Está en la página 1de 25

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL

INFORME

“DISEÑO DE ZAPATA COMBINADA PARA EDIFICACIÓN”

CURSO:
DISEÑO DE CONCRETO ARMADO II

AUTOR:
NAVARRO ARELLANO, LOURDES MERY

DOCENTE:
ING. TELLO MALPARTIDA, OMART DEMETRIO

LIMA – PERÚ
2018
Índice
1.- Introducción ...................................................................................................................... 1
2.- Zapatas
2.1 Definicion general................................................... ¡Error! Marcador no definido.
2.2 Zapatas Combinadas ............................................... ¡Error! Marcador no definido.
3.- Factores de diseño de una zapata .................................... ¡Error! Marcador no definido.
4.- Calculo de zapata Combinada ......................................... ¡Error! Marcador no definido.
5.- Aplicaciones de las zapatas ............................................................................................. 14
6.- Principio físico del funcionamiento de una zapata ......................................................... 15
7.- Construcción de una zapata............................................................................................. 17
7.1- Excavación y hormigón de limpieza .........................................................................
7.2- Armaduras ............................................................................................................. 19
7.3- Juntas: .................................................................................................................... 20
8.- Materiales ............................................................................................................................
8.1 Hormigón ................................................................................................................ 20
8.2 Acero Corrugado .........................................................................................................
9.- Ventajas y desventajas ........................................................................................................
9.1 Ventajas ................................................................................................................... 21
9.2 Desventajas .................................................................................................................
10.- Conclusiones .....................................................................................................................
11.- Bibliografía .......................................................................................................................
12.- Anexos ..............................................................................................................................
12.1 Anexo 1: Plano ..........................................................................................................

1.- Introducción
En el marco del estudio de la ingeniería civil, el conocimiento acerca de los distintos tipos
de cimentaciones es fundamental, indistintamente del área de la ingeniería civil en la que se
quiera especializar, dado que todas las edificaciones deben tener fundaciones. Desde tiempos
remotos que el ser humano ha construido grandes obras civiles, todas las cuales debían tener
algún sistema de asentamiento al suelo, quizás no con un estudio detallado, ni menos
científico, sino más bien artesanal. Actualmente, estos estudios se realizan con cálculos
avanzados de las estructuras en cuestión.

El cálculo de las solicitaciones de un edificio nos indicará el tipo de cimentación más


apropiado para cada caso. En este sentido, tenemos dos tipos de cimentaciones principales:
superficiales o profundas. Las cimentaciones superficiales son aquellas que se reparten la
fuerza en un estrato superior del suelo sobre el cual se está edificando, y las profundas son
aquellas que trasladan las cargas del edificio a estratos más subterráneos (generalmente la
roca subyacente al suelo en cuestión). Dentro de las primeras tenemos las zapatas, uno de los
tipos más comunes de cimentación, pero que es de gran importancia, ya esa en países
sísmicos o no, o en construcción de casas o de grandes estructuras (todo esto depende del
análisis de la estructura, y del análisis geotécnico del suelo). Este informe está enfocado a las
zapatas, principalmente, para conocer qué son, para qué sirven, y cómo es que realizan su
función (principio físico).

En este informe definiremos las zapatas, veremos los tipos de zapatas que existen y cuándo
se debe privilegiar uno sobre otro, además de conocer el proceso constructivo, y las ventajas
y desventajas que tiene este tipo de cimentación en comparación con otros sistemas.

Además de los objetivos puntuales de este informe, en el proceso de su realización se tienen


objetivos generales del curso de Introducción a la Ingeniería Civil, como lo son, promover el
trabajo en equipo, introducir a los alumnos en el estudio de la ingeniería civil mediante la
investigación y análisis de una obra específica, y el mejoramiento de las habilidades
comunicativas.

2.- Zapatas
2.1 Definición general
Las zapatas son cimentaciones superficiales que garantizan la estabilidad de la obra que
soportan, resistiendo compresiones altas y medias. Éstas se caracterizan por ser un ancho
prisma de hormigón que se encuentra bajo los pilares de la edificación (Ilustración 1), el que
sirve para enviar todas las cargas de la estructura al suelo y disiparlas en presiones más
pequeñas dada una mayor superficie de contacto. Como ésta es una cimentación superficial
se debe construir sobre un terreno apto, dado que, si el suelo no resiste las cargas, la estructura
puede colapsar.

Cuando el suelo es apto para soportar las cargas en un estrato superficial, entonces las zapatas
son construidas de hormigón armado. En cambio, cuando el estrato superficial del suelo es
muy blando, y no soporta las cargas debido a lo inestable del terreno, se debe profundizar la
cimentación. En este caso, la zapata se construye con hormigón en masa, disminuyendo los
costos en cuanto a acero.

