Está en la página 1de 18

Creación de mapas de fantasía con Photoshop

Por: Kitano.

Creación de mapas de fantasía con Photoshop Por: Kitano. En este tutorial vamos a ver cómo

En este tutorial vamos a ver cómo crear un mapa como el del ejemplo desde cero usando Photoshop CS+. El tutorial asume un conocimiento mínimo de la aplicación, pero para los menos experimentados explicaré cada paso con detalle.

Además de tener Photoshop en nuestro ordenador, lo único que necesitamos es un juego de pinceles como el de Sketchy Cartography Brushes, que puedes descargar gratis aquí. El mapa de ejemplo es un terreno generado de manera bastante aleatoria, pero para aquellos que tengáis clara la geografía de vuestro mundo, conviene tener cuantos más bocetos y garabatos mejor.

Antes de comenzar hago una mención al fantástico foro de Cartographers' Guild, donde he encontrado diversos tutoriales a cuál más interesante. Este tutorial ha sido hecho mezclando elementos de varios otros y de mi propia experiencia. Espero que lo disfrutéis y os sea útil.

1.- Nuevo Documento.

Comenzamos abriendo un nuevo documento. Vamos a trabajar a un tamaño que nos permita crear detalles con comodidad e imprimir el resultado con buena calidad, así que crearemos un documento con las siguientes características:

Archivo > Nuevo Anchura: 2000 píxeles Altura: 2000 píxeles Resolución: 300 píxeles por pulgada Modo de color: RGB, 8 bits

Obviamente, si tenéis un boceto de vuestro mapa y el territorio es más alto que ancho, o viceversa, simplemente hay que ajustar el tamaño del documento.

Archivo > Guardar (o Ctr+S) para salvar el documento.

2.- Definir la geografía.

Lo primero que necesitamos es tener blanco y negro como colores frontal y de fondo. La forma más rápida es simplemente pulsar la tecla D. Ahora creamos una nueva capa, que se llamará Capa 1, y a aplicarle un filtro Nubes que nos crea una mezcla nebulosa aleatoria.

Capa > Nueva > Capa Capa 1 Filtros > Interpretar > Nubes

Ahora volvemos a crear una nueva capa, que será Capa 2. Vamos a Edición > Rellenar y escogemos en el menú desplegable 50% gris. Todavía en la Capa 2 vamos al desplegable de modo de fusión y escogemos Mezcla Definida. Con esto deberíamos ver el efecto anterior de las nubes pero con un alto contraste, en blanco y negro absolutos. Ahora, si pensamos en el blanco como masa de tierra y el negro como agua, a veces podemos empezar a ver algunas formas que nos sugieren la geografía de nuestro mapa.

Capa > Nueva > Capa Capa 2 Edición > Rellenar: 50% gris Modo de fusión: Mezcla definida

Para perfeccionar esto vamos a usar el aerográfo. Selecciona el pincel del menú de herramientas

Para perfeccionar esto vamos a usar el aerográfo. Selecciona el pincel del menú de herramientas (tecla B), ajustamos el Flujo a 10 y habilitamos las capacidades de aerógrafo. En cuanto al tamaño del pincel, vamos a comenzar con uno bastante grande, 200 ó 300 puntos, y después podemos ir reduciendo el tamaño para entrar en detalle. Al pintar con este pincel veremos como podemos ir modificando el aspecto de la silueta. Podemos utilizar la tecla X para alternar el color frontal entre blanco y negro, y así ir definiendo la forma que nos interesa para nuestra masa de tierra.

Cuando tengamos un resultado que nos gusta podemos perfeccionar los detalles con pinceles más pequeños. Conviene eliminar los puntos más diminutos, esos que serían islas o lagos tan pequeños que no van a ser perceptibles una vez el mapa esté terminado. Una vez estemos satisfechos seleccionaremos la Capa 1 y Capa 2 (pincha sobre cada capa en la paleta de capas mientras mantienes pulsada la tecla Shift) y las fusionaremos en una sola con Capa > Combinar Capas (alternativamente, podemos usar Ctrl+E; esto nos combina las capas seleccionadas si son más de una, o la capa actual con la inmediatamente inferior).

