Está en la página 1de 16

Escuela de Educación.

Educación Parvularia.

27 de Septiembre de
2017.
Procesos
Lingüü íísticos y
Psicolingüü íísticos
qüe intervienen
en la lectüra.

Alumnas: Vanessa Escudero L. – Vanessa Maldonado P.


Docente: Sandra Rodríguez O.
Asignatura: Alfabetización Inicial.
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
Habilidades lingüísticas orales y escritas para la lectura y escritura en niños
preescolares.

Los niños y niñas desde muy temprana edad poseen un conocimiento en torno a
la lectura y escritura antes de ingresar al sistema escolar esto, se ha denominado
como alfabetización emergente o inicial debido a que, forma parte de un conjunto
de habilidades y el conocimiento que tienen sobre el lenguaje escrito desde su
nacimiento hasta que comienzan a escribir y leer.

Por otro lado, los infantes entre los tres y cinco años de edad pueden reconocer
algunas letras relacionadas con el lenguaje escrito pero, debe existir un mayor
énfasis en relación a que identifiquen y tengan un conocimiento en el uso de
signos, puntuación, estructuración de las palabras y reconocimiento entre los
símbolos, sonidos y decodificación que conforman valga la redundancia a la
palabra. De esta manera, se dice que los niños y niñas pueden reconocer el
lenguaje escrito puesto que, diferencian la forma en cuanto la persona lee y se
comunica esto quiere decir que, entre estas dos se pueden distinguir en el
vocabulario, sintaxis como la descontextualización.

Desde muy temprana edad, los niños y niñas podrán diferenciar desde en cómo se
comunica oralmente como también, cuando un adulto le lee un cuento relacionará
las historias que se encuentran presentes con su experiencia y en la forma en la
que se desenvuelve con su entorno ampliando así, su vocabulario, identificando
sonidos y descontextualizando su lenguaje.

Para lograr un dominio del lenguaje escrito es fundamental que, se encuentre


presente la conciencia de todos los componentes del lenguaje los cuales son:
fonológicos, sintácticos, semánticos y ortográficos continuando el desarrollo de
lenguaje oral, su comprensión como funciones. Asimismo, las habilidades
metalingüísticas ayudarán en la correspondencia de grafema-fonema, es decir, el
principio alfabético además, es importante desarrollar en el niño o niña tanto el
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
nivel fonológico y sintáctico más que el pragmático puesto que, deber tener un
conocimiento en cuanto a las sílabas, rimas, segmentación como también,
distinguiendo sujeto y predicado. Por otro lado, las habilidades lingüísticas orales
que favorecen el desarrollo de la lectura y escritura son la conciencia fonológica y
el contenido semántico específicamente, el vocabulario.

Como podemos ver, el lenguaje posee diversos componentes entre ellos,


podemos encontrar los formales que pueden ser a través el contenido y uso. Los
formales son sintaxis, morfología, y fonología, desde el ámbito del contenido es el
semántico y en su uso valga la redundancia pragmático. A través del lenguaje, nos
permitirá la comprensión y expresión de un determinado mensaje. Asimismo,
desde la edad preescolar los infantes ya poseen algunas habilidades lingüísticas
que permitirán desarrollar la lectura y escritura.

