Está en la página 1de 11

Copropiedad.

Aspectos generales

¿En qué se diferencia la copropiedad del patrimonio autónomo?

El patrimonio autónomo se presenta cuando dos o más personas tienen un derecho o interés
común respecto de un bien, sin constituir una persona jurídica. En la copropiedad, cada
condómino conserva los derechos de disposición y administración sobre el bien en
proporción a su cuota; en cambio, el patrimonio autónomo es un ente abstracto no sujeto a
división, razón por la cual no son aplicables a este las reglas de la copropiedad.

La sociedad conyugal constituye un patrimonio autónomo, por tanto corresponde a ambos


cónyuges la administración del patrimonio social (EXP. Nº 928-98. 02/09/1998).

¿Las azoteas de la propiedad horizontal se encuentran en copropiedad?

Son requisitos de la propiedad horizontal la existencia en una edificación, de dos o más


secciones de uso exclusivo, de dos o más propietarios de secciones, y bienes de uso común
y servicios comunes, cada bien objeto de propiedad separada lleva inherente a él un derecho
de copropiedad sobre los demás elementos del edificio necesarios para su adecuado uso y
disfrute. Las azoteas son consideradas como bienes de dominio común, salvo que en los
títulos de propiedad de las secciones aparezca cláusulas en contrario tal como lo dispone el
inciso h) del artículo 39 del citado Decreto Ley Nº 22112, y siendo que en el presente caso
conforme a la escritura aclaratoria y los planos, la azotea está constituida por el tanque de
agua, pozos de luz y ventilación, ingreso y áreas libres, y dividida en tres sectores, se
desprende que existen zonas de dominio exclusivo y zonas de dominio común, por lo que
resulta necesario asignar a las primeras un porcentaje de participación en las zonas comunes
según lo señalado en el artículo 2 del Decreto Ley Nº 22112, porcentaje que debiera
adecuarse en todo caso al referente de área construida aludido por el precitado artículo
(RES. Nº 033-97-ORLC/TR. 30/01/1997).

¿Puede aplicarse las normas de la copropiedad al régimen patrimonial de la persona


jurídica?

No resulta pertinente la aplicación de los artículos 971 inciso 1 y 986 del Código Civil,
relativos a la disposición y partición de los bienes en copropiedad, cuando los autos se
circunscriben a determinar la disposición de bienes que son de propiedad de una persona
jurídica, la cual se rige por sus estatutos y las leyes pertinentes (CAS. Nº 1424-99-Puno.
03/10/2001).

¿El fondo común de una asociación puede ser entendido como copropiedad?

El Artículo 125 del Código Civil establece que mientras está vigente la asociación no se
puede pedir la división y partición del fondo común. No podrá asumirse la existencia de
copropiedad y por ende de acciones y derechos correspondientes a los asociados sobre el
fondo común (RES. Nº 311-2001-ORLC-TR. 23/07/2001).

¿Puede indemnizarse por exclusión en la copropiedad si el bien común es usado


parcialmente?

No puede ampararse la indemnización si el bien común sujeto a copropiedad viene siendo


usado parcialmente por el demandado y por alguno de los codemandantes. Constituye
presupuesto para la indemnización por el uso del bien por parte del condómino, la
exclusividad (EXP. Nº 946-97. 03/11/1999).
La falta de emplazamiento a todos los copropietarios que constituyen litisconsorcio
necesario ¿infringe el debido proceso?

Habiendo el emplazado en la contestación de la demanda comunicado que el bien materia


de desalojo resultaba ser una copropiedad con los herederos de su extinta esposa doña Livia
Mirano Yépez, y haber acompañado la resolución de sucesión intestada correspondiente, es
obvio que el juzgador en aplicación de la norma procesal precitada, concordante con el
artículo 95 del mismo Código debió emplazar a todos los conformantes de la indicada
sucesión en virtud a que, la resolución a recaer en el presente proceso les afectaría a todos
por igual, por lo que al no haber obrado del modo indicado, se ha infringido la norma
procesal en comento (CAS. Nº 1722-01-Cuzco. El Peruano, 02/02/2002).

