Está en la página 1de 5

EL PODER DEL PERDÓN

INTRODUCCION

En el Perú, comenzamos el año 2018 con una situación muy complicada y difícil, un país dividido y
fraccionado. El odio y el deseo de venganza han emergido del profundo de los corazones, que requiere
ser sanada. Nunca habrá reconciliación sino hay perdón, el futuro está condenado al fracaso, porque
viviremos en el pasado, en la negra oscuridad del rencor y la venganza. SOLO HAY UNA FORMA
DE SALIR DE ESTA SITUACIÓN. ¡PERDONANDO!

EL PERDÓN es una expresión de amor, te libera de ataduras que amargan el alma y enferman el
cuerpo. No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes. Simplemente significa
dejar de lado aquellos pensamientos negativos que te causaron dolor o enojo. La falta de perdón te ata
a las personas desde el resentimiento. ¡TE TIENE ENCADENADO!

1. CORRIE TEN BOOM, UNA HISTORIA DE PERDÓN

Quiero compartirte un extracto de la vida de Corrie Ten Boom, una mujer que vivió en la
segunda guerra mundial, la más sangrienta de todas las guerras en la historia de la humanidad,
donde murieron 55 millones de personas, algunos dicen que fue 70 millones. Al finalizar esta
guerra las personas quedaron con heridas profundas, anhelos de venganza y mucho odio en sus
corazones.

CORRIE TEN BOOM, es una mujer común que hizo COSAS EXTRAORDINARIAS. Una
mujer que todavía hoy, a través de su magnífica obra, nos ayuda despertar de nuestra
indiferencia ante los hechos que suceden en el mundo. Y lo más importante en ella está
personificado EL PODER DEL PERDÓN.

Nació en Ámsterdam (Países bajos), Era la más joven de tres hermanas y un hermano, hija de un
relojero. Fue criada en el seno de una familia profundamente cristiana. La familia Boom se
caracterizó por sus actos de generosidad y compromiso social. Su casa estaba siempre abierta
para aquellos que tuvieran alguna necesidad. El abuelo de Corrie, Willem había establecido una
relojería en 1837.

Más tarde el negocio fue heredado por Corrie, quien se convirtió en la primera mujer relojera
holandesa. Fue también la primera mujer que dirigió un movimiento de resistencia contra los
nazis en su país.

“Una idea salvadora”

A los 48 años de edad, al ser testigos de lo que ocurría en Holanda bajo el régimen nacionalista,
en especial la implacable persecución de los judíos, decidió que debía hacer algo al respecto.
Encontró una forma de “resistir” a los nazis a su manera, sin violencia de por medio, de acuerdo
con sus principios y su fe cristiana.

¿Cuál fue la idea de Corrie?

Que la vivienda comenzara a utilizarse como refugio. Unas 6 o 7 personas podrían esconderse
allí. Por lo general eran 4 judíos y el resto miembros de la resistencia holandesa.

En algunas ocasiones estaban solo por horas, en otras durante meses, como un lugar de espera y
tránsito hacia otros lugares más seguros. Una vez que la idea se puso en marcha, la circulación
de seres humanos perseguidos se convirtió en algo permanente.

El refugio
1
En la segunda planta del edificio, en la propia habitación de Corrie se construyó un escondite,
cuya entrada estaba disimulada por un armario, que consistía en un espacio de 2.50x0.70m,
podía albergar como máximo a seis personas en forma simultánea, las que debían permanecer
de pie y sin moverse.

Cada vez que sonaba una alarma (un timbre pequeño oculto frente a las escaleras), la gente
disponía de poco más de un minuto para poder ocultarse llevando todas sus pertenencias. Allí se
quedaban en completo silencio hasta que pasaba el peligro.

La relojería

La relojería era una perfecta “pantalla” para estas actividades ya que no era llamativo ni
sospechoso. Se estima que de esta forma logró salvar la vida de unos 800 judíos, además de
numerosos integrantes de la resistencia holandesa y estudiantes que eran perseguidos porque se
rehusaban colaborar con los nazis.

La Traición

El 28 de febrero de 1944 un hombre los delató a la Gestapo. Estos allanaron su casa y se


llevaron detenidos a la familia Boom.

El padre de Corrie murió a los diez días después de ser detenido. El hermano Willem, de 60
años cuyo “crimen” había sido colaborar con la resistencia, contrajo tuberculosis durante su
estancia en la cárcel y murió poco después de haber terminado la guerra.

Otro de los sobrinos de Corrie, Christian, de 24 años, fue llevado al campo de Bergen Belsen y
nunca más se supo de él.