Existen varios tipos de zapatas, en general se dividen en estos tres:

1. Zapatas aisladas: donde recae un solo pilar sobre la base de hormigón en el centro
de éste, se usa más para suelos duros.
2. Zapatas combinadas: donde recaen dos o más pilares sobre una base de hormigón.
3. Zapatas continuas: donde los pilares que se construyen sobre la base, se encuentran
muy cerca y por la presión se terminan juntando y formando un bulto, se usa más para
suelos blandos como tierras vegetales, arena, etc.

Figura 1. Esquema de la posición y forma de una zapata en una casa. (Fuente: estructuras-de
concreto.blogspot.com)
2.2 Zapatas Combinadas
Cuando una zapata soporta dos columnas se la conoce como zapata combinada. Se usan
generalmente cuando hay restricción por límites de propiedad, cuando dos o más columnas
están muy próximas o su carga es muy fuerte, o cuando las zapatas aisladas para cada uno de
ellos se solapen o queden muy próximas, siendo necesario entonces proyectar una única
zapata para las dos columnas
El comportamiento de la zapata combinada es similar al de una viga apoyada en dos o más
columnas, con dos volados en los extremos y que recibe una presión uniformemente
distribuida o variable. La zapata debe ser rígida, para poder considerar que la presión es
uniforme o que varía en forma lineal (trapecio o triangulo).

Las zapatas combinadas pueden ser de diversas formas como se muestra en:

La figura [1]. Una de ellas consiste en construir la zapata de ancho constante, de forma que
el centro de gravedad del rectángulo de la planta de la zapata coincida con el punto de paso
de la resultante de las cargas de los dos soportes, este caso se ilustra en la figura [1(a)].

Esta solución también se puede alcanzar con otras formas de planta, como por ejemplo la
trapezoidal mostrada en la figura [1(b)], pero tiene el inconveniente de complicar mucho la
armadura, al organizarla con barras de longitud variable, por lo que muy rara vez se recurre
a esta solución.

También se tiene la zapata combinada en forma de T figura [1(c)], esta es utilizada cuando
la diferencia de cargas entre columna y columna es grande.

Figura 2. Zapatas combinadas

Actualmente, por motivos económicos, se tiende a dar a las zapatas combinadas canto
constante, a veces, en casos concretos, se emplea la solución de diseñar con sección en T
invertida.

Zapatas Combinadas Rígidas


Es aquella donde las presiones ejercidas por la masa de suelo son repartidas uniformemente,
en el caso de existir alguna excentricidad las presiones varían linealmente; esto se debe a la
rigidez de la zapata, es decir se considera indeformable, para esto tiene que cumplir las
siguientes condiciones:

La semisuma de dos vanos consecutivos Lm, cumple la siguiente condición:

𝐿1 + 𝐿2
𝐿𝑚 =
2
La sección del cimiento por un plano vertical debe ser tal que:

4 4𝐸𝐼
𝑙𝑚 ≤ 1.75 ∗ √
𝐾𝑐 𝑏

Y las luces de los posibles voladizos:

4 4𝐸𝑐 𝐼𝑐
𝑙3 ≤ 0.88 ∗ √
𝐾𝑐 𝑏

Y además: 𝐾𝑐 > 0.

*Si las tres relaciones anteriores no se cumplen, el cimiento debe ser calculado como
flexible.

**La hipótesis de rigidez del cimiento debe ser verificada siempre, salvo que resulte
evidente. No debe olvidarse que si dicha hipótesis no resulta cierta las presiones bajo las
zonas próximas a las columnas serán mayores que las previstas y menores en las zonas
alejadas. Desde el punto de vista estructural del cimiento, esto es favorable, pues al acercar,
en definitiva, las cargas a las columnas, se reducirán tanto los esfuerzos cortantes como los
momentos flectores. Sin embargo, esto es desfavorables desde el punto de vista del suelo, ya
que las presiones máximas serían mayores de lo previsto.
Pasos para diseñar una zapata combinada Rígida

1.- Determinar 𝝈𝑵 𝒚 𝒅𝒊𝒎𝒆𝒏𝒔𝒊𝒐𝒏𝒂𝒓 𝒍𝒂 𝒛𝒂𝒑𝒂𝒕𝒂 en planta

El esfuerzo neto del suelo 𝜎𝑁 viene dado por:

𝑆
𝜎𝑁 = 𝜎𝑇 − − 𝑃𝑒𝑠𝑜𝑐𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 − 𝑃𝑒𝑠𝑜𝑟𝑒𝑙𝑙𝑒𝑛𝑜
𝐶