¿Cómo son asumidos por los copropietarios los gastos de conservación, tributos, cargas y
gravámenes?

No puede aprobarse la liquidación sin efectuarse el descuento por los conceptos de gastos
de conservación, pago de tributos, cargas y gravámenes, ya que el pago de los impuestos no
puede ser eludido, puesto que ese gasto debe ser asumido a prorrata entre todos los
copropietarios (EXP. Nº 2902-2001. 18/07/2001).

¿Cómo se realiza el pago de mejoras en el caso de copropiedad?

Para requerir el pago de las mejoras resulta irrelevante discutir la posesión, pues lo que
importa es determinar el estado de copropiedad, la realización de las mejoras necesarias y
útiles y el pago de las mismas, no siendo de aplicación el artículo 917 del Código Civil, sino
las disposiciones sobre pago de mejoras de los copropietarios (CAS. Nº 1054-00-Lima.
18/07/2000).

¿Puede solicitarse administración judicial en el caso de copropiedad?

El nombramiento de un administrador judicial de bienes resulta procedente en los casos de


copropiedad de los mismos. Es nula la sentencia que precisa y enumera los bienes sobre los
que recaería la administración cuando existe desacuerdo en la relación de los mismos. Se
debe iniciar previamente un proceso de inventario judicial para determinar la real existencia
de los bienes (EXP. Nº 21829-2000. 23/01/2001).

¿Se necesita la intervención de todos los copropietarios para la declaratoria de fábrica?

Resulta indispensable la intervención en el formulario registral de la totalidad de


copropietarios y de ambos cónyuges, en la declaratoria de fábrica de un bien sujeto a
copropiedad, a tenor de lo establecido en los artículos 971 inciso 1 y 315 del Código Civil,
en razón a que mediante dicha declaración se formaliza un acto jurídico que importa
disposición y no administración, por cuanto a través de la construcción de una edificación
se está modificando sustancialmente la composición del inmueble, acto que implica un
egreso anormal del patrimonio (RES. Nº 174-2001-ORLC-TR. 20/04/2001).

¿El beneficio de reducción de la base imponible del impuesto predial es aplicable también a
los copropietarios?

Que la propiedad que grava el Impuesto Predial, debe ser entendida como aquel derecho o
poder jurídico que recae sobre determinado predio o inmueble, bien se trate sobre su
totalidad o sobre parte de él, siendo este último caso el de la copropiedad, en el que el bien
le pertenece por cuotas ideales a cada copropietario, (…) no se hace distingo alguno entre el
pensionista propietario exclusivo y el pensionista copropietario de un inmueble, indicando,
únicamente, entre otros requisitos, que el pensionista sea propietario de un solo inmueble a
nombre propio; (…) en este orden de ideas “la propiedad de un solo inmueble a nombre
propio”, cabe ser ejercida en forma exclusiva, sea sobre la totalidad del inmueble o sobre
una cuota ideal de este, en caso de la existencia de copropietarios; (…) bajo esa premisa, se
concluye que el beneficio no solo es aplicable a los pensionistas que sean propietarios
exclusivos de la totalidad de un inmueble sino también a los pensionistas copropietarios
(EXP. Nº 1076-99. RTF 345-3-99. 26/08/99).

¿El arrendamiento del bien común por parte de uno de los copropietarios puede ser
ratificado por los otros?

Las decisiones sobre el bien común se adoptan por unanimidad cuando se trata de disponer,
gravar o arrendar el bien. Sin embargo, el contrato de arrendamiento de un bien indiviso
celebrado por uno solo de los copropietarios es válido cuando los demás lo ratifican expresa
o tácitamente (EXP. Nº 2231-92. 10/09/1993).

II. Mecanismos de tutela de la copropiedad

¿Todos los copropietarios tienen interés y legitimidad para obrar para ejercer la acción
reivindicatoria?

Existiendo un bien indiviso se deben considerar las disposiciones relativas a la copropiedad.

