Está en la página 1de 2

Tema 40: Evaluación del proceso de enseñanza: evaluación de los proyectos

curriculares, de la programación, de los materiales curriculares, de las actividades


educativas, de la organización escolar.
.La evaluación educativa como un proceso sistemático de recogida de información con el
propósito de describir un sistema educativo, un centro escolar, un programa educativo, el
aprendizaje del alumnado o cualquier otro objeto educativo, emitir juicios acerca de su valor o
mérito, y ofrecer recomendaciones para la mejora. La normativa canaria establece al respecto la
obligación de evaluar todos elementos que inciden en los procesos de enseñanza-aprendizaje.1

En un primer nivel de evaluación nos encontramos con el Proyecto Curricular Los centros
educativos deben evaluar el desarrollo su proyecto curricular en dos sentidos: en la propia
valoración del Curriculum y en del proceso del proceso de elaboración e implementación. La
primera detectara los posibles problemas didácticos y la segunda de análisis y gestión. La
evaluación del PCC nos facilita información sobre: las necesidades de las personas, los problemas
del contexto de aprendizaje, la viabilidad del Proyecto Para llevar a cabo la evaluación del PCC
necesitamos apoyarnos en algunos factores como:

 Relación entre los principios fundamentales del PEC y los objetivos del PCC
 Determinación de las variables que determinan el éxito del PCC
 Especificación de los criterios de evaluación y coherencia de los mismos con las metas fijadas.
 Establecer la forma o procedimiento de evaluación: tiempo, medios, instrumentos, personas...
 Valorar el grado de desarrollo alcanzado por los alumnos con respecto a los objetivos
previstos incluyendo los procesos, actividades y resultados.

Finalmente la evaluación de un PCC debe realizarse con respecto a unos indicadores como:

 La adecuación de los objetivos programados a las características de lo alumnos.


 La distribución equilibrada y apropiada de los contenidos.
 La idoneidad de la metodología y de los materiales curriculares empleados.
 La validez de los criterios y estrategias de evaluación y promoción (al final de etapa)
 La pertinencia y efectividad de las medidas de adaptación y diversificación curricular.
 Las actividades de orientación educativa y profesional
 La adecuación de la oferta de materias optativas a las necesidades de los alumnos..
 La idoneidad de los itinerarios académicos propuestos a los alumnos
 La racionalidad de la distribución de los espacios y la organización del horario escolar
 La eficacia del funcionamiento de la evaluación en cuanto proceso de evaluación continúa.

Definimos como programación del aula al proceso de desarrollo del conjunto de bloques
temáticos o unidades didácticas debidamente ordenadas y secuenciadas que realizan los
profesores bien a nivel de ciclo, nivel o aula y en las que se concretan las estrategias de su
actuación e intervención docente. Las programaciones por lo tanto constituyen un ámbito
específicamente pedagógico por lo que son los docentes los primeros, y más directamente
implicados los que han de proponer esta modalidad de evaluación.

1
la Orden de 3 de julio de 2010, por la que se establecen los procesos de evaluación institucional de los
centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Autónoma de
CanariasLa finalidad principal del Instituto Canario de Evaluación y Calidad Educativa ha sido y es la de
contribuir a la mejora del sistema educativo, de los centros escolares y del aprendizaje del alumnado
canario. La evaluación institucional en Canarias atenderá a los siguientes principios básicos de actuación:
Fundamentación rigurosa y consecuencias prácticas. Visión comprensiva. Corresponsabilidad y
coordinación entre agentes. Transparencia y publicidad. Equidad y compensación educativa. Parsimonia y
oportunidad temporal. Equilibrio y contextualización. Adecuación ética. Integración estratégica de
iniciativas de evaluación.

1/2
Tema 40: Evaluación del proceso de enseñanza: evaluación de los proyectos
curriculares, de la programación, de los materiales curriculares, de las actividades
educativas, de la organización escolar.
Los materiales curriculares son un medio destinado a facilitar los procesos de E/A. Se pueden
distinguir dos tipos de materiales curriculares los destinados al profesorado y los destinados al
alumnado. Los materiales curriculares dirigidos a los profesores se utilizan básicamente para la
elaboración del PCC y de las programaciones y se pueden clasificar en de consulta: libros de
texto, internet; específicos: laboratorio, educación física, música, artes plásticas.; auxiliares:
ordenadores, proyectores, teléfonos móviles, cámaras; en contexto: naturales o artificiales Para la
evaluación de los materiales se debe considerar: su pertinencia, accesibilidad y rentabilidad

La práctica docente se concreta a través de actividades educativas, podemos por tanto


considerar las actividades educativas como aquellas acciones que forman parte de la
programación escolar y que tienen como objetivo permitir el progresivo desarrollo de las diferentes
capacidades de los alumnos dándoles la oportunidad de experimentar hechos comportamientos y
actitudes en interacción con distintos estímulos externos. Las actividades educativas se refieren
tanto a las de los alumnos como a las de los profesores pero en este caso nos centraremos en la
de los profesores, con el objetivo de:

 Determinar la adecuación del proceso seguido para la elaboración de las unidades.


 Constatar el ajuste de sus diferentes elementos al ritmo de aprendizaje del alumno.
 Efectuar los reajustes precisos en el proceso de aplicación
 Realizar una evaluación final del comportamiento de los elementos programados.
 Programar el curso ámbito o ciclo en función de los resultados de sus unidades.

La normativa nacional y canaria2 establece la necesidad de evaluar la organización escolar,


para ello elaborará y realizará planes de evaluación de los centros y servicios educativos, que
tendrán en cuenta las situaciones socioeconómicas y culturales de las familias y alumnos que
acogen, el entorno del propio centro y los recursos de que dispone. También promoverá que los
centros realicen procesos de autoevaluación institucional facilitando el asesoramiento necesario.
El resultado del proceso de autoevaluación y las propuestas de mejora se plasmará en un informe
aprobado por el consejo escolar. Al respecto la valoración de la organización escolar debe
entenderse como nivel de coherencia entre la estructura organizativa y los fines que persigue:

 Infraestructuras y medios: dotación y conservación


 Gestión: dirección y comunicación
 Relaciones institucionales: actividades extraescolares y comunitarias
 Profesionales: equipo directivo; equipo docente; personal de apoyo.
 Elementos didácticos: horarios y agrupamiento de los alumnos

2
Ley 6/2014, de 25 de julio, Canaria de Educación no Universitaria. Ley Orgánica 8/2013, de 9 de
diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE)

2/2