Está en la página 1de 34

Derecho Transitorio

Curso de Derecho Civil I

Elvis Oroz Figueroa


Punto de Quiebre
¿La Ley N° 2 se aplica a hechos anteriores o
posteriores a su vigencia?
Punto de
Quiebre

Ley N° 1 Ley N° 2
01/01/04 01/01/05
Deroga la ¿Cuál es el
Ley N° 1 ámbito de
eficacia de la
Ley N° 2?
Derecho Transitorio
Conjunto de normas que nos
remiten a otras a fin de que
estas se apliquen cuando exista
un conflicto de normas en el
tiempo.

 Son normas de carácter formal.


 Son normas de segundo grado.
Disposiciones Transitorias en el Código
Civil Peruano
(Arts. 2114-2122)
 Arts.  Arts.
 2114 √  2115 X

 2116 √  2118 X

 2117 √  2119 X

 2120 √
 2121 √
 2122 √
Regímenes de Aplicación de
la Ley en el Tiempo

 Aplicación inmediata
 Aplicación ultraactiva
 Aplicación retroactiva
 Aplicación diferida (vacatio legis)
Aplicación de la Ley N° 2
Aplicación
Retroactiva de la Aplicación
Aplicación inmediata ultraactiva
Ley N° 2 si se de la Ley N° 2 si se si se aplica la Ley
aplica antes de su aplica desde su N° 2 luego de su
promulgación. promulgación hasta su derogación por la
derogación Ley N° 3
Vigencia de la Ley N° 2
Ley N° 1
01/01/04 Ley N° 2 Ley N° 3
01/08/05
01/01/05 Derogación
Promulgación de la Ley
N° 2

DEROGA LEY N° 1
Principio de Irretroactividad
“(…) la ley es válida para el tiempo
sucesivo a su entrada en vigor,
quedando a salvo los efectos
jurídicos producidos por supuestos
de hecho anteriormente
perfeccionados (…)”.
 Certeza jurídica.

 Este principio admite excepciones.


Teoría de los Derechos
Adquiridos
 Mera facultad: potencialidad abstracta de
adquirir derechos.
 Expectativa: simple esperanza de adquirir
un derecho en el futuro en virtud de un
hecho por consumarse.
 Derecho adquirido: conjunción de:
 Situación jurídica abstracta: norma que
prevé un determinado supuesto de
hecho, y
 Situación jurídica concreta: supuesto de
hecho que se realiza bajo el amparo de
esa norma.
Teoría de los Derechos
Adquiridos
 “(…) la posible retroactividad
de la nueva ley encuentra su
límite en el respeto de los
derechos adquiridos de
conformidad con la ley
anterior”.
 Sucumben frente a la nueva ley las
meras facultades y las expectativas.
Crítica a la Teoría de los
Derechos Adquiridos

 Su aplicación hasta las últimas


consecuencias puede acarrear un
inmovilismo jurídico que iría en contra
de la perfección del ordenamiento
jurídico. Diez Picazo y Gullón.
Teoría de los Hechos
Cumplidos
Tempus regis factum
 Cada hecho jurídico debe quedar
sometido y ser regulado por la ley
vigente en el momento en que
dicho hecho se produce.
 La ley se debe aplicar a los nuevos
hechos.
 Efectos ex nunc (para el futuro)
Teoría de los Hechos
Cumplidos
Hay que distinguir el hecho de los
efectos:
 Efectos agotados (cumplidos)