Capa 1 + Capa 2 Capa > Combinar Capas

Ahora vamos a seleccionar todo el documento con Selección > Todo (Ctrl+A) y hacemos Edición > Cortar (Ctrl+X). Nuestra silueta desaparecerá de la pantalla, pero no hay que preocuparse. Vamos a la paleta de Canales (debería estar en una pestaña junto a las capas), seleccionamos Nuevo Canal (con el icono en la esquina inferior derecha, el que está a la izquierda del cubo de basura) y pegamos con Edición > Pegar (Ctrl+V). Ahora podemos deseleccionar y tenemos la silueta de nuestro mapa en el canal Alfa 1, con lo cual podemos referirnos a ella en cualquier momento.

Selección > Todo Edición > Cortar Nuevo Canal Edición > Pegar Selección > Deseleccionar

3.- Diseño del fondo. Volvemos al panel de capas y pinchamos sobre la capa Fondo.

3.- Diseño del fondo.

Volvemos al panel de capas y pinchamos sobre la capa Fondo. Vamos a modificar esta capa y algunas más para crear una superficie irregular que se asemeje al papel viejo. Podemos lograr esto mismo si buscamos una textura de papel viejo y la situamos en la base de nuestra pila de capas, pero voy a explicar cómo hacerlo desde cero. Primero rellenamos de gris la capa Fondo. Pinchamos sobre la capa 2 y le cambiamos el nombre por Textura 1 (para cambiar el nombre de la capa haz doble clic sobre el mismo en el panel de capas), y le aplicamos un filtro de Nubes y uno de Cuarteado. En este último podemos jugar un poco con los valores, es cuestión de experimentar. En el menú de modo de fusión elegimos Superponer y bajamos la Opacidad de la capa a un 15% aproximadamente (dependiendo de la sutileza que queramos darle a la textura).

Capa Fondo: Edición > Rellenar: Gris 50% Capa 2: renombrar Textura 1 Filtro > Interpretar > Nubes Filtro > Artístico > Cuarteado Niveles: 4 Simplicidad del borde: 4 Fidelidad del borde: 3 Modo de fusión: Superponer Opacidad: 15%

Creamos una nueva capa y la llamamos Textura 2. Rellenamos la capa con blanco, para

Creamos una nueva capa y la llamamos Textura 2. Rellenamos la capa con blanco, para la cual podemos simplemente pulsar Ctrl+Backspace (con blanco seleccionado como color de fondo) y le aplicamos un filtro de ruido (también podemos experimentar con el porcentaje de ruido). Cambiamos el modo de fusión a Superponer y bajamos la opacidad de la capa al 20%

Capa > Nueva > Capa Textura 2 Edición > Rellenar: Blanco Filtro > Ruido > Añadir ruido

50%

Gaussiano Monocromático Modo de fusión: Superponer. Opacidad: 20%

Una capa más, la llamamos Textura 3. Aplicamos un filtro de Nubes y a continuación un filtro Conté Cranyon. Una vez más, podemos probar con diferentes valores. Cambiamos el modo de fusión de esta capa a Multiplicar y bajamos la opacidad al 10%.

Capa > Nueva > Capa Textura 3 Filtro > Interpretar > Nubes Filtro > Bosquejar > Conté Cranyon Nivel frontal: 11 Nivel de fondo: 7 Textura: Lienzo Escala: 100% Relieve: 4 Luz: Superior izquierda Modo de fusión: Multiplicar Opacidad: 10%

Al tener tres efectos separados en tres capas, es bastante sencillo ahora jugar con la opacidad de cada una según queramos un efecto más discreto y más vistoso.

