Está en la página 1de 14

INTRODUCCION

Hay muchas definiciones de la atención “integral” de la salud (a veces conocida

como “integrativa” o “integrada”), pero todas involucran métodos convencionales

y complementarios en forma coordinada. En los lugares de atención sanitaria se

ha observado un aumento del uso de métodos integrales para la salud y el

bienestar general. Tal es así el uso de Hipertermia a través de los Baños, en

clínicas y locales apropiados para estos procedimientos y con personal calificado

Hoy en día, los investigadores exploran los posibles beneficios de los métodos

de salud integrales dentro de distintos contextos. Por ejemplo: el manejo del

dolor en pacientes con patología crónica, el alivio de los síntomas en pacientes

y sobrevivientes de cáncer, y los programas que fomentan comportamientos

saludables.

Los comportamientos saludables como comer bien, hacer suficiente actividad

física y no fumar pueden reducir el riesgo de las personas de desarrollar

enfermedades graves. Es posible que los métodos integrales promuevan este

tipo de comportamientos.

Hipócrates en uno de sus aforismos dijo "Dadme una fiebre y curaré cualquier

enfermedad" .

En 1916 se aplicó la hipertermia contra la sífilis; este método se abandonó con

el advenimiento de los antibióticos. Esto se realizó inoculando el paludismo en el

paciente para provocar la fiebre con lo que se consiguió una forma efectiva de

curar la sífilis, los resultados fueron buenos, pero se introducía una nueva

enfermedad al organismo, menos grave si, pero enfermedad, al fin y al cabo.

1
ANTECEDENTES HISTORICOS

La palabra Hipertermia proviene del griego, del prefijo hiper- que significa por

encima de o en exceso y del término “termos”, calor, refiriéndose al incremento

de la temperatura del cuerpo humano inducido artificialmente, ya sea de manera

local o sistémica.

Hoy en día se usa esta terapia como terapia complementaria y como agente que

sensibiliza el cuerpo ante las radiaciones ionizantes (radio-sensibilización) o

fármacos químicos en la quimioterapia (quimio-sensibilización).

Descrito en la antigüedad la utilización de la hipertermia como terapia, en la

civilización egipcia, griega, hindú y persa. Posteriormente los árabes lo usaban

para cauterizar tumores prominentes y en la edad media en la civilización

occidental.

El padre de la medicina, el griego Hipócrates, utilizaba el término “Karkinos” para

definir un tumor en su etapa inicial, o “Karkinoma” cuando el tumor estaba más

avanzado. Posteriormente, el término se tradujo como “cancer” en latín. Se dice

que Hipócrates utilizaba el calor para tratar los tumores.

2
Durante siglos, los esfuerzos se enfocaron el diagnosticar la aparición del cancer

mas que tratarlo y no fue hasta el siglo XVII cuando se empezó a tratar a la luz

del racionalismo de médico y filósofo Descartes. Se utilizaba la cauterización

como aplicación del calor extremo local usando ungüentos o hierros candentes.

En el siglo XIX se desarrolló la cirugía oncologica, con un planteamiento más

científico, aplicandose también técnicas de calentamiento para tratar el cancer.

A lo largo del citado ciclo se desarrollaron técnicas de calentamiento por

electromágnetismo a la luz de los descubrimientos de Faraday, Gauss, Ampere

y Nikola Tesla.

El uso de fuentes de calor electromagneticas más que externos se hizo muy

popular y más efectivo para producir la acumulación de calor en tejidos

subcutáneos. Así nació el termino “Diatermia”, introducida por el fisiologo Alemán

Kart F. Nagelschmidt en 1907. Así Diatermia es la técnica que se utilizaba para

inducir un calor terapeutico en el tejido enfermo por medio de frecuencias físicas

como el ultrasonido, campos electromagnéticos y microondas de calor.

Tras numerosos estudios y acuerdos posteriormente en 1928, 1935, 1949 con

equipos de onda corta, se decidió usar la diatermia ampliamente a partir de 1974

con equipos menos costosos que llegaban a emitir con mayor ancho de banda.