Al tener dos cargas aplicadas (dos columnas) y probablemente dos momentos, una primera
evaluación del dimensionamiento de la zapata se hace tratando de obtener el centro de
gravedad de la zapata coincidente con el punto de aplicación de las cargas actuantes
(resultante); esto es posible hacer siempre que haya la posibilidad de tener volados hacia los
extremos y tiene validez relativa solo para el caso de cargas y momentos estáticos (carga
muerta y carga viva) ya que en el caso de cargas y momentos de sismo, como estos son en
dos sentidos, no es factible eliminarlos al no haber un solo centro de cargas.
Conocidos P1, P2, M1 y M2, se obtiene un centro de gravedad de cargas y se dimensiona un
área centrada coincidente con el centro de gravedad de las cargas.
El dimensionamiento considerará:

𝑃1 + 𝑃2 + 𝑃𝑍
𝐴=
𝜎𝑁

Pz, se adiciona para considerar el peso de la zapata, el cual puede considerarse entre el 10%
y el 20% de la carga que soporta la zapata, dependiendo de la capacidad portante del suelo
de fundación. Ver tabla 1.

Tabla 1.Porcentajes a considerar como peso de la


cimentación

𝝈𝑻 ≥ 𝟐. 𝟎 𝒌𝒈/𝒄𝒎𝟐 Pz = 0.1P

𝟏. 𝟎 ≤ 𝝈𝑻 ≤ 𝟐. 𝟎 𝒌𝒈 Pz = 0.15P
/𝒄𝒎𝟐

𝝈𝑻 ≤ 𝟏. 𝟎 𝒌𝒈/𝒄𝒎𝟐 Pz = 0.2P
P= peso que soporta la zapata.

Evaluada esta primera área tentativa, se obtienen las dimensiones de la zapata (B y L)


considerando L/2 a cada lado del centro de gravedad de las cargas, de tal manera que se
eliminen las excentricidades de las cargas de gravedad.

Zapata combinada rectangular

Se realizará el análisis de manera que la resultante este en el centro de la zapata, es decir


cuando la excentricidad es igual a cero.

Figura 3. Zapata combinada Rectangular

En el caso de una zapata combinada, la geometría será calculada con la resultante, es decir
con la sumatoria de las cargas de las dos columnas:

𝑅
𝐴𝑛𝑒𝑐 =
𝜎𝑁
Donde: R=Resultante
𝐴𝑛𝑒𝑐 = Area necesaria.
𝜎𝑁 = resistencia neta del suelo.
𝑅 = ∑ 𝑃𝑖
Posteriormente se realiza la sumatoria de momentos:

∑ 𝑀0 = 𝑅 ∗ 𝑥

Donde: x= distancia del punto donde se empieza la sumatoria de momentos al punto donde
actua la resultante.
Entonces la longitud total de la zapata L sera:

𝐿 = 2𝑥
𝐿 = 2(𝑚 + 𝑛)
Con la ecuacion mencionada anteriormente se calcula el ancho de la zapata:

𝑅
𝐵=
𝐿 ∗ 𝜎𝑁

Zapata combinada trapezoidal

El tamaño de la fundación que va a distribuir la presión uniformemente sobre el suelo puede


obtenerse de la siguiente manera:
Conociendo la resistencia admisible del suelo, se podrá determinar el área de la fundación:

Figura 4. Zapata combinada Trapezoidal

El tamaño de la fundación que va a distribuir la presión uniformemente sobre el suelo puede


obtenerse de la siguiente manera:
Conociendo la resistencia admisible del suelo, se podrá determinar el área de la fundación:

𝑅
𝐴𝑛𝑒𝑐 =
𝜎𝑁
De la figura 4:
𝑏2 3(𝑛 + 𝑚) − 𝐿
=
𝑏1 2𝐿 − 3(𝑛 + 𝑚)

𝑏1 + 𝑏2 𝑅
=
2 𝜎𝑁 ∗ 𝐿

(𝑏1 + 2𝑏2 ) ∗ 𝐿
𝐶1 =
(𝑏1 + 𝑏2 ) ∗ 3

(𝑏2 + 2𝑏1 ) ∗ 𝐿
𝐶2 =
(𝑏1 + 𝑏2 ) ∗ 3

Con estas ecuaciones se determina la geometría en planta de la zapata.


Zapata combinada en Forma de T

Figura 5. Zapata combinada en forma de T

Las siguientes ecuaciones determinan la geometría en planta de una zapata combinada en


forma de T.

