Está en la página 1de 80

ERGA - Formación Profesional

3
3
ERGA - Formación Profesional 3 En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema

En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema del trabajo de las herramientas manuales. Se incluyen los siguientes apartados: un conjunto de recomendaciones que constituyen el cuerpo teórico del tema; un caso práctico; una serie de actividades didácticas que pueden desarrollarse a partir de dicho caso y un apartado de legislación. Las propuestas didácticas son orientativas y tienen como finalidad el que puedan ser utilizadas por el profesorado como herramientas de apoyo a la hora de abordar la enseñanza en temas de prevención.

HERRAMIENTAS MANUALES

Son muchos los profesionales de distintos sectores de la industria, agricultura o construcción cuyo trabajo depende del uso de las herramientas manuales. La utilización de estos utensilios también es muy común en el ámbito doméstico y el escolar (reparaciones, jardinería, actividades artesanales, artísticas, etc.), por lo que las herramientas se han convertido en elementos de uso “corriente y normal” para la mayoría de las personas. Curiosamente, esta familiaridad se trasforma en un factor de riesgo añadido puesto que induce a olvidar lo peligrosas que son si no se utilizan de forma conveniente o si no disponen de unos requisitos mínimos de seguridad. Prueba de ello es que los accidentes ocasionados por las herramientas manuales son muy frecuentes y numerosos (cortes y golpes en las manos o en distintas partes del cuerpo, lesiones oculares, lesiones musculares por sobreesfuerzos o gestos violentos, etc.). Las causas más habituales que originan estos accidentes son: emplear herramientas defectuosas, de mala calidad o mal diseñadas; utilizarlas de forma incorrecta; abandonarlas en lugares peligrosos y almacenarlas y transportarlas de manera insegura. A continuación, describimos las recomendaciones de seguridad generales acerca del diseño, manejo y conservación de las herramientas y también concretamos las medidas preventivas específicas para algunas de las herramientas más comunes.

• • • • • • • • • • • • • • •
• • •
• •
• • •
• • •

• •

• •

• •

• • •

• • •

1

Utilizar útiles de buena calidad, correctamente diseñados, que ten- gan la dureza apropiada y los man- gos o asas bien fijos. Hay que selec- cionar las herramientas correctas para cada trabajo y no usarlas para otros fines que no sean los suyos es- pecíficos, ni sobrepasar las presta- ciones para las que técnicamente han sido concebidas. Por ejemplo, no se deben emplear los cuchillos como palancas, los destornilladores como cinceles, los alicates como martillos, etc.

 

2

Verificar el buen estado de con-

servación de las herramientas antes de usarlas (los mangos sin astillas, que no estén rotas ni oxidadas, etc.). Si presentan cualquier deficiencia, deben retirarse inmediatamente para su reparación o sustituirse por otra. Es importante realizar revisio- nes periódicas de las herramientas.

3 Transportar las herramientas de forma segura. Se deben llevar en ca- jas, maletas o bolsas, con los filos y las puntas protegidos. Para subir a una escalera, hay que transportarlas en una cartera, en una cartuchera

• • •

• • • • • •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• • • •

• •

• • •

• •

• •

• •

• •

• • •

Descripción:

• •

• •

• •

• • •

• • •

• • •

MEDIDASS PREVPREVENTIVAS

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• • •

• • • • • •

estas herramientas es el que se pro- duce cuando se desprende la cabeza del martillo al golpear. Antes de usar- lo, es básico asegurarse de que la ca- beza y el mango están sólidamente encajados por medio de su corres- pondiente cuña de fijación y no uti- lizar aquellos que refuercen esta unión con cuerdas o alambres. Hay que sujetar el martillo por el extre- mo y golpear de modo que la cara de la cabeza quede paralela a la super- ficie que se golpea. De este modo, las acciones son más seguras y certeras.

9 Sierras. La hoja de las sierras es

una cinta de acero afilada y dentada y el contacto accidental con ella pue- de producir graves cortes y heridas. Deben transportarse y guardarse siempre con fundas de protección. Antes de empezar a trabajar, hay que fijar firmemente la pieza de trabajo para evitar que se mueva. La herra- mienta debe estar ligeramente incli- nada al empezar a serrar y los pri- meros cortes se harán tirando de ella hacia atrás, nunca empujando, para facilitar el inicio de la hendidura que actuará como guía de la sierra.

• •

• •

• •

• •

• • • • • •

• • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

fijada en la cintura o en una bolsa de bandolera y nunca colocarlas en los bolsillos.

4 Guardar las herramientas orde-

nadas, limpias y en un lugar seguro. El desorden dificulta la selección del utensilio preciso y conduce a que se usen otros menos adecuados. Se de- ben guardar en un lugar específico (cajones, cajas, maleta de comparti- mentos, armarios, paneles de pared

o cuarto de herramientas) y no de-

jarlas en sitios altos porque pueden deslizarse y caer. En todos los casos,

deben almacenarse con la punta y el filo protegidos.

5 Alicates. Están diseñados para su-

jetar, doblar o cortar y hay que utili- zarlos sólo para estas funciones. Nun- ca hay que emplearlos para aflojar

tuercas o tornillos (para ello se usan llaves o destornilladores), puesto que

se corre el peligro de que resbalen y se produzcan lesiones en las manos, ni tampoco para golpear objetos.

