Está en la página 1de 2

Tema 62 Dificultades y problemas en los aspectos matematicos basicos y en las

operaciones elementales de calculo: intervencion educativa.

Las Dificultades de Aprendizaje en Matemáticas (en adelante, DAM), es un trastorno, de origen


incierto, que impide el aprendizaje de las operaciones matemáticas más elementales, como el
procesamiento de los números, el cálculo aritmético o la resolución de problemas. Lo muestran
estudiantes con CI normal que acuden con regularidad a la escuela. El alumnado con
«Dificultades Específicas de Aprendizaje en cálculo aritmético o discalculia» es aquel que tiene un
desfase curricular en el área o materia de matemáticas y, específicamente, en los contenidos
relacionados con el cálculo y razonamiento aritmético. Además, ha de mostrar un bajo rendimiento
en pruebas estandarizadas, en el cálculo operatorio de adición, sustracción, multiplicación y
división, y en ocasiones en la comprensión de problemas verbales aritméticos. El trastorno de
cálculo rara vez se diagnostica antes de finalizar el primer curso de enseñanza primaria. Es en
tercero de primaria donde se suelen diagnosticar los problemas de cálculo.

Esta dificultad es específica en las áreas y materias curriculares que demandan de manera
prioritaria el uso de los procesos de cálculo y razonamiento aritmético, y no en aquellas otras
donde la actividad aritmética no es tan relevante. En su diagnóstico también es importante
asegurarse que los problemas no se deben a una escolarización desajustada, desequilibrios
emocionales, dificultades en la visión o audición, retraso intelectual, problemas socioculturales o
trastornos del lenguaje oral, de lectura o escritura. Pues se considera que un alumno o alumna
tiene dificultades específicas de aprendizaje del cálculo o discalculia cuando, después de
someterse a programas de intervención, muestra resistencia a la mejora de los procesos de
cálculo y muestra los siguientes indicadores:1

 Un bajo rendimiento en tests estandarizados de cálculo respecto al curso que le


correspondería por edad,
 Un percentil inferior a 25 en tareas de resolución de algoritmos,
 Una competencia curricular en aritmética de, al menos, dos cursos escolares por debajo de su
edad cronológica
 Un rendimiento normal mediante pruebas estandarizadas de lectura y escritura, salvo que el
bajo rendimiento se deba a una dislexia o a una disgrafía;
 Un cociente intelectual superior a 80 en test de inteligencia general.

Los aprendizajes matemáticos constituyen una cadena en la que cada nuevo conocimiento va
enlazado con los anteriores de manera lógica. La dificultad se deriva de las características del
propio contenido matemático y de las características psicológicas y cognitivas de los alumnos. Por
eso es habitual que durante el proceso de enseñanza-aprendizaje vayan apareciendo dificultades
asociadas a experiencias y conocimientos anteriores mal asimilados entre los que destacan:

Dificultades en la adquisición de las nociones básicas y principios numéricos. Son muchas las
investigaciones que indican que las primeras dificultades surgen durante la adquisición de las
nociones básicas y principios numéricos que son imprescindibles para la comprensión del número
y constituyen la base de toda la actividad matemática. Por eso es muy importante que el profesor
1
ORDEN de 13 de diciembre de 2010, por la que se regula la atención al alumnado con necesidades
específicas de apoyo educativo en la Comunidad Autónoma de Canarias. DECRETO 25/2018, de 26 de
febrero, por el que se regula la atención a la diversidad en el ámbito de las enseñanzas no universitarias de
la Comunidad Autónoma de Canarias.

1/2
Tema 62 Dificultades y problemas en los aspectos matematicos basicos y en las
operaciones elementales de calculo: intervencion educativa.
antes de empezar con la enseñanza de la numeración y las operaciones se asegure de que todos
los alumnos han integrado y comprendido estas nociones básicas, desde la manipulación y
representación visual de los problemas con objetos reales a representación mental y comprensión
simbólica de las operaciones.

Dificultades relacionadas con las habilidades de numeración y cálculo. Lo que implica

 Dificultades para representar y recuperar los hechos numéricos de la memoria. grandes


dificultades en el aprendizaje y en la automatización de los hechos numéricos.
 Dificultades con los procedimientos de solución. retrasos en la adquisición de conceptos
básicos de procedimiento y una falta de precisión al ejecutar los procedimientos del cálculo.
 Déficit en la representación espacial y en la interpretación de la información numérica.
dificultades a la hora de leer los signos aritméticos, alinear los números y comprender el valor
posicional de los números.

Dificultades en la seriación algunos niños no son capaces de descubrir la relación o la clave entre
los números que la forman. Estas dificultades se hacen más notorias cuando se trata de
seriaciones inversas o descendentes, ya que exigen haber interiorizado y comprendido el
concepto de reversibilidad sobre el que se fundamenta el proceso lógico utilizado.

Dificultades en la resolución de problemas. La interpretación de los problemas requiere una serie


de habilitades lingüísticas que implican la comprensión y asimilación de un conjunto de conceptos
y procedimientos relacionados con la simbolización, la representación, la aplicación de reglas
generales y la traducción desde otros códigos a los códigos matemáticos y viceversa. Los niños
con DAM suelen tener problemas a la hora de comprender, representar los problemas y
seleccionar las operaciones adecuadas, más que con los errores de ejecución.

En la resolución de un problema matemático intervienen varios procesos. el primer obstáculo para


la comprensión del problema puede ser el vocabulario y la terminología utilizada. Cuando el
enunciado del problema se presenta de forma concreta facilita notablemente la comprensión del
problema. En segundo lugar, el análisis del problema, el niño debe realizar una representación
matemática específica y en la construcción de esta representación, son muchos niños los que no
comprenden el sentido global del problema y son incapaces de realizar una ordenación lógica de
las partes del mismo, aunque no tengan dificultades en cuanto al significado de cada frase.

Y por último, el razonamiento matemático, que es el último paso para planificar los cálculos
aritméticos necesarios para resolver el problema. Un caso bastante frecuente es el de aquellos
alumnos que tratan de encontrar una regla general que les sirva para resolver los problemas
semejantes, si se necesita una comprensión de los principios que rigen las operaciones para poder
realizar una transferencia efectiva de los conocimientos.

2/2

También podría gustarte