En 1982, la inducción de elevadas temperaturas se hizo totalmente factible y en

1988 la diatermia con microondas y con onda corta era ampliamente utilizada

para inducir calor en profundidad mientras se minimizaba la subida de

temperatura superficial.

3
Así la hipertermia puede ser de gran valor para el tratamiento complementario

de tumores en áreas con baja oxigenación, las cuales son más resistentes a los

rayos X. Estudios demuestran que el efecto de la radioterapia y la quimioterapia

puede ser aumentado calentando el tejido afectado a una temperatura superior

a 42 grados centígrados. En la actualidad se estudia el diseño de mejores

aplicadores que ayuden a mejorar la distribución del calor por la zona a tratar.

DEFINICION DE HIPERTERMIA

La hipertermia (del latín hyper: “exceso” y therme: “calor”) es la elevación de la

temperatura corporal por encima de las cifras normales. Es un aumento interno

o profundo de la temperatura a más de 40 grados, como consecuencia de una

falla en el mecanismo evacuador del calor y falta de ajuste termorregulador del

hipotálamo. Es diferente de la fiebre, que es una reacción inmunitaria temporal

generada por un ajuste termorregulador.

La hipertermia se produce como consecuencia de la imposibilidad de eliminar el

exceso de calor o por mayor producción de calor, sin que funcionen los

mecanismos de ajuste internos.

Puede ser causada por una excesiva exposición al calor o a un intenso y

desmedido esfuerzo físico (llamado también golpe de calor); pero también puede

ser provocada por el uso de algunos medicamentos.

Existen distintos tipos de hipertermia:

Insolación o golpe de calor: produce cambios en el sistema nervioso central a

causa de un aumento de la temperatura a más de 40°. Estrés por calor: exceso

4
de calor consecuencia del ejercicio físico o esfuerzo físico muy grande en

ambientes muy cálidos.

Calambres por calor: generalmente en personas jóvenes y sanas, se dan

contracciones de los músculos abdominales y extremidades ante el esfuerzo

físico en ambientes de alta temperatura, que se dan con sudoración profusa,

dolor, mareos, náuseas.

Agotamiento por calor: es la más habitual de las hipertermias ambientales, que

cursan con debilidad, fatiga, confusión, cefaleas, anorexia en ancianos con

escasa capacidad cardíaca o en jóvenes luego del ejercicio físico.

La hipertermia maligna es una enfermedad de carácter hereditario que genera

una elevación inmediata de la temperatura corporal, y contracciones musculares

intensas como consecuencia de una anestesia general.

Entre las características de la hipertermia maligna encontramos el sangrado, la

orina oscura, el dolor muscular sin causa aparente, y el síntoma más definitorio

es el aumento de la temperatura a más de 40°. El diagnóstico se efectúa luego

del suministro de anestesia durante una cirugía. En kinesiología y fisioterapia, la

hipertermia es una forma de aumentar la temperatura interior del cuerpo humano

a través del uso de corriente de alta frecuencia. La aplicación de corriente al

tejido produce un aumento del trofismo que acelera el proceso de recuperación

de la lesión. Significados relacionados Hiperpirexia Energía térmica Taquipnea

Distermia Febrícula

5
BASES FISIOPATLOGICAS

Independientemente de la etiología y el mecanismo patogénico, una vez iniciada

la situación de hipertermia se producen una serie de alteraciones a todos los

niveles, siendo los más importantes el neurológico, cardiovascular, respiratorio,

neuromuscular y nefrológico. Estas alteraciones son tanto más severas cuanto

mayor es el grado de hipertermia (tabla 2).

ETIOLOGÍA HIPOTERMIA

EDADES EXTREMAS EXPOSICIÓN AMBIENTAL

DÉFICIT SUSTRATO
TÓXICOS y FÁRMACOS
ENERGÉTICO

ENDOCRINOPATÍAS PATOLOGÍA NEUROLÓGICA

INSUFICIENCIA HEPÁTICA y/o


INMOVILIZACIÓN PROLONGADA
RENAL

QUEMADURAS y DERMATOSIS
POLITRAUMATISMOS
SEVERAS

Tabla 2

1. NIVEL NEUROLÓGICO: La toxicidad directa que supone la elevación de

la Tª central conducen a la necrosis celular, el edema cerebral e incluso a

la hemorragia focal. A nivel clínico estas lesiones se manifiestan en las

primeras fases con trastornos conductuales, agitación psicomotriz y

delirium, Más adelante aparecen temblor, rigidez de descerebración y

síntomas cerebelosos. Finalmente llegan las crisis convulsivas y la

reducción progresiva del nivel de consciencia hasta llegar al coma.