Finalmente vamos a darle un poco de color, ya que tenemos una textura completamente gris, usando una capa de ajuste. Capa > Nueva capa de ajuste > Tono/Saturación. Aparece una ventana para ajustar las propiedades de la capa y, a la derecha, tenemos que marcar la casilla que dice “Colorear”. Ahora podemos desplazar el cursor del Tono para escoger el color, normalmente un pardo amarillento si queremos imitar un pergamino o papel viejo. También podemos bajar un poco la saturación para hacer nuestra textura más descolorida y subir un poco la luminosidad. Los valores que yo he utilizado son Tono 45, Saturación 33, Luminosidad +32. Esta capa resulta muy útil porque podemos ajustar el color base de nuestro mapa en cualquier momento con solo hacer doble clic sobre el icono de la capa y ajustando los valores de nuevo.

Capa > Nueva capa de ajuste > Tono /Saturación Colorear Tono: 45 Saturación: 33 Luminosidad: +32

Colorear Tono: 45 Saturación: 33 Luminosidad: +32 Y con esto tenemos listo el fondo de nuestro

Y con esto tenemos listo el fondo de nuestro mapa. El resultado final todavía cambiará con algunas capas encima de todo que le darán un aspecto más envejecido, pero esta técnica debería darnos una base suficientemente buena donde trabajar.

Como ya dije antes, podemos conseguir excelentes texturas de papel antiguo y utilizarlas como base a nuestro mapa, quizás modificándolas con alguno de estos trucos, pero siempre hay que tener cuidado que esas texturas estén libres de derechos de autor (en ocasiones sus creadores puede permitir el uso privado, pero no comercial, o pueden pedir que se les acredite al usarlas). En el fondo creo que es mucho más gratificante crearlo todo desde la nada.

4.- La masa de tierra.

Bien, ya tenemos la base para nuestro mapa, ahora vamos a trabajar la geografía. Comenzamos creando una nueva capa y la llamamos Tierra. Definimos nuestra región previamente y la guardamos en el canal Alfa 1, así que ahora vamos a recuperarla con cargando la selección del canal Alfa 1. Ahora vamos a rellenar esa masa de tierra de blanco. Debajo del selector de opacidad de la capa encontraremos otro que dice Relleno. La diferencia entre opacidad y relleno es que la primera afecta a toda la capa y la segunda afecta a las áreas de relleno en la capa, pero no a los estilos. Vamos a ver esto en práctica enseguida. Ajustamos el Relleno de la capa Tierra al 15% y le aplicamos un Estilo de capa de trazo Alternativamente al menú Capa, podemos hacer doble clic sobre la capa en el panel de capas (a la derecha del nombre de la capa). En el apartado de Trazo escogemos un color negro en vez del rojo que aparece por defecto y le ajustamos un grosor de 2 y una posición Interior (deja el resto de los valores como están). Ahora tenemos nuestra región, algo más clara que el resto del papel y rodeada por un borde negro. Podemos ver cómo modificar el valor de Relleno de la capa altera la transparencia del blanco, pero no la del trazo, mientras que modificar el valor de Opacidad modifica la transparencia de toda la capa.

Capa > Nueva > Capa Tierra Selección > Cargar Selección: Alfa 1 Edición > Rellenar: Blanco Relleno: 15% Capa > Estilo de capa > Trazo Color: Negro (RGB 0, 0, 0) Tamaño: 2 Posición: Interior Opacidad: 75%

Relleno: 15% Capa > Estilo de capa > Trazo Color: Negro (RGB 0, 0, 0) Tamaño:

Podemos modificar el aspecto del trazo haciendo doble clic sobre el estilo de capa (que aparece en el panel de capas bajo nuestra capa Tierra) y ajustar más o menos la opacidad del trazo, dándole así un color mayor o menor contraste con el fondo. Sólo con esto podemos tener un resultado bastante atractivo, pero voy a explicar un par de alternativas para las costas:

a) Lo más sencillo sería aplicar algunos efectos más a la capa Tierra. Hacemos doble clic sobre

Efectos en el panel de capas y entre los estilos de capa escogemos Resplandor Exterior. Modificamos tan sólo el color, escogiendo un blanco hueso, y ajustamos el tamaño para hacer un borde luminoso que aumente el contraste de la línea de costa.