Cualquier copropietario puede reinvindicar el bien, teniendo legitimidad e interés para obrar
(EXP. Nº 273-7-97. 24/06/1997).

¿Cualquier copropietario puede reivindicar el bien en copropiedad?

Cualquier copropietario puede reivindicar el bien común, debiendo tenerse en cuenta que
dicho bien se encuentra ocupado por los demandados que carecen de título al haberse
declarado la nulidad de la escritura pública de venta de las acciones y derechos del
inmueble que poseen (CAS. Nº 602-98-Cajamarca. 17/09/1998).

¿El copropietario puede interponer demanda de desalojo?

Al haber quedado establecida la calidad de heredera de la demandante y la interposición de


la demanda, además por derecho propio, ello es suficiente razón para establecer que resulta
de aplicación al caso, el artículo 979 del Código Civil que permite al copropietario
promover, entre otras, la demanda de desalojo (CAS. Nº 1178-98-Ica. 25/09/1998).

Para que el copropietario pueda demandar desalojo por precario ¿debe independizarse
previamente el bien?

No se exige al copropietario que se haya producido la independización del bien a fin de que
pueda demandar el desalojo por ocupación precaria, más si la independización requiere
previamente de la división y partición del bien que quieran efectuar los copropietarios, lo
que va a depender únicamente de la voluntad de estos y que no constituye impedimento
para que se inicie cualquier tipo de acción relacionada con el bien (CAS. Nº 2174-2001-
Loreto. El Peruano, 02/02/2002).

¿Procede el interdicto de retener contra un copropietario si la posesión se ejerce en forma


conjunta?

(…) tratándose de interdicto de retener, este se interpone cuando el poseedor es perturbado


en su posesión, por actos ejecutados por el demandado o por encargo de él, con indicación
de la fecha en que se practicaron. … los actos perturbatorios deben ser comprobados de
manera objetiva, siendo para este caso la inspección judicial.

(…) no prospera la acción, cuando la posesión se viene ejerciendo en forma conjunta, como
es el caso de los copropietarios (CAS. Nº 1698-97-Ica. 24/05/1999).

III. Copropiedad. Actos de disposición

¿La compraventa de un bien en copropiedad sin la intervención de un copropietario adolece


de nulidad?

Es nula la compraventa efectuada por uno de los copropietarios excluyendo maliciosamente


al otro copropietario del bien materia de litis, habiendo este demostrado fehacientemente su
condición de tal (CAS. Nº 3017-2000-Lima. 30/05/2001).

¿Cuándo se configura la nulidad de compraventa de bien indiviso?

El copropietario tiene derecho a disponer y gravar su cuota ideal así como sus frutos; lo cual
no ocurre en este caso, pues se trata de un copropietario que practica sobre parte del bien un
acto que importa el ejercicio de propiedad exclusiva; y por ende, tal acto será válido solo
desde el momento en que el que lo practicó se adjudique dicha parte del bien; siendo nulo
por ello el contrato privado de compraventa, ya que los codemandados tenían pleno
conocimiento que el bien sub materia es indiviso y forma parte de un terreno de mayor
extensión (RES. Nº 3695-97. 20/07/1998).

Si se enajena el bien en copropiedad ¿Qué opciones tiene el adquirente si no intervinieron


todos los copropietarios?

Si un copropietario practica sobre todo o parte de un bien, acto que importe el ejercicio de
propiedad exclusiva, dicho acto solo será válido desde el momento en que se adjudica el
bien o la parte a dicho copropietario.

Tratándose de bienes parcialmente ajenos, corresponde al comprador la opción, entre


solicitar la rescisión del contrato, o la reducción del precio. El acto de adquisición efectuado
por el comprador no se invalida por el solo hecho que el transfiriente del bien haya sido
propietario de una parte de este, en razón que aquél puede hacerlo valer, por lo menos, en la
parte que le correspondía al vendedor.

No tiene la condición de precario si el contrato de compraventa constituye un título válido


para poseer el predio de litis, máxime si no se encuentra probado que tal contrato haya sido
dejado sin efecto o declarado su invalidez judicialmente (EXP. Nº 832-98. 23/07/1998).