6 Destornilladores. Su espesor,

anchura y forma tienen que ajustar- se perfectamente a la cabeza de los

• •

• • • •

• • • •

• • • •

tornillos. Un encaje defectuoso es- tropea tanto la ranura del mismo, como la punta del destornillador y favorece que se produzcan acciden- tes. Hay que utilizarlo siempre ha- ciendo el esfuerzo de forma vertical sobre el tornillo para evitar que res- bale. La pieza sobre la que hay que trabajar debe apoyarse sobre una superficie plana y firme y no sujetar- la con las manos, sobre todo si es pequeña.

7 Llaves de boca fija. La mayoría

de accidentes relacionados con estas herramientas, golpes y caídas, se pro- ducen cuando se escapa la llave del punto de sujeción y el esfuerzo apli- cado queda fuera de control. Para evitar que resbale, es muy importan- te que la llave quede completamente abrazada o encajada a la tuerca y for- mando ángulo recto con el eje de ella. Hay que efectuar la torsión girando hacia la persona que la está utilizan- do, nunca empujando, teniendo espe- cial cuidado de que los nudillos no golpeen contra ningún objeto.

8 Martillos y mazas. Un acciden-

te de especial gravedad asociado a

• • •

• • •

• • • •

• •

• • •

• • • • •• • • • • • • • • • •
• • •
• ••
• • • • •
• • •
• • • • •

CASOO PRÁCPRÁCTICO

• • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• •

• • •

Un grupo de alumnos y alumnas de un centro de

herramientas para cogerlos y, al hacerlo, nota un fuerte pinchazo. Alicia retira inmediatamente la mano y ve que tiene un pequeño corte en ella. Molesta por el accidente, le propina un empujón al maletín y le pide a Jonás que continúe con el montaje de los enchufes, después de explicarle lo sucedido. Contrariada, añade que tiene que ir a curarse porque, aun- que la herida no es de consideración, algunas de las herramientas están oxidadas y la “cosa” se podría complicar. El chi- co asiente y reanuda el trabajo de Alicia. Como tampoco encuentra el destornillador de estrella, coge otro de punta recta que se adapta bastante bien a los tornillos de los cajetines. Coge uno de estos cajetines y sobre la propia mano empieza a fijar los tornillos, no sin cierta precaución porque el destornillador no encaja bien y resbala. Mientras está realizando este trabajo, se fija en que el bruto de Felipe también tiene problemas con una de las tuercas de las estanterías. El chico la está sujetan- do con una llave fija y empujando hacia adelante con todas sus fuerzas, para conseguir apretarla bien. En uno de estos intentos, la llave se escapa de la tuerca y Felipe, al quedarse sin punto de apoyo, se precipita hacia delante y se golpea la cabeza con- tra la barra metálica que sujeta los estantes.

Formación Profesional están preparando el esce- nario del salón de actos de la escuela para realizar una obra de teatro. La

representación servirá para recaudar fondos para el viaje de fin de curso. La escenografía requiere la instalación de estanterías metálicas y de ilu- minación especial, por lo que los jóvenes están trabajando en ello. Alicia y Jonás se encargan de la iluminación y la instala- ción eléctrica, mientras que Alejandro se dedica a los otros montajes.

Alicia está en un extremo del escenario arreglan- do unos interruptores. Le pide a Jonás que le acer- que la caja de herramientas, que es muy grande y pesada. Cuando la tiene a su alcance, la abre y bus- ca con la mirada el destornillador de estrella que le hace falta. La caja no tiene compartimentos y las herramientas están amontonadas unas encima de las otras, no llevan fundas protectoras y algu- nas de ellas están oxidadas. La chica no ve lo que necesita, así que empieza a hurgar en su interior con la mano que tiene libre. Después de apartar hacia un lado la maza, los cinceles y la sierra, Ali- cia ve en el fondo de la caja unos destornilladores que pueden irle bien. Mete más la mano entre las

Enric Mitjans
Enric Mitjans
4
4

ERGA - Formación Profesional

4 ERGA - Formación Profesional Caso práctico. Factores de riesgo Guardar las herramientas de forma desordenada.

Caso práctico. Factores de riesgo

- Formación Profesional Caso práctico. Factores de riesgo Guardar las herramientas de forma desordenada. Medida
- Formación Profesional Caso práctico. Factores de riesgo Guardar las herramientas de forma desordenada. Medida
- Formación Profesional Caso práctico. Factores de riesgo Guardar las herramientas de forma desordenada. Medida

Guardar las herramientas de forma desordenada. Medida preventiva 4

No revisar el estado de conservación de las herra- mientas y guardar las que están oxidadas junto con las que están en buenas condiciones de uso. Medida preventiva 2

Utilizar la llave fija de forma incorrecta e insegura al apretar la tuerca de la estantería (empujando la herramienta en lugar de girarla hacia sí mismo). Medida preventiva 7

en lugar de girarla hacia sí mismo). Medida preventiva 7 Emplear un destornillador de punta plana

Emplear un destornillador de punta plana para trabajar con tornillos de cabeza de estrella. Medida preventiva 1

No proteger el filo de los utensilios cortantes y punzantes que están en el interior de la caja de herramientas. Medida preventiva 4

Trabajar con el destornillador sobre una pieza que está apoyada en la mano. Medida preventiva 6

• • • • • • • • •• • • • • • •
• •
• •
••
• •
• •
• •
• •
• • • • • • • • • • • • • • •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •
• • •
• • • •
• •
• •
• •
• • • • • • • • • • • • • • •
• •
• • • • • •
• •
• •
• • • • •
• •
• • •
• •
• • •

• •

• • • • • •

• • • •

• • • • •

• • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

1 A partir de la lectura del caso práctico, identifi-

car los factores de riesgo que aparecen en el sa-

lón de actos de la escuela y descubrir las causas que han producido los accidentes.