Opcionalmente, podemos aplicar también un Resplandor Interior, esta vez seleccionando el color negro, modo de fusión Superponer y un tamaño elevado.

Estilo de capa: Resplandor exterior Color: RGB 245, 245, 240 Tamaño: 10 Estilo de capa: Resplandor interior Color: negro (RGB 0, 0, 0) Modo de fusión: Superponer Tamaño: 55

negro (RGB 0, 0, 0) Modo de fusión: Superponer Tamaño: 55 b) Las líneas de costa,

b) Las líneas de costa, tal y como aparecen en el ejemplo. Esto puede parecer algo complicado

pero es en realidad muy sencillo. Lo primero que tenemos que saber es que si hacemos clic sobre la miniatura de una capa mientras pulsamos la tecla Ctrl seleccionamos el contenido de esa capa. Con eso en mente, comenzamos creando una nueva capa y seleccionamos el contenido de la capa Tierra. Es esta capa recién creada hacemos Selección > Modificar > Expandir y seleccionamos una distancia de 1 px. Rellenamos de blanco (o de cualquier colo, no importa) y reducimos el Relleno a 0%. Ahora aplicamos un estilo de capa de Trazo, igual que hicimos antes, pero esta vez un trazo negro de 1px de grosor con modo de fusión Normal. Antes de continuar, hacemos clic derecho sobre esta capa y seleccionamos “Copiar estilo de capa”. Ahora creamos una nueva capa y

seleccionamos el contenido de la anterior, volvemos a modificar la selección expandiéndola esta vez 2px. Hacemos clic derecho sobre la capa y seleccionamos “Pegar estilo de capa”, lo cual aplica directamente el estilo de la capa anterior y nos ahorra algo de trabajo. Repite este proceso varias veces, creando nuevas capas, seleccionando siempre el contenido de la capa anterior y expendiendo la selección en incrementos de 1px (la primer capa la hemos expendido 1px, la segunda 2px, la tercera 3px, la cuarta 4px, etc). Puedes hacer entre cinco y diez líneas de costa, dependiendo cuánto te gusten y la geografía de tu mapa. Finalmente, vamos a aplicarles un desvanecimiento progresivo. Si hemos creado cinco capas, por ejemplo, la primer tendrá una opacidad de 100%, la segunda de 80%, la tercera de 60%, la cuarta de 40% y la última de 20%. De este modo las líneas se van haciendo invisibles a medida que se alejan de la costa. Finalmente, seleccionamos todas las capas que hemos usado (todas las que están por encima de Tierra) y las combinamos en una sola (manteniendo pulsado Shift para seleccionar múltiples capas, después pulsamos Ctrl+E para fundir en una las seleccionadas). Llamaremos a esta capa resultante Anillos.

Capa > Nueva > Capa Cargar selección de la capa Tierra Selección > Modificar > Expandir: 1px Edición > Rellenar: Blanco Relleno: 0% Capa > Estilo de capa > Trazo Color: negro Tamaño: 1

> Estilo de capa > Trazo Color: negro Tamaño: 1 Lo mejor de estas dos opciones

Lo mejor de estas dos opciones para la línea de costa es que podemos realizar ambas y, activando y desactivando la visibilidad de la capa Anillos o de los estilos de la capa Tierra (pulsando en el icono del ojo junto a capa capa) podemos ver el efecto de una y otra y escoger la que más nos guste.

AÑADIENDO MONTAÑAS

Para las montañas vamos a crear una capa nueva y llamarla Montañas. Necesitaremos un juego de pinceles como el mencionado al comienzo del tutorial, que podemos descargar gratuitamente y utilizar sin ningún problema. Guardamos el archivo .abr en el ordenador y, en Photoshop, seleccionamos la herramienta Pincel (tecla B). Abrimos el Selector de Pinceles (está en la barra de opciones, o haciendo clic derecho sobre el documento). Pinchando sobre un pequeño icono con una flecha a la derecha nos aparece el menú y ahí seleccionamos Cargar Pinceles. Buscamos el archivo .abr que guardamos antes y lo abrimos, añadiendo los pinceles a nuestra biblioteca. Ahora en el Selector de Pinceles encontraremos pinceles para las montañas, colinas o dunas, bosques, ciudades y caminos.

