Está en la página 1de 7

ANÁLISIS DE LA OBRA PRÍNCIPE FELIZ

I. INTRODUCCIÓN
El príncipe feliz es un cuento de hadas escrito por el poeta, escritor y dramaturgo
irlandés Oscar Wilde. Fue publicado por primera vez en 1888 en El príncipe feliz y
otros cuentos. Fue escrito dos años después de haber nacido el último hijo del autor,
Vyvyan Holland. El cuento es una obra educativa moralista, la cual intenta
transmitir un mensaje de valores y principios éticos en niños y adultos.

II. CONTEXTO
II.1. ASPECTOS BIOGRÁFICOS DEL AUTOR
Nació el 16 de octubre de 1854, en Dublín, Irlanda (cuando todavía formaba
parte del Reino Unido). Su padre, William, fue un exitoso médico y su madre,
Jane, una mujer muy interesada en las artes. Wilde tuvo un hermano, y una
hermana que murió siendo niña. Se educó en prestigiosas universidades de
Dublín y Oxford, especializándose en los clásicos griegos.
En 1881, la publicación de sus Poemas le ofreció notoriedad, que aumentó
gracias a su carisma, su forma llamativa de vestir y sus charlas sobre el
esteticismo. De hecho, fue contratado para dar conferencias sobre este tema
en diversas ciudades de los Estados Unidos durante gran parte de 1882, con
una extensa cobertura mediática.
En 1884 se casa con Constance Lloyd, con quien tiene dos hijos. La familia
se instala en Londres, y Wilde escribe durante los siguientes once años varias
obras, aumentando su éxito literario.
Por un par de años dirige, además, una revista femenina.
En 1895, en pleno auge de su carrera literaria, sobreviene un hecho que
marcaría su desgracia. Lo que comenzó como una demanda por difamación
intentada por Wilde en contra del Marqués de Queensberry, luego de que este
lo tildara de homosexual (Wilde de hecho mantenía una relación con Lord
Alfred Douglas, hijo del marqués), terminó convirtiéndose en una acción
penal en contra del propio Wilde, puesto que en ese entonces la sodomía era
un delito.
Las relaciones de Wilde con otros hombres, no sólo amigos de su entorno
sino también jóvenes dedicados a la prostitución masculina, salieron a relucir
luego de que Queensberry pagase detectives privados que escudriñaron en la
vida privada del escritor. A consecuencia del juicio, Oscar Wilde es
condenado a dos años de trabajos forzados, que cumple en su totalidad.
Sobra decir que el juicio fue todo un escándalo para la sociedad conservadora
de la época y marcó también el rompimiento definitivo con su familia.
Constance (que muere en 1899) se niega a volver a verlo (aunque nunca se
divorciaron) y sus dos hijos deciden cambiarse el apellido Wilde por Holland.
En 1897 sale de prisión, destrozado física y emocionalmente, y en muy
precarias condiciones económicas. Adopta el nombre de Sebastian Melmoth y
marcha a París, donde muere el 30 de noviembre de 1900 víctima de una
meningitis. Sus restos se encuentran enterrados en el cementerio parisino de
Pére Lachaise..

II.2. CONTEXTO HISTÓRICO


Inglaterra del siglo XlX, durante la denominada Época victoriana (porque
incluye el periodo de reinado de la reina Victoria), caracterizada por su
hipocresía, su doble moral (en apariencia era una sociedad rígida y moralista,
sin embargo, para darte un ejemplo concreto, la prostitución estaba a la orden
del día) y sus grandes diferencias sociales (criticaba en la clase aristocrática
su superficialidad, y que lo único que le importaba era la apariencia externa,
para darte un ejemplo)-
Wilde fue un gran critico de esta sociedad a la que siempre se opuso, y actuó
acorde a esos ideales, ya que, a través de su forma de pensar, de actuar y su
vestimenta estrafalaria, su objetivo era mostrar su claro desacuerdo, y eso se
ve reflejado en la mayoría de sus obras, en particular en sus obras de teatro.
La importancia de llamarse Ernesto es uno de estos ejemplos, pero hay otras
obras donde Wilde también deja traslucir esta crítica mordaz e irónica a la
sociedad victoriana como en "Una mujer sin importancia" y "Un marido
ideal".
Este es un fragmento de La importancia…, donde te muestra la "burla" hacia
el matrimonio, uno de los pilares de la sociedad de esa época: "la esencia del
romance es la incertidumbre. Si algún día me caso, trataré de olvidarlo".

