Está en la página 1de 32

INVESTIGACION I

FACULTAD: DERECHO

ESCUELA: CIENCIAS POLITICAS.

TURNO:

NOCHE

DOCENTE:

VILLANUEVA CAVERO JESUS DOMINGO ESTUDIANTE:

CILIO COLONIA RICHAR NELSON

HUARAZ- ULADECH - 2018


INTRODUCCIÓN……………………………………………...………..10-11

1.1. Caracterización del problema………………………………..11-14

1.2. Enunciado del problema……………………………..………14-17

1.3. Objetivos de la investigación, objetivo de investigacion…..

1.3.1. Objetivo General…………………………………...……17

1.3.2. Objetivos Específicos………………………….……17-19

1.4. Justificación de la investigación………………………..….19-21

2. MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL…

Antecedentes…………………………………………..……….21

2.1.1. Antecedentes Generales………………………..….21-24

2.1.1. Antecedentes Específicos………………………….25-27

2.2. Marco Teórico…………………………………………….……27

2.2.1. Marco Teórico General……………………...……27-75

2.2.2. Marco Teórico Específico……………………..….

METODOLOGÍA…………………………………………….……..109-111

3.1. Tipo y nivel de investigación…………………………………..109

3.1.1. Tipo de investigación……………………………...109-110

3.1.2. Nivel de investigación…………………………………..110

3.2. Diseño de investigación………………………………………..110

3.3. Objeto de estudio…………………………………………..…..110

3.4. Fuente de recolección de datos (Base documental)……….


INTRODUCCIÓN

La presente investigación estará referida a la caracterización del Proceso Penal sobre


Violación a Menor de Edad de (14) años, expediente N° 202-2015 tramitado en el
Primer Juzgado Especializado de Familia de Distrito y Provincia de Huaraz,
Departamento de Ancash, Perú.

El abuso sexual o violación a menores de edad de (14 Años) constituye un problema de


salud pública y de derechos humanos, es un problema de proporciones incalculables, con
consecuencias emocionales y psicológicas para quienes lo sufren y como consecuencia
a corto y largo plazo que afecta la salud mental de las víctimas. El abuso a los menores
de edad trastorna gravemente la vida de las niñas menores de 14 años, produciendo
sentimientos de culpa, depresión, ansiedad alteración del sueño, suicidios, problemas
escolares, drogadicción y alteran el desarrollo psicosexual.

La violencia sexual en menores de edad por lo general ocurren en el seno de la familia y


adquieren la forma habitual de tocamientos y sexo forzado por parte del padre, padrastro
tío, abuelo y hermanos o de algún otro integrante de la familia, si este acto violento se
circunscribe dentro de seno familiar con disfunciones vinculares graves, severos y
crónicos y se agregamos que la familia es un recinto privado con ideología y prejuicios,
donde los hijos son percibidos como patrimonio de los padres por un proceso de
cosificación y el ambiente familiar donde se desarrollan no respetando los derechos
humanos fundamentales de los menores de edad, que se constituye en un obstáculo para
la detección del abuso sexual y por consecuencia habrá interferencia para intervención de
los operadores de justicia ya que algunas veces estos delitos contra la libertad sexual
quedarán impunes y el menor no recibirá las medidas de protección que le corresponde.

La violación carnal es la cópula impuesta por medio de violencia física o moral, con una
persona de uno u otro sexo. De acuerdo con los antecedentes históricos del derecho
español, escribe define la violación como "la violencia que se hace a una mujer para
abusar de ellas contra su voluntad. Este delito tiene su núcleo en la falta de consentimiento
de la víctima, sometida a la violencia sexual, por lo tanto, esa falta de consentimiento es
condición esencial para que pueda configurarse el delito. (Zamora, 2001).

Si bien la ocurrencia de la violación sexual se también produce muchas veces dentro del
ámbito doméstico o escolar y proviene de alguien del sexo masculino cercano a la víctima,
el impacto que tiene sobre la vida de las mujeres trasciende el ámbito familiar privado,
ya que involucra a diversos agentes públicos, tales como la policía, los prestadores de
salud, los profesores, los operadores de justicia, entre otros.
1.- PLANEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN
1.1.- Planteamiento del problema
Caracterización del problema

Nuestro estado peruano establece las facultades que le corresponden al Poder Judicial
para administrar justicia a nombre de la nación; por su parte la ley orgánica de ésta
institución regula su organización interna y competencia de cada uno de los órganos que
lo conforman, que se complementa con normas procesales respectivas que conforman el
sistema jurídico peruano, esto es para atender las demandas de justicia y solución de
controversias de naturaleza, penal, civil, laboral.

Como puede advertirse fuentes externas e internas, al ámbito judicial del Perú refieren
problemas que involucran a la realidad judicial nacional; donde coexisten variables
diversas.

Para la Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote las investigaciones individuales


son de suma importancia, ya que de ahí cada estudiante analizara el proceso de su
expediente o caso que desea realizar, como objeto de estudio es el proceso realizado por
el poder judicial y las sentencia de Primera y Segunda Instancia.

El Derecho Penal Sexual es una rama Jurídica que ha sido maltratada por decirlo menos
en los últimos años, y sobre todo en la última década debido a su sobre penalización, es
decir se agravaron las penas desmesuradamente. El delito de violación sexual de un
menor de edad es un delito execrable y reprochable desde todo punto de vista por lo que
el delincuente debe de recibir una sanción ejemplar, sin embargo esta sanción no debe
afectar los fines de la pena los cuales son la rehabilitación, reeducación y reincorporación
del penado a la sociedad.

Los recientes debates sobre la pena de muerte para este tipo de delincuentes ha causado
que se genere diversas opiniones sobre la real condición médica y social de este tipo de
agresores, se ha dicho que son monstruos, enfermos mentales incurables, sin embargo
hay quienes dicen que son personas comunes y corrientes con ciertas alteraciones de
conducta, pero en buena cuenta recuperables para la sociedad. En consecuencia, es
precisamente este trabajo el que va a ayudar a tener una perspectiva sobre su personalidad,
y que si bien es cierto puede discernir entre lo bueno y lo malo estaría trastornado y
requeriría un tratamiento psico-sexual urgente. Conductas pues que aparte de requerir una
penalidad severa debe estar presente el tratamiento multidisciplinario de tipo sobre todo
Psíquico.

Es así que en la presente investigación nos formulamos la presente interrogante para tratar
un tanto averiguar el patrón de conducta propio si existe rasgos comunes en este tipo de
delincuentes sexuales, en consecuencia la pregunta sería: ¿Cuáles son las características
o rasgos psicosociales más resaltantes en los Violadores de Menores?
1.2.- Enunciando el problema.

¿Cómo evitar todo ese sufrimiento a un menor de edad?

1.3.- Objetivos de la investigación


1.3.1.- Objetivo general

El principal objetivo de presente investigación es poder determinar si en el ámbito teórico


practico existe una característica (psico social), más resaltantes en la mayoría de
violadores sexuales de menores de edad en nuestra Provincia. Es indudable que los
procesados o investigados por estos delitos no necesariamente van a terminar con
sentencias condenatorias, por lo que el trabajo se centrara en casos en los que existen
sentencias condenatorias firmes, en los que realmente se encontró responsabilidad penal
por este delito de violación.

El delito contra la Libertad Sexual en la legislación penal reconoce al tipo básico en el


artículo 170 del Código Penal, que reprime a quien con violencia o grave amenaza, obliga
a una persona a tener acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros actos
análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías.

Determinar las características del proceso penal sobre Violación a Menor de Edad de
(14 Años).

1.3.2.- Objetivos específicos

Las informaciones de trabajo deberán abarcar de diversas áreas, tales como: difusión y
comunicación; información de la problemática del maltrato infanto-juvenil, de su
incidencia y prevalencia; confección de una base de datos de referencia y de consulta a
nivel nacional, a fin de estimular la investigación epidemiológica como punto de partida
para el adecuado establecimiento de Políticas de Prevención y de Cobertura.

 Implementar programas de concientización y visualización de la violencia hacia


los niños, niñas y adolescentes.

 Pedir a nuestras autoridades del distrito o provincia que desarrollen programas de


capacitación.

 Brindar información tanto académica como operativa referida al mejoramiento de


prácticas y modelos para la detección, el tratamiento y la prevención.

 Conocer las consecuencias psicológicas, biológicas y físicas de las víctimas.