Propuesta: Después de leer el caso práctico, el alumnado se dividirá en grupos de 3 o 4 personas para identificar y realizar una lista de los factores de riesgo que se detecten en la historia descrita y, al mismo tiempo, proponer medidas preventivas para cada situación. Después, un representante de cada grupo expondrá lo que han observado ante el gru- po-clase para, posteriormente, entre todos elaborar las conclusiones definitivas.

Describir 2 accidentes reales causados por herra-

mientas manuales y analizar por qué se produje-

ron. Esta actividad tiene como objetivo constatar colectivamente (grupo-clase), a través de la expe- riencia propia o la del resto del alumnado, que las herramientas manuales son la causa de numero- sos accidentes ocurridos, ya sea en el trabajo o en otros ámbitos como el doméstico, el escolar, etc.

alumnado (mala calidad de las herramientas, ac- ciones inseguras al trabajar con ellas, desorden al guardarlas, etc.). La actividad puede terminarse con un breve coloquio sobre las peligrosas conse- cuencias que tiene otorgarle “poca importancia” al manejo de las herramientas manuales.

3 Realizar un trabajo acerca de las herramientas

manuales más comunes y proponer medidas pre-

ventivas de accidentes para cada una de ellas, con el fin de conocer mejor sus prestaciones y funcio- namiento.

Propuesta: El profesorado podrá aprovechar la actividad anterior para hacer reflexionar a los alumnos sobre la frecuencia de accidentes produ- cidos por las herramientas manuales y realizar un trabajo acerca de éstas. Es decir, qué tipos de he-

Todos los ejercicios pueden resolverse a partir de la discusión en grupo y de los comentarios de los alumnos.

que se produzca un gran número de accidentes relacionados con las herramientas manuales y en la que también queden representadas situaciones de riesgo muy exageradas.

Propuesta: El alumnado mantendrá los mismos grupos de la actividad anterior y realizará una re- presentación muy breve en la que, de forma exage- rada, se produzcan accidentes o situaciones de ries- go ocasionados por distintas herramientas manuales (una representación cómica o una paro- dia). Los utensilios utilizados podrán ser de plás-

tico o realizados por el propio alumnado con car- tulina, hojas de papel, etc. El alumnado dispondrá de dos días para elaborar el guión de la obra y con- feccionar manualmente las herramientas escogi- das. Durante cada representación, el resto del alumnado actuará como espectador de la obra y deberá escribir en un papel los riesgos observados

y las medidas preventivas que hubieran podido

evitar los accidentes. Después, todo el grupo-clase

y el profesorado podrán intervenir analizando y reflexionando las obras representadas.

Propuesta: El profesorado solicitará a los alum- nos que piensen en un accidente que les haya suce- dido a ellos o a una persona conocida (familiares

o amigos) que tenga relación con alguna herra-

mienta manual. El accidente se puede situar en todos los contextos (laboral, doméstico, escolar, deportivo, etc.). A continuación, el profesor les pre- guntará: ¿Por qué creéis que os sucedió? La res- puesta a esta pregunta la deberán escribir en un

papel en blanco y anónimo, el cual será recogido por el profesorado. Seguidamente, el profesorado

leerá en voz alta las respuestas y, en colaboración con el grupo-clase, las irá agrupando en función del tipo de herramienta que haya producido el ac- cidente (martillos, sierras, alicates, etc.). Finalmente, todo el grupo-clase valorará el núme-

ro de accidentes descritos en relación con el núme- ro de alumnos y alumnas que hayan realizado la actividad (muchos, pocos, escasos), qué herra- mienta se nombra con mayor frecuencia y cuáles son las causas del accidente más citadas por el

rramientas existen en el mercado, cuáles son sus prestaciones y cuáles son las medidas preventivas más importantes que deben tenerse en cuenta cuan- do se trabaja con ellas. El alumnado se dividirá en grupos de 3 o 4 personas y cada uno de ellos esco- gerá una “familia” de herramientas (de corte, de su- jeción, de presión, etc.) sobre la que deberán buscar información (revistas especializadas, catálogos, fo- lletos divulgativos, carteles, páginas web, etc.). También deberán buscar en la prensa algún acci- dente producido por algún tipo de herramienta manual, comentando por escrito lo sucedido. Se les dará un plazo de una semana para entregar el tra- bajo. Una vez realizada la lectura de los trabajos, el profesorado expondrá los comentarios pertinentes a cada uno de ellos ante todo el grupo-clase.

4 Realizar una obra (teatro o película de vídeo) cor-

ta y de carácter cómico sobre una situación en la

5 Dibujar un panel de herramientas de un mural

con los pertinentes utensilios y una correcta dis-

tribución de estos.

Propuesta: El alumnado, en grupos de 3 o 4 per- sonas, deberá dibujar en un papel un panel de he- rramientas para colgar en la pared de un taller con todos los materiales necesarios y su distribución correspondiente. Para hacerlo, el alumnado podrá visitar el aula-taller del centro escolar y observar qué tipo de herramientas se utilizan y cómo se pueden distribuir en un “hipotético” panel. Cada uno de los dibujos planteados se expondrá ante el grupo-clase, argumentando el trabajo realizado y, entre todos, decidirán cuál de ellos es el mejor diseñado. También podrán escoger de cada propuesta los aspectos parciales mejor re- sueltos y realizar con estas sugerencias un nue- vo diseño. El dibujo final se podría presentar como propuesta para realizar el panel de herra- mientas del aula-taller del centro.

el panel de herra- mientas del aula-taller del centro. LEGISLACIÓN Ley 31/1995, de 8 de noviembre,
el panel de herra- mientas del aula-taller del centro. LEGISLACIÓN Ley 31/1995, de 8 de noviembre,
el panel de herra- mientas del aula-taller del centro. LEGISLACIÓN Ley 31/1995, de 8 de noviembre,
el panel de herra- mientas del aula-taller del centro. LEGISLACIÓN Ley 31/1995, de 8 de noviembre,

LEGISLACIÓN

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. (BOE 10.11.1995).