 Efectos pendientes (derivados sin


haberse cumplido)
 Efectos futuros (que ni siquiera se
han producido)
Teoría de los Hechos
Cumplidos
 Ejemplo: “ A” celebra un mutuo (Préstamo de consumo) con
“B” ascendente a S/. 1,000, acordando que se pagará el interés
legal (5% a la fecha de la celebración del contrato).
Efectos pendientes:
03/05 05/05 07/05
02/05 al 08/05
02/05 04/05 06/05 08/05
Efectos futuros: a
partir de 08/05
La tasa de interés
legal de 10 % se
aplica desde el
Mutuo 5% 5% 5% % 10% 10% 06/05.
S/. 1,000 Se aumenta
la tasa de interés La tasa de interés
14/02/05 legal de 5 %
legal a 10% hasta el 06/05.
Tasa de
Hasta la fecha no se ha pagado nada
Interés Legal
vigente: 5 % ¿QUÉ TASA DE % APLICO antes y después del
aumento de la tasa de interés legal?
Tesis de Roubier

 Variante de la tesis de los hechos


cumplidos.
Excepciones al Principio de
Irretroactividad: Retroactividad Tácita
1. Cuando la ley expresamente lo disponga
2. Cuando se trate de normas de derecho
publico. Art. 103 Const. (Código Penal).
3. Normas meramente interpretativas de
una disposición anterior.
4. En los supuestos de disposiciones de
carácter complementario.
5. Normas que contengan la abolición de
determinada figura jurídica.
EXP. N.º 0019-2005-PI/TC
LIMA, 21.07.05
SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

La norma impugnada es la Ley N.° 28586, cuyo Artículo


Único dispone:

“Artículo Único.- Modifícase el artículo 47º del Código


Penal, el mismo que quedará redactado de la siguiente manera:

Artículo 47º: El tiempo de detención preliminar,


preventiva y domiciliaria, que haya sufrido el imputado, se
abonará para el cómputo de la pena impuesta a razón de un día
de pena privativa de libertad por cada día de detención.

Si la pena correspondiente al hecho punible es la de


multa o limitativa de derechos, la detención preliminar,
preventiva o domiciliaria, se computará a razón de dos días de
dichas penas por cada día de detención”.
“(…) La ley cuestionada ha sido derogada por la Ley N.º
28577, promulgada por el Presidente de la República el 8 de
julio del presente año, y publicada en el diario oficial El
Peruano al día siguiente, motivo por el cual, ante todo, es
preciso determinar si, tal como sostiene el demandado, en el
presente caso se ha producido la sustracción de la materia.

(…) la derogación de la ley no es impedimento para que este


Tribunal pueda evaluar su constitucionalidad, pues la
derogación es una categoría del Derecho sustancialmente
distinta a la inconstitucionalidad. Mientras que la primera no
necesariamente elimina los efectos (capacidad reguladora)
de la ley derogada (así, por ejemplo, los casos de leyes que, a
pesar de encontrarse derogadas, surten efectos ultractivos),
la declaración de inconstitucionalidad “aniquila” todo efecto
que la norma pueda cumplir; incluso los que pueda haber
cumplido en el pasado, en caso de que haya versado sobre
materia penal o tributaria (artículo 83º del Código Procesal
Constitucional).
(…) Así pues, tal como a la fecha se encuentran regulados el
arresto domiciliario y la prisión preventiva, y aun cuando
comparten la condición de medidas cautelares personales,
son supuestos sustancialmente distintos en lo que a su
incidencia sobre el derecho fundamental a la libertad
personal respecta; ello porque, en el caso del arresto
domiciliario, el ius ambulandi se ejerce con mayores
alcances; no existe la aflicción psicológica que caracteriza a
la reclusión; no se pierde la relación con el núcleo familiar y
amical; en determinados casos, se continúa ejerciendo total o
parcialmente el empleo; se sigue gozando de múltiples
beneficios (de mayor o menor importancia) que serían
ilusorios bajo el régimen de disciplina de un establecimiento
penitenciario; y, en buena cuenta, porque el hogar no es la
cárcel.
(…) En otras palabras, el Congreso de la República ha optado
por generar una “identidad matemática” entre el arresto
domiciliario y la pena privativa de libertad, permitiendo que
aquel y ésta sean equiparados, de manera tal que cada día de
permanencia de la persona en su hogar o en el domicilio por
ella escogido, sea homologado como un día purgado de la
pena privativa de libertad, en el caso que sea dictada una
sentencia condenatoria.
Tal hecho, de conformidad con lo expuesto, resulta
manifiestamente irrazonable y contrario a la jurisprudencia
del Tribunal Constitucional reseñada.
(...) Es indudable que el principio de aplicación retroactiva de
la ley penal más favorable se encuentra en directa relación
con el derecho fundamental a la libertad personal del
condenado. En consecuencia, el primer límite a la aplicación
retroactiva de las sentencias del Tribunal Constitucional en
los procesos de inconstitucionalidad se encuentra en los
supuestos en los que dicha retroactividad genere una
afectación del derecho fundamental a la libertad personal.