 Proponer la creación de un centro de ayuda para las víctimas.


 Analizar que no es cierto que el mayor número de personas que cometan estos
delitos, son de clase baja, analfabetos y de extrema pobreza.

1.4.- Justificación de la investigación

En esta investigación sobre Violación Sexual de menores de 14 años en Huaraz es


conveniente llevar a cabo, porque hay un buen porcentaje de menores de edad han sufrido
la violación y internos que han sido sentenciados como autores de este delito, con penas
entre 30 a 35 años y cadena perpetua para los agentes que tienen cualquier posición de
cargo o vínculo familiar. De acuerdo a nuevo Código Penal Artículo 173 inciso 2.

Luego de establecer los objetivos, que en la presente investigación sirva en adelante para
señalar una política criminal adecuada, sobre todo de prevención para que en el futuro
disminuya progresivamente la comisión de estos delitos sexuales, ya que si bien es cierto
es imposible que desaparezcan por completo de un momento a otro, sin embargo se puede
contribuir a su disminución, identificando los principales factores que desencadenan su
comisión, y así aplicar los correctivos adecuados. Es una investigación viable, puesta que
el acceso al material bibliográfico con respecto al tema es basto, así como las muestras
prácticas (peritajes, declaraciones de los sentenciados).

En estas últimas décadas en nuestro país sin ir muy lejos se ha visto a través de los
diferentes medios de comunicación, Periódico, Televisión y radio, escenas totalmente
dramáticas con relación a hechos de sangre, en las que mostraban a menores de edad
víctimas de delitos, muchos quedan en el olvido y otros que ni siquiera se denuncian, de
eso trataremos en presente tema, Menores de edad en delitos de violación y que merece
ser objeto de estudio e investigación.

Este trabajo de investigación servirá para solucionar un problema social, concretamente


de los niños y adolescentes, que fueron víctimas y para que haya más protección de los
padres a sus hijos y que no tengan que ser discriminados bajo ninguna razón por el hecho
que los marco para toda su vida.

La difusión de los resultados servirán para motivar a quienes tengan vínculos con los
asuntos de justicia: Autoridades, Profesionales, Estudiantes de la carrera de derecho, y la
Sociedad en general en Ancash.
2.- MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL.
ANTECEDENTES.
Antecedentes

Violación Sexual de Menor de Edad, señala que el delito de violación de la libertad sexual
ha existido, existe y existirá en toda la humanidad y más aún hoy en día se encuentra
globalizada y viene a formar parte de aquella violencia, que se da tanto en el seno familiar
Como fuera de él. Se trata de un problema ético, social y jurídico.

De otro lado, explica Noguera (1995), Los Delitos contra la Libertad Sexual, y estando
en vigencia dicho cuerpo punitivo, había pena de muerte para el violador que agraviaba
a menores de 7 años, siendo sustituida por la pena de internamiento; para posteriormente,
con la Constitución Política de 1979, dejar solamente la aplicación de pena de muerte en
caso de traición a la patria en situación de guerra.

El abuso sexual puede ser cometido por una persona menor de 18 años cuándo esta es
significativamente mayor que el niño o niña (víctima) o cuando el agresor está en una
posición de poder o control sobre otro”. Dentro de esta concepción de abuso sexual,
destacamos las siguientes categorías:

Criminóloga Globalizada, señala que uno de los delitos que generan mayor alarma
social, es sin duda la violación de menores, a diario los medios de comunicación nos
muestras hechos que son 22 exhibidos como crónica, existiendo innumerables factores
que inciden en que se desconozca la magnitud del problema, para tal efecto coexisten la
cifra negra: Constituyendo los actos de agresión sexual no denunciados por parte de los
agraviados, no obstante de saber quien cometió el delito, porque desde un instante a
menudo acuerdan un convenio que les favorezca a ellos y a sus familiares.

1. Abuso sexual. Cualquier forma de contacto físico con o sin acceso carnal, con
contacto y sin contacto físico realizado sin violencia o intimidación y sin
consentimiento. Puede incluir: penetración vaginal, oral y anal, penetración
digital, caricias o proposiciones verbales explícitas.

2. Agresión sexual. Cualquier forma de contacto físico con o sin acceso carnal con
violencia o intimidación y sin consentimiento.

Bien Jurídico.- Los ataques de esta naturaleza contra personas de cualquier sexo afectan
el marco de libertad que en el ámbito de lo sexual les corresponde y, en algunos casos, se
daña a la víctima desde el punto de vista de su armónico desarrollo en el ámbito de lo
sexual.
2.1.1.- Antecedentes específicos

El Bachiller, EMERSON HIPÓLITO, VALENTÍN ASENCIOS, (2009), Universidad


Católica los Ángeles de Chimbote, en su informe del Expediente. Penal N°- 2002-12284-
0 titulada: “Delito de Violación de Menor de Edad”. Del año 2009, de la Universidad
Privada los Ángeles de Chimbote, arriba a las conclusiones:

1. La ley penal protege al menor tanto de la injerencia abusiva de terceros en el


ámbito de la sexualidad – ya sea que pertenezca a su mismo sexo o a uno diferente
– como aquellos que se aprovechan de el para mantener relaciones sexuales
valiéndose de vínculos familiares, de custodia o dependencia. Se quiere evitar y
prohibir la realización de actos sexuales Vaginal. Contactos corporales, los cuales
no solo son idóneos para generar lesiones en el cuerpo (alrededor de la vagina o
el ano) o un daño psicológico en el menor, sino un shock y trauma permanente en
la vida psíquica del individuo que es posible que se extienda a toda su
personalidad y que pueda llegar a comprometer su vida futura ya sea en el ámbito
personal o en su relación con terceros.

2.2.- Marco teórico

2.2.1.- Marco teórico general

Desde aproximadamente cuatro mil años antes de nuestra era , la violación estaba presente
en las sociedades antiguas, sin embargo no constituía un delito como lo es en nuestros
tiempos, ni tampoco era considerado como un problema social al cual debía aplicarse
ciertas medidas para su disminución o erradicación. En los pueblos de la antigua Caldea,
Asiria, Persia.

Según García Del Rio (2004), sostiene que en Roma se castigaba con la pena de muerte
a quienes ejercían violencia sobre personas casadas o solteras (Digesto, Ley V, Titulo
VI). En la antigüedad las sanciones eran severas contra los infractores de los delitos
sexuales. En el antiguo Egipto, la pena que se imponía a quien hubiere agravado
sexualmente a otra persona seria la pena de ser castrado, incluyéndose en la Ley de Manú
la pena corporal a la víctima en el caso de que esta fuera de distinta clase social.

Edad media.
En la edad media, la violación conjuntamente con otras clases de transgresiones de
carácter sexual fueron penadas severamente en Europa, encontrándose penadas desde el
siglo XI hasta el siglo XVI como el delito de forzar o fuerza de mujer, razón por la que
los escritos medievales tratan a la violación mencionando hechos como la conoció por la
fuerza.
Por otro lado, el Derecho Canónico sancionaba igualmente la comisión de este delito con
la pena de muerte, pero requería de la desfloración de la víctima, de manera que si el acto
sexual se hacía sufrir a una persona no virgen, esta no era considerada como una violación
sexual y sólo se sancionaba con penas leves. La existencia de la virginidad de la mujer,
pudiendo ser considerada violación únicamente cuando la mujer ha sido desflorada, hecho
que estuvo tipificado bajo el título de Stuprum Violentum. En definitiva, podemos decir
que la pena de muerte era aplicada durante la Edad Media.

Edad moderna.

En la edad moderna el delito de violación fue tipificado de acuerdo a principios jurídicos


nacidos principalmente a partir de la Revolución Francesa, así como la Declaración de
los Derechos del Hombre y del Ciudadano, los cuales configurarían el delito de violación
y su pena, teniendo como objeto jurídicamente protegido a la Libertad de las personas
respecto de su autodeterminación sexual.

El Primer Código Penal del Perú (1836), incluyo en el Titulo II la Sección Octava, De
los Delitos de la Honestidad y la Violación y Estupro, haciendo referencia en el primero
a la “Virgen Impúber” y en el segundo que solo podía ser víctima “una Virgen mayor de
12 años y menor de 21 años”. Por primera vez se denomina al delito de violación y al
referirse los niños se habla del acto sexual realizado como impúber, pero
equivocadamente solo se consideraba a la mujer. No incluyendo al varón como víctima.
No obstante el delito de violación sexual en agravio de menores, fue incluido en el
Artículo 269 del texto penal.

