de modernidad que instauro Fujimori. El APRA, como partido fue incapaz de
crear un discurso político coherente que pudiera explicar a la sociedad los
aspectos positivos y negativos del proceso de globalización. No lo hicieron,
simplemente, porque ellos fueron arrasados por este fenómeno, y cuando lo
percibieron, ya había transcurrido una década de antipolítico. Es recién con el
retorno de Alan García (2001) que el partido aprista se inserta en el discurso de
la globalización.