𝑅 2(𝑛 + 𝑚) − 𝑙2
𝑏1 = =
𝜎𝑁 𝑙1 (𝑙1 + 𝑙2 )

𝑅 𝑙1 ∗ 𝑏1
𝑏2 = −
𝑙2 − 𝜎𝑁 𝑙2

𝑅
𝑙1 ∗ 𝑏1 + 𝑙2 ∗ 𝑏2 =
𝜎𝑁

Luego se verificarán las presiones reales teniendo en cuenta las cargas de sismo, analizando
el 100% del sismo longitudinal y el sismo transversal por separado, es decir:

𝐶𝑎𝑟𝑔𝑎𝑠 𝑑𝑒 𝑠𝑒𝑔𝑢𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 Cargas sin


amplificar
Verificar que: 𝐶𝑎𝑟𝑔. 𝑆𝑒𝑔. +𝑆𝑖𝑠. 𝐿𝑜𝑛𝑔. 𝐻𝑜𝑟𝑎𝑟𝑖𝑜
Cargas amplificadas
𝜎𝑠 < 𝜎𝑁 𝐶𝑎𝑟𝑔. 𝑆𝑒𝑔. −𝑆𝑖𝑠. 𝐿𝑜𝑛𝑔. 𝐻𝑜𝑟𝑎𝑟𝑖𝑜

𝐶𝑎𝑟𝑔. 𝑆𝑒𝑔. +𝑆𝑖𝑠. 𝑇𝑟𝑎𝑛𝑠𝑣. 𝐻𝑜𝑟𝑎𝑟𝑖𝑜


Siendo: 𝐶𝑎𝑟𝑔. 𝑆𝑒𝑔. −𝑆𝑖𝑠. 𝑇𝑟𝑎𝑛𝑠𝑣. 𝐻𝑜𝑟𝑎𝑟𝑖𝑜
𝑷 𝑴𝒕 𝑪 𝑴𝒍 𝑪
𝝈= ± ±
𝑨 𝑰 𝑰

2.- Determinar la reacción amplificada del suelo


Se modifican todas las cargas por sus respectivos coeficientes de amplificación, para de esta
forma poder hallar la reacción amplificada del suelo.

3.- Cálculo de la altura de la zapata por rigidez

4 4𝐸𝐼
𝑙𝑚 ≤ 1.75 ∗ √
𝐾𝑐 𝑏

Se calcula la altura mínima para la cual la zapata se comporta como un elemento rígido,
dejando el momento de inercia de la sección transversal en función de la altura por hallar.

4 𝑏 ∗ ℎ𝑧 3
𝐿1 + 𝐿2 √4𝐸 12
≤ 1.75 ∗
2 𝐾𝑐 𝑏

4.- Verificación por peso real de zapata.

𝑃𝑧 < 𝑃𝑧 𝑎𝑠𝑢𝑚𝑖𝑑𝑜

5.- Verificación por esfuerzo cortante.

Primeramente, se calcula el peralte de la sección (d), y luego se calcula la fuerza cortante a


una distancia d.

∅𝑣𝑎𝑟𝑖𝑙𝑙𝑎
𝑑 = ℎ𝑧 − 𝑟𝑒𝑐𝑢𝑏𝑟𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 −
2
𝑉𝑢𝑑 = 𝑥(𝜎𝑢 )(𝐵)

Siendo B la dimensión restante en planta de la zapata.

Se calcula la fuerza cortante que resiste el concreto


∅𝑉𝑐 = ∅ ∗ 0.53 ∗ √𝑓 ′ 𝑐 ∗ 𝐵 ∗ 𝑑

Se tiene que verificar que:

𝑉𝑢 < ∅𝑉𝑐

*En caso de no cumplirse lo anterior, una recomendación seria incrementar la altura de la


zapata.

* La verificación por fuerza cortante se realiza tanto longitudinal como transversalmente.

6.- Verificación por punzonamiento

b b
2
h h

Para calcular la fuerza actuante por punzonamiento, necesitamos el perímetro y área


punzonada, siendo estas: (columna 2)

𝑏0 = 2[(𝑏 + 𝑑) + (ℎ + 𝑑)]

𝐴0 = (𝑏 + 𝑑) ∗ (ℎ + 𝑑)

Siendo la fuerza cortante por punzonamiento:

𝑉𝑢𝑝 = 𝑃𝑢 − 𝜎𝑢 ∗ (𝑏 + 𝑑) ∗ (ℎ + 𝑑)

La fuerza resistente actuantes es:

1.1
∅𝑉𝑐𝑝 = ∅ ∗ (0.53 + ) √𝑓 ′ 𝑐 ∗ 𝑏0 ∗ 𝑑
𝛽𝑐

∅𝑉𝑐𝑝 = ∅ ∗ 1.1 ∗ √𝑓 ′ 𝑐 ∗ 𝑏0 ∗ 𝑑

Eligiéndose el menor valor de ambos.

Finalmente tiene que cumplirse que:

𝑉𝑢𝑝 < ∅𝑉𝑐𝑝


*En caso de no cumplirse lo anterior, una recomendación seria incrementar la altura de la
zapata.

*Cabe mencionar que las áreas y perímetros punzonantes serán evaluados de acuerdo al
posicionamiento de la columna.