En el Código Penal del Perú de (1991), los delitos sexuales se encuentran dentro del
Libro II Titulo IV, Capítulo IX, Artículos: 170 al 183- A, y como se ha podido advertir
en nuestro periplo legislativo, dicha normatividad sexual ha sufrido sustanciales
modificatorias, innumerables de ellas sobre criminalizad oras que finalmente lo único
que han contribuido es a la estigmatización criminal, que a su efectivo control y
prevención, por parte de los órganos formales del control social de la criminalidad.

2.2.1.- El Derecho Penal y el ejercicio de (ius puniendi).

El Derecho Penal es el conjunto de preceptos y sanciones.

Cubas (1997). En el orden social el Derecho Penal es un instrumento de control social,


cuya principal característica es la sanción. El derecho Penal, es aquella parte de
ordenamiento jurídico que determina las características de la acción delictuosa y le
impone penas o medidas de seguridad. La ley penal solo castiga las transgresiones de
deberes morales capaces de lesionar los intereses de la sociedad y de las personas
individuales, debe subordinarse a los principios de ética social.
El Derecho Penal, es el conjunto de normas y disposiciones jurídicas que regulan el
ejercicio del poder sancionador y preventivo del Estado, estableciendo el concepto del
delito como presupuesto de la acción estatal, así como la responsabilidad del sujeto activo,
y asociado a la infracción de la norma penal, una pena finalista a una medida aseguradora.
Es la parte del Derecho.

Manzini (1951), señala que es el conjunto de normas jurídicas que regulan el ejercicio
del poder punitivo del Estado, conectando como presupuesto, y la pena como
consecuencia jurídica (objeto). Derecho Penal es el conjunto de aquellas normas jurídicas
que en conexión con el propio Derecho Penal, asocian al delito como presupuesto, otras
consecuencias jurídicas de índole diversa que la pena, sobre todo medidas que tienen por
objeto la prevención de los delitos (subjetivo).

2.2.1.1.- Jurisdicción

Es la función pública, realizada por órganos competentes del Estado, con las formas
requeridas por la ley, en virtud de la cual, por acto de juicio, se determina el derecho de
las partes, con el objeto de dirimir sus conflictos y controversias con relevancia jurídica,
mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada, eventualmente factibles de ejecución.
La potestad jurisdiccional del Estado en materia penal se ejerce por: conforme al Art. 16,
Sección III, del Código Procesal Penal.

1) La Sala Penal de la Corte Suprema.


2) Las Salas Penales de las Cortes Superiores.
3) Los Juzgados Penales, constituidos en órganos colegiados o unipersonales, egún
la competencia que le asigne la ley.
4) Los juzgados de la investigación preparatoria.
5) Los Juzgados de Paz Letrados, con las excepciones previstas por la Ley para los
Juzgados de Paz.

2.2.1.2.- Características de jurisdicción.

1) Es un servicio público.
2) Es una actividad indelegable.
3) La jurisdicción se ejerce dentro un determinado territorio.

2.2.1.3. Competencia

Sánchez (2009) señala que, es la suma de facultades que la ley le otorga al juzgador para
ejercer la jurisdicción en determinado tipo de litigios o conflictos. El juzgador, por el solo
hecho de serlo, es titular de la función jurisdiccional, pero no la puede ejercer en cualquier
tipo de litigio, sino sólo en aquellos para los que está facultado por ley; de ahí que se diga
en los que es competente. De conformidad al Art. 19, Titulo II, del Código.
2.2.2.1.- El proceso
2.2.2.2. Concepto

El proceso judicial es la secuencia o serie de actos que se desenvuelven progresivamente,


con el objeto de resolver controversias, mediante juicio de la autoridad, el conflicto
sometido a su decisión. Donde cada acto en sí es una unidad.

2.2.2.3.- Funciones del proceso

Interés induvial y interés social en el proceso.

El proceso, es necesariamente teleológica, porque sólo se explica por su fin.

El proceso surgió cuando el individuo fue despojado de la facultad de hacerse justicia por
su mano, y cuando encontró en el proceso el instrumento idóneo, para obtener satisfacción
de su interés legítimo mediante el acto denominado, sentencia proveniente de una
autoridad competente e especializada en la materia.

2.2.2.4.- El proceso como garantía constitucional

Las constituciones del siglo XX consideran, con muy escasas excepciones, que una
proclamación programática de principios de derecho procesal es necesaria, en el conjunto
de los derechos de la persona humana y de las garantías a que ella se hace acreedora.

Estos preceptos constitucionales han llegado hasta la Declaración Universal de los


Derechos del Hombre, formulada por la Asamblea de las Naciones Unidas de 10 de
diciembre de 1948 cuyos textos pertinentes indican:

1) Toda persona tiene derecho a un recurso ante los tribunales nacionales


competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales,
reconocidos por la Constitución o por la ley. 10°. Toda persona tiene derecho, en
condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un
tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y
obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

2.2.2.5.- Principios del proceso penal

En periodo pre-legislativo, el proceso penal sigue la norma de la costumbre. A esta etapa


remota pertenecen los códigos religiosos, escasos en preceptos de derecho procesal, los
cuales están basados a comprobar la existencia o no del delito; si hay delito que este no
haya prescrito, identificar al autor del hecho al parecer delictivo, establecer la
responsabilidad penal o incumbencia de tal autor, aplicar la ley penal, condenando o
absolviendo.

Roxin (2000), toda intromisión a los derechos fundamentales de la persona debe estar
previamente diseñada en las leyes correspondientes. La previsión legal de la limitación
de un derecho fundamental constituye una garantía a favor del afectado, sin embargo no
solo debe de estar prescrita la posibilidad de su adopción si no los presupuestos de su
aplicación su contenido y sus limitaciones.
3.- Etapas

1) Etapa preliminar

2) La etapa de la instrucción a cargo del Juez instructor.


3) La etapa intermedia o de tránsito, es cuando acaba la instrucción corre a dictamen
del agente Fiscal e informe del Juez, examen por las partes, elevación al Tribunal
para que su Fiscal acuse.
4) La etapa del juzgamiento, es el juicio oral, es la etapa en que se actúan las pruebas
y concluye con el informe y la sentencia.
5) La etapa impugnatoria, recursos de nulidad, etc. o de revisión.
6) La etapa de ejecución de la pena procesal penal.

3.1.- Principio de legalidad

Nadie será sancionado por un acto no previsto como delito o falta por la ley vigente al
momento de su comisión, ni sometido apena o medido de seguridad que se encuentren
establecidas en ella.

Jiménez de Asua (1984) señala que la sumisión del derecho a la ley fundamental, como
fuente de delitos y penas, es llamada principio de legalidad constituye un rasgo distintivo
del Estado de Derecho y un “termómetro que mide el calor de las convicciones liberales,
al representar un límite al ejercicio monopolístico del (ius puniendi) el estado, ya que
parte de la idea de la equidad en la administración de justicia, s tentada en la previsibilidad
y confianza en la ley.

Otra parte Urquizo (2004) nos recuerda que el Principio de Legalidad, exige que el
estado proteja al individuo y a la sociedad no solamente con el derecho penal, sino
también del derecho penal. Esto significa que el principio de legalidad obliga al estado,
por un lado, a preocuparse por disponer de los medios o instrumentos más eficaces para
prevenir el delito y por otro, a encontrar dentro del ordenamiento jurídico y los límites
de la actividad punitiva.

3.2.1.- Principio de presunción de inocencia

El principio de la inocencia es la principal garantía, ante un procedimiento penal,


constituyéndose un derecho fundamental de la civilización moderna, que titula la
inmunidad de ser no culpable, ello es producto de un estado democrático, donde la
aplicación del derecho parte de la protección del inocente como elementos esenciales del
principio universal de justicia que fundamenta en el contrato social, constituyéndose en
el presupuesto básico de todas las demás garantías del proceso.

Rodríguez (2012) es un principio por el cual todo inculpado durante el proceso penal es
considerado como inocente y solo cuando exista una sentencia firme que declare la
culpabilidad o responsabilidad del justiciable dejara de serlo, el fundamento legal de este
principio lo encontraremos en lo dispuesto por el artículo 2 inciso 24 acápite “e”; porque
este principio son nulas todas aquellas normas que pretenden establecer responsabilidad
penal sobre presunciones.
3.2.1.1.- Principio de lesividad

La pena, necesariamente precisa de la lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos


tutelados por la ley.