Real Decreto 486/1997, de 14 de abril. Disposiciones mínimas de seguri- dad y salud en los lugares de trabajo. (BOE 23.4.1997).

Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio. Disposiciones mínimas de segu- ridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo. (BOE 7.8.1997).

Real Decreto 39/1997, de 17 de enero. Reglamento de los Servicios de Prevención. (BOE 31.1.1997).

Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Redacción y Administración: INSHT–Centro Nacional de Condiciones de Trabajo. Dulcet, 2-10 08034 Barcelona. Teléfono: 93 280 01 02 - Ext. 2313 / Fax: 93 280 00 42 - Internet:

htp/www.mtas.es/insht / e-mail: cnctinsht@mtas.es

NIPO: 211-03-006-8 – Depósito legal.- B-14411-96 – FD 2342

Director de la Publicación: Juan Guasch. Redacción: Rosa Mª Banchs, Andrea de Llanos, Pilar González, Jaime Llacuna. Diseño gráfico: Enric Mitjans. Composición:

Mª Carmen Rusiñol. Impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo

PAPEL 100% RECICLADO

Mitjans. Composición: Mª Carmen Rusiñol. Impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo PAPEL 100% RECICLADO

ERGA - Formación Profesional

3
3
Notas Prácticas
Notas
Prácticas

En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema de la seguridad en máquinas frente a los

riesgos mecánicos. Otros tipos de peligros asociados a la maquinaria (eléctricos, térmicos, de ruido, de

explosión

meros de esta publicación.

que son coincidentes en distintas actividades, han sido tratados o se tratarán en otros nú-

),

Se incluyen los siguientes apartados: un conjunto de recomendaciones que constituyen el cuerpo teó- rico del tema; un caso práctico; una serie de actividades didácticas que pueden desarrollarse a partir de dicho caso y un apartado de legislación. Las propuestas didácticas son orientativas y tienen como finalidad el que puedan ser utilizadas por el profesor como herramientas de apoyo a la hora de abordar la enseñanza en temas de prevención.

SEGURIDAD EN MÁQUINAS

El principio básico de la seguridad en máquinas es la llamada prevención intrínseca. Se trata de que toda máquina debe ser segura en sí misma, por lo que, ya desde su diseño, debe cumplir con unos requisitos mínimos de seguridad que garanticen la salud de las personas que las utilizan. Al mismo tiempo, también se deben cumplir una serie de condiciones o precauciones en lo que respecta a su instalación, utilización, mantenimiento o reparación. Estos dos aspectos de la seguridad en máquinas están regulados, básicamente, por dos Reales Decretos: uno, dirigido a fabricantes y usuarios, que establece las condiciones mínimas de seguridad que tienen que tener las máquinas para que puedan ser comercializadas, y otro sobre la utilización de equipos de trabajo (ver legislación, página 4).

• • • •

• • • • • •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• • • •

• •

• • •

• •

• •

1 Sólo se podrán comercializar y

poner en servicio las máquinas que cumplan con los requisitos de segu- ridad y salud esenciales. Las máqui- nas que estén provistas del marca- do CE se considerarán conformes a

estas normas.

2 Cada máquina llevará, de forma

legible e indeleble, como mínimo las indicaciones siguientes: nombre y dirección del fabricante; del marca- do CE (no inferior a 5 mm); designa- ción de la serie o modelo y número de serie, si existiera. Igualmente, irá acompañada de un manual de ins- trucciones en el que se indiquen: las condiciones previstas para su utilización;␣ el puesto de trabajo que debe ocupar la persona que la use; y las instrucciones para que puedan efectuarse sin riesgo la puesta en ser- vicio, utilización, manutención, ins- talación y montaje de la máquina.

3 Se deberá comprobar periódica-

• •

• •

• • • • •• • • • • • • • • • •
• • •
• •• • •
• • • • •
• • •
• • • • •

• •

• •

• •

• •

• • • •

MEDIDASMEDIDASMEDIDASS PREVENTIVASPREVPREVENTIPREVENTI

• • • •

• • • •

• • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• •

• • •

• • •

mente el buen funcionamiento de las máquinas y realizar pruebas adi- cionales en los casos de transforma- ciones de la máquina, accidentes o falta prolongada de uso.

4 Los mandos de puesta en mar-

cha de la máquina deben situarse fuera de las zonas peligrosas y sólo se podrán accionar de forma inten- cionada. También, las máquinas de- berán estar provistas de un disposi- tivo que permita su parada total en condiciones de seguridad; la orden de parada tendrá prioridad sobre las órdenes de puesta en marcha.

5 Toda parte de una máquina que

presente peligro de atrapamiento, corte, abrasión o proyección debe- rá ir equipada con resguardos o dis- positivos de protección. Existen dis- tintas clases de resguardos (fijos, envolventes, distanciadores, móvi- les, etc.) y de dispositivos (mandos sensitivos, barreras fotoeléctricas,

pantallas móviles asociadas a un dispositivo de enclavamiento, con o sin bloqueo, etc.) aplicables en fun- ción del tipo de trabajo.