7.- Diseño de refuerzo por flexión

Se utilizarán las siguientes fórmulas para calcular el área de acero:

𝑀𝑢
𝐴𝑠 = 𝑎
∅ ∗ 𝑓𝑦 ∗ (𝑑 − 2)

𝐴𝑠 ∗ 𝑓𝑦
𝑎=
0.85 ∗ 𝑓𝑦 ∗ 𝑏

*El diseño es tanto longitudinal como transversal.

*Se considera cuantías mínimas, el área de acero calculada tiene que ser mayor que la por
cuantía mínima; en caso contrario incrementar la altura de la zapata sería una opción
recomendable.

𝐴𝑠𝑚𝑖𝑛 = 0.018 ∗ 𝐵 ∗ 𝑑

Detalle del Armado de una Zapata Combinada


3.- Factores de diseño de una zapata
En la etapa de diseño de una zapata, se deben considerar una amplia gama de factores,
algunos con más incidencia que otros, pero que al final determinan las dimensiones,
materiales, y otras características de una zapata.

El primer factor a considerar es el suelo. Para ello, el equipo de diseño deberá basarse en
estudios geotécnicos del terreno sobre el que se desea construir la edificación. Esto afecta de
la siguiente manera: para zapatas que descansan sobre suelos granulares gruesos, la presión
es mayor en el centro de la zapata y disminuye hacia los costados. En contraste, en suelos
arcillosos las presiones son mayores cerca del borde que en el centro de la zapata.

Figura 6. Presiones de contacto: (a) supuesta; (b) real para suelos granulares; (c) real para suelos cohesivos.
(Fuente: Diseño de estructuras de concreto, Nilson)

Una vez determinada la capacidad de carga del tipo de suelo correspondiente, viene el
dimensionamiento de la zapata. Esto se basa en la cantidad de carga que deba soportar la
zapata en sí. De esta manera, el área basal requerida para la zapata que se desea calcular
queda expresada en términos de las cargas solicitantes, y además del tipo de suelo.

Posteriormente, se debe agregar al cálculo de la zapata la influencia de fuerzas externas,


como momentos y cortantes, además del diseño sismo resistente, y la acción de los vientos

5.- Aplicaciones de las zapatas


Las zapatas pueden tener distintos usos: ser los cimientos desde una media agua hasta una
mega estructura como un edificio de varios pisos (Ilustración 2). Se utilizan comúnmente
cuando la edificación ha de hacerse sobre rocas, o suelos compactos, ya que éstos aguantan
muchos niveles de carga. Generalmente para los edificios se construyen zapatas, ya que éstas
aguantan el peso propio que ejerce la estructura, además son económicamente accesibles,
aunque el área que utilizan éstas debe ser casi el 50% del área basal de la estructura que se
va a construir.
Las zapatas, al igual que todas las estructuras, poseen prohibiciones, el agua es su gran
enemigo ya que se infiltra entre los orificios del concreto, y la rompe por dentro (sobre todo
en climas fríos), debilitando la estructura e impidiendo que pueda traspasar de buena forma
las cargas del edificio al suelo. Éstas también se pueden fisurar exteriormente, con
consecuencias catastróficas, dado que, de producirse cualquier fuerza externa a las mismas
cargas del edificio, podrían romperse, causando el colapso de la estructura.

Para construir la zapata se debe saber todo sobre la estructura que ha de soportar, como las
cargas solicitantes, las distribuciones del peso, incluyendo también todas las acciones
externas al edificio que sean relevantes para el análisis estructural. Por ello es que se dice
que la zapata es la primera en construir, pero una de las últimas en calcular.

Figura 7. Zapatas para una edificación de varios pisos (Fuente: arqycivil.blogspot.com)

6.- Principio físico del funcionamiento de una zapata.


Una zapata, tiene su funcionamiento principalmente basado en la distribución de las cargas
totales del edificio en una superficie amplia de terreno, permitiendo un buen asentamiento
del edificio sobre el terreno. Para explicar mejor el fenómeno físico, partiremos con un
ejemplo: imaginemos a dos personas, de peso similar, que van caminando sobre un suelo de
tierra, una de ellas lleva zapatos anchos en su planta, y la otra, lleva zapatos con taco alto.
¿Cuál de las dos personas es más propensa a hundirse en el terreno? Rápidamente
concluimos: la que lleva taco alto. Pero ¿por qué?... Bueno, lo que sucede es que las cargas
de ambas personas (peso) se distribuyen en áreas diferentes. La que lleva zapatillas anchas
distribuye su peso en el suelo, siendo que la que lleva taco, lo concentra, aumentando la
presión específica sobre el suelo que la soporta, hundiéndose con mayor facilidad que la otra.
Lo mismo sucede en el caso de las zapatas. La zapata, lo que hace es aumentar la superficie
de contacto de los cimientos, para distribuir la carga total en presiones específicas menores,
impidiendo el hundimiento del edificio.