El principio de lesividad en virtud del cual en la comisión de un delito tiene que


determinarse, según corresponda la naturaleza del mismo, al sujeto pasivo que haya
sufrido la lesión, o puesta en peligro del bien jurídico tutelado por la norma penal, de allí
que el sujeto pasivo siempre es un elemento integrante del tipo penal en su aspecto
objetivo.

Zaffaroni (2005) Implica que ningún derecho puede legitimar una intervención punitiva
cuando no media por lo menos un conflicto jurídico, entendido como la afectación de un
bien jurídico total o parcialmente ajeno, individual o colectivo.

3.2.1.2. Principio de culpabilidad penal.

La pena requiere de la responsabilidad penal forma de responsabilidad objetiva.

Según Neira (1993) señala que toda forma de responsabilidad objetiva o responsabilidad
por el resultado; de modo que para imponer una sanción se imprescindible que el proceso
penal quede debidamente acreditado, que el autor haya querido causar la lesión que se le
imputa; y en el caso de los delitos culposos, que este haya podido prever o evitar el
resultado.

3.2.1.3.- Principio de proporcionalidad de la pena

La pena no puede sobrepasar la responsabilidad por el hecho. La medida de seguridad


solo puede ser ordenada por interés público predominante.

Sergui (2001) señala que cabe precisar que el principio de proporcionalidad “no puede
autorizar a una medida cautelar sustancialmente idéntica a la pena”. La medida de
restricción cautelar, para ser proporcional, debe resultar sustancialmente inferior a la de
restricción sustantiva, pues las diferencias jerárquicas axiológicas de los intereses en
conflicto exigen una diferencia significativa entre ambas.

3.2.1.4.- Principio de correlación entre acusación y sentencia.

El hecho que la ley Procesal Penal sancione la vulneración del “objeto del proceso”, que
es en buena cuenta de lo que se trata con la nulidad insanable del fallo, no es sino el
resultado de reconocer la importancia y gravedad de tal institución.

Señala Roxin (2000) que el objeto procesal tiene 3 funciones: designa el objeto de la Litis
pendencia, demarca los límites de la instrucción y de la obtención de la sentencia; y,
define la extensión de la cosa juzgada cuya importancia es idéntica en todas ellas, se
exige, en suma, la unidad del objeto procesal entre la acusación y la sentencia.
4.- Principio de motivación

Concepto

Es el conjunto de razonamientos de hecho y de derecho realizados por el juzgador, en los


cuales apoya su decisión.

Glanformagglo L. (2000, 136) motivar significa justificar y justificar significa justificar,


dar razón del propio trabajo admitiendo en líneas de principio la legitimidad de las criticas
potenciales, la legitimidad de control de motivar, en el plano procesal, consiste en
fundamentar, exponer los argumentos fácticos y jurídicos que sustentan la decisión. No
equivale a la mera explicación de las causas del fallo, sino a su justificación razonada, es
decir, a poner de manifiesto las razones o argumentos que hacen jurídicamente aceptable
la decisión.

La motivación es un deber de los órganos jurisdiccionales y un derecho de los justiciables,


y su importancia es de tal magnitud que la doctrina considera como un elemento del
debido proceso, situación que ha coadyuvado para extender su ámbito no solo a las
resoluciones judiciales, sino también a las administrativas y a las arbitrales.

4.1.- Funciones de la motivación

Ningún Juez, está obligado a darle la razón a la parte pretendiente, pero sí está constreñido
a indicarle las razones de su sinrazón. Esta experiencia de fundamentar, de basar el fallo
en apreciaciones fácticas y jurídicas, es una garantía para la prestación de justicia que
deviene, en esencia de dos principios: imparcialidad e impugnación privada.

Binder (2002) señala que el principio en estudio se relaciona con el principio de


imparcialidad, porque la fundamentación de una resolución es la única evidencia que
permite comprobar si el juzgador ha resuelto imparcialmente la contienda. La motivación
de las resoluciones judiciales también permite a los justiciables conocer las causas por las
cuales la pretensión que se esgrimió fue restringida o denegada y esto, en buena cuenta,
hace viable que quien se sienta agraviado por la decisión del juez pueda impugnarla,
posibilitando el control por parte de los órganos judiciales superiores y el derecho a la
defensa.

4.1.1.- Principio de pluralidad de instancia.

Esta garantía constitucional es fundamental, ha sido recogida por la Constitución peruana,


y por la legislación internacional del cual el Perú es parte.

Águila (2008) señala que este principio de instancia plural plantea la posibilidad de que
los fallos judiciales que desfavorecen a los justiciables sean objeto de revisión por parte
del órgano jurisdiccional jerárquico superior. Este principio reconoce que los juzgadores
son seres humanos que pueden cometer errores que pueden afectar a las partes, este
principio se evidencia en situaciones donde las decisiones judiciales no resuelven las
expectativas de quienes acuden a los órganos jurisdiccionales en busca del
reconocimiento de sus derecho; por eso queda habilitada la vía plural, mediante la cual el
interesado puede cuestionar una sentencia o un auto dentro del propio organismo que
administra justicia.

4.1.2.- Principio del In dubio Pro Reo.

Principio que significa que, en caso de duda, el procesado tiene la razón o se está a favor
de él.

Según Águila (2008) señala que es un estado subjetivo del juzgador tras valorar la prueba
(el estado de duda), cuyo carácter interno permite la fácil ocultación de la infracción de
aquel principio y dificulta una impugnación fundada en la misma. Comprendiendo que se
aplicara en el momento de la deliberación de la sentencia, es decir, cuando el juzgador no
tiene certeza sobre la responsabilidad del imputado luego de que se realizó una actividad
probatoria mínima.

4.1.3.- La acción penal.

4.1.4.- Concepto.

Según Águila (2008) la acción penal significa poner en movimiento el aparato judicial a
través del ejercicio del derecho de iniciar un proceso; así como también el derecho de
formular acusación y al juicio, siendo estos derechos concedidos al Ministerio Publico o
a los particulares en casos de querella o cuando la ley lo faculte, con la finalidad de
alcanzar la justicia. Contemplados en el Libro Primero, Disposiciones Generales, Sección
I, Art. 1. Del Código Procesal Penal.

4.1.5.- La acción penal pública.

Es aquel cuya acción es ejercida de forma exclusiva y excluyente de oficio por el


ministerio público, o el juez, según de que normativa procesal se trate, para la persecución
de un delito. ... La mayoría de los delitos contemplados en una legislación son de acción
pública.

4.1.6.- La Acción Penal Privada.

En los delitos de persecución privada corresponde ejercerla directamente al ofendido por


el delito ante el órgano jurisdiccional competente.

4.1.7.- Funciones del ministerio público.

Puede intervenir en el proceso penal solicitando a la autoridad judicial que se adopten


medidas cautelares como la detención, la prisión provisional y fianza.

Puede visitar en cualquier momento los centros de detención, penitenciarios o de


internamiento de su respectivo territorio, examinar los expedientes de los internos y
solicitar la información que crea necesaria.
Velar por los derechos fundamentales, libertades públicas, cumplimiento de las
resoluciones. Cuando afecten al interés público y social.
4.1.8.- La Prueba.
4.1.9.- Concepto.

La prueba es la acción y el efecto de probar; es decir demostrar de algún modo la certeza


de un hecho o la verdad de una afirmación. Es una experiencia, una operación, un ensayo,
dirigido a hacer patente la exactitud o inexactitud de una proposición.

Dr. Mixan (2006) ha señalado que “El medio de prueba y el sujeto cognoscente (Juez,
Fiscal, defensor), porque a través de él se la conoce y se incorpora en el proceso. El medio
de prueba tiene una función e importancia cognitiva análogas al medio de convicción.”
La formalidad, la realización y validez del medio de prueba están reguladas por normas
jurídicas y éticas. El contenido de los medios de prueba es la fuente de prueba. Aquel acto
procesal que realice en juicio, en un caso concreto, no contenga la fuente de prueba, no
es medio de prueba.

El Código de Procedimiento penal vigente reconoce como medios específicos de prueba


las siguientes:

1) 1.-la confesión judicial.