(…) Sucede, sin embargo –y tal como se ha expresado en la


presente sentencia-, que no forma parte del contenido
constitucionalmente protegido del derecho a la libertad
personal el hecho de que se permita que el tiempo de arresto
domiciliario impuesto a cualquier persona (con excepción de
las valetudinarias), sea abonado para el cómputo de la pena
impuesta a razón de un día de pena privativa de libertad por
cada día de arresto. Por el contrario, dicha previsión resulta
manifiestamente inconstitucional, por desvirtuar la finalidad
de las penas en el Estado social y democrático de derecho.
(…) Así las cosas, si bien no es posible que por medio de esta
sentencia se puedan anular los efectos beneficiosos para el
reo que el extremo viciado de inconstitucionalidad de la ley
impugnada cumplió en el pasado, ello no obsta para que, a
partir del día siguiente de publicación de esta sentencia,
dicho extremo quede sin efecto incluso en los procesos que
se hayan iniciado mientras estuvo vigente, esto es, en
aquellos procesos en los que los efectos inconstitucionales de
la ley aún se vienen verificando.
(…) En consecuencia, por virtud del efecto vinculante de una
sentencia del Tribunal Constitucional para todos los poderes
públicos (artículo 82º del Código Procesal Constitucional), las
solicitudes de aplicación de la ley impugnada (en lo que a la
detención domiciliaria se refiere) que no hayan sido
resueltas, deberán ser desestimadas, por haber cesado sus
efectos inconstitucionales.
(…) Del mismo modo, los jueces o tribunales que tengan en
trámite medios impugnatorios o de nulidad en los que se
solicite la revisión de resoluciones judiciales en las que se
haya aplicado el precepto impugnado (en lo que a la
detención domiciliaria se refiere), deberán estimar los medios
impugnatorios y declarar nulas dichas resoluciones judiciales,
por no poder conceder efecto alguno a una disposición
declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional”.
“Declarar la inconstitucionalidad de la frase “y domiciliaria” del primer
párrafo del artículo 47º del Código Penal, modificado por el Artículo
Único de la Ley N.º 28658”.
El problema interpretativo en materia de
las leyes en las relaciones jurídicas
matrimoniales a propósito del divorcio

Artículo 333.12 Código Civil


Ley No. 27495 07.07.01, se aplica a las
separaciones de hecho existentes al
momento de su vigencia

El plazo es de 2 años de separación de hecho


si no hay hijos y de 4 si los hay
¿a partir de cuánto se computa el plazo?
Dies a quo
LEY Nº 27495.- Ley que incorpora la separación de hecho
como causal de separación de cuerpos y subsecuente divorcio
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS Y TRANSITORIAS

“Primera.- La presente Ley se aplica inclusive a las separaciones de hecho


existentes al momento de su entrada en vigencia. En dichos casos, la
sociedad de gananciales fenece a partir de la entrada en vigor de esta Ley.