En este sentido, vemos cómo funciona la fórmula física:

Con P, presión sobre el suelo; F, solicitaciones totales del edificio; A, área de la cimentación
(zapata). A medida que F aumenta, se hace necesaria mayor área para mantener la misma
presión. Asimismo, si necesitamos menor presión deberemos aumentar el área. Esto es,
básicamente el funcionamiento de las fuerzas verticales de una zapata.

Si graficáramos P=F/A, con F constante, obtendríamos un grafico como el de la Ilustración


6, donde, P y A son inversamente proporcionales (Ilustración 8).

Figura 8. Grafico P=F/A, con F constante (Fuente: Microsoft Mathematics)

Ahora, también sobre las zapatas actúan fuerzas horizontales y momentos. Veamos cómo
afectan estas fuerzas sobre una zapata.

Fuerzas Horizontales: Son aquellas que mantienen confinada la zapata en un sitio


específico. Como señala el profesor Edgar Giovanni Díaz, de la carrera de Ingeniería Civil
de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, especialista en el área de geotecnia,
dentro del funcionamiento de una zapata es necesario mencionar el confinamiento de esta a
un sitio específico. Ejemplifiquemos: supongamos que tenemos una zapata aislada, sobre un
sitio liso, de gran resistencia a las cargas superficiales. En cuanto a fuerzas verticales no hay
problemas, ya que el suelo resiste sin mayores inconvenientes las solicitaciones del edificio.
Ahora bien, el problema se genera cuando se generan fuerzas horizontales. Supongamos, un
sismo de onda longitudinal (hacia los lados). El edificio completo tenderá a “arrastrarse” de
un lado a otro, dando pie a posibles daños estructurales. Es por ello que se debe “enterrar” la
zapata en cierta medida, para que el mismo suelo realice estas fuerzas horizontales que
contrarrestan fuerzas horizontales externas.
Momentos: Sabemos que el momento es una fuerza de giro en cierto sentido (rotación).
Bueno, en la zapata también se da este caso. Nuevamente nos ponemos en el caso antes
nombrado. Si sobre la columna que está sobre nuestra zapata aislada actúa una fuerza
horizontal en alguna zona alta, se generará un momento, que inducirá una rotación de la
columna. Para evitar esta rotación, nuevamente se recurre al confinamiento de la zapata,
generando fuerzas horizontales y otras verticales que van en contra del giro inducido por las
fuerzas horizontales externas.

Figura 9. Fuerzas a considerar en el cálculo de una zapata. Fuente:


(www.uhu.es/javier.pajón/)

En la Ilustración 9, podemos ver las fuerzas que han de ser consideradas para el cálculo
estructural de una zapata. En la imagen, N representa la fuerza que ejerce el pilar sobre la
zapata, M, es un momento inducido por fuerzas externas, V es una fuerza horizontal en la
base del pilar, P es el peso propio de la zapata, y “h” y “b” son las dimensiones de la zapata.

7.- Construcción de una zapata


Dentro del proceso de construcción de zapatas, como en todo proceso, podemos encontrar
una serie de etapas a seguir para su correcta realización; sin embargo, antes de dar comienzo
al inicio de su elaboración, hay que realizar una serie de tareas previas, entre las cuales
podemos destacar:

1. Un estudio geotécnico; dentro de este, hay que considerar varios elementos, como el
corte estratigráfico y el nivel de la capa freática, grado de agresividad del suelo,
características mecánicas y una estimación de la profundidad de la cimentación.
2. Previo a la cimentación, preparar la superficie dejándola lo suficientemente plana
para instalar las zapatas
3. Se deberá tener conocimiento de las posibles zonas blandas del terreno, cavernas,
existencias de agua u otro fenómeno que altere la perfecta instalación de zapatas.
4. Previo a la cimentación, el hormigón deberá ser sometido a pruebas en la planta de
fabricación para ver si cumple con los estándares mínimos para el buen
funcionamiento de este en la obra.
5. Comprobar la documentación técnica y el dimensionado para resistir las cargas de su
propio peso, el encofrado y otro más.
6. Se deberá comprobar que la estructura del encofrado y sus uniones sean lo
suficientemente resistentes para que el hormigón no se deforme.

Se deben además, como proceso de control de calidad, los replanteos posibles antes y durante
la ejecución de la obra. A fin obtener los datos con la mayor precisión posible, el replanteo
está a cargo de un topógrafo contando con la ayuda del maestro de obra y a la vez con ayuda
de huincha y cordel. Estas tareas se realizan mediante la colocación de estacas o camillas de
madera en las esquinas de la excavación, indicando la cota que deberá bajarse desde la cabeza
de la estaca, marcando con pintura o yeso las dimensiones de la zapata.