2) 2.-la inspección judicial y la reconstrucción de los hechos.
3) 3.-los dictámenes de peritos.
4) 4.-las declaraciones de testigos.
5) 5.-los careos.
6) 6.-los documentos públicos y privados.
7) Las presunciones.
8) Las visitas domiciliarias.
9) las fotografías, cintas magnetofónicas, registros dactiloscópicos, videocintas y, en
general, todos aquellos elementos aportados por la ciencia, o por la técnica.

4.2.- La legitimidad de la prueba.

La prueba es un método de averiguación y un método de comprobación.

1) En el derecho penal, la prueba es, normalmente, averiguación, búsqueda.


2) Para hacer referencia a los medios mediante los que se aportan elementos de juicio
a favor de una determinada conclusión.
3) Para indicar la actividad consistente en la aportación de elementos de juicio o la
fase o procedimiento en el que se realiza.
4) Para hacer referencia al resultado producido por la aportación de elementos de
juicio con relación a la confirmación o falsación de una determinada hipótesis
acerca de los hechos.
4.2.1.- La prueba para el Juez.

Al Juez no le interesan los medios probatorios como objetos; sino la conclusión a que
pueda llegar con la actuación de ellos: si han cumplido o no con su objetivo; para él los
medios probatorios deben estar en relación con la pretensión y con el titular del objeto o
hecho controvertido.

En el proceso los justiciables están interesados en demostrar la verdad de sus


afirmaciones; sin embargo este interés particular, hasta de conveniencia se podría decir,
no lo tiene el Juez. Para el Juez, la prueba es la comprobación de la verdad de los hechos
controvertidos, ya sea que su interés sea encontrar la verdad de los hechos controvertidos,
o la verdad para optar por una decisión acertada en la sentencia.

4.2.2.- Valoración y apreciación de la prueba.

1) El sistema de la tarifa legal. En sistema la ley establece el valor de cada medio


de prueba actuado en el proceso. El Juez admite las pruebas legales ofrecidas,
dispone su actuación y las toma con el valor que la ley le da cada una de ellas en
relación con los hechos cuya verdad se pretende demostrar. Su labor se reduce a
una recepción y calificación de la prueba mediante un patrón legal. Por este
sistema el valor de la prueba no lo da el Juez, sino la ley.

2) El sistema de valoración judicial. En este sistema corresponde al Juez valorar la


prueba, mejor dicho apreciarla. Apreciar es formar juicios para estimar los méritos
de una cosa u objeto.

Debe entenderse que esta facultad entregada al Juez: la potestad de decidir sobre el
derecho de las partes para alcanzar la justicia, en base a su inteligencia, experiencia y
convicción es trascendental. De ahí que la responsabilidad y probidad del magistrado son
condiciones indiscutibles para que su actuación sea compatible con la administración de
justicia.

4.2.3.- Medios probatorios actuados en el Proceso Judicial en estudio.

A. El conocimiento en la valoración y apreciación de los medios de Prueba. El


conocimiento y la preparación del Juez es necesario para captar el valor de un
medio probatorio, sea objeto o cosa, ofrecido como prueba. Sin el conocimiento
previo no se llegaría a la esencia del medio de prueba.
B. La apreciación razonada del Juez. El Juez aplica la apreciación razonada cuando
analiza los medios probatorios para valorarlos, con las facultades que le otorga la
ley y en base a la doctrina.
C. La imaginación y otros conocimientos científicos en la valoración de las pruebas.
Como quiera que los hechos se vincular con la vida delos seres humanos, raro será
el proceso en que para calificar definitivamente el Juez no deba recurrir a
conocimientos psicológicos y sociológicos; las operaciones psicológicas son
importantes en el examen del testimonio, la confesión, el dictamen de peritos, los
documentos.
D. Las pruebas y la sentencia. Luego de valorar las pruebas y vencido el término
probatorio el Juez debe resolver mediante una resolución. el Juez pronunciará su
Decisión declarando el derecho controvertido y condenado o absolviendo la
demanda.

4.2.4.- La Pena.
Concepto.

Villa Stein (1999) sostiene que es un comportamiento típico, antijurídico y culpable que
protagoniza un ciudadano activa el sistema penal imponiendo al autor una determinada
consecuencia jurídica, en este caso sanción o pena. En nuestro ordenamiento existen 4
tipos de pena:

1) Pena Privativa de Libertad.


2) Pena Limitativa de Derechos.
3) Penas Restrictivas de la Libertad, (Extradición o Expulsión).
4) Penas Pecuniarias o Multas.

4.2.5.- Finalidad de la pena.

Los principios generales establecidos por nuestro Código Penal en su Título Preliminar,
Art. 28 tiene por objeto la prevención, como medio de protección de la persona humana
y de la sociedad, lo que en cierto modo, se conjuga con la función preventiva, protectora
y resocializadora que se atribuye a la pena.

4.2.6.- Determinación de la Pena.

“El Juez, al momento de fundamentar y determinar la pena, deberá tener en cuenta”,


(Barrenechea Santilla et al., 2008). Previsto en el Art. 45 del Código Penal vigente.

1.- Las carencias sociales que hubiera sufrido el agente.

El estado es quien determina que conducta es prohibida; es el quien criminaliza la


conducta, quien establece lo que es delito; además, siendo el que prescribe la pena, es
coherente afirmar que tanto pena como delito son su producto. Si bien es cierto, el sujeto
es el que realiza el delito, no es su producto; el delito es una construcción. (Soriano 2013).
2.- su cultura y sus costumbres.

Siendo el Perú un país pluricultural, donde coexisten distintas culturas, entrando en


muchos casos en conflictos. Además, de acuerdo a la Constitución Peruana Art. 161, el
Estado respeta y protege las tradiciones de las comunidades campesinas y nativas.

3.- Los intereses de la víctima, de su familia o de las personas que de ella


dependen.

La situación de la víctima no puede ser más desfavorable en el sistema penal; es una


especie de perdedor por partida doble: frente al infractor y después, frente al Estado. su
propio conflicto basta con observar el tratamiento económico de la Reparación Civil en
los procesos penales por delitos culposos.

4.2.5.- La culpa.
Concepto.

Rojas (2005) señala que puede ser definido como aquellos ilícitos producidos por el
agente, al no haber previsto el posible resultado antijurídico; siempre que debiera haberlo
previsto y dicha previsión fuera posible, o habiéndolo previsto, confía sin fundamento
que no se producirá el resultado que se representa actuando en consecuencia con
negligencia e impericia. Previsto en el Art. 12 del Código Penal.

Safaroni (2009) en términos jurídicos- penales diligencia es el cuidado debido en la


realización de una conducta. Por ende el tipo o supuesto del hecho legal culposo o
negligente tipifica una conducta por qué programa la forma de obtención de la finalidad
de modo defectuoso en cuanto al deber del cuidado correspondiente a esa conducta, con
lo cual este provoca un peligro prohibido que se concreta causando el resultado que
ofende a un bien jurídico.

4.2.5.- Determinación de la culpabilidad.

Un acción, omisión y antijurídica debe ser culpable. El concepto de culpabilidad se


identifica con el de reprochabilidad de la conducta antijurídica, y la gravedad estará
determinada entonces por el grado en que dicha conducta sea susceptible de ese reproche.

Chanamë (2002) señala que no solo basta que una conducta sea típica y antijurídica, sino
que también sea culpable, no hay pena sin culpabilidad. Bajo esta regla se entiende, que
para que un ciudadano pueda ser castigado con una pena es necesario la realización del
hecho injusto le sea personalmente reprochable. Culpabilidad es irreprochabilidad. Si el
sujeto no se le puede reprochar personalmente su acción, tampoco podrá castigársele con
una pena.
5.- La reparación civil.
Concepto.

Es una pretensión accesoria en el proceso penal; mientras que la indemnización es de


naturaleza civil, no depende de un proceso penal ni de una sentencia que condene al
responsable y tiene un sustento compensatorio, satisfactorio, de sanción, prevención y
disuasión.

Cabanellas (2002), especificando la reparación del daño como la obligación de los


responsables de un daño por dolo, culpa, convenio o disposición legal, le corresponde
para reponer las cosas en el estado anterior, dentro de lo posible, y para compensar las
pérdidas de toda índole que por ello haya padecido el perjudicado o la víctima.

5.1.- Finalidad de la reparación civil.

Concepto.