6 Nunca se deberá anular o “puen-

tear” cualquier dispositivo de segu-

ridad de que disponga la máquina, ni tampoco retirar las protecciones

o resguardos.

7 Toda operación de ajuste, lim-

pieza, engrase y reparación deberá realizarse, siempre que sea posible, con la máquina parada y desconec- tada de la fuente de alimentación de energía. Deben existir dispositivos de consignación (los más comunes son los candados) que impidan la puesta en marcha de las máquinas

durante estas operaciones.

8 No se llevarán ropas holgadas,

el pelo suelto, bufandas, cadenas ni

ningún otro elemento que pueda resultar atrapado por la máquina.

• • • •

• •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

9 Cada máquina debe ir equipada

con dispositivos de parada de emer- gencia que permitan detenerla en condiciones de seguridad. Deben ser visibles, de fácil acceso, de color rojo sobre fondo amarillo y, si son pulsadores, de cabeza de seta.

10 Toda persona que tenga que

utilizar una máquina debe recibir la formación y la información adecua- das sobre los riesgos que implica su trabajo. La información debe ser comprensible y especificar, como mínimo, las condiciones de utiliza- ción de la máquina y las situaciones peligrosas que puedan presentarse.

11 Las zonas peligrosas de las

máquinas deben estar marcadas con advertencias y señalizaciones.

12 Si la iluminación del recinto

de trabajo no es suficiente, debe ha-

ber iluminación localizada en las zonas peligrosas de las máquinas.

• •• • • • • • • • • • • • • •
• ••
• • • • •
• • •
• • • • •

CASOO PRÁCPRÁCTICO

• • • •

• • • • •

• • •

• • •

• • • • •

• •

• • •

• • •

• • • • • •

• • • • •

• •

• •

• •

• •

• •

• • • •

• • • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • •

• • •

• • • •

• • • •

• • •

• • •

• • • •

• • •

• • •

• • • •

• •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

Descripción:

Teresa, Pedro y Manolo hace dos años que ter-

mandas, sacrificaron horas destinadas al mantenimiento de las máquinas. Pero desde hace una semana todo ha cambiado. Teresa sufrió un accidente mientras manipulaba la guillotina. Como tenía prisa por terminar un en- cargo, decidió anular el dispositivo de protección de tal manera que, mien- tras con una mano podía colocar bien las resmas de papel para cortar, con la otra podía accionar el botón del pisón y la cuchilla. En un momento de descuido no retiró la mano a tiempo y el pisón le aplastó un dedo. Afortuna- damente, pudo parar la máquina y la guillotina no llegó a bajar. Al cabo de dos días, Manolo también se accidentó. Estaba terminando el tiraje de unos calendarios en la máquina de offset y vio que había un defec- to en la impresión. Para averiguar el origen del problema, se dirigió con prisas hacia el cuerpo impresor, sin darse cuenta de que

llevaba la bata desabrochada. Como la ilu- minación era deficiente, tuvo que acercarse mucho a la máquina; en ese momento, los rodillos engancharon un extremo de su bata y Manolo quedó atrapado. Empezó a gritar pidiendo ayuda y Pedro, que estaba aten- diendo a un cliente, se precipitó hacia el taller. Rápidamente, accionó la parada de emergencia de la máquina y, en pocos se- gundos pudo rescatar a Manolo que quedó todo magullado y con un susto de muerte. Ahora, los tres compañeros se lamentan de no haberse planteado desde un comienzo el trabajo siguiendo los principios básicos de la seguridad. A pesar de ello, no desisten y han empezado a cambiar todo lo necesario.

minaron sus estudios de artes gráficas. Desde en- tonces, sólo habían conseguido contratos esporádicos de trabajo en este sector, así que decidieron sumar esfuerzos y montar su propia empresa dedicada a la impresión de folletos comerciales y pequeñas publicaciones. Como disponían de poco dinero, alquilaron un local y compraron de segunda mano lo imprescindible: la máquina de imprimir de offset rápido y la guillo- tina. En el momento de su adquisición, Manolo comentó que ninguna de ellas llevaba el marcado CE y que tampoco tenían los manuales de instrucciones. Los tres compañeros dudaron en adquirirlas, pero como Teresa y Manolo conocían bien el sistema de trabajo de las dos

máquinas, y la oferta era muy “tentadora”, fi- nalmente optaron por ellas. En el local colocaron una mampara de ma- dera para separar el vestíbulo, que daba a la calle, del taller. Este recinto quedó solamen- te iluminado por la luz que provenía de dos pequeñas ventanas y por tres fluorescentes que estaban situados en el techo. Hace un mes inauguraron la empresa. Te- nían varios clientes y se pusieron en marcha rápidamente; no se entretuvieron ni en com- probar el buen funcionamiento de las máqui- nas: “la mejor experiencia es el propio traba- jo y, además, empezaremos a recuperar algo de dinero”, comentó Pedro. En un principio todo les fue “sobre ruedas”, tenían bien distribuidas sus tareas y el trabajo no les faltaba; incluso, para cumplir con las de-

“sobre ruedas”, tenían bien distribuidas sus tareas y el trabajo no les faltaba; incluso, para cumplir
4
4