6
2. NIVEL CARDIOVASCULAR: En las primeras fases de la hipertermia se

produce taquicardia, y vasodilatación cutánea, mecanismos destinados a

aumentar le pérdida de calor a través de la piel y reducir la Tª central. Por

ello, en esta primera fase aumenta el GC y baja la TA. En fases más

avanzadas estos mecanismos compensatorios se agotan y aparecen de

modo progresivo la bradicardia, descenso más acentuado de TA,

insuficiencia cardíaca. Así mismo pueden aparecer arritmias auriculares y

sobre todo ventriculares potencialmente malignas, que finalmente llevan

a la asistolia.

3. NIVEL RESPIRATORIO: En las primeras fases se produce taquipnea con

el objeto de aumentar la cantidad de calor perdido por evaporación de

agua en las vías respiratorias. Además, el daño celular directo producido

por la hipertermia a nivel de las células del endotelio de la vasculatura

pulmonar, predispone a la aparición de lesiones de tipo: aumento

permeabilidad (EAP no cardiogénico), exudativo (Síndrome de distrés

respiratorio del adulto,SDRA) y tromboembólico (TEP).

4. NIVEL ENDOCRINO: En la fases iniciales se produce una reducción en

la producción de las hormonas de estrés (cortisol, catecolaminas, tiroxina)

con objeto de reducir la tasa metabólica basal, producir menos energía y

por tanto, menos calor con el que mantener la Tª central constante. En las

fases más avanzadas estos mecanismos se muestran insuficientes para

mantener la Tª central.

5. NEFRO-URINARIO y NEUROMUSCULAR: Si el cuadro hipertérmico

tiene su origen en una patología muscular (hipertemia maligna, ejercicio

intenso) se producirá rabdomiolisis, con elevación de enzimas musculares

7
e hiperpotasemia secundaria. Posteriormente se afecta la función renal

por obstrucción tubular de mioglobina y es entonces cuando aparece el

fallo renal y alteraciones hidroelectrolíticas secundarias. Si el cuadro

hipertérmico se debe a otras razones, se va a producir una intensa

deshidratación, que pude provocar un fallo renal agudo prerrenal y

alteraciones hidroelectrolíticas secundarias.

Al margen de las manifestaciones generales de la hipertermia, pueden

distinguirse varios cuadros que por su importancia y particularidades pueden

tener relevancia por sí mismos.

INDICACIONES DE LOS BAÑOS DE HIPERTERMIA

1. Los baños de hipertermia son una forma de aplicación de la hidroterapia.

2. El baño de hipertermia se utiliza en procesos inflamatorios agudos y crónicos

y su acción puede ser inmediata (lumbalgia, artritis, etc.)-

3. El baño de hipertermia ayuda en los procesos infecciosos agudos y crónicos

(infección urinaria, prostatitis, etc.).

4. El baño de hipertermia tiene una duración promedio de 30-45 minutos y

tiene una técnica que debe ser aplicada para evitar efectos no deseados.

5. Durante el baño se presentará, como es lógico de suponer, alteraciones

consecuentes de la fiebre misma, como: transpiración, laxitud, cansancio, dolor

de cabeza, etc. que comenzarán a ceder una vez concluido el baño.

6. Asimismo, en los baños de hipertermia se pueden desencadenar procesos

de: crisis curativa o intoxicación regresiva, ya que esta forma de aplicación de

la hidroterapia inicia y activa el proceso de liberación, remoción y

8
eliminación de toxinas. Por lo tanto, el paciente podrá tener un leve

incremento de la molestia actual o también presentar molestias antiguas que

alguna vez presentó durante su vida, por ello se ha dicho que existe una "tarjeta

de visita" que nos deja ciertas dolencias y que perdura en la medida del

tratamiento recibido en ese instante.