Capa > Nueva > Capa Montañas Cargar pinceles

Vamos a centrarnos en las montañas por ahora. Nos aseguramos que estamos en la capa Montañas, tenemos seleccionado el color negro como color frontal y la herramienta Pincel tiene opacidad y flujo al 100%. Podemos modificar el tamaño del pincel según el tamaño de las montañas que queremos dibujar. Es mejor trabajar siempre desde la parte superior del mapa hacia abajo, tratando de no superponer las estampaciones. Dependiendo del estilo que queramos conseguir podemos usar un determinado pincel y crear muchas repeticiones o ir alternando y utilizar los pinceles que simulan cordilleras.

Cuando hayamos terminado, podemos bajar un poco la opacidad de la capa Montañas si no queremos que el negro tenga tanto contraste sobre el fondo.

podemos bajar un poco la opacidad de la capa Montañas si no queremos que el negro

AÑADIENDO LOS RÍOS

Los ríos son una parte imprescindible del mapa, pero también pueden ser una de las más tediosas de llevar a cabo, especialmente sin una tableta gráfica. Voy a explicar dos modos diferentes de hacerlos. En cualquier caso, la cantidad de ríos que pongamos depende del territorio que estamos creando y de la escala, ya que si se trata de un continente entero tan sólo los ríos más grandes serán visibles, pero si es una pequeña región todos y cada uno de los arroyos pueden estar representados.

En general conviene no olvidar que los ríos comienzan en las montañas y desembocan en el mar. Normalmente numerosos ríos pequeños, o afluentes, se van uniendo al principal en la parte más alta, engrosando el cauce. Basta consultar imágenes reales de nuestros ríos para hacerse una idea del aspecto que deben tener.

Antes que nada, para cualquiera de los dos métodos, vamos a crear una capa nueva (Capa > Nueva > Capa) y llamarla Ríos. Desde esta capa cargamos la selección de nuestra masa de tierra. Podemos hacerlo con Selección > Cargar selección (recordamos que estaba en el canal Alfa 1), o también pulsando la tecla Ctrl y haciendo clic sobre el icono miniatura de la capa Tierra, que contiene la misma selección que el canal Alfa 1.

Capa > Nueva > Capa Ríos Selección > Cargar selección: Alfa 1

Método Trazados

Para este método vamos a emplear la herramienta Pluma y el panel de trazados, que debería estar en una pestaña a la derecha del panel de canales. Una vez en este panel, creamos un Nuevo Trazado mediante el icono que aparece a la izquierda del cubo de basura, en la esquina inferior derecha del panel. Seleccionamos la herramienta Pluma (P). Para quien no haya usado esta herramienta antes, con ella creamos un trazado vectorial que después convertiremos en nuestro río principal.

Bien, comenzaremos por la costa hacia las montañas, pulsando por primera vez fuera del agua de tierra (el río estará delimitado por la selección que tenemos). Cada vez que pulsamos, si mantenemos apretado el botón del ratón, podemos controlar la curva que hace nuestro trazado (de lo contrario serán líneas rectas, lo que no resulta muy natural en un río). Una vez llegamos al nacimiento del río, podemos usar la herramienta Selección Directa (la flecha blanca que se encuentra junto a la flecha negra de la herramienta Selección de Trazado) para retocar las curvas tirando de los extremos que cada nodo, creando así una línea sinuosa y natural.