Desde el lenguaje escrito, la conciencia fonológica la cual, consiste en los


componentes fonémicos del lenguaje oral y el uso correcto de estos procesos
tales como fonema inicial, fonema final y secuencias no se desarrolla naturalmente
sino que, debe existir un docente quien medie en los niños y niñas este
componente enseñándoles a su vez, la secuencia de los fonemas de las palabras
del lenguaje oral para formar las palabras escritas. Este tipo de conciencia
además, es considerada como una habilidad metalingüística que consiste, en la
toma de reiterando nuevamente conciencia de cualquier unidad fonológica del
lenguaje hablado. Por otro lado, para que esto pueda resultar satisfactorio en los
infantes se requiere que ellos y ellas posean tres habilidades del pensamiento
fonológico importantes para la lectura y escritura los cuales son: conciencia
fonológica, memoria fonológica y acceso al almacenamiento léxico. De esta
manera, con este tipo de conciencia e incluido algunas habilidades
psicolingüísticas como la decodificación de las palabras son elementos esenciales
para la adquisición de la lectura sin tomar en cuenta el tipo de coeficiente
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
intelectual que tenga cada niño y niña, su vocabulario como el nivel
socioeconómico en el cual se encuentre. Asimismo se ha demostrado que, el
procesamiento fonológico junto al aprendizaje de la lectura existe una estrecha
relación debido a que, en una oportuna intervención temprana podrá facilitar el
aprendizaje lector a cada infante pero esta, no es la única habilidad que
favorecerá a valga la redundancia el aprendizaje de la lectura y escritura sino que,
también se encuentra involucrados otros componentes del lenguaje como es el
caso del componente semántico.

Entre el año y medio y los seis años de edad los niños y niñas pueden almacenar
cinco palabras diarias en su léxico ampliando de esta manera, su vocabulario con
nuevas reiterando nuevamente palabras, reconociéndolas y encontrando nuevas
relaciones entre ellas. Desde un principio el infante entenderá su significado luego,
combinará oraciones y la organización de estas. Además, la fonología, semántica
y pragmática influirá en el desarrollo de la lectura en diversos períodos. Por otro
lado, el ambiente de la escuela preescolar permitirá ampliar el vocabulario de los
párvulos debido a que, favorecerá en el desarrollo de su lenguaje facilitando una
alfabetización exitosa. Asimismo, el componente semántico pre-decidirá en la
compresión lectora del infante puesto que, la ausencia de un rico y variado
vocabulario es el principal factor del cual, no permitirá el éxito de la lectura para
cada niño y niña ya que, menos entenderán en relación a la compresión de los
textos que leen los párvulos debido a las faltas de palabras que conocerán.

Finalmente, la lectura y la escritura son procesos lingüísticos como tales y que, a


partir de la dimensión oral del lenguaje y respecto a la lectura y escritura de cada
niño y niña, el componente de contenido y forma solamente se pueden relacionar
entre sí. Desde el componente de contenido el infante desarrollará destrezas
lectoras como el conocimiento de las palabras, la capacidad de emplearlos en
contextos adecuados y la utilización del vocabulario teniendo la habilidad de
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
evocar y nombrar de forma mucho más rápida las palabras. En relación al
componente de forma se centra principalmente en el ámbito fonológico puesto
que, el niño o niña deberá ser capaz de relacionar los diferentes tipos de sonidos
individuales del lenguaje, los fonemas y las letras que lo representa, es decir, los
grafemas.

Desde la dimensión escrita el infante desarrollará habilidades como la


direccionalidad, calidad del mensaje como la organización lingüística ya que, se
encontrará relacionado con el uso del lenguaje escrito del párvulo sin que tenga la
necesidad de saber escribir. Por lo tanto, la habilidad lingüística tanto oral como
escrita en los niños y niñas influirá en el aprendizaje de la lectura y escritura
permitiéndolo abordar bajo un esquema metodológico adecuado.
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
Enfoque cognitivo y psicolingüístico de la lectura.

El estudio parte de la tesis psicolingüística y cognitiva que considera que para el


aprendizaje de la lectura es indispensable haber alcanzado un nivel de desarrollo
en la conciencia fonológica, el conocimiento del lenguaje escrito, la memoria
verbal y los niveles semánticos y sintáctico del lenguaje oral, se planteó el estudio
de dichas variables como predictoras del aprendizaje lector en niños/as que
ingresan al primer grado de primaria en la respectiva región de Perú.