Por ejemplo, si un paciente tuvo traumatismo de consideración en la rodilla hace

algunos años, podrá presentar durante el baño de hipertermia nuevamente dolor

en la zona, sin ser esto el motivo de tratamiento actual.

7. En pacientes delicados, o sea a los que se desee apoyar más, recibirán una

ó 2 veces al día los baños, siempre bajo control médico adecuado.

8. El baño se hará 2 horas después de comer o en ayunas, nunca después de

haber comido.

9. La prescripción de los baños 'de hipertermia en casos delicados

como tuberculosis, insuficiencia renal, Sida etc. Quedará bajo criterio del médico.

10. Aunque el baño no ofrezca aparente riesgo mayor, es necesario la previa

evaluación y control del médico experimentado en el asunto.

CONTRAINDICACIONES DE LOS BAÑOS DE HIPERTERMIA

1. Fiebre

2. Ayuno

3. Menstruación.

4. Insuficiencia cardiaca (post infarto al miocardio, angina de pecho, etc.)

5. Arteriosclerosis, moderada o severa siendo esto relativo ya que si el baño

empieza a bajas temperaturas le servirá como un estimulante benéfico.

6. Insuficiencia respiratoria severa de cualquier naturaleza.

9
7. Crisis de Asma Bronquial.

8. Deshidratación moderada o severa

9. Diarrea

10. Hipertensión Arterial moderada o severa

11. Estados de coma e inconciencia.

12. Embarazo, salvo prescripción autorizada por el médico tratante y a baja

temperatura.

13. Vasculopatías Periféricas avanzadas (Status post. Trombosis, etc.)

14. Cuadros convulsivos (Epilepsias).

15. Cuadros Psicoticos (Esquizofrenias).

PROCEDIMIENTO DE LA TECNICA DEL BAÑO DE HIPERTERMÍA

El baño de hipertermia consta básicamente de dos partes, la primera y más

importante que es la de producir aumento de la temperatura según las

necesidades del paciente (38.5° C y 42° C): se logra a través del bloqueo de la

irradiación calórica y transpiración; el cuerpo no puede valerse de estos al estar

casi completamente sumergido en el agua o al estar constantemente la piel

bañada por el agua. La segunda seria, la transpiración o sudoración intensa a la

que es sometido el cuerpo al cubrirse con una sabana y frazada en la camilla de

descanso que lo que lo comparan con cualquiera de los baños denominados

(lavado de sangre) clásico (baños de vapor, sauna).

Se inicia el baño con una tina de proporciones adecuadas (1.80 mt.) con el agua

a una temperatura de 35° a/37 C. y se procede a aumentar la temperatura 1° C.

cada siete minutos hasta llegar a la temperatura indicada según criterio médico.

El aumento de la temperatura se va logrando, incrementando poco a poco el

10
agua caliente en la tina, tratando en todo momento que, conforme vaya

ingresando, se distribuya equitativamente en toda la tina, así mismo se procurará

mantener el cuerpo del paciente constantemente bañado en sus partes no

sumergidas para concentrar el calor.

Se controla la temperatura del agua, como la temperatura del paciente y su pulso

cada cinco minutos. En un paciente cuyo sistema circulatorio está en condiciones

aceptables, a una temperatura corporal de 39° a 40° C. corresponderán 120 a

140 pulsaciones por minuto y si el pulso aumenta rápidamente, y aún no se

alcanza la temperatura recomendada es aconsejable irrigaciones frías en zona

precordial, nuca, cuello, piernas y brazos lo cual disminuirá su temperatura pero

también sus pulsaciones. En la práctica casi al mismo tiempo, el paciente

comienza a presentar sensaciones de malestar general (debidamente marcada,

signos descompensación circulatoria, sensación de opresión sobre el corazón,

agitación, intranquilidad, cianosis, entre otros.

Una vez alcanzada la temperatura prescrita se mantiene el paciente con su

temperatura 5 o 10 minutos (dependiendo de su médico tratante) y se comienza

a eliminar el agua caliente.

