Está en la página 1de 3

Responsabilidad Civil de Aeronaves Privadas en

Venezuela – Sentencia del Tribunal Aeronáutico


El 4 de marzo de 2015, el Tribunal de Primera Instancia Marítimo con Competencia
Nacional y Sede en la Ciudad de Caracas (el “Tribunal”) declaró Parcialmente con
Lugar la demanda que por Indemnización por Daño Moral introdujeron los ciudadanos
LG y YG (Los “Demandantes”) contra la sociedad mercantil C-YV246C (La
“Demandada”) por el fallecimiento de su hijo (La “Victima”) quien viajaba
gratuitamente a bordo de una aeronave de uso privado (La “Aeronave”) propiedad de la
Demandada, luego que ésta se siniestrara el día 13 de enero de 2007 por razones
desconocidas (el “Accidente”) en territorio colombiano durante el curso de un vuelo
privado internacional.

El Tribunal acordó una compensación a los Demandantes equivalente a 10.000


Derechos Especiales de Giro (Aprox. USD13.800) por el fallecimiento de la Victima en
el Accidente.

La sentencia confirma el régimen de responsabilidad civil aplicable a los propietarios de


aeronaves de uso privado en los casos de daños a pasajeros que gratuitamente sean
transportados a bordo de éstas por cualquier causa. La decisión, además, ratifica que en
los casos expresamente regulados por la Ley de Aeronáutica Civil, no son procedentes
las reclamaciones por daño moral.

En síntesis, el Tribunal en su decisión dejó establecido que:

 La responsabilidad civil de los propietarios de aeronaves de uso privado es


objetiva y no sólo emerge de un contrato de transporte aéreo sino también del
hecho del transporte en sí, siendo indiferente la causa por la que el transporte se
efectúa;
 La responsabilidad civil de los propietarios de aeronaves de uso privado por
daños causados a pasajeros que gratuitamente sean transportados por éstas por
cualquier causa, en virtud de un accidente o incidente ocurrido a bordo o durante
las operaciones de embarque o desembarque, está limitada a 100.000 Derechos
Especiales de Giro, los cuales equivalen, aproximadamente, a la cantidad de
USD138.000,00;
 No son procedentes las reclamaciones por indemnización por daño moral en los
casos anteriores;
 Los propietarios de aeronaves de uso privado pueden exonerarse o disminuir su
responsabilidad civil, si demuestran:
o Que han ignorado el vicio que condujo al infortunio aeronáutico, es
decir, al accidente o incidente;
o Que no hubo indicios perceptibles sobre el mismo; y
o Que no pudieron evitarlo a pesar de haber empleado las medidas
necesarias para ello;

 Para la activación de la responsabilidad civil de los propietarios de aeronaves de


uso privado en los casos anteriores, y por ende, de su obligación indemnizatoria,
los damnificados sólo deben demostrar:
o Que la víctima se encontraba a bordo de la aeronave o en cualquiera de
las operaciones de embarque o desembarque para la fecha del accidente o
incidente;
o El hecho dañoso, es decir, el accidente o incidente aéreo; y
o La relación causal entre el accidente o incidente y el daño (causalidad /
“causation”);
 Los damnificados tienen, además, la carga de demostrar la cuantía de los daños
sufridos como consecuencia del accidente o incidente aéreo. Ello a los fines del
establecimiento de su acreencia indemnizatoria;
 Aun cuando las acciones por daños causados a pasajeros que gratuitamente sean
transportados por aeronaves de uso privado por cualquier causa, en virtud de un
accidente o incidente ocurrido a bordo o durante las operaciones de embarque o
desembarque, sean interpuestas por indemnización de daños morales o estén
fundamentadas en disposiciones no contenidas en la Ley de Aeronáutica Civil,
el Juez, en uso del principio iura novit curia conforme al cual "el tribunal
conoce el derecho", puede recalificar la misma y declararla con lugar en la
sentencia definitiva;
 El lapso de prescripción que tienen los damnificados para la interposición de la
acciones civiles por los daños causados en las circunstancias anteriores, es de 3
años conforme a lo dispuesto en el Artículo 107 de la Ley de Aeronáutica Civil
venezolana;
 Este lapso de prescripción queda interrumpido con el registro de la demanda
junto a su orden de comparecencia conforme a lo establecido en el Artículo
1.969 del Código Civil Venezolano, aún y cuando no sea dicha demanda la que
finalmente conteste el demandado; y
 Los regímenes de responsabilidad contenidos en el Convenio de Varsovia de
1929 y en dicho Convenio modificado por el Protocolo de la Haya de 1955, no
son aplicables al transporte aéreo privado gratuito;

Aunque quedó establecido que los propietarios de aeronaves de uso privado pueden
beneficiarse de los límites de responsabilidad establecidos en el Artículo 100 de la Ley
de Aeronáutica Civil, es incierto si ése beneficio se inutiliza en los casos que se
compruebe que el accidente o incidente que causó daños al pasajero fueron debido al
dolo o culpa del propietario de la aeronave de uso privado en cuestión, de sus directivos
o de sus dependientes y/o empleados, conforme a lo establecido en el Artículo 106 de la
misma Ley.

De aplicarse una interpretación estricta y literal del referido Artículo 106, el beneficio
de la limitación de responsabilidad en los casos de transporte aéreo gratuito a bordo de
aeronaves de uso privado debe, en principio, prevalecer; ya que la disposición contenida
en dicho Artículo 106 está destinada, únicamente, a los “exploradores del servicio de
transporte aéreo” en cuya categoría no entran los propietarios de aeronaves de uso
privado en operaciones no comerciales.

Cabe destacar que el Tribunal de Primera Instancia Marítimo con Competencia


Nacional y Sede en la Ciudad de Caracas es el único con competencia exclusiva para el
conocimiento de causas aeronáuticas en Venezuela.

Finalmente, la sentencia objeto del presente boletín ha sido apelada por la parte
perdidosa y actualmente se encuentra en el tribunal superior jerárquico para su revisión.