Para cumplir ese propósito se diseñó y valido un test de habilidades pre-lectoras


(THP), el cual está compuesto por cuatro sub-test, el primero evalúa la conciencia
fonológica, el segundo el conocimiento del nombre y sonido de las letras, el
tercero la memoria verbal y el cuarto los componentes sintácticos y semánticos del
lenguaje oral. Entendiendo que la lectura constituye una herramienta fundamental
para el aprendizaje escolar, además de sumar estudios como el del Banco Mundial
que en el 2006 señalan que, en cuanto a lectura los niveles de velocidad lectora
de los infantes son muy preocupantes, puesto que el estándar internacional indica
que para países en vías de desarrollo es el siguiente: primer grado debe tener 30
palabras por minuto, segundo grado 60, tercer grado 90, cuarto grado 110;
respecto a esto los niños y niñas en primer año de primaria están leyendo solo 9
palabras por minuto y los de segundo grado 29, sin embargo se menciona que no
se ha llegado a un nivel de preocupación mayor como el de países vecinos, como
Chile y Uruguay que han abordado la problemática incluso con políticas de estado,
pero se destaca que en su país están avanzando en el campo de investigación,
pero para esto es necesario encontrar variables que se relacionen directamente
con el éxito del aprendizaje en la lectura y se destaca por Rosales en el año 1948
sobre el contexto social que el tamaño de la población, la mayor interacción social,
intelectual y cultural influyen directamente en la comprensión lectora.
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
En el año 2009 Velarde y Canales, basados en estudios de Luis Bravo Valdivieso,
comenzaron en la profundización del estudio de la lectura bajo un enfoque
cognitivo y psicolingüístico. En el año 2001 Velarde encontró en niños que
cursaban tercer año de primaria en la provincia del Callao, se daba la relación
entre los niveles de conciencia fonológica y la lectura (decodificación y
comprensión), al aplicar pruebas de conciencia fonémica (PCF) de Jiménez y la
prueba de análisis fonémico (PAF) de Ortiz, el TEDE de Condemarín y
Blomquimist, además de la prueba de comprensión lectora (CLP) de Condemarín,
halló que en el nivel socioeconómico bajo existía una correlación alta entre el nivel
de conciencia fonémica y la decodificación lectora, y una correlación muy baja
entre la conciencia fonémica y la comprensión lectora. En el nivel socioeconómico
medio se encontró una correlación alta entre conciencia fonémica y silábica
(conciencia fonológica) y la decodificación, con la diferencia de que también se
topó la relación una alta relación entre las variables fonológicas y la comprensión
lectora.

Velarde y Canales en el año 2008 habían hallado relación entre habilidades


psicolingüísticas de base y dominio de la lectura en niños/as de segundo grado de
primaria de las zonas pobres del Callao y encontraron relación entre el nivel
lingüístico y metalingüístico del lenguaje oral y el dominio de la lectura, por lo que
llegaron a la conclusión de que la diferencia del rendimiento está relacionada con
el clima institucional, la calidad de la enseñanza y la gestión educativa.

Por otro lado los programas de intervención para el mejoramiento de la lectura son
efectivos puesto que muestran que los niños/as que poseen deficiencias lectoras
superan el déficit e incluso al grupo de buenos lectores.

En el año 1997 Pinzás basado en los trabajos de Haller de 1988, examina los
efectos de la enseñanza de habilidades metacognitivas sobre la comprensión
lectora con una muestra de 1553 infantes y con un grupo control, se encontró con
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
que el entrenamiento en este tipo de habilidades era más efectivo y demostró que
la conciencia metacognitiva se vio mejorada por la provocación de disonancias
cognitivas.

Por su parte Velarde en el año 2008 aplico un programa de habilidades meta-


fonológicas en niños/as de tercer y cuarto grado de primaria del nivel
socioeconómico bajo y demostró la efectividad del programa sobre la conciencia
fonológica, la decodificación lectora y la comprensión.