Luego de haber tenido en consideración todos los elementos correspondientes a la etapa de


tareas previas, es cuando podemos enfocarnos en la realización sustancial de la construcción
de zapatas. Dentro del proceso constructivo propiamente tal, se pueden distinguir tres
grandes áreas de ésta, cada cual totalmente necesarias e interrelacionadas para el efectivo
desarrollo y término de las zapatas. A continuación, procederemos a enumerar las etapas
anteriormente mencionadas, y realizar una explicación de en qué consiste cada una:

7.1- Excavación y hormigón de limpieza


Primero iniciamos con la excavación (Ilustración 10), que se realiza con una retroexcavadora
en el caso de terreno de transito con cuchara y en el de terreno rocoso con martillo. Todo el
material extraído se reserva en otro lugar para el posterior
relleno o traslado a un vertedero.
Una vez llegamos al fondo de la excavación, se nivela y se comprueba si el terreno cumple
con las condiciones requeridas.

Luego, y antes de verter el hormigón de limpieza, se debe limpiar el fondo de la excavación


quitando cualquier residuo que pudiese intervenir en la horizontalidad de la plataforma. Cabe
mencionar que las dimensiones de las zapatas deben ser las de los planos, con un margen de
error de cinco centímetros.
En caso de que sea necesario se coloca en seguida el encofrado lateral y luego se vierte el
hormigón de limpieza nivelando la base y preparándola para la colocación de la armadura.

Figura 10. Excavación para una zapata (Fuente: www.arqhys.com)

7.2- Armaduras
Una vez colocada la ferralla (armadura para hormigón), se efectúa un replanteo de la cota de
hormigonado colocando barras de acero (Ilustración 11) o pintando las laterales para luego
disponer cuerdas entre las marcas para la nivelación de la superficie del hormigón.

Luego con una grúa con cubilote o bomba se comienza a hormigonear, se echa directamente
el contenido de una altura menor o igual a 1,5 metros de altura tratando de que no se segregue.

Al hormigonear se debe cuidar de que las armaduras ni los encofrados se desplacen, además
de esto se debe prevenir que se formen juntas o planos de debilidad. Se aconseja que el
hormigón se eche de forma continua, aunque no hay problema que no lo sea siempre y cuando
no se formen juntas ni coqueras.

Luego de esto se debe compactar el hormigón con agujas vibradoras, considerando que al
momento de retirarlas debe ser a velocidad constante y con lentitud., ver Figura 11.
Colocación de armaduras de acero
7.3- Juntas:
Todas las juntas del hormigón deben estar previamente visualizadas en el proyecto, de
manera que se produjese alguna junta que no estaba prevista, se debe ejecutar con toda
normalidad en dirección de los esfuerzos máximo, y cuando esto no se puede realizar se debe
hacer la junta con el mayor Angulo posible.

También hay que tener en cuenta que cuando para de hormigonear entre cuatro a seis horas
se debe limpiar con chorros de agua a presión para evitar que queden escombros entre capas
de hormigón.

8.- Materiales
En general para la construcción de zapatas se usan solo 2 materiales, los cuales son Hormigón
y Acero Corrugado.

8.1 Hormigón
Toda zapata debe llevar por sí una cantidad lógica de hormigón, el cual debe ser calculado
específicamente según la necesidad de cada zapata y la solicitación de la estructura.

Como elementos básicos del hormigón se pueden diferenciar un aglomerante (en general
utilizado cemento), arena, grava o piedra (áridos), y agua, además de algunos aditivos en
determinadas proporciones.

Cada hormigón puede ser fabricado de una manera especial, de tal forma que éste pueda
cumplir con las solicitaciones necesarias. Éste forma de construcción dependerá de las
proporciones utilizadas de los materiales antes mencionados, proporciones que se deben
obtener según métodos específicos de cálculos y deben ser respetadas en todo momento en
la construcción.

8.2 Acero Corrugado


Además del hormigón las zapatas necesitan de una armadura de acero, el que en general es
corrugado es decir presenta resaltos en su superficie la cual aumenta su adherencia al
hormigón.

Al igual que el hormigón, para lograr una zapata de calidad se debe calcular precisamente la
cantidad de acero a utilizar, especificando los diámetros necesarios, y las posiciones
específicas de cada enfierradura, con el fin de que éstas trabajen como un solo cuerpo o como
cuerpos independientes, según sea la necesitad de la zapata. En el Anexo 1 se detallan los
distintos diámetros, pesos y características generales de los aceros utilizables.
9.- Ventajas y desventajas
Como se mencionó en la introducción de este informe, además de la cimentación con zapatas,
también existen otras alternativas de cimentación. Todos estos otros métodos de cimentación,
ya sea con pilotes u otros medios, son válidos, pero dependen casi en un 100% de los estudios
geotécnicos del suelo, y de los estudios estructurales de la edificación.