Corrie y su hermana Betsie, estuvieron en diez prisiones diferentes hasta que fueron enviados al
campo de concentración de Rabensbruck, cerca de Berlín, Alemania. Betsie, de 59 años murió
al poco tiempo porque no pudo soportar las privaciones de este campo.

Rabensbruck era un campo de concentración que los nazis hicieron para las mujeres. Allí
trabajaban como esclavas, soportando hambre, frío y enfermedades, además de la crueldad de
los guardias.

El milagro de Corrie

A fines de 1944, y casi por milagro, su nombre fue incluido en una lista de personas que debían
recuperar la libertad. Regresó a Holanda y pudo recuperarse de los problemas de salud que
contrajo durante el tiempo que estuvo prisionera.

Ella decía: “Dios nos dio el amor para ser capaces de perdonar a nuestros enemigos”. Corrie
perdonó. PERDONÓ LA PÉRDIDA DE SUS SERES QUERIDOS Y SUS PROPIOS
SUFRIMIENTOS, AQUELLOS QUE LE FUERON INFLIGIDOS EN LA ÉPOCA DE SU
PERMANENCIA EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN.

El ministerio del PERDÓN

A partir de entonces, esta valerosa dama fundó un ministerio, se dedicó a predicar acerca del
amor de Dios y la salvación por Jesucristo, y alentar a las personas que habían sufrido como
ella, a PERDONAR PARA PODER RECUPERAR LA PAZ. Escribió muchos libros, uno de
los cuales “El lugar secreto” es un best seller mundial.

2
En 1947 en Múnich, Corrie tuvo la oportunidad de poner a prueba el poder del Espíritu Santo
para que un ser humano pueda perdonar. Después del servicio religioso en el cual predicó el
VALOR DEL PERDÓN, se le acercó un hombre.

Este hombre le tendió la mano y le pidió perdón. ÉL HABÍA SIDO UNO DE LOS GUARDIAS
MÁS CRUELES EN EL CAMPO DE CONCENTRACIÓN DE RABENSBRUCK. Ahora era
cristiano y le pedía perdón. Aunque ella sintió un rechazo instintivo hacia esa persona, pidió la
ayuda al Espíritu Santo y le estrechó la mano al hombre.

INMEDIATAMENTE SINTIÓ COMO LA FUERZA Y EL CALOR DEL PERDÓN LE


INUNDABA TODO SU SER Y ERA TOTALMENTE SANADA DE CUALQUIER
DOLOR.

Ella dijo: “Cuando se perdona, se libera un prisionero, solo para darse cuenta que el prisionero
era una mismo”. “No hay dolor tan profundo que el amor de Dios no pueda llegar a él”

Después de una vida fructífera al servicio de Dios, Corrie Ten Boom murió el 15 de abril de
1983, en mismo día que cumplió 91 años. Su casa se ha convertido en museo y existe una
fundación que lleva su nombre, cuyo fin es predicar el amor de Dios y el PODER SANADOR
DEL PERDÓN

2. EL PERDÓN

El perdón debe realizarse “sin expectativas” sin esperar que nada suceda. Ningún tipo de
venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que has vivido, lo
mal que te sentiste.

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos
emocionales que tienes.

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego
decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer. PERDONA PARA QUE PUEDAS SER
PERDONADO

3. ¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DEL PERDÓN?

Debemos perdonar para ser perdonados: “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os
perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus
ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas” (Mateo 6:14-115)

El perdonar es un mandato no es una opción: “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis


algo contra alguno, para que también vuestro Padre celestial que está en los cielos os perdone
a vosotros vuestras ofensas.” (Marcos 11:25)

Jesucristo es el ejemplo: “..quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando


padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente” (1 Pedro 2:23).
“Padre, perdónalos, pues no saben lo que hacen” (Lucas 23:34)

Debemos responder con el perdón ante el arrepentimiento de los demás: “Si tu hermano
pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. Y si siete veces al día pecare
contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale” (Lucas 17:3-4)

4. LA ÚNICA ALTERNATIVA PARA SER LIBRES ES PERDONAR

Quiero mencionarles algunos ejemplos para ver la importancia del perdón y como las personas
pueden encontrar liberación.

3
Cuando un niño o una niña es violada por un pervertido, su corazón queda dañada para toda la
vida, puede ser que el violador sea sentenciado o liberado por jueces corruptos, pero ¿Quién
trata el problema con el niño (a)? Ese dolor le lleva a la amargura y al rencor que nunca será
sanado. Cuando un niño pequeño es abandonado por su padre y como consecuencia este niño
crece con amargura y resentimiento; de joven busca a su padre no solo para pedirle cuentas sino
inclusive para matarlo ¿Quién trata con su corazón y su rencor? Esto lo marcará para toda la
vida.