¿Desde qué momento son válidos los actos de propiedad exclusiva realizados por el
copropietario?

Si el cónyuge vendió parte del inmueble que mantenía en condominio con su hija por lo que
resultan de aplicación los artículos 977 y 978 del Código Civil, sobre todo este último, que
establece que si un copropietario practica sobre todo o parte del bien acto que importe el
ejercicio de propiedad exclusiva, dicho acto solo será válido desde el momento en que se
adjudica el bien o la parte a quien practicó el acto (CAS. Nº 130-T-97-La Libertad.
06/11/1997).

¿La validez de los actos de propiedad exclusiva están sujetos a una condición legal?
El artículo 978 del Código Civil no sanciona con nulidad el acto que importe el ejercicio de
propiedad exclusiva que un copropietario practica sobre todo o parte de un bien, debido a
que la norma mencionada precisa que ese acto solo será válido desde el momento en que se
adjudica el bien o la parte a quien practicó el acto, lo que significa que el acto está sujeto a
una condición para su validez, lo cual no es permitido cuando un acto jurídico es nulo
(EXP. Nº 1155-99. 01/10/1999).

¿Para hipotecar un bien en copropiedad se necesita la intervención de todos los


copropietarios?

Para gravar con una hipoteca la totalidad de las acciones y derechos de un inmueble, debe
de contarse con la intervención de todos los copropietarios. Si estos son sociedades
conyugales, se requerirá la intervención de los integrantes de cada sociedad conyugal (CAS.
Nº 1053-2000-Lima. El Peruano 02/01/2001).

¿Para gravar y disponer del bien común se necesita la unanimidad de los copropietarios?

Para disponer, gravar, arrendar, dar en comodato o introducir modificaciones en el bien


sujeto a copropiedad, se requiere que la decisión se adopte por unanimidad de todos los
copropietarios; sin embargo, cada uno de ellos puede disponer o gravar libremente su cuota
ideal (EXP. Nº 1579-92-Amazonas. 10/08/1993).

¿Para transferir la propiedad común es necesario que celebren el contrato todos los
copropietarios con derecho inscrito?

De conformidad con el inciso 1) del artículo 971 del Código Civil la transferencia de
dominio de inmuebles solo puede ser otorgada por todos los copropietarios con derecho
inscrito (RES. Nº 183-98-ORLC/TR. 06/05/1998).

IV. Cuotas sociales

¿Las cuotas de los copropietarios se presumen iguales?

Se presume la igualdad de las cuotas correspondientes a cada copropietario si no se acredita


una participación diferente, en aplicación de la presunción juris tantum prevista en el
artículo 970 del Código Civil (CAS. Nº 426-95-La Libertad. 06/11/1996).

¿Cómo se determina las cuotas de los copropietarios?

Las cuotas de los copropietarios se presumen iguales, salvo prueba en contrario.

Si no existe evidencia que se haya asignado algún porcentaje de propiedad a cada uno de los
dos copropietarios, debe presumirse que cada copropietario es propietario del cincuenta por
ciento de derechos y acciones del referido predio (EXP. Nº 27-99. 05/10/1999).

¿El copropietario puede disponer de su cuota ideal?

La venta por el copropietario de su cuota ideal no supone la venta del inmueble y es física y
jurídicamente posible, por lo que no cabe aplicar las normas sobre disposición del bien
común (unanimidad) y nulidad del acto jurídico. En tal sentido, no se configura la
inaplicación como causal para interponer el recurso de casación (CAS. Nº 264-94.
31/07/1996).

¿Cómo se determina el porcentaje de derechos y acciones que corresponden a cada


copropietario?
Para consignar los porcentajes de acciones y derechos que corresponden a cada propietario
de un inmueble sujeto al régimen de copropiedad, resulta necesaria la extensión de la
escritura pública con la intervención de todos los copropietarios en la cual se precisen
dichos porcentajes, o en su defecto el procedimiento judicial correspondiente. Mientras
tanto, de acuerdo al artículo 970 del Código Civil, las cuotas de los copropietarios se
presumen iguales (RES. Nº 023-99-ORLC/TR. 03/02/1999).