Tiene por finalidad a pagar la reparación del daño ocasionado, así como para su
cumplimiento, no está limitado a la persona del infractor sino que puede ser transmisible
a sus herederos o a terceros.

Según el Art. 93 del Código Penal, la reparación civil comprende:

1) La restitución del bien o si no es posible, el pago de su valor.


2) La indemnización de los daños y perjuicios.

5.1.1- Determinación del monto de la reparación civil.

El Juez o Tribunal, establecerán la reparación del daño ocasionado, se puede dar


indistintamente la obligación de atenderlo la naturaleza de aquel y a las condiciones
personales y patrimoniales del culpable, determinando si han de ser cumplidas por ley.

Las consecuencias de un delito no solo son la pena y la medida de seguridad, sino también
sanciones civiles con el carácter reparador. Esto se produce porque de muchos hechos
punibles se derivan infracciones a los intereses particulares de la víctima.

5.1.2. La sentencia y la motivación.


5.1.3.- La sentencia.

Es una resolución judicial realizado por un Juez a través del cual se pone fin a la instancia
o al proceso en definitiva, pronunciándose en decisión expresa , precisa y motivada sobre
la cuestión controvertida declarando el derecho de las partes, sobre la validez de la
relación procesal.
Según (Soriano 2013)La estructura de la sentencia comprende la parte expositiva,
considerativa y resolutiva, la primera presenta la exposición sucinta de la posición de las
partes básicamente sus pretensiones, en cambio la segunda presenta la fundamentación
de las cuestiones de hecho de acuerdo con la valoración conjunta de los medios
probatorios, y la fundamentación de las normas a aplicarse al caso concreto; y la tercera
evidencia la decisión que el órgano jurisdiccional ha tomado frente al conflicto de
intereses.

5.1.4. La motivación

La motivación de la decisiones judiciales está configurada por las causas psicológicas que
determinan la decisión así como por la razones de hecho y de derecho en que se sustenta
ella. Para algunos es equivalente a fundamentación, y en virtud a ello se dice que la
motivación es la fundamentación fáctica y jurídica de la decisión judicial.

La noción formulada se desprende de la motivación, que puede ser de dos tipos:


psicológica y jurídica. Como veremos, la motivación psicológica de desarrolla en el
contexto de descubrimiento, en tanto que la jurídica, y consiguiente argumentación, tiene
lugar en el contexto de justificación.

5.1.5.- Estructura de la sentencia.

Encabezamiento.
San Martin (2007). En el encabezamiento se debe de contar con las siguientes
características:
1. Lugar y fecha dl fallo
2. El número de orden de la Resolución.
3. Los hechos, objeto del proceso; indicar el delito materia de proceso y los
generales de ley de las partes, vale decir sus nombres completos y apellidos
completos, apelativos, sus datos personales, como son la edad, estado civil,
profesión y otros.
Nombre del magistrado o director del debate.

b) Parte expositiva:

Cuanto a la parte expositiva es donde se considera la exposición de la imputación, es decir


los hechos y cargos tal como ha sido formulado por el fiscal en su acusación.
c) Parte considerativa:

Es la parte medular de la sentencia, después de haberse relatado en los resultandos toda


la historia y los antecedentes del asunto, se ha llegado a las conclusiones y las opiniones
del tribunal como resultado de la confrontación entre las pretensiones y las resistencias y
también de las pruebas.

Responsabilidad penal:
1) Individualización judicial de la pena
2) Determinación de la responsabilidad civil.
3) Determinación de la responsabilidad penal.

d) Parte resolutiva:

Es la sentencia, donde se aprecia en forma muy concreta si el sentido de la resolución es


favorable al actor o al demandado.

El Art. 248.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (1985), en los términos siguientes:
“Las sentencias se formularán expresando, tras un encabezamiento, en párrafos separados
y numerados, los antecedentes de hecho, hechos probados, en su caso, los fundamentos
de derecho y, por último, el fallo. Serán firmadas por el juez, magistrado o magistrados
que las dicten”. La cabecera es el primero de los apartados y en la misma se consiga el
lugar, el órgano jurisdiccional que la dicta, la fecha en que se emite la sentencia, la clase
de juicio que la origina y la acción ejercitada en el mismo. Del mismo modo en ella se
reflejan el nombre, domicilio y profesión de los litigantes, los nombres de sus respectivos
Letrados y procuradores y del ponente, en caso de tratarse de un tribunal.

En este último supuesto, en el lado izquierdo del encabezamiento aparecerá la relación


nominal de todos los magistrados que firman la sentencia.

5.1.5.- Requisitos esenciales de la sentencia. (Resolución judicial o sentencia son:)

1) La mención del Juzgado, el lugar y fecha en que se ha dictado, el nombre de los


jueces y las partes, y los datos personales del acusado.
2) La enunciación de los hechos y circunstancias objeto de la acusación, las
pretensiones introducidas en el juicio y la pretensión de la defensa del acusado.
3) La motivación clara, lógica y completa de cada uno de los hechos y circunstancias
que se dan por probadas o improbadas, y la valoración de la prueba que la sustenta,
con indicación del razonamiento que la justifique.
4) Los fundamentos de derecho, con precisión de las razones legales,
jurisprudenciales, o doctrinales que sirvan para calificar jurídicamente los hechos
y sus circunstancias, y para fundar el fallo.
5) La parte resolutiva, con mención expresa y clara de la condena.
6) f) La firma del Juez o Jueces.
5.1.5.- La función de la motivación en la sentencia.

La motivación cumple también funciones fuera del proceso, es decir de cara a la opinión
pública y sociedad en general. La sociedad debe conocer cómo funciona el Poder Judicial,
de resolver conflictos delegación del pueblo cumple esta tarea.

En procesal la motivación busca en principio que las partes conozcan los fundamentos y
razones determinantes de decisiones judiciales lo que llevará o permitirá que
posteriormente tengan la posibilidad de impugnarla cuando no están de acuerdo con lo
sentenciado por Juez.

5.2.1.1.- Requisitos para una adecuada motivación de las resoluciones judiciales.

1) LA RACIONALIDAD. Sistema de fuentes del ordenamiento jurídico y


evaluar que la norma seleccionada sea vigente, válida y adecuada a las
circunstancias del caso.
2) LA COHERENCIA. En sentido interno de la motivación se refiere a la
necesaria coherencia que debe existir en la justificación del fallo, y en un
sentido externo, la coherencia debe entenderse como motivación y fallo.
3) LA RAZONABILIDAD. Tiene que ver con la aceptabilidad de la
decisión por el común de las personas y el auditorio técnico.

5.2.1.2.- El Proceso Penal Ordinario.


Concepto.

San Martin (1999) el procedimiento común ordinario es el previsto para los delitos
graves. Como se sabe, inicialmente el código de 1940 contemplo un único procedimiento
ordinario para toda clase de delitos, destinado el procedimiento por faltas a la falta o
contravenciones, respetando de ese modo el sistema bipartido del código penal. Empero,
la política aceleración del procedimiento penal el año 1968 opto por la vía de crear un
segundo procedimiento para los delitos, más simplificado y radicado en delitos de menor
entidad, con lo que en la práctica convirtió nuestro sistema penal en tripartito: delitos
graves, delitos menos graves y faltas, cada uno con un procedimiento y tipo.

Se tramitaran en la Vía Ordinaria los siguientes delitos Previstos en el Código Penal,


conforme a la Ley Nº. 26689, conforme al Art. 1 inc. b. En los Delitos contra la libertad:

1) Los Delitos contra la Libertad Personal previstos en el Art. 152º.


2) Los de Violación de la Libertad Sexual previstos en el Art. 173º y 173ºA.
5.2.1.3.- Características del: Proceso Penal Ordinario.

El proceso penal ordinario se caracteriza principalmente por contar con dos etapas, la de
instrucción y la de juicio oral o también denominada etapa de enjuiciamiento.

La etapa de instrucción tiene por objeto reunir la prueba de la realización del delito, de
las circunstancias en que se ha perpetrado y de sus móviles; establecer la distinta
participación que hayan tenido los autores y cómplices en la ejecución o después de su
realización, sea para borrar las huellas que sirven para su descubrimiento, para dar auxilio
a los responsables o para aprovecharse en alguna forma de sus resultados. En tal sentido,
el Juez tiene facultad de dictar medidas coercitivas.