Cuando una mujer es maltratada durante años por su marido, física y psicológicamente, sin
protección alguna, inclusive desamparada por mismo estado, se daña su corazón al punto de
odiar y desearle la muerte o inclusive ha tomado justicia por su propia mano, ¿Quién se
preocupa por ella para ayudarle a salir de esta amargura? Esta desgracia lo llevará por el resto
de su vida y por proyección inclusive sus niños serán lastimados. Cuando un padre de familia se
gastó todo su dinero en el alcohol y otras banalidades, desamparando a su familia, estos niños
crecerán con rencor en sus corazones por la mendicidad a que fueron sometidos, ¿Quién trata
con estos corazones inocentes que no son responsables de estar en este mundo? Terminan como
pandilleros o delincuentes ¿A quién le importa su vida? Después de todo es uno más de los
miles.

Cuando un delincuente mata a un joven por quitarle su celular ¿Cómo quedan esos familiares?
Dañados y odiando en sus corazones. ¿Quién les hace justicia? Inclusive los jueces lo liberan y
los policías se veden. El gobierno mira indiferente y solo le añade a sus estadísticas. Cuando un
joven emprendedor empieza un negocio y a los pocos días los ladrones le arrebataron todo,
dejándolo en el desamparo. ¿Quién le ayuda en los momentos de frustración y amargura? Su
corazón quedará marcado y odiando no solo a los ladrones, sino al gobierno que no hace nada y
a los congresistas por no hacer leyes drásticas, a la policía por no protegerlos y a los jueces por
no hacer justicia.

De estos y otros casos podemos seguir citando porque no son casos aislados, son miles en
nuestro país. Ellos vivirán amargados, rencorosos y odiando por el resto de sus vida, impotentes
ante las circunstancias de la vida. Ellos necesitan entender que no pueden vivir con esas
emociones dentro de su corazón. NECESITAN PERDONAR POR EL BIEN DE ELLOS
MISMOS Y DE SU FUTURO.

Hablando de los 20 años nefastos que hemos vivido en el Perú entre 1980 – 2000. Según el
informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación se estima el número de muertos en
69,280, de los cuales el 46% fueron realizados por Sendero Luminoso, el 30% por Agentes del
Estado; y el 24% por otros agentes o circunstancias (rondas campesinas, comités de
autodefensa, MRTA, grupos paramilitares, agentes no identificados o víctimas ocurridas en
enfrentamientos o situaciones de combate armado). (Anexo 2, Informe de la CVR). Todos
violaron los derechos humanos.

Todas estas circunstancias vividas en el Perú en estos años, trajeron odios y resentimientos en el
corazón de millones de peruanos. Los familiares de mi esposa por parte materna, son
ayacuchanos, en su pueblo fueron masacrados y desaparecidos por Sendero, nunca más supimos
de ellos. Pero no podemos vivir con esa amargura por el resto de nuestras vidas. Necesitamos
liberarnos. SOLO ES POSIBLE CUANDO PERDONAMOS. Algunos se preguntarán,
entonces quedarán impunes, ¡no! para eso están las leyes. Aunque no estemos de acuerdo con
ellas, pero son las leyes que deben aplicarse. Para algunos son muy blandos, para otros, los
terroristas deben purgar cadena perpetua, pero de acuerdo a nuestras leyes están cumpliendo su
sentencia y salen en libertad. En el estado de derecho todos debemos respetar nuestras leyes y la
Constitución política, aunque no estemos de acuerdo.

Ante toda esta situación necesitamos ser libres de la amargura, de odios y resentimiento; y solo
hay un camino, EL PERDÓN. Debemos responder con el perdón ante el arrepentimiento de los
demás. “Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. Y si siete

4
veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento;
perdónale” (Lucas 17:3-4).

El perdón debe realizarse “sin expectativas” sin esperar que nada suceda. Ningún tipo de
venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que has vivido, lo
mal que te sentiste. Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como
sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer. ¡PERDONA PARA QUE
PUEDAS SER PERDONADO!

CONCLUSIÓN

En este año 2018 tienes que entender que el perdón no es una emoción, sino un acto de voluntad,
ejerciendo el libre albedrío. Una vez que decides perdonar, DIOS SE ENCARGA
DEL RESTO.

Tu amigo y hermano

Pr. Carlos Jara Depaz


Superintendente Región Callao
Las Asambleas de Dios del Perú

También podría gustarte