Segunda.- En los procesos judiciales sobre separación de cuerpos que se


encuentren en trámite por las causales establecidas en los incisos del 1 al 13
del Artículo 333 del Código Civil, la parte demandante podrá modificar su
demanda invocando las causales establecidas en los incisos 11 y 12 del
referido artículo, en un plazo no mayor de treinta días, contado a partir de
la vigencia de la presente Ley, no siendo aplicable, por excepción, lo
dispuesto en el Artículo 428 del Código Procesal Civil. El Juez adecuará el
trámite de la demanda según la vía procedimental correspondiente.

Tercera.- Para efectos de la aplicación del inciso 12 del Artículo 333 no se


considerará separación de hecho a aquella que se produzca por razones
laborales, siempre que se acredite el cumplimiento de las obligaciones
alimentarias u otras pactadas por los cónyuges de mutuo acuerdo”.
Resolución de la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de
la República del 25.11.03 (Cas. Nº 1720-2003 Junín):

“Si bien del tenor del aludido texto normativo (Ley Nº 27495), se
aprecia que la aplicación inmediata que propugna, tiene como esencia dar
respuesta a un problema social que corresponde a nuestra realidad ante la
existencia de matrimonios fracasados que en la práctica no cumplen con su
finalidad del matrimonio que prevé el artículo doscientos treinticuatro del
Código Civil, cuya tendencia es poner fin a un matrimonio ficticio, que en
su mayoría han formado nuevos núcleos familiares; también lo es que ello
no puede afectar el principio constitucional de irretroactividad de la ley, que
es uno de los fundamentos de la seguridad jurídica, y significa que los
derechos creados bajo el amparo de la ley anterior mantienen su vigencia, y
sobre ellos no tiene efecto la nueva ley, pues las leyes se dictan para prever
situaciones futuras, pero no para imponer a hechos ya producidos, como
ocurre en el caso de autos, en que el actor afirma que la separación de hecho
ha ocurrido desde el año mil novecientos noventisiete, esto es, con
anterioridad a la entrada en vigencia de la Ley número veintisiete mil
cuatrocientos noventicinco” (el subrayado es mío).
Resolución de la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de
la República del 01.09.05 (Cas. Nº 2263-2004 Junín):

“el presente proceso es uno de divorcio por la causal de separación de hecho


incorporada al artículo 333 del Código Civil a partir de la Ley 27495 siendo
evidente que dicha causal tiene por finalidad solucionar un conflicto real
que, a diferencia de otras causas de ruptura del vínculo matrimonial, salvo
la del inciso 1° del citado artículo no se orienta a determinar la culpa de uno
de los cónyuges para que se declare el divorcio sino que busca regularizar
una situación de hecho existente.

(…) Que por ello es legítimo que Ley 27495 disponga en su Primera
Disposición Complementaria y Transitoria su aplicación a las separaciones
de hecho al momento de su entrada en vigencia no sólo porque dicha
circunstancia no colisiona con el principio de irretroactividad de la norma
previsto en el artículo 103 de la Constitución, pues las leyes reflejan la
realidad y no la imponen, sino porque aquello guarda relación con lo
dispuesto por el artículo III del Título Preliminar del Código Civil al
establecer que la ley se aplica a las consecuencias de las relaciones y
situaciones jurídicas existentes. ” (el subrayado es mío).
El problema interpretativo en materia de
las leyes en las relaciones jurídicas
contractuales

 Artículo 1355 Código Civil


Vs.
 Artículo 62 de la Constitución
Artículo 1355 Código Civil

“La ley, por consideraciones de interés


social, público o ético puede imponer
reglas o establecer limitaciones al
contenido de los contratos”.
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ
Artículo 62
“La libertad de contratar garantiza que las partes pueden
pactar válidamente según las normas vigentes al tiempo del
contrato. Los términos contractuales no pueden ser
modificados por leyes u otras disposiciones de cualquier clase.
Los conflictos derivados de la relación contractual sólo se
solucionan en la vía arbitral o en la judicial, según los
mecanismos de protección previstos en el contrato o
contemplados en la ley.

