Está en la página 1de 1

REMEDIOS NATURALES PARA EL DOLOR DE GARGANTA

1. Gárgaras de agua salada. Varios estudios científicos han descubierto que las gárgaras
de agua tibia y salada pueden reducir la inflamación en la garganta y ayudar a eliminar
las bacterias que causan los dolores de garganta. Se recomienda que disuelvas media
cucharadita de sal en una taza de agua tibia. Es importante repetir las gárgaras varias
veces al día. Y recuerda, son gárgaras y no te lo debes tragar.

2. Tómate un té. El té de manzanilla es maravilloso para estos males ya que combate la


bacteria, relaja los músculos de la garganta, y es un analgésico natural. Además, un
estudio reveló que te puede ayudar a vivir más tiempo. Los tés herbales como el té
verde o el té negro también tienen muchos antioxidantes para combatir las infecciones.

3. Chupa un malvavisco. La savia de la planta de malvavisco se ha usado a través de


cientos de años para aliviar dolores de garganta y gripe. Aunque los malvaviscos que
venden en la tienda no son iguales al remedio natural, reportes modernos si indican que
la gelatina de estos dulces ayuda a aliviar el dolor de garganta.

4. Tómate una sopa de pollo. Este es el remedio clásico para todas las enfermedades. El
sodio de la sopa de pollo puede ayudar a aliviar la inflamación de tu garganta. Además,
este alimento de dará líquido y nutrición cuando puede ser difícil comer o tragar por el
dolor.
5. Toma miel con limón. La mezcla de miel con limón es un remedio antiguo para aliviar
los dolores de garganta y varias cantantes reportan usarlo antes de un concierto.
Calienta cuatro onzas de agua y agrégale una cucharada de miel y una cucharadita y
media de jugo de limón y tómatelo.

6. Toma vinagre de manzana. El vinagre de manzana es muy ácido y ayuda a combatir


bacterias. Mezcla una cucharada de vinagre de manzana con una cucharada de miel y
una taza de agua tibia. Es importante tomárselo todo antes de que se enfriara el agua.

7. Chupa un diente de ajo. El ajo tiene un compuesto llamado alicina que tiene efectos
antibióticos y propiedades antioxidantes. Chupa el diente de ajo, y rózalo con tus
dientes para que suelte el alicina. Haz esto una vez por día.

8. Descansa. Si el dolor de garganta es por una infección, lo mejor que puedes hacer es
descansar y dejar que tu cuerpo se recupere.