Acto seguido se irrigara con el agua fría en piernas, brazos, cuello y cabeza una

sola vez, esto demanda una respuesta por parte del organismo al intensificar la

vaso dilatación periférica.

Posteriormente el paciente es incorporado con sumo cuidado para evitar

desvanecerse y se acuesta en una camilla donde es cubierto con una sabana y

luego con una frazada. Después de aplicarle una toalla húmeda en frente y

cabeza, se le deja reposar por 25 a 30 minutos. Durante todo este tiempo el

11
cuerpo sudará copiosamente; la cantidad de líquido perdido se podrá controlar

con la aplicación de más o menos frazadas, inclusive si no queremos producir

más sudoración podrá quedarse sólo con la sabana.

Finalmente con la toalla húmeda y fría se fricciona el cuerpo, cerrando los poros

y limpiando el cuerpo del sudor.

12
PELIGROS Y COMPLICACIONES

1) la entrada al agua fría puede provocar un colapso de la circulación

(hidrocución), desvanecimiento (lipotimia), y también durante el baño o saliendo

el baño puede provocar eso

2) el contacto con el agua puede provocar una alergia de agua (hidroalergia),

edema, eczema de urticaria

3) [falta]

4) No se debe quedarse demasiado en el baño caliente que provoca una piel

floja con una "pérdida de las sustancias extractivas hidrosolubles de la capa

córnea". [p.52] Las sustancias en el estrato córneo que forman la envoltura

tampón de la piel son dañadas. Eso provoca que la resistencia de la piel se

reduce. Hidrogeniones y ácidos y bases pueden desequilibrarse. La piel está en

un peligro así.

<Estas sustancias extractivas poseen una función protectora, dependiendo en

gran parte del carácter anfótero de los aminoácidos, que posibilita la combinación

con sustancias químicas que resultarían irritantes para la piel y que, como

consecuencia de dicha combinación, son neutralizadas.>

13
BIBLIOGRAFÍA

1. van der Zee J. Heating the patient: a promising approach? Annals of


Oncology 2002; 13(8):1173–1184. [PubMed Abstract]
2. Hildebrandt B, Wust P, Ahlers O, et al. The cellular and molecular basis of
hyperthermia. Critical Reviews in Oncology/Hematology 2002; 43(1):33–
56. [PubMed Abstract]
3. Wust P, Hildebrandt B, Sreenivasa G, et al. Hyperthermia in combined
treatment of cancer. The Lancet Oncology 2002; 3(8):487–497. [PubMed
Abstract]
4. Alexander HR. Isolation perfusion. In: DeVita VT Jr., Hellman S, Rosenberg
SA, editors. Cancer: Principles and Practice of Oncology. Vol. 1 and 2.
6th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins, 2001.
5. Falk MH, Issels RD. Hyperthermia in oncology. International Journal of
Hyperthermia 2001; 17(1):1–18. [PubMed Abstract]
6. Kapp DS, Hahn GM, Carlson RW. Principles of Hyperthermia. In: Bast RC
Jr., Kufe DW, Pollock RE, et al., editors. Cancer Medicine e.5. 5th ed.
Hamilton, Ontario: B.C. Decker Inc., 2000.
7. Feldman AL, Libutti SK, Pingpank JF, et al. Analysis of factors associated
with outcome in patients with malignant peritoneal mesothelioma
undergoing surgical debulking and intraperitoneal chemotherapy. Journal of
Clinical Oncology 2003; 21(24):4560–4567. [PubMed Abstract]
8. Chang E, Alexander HR, Libutti SK, et al. Laparoscopic continuous
hyperthermic peritoneal perfusion. Journal of the American College of
Surgeons 2001; 193(2):225–229. [PubMed Abstract]

Recursos relacionados
 Manual de enseñanza de Medicina Natural – Oscar Villavicencio Vargas
 Radioterapia para cáncer: preguntas y respuestas
 La quimioterapia y usted: Apoyo para las personas con cáncer
 La radioterapia y usted: Apoyo para las personas con cáncer

14