A continuación volvemos al panel de capas. Deberíamos estar en la capa Ríos. Seleccionamos la herramienta Pincel (B) y, en el selector de pinceles, escogemos un pincel duro de grosor entre 3 y 9. Éste será el grosor máximo del río en la desembocadura, por lo que el valor que debes escoger depende del tamaño /importancia del río en cuestión. Abrimos la ventana Pinceles (Ventana > Pinceles, o F5) y pinchamos en las opciones de Dinámica de forma. En la primera de ella, Variación de tamaño, elegimos Transición en el menú desplegable. A la derecha aparece un número 25 por defecto. Este número indica la distancia a la que el pincel se desvanece, y puede que tengamos que probar varias veces con cada trazado hasta dar con la distancia correcta (en mi mapa son valores entre 100 y 300 aproximadamente). De momento podemos entrar un valor como 150.

Lo siguiente es volver al panel de trazados y hacer clic derecho sobre nuestro Trazado 1. Aparece un menú y seleccionamos Contornear Trazado. Aparece una pequeña ventana, mantenemos la

opción Pincel y nos aseguramos que la opción Simular Presión NO está marcada. Decimos OK y podemos pulsar en el panel de trazados, fuera del Trazado 1, para ver el resultado. Si el río resulta muy corto o muy largo, tendremos que volver atrás, modificar el valor del pincel y repetir (podemos usar el panel Historia para volver atrás cómodamente, sólo debería ser un paso).

Podemos repetir el proceso para cada río e incluso para los afluentes, su nos aseguramos que éstos comienzan sobre el río principal y con un grosor de pincel adecuado.

sobre el río principal y con un grosor de pincel adecuado. Método Lápiz Este método es

Método Lápiz

Este método es más sencillo, pero el resultado puede ser menos preciso. Desde nuestra capa Ríos, seleccionamos la herramienta Lápiz, con un grosor 5 puntos. Comenzando fuera de la zona de tierra (puesto que tenemos la selección cargada, sólo vamos a poder pintar dentro de esa selección), dibujamos el curso del río, pero sin llegar a su parte más alta. A continuación reducimos el grosor del pincel a 3 puntos y trazamos el curso alto del río y algunos afluentes. Finalmente, seleccionamos un grosor de 1 punto y dibujamos otros afluentes más pequeños.

Combinar los dos métodos

Una opción que ahorra algo de trabajo es combinar los dos métodos, haciendo los ríos principales mediante trazado y después añadiendo afluentes mediante el lápiz.

Finalmente, igual que hicimos con las montañas, podemos reducir ligeramente la opacidad de la capa si no nos gusta el contraste del negro.

AÑADIENDO BOSQUES Para los bosques vamos a recurrir de nuevo a los pinceles. El mismo

AÑADIENDO BOSQUES

Para los bosques vamos a recurrir de nuevo a los pinceles. El mismo set de pinceles que recomendaba para las montañas incluye numerosos ejemplos de arbolillos, solos o en grupos. Así pues, tan sólo tenemos que crear una nueva capa, a la que llamaremos Bosques, y en ella usar la herramienta pincel, con color frontal negro, colocando uno a uno los arbolillos.

Capa > Nueva > Capa Bosques Herramienta Pincel: Seleccionar pincel árboles.

Podemos crear masas de bosque de manera más rápida si modificamos las opciones del pincel en la ventana de pinceles (F5). Primero, en la opción Forma de la punta del pincel, encontramos una opción para el Espaciado. Esto nos permite separar los árboles para dibujar una línea sin que se solapen unos a otros. Probamos con valores por encima de 100%, según la densidad que queramos darle al bosque. Después, en las opciones de Dinámica de Forma podemos modificar el Tamaño (para que no todos los árboles aparezcan iguales). Finalmente, en la opciones de Dispersión podemos modificar la dispersión de los árboles dentro de la línea, para evitar así que parezcan haber sido plantados en fila. Con estas modificaciones podemos pintar sobre nuestro mapa y crear bosques allí donde nos plazca.

Un consejo, para dibujar bosques cerca de la costa es recomendable cargar la selección de Alfa 1, igual que hicimos para dibujar los ríos. De esta manera nos aseguramos que no plantaremos árboles en mitad de las aguas.