ERGA - Formación Profesional

Caso Práctico. Factores de riesgo

Utilizar maquinaria de trabajo que no disponga del marcado CE y su correspondiente certifica- do de conformidad. Medidas preventivas 1 y 2

certifica- do de conformidad. Medidas preventivas 1 y 2 Anular los dispositivos de protección. Medida preventiva

Anular los dispositivos de protección. Medida preventiva 6

Anular los dispositivos de protección. Medida preventiva 6 Ausencia del manual de instrucciones de una máquina

Ausencia del manual de instrucciones de una máquina con la que se está trabajando. Medida preventiva 2

No efectuar en las máquinas las operaciones de mantenimiento y limpieza preceptivas. Medida preventiva 7

Iluminación general inadecuada y falta de ilumi- nación específica en las máquinas. Medida preventiva 12

Inexistencia de señalización en las zonas peligrosas de las máquinas. Medida preventiva 11

las zonas peligrosas de las máquinas. Medida preventiva 11 Trabajar con una máquina sin comprobar previa-
las zonas peligrosas de las máquinas. Medida preventiva 11 Trabajar con una máquina sin comprobar previa-

Trabajar con una máquina sin comprobar previa- mente su correcto funcionamiento. Medida preventiva 3

Usar ropa de trabajo no adecuada, holgada y sin abrochar. Medida preventiva 8

• • • • •• • • • • • • • • • •
• ••
• •
• •
• •

ACTIVIDADES MEDIDASMEDIDASDE AYUDAYUDAPREVENTIVASPREVENTIVASPARAP

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • •

• • • •

• •

• •

• • • • • •

• •

• •

• • • • • •

• • •

• • •

• • •

• • • • •

EL PROFESOR

• • •

• • • •

• •

• •

• •

• •

• • • • • •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • • •

• • •

• •

• • • •

• • • • •

• • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

1 Leer el caso práctico. Después, reunidos en pequeños grupos, comentar cuáles fueron los errores que cometieron Teresa, Pedro

y Manolo, y cómo debían haber actuado para tra- bajar con mayor seguridad.

Propuesta: Los alumnos leerán el caso. Una vez lo hayan hecho, reunidos en grupos pequeños de cuatro o cinco alumnos, identificarán las causas que han producido los accidentes y tratarán de ex- plicar cómo debían haber actuado los protagonis- tas, tanto en el momento de decidir la compra de la maquinaria, como durante el trabajo y el man- tenimiento.

2 Recoger información sobre maquinaria en

catálogos, revistas o folletos. Después en

clase, organizados en pequeños grupos,

clasificar la información por tipos de máquinas y comprobar si, en cada una de ellas, se describen los requisitos básicos sobre seguridad que deben llevar desde su fabricación.

Propuesta: Los alumnos recogerán, en comercios es- pecializados o en revistas, catálogos o cualquier otra información que pueda servir para conocer las carac- terísticas de las máquinas. Toda la información re- copilada la llevarán a clase y, reunidos en pequeños grupos de cuatro o cinco personas, la clasificarán por tipos de máquinas (de impresión, de corte, ma- nipulación, transporte,etc.) y, a continuación, revi- sarán que las máquinas cumplan con las especifica- ciones de seguridad que la legislación vigente obliga.

3 Analizar un vídeo sobre seguridad en má-

quinas pasado en clase. Al finalizar, co-

que los alumnos trabajen con casos reales. Una vez tengan seleccionada la información, los alumnos deberán confeccionar un álbum y redactar un co- mentario para cada noticia en el que expliquen las causas por las que se produjo el accidente y cuáles son las medidas preventivas que debían haber utili- zado.

5 Realizar un estudio de los equipos de tra-

bajo existentes en el centro escolar, tanto

en los talleres como en el departamento de

mantenimiento, como en cualquier otro lugar donde haya máquinas o herramientas. A conti- nuación, estudiar si cumplen todos los requisitos de seguridad exigidos por la normativa vigente y realizar un informe en el que quede plasmado el resultado del estudio y, si las hubiera, las mejoras recomendadas.

Propuesta: Los alumnos se distribuirán por gru- pos, en las diferentes zonas del centro en las que pueda haber equipos de trabajo, y realizarán un estudio de ellos y de su estado de uso. A continua- ción, cada grupo de alumnos redactará un informe en el que explicará el estado de uso y mantenimien- to de cada una de las máquinas o herramientas y propondrá medidas correctoras en los casos que consideren oportunos. Una vez realizado el trabajo, todo el grupo clase se reunirá para hacer una pues- ta en común y realizar las propuestas que crean necesarias. Este informe puede servir a la dirección del centro para tener al día el estado de los equipos de trabajo.

mentar las medidas de prevención que se

hayan tratado en el vídeo y organizar un debate sobre ello.

Propuesta: Pasar un vídeo en clase en el que se traten temas relacionados con la prevención de ries- gos en máquinas u otros equipos de trabajo. Al fi- nalizar, se planteará que los propios alumnos orga- nicen un debate en el aula que sirva como platafor- ma de discusión de las medidas preventivas reco- mendadas en la película.

Todos los ejercicios pueden resolverse a partir de la discusión en grupo y de los comentarios de los alumnos.

4 Confeccionar un álbum con recortes de no- ticias, aparecidas en la prensa durante dos meses, que traten accidentes de trabajo

ocurridos con máquinas. Acompañar cada noti- cia con un breve comentario en el que se explique el por qué ocurrió el accidente y cuáles serían las medidas de seguridad que se deberían haber adoptado para evitarlo.