Velarde, Meléndez, Canales y Ligán en el 2009, aplicaron un programa cognitivo y


psicolingüístico para el mejoramiento de la conciencia fonológica, memoria verbal,
conocimiento de letras y lenguaje oral en colegios del Callao observaron
progresos significativos en infantes de educación inicial en las habilidades pre-
lectoras mencionadas.

Enfoque cognitivo y psicolingüístico de la lectura

Nuevos enfoques e investigaciones enriquecen la comprensión de lo que ocurre


en la mente del niño/a o las dificultades que se sufren en la lectura. En el 2005
Bravo reafirma la importancia de los procesos psicolingüísticos, señalando que los
procesos cognitivos que fallarían, serían los que permiten que la información
visual se convierta en información verbal y luego sea transferida a los niveles
superiores que es donde adquiere el significado. Para ello se ha planteado un
modelo cognitivo llamado “arquitectura funcional” que explica el sistema de la
lectura a través de tres procesos:

1. Procesos de bajo nivel: Nivel de procesamiento que se encarga de recoger la


información gráfica a través de los movimientos oculares de fijación y sacádicos
que permiten extraer información de las letras (rasgos), transformándolas en
códigos y almacenándolas brevemente (milisegundos) en la memoria sensorial
(memoria icónica). Luego la información pasa a la memoria de corto plazo (MCP),
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
donde la permanencia de la información es mayor que en la memoria icónica,
puesto que la MCP es capaz de almacenar 6 ó 7 estímulos visuales que almacena
en categorías como material lingüístico. Para que se pueda realizar el
reconocimiento lingüístico, el lector consultará en su almacén de largo plazo,
donde están decodificadas todas las letras de su idioma.

2. Procesos de nivel medio: Nivel de reconocimiento o de acceso al léxico. En este


nivel se transforman las representaciones ortográficas en significado (cuando
existe un conocimiento previo de la palabra en el almacén léxico interno). Ello
permite enfrentar la palabra a través de dos vías, una que conecta los signos
gráficos con sus significados (estrategia visual) y otra que transforma los signos
gráficos en sonidos (estrategia subléxica o fonológica).

3. Procesos de alto nivel: Nivel encargado del procesamiento de textos a través de


dos operaciones, el sintáctico y el semántico. El procesamiento sintáctico se
encarga de hacer funcionar las claves gramaticales que informan de cómo se
encuentran relacionada las palabras, además de reconocer la estructura de la
oración. El nivel semántico es responsable del procesamiento del contenido
conceptual y proposicional de las oraciones, así también relaciona las
proposiciones para comprender la estructura global del significado del texto,
extrayendo del contenido escrito y lo asimila a su estructura cognitiva que se
encuentra en la memoria a largo plazo.

Estos sistemas se ponen en funcionamiento en la lectura, pero ¿Cuáles son las


habilidades que deberían potenciarse antes de la lectura?

En las últimas décadas múltiples investigaciones realizadas en Europa, EE.UU y


Latinoamérica han demostrado que las habilidades que se relacionan con la
lectura tienen que ver con funciones lingüísticas y metalingüísticas (en especial la
conciencia fonológica y el dominio sintáctico y el semántico del lenguaje oral) y
algunas funciones cognitivas relacionadas también con el lenguaje, como la
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
memoria verbal. A este enfoque teórico se le conoce como el “modelo cognitivo y
psicolingüístico de la lectura”.

En este sentido tomando en cuenta los aportes teóricos e investigativos se ha


elaborado un test de habilidades pre-lectoras: TPH, que incluye el conjunto de las
variables demostradas como predictoras de la lectura, tratando de superar a
aquellos instrumentos que solo evalúan algunas variables, pero de manera
individual. El objetivo es detectar a los alumnos/as que antes del aprendizaje de la
lectura muestren dificultades, de tal manera que se pueda intervenir
oportunamente en aquella habilidad que requiera refuerzo, el instrumento de
evaluación (THP) está compuesto por 4 sub-test:

 Sub-test de conciencia fonológica: La conciencia fonológica es una


habilidad metalingüística relacionada con la capacidad de manipular y
reflexionar sobre los aspectos sonoros del lenguaje hablado. Cuando el
niño/a es capaz de tomar conciencia sobre un aspecto especifico del
lenguaje hablado estaremos valga la redundancia hablando de la
conciencia fonológica, considerando que existen diferentes niveles de esta
última, dependiendo del tipo de unidad lingüística sobre la cual el niño/a
aplique la reflexión y manipulación de los sonidos del habla. La habilidad
fonológica que tiene mayor correlación con la lectura es la conciencia
fonémica, sin embargo es la más compleja. El sub-test de conciencia
fonológica intentará evaluar la capacidad de reconocimiento que tiene el
infante sobre los sonidos.

 Sub-test de conocimiento de letras: Existe una habilidad predictiva del


aprendizaje lector, la cual recae en el conocimiento de las letras antes de la
enseñanza formal de estas, puesto que esto se traducirá en infantes con
mejor capacidad de leer, pero debemos considerar que el conocimiento de
la letra va asociada con la identificación fonológica, es decir no basta la
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
identificación de las letras como figuras gráficas, pues es necesario
asociarlas con sus sonidos.

 Sub-test de la memoria verbal: La memoria verbal es una habilidad


cognitiva que atraviesa de manera transversal todo el proceso de
aprendizaje de la lectura, por lo cual es fundamental que esta memoria se
encuentre en buenas condiciones, ya que todas las tareas ejecutadas
requieren retención de diversos estímulos verbales como grafemas,
fonemas, palabras, oraciones o texto.

 El dominio semántico y sintáctico del lenguaje oral: En el lenguaje oral


intervienen varios tipos de procesamiento, uno de estos es el
procesamiento sintáctico y el otro el semántico.

Las habilidades sintácticas están relacionadas al dominio estructural del


lenguaje que es un tipo de procesamiento psicolingüístico que permite
entender esto a través de la relación existente entre las palabras, pues
estas últimas no están aisladas unas de otras, pues guardan relación entre
sí.
El procesamiento semántico es un tipo de procesamiento psicolingüístico
que permite acceder al significado de las palabras y frases escuchadas,
captando el sentido global del mensaje o discurso, se establece un vínculo
entre la nueva estructura (información nueva) y los conocimientos que ya
posee el oyente (información dada).
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.

Ideas principales de los textos:

 Los niños y niñas desde la primera infancia tienen un acercamiento inicial


en torno a la lectura y escritura.
 El primer acercamiento que tiene el infante en relación a la lectura y
escritura se llama alfabetización emergente.
 Los niños entre los 3 a 5 años poseen un reconocimiento en torno a las
letras del lenguaje escrito.
 El niño o niña diferencia el lenguaje oral desde la comunicación respecto al
lenguaje escrito en una lectura.
 Es necesario que se encuentren los componentes del lenguaje tales como:
fonológico, sintáctico, semántico y ortográfico para la adquisición del
lenguaje escrito.
 Es fundamental desarrollar en el infante tanto el componente fonológico
como sintáctico.
 La conciencia fonológica y el contenido semántico favorece la adquisición
de la lectura y escritura.
 El lenguaje permite la expresión y comprensión de un mensaje.
 Es necesario mediar la conciencia fonológica.
 La conciencia fonológica es una habilidad metalingüística.
 El niño debe poseer la conciencia fonológica, memoria fonológica y
almacenamiento léxico para la adquisición de la lectura.
 El procesamiento fonológico influye en el aprendizaje lector del niño.
 Desde el año y medio el niño puede almacenar hasta 5 cinco palabras
diarias en su lexicón.
 El componente fonológico, semántico y pragmático influye en la lectura de
los niños y niñas.
 Las habilidades lingüísticas influyen en la adquisición de la lectura y la
escritura en el niño.

 El test de habilidades prelectoras (THP) es un instrumento de orientación


cognitiva y psicolingüística.
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
 Las habilidades de la lectura deben tener una manera distinta de abordarlas
en la solución de problemas.