Un pequeño truco: si queremos asegurarnos de no plantar árboles demasiado cerca de los ríos o en las montañas, podemos entrar al modo de Máscara Rápida (es el icono que aparece en el panel de herramientas, bajo los colores frontal /de fondo). En este modo vemos el área NO seleccionada teñida de rojo, y si pintamos con cualquier pincel en negro veremos que aparece rojo. En el modo de Máscara Rápida estamos modificando la selección, no pintando sobre la imagen, de manera que todo lo que esté teñido de rojo estará a salvo de los árboles. Para salir del modo de Máscara Rápida volvemos a pulsar sobre el icono.

5.- EL MAPA POLÍTICO

A nivel geográfico ya tenemos todos los detalles importantes, ahora vamos a concentrarnos en los detalles políticos, como fronteras, ciudades y caminos.

Para trazar las fronteras vamos a repetir técnicas que ya hemos empleado para hacer los ríos. En el set de pinceles de Sketchy Cartography encontramos algunos que representan una línea a rayas o a puntos. Elegimos el que más nos guste y cargamos la selección de Alfa 1, a fin de asegurar que podemos pintar hasta el borde de los territorios sin hacerlo en el mar. Creamos una capa nueva, llamada Fronteras, y utilizamos la herramienta pincel para dibujar las líneas fronterizas. Alternativamente, podemos usar trazados del mismo modo que hicimos con los ríos, teniendo así más control sobre la línea de frontera (en este caso no hace falta ajustar las propiedades del pincel).

Selección > Cargar selección: Alfa 1 Capa > Nueva > Capa Fronteras Herramienta Pincel

Para las ciudades y lugares importantes, el mismo set de pinceles nos proporciona una amplia variedad de iconos que podemos emplear del mismo modo que hicimos con las montañas. Creamos una capa nueva Ciudades y colocamos las estampaciones, procurando distinguir al menos dos tipos (ciudades y aldeas).

Capa > Nueva > Capa Ciudades Herramienta Pincel

Finalmente podemos unir las ciudades mediante caminos haciendo lo mismo que hicimos para las fronteras, pero en una nueva capa y escogiendo un tipo de pincel diferente.

Capa > Nueva > Capa Caminos Herramienta Pincel

6.- TOPONIMIA Colocar los nombres de las ciudades, ríos y accidentes geográficos es bastante tedioso,

6.- TOPONIMIA

Colocar los nombres de las ciudades, ríos y accidentes geográficos es bastante tedioso, pero muy sencillo. Lo primero que haremos será crear un grupo de capas. Esto nos crea un pequeño icono de carpeta en el panel de capas bajo el cual aparecerán, desplazadas ligeramente a la derecha, las capas incluidas en el grupo. Esto es únicamente por razones de ordenación, ya que el texto nos va a crear muchas capas nuevas y es más cómodo tenerlas agrupadas. Llama al grupo Textos. No necesitamos crear una nueva capa porque cuando usemos la herramienta Texto ésta se creará automáticamente.

Capa > Nueva > Grupo Textos

Ahora podemos seleccionar la herramienta Texto horizontal (T) y comenzar a añadir nombres. Podemos usar cualquier tipografía que nos guste, pero es mejor evitar aquellas muy extravagantes, porque lo más probable es que tengan que ir a tamaño reducido y sean complicadas de leer. A continuación sugiero unas tipografías básicas que quedan bastante bien.

Para el nombre del mapa /región: Times New Roman en mayúsculas, tamaño 12, ajustando la escala vertical a 75% y el tracking a 900 (estas últimas opciones las encuentras en la ventana Carácter).

Para los nombres de las ciudades: Times New Roman en cursiva, tamaño 4, tamaño 3.5 para las aldeas.

Para los mares y océanos: Times New Roman en cursiva y mayúsculas, tamaño 8. Para lagos, bahías, golfos y demás usamos minúsculas (menos la primera) y un tamaño menor.

Para los países /territorios: Arial en mayúsculas, tamaño 10, escala vertical 75%, tracking ajustado según el tamaño del país o territorio.

Accidentes geográficos: Arial en cursiva y mayúsculas, tamaño 6, escala vertical 120% y tracking 0.

