Está en la página 1de 2

AUSUBEL, David y APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO

1. EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO
El aprendizaje en forma general es considerado como el proceso mental activo que
consiste en la adquisición, almacenamiento y utilización de los contenidos conceptuales,
procedimentales y actitudinales.
El aprendizaje, por tanto, es un proceso a través del cual la persona se informa, capta,
conoce, comprende, almacena, decide, y actúa. De este modo el alumno se convierte en el
principal actor, protagonista y responsable de su propio aprendizaje, construyendo sus
conocimientos y elaborando aprendizajes nuevos desde sus experiencias previas.
Y en el contexto educativo peruano se asume que “El aprendizaje se concibe con el
proceso de construcción de representaciones personales significativas y con sentido de
un objeto, situación o representación de la realidad”[1].
Por otro lado también se considera el “aprendizaje como un cambio relativamente
permanente en las capacidades de una persona”[2]. No nos podemos olvidar que una
capacidad comprende tener la habilidad de manejar eficientemente los contenidos
conceptuales y los contenidos procedimentales, es decir es el saber y saber hacer.
Los aprendizajes no son sólo procesos intrapersonales, sino fundamentalmente
interpersonales. (Vigotsky)
El aprendizaje también debe significar tomar conciencia de lo que desea aprender y
cómo es que aprende (metacognición). Esto le permite al educando a descubrir sus
potencialidades y limitaciones y le posibilita ser capaz de enfrentar las dificultades que se le
presente con mayor éxito. En forma sintética podemos afirmar que lo que se trata es que los
educandos aprendan a aprender (Novak).
En el ambiente escolar se busca que los educandos aprendan diversos contenidos, los mismos
que son denominados contenidos de aprendizaje, los mismos que son de tres tipos:
- Conceptuales: Son conocimientos declarativos como los hechos, acontecimientos, ideas,
conceptos, leyes, teorías y principios. Constituyen el conjunto del saber.
- Procedimentales: Son acciones ordenadas y finalizadas, dirigidas a la consecución de un
objetivo. Son conocimientos no declarativos como las habilidades y destrezas psicomotoras,
procedimientos y estrategias. Constituyen el saber hacer.
- Actitudinales: Son los valores, normas y actitudes que se asumen para asegurar la
convivencia humana armoniosa. Constituyen el ser.
Sobre lo mismo el informe de la comisión presidida por Delors (1996), plantea que la
educación debería basarse en cuatro pilares fundamentales:
 “Aprender a conocer (que provee los instrumentos de la comprensión)
 Aprender a hacer (que permita actuar sobre el propio entorno)
 Aprender a vivir juntos (que posibilita la convivencia participativa y cooperativa con
los demás)
 Aprender a ser (que implica el desarrollo integral de cada persona)”[3]
A esto se puede añadir, el aprender a emprender y el aprender a rebelarse (Capella, 1999)
2 APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO
David Paul Ausubel (1918- 2008 ), psicólogo de la educación estadounidense, nacido en Nueva
York, hijo de un matrimonio judío de inmigrantes de Europa Central. Graduado en la
Universidad de su ciudad natal, es el creador de la teoría del aprendizaje significativo, uno de
los conceptos básicos en el moderno constructivismo. Dicha teoría responde a una concepción
cognitiva del aprendizaje, según la cual éste tiene lugar cuando las personas interactúan con
su entorno tratando de dar sentido al mundo que perciben.
Ausubel fue seguidor de Jean Piaget. Una de sus mayores aportaciones al campo del
aprendizaje y la psicología fue el desarrollo de los organizadores de avance (desde 1960).
“La teoría del aprendizaje significativo de Ausubel contrapone este tipo de aprendizaje al
aprendizaje memorístico. Sólo habrá aprendizaje significativo cuando lo que se trata de
aprender se logra relacionar de forma sustantiva y no arbitraria con lo que ya conoce
quien aprende, es decir, con aspectos relevantes y preexistentes de su estructura
cognitiva. Esta relación o anclaje de lo que se aprende con lo que constituye la
estructura cognitiva del que aprende, fundamental para Ausubel, tiene consecuencias
trascendentes en la forma de abordar la enseñanza. El aprendizaje memorístico, por el
contrario, sólo da lugar a asociaciones puramente arbitrarias con la estructura cognitiva
del que aprende. El aprendizaje memorístico no permite utilizar el conocimiento de forma
novedosa o innovadora. Como el saber adquirido de memoria está al servicio de un
propósito inmediato, suele olvidarse una vez que éste se ha cumplido.”[4]
Al respecto de aprendizaje significativo Ausubel, nos dice que:
“Si la tarea de aprendizaje puede relacionarse de modo no arbitrario, sustantivo (no al
pie de la letra), con lo que el alumno ya sabe y si este adopta la actitud hacia el tipo de
aprendizaje correspondiente para hacerlo así”[5]; se produce el aprendizaje significativo.
Novak, nos aclara diciendo que:
Para aprender significativamente el individuo debe tratar de relacionar los nuevos
conocimientos con los conceptos y proposiciones relevantes que ya conoce. En cambio,
el aprendizaje memorístico el nuevo conocimiento puede adquirirse mediante
memorización verbal y puede incorporarse arbitrariamente a la estructura de
conocimientos de una persona, sin ninguna interacción con lo que ya existe en ella.[6]
El MINEDU, asume que:
“El aprendizaje significativo no es sino la reestructuración interna de los saberes que
tiene una persona sobre un tema determinado, en la medida que se eslabonan los
saberes previos y los nuevos”[7] Como vemos todas estas concepciones estan basadas en
la teoría de Ausubel y es considerada por muchos pedagogos como el aprendizaje significativo
que deben de lograr los alumnos.
Para que se dé este aprendizaje se requiere llevar a cabo un proceso doble y
simultáneo: por una parte, se necesita asimilar los contenidos nuevos a la estructura cognitiva
que ya se tiene, y por otra se requiere acomodarse a los contenidos nuevos de modo que la
estructura cognitiva previa tendrá que reestructurarse (Piaget).
Un aprendizaje significativo es un aprendizaje funcional en cuanto que los contenidos
nuevos asimilados están disponibles para ser utilizados en diferentes situaciones que se le
planteen a las personas.
3. CONDICIONES PARA PRODUCIRSE EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO
Para que se produzca el aprendizaje significativo han de cumplirse una serie de condiciones:
 El material que se trata de enseñar debe ser útil y tener significado lógico, sus elementos
tienen que estar organizados
 El que aprende debe estar predispuesto al aprendizaje o mostrar una actitud positiva, ya que
si se limita a repetir, por muy bien organizado que esté el material, no se producirá un
aprendizaje significativo.
 La estructura cognitiva del alumno ha de tener “ideas inclusoras” que puedan ser
relacionadas con el material de aprender, de modo que confieran significado lógico a ideas
nuevas y puedan afianzarlas. Esta es una de las razones principales del uso de los
organizadores.
Con el fin de salvar la distancia existente entre lo que el alumno conoce y lo que ha de
conocerse, se emplean “los organizadores previos”, materiales introductorios que se presentan
antes del material objeto de aprendizaje.