V. División y partición de los bienes en copropiedad

¿Quién puede solicitar la partición del bien en copropiedad?

La partición es el modo especial y típico de liquidación y extinción de la copropiedad y


puede ser invocado por cualquiera de los copropietarios o de sus acreedores, pues, siempre
se quiere facilitar la consolidación de la propiedad.

Si la sociedad conyugal es demandante, el cónyuge codemandante ejerce la representación


de su sociedad, al amparo del artículo 65 del CPC, pudiendo solicitar la división y partición
del inmueble en su condición de copropietarios del mismo (EXP. Nº 19888-98.
30/09/1999).

¿Qué debe acreditarse para amparar la demanda de división y partición?

Al haberse acreditado la copropiedad del inmueble en cuotas ideales y debido al


requerimiento de los copropietarios, su pretensión sobre división y partición debe ser
amparada (EXP. Nº 2497-99. 01/12/1999).

¿En el proceso de división y partición puede cuestionarse la validez del contrato que
constituye la copropiedad?

En un proceso de división y partición no se puede cuestionar la validez del testimonio de


escritura pública de compraventa en el cual el apelante aparece como casado, testimonio del
cual derivan los derechos de copropiedad del inmueble sublitis, debiendo el apelante hacer
valer su derecho en vía de acción en un proceso autónomo (EXP. Nº 4290-98. 05/11/1999).

¿La división y partición del bien común debe realizarse por pública subasta?

Cuando se trata de una copropiedad cuya partición física no ha sido posible –por acuerdo de
partes– antes del proceso ni durante el desarrollo del mismo, las partes deben expresar en
audiencia especial si están o no de acuerdo con la adjudicación en común o en la venta
contractual, como lo determina el artículo 988 del Código Civil. Solo en la posibilidad de
descartar de modo formal y expreso estas alternativas procederá la venta en pública subasta.
En esta audiencia especial el juez debe invocar la conciliación proponiendo fórmulas que su
prudente arbitrio le aconseje (EXP. Nº 251-2002. 02/05/2002).

Si el bien es dividido materialmente ¿se necesita de la intervención de todos los


copropietarios para disponer de la porción de cada uno?

Al no haberse determinado la porción material que corresponde a cada copropietario


permitiendo la formación de derechos autónomos de propiedad sobre cada parte del bien,
habiéndose limitado únicamente a la asignación de áreas, se puede colegir que la
inscripción del acuerdo contenido en título no pone fin al estado de indivisión del predio,
manteniéndose la copropiedad del mismo mientras no se culmine con la división y partición
conforme a los artículos 983 y siguientes del Código Civil; por lo que, en tanto no se
efectúe la citada partición, los actos de disposición sobre porciones materiales del predio
indiviso deberán contar con la intervención de todos los copropietarios, conforme al artículo
971 inciso 1) del mismo Código (RES. Nº 417-98-ORLC-TR. 29/10/1998).

VI. Copropiedad y sociedad conyugal

¿Los bienes conyugales pueden constituir copropiedad?

Los bienes de la sociedad conyugal no constituyen copropiedad de los referidos cónyuges,


sino un patrimonio autónomo, por lo que las reglas aplicables a los bienes sociales no
pueden confundirse con las correspondientes a la copropiedad, razón por la que ningún
cónyuge es titular de acciones y derechos. La propiedad no es actual ni virtual y solo se
concretiza fenecida la sociedad conyugal (EXP. Nº 3845-98. 12/05/1999).

¿Las normas de copropiedad son aplicables al régimen de bienes sociales?

Las normas sobre copropiedad no son aplicables a los bienes sociales, puesto que los
cónyuges no son copropietarios de alícuotas ni tienen derechos hasta que se produzca la
liquidación de la sociedad de gananciales. Por tanto, el acto de disposición de los derechos
sobre los bienes sociales no es una compraventa de bien ajeno (CAS. Nº 3169-2001-Cono
Norte-Lima. 29/01/2002).