II.3. ESCUELA LITERARIA


Wilde un escritor interpuesto entre el romanticismo y realismo, ya que
destaca la belleza del mundo en que vivimos al mismo tiempo que la
ambienta con tragedias realistas y veraces de la época victoriana inglesa, una
época en la cual se vivían grandes cambios en las formas de vida a expensas
de los valores.

II.4. Género de la Obra y formas de expresión


II.4.1. Género Literario: Narrativo
II.4.2. Especie Literaria: Cuento
II.4.3. Forma de expresión: Prosa

III. ARGUMENTO DE LA OBRA


III.1. Tema Principal
III.2. Sub temas
III.3. Resumen
El protagonista de la historia es la estatua dorada de un príncipe llena de
valiosos adornos, que se encuentra en lo alto de una columna desde donde
puede ver toda la ciudad; y una golondrina, que ha retrasado su migración a
Egipto por haberse enamorado de un junco. La golondrina se posa sobre la
estatua y ve que el príncipe está llorando a causa de las injusticias que puede
observar desde su posición, pues cuando vivía siempre le hicieron creer que
todo el mundo era feliz y le habían ocultado que también había gente que
tenía problemas, y ahora desde allí arriba podía ver la triste realidad, realidad
que es confirmada por la golondrina de la cual se hace gran amigo de ella día
a día, pues le ayudara en su misión de ir ayudar a los más necesitados.
Entonces le pide a la golondrina que arranque y entregue a los más
necesitados las joyas que le adornan. El ave así lo empieza a hacer y al final
se queda con el príncipe ayudándolo en su misión de ayudar a los más
desfavorecidos, distribuyendo las joyas hasta que al final la estatua queda
completamente desprovista del oro y adornos. Pero el invierno recrudece y la
golondrina, a causa del frío, muere besando al príncipe en los labios. Al ver
esto, el corazón de la estatua se rompe. Al poco tiempo, el alcalde de la
ciudad observó el estado deteriorado de la estatua, y da orden de que sea
retirada y fundida. Sin embargo, el corazón del príncipe no se funde en el
horno, y lo arrojan al basural, donde descansa también el cadáver de la
golondrina. Estos son tomados al cielo por un ángel que les ha considerado
las dos cosas más preciosas de la ciudad por Dios, para que puedan vivir para
siempre en su ciudad de oro y el jardín del paraíso.

IV. ESTRUCTURA
IV.1. Tipo de narrador
Narrador omnisciente

IV.2. Organización de la trama argumental


Cuento

IV.3. Orden cronológico


Tiempo pasado habla por cosas que sucedieron, es decir, hechos del pasado.

IV.4. PERSONAJES
Golondrina: principal, dinámico. Era un ave un poco frívola, ya que se
interesaba solo por sigo misma. No se detenía a pensar en los demás
Príncipe feliz: principal, estático. Era una estatua toda cubierta por laminas de
oro fino, sus ojos eran zafiro y la empañadura de su espada tenia un gran rubí.
Concejal: ambiental
Madre y su hijito: ambiental
Niños del Hospicio: ambiental
Maestro de Matemática: ambiental

V. Tiempo
V.1. Tiempo de lectura: Leída durante el mes de junio de 2018.
V.2. Tiempo de escritura: Se publicó en el año 1888.
V.3. Tiempo interno:

Lenguaje
En esta obra, el lenguaje es sobrio, llano y pulcro, y predomina el uso del estilo directo.
Se caracteriza por el realismo con respecto a la narración de los sucesos.
Efecto en el lector
Es ágil, sencilla y con bastantes adjetivos
VI. CONCLUSIONES
VI.1. Calidad Literaria y estética de la obra
El autor incorpora diálogos entre los diferentes personajes, que sólo se
interrumpen por pequeños párrafos descriptivos que dan cuenta de los lugares
que recorre la golondrina y de la vida triste e indigente de los habitantes del
pueblo, a quienes afanosamente quiere ayudar el príncipe:
“...Y la golondrina voló sobre la gran ciudad y vio a los ricos descansando en
sus elegantes residencias, mientras los mendigos se sentaban a sus puertas.
Voló por umbrosos suburbios y vio las pálidas caritas de los niños
hambrientos mirando hacia la oscuridad de los alrededores. Bajo los arcos de
un puente estaban acostados dos niños abrazados para calentarse...”
Algunos párrafos adquieren un profundo dramatismo en la descripción de las
escenas. Se puede hallar en ellos algo del romanticismo de Keats, de Hugo y
del fatalismo de Poe y Baudelaire.
Adjetivos calificativos, diminutivos, repeticiones, otorgan gran expresividad
al cuento. Las fórmulas se repiten, igual que en los cuentos de hadas:
“..Golondrina, golondrina, golondrinita: no te quedarás conmigo una noche
más?...”, repite el príncipe al ave cada vez que le solicita actúe como
mensajera.
Y la golondrina siempre responde:”...Me quedaré una noche más contigo...”
Son frases rimadas, a modo de estribillos, intercaladas en el transcurso del
cuento. Estas frases indican el comienzo y el final de cada viaje de la
golondrinita ante cada nuevo pedido del príncipe y ayudan a que el lector se
sitúe con mayor facilidad en cada episodio del cuento.
Así mismo la repetición deliberada de algunas palabras, o de frases –a veces
rimadas- tiene gran importancia porque provoca resonancias de índole
psicológica y didáctica.

VI.2. Aspectos significativos y aciertos del autor


A pesar de la intrincada historia de la Celestina y de sus justificadas dudas
Contenido en la categoría de literatura infantil EL PRINCIPE FELIZ posee
una esencia fuerte de elementos moralizantes, es un cuento donde suscita la
caridad y redención religiosa, Dios se presenta como un elemento sanador y
justo, alejado de las impurezas del ser humano, Dios está en un, allí ignoto, en
donde van a parar los nobles de corazón y bienhechores que no tuvieron
regocijo en la tierra. El príncipe y la golondrina desempeñan un papel
caritativo muestra de las bondades de la filantropía y a Dios le agradan éstas
acciones. Estos son principios de la religión católica y el socialismo,
principios con los que Oscar Wilde estaba de acuerdo.

VI.3. Importancia de la lectura de esta obra


“El Príncipe Feliz” es un hermoso cuento maravilloso, donde Wilde apela a la
atemporalidad y a una ubicación espacial extrapolada de contextos familiares,
para brindarnos una historia que se mantiene vigente actualmente, ya que los
valores que trasunta son suficientes para que los siglos sigan perpetuándolos.
Cabe mencionar que estas características del cuento (atemporalidad, el
espacio no definido) sumadas a otras mencionadas anteriormente, como las
fórmulas reiteradas y los mensajes moralizantes, nos hacen pensar en lo
semejante que es a un cuento de hadas. Sin embargo hay grandes diferencias:
los personajes de “El Príncipe Feliz” tienen una evolución psicológica, en
cambio en los cuentos de hadas los personajes se presentan en bloque y no
evolucionan, son solo “tipos humanos” contrapuestos. La prosa trabajada de
este autor tampoco se asemeja al de los cuentos de hadas, donde predomina
un lenguaje oral.

VI.4. Reflexión
La historia del príncipe feliz es un cuento de miseria y tristeza tras tantas
alabanzas de ser una estatua hermosa e inconfundible esta no es feliz. Con la
llegada de una golondrina decepcionada del amor y retrasada en emprender su
viaje al Nilo llega a la ciudad del príncipe y creyendo que está lloviendo
descubre que el príncipe está llorando, lo que nos llevará a que ella en
realidad le ayude con el problema que tiene o no.Al príncipe feliz lo halagan
por su belleza y por la felicidad que demuestra, pero en realidad el príncipe
no es feliz, nunca se había dado cuenta de la vida de su pueblo así que le pide
a la golondrina que no le deje sólo con su sufrimiento.Luego de suplicarle el
príncipe feliz a la golondrina que se quede una noche y otra noche más, le
pide que le arranque todas sus piedras preciosas y el oro que lo hacía bello y
se los entregara a toda la gente que viera que sufriera por ser pobres para que
así pudieran ser felices. Al quedarse ciego el príncipe le pide a la golondrina
que ella vea por él a su pueblo así que ésta al ver su sufrimiento decide
quedarse para siempre con él.

Intereses relacionados