Ley Nº 27553 de noviembre de 2001, se establece que el Juez Penal, de oficio y con la
motivación debida, puede ampliar el plazo de instrucción por ocho meses adicionales,
siempre y cuando se presenten alguno de los siguientes supuestos complejidad por la
materia o pluralidad de procesados y agraviados. La etapa de instrucción inicia cuando el
Juez Penal dicta el auto de abrir instrucción, es decir la resolución judicial por la cual se
da inicio al proceso penal formal; al abrir instrucción el Juez debe observar el
cumplimiento a los requisitos establecidos en la norma penal.

5.2.1.4.- Estructura del Proceso Penal Ordinario.

Como señala San Martin (1999) el procedimiento común tiene sus tres etapas bien
definidas:

La etapa de Instrucción, En ella se realiza bajo la dirección del juez penal y la


colaboración del fiscal provincial conjunto de actos de investigación y se llevan a cabo lo
esencial de las medidas limitativas de derechos; además, se determina la legitimación
pasiva a través del auto de apertura de instrucción y se asegura a las personas y cosas
vinculadas al delito, así como la responsabilidad económica derivada de la infracción
penal.

La etapa Intermedia, es aquella etapa que se lleva a cabo ante el órgano sentenciador,
esto es, ante la sala penal superior, que es un órgano jurisdiccional colegiado integrado
por tres vocales superiores. En ella interviene el fiscal superior, como representante del
ministerio público. Esta etapa está determinada a establecer si existe fundamento
suficiente para enjuiciar a una persona y en su caso.

La etapa de enjuiciamiento, se realiza igualmente, ante la sala penal superior. Está


destinado a verificar las afirmaciones de las partes mediante la actividad probatoria y, en
su virtud, a establecer finalmente si el imputado ha cometido un hecho calificado en la
ley penal como delito.
6.- Marco teórico específico.

6.1.- Ubicación del delito de violación sexual de menor en la teoría general del delito.

En el actual Código Penal, señala que la violación mediante violencia o amenaza (Art.
170), violación a persona en estado de inconsciencia (Art. 171), violación de persona en
incapacidad de resistir (Art. 172), violación de menor (Art. 173), violación de persona
bajo autoridad o vigilancia (Art. 174), seducción (Art. 175), actos contra el pudor (Art.
176), violación seguida de muerte o lesión grave (Art. 177). Finalmente, el Art. 178
estableció la obligación accesoria del condenado de mantener a la prole, el ejercicio
privado de la acción penal y la cancelación de la pena por matrimonio con la ofendida.
(Caro, 2000).

Es considerada como una conducta antisocial forzada y a menudo violenta con fin de
obtener satisfacción sexual, sin obtener la voluntad de la persona victimada. Señala
además el manoseo y otras conductas con las desviaciones psicológicas que provocan la
eyaculación en el sujeto activo sin tener una penetración.

Bramont y García del Rio. (1998) sostienen que la libertad sexual, se entiende, en
definitiva como el derecho de toda persona a ejercer la actividad sexual en libertad, vale
decir a la capacidad de su actuación sexual.

6.1.1.- El delito de violación sexual de menor de edad.

Villa Stein (1998), señala que el Código adiciona un tipo relativo al Art. 173°-A en cuya
virtud si los actos previstos en los incisos 2 y 3 del párrafo principal del Art. 173°
producen previsiblemente, la muerte de la víctima o su lesión grave o si con ella se
procedió con crueldad.

La violación es una forma de abuso sexual. Es cualquier acción que lesione, limite o
violente la libertad y la integridad sexual y se puede dividir en abuso sexual y explotación
sexual comercial, es todo contacto sexual con una persona adulta con una niña, niño o
adolecente con el fin de obtener provecho, ventajas o placer sometiéndole mediante el
ejercicio del poder físico, psicológico o pecuniario, en todos estos casos es una violación
a los derechos fundamentales y a la dignidad de las personas menores de edad, es
básicamente una explotación de su condición de dependencia del adulto para beneficio
de este.
Rojas (1995) específicamente señala sobre la modalidad del art. 173 del Código Penal,
se ha indicado en reiteradas ocasiones a lo largo del texto el momento constitutivo del
delito. Se trata de una consumación instantánea, precedida o concomitada de acciones
instrumentales de violencia o grave amenaza, efectuadas por el sujeto activo, que se activa
Con el primer acto propiamente típico: la penetración o acceso del pene en la vagina, el
ano o la boca de la mujer, por incipiente o completo que sea el acto por parte del hombre.
Noguera (1995) define al delito de violación sexual como el acto sexual o análogo
practicado contra la voluntad de una persona que inclusive puede ser su cónyuge o
conviviente Mediante la utilización de violencia física o grave amenaza que venza su
resistencia.

Articulo. 173. “El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros
actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de la dos primeras
vías, con un menor de edad, será reprimido con las siguientes penas privativas de
libertad”:

1) Si la victima tiene menos de diez años de, la pena será cadena perpetua.
2) Si la victima tiene entre diez años de edad y menos de catorce, la pena será no
menor de treinta años, ni mayor de treinta y cinco.

Si el agente tuviera cualquier posición, cargo o vínculo familiar que le dé particular


autoridad sobre la víctima o le impulse a depositar su confianza, la pena para los secesos
previstos en los incisos 2 y 3, será de cadena perpetua.

6.1.2.- Descripción legal del delito de violación sexual de menor.

En el Código Penal del Perú de 1991, los delitos sexuales se encuentran dentro del Libro
II Titulo IV, Capítulo IX, Artículos: 173 al 173-A, y como se ha podido advertir en
nuestro periplo legislativo, dicha normatividad sexual ha sufrido sustanciales
modificatorias, innumerables de ellas sobre criminalizad oras que finalmente lo único que
han contribuido es a la estigmatización criminal, que a su efectivo control y prevención,
por parte de los órganos formales del control social de la criminalidad.

La violación entendida como el acceso carnal logrado contra la voluntad de la víctima ha


sido contemplada por las legislaciones antiguas, explica Flavio García del Río (2004),
sosteniendo que en Roma se castigaba con la pena de muerte a quienes ejercían violencia
sobre personas casadas o solteras (Digesto, Ley V, Titulo VI). En la antigüedad las
sanciones eran severas contra los infractores de los delitos sexuales.

En el Código de Hammurabi de los babilónicos y caldeos sancionaban de una manera


enérgica y la agraviada no sólo era considerada solo la víctima sino la sociedad en su
conjunto y sobre todo los Dioses, ya que estaban arraigadas las ideas religiosas, por esta
razón la sanción que se aplicaba era la pena de muerte mediante ahorcamiento en público
al violador.

Muchos investigadores han intentado encontrar una base del comportamiento delictivo
de los violadores en base a la criminología, estableciendo pautas y estudios sobre estos,
tales como los estudios de Cesare Lombroso, lo cual sería un punto de partida para un
amplio debate acerca de la violación y las personas que cometen este delito.
6.1.4.- Tentativa y Consumación.

El delito se consuma con la penetración total o parcial del pene en la vagina o


en ano del menor, no hay inconveniente en admitir tentativa.

Ezaine (1991) señala que la consumación se logra cuando se llegó al resultado más ave,
que es la muerte de la víctima, en cuanto al animus violandi, para la consumación no es
indispensable que se logre hacer sufrir el acto sexual o contra natura.

Roxin, (1988) Concluyeron que si se aplicara indefectiblemente el principio de que toda


conducta punible tiene que ser típica, antijurídica y culpable, habrá que llegarse al
resultado de que es impune la comisión de un delito meramente intentada, pues la
tentativa es esencialmente la no consumación del delito, lo que significa que el tipo de
delito no ha sido realizado en su totalidad.

Stratenweth (1982) señala la definición de tentativa, como el ponerse inmediatamente a


la realización del supuesto de hecho, tiene carácter puramente formal. Que acción es la
que realiza el delito depende de la estructura del supuesto de hecho. En ella se incluye,
en ciertas circunstancias, niveles previos o intermedios de la agresión al orden jurídico:
un comportamiento que constituye un hecho punible, puede ser configurado como la
preparación, como un delito autónomo, la afirmación de que la tentativa como la
realización parcial del comportamiento prohibido.

Hurtado (1978) refiere que cuando el delincuente realizo la acción delictuosa sin llegar
a completarla, se habla que existe una tentativa acabada. De manera negativa se puede
decir que no ha puesto de su parte todo lo necesario para la consumación. Para saber si
este es el caso, es indispensable tener en cuenta el plan de acción del agente; es decir el
contenido de su voluntad criminal. Comparada la tentativa con el delito doloso
consumado aparece, que la tentativa, considerada en sí misma, sea una forma delictiva
accesoria o secundaria.