Mediante contratos-ley, el Estado puede establecer garantías y


otorgar seguridades. No pueden ser modificados
legislativamente, sin perjuicio de la protección a que se refiere
el párrafo precedente”.
El problema interpretativo en materia de
las leyes en las relaciones jurídicas
contractuales

 Incompatibilidad entre el art. 1355 c.c con


el art. 62 Const.: Se deroga el art. 1355.
 El art. 62 Const. es aplicable solo para el
caso de normas supletorias. Art. 1355 c.c
aplicable a normas imperativas.
 Art. 62 Const. regla general, art. 1355 c.c.,
situación especial. Interpretación
restrictiva del art. 62 Const.
 Art. 62 Cont. a los contratos celebrados y
el art. 1355 c.c. a los contratos por
celebrarse.
Interpretación lógico sistemática del art. III del
TP del Código Civil
Situaciones y relaciones Ley Antigua Ley Nueva
jurídicas

Situaciones y relaciones Constitución, regulación,


jurídicas agotadas modificación o extinción.

Situaciones y relaciones Se iniciaron bajo el amparo de Constitución, regulación,


jurídicas en curso de la ley antigua; pero no se modificación o extinción
constitución (in fieri) perfeccionaron Consecuencias

Situaciones y relaciones Constitución, regulación o


jurídicas con efectos pendientes modificación
Consecuencias
Situaciones y relaciones Constitución, regulación o Consecuencias
jurídicas con efectos futuros (in modificación
itinere)
Situaciones y relaciones Constitución, regulación,
jurídicas nuevas modificación o extinción
Consecuencias
El Derecho Transitorio en la Jurisprudencia
Nacional

c.c.1936 c.c 1984: Deroga el c.c. 1936


X
hecho
Punto de
quiebre
 Caso de prescripción. ¿Se aplica el plazo previsto
en el C.c 1936 o el previsto en el c.c 1984? Rpta.-
Art. 2122 c.c. del c.c. 1984
 Nulidad de matrimonio. ¿Se aplican las reglas del
c.c 1936 o las del c.c. 1984?
 Divorcio. ¿Se aplican las reglas del c.c 1936 o las
del c.c. 1984?
 Caso Pantel.
El Grupo Pantel S.A. celebra dos Juntas
Generales en 1996 y 1997.
Posteriormente, en Junta General
Ordinaria y extraordinaria de Accionistas,
de fechas 6 y 9 de enero de 1998, se
ratifican los acuerdos de 1996 y 1997.
Genaro Delgado Parker solicitó
judicialmente la nulidad de los acuerdos
de ratificación. Téngase en cuenta que la
actual Ley General de Sociedades (LGS),
N.o 26887, entró en vigencia el 1 de enero
de 1998, derogando a la antigua Ley
General de Sociedades (ALGS), Decreto
Legislativo N.o 311 del año 1985. La Sala
Civil Permanente de la Corte Suprema de
Justicia de la República, con sentencia del
2 de marzo de 1999 (Cas. N.o 2481-98,
Lima), precisó lo siguiente:
“Que, siendo de aplicación al presente caso
la teoría de los hechos cumplidos, es
necesario precisar previamente si el hecho
del vencimiento del plazo de caducidad de
impugnación de los acuerdos de año mil
novecientos noventa y seis y noventa y
siete se ha producido o no.
Que el artículo ciento cuarenta y cuatro del
Decreto Legislativo trescientos once
establecía un plazo de caducidad de seis
meses para impugnar el Acuerdo de la
Junta General. No habiendo el recurrente
impugnado dentro de ese plazo los citados
acuerdos, debe entenderse que el
vencimiento del plazo de caducidad para
impugnar se ha cumplido. En
consecuencia, habiéndose consumado los
hechos bajo el imperio del citado Decreto
Legislativo, no resulta de aplicación al
presente caso el artículo ciento cuarenta y
dos de la Ley veintiséis mil ochocientos
ochenta y siete, Ley General de Sociedades
vigente”.