¿En qué se diferencian los bienes sociales de los bienes en copropiedad?

Los bienes gananciales o sociales son aquellos que adquieren los cónyuges a título común,
lucrativo u oneroso, durante la vigencia del matrimonio, y tienen fin cuando este fenece;
distinguiéndose de la copropiedad, en tanto esta se define como el dominio de un bien
tenido en común por varios sujetos, quienes son titulares de cuotas ideales en igual
proporción respecto de este. Los bienes sociales constituyen un patrimonio autónomo e
indiviso, lo que implica la imposibilidad de ejecutar un bien de la sociedad de gananciales
con el que uno de los cónyuges garantizó una obligación determinada, antes de que tal
sociedad de bienes tenga fin (CAS. Nº 158-00-San Martín. 09/05/2000).

Si se determina que las partes no son cónyuges pero aportaron en la adquisición del bien ¿se
produce la copropiedad?

Si es incorrecta la mención que se hace en la escritura pública y ficha registral, sobre la


identidad de la esposa del demandado, merece su invalidación.

Al margen de no tener la demandada la calidad de cónyuge del emplazado, su condición de


copropietaria del inmueble no puede cuestionarse, al subyacer del acto jurídico una
comunidad de esfuerzo y patrimonio en el acto de adquisición, que tiene como efecto un
derecho que la Ley considera inviolable y que no puede afectarse por una indebida mención
en una escritura pública (EXP. Nº 3010-98. 12/10/1998).

¿Procede la demanda de división y partición para liquidar la sociedad de gananciales?

La acción de división y partición entablada para liquidar la sociedad de gananciales resulta


improcedente porque la ley no concede dicha acción en función de esa situación jurídica. Su
liquidación debe efectuarse conforme a las reglas contenidas en el artículo 320 y siguientes
del Código Civil (EXP. Nº 1182-90-Junín. 03/04/1991).

VII. Copropiedad y prescripción adquisitiva

¿Los copropietarios pueden adquirir por prescripción adquisitiva el bien común en


copropiedad?
Si sobre el inmueble y fábrica objeto de la demanda existe una copropiedad, la demanda no
puede ser amparada por imperio del artículo 985 del Código Civil que expresamente niega
que un copropietario o sus herederos puedan adquirir por prescripción los bienes comunes
(EXP. N° 498-2001. 08/11/2001).

¿Procede la prescripción adquisitiva del bien en copropiedad?

Si bien el art. 950º del Código Civil reconoce y regula el derecho a adquirir la propiedad de
un bien por prescripción adquisitiva, tal modalidad de adquisición no procede en el régimen
de copropiedad, en cuyo caso, tal como lo dispone el art. 985 del citado Código, ninguno de
los copropietarios ni sus sucesores pueden adquirir por prescripción los bienes comunes
(CAS. Nº 398-96. 04/11/1996).

¿Por qué el copropietario no puede adquirir por prescripción el bien común?

Ninguno de los copropietarios ni sus sucesores pueden adquirir por prescripción los bienes
comunes porque quien posee el bien, lo efectúa personalmente pero no en nombre de los
otros copropietarios. La coexistencia de un poseedor mediato y un propietario negligente
que permite, tolera e ignora el hecho de la posesión por un tercero, son los elementos
básicos para la usucapión (EXP. Nº 2086-97. 27/01/1998).

Si solo un copropietario sigue un proceso de prescripción adquisitiva, ¿los demás están


afectados por la cosa juzgada de ese proceso?