6.2.1.1- Agravantes. Se recogen en los Art. 173 y 173-a C.P.

Según Peña (2007) si el agente tuviera cualquier posición, cargo o vínculo familiar que
le dé particular autoridad sobre la víctima o le impulse a depositar en el su confianza: esta
agravante se constituye en base a deberes de responsabilidad institucional, sea este una
responsabilidad por organización: la patria potestad (relación paterna - filial) hijos
adoptivos u otras instituciones legales sustitutivas, como: la tutela, la curatela o el consejo
de familia Puede ser también una relación en base a un vínculo de confianza: hijo adoptivo
del cónyuge o del concubino, el subordinado, alumno, etc.

1) Si el agente tuviere cualquier posición, cargo o vínculo familiar que le dé


particular autoridad sobre la víctima o le impulse a depositar en el su confianza.

2) En el Art. 173 – a C.P. se establece: si los actos previstos en los incisos 1,2 y 3
del Art. Anterior causan la muerte de la víctima o le producen lesiones graves, y
el agente pudo prever este resultado o si procedió con crueldad, la pena será
respectivamente de cadena perpetua y no menor de veinticinco ni mayor a treinta
años.
Se recogen dos tipos de agravantes:

1) Por el resultado; si se produce la muerte o una lesión grave en el menor, siempre


que el agente pudo prever el resultado.

2) Por el medio empleado; si el agente procedió con crueldad, haciendo sufrir,


deliberadamente e inhumanamente al menor de manera innecesaria para realizar
la violación.

Intebi (1996) que el abuso sexual es un balazo en el aparato psíquico que produce heridas
de tal magnitud en el tejido emocional, que hacen muy difícil predecir como cicatrizará
el psiquismo y cuáles serán las secuelas.

6.2.1.2.- Algunas de las formas bajos las cuales se presenta el abuso sexual infantil:

1) Toqueteo de genitales del niño o niña por parte del abusador.


2) Toqueteo de otras zonas del cuerpo del niño o niña por parte del abusador.
3) Incitación por parte del abusador/a al toqueteo de sus propios genitales.
4) Penetración vaginal o anal o intento de ella ya sea con sus propios genitales, con
otras partes del cuerpo (Ejemplo los dedos), o con objetos (Ejemplo palos), por
parte del abusador.
5) Exposición de material pornográfico a un niño o niña (Ej.: revistas, películas,
fotos).

6.2.1.3.- El abuso sexual como un abuso de poder:

Como se menciona existen numerosas definiciones de abuso sexual.

1) Coerción.- El agresor utiliza la situación de poder que tiene para interactuar


sexualmente con el menor.
2) Asimetría de edad.- El agresor es significativamente mayor que la víctima, no
necesariamente mayor de edad.

Una persona tiene poder sobre otra cuando le obliga a realizar algo que ésta no desea, sea
cual sea el medio que utilice para ello: la amenaza, la fuerza física, el chantaje.

6.2.1.4.- Consecuencias del abuso sexual infantil a largo plazo.

Intebi (2010) señala que la forma en la que se produzca esta revelación, se hallara en
estrecha relación con la edad del niño abusado. De ella dependerá la posibilidad del relato
directo través de la palabra bien o signos provenientes de la conducta y síntomas propios
del cuerpo, aunque no existe un cuadro diferencial del abuso sexual infantil, hay
consecuencias de la vivencia que permanecen o, incluso, pueden agudizarse con el
tiempo, hasta llegar a configurar patologías definidas:
Algunas de las consecuencias a largo plazo que puede vivir un niño o niña víctima de
abuso sexual.

A.- Físicas:
 Dolores crónicos generales.
 Hipocondría o trastornos psicosomáticos.
 Alteraciones del sueño y pesadillas recurrentes.
 Problemas gastrointestinales.

B.- Conductuales:
 Intentos de suicidio.
 Consumo de drogas y alcohol.
 Trastorno disociativo de identidad.

C.- Emocionales:
 Depresión.
 Ansiedad.
 Baja autoestima.
 Síndrome de estrés postraumático.

D.- Sexuales:
 Fobias sexuales.
 Disfunciones sexuales.
 Falta de satisfacción sexual o incapacidad para el orgasmo.
 Alteraciones de la motivación sexual.

E.- Sociales:

 Problemas de relación interpersonal.


 Aislamiento.
 Dificultades de vinculación afectiva con los hijos.
 Mayor probabilidad de sufrir re victimización, como víctima de violencia por
parte de la pareja

6.2.2.1.- Bien jurídico protegido.

El delito de violación sexual. Desde esta perspectiva, se estima que debe protegerse el
libre desarrollo sexual del menor en relación con los mayores.

Ezaine (1998) señala que es el bien jurídico protegido, es un bien de los hombres,
reconocido por el derecho y protegido por el mismo, como la vida, el honor la propiedad,
la libertad, la tranquilidad social.
Salinas (2000) señala que con el delito de violación sexual se pretende proteger la
indemnidad o intangibilidad sexual de los menores de catorce años de edad. La
indemnidad o intangibilidad sexual se entiende como protección del desarrollo normal de
la sexualidad de los menores quienes todavía no han alcanzado el grado de madurez
suficiente.

La discusión más importante en torno a este delito se centra en el límite de edad, es decir,
hasta que edad debe protegerse el desarrollo sexual del menor. El código penal, siguiendo
la tendencia de la mayoría de las legislaciones, ha preferido fijar la edad del sujeto pasivo
en lugar de correr el riesgo de dejas al Juez la facultad de apreciar, caso la capacidad de
la persona ofendida.

El abuso sexual generalmente busca el placer del adulto y pueden ser de diferentes
tipos:

1) Directo, cuando es con cualquier contacto sexual, con penetración, sexo oral,
tocamientos.
2) Indirecto, cuando se ejecutan o se hacen ejecutar diferentes actos sexuales frente
a menores de edad se les muestra material pornográfico.

6.2.2.2.- Sujetos del Proceso.


6.2.2.3.- Clases.

Cueva (2004) sostiene que no todas las personas que intervienen en un proceso son
sujetos procesales. Estos son las que tienen la facultad de disponer de las formas de un
proceso.

A. Sujetos principales.
Son aquellos de los cuales en el proceso no se puede desechar de ellos, son tres:

1) El Ministerio Público.
2) El Inculpado.
3) El Juez.

B) Sujetos Secundarios o Accesorios.

1) La Parte Civil o Actor Civil.


2) El Tercero Civilmente Responsable.
CONCLUSIONES

1) Los juicios por violencia sexual, en su gran mayoría, terminan por sentencia
absolutoria, no porque no se haya acreditado el delito sino porque no se ha
probado la participación del inculpado.

2) Las modificaciones legales introducidas por la nueva Ley de Delitos Sexuales


constituyen un importante avance. Se destacan, por una parte, la ampliación del
tipo de violación, incluyendo ahora la anal y la bucal, y otra.

3) Es preocupante la falta de formación de quienes son y serán los encargados de


llevarla a cabo (jueces “juezas”, fiscales, defensores y ”defensoras”) en materia
de derechos humanos, en particular de derechos humanos, ya que la capacitación
de los/as funcionarios judiciales en materia de violencia sexual, en general, y de
la reforma, en particular, es aún muy escasa y deficiente.

4) Si bien la herramienta legal mejoró notablemente, los criterios para su aplicación


e interpretación siguen siendo deficientes. Estos criterios siempre dejan espacio a
la subjetividad, donde operan las creencias, las ideologías y los valores de cada
juzgador.
Bibliografías

1) Cabanellas Guillermo, (2002), Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual,


Ed. Gaceta Jurídica.

2) Águila Granados, Guido, (2008) Enciclopedia Jurídica, Ed. Egacal, Lima.

3) Caro Coria, Dino, (2000), Problemas actuales de la Administración de Justicia


en los Delitos Sexuales, Ed. Defensoría del Pueblo, Lima.

4) Cueva García, Aníbal (2004), Terminología Jurídica, Volumen II, Lima – Perú,
Ed. A.F.A. Curi.

5) Ezaine Chávez, Amado, (1764), Diccionario de Derecho Penal, Lima, Edit.


A.F.A. S.A.