Ríos: Times New Roman en cursiva, tamaño 4, escala vertical 120%, tracking 0.

Podemos rotar nuestro texto con Edición > Transformar > Rotar, y también podemos curvarlo para adaptarlo a la geografía mediante la opción Crear texto deformado (icono de una T sobre un arco en la barra de opciones).

Para hacerlo el texto más visible podemos darle un pequeño halo blanco alrededor. Para esto usamos los estilos de capa. Seleccionamos la capa de texto y Capa > Estilo de Capa > Resplandor Exterior. En las opciones cambiamos el color del amarillo pálido que viene por defecto a un blanco hueso (245, 245, 240 en RGB), la opacidad al 75% y el tamaño según nos guste (aproximadamente 10). Reducimos también la opacidad de la capa de texto a 75%, después podemos copiar este estilo de capa y aplicárselo a las demás capas de texto.

Para facilitar el trabajo podemos combinar todas las capas de texto en una sola y aplicarle el estilo de capa entonces, pero en este caso no podremos modificar después ninguno de los textos, así que lo haremos solo si estamos seguros que todos los nombres están correctos.

si estamos seguros que todos los nombres están correctos. 7.- TOQUES FINALES Para terminar nuestro mapa

7.- TOQUES FINALES

Para terminar nuestro mapa vamos a darle un aspecto más envejecido con algunas nuevas capas. Plegamos el grupo de texto y creamos una nueva capa, que aparecerá por encima del grupo y a la que llamaremos Envejecer 1. Rellenamos la capa de blanco y le aplicamos un filtro de ruido. Cambiamos el modo de fusión de la capa a Superponer y bajamos la opacidad a 15%.

Capa > Nueva > Capa Envejecer 1 Edición > Rellenar: Blanco Filtro > Ruido > Añadir ruido

50%

Gaussiano No monocromático Modo de fusión: Superponer Opacidad: 15%

Nueva capa, Envejecer 2. Rellenamos con un color pardo grisáceo. Cambiamos el modo de fusión a Subexponer color y bajamos la opacidad al 65% aproximadamente (o según nos guste).

Capa > Nueva > Capa Edición > Rellenar: Color RGB 132, 116, 94 Modo de fusión: Subexponer color Opacidad: 65%

Finalmente, podemos hacer que las esquinas y bordes del mapa estén más desgastados. Este paso, aunque se aplica a la base del mapa, prefiero dejarlo para el final ya que es mejor tener situados todos los elementos geográficos y los textos antes de hacerlo. Bajamos en el panel de capas hasta nuestra capa Fondo y seleccionamos la herramienta Subexponer. En el panel de acciones nos aseguramos que el aerógrafo está activado y reducimos la exposición a 15%. Usamos un pincel bastante grande, de unos 500 puntos, y vamos poco a poco haciendo pasadas por los bordes del mapa, insistiendo especialmente en las esquinas.

pasadas por los bordes del mapa, insistiendo especialmente en las esquinas. Y con esto tenemos terminado

Y con esto tenemos terminado nuestro mapa.

Un último consejo importante: el mapa está hecho a 300 píxeles por pulgada; esto es ideal para imprimir, pero no para la web. Los monitores no sacan más de 72ppp, luego si queremos poner nuestro mapa en blogs o foros, conviene reducir este aspecto, porque de lo contrario tenemos un archivo demasiado grande y pesado. Para hacer esto guardamos el archivo (Ctrl+S) y creamos un duplicado: Imagen > Duplicar. Ahora podemos cerrar el original, que está a salvo, y trabajar con la copia. Vamos a Imagen > Tamaño de imagen y ajustamos la resolución a 72 píxeles por pulgada. Podemos ajustar también, después de la resolución, la anchura y altura en píxeles. Aceptamos y hacemos Archivo > Guardar para web y dispositivos, y así podemos salvar nuestro mapa en .jpeg para subirlo en foros y blogs.

Para dudas o sugerencias, poneos en contacto con Kitano en foroescritores.