Si en un proceso de prescripción adquisitiva en donde el actor había admitido en una


declaración jurada, reconocida en la diligencia preparatoria, que el bien inmueble era de
propiedad de una pluralidad de sujetos (al actor y todos sus hermanos) señalando, además,
que como los documentos se encuentran a su nombre, hace tal declaración a fin de proteger
los derechos de los otros copropietarios, comprometiéndose a independizar el bien una vez
obtenido el título de propiedad iniciando así a título personal la acción de prescripción
adquisitiva del bien logrando que se le declare propietario, entonces deberá quedar
establecido que en dicha causa no fue discutido el derecho expectaticio de los otros
copropietarios, por lo tanto, dicho proceso no genera cosa juzgada debiendo evaluarse en
forma objetiva la manifestación de voluntad del actor del proceso de prescripción
adquisitiva plasmada en la citada diligencia preparatoria (CAS. Nº 2904-2002 LIMA. El
Peruano 01/08/2005).

VIII. Copropiedad y derecho sucesorio

¿Para la división y partición los herederos deben acreditar su calidad de copropietarios?

Procede la división y partición del inmueble que mantienen en copropiedad los herederos
así como de las acciones de la empresa, pues se ha acreditado la referida copropiedad en su
calidad de herederos del causante (EXP. Nº 1455-99. 02/09/1999).

¿El heredero puede reivindicar el bien en copropiedad?

Cualquiera de los copropietarios puede reivindicar el bien común y promover todas las
acciones pertinentes que le confiere la Ley, siendo ese el caso del demandante, a quien, por
la calidad de heredero que ostenta respecto del inmueble sublitis, se le confiere la calidad de
copropietario respecto de este y de los demás bienes que forman parte de la masa hereditaria
(CAS. Nº 1760-2000 Huaura. 05/10/2000).

¿El albacea tiene facultades para recibir la renta de un bien sujeto a copropiedad?
Las facultades de administración del albacea están referidas únicamente a los bienes que
forman la herencia, la cual comprende tanto los bienes como las obligaciones de las que es
titular el causante al momento de su fallecimiento. En el caso de que exista copropiedad con
respecto a un bien dado en arrendamiento, el albacea no está facultado para recibir el
íntegro de la renta abonada por el arrendatario; siendo, de esta manera, inválido el pago que
haya recibido (CAS. N° 1888-2000 HUAURA. El Peruano, 30/04/2001).

¿Cuándo se termina la Copropiedad en un inmueble?


Publicado el 17 Octubre, 2016 por mantyobras

Comparte! 14 0
La extinción de la copropiedad se regula de acuerdo a lo previsto en el art. 922
del Código Civil, en donde se tipifican las causales, para lo cual señalaremos
algunos ejemplos para ser didácticos:
1. División y partición del bien común, esta puede ser voluntaria a través
de la escritura pública o judicial, mediante un proceso de conocimiento, la
idea principal es que el bien se adjudique a uno de los copropietarios,
cuando hay acuerdo entre todos ellos, y si no hay acuerdo se recurre a la vía
judicial, a fin de extinguir la copropiedad.
2. Reunión de todas las cuotas partes en un solo propietario, se puede
lograr contractualmente, si los demás copropietarios lo transfieren, así sea a
titulo oneroso o gratuito o a través de la sucesión intestada o testamentaria
(herencia).
3. Destruccion total o perdida del bien, esta causal, es generalmente para
bienes muebles, ya que el inmueble está constituido tanto por el terreno
como por la fabrica, llámese construcción (se puede destruir la fabrica pero
el terreno siempre queda).
4. Enajenacion del bien a un tercero, en este caso los copropietarios se
ponen de acuerdo y transfieren contractualmente (ya sea onerosa o
gratuitamente) a un tercero.
5. Perdida del derecho de propiedad de los propietarios, este
definitivamente es a través de un proceso judicial, en caso de ejecución de
garantías o para el pago de una obligación.
En síntesis, la copropiedad se extingue de manera material, a través de una
transferencia gratuita u onerosa, acuerdo de voluntades.

Si es un inmueble a través de una escritura pública, o a través de un proceso


judicial, llámese división y partición, ejecución de garantías etc.

Esta entrada fue publicada en Área Legal, Arquitectura Urbana, Callao, Inmobiliaria, Lima, Perú y
etiquetada en codigo civil, copropiedad, legal, propiedad. Agregue este enlace permanente a sus
marcadores.

También podría gustarte