Propuesta: Los alumnos recogerán noticias en las que se trate el tema de los accidentes con máquinas y equipos de trabajo. Estos sucesos servirán para

máquinas y equipos de trabajo. Estos sucesos servirán para Real Decreto 1435/1992, de 27 de noviem-
máquinas y equipos de trabajo. Estos sucesos servirán para Real Decreto 1435/1992, de 27 de noviem-
máquinas y equipos de trabajo. Estos sucesos servirán para Real Decreto 1435/1992, de 27 de noviem-
máquinas y equipos de trabajo. Estos sucesos servirán para Real Decreto 1435/1992, de 27 de noviem-

Real Decreto 1435/1992, de 27 de noviem- bre. Dicta las disposiciones de aplicación de la Directiva del Consejo 89/392/CEE, relati-

LEGISLACIÓN

va a la aproximación de los estados miem- bros sobre máquinas y modificado por el Real Decreto 56/1995, de 20 de enero.

Real Decreto 1215/1997, de 10 de marzo,

sobre la utilización de equipos de trabajo.

Resolución de 1 de junio de 1996. Publica- ción de la relación de normas armonizadas en el ámbito del Real Decreto 1435/1992.

Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Redacción y Administración: INSHT–Centro Nacional de Condiciones de Trabajo. Dulcet, 2-10 08034 Barcelona. Teléfono: (93) 280 01 02 - Ext. 1313 / Fax: (93) 280 00 42

NIPO: 211-97-002-2 – Depósito legal.- B-14411-96 – FD 2342

Director de la Publicación: Emilio Castejón. Redacción: Rosa Mª Banchs, Bartolomé Bennassar, Pilar González, Jaime Llacuna. Diseño y maquetación: Guillem Latorre, Enric Mitjans. Composición e impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo

PAPEL 100% RECICLADO

Latorre, Enric Mitjans. Composición e impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo PAPEL 100% RECICLADO

GUÍA

UTILIZACIÓN

EQUIPOS

TRABAJO

DE

DE

GUÍA

PARA LA MEJORA DE LA GESTIÓN PREVENTIVA

Utilización de equipos de trabajo

Z A C I Ó N EQUIPOS TRABAJO DE DE GUÍA PARA LA MEJORA DE LA

GUÍA

PARA LA MEJORA EN LA GESTION PREVENTIVA UTILIZACIÓN DE EQUIPOS DE TRABAJO

Índice

Introducción

Marco legal Obligaciones generales del empresario Condiciones de seguridad en los equipos de trabajo

Órganos de accionamiento y paro

Proyecciones, emisión de contaminantes, rotura, explosión. Condiciones de instalación

Resguardos y protecciones Desplazamientos Elevación de cargas Condiciones de utilización de los equipos de trabajo Instalación y mantenimiento Operación

Equipos de trabajo móviles Equipos de elevación de cargas

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

1

1

3

10

10

11

11

12

13

13

14

14

15

15

16

1

Introducción

La actividad diaria de los trabajadores en cualquier centro productivo está indisolublemente ligada a la utilización de diferentes equipos de trabajo. Desde las actividades más artesanas hasta las de mayor sofisticación tecnológica el trabajo humano se apoya en el empleo de máquinas, herramientas y otros útiles. De la adecuación en su elección, su estado de conservación y mantenimiento depende conseguir el grado de seguridad necesario para que la relación entre trabajadores y equipos de trabajo sea satisfactoria.

Marco legal

varía

En general, la normativa aplicable a una máquina,

considerablemente en función del año de comercialización en España o en la Unión Europea y del tipo de máquina, por lo que en muchos casos, averiguar que disposiciones concretas afectan a un determinado equipo puede ser sumamente complejo y por lo tanto un trabajo para especialistas.

Dentro del objeto de esta guía, nos ceñiremos a lo dispuesto en el R.D. 1215/97 de equipos de trabajo, que desarrolla las obligaciones establecidas a este respecto en la ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales.

Antes de pasar a ver cuales son las obligaciones que se establecen para el empresario, veamos algunas definiciones utilizadas.

Equipo de Trabajo Cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo

Utilización de un equipo de trabajo Cualquier actividad referida a un equipo de trabajo, tal como la puesta en marcha o la detención, el empleo, el transporte, la reparación, la transformación, el mantenimiento y la conservación, incluida en particular la limpieza

Zona peligrosa Cualquier zona situada en el interior o alrededor de un equipo de trabajo en la que la presencia de un trabajador expuesto entrañe un riesgo para su seguridad o para su salud

Trabajador expuesto Cualquier trabajador que se encuentre total o parcialmente en una zona peligrosa

Operador del equipo El trabajador encargado de la utilización de un equipo de trabajo

Obligaciones generales del empresario

Desde el punto de vista del empresario - usuario, las obligaciones en materia de seguridad en máquinas vienen establecidas en el R.D.

1215/97.