 La conciencia fonológica, el conocimiento de las letras y sus sonidos, la


memoria verbal y el lenguaje oral son competencias que se relacionan con
el éxito del aprendizaje en la lectura.

 El instrumento permite el reconocimiento de alumnos/as con deficiencias en


las habilidades lectoras.

 Si se detecta a tiempo alguna dificultad lectora esta se puede intervenir


para evitar el fracaso lector.

Descripción y caracterización de los procesos lingüísticos y


psicolingüísticos involucrados en la lectura.

Las habilidades lingüísticas que se encuentran involucradas en los procesos de la


lectura del niño y niña son los componentes referidos al semántico y fonológico
debido a que, desde la conciencia fonológica permitirá que el infante pueda
reconocer y utilizar los sonidos propios del lenguaje hablado identificando los
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
fonemas que conforman a cada una de las palabras que produce como a su vez,
mezclando los sonidos, sustituyendo, integrando, entre otras, para dar forma a una
nueva valga la redundancia palabra y así, ajustarlo en una oración de acuerdo a
su estructuración, es decir, sujeto, predicado, verbo, etcétera.

Por otro lado, el componente semántico tiene referencia en que el niño o niña
luego de crear o formar palabras deberá entender y comprender su significado,
codificando y decodificando el mensaje tanto enviado a partir de él o ella como
recibido desde el receptor. Asimismo, integrará palabras nuevas a su lexicón
debido a que, desde la primera infancia ellos y ellas van conociendo cinco
palabras diarias en la que posteriormente, la utilizarán en nuevas oraciones
enriqueciendo su lenguaje oral.

Por ello, es importante que estos dos componentes estén involucrados en el


proceso de la lectura y escritura en los niños y niñas pues, desde el lenguaje
hablado necesitará de su conciencia fonológica para producir y emitir los sonidos
conforme al fonema que constituye cada palabra y desde el lenguaje escrito, el
infante debe integrar el componente semántico ya que, al leer o escribir tiene que
comprender lo que significa cada palabra para que así, pueda interpretar con sus
propias reiterando nuevamente palabras y emitir un juicio u opinión a partir de un
texto o cuento.

Por otra parte, desde el enfoque psicolingüístico la lectura tiene que ver con el
mensaje que cada niño y niña recibe para luego, convertirlas en información verbal
y que, dentro de su cognición sea transformada a niveles superiores donde
adquiere el significado de cada una de las palabras. Asimismo, los procesos se
realizan a través del recogimiento de información de la gráfica por medio de
movimientos oculares, fijación o sádicos que permitirá reconocer los rasgos que
conforma cada letra, convirtiéndolos en códigos y almacenándolas en la memoria
sensorial pero, solamente con una duración de tiempo mínima referida a segundos
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
para que posteriormente, pueda pasar a la memoria de corto plazo y categorizar la
información dentro de las mismas como el material lingüístico. De esta forma,
reconocerá y codificará por medio de su almacenamiento de largo plazo las letras
de su idioma. Transformando de esta manera, valga la redundancia letras en
significado para ello, se necesita de la sintaxis y semántica la cual, permite la
integración del lexicón interno de la información recibida.

Bibliografía.

 Guarneros, E., & Vega, L. (2014). Habilidades lingüísticas orales y escritas


para la lectura y escritura en niños preescolares. Recuperado de
http://www.scielo.org.co/pdf/apl/v32n1/v32n1a03.pdf
 Verlarde, E., Canales, R., Meléndez, M. & Lingán, S. (2010). Enfoque
cognitivo y psicolingüístico de la lectura: Diseño y validación de una prueba
Escuela de Educación.
Educación Parvularia.
de habilidades prelectoras (THP) en niños y niñas de la provincia
constitucional del Callao, Perú. Recuperado de
http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/investigacion_psicologia/v13_n1/pdf/
a03.pdf