En este sentido, vamos a tener ventajas y desventajas al momento de utilizar la cimentación


por zapatas en determinada obra civil, las que, al ponderarlas, nos van a determinar si
realmente nos conviene utilizarlas como el sistema de cimentación que queremos ocupar en
nuestro edificio.

9.1 Ventajas
1. Posee un bajo coste de construcción en cuanto a movimiento de tierra, ya que son
necesarias excavaciones únicamente superficiales para verter el concreto. En este
mismo ámbito, también se reduce significativamente la cantidad de polvo que levanta
la construcción, y por consiguiente, la cantidad de agua necesaria para edificar sin
causar molestias.
2. Es un sistema de cimentación que da grandes flexibilidades en cuanto a formas y
tamaños de sus elementos, siendo posible utilizarlo en edificios cuyas paredes se
encuentran muy cercanas al límite da la propiedad, incluso pegadas. Además, entrega
una infinidad de opciones para cimentar una misma estructura.
3. El proceso constructivo es relativamente sencillo en comparación con otras
excavaciones más profundas.
4. Es posible utilizar zapatas tanto en zonas sísmicas como en zonas no sísmicas,
teniendo siempre un comportamiento adecuado.

9.2 Desventajas
1. No se pueden usar zapatas en suelos que no sean lo suficientemente compactos, tales
como arenas o tierras esponjosas. Esto debido a la poca estabilidad del terreno, y la
gran superficie de zapata que se debería construir.
2. Son propensas a efectos del clima, y del terreno, por lo que, de no ser construidas de
manera adecuada, podrían tener una vida útil mucho más corta de lo presupuestado
inicialmente.
10.- Conclusiones
En este informe hemos visto en términos generales qué son las zapatas, principalmente
enfocados en cuanto a definir los tipos que existen, cuál es su función estructural y cómo es
que, mediante el estudio y cálculo de las mismas, cumplen esta función dentro de una
edificación. Con todo, podemos concluir que este sistema de cimentación es uno de los más
utilizados, y, dada nuestra indagación, esto se debe principalmente a su costo económico y
su gran fiabilidad, siendo un método muy seguro de cimentación tanto para construcciones
pequeñas como para edificios de varios pisos.

En este sentido, quisiéramos destacar la importancia que tiene el sistema de cimentación por
zapatas para la ingeniería civil por estos días, siendo fundamental el conocerlas y estudiarlas
en el transcurso de una carrera en esta área, dada su gran gama de aplicaciones en cuanto a
estructuras. Además, podemos darnos cuenta de su importancia, dada la gran cantidad de
libros, algunos muy específicos, que tratan el tema a cabalidad.

Para finalizar este informe, quisiéramos dar un informe final en cuanto a los objetivos
propuestos, los que hemos cumplido a cabalidad, dado que entendemos y manejamos el
concepto de zapata, los tipos, su principio físico, sus ventajas y desventajas en comparación
con otros sistemas de cimentación, e incluso hemos indagado en otros aspectos que hemos
considerado relevantes, como lo es el proceso constructivo. Además, sentimos que se han
cumplido los objetivos del curso, ya que nos hemos interiorizado con un tema específico de
la ingeniería civil, permitiéndonos conocer una pequeña parte de lo que veremos más
adelante en la carrera.
11.- Bibliografía
 García Valcarce, J. A. (2003). Manual de Edificación, Mecánica de los Terrenos y Cimientos
(Vol. 3). Navarra, España: CIE Inversiones, Editoriales Dossat 2000.

 Construmática. (s.f.).
http://www.construmatica.com/construpedia/Cimentaciones_por_Zapatas.

 Nilson, A. H. (1999). Diseño de Estructuras de Concreto. Bogotá: Mc Graw Hill.

 Pajon, J. (s.f.). Apuntes de Zapatas.


http://www.uhu.es/javier.pajon/apuntes/zapatas.pdf

 Rafael Ridell C., P. H. (2001). Fundamentos de Ingeniería Estructural. Santiago: Ediciones


UC.

 Segura, P. E. (Ingeniero Civil, Universidad Nacional de Colombia. Magíster en Geotecnia,


Universidad Nacional de Colombia. Doctorado en Ingeniería. Pontificia Universidad
Católica de Chile.

 Cimentaciones Superficiales y Estructuras de Contención


Angel Couto Yáñez; Manuel Guaita Fernández; María José López villar.

 Conferencia Cimentaciones en Edificaciones; Antonio Blanco Blasco.

 Norma Técnica de Edificación E.060 Concreto Armado; Decreto supremo 010-2009-


Vivienda del 08 de mayo Del 2009.

 Universidad Privada del Norte; Facultad de Ingeniería;


Carrera Profesional de Ingeniería Civil; Concreto Armado II; Diseño de Zapatas
combinadas Trapezoidales; Vásquez Borda, Víctor A.
12.- Anexos