1- El empresario adoptará las medidas necesarias para que los equipos de trabajo que se pongan a disposición de los trabajadores sean adecuados al trabajo y

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

3

garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores, cuando esto no sea posible, el empresario tomará las medidas adecuadas para reducir tales riesgos al mínimo

En cualquier caso

El empresario deberá utilizar únicamente equipos que satisfagan:

a) Cualquier disposición legal o reglamentaria que les sea de aplicación

b) Las condiciones generales previstas en el anexo I de este Real Decreto

Como ya hemos comentado, el determinar en cada

reglamentación aplicable es un trabajo complicado y destinado a profesionales, no obstante, la verificación del cumplimiento de las condiciones de seguridad de una máquina implica la comprobación de

los siguientes puntos:

caso

la

MARCADO CE

Cada máquina llevará de forma legible, como mínimo una placa o registro con las siguientes indicaciones:

NOMBRE Y DIRECCION DEL FABRICANTE MODELO SERIE DEL MODELO AÑO DE FABRICACIÓN MARCADO CE

MANUAL DE INSTRUCCIONES

A ÑO DE FABRICACIÓN M ARCADO CE MANUAL DE INSTRUCCIONES Cada máquina llevará un manual de

Cada máquina llevará un manual de instrucciones, en la lengua oficial de la comunidad en donde se esté, que indique como mínimo los siguientes puntos:

Condiciones previstas de utilización

Puestos de trabajo que puedan ocupar Instrucciones de uso para efectuar sin riesgo:

la puesta en servicio la utilización

- la manutención, con la indicación de la masa de la máquina y sus diversos elementos cuando, de forma regular, deban transportarse por separado

- la instalación

- el montaje, el desmontaje

- el reglaje

- el mantenimiento (conservación y reparación)

- si fuera necesario, las características básicas de las herramientas que puedan acoplarse a la máquina

- en su caso, instrucciones de aprendizaje

contener

Además el Manual de Instrucciones debe

planos y esquemas necesarios para un buen mantenimiento, montaje, desmontaje, puesta en servicio, etc. de la máquina.

También debe de contener las indicaciones del ruido aéreo emitido.

los

DECLARACIÓN CE DE CONFORMIDAD

La declaración «CE» de conformidad es el procedimiento por el cual el fabricante o su representante establecido en la Comunidad, declara que la máquina comercializada satisface todos los requisitos esenciales de seguridad y de salud correspondientes

Cuando un equipo existente no verifique alguno de los puntos anteriores, será necesario el comprobar que se cumplen los aspectos establecidos en el R.D. 1215/97.

Supondremos que cuando se cumplen las condiciones arriba indicadas

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

5

y se comprueba que el equipo ha sido mantenido adecuadamente, de acuerdo con lo indicado por el fabricante, y la normativa vigente, el equipo cumple con lo establecido en el anexo I del R.D. 1215/97.

2- Para la elección de los equipos de trabajo el empresario deberá tener en cuenta los siguientes factores:

a) Los riesgos existentes para la seguridad y salud de los trabajadores en el lugar de

trabajo y, en particular, en los puestos de trabajo, así como los riesgos que puedan

derivarse de la presencia o utilización de dichos equipos o agravarse por ellos

b) Los principios ergonómicos de diseño del puesto de trabajo y en su caso, las

adaptaciones necesarias para su utilización por trabajadores discapacitados

comprobar

El empresario no solo debe

cumple las condiciones del punto 1, también debe tener en cuenta diversos factores antes de su adquisición.

que el equipo

3- Se debe tener en cuenta la ubicación del equipo y si las condiciones ambientales, etc., son compatibles con el equipo Se deben tener en cuenta los riesgos presentes en el lugar de trabajo donde se va a instalar, y verificar que no se crean nuevos riesgos no controlados o que no se agravan los existentes Por ejemplo, un equipo con un nivel sonoro no perjudicial situado en proximidad de otras máquinas con niveles sonoros iguales puede hacer que el nivel sonoro conjunto no sea aceptable La adaptación de un puesto de trabajo a personas discapacitadas, deberá incluir una evaluación de riesgos que determine los riesgos existentes así como la forma más adecuada de evitarlos o controlarlos Antes de la adquisición de cualquier equipo de trabajo, se diseñará el puesto de

trabajo en donde va colocado el equipo, teniendo en cuenta los principios ergonómicos, tales como, espacio de trabajo, altura del plano de trabajo, asiento, posición del trabajador, iluminación del puesto, etc.

4. La utilización de los equipos de trabajo deberá cumplir las condiciones generales establecidas en el anexo II del presente Real Decreto Cuando a fin de evitar o controlar un riesgo específico para la seguridad o salud de los trabajadores, la utilización de un equipo de trabajo deba realizarse en condiciones o formas determinadas, que requieran un particular conocimiento por parte de aquéllos, el empresario adoptará las medidas necesarias para que la utilización de dicho equipo quede reservada a trabajadores designados para ello

chequeo

A continuación se proporciona una lista de

incluyen las condiciones establecidas en el anexo II del R.D. 1215/97.

No obstante hay que tener en cuenta que las condiciones de utilización se deben verificar de forma constante, para lo cual se deberán adoptar los procedimientos correspondientes en cada caso tales como formación e información, revisiones periódicas documentadas, permisos de trabajo…

donde se

5- El empresario adoptará las medidas necesarias para que se realice un mantenimiento adecuado a los equipos Dicho mantenimiento se realizará teniendo en cuenta las instrucciones del fabricante o, en su defecto, las características de estos equipos, sus condiciones de utilización y cualquier otra circunstancia normal o excepcional que pueda influir en su deterioro o desajuste

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

7

Las operaciones de mantenimiento, reparación o transformación de los equipos de trabajo cuya realización suponga un riesgo específico para los trabajadores sólo podrán ser encomendadas al personal especialmente capacitado para ello

Tal y como se indica en apartados anteriores, una vez se verifiquen los párrafos a) y b) del apartado 1, quedan determinados los requisitos mínimos de seguridad que el equipo debe cumplir en cada momento, No obstante la continuidad de este cumplimiento en el tiempo pasa por realizar un mantenimiento adecuado de estos equipos, el cual vendrá determinado por el fabricante o comercializador.

6- El empresario adoptará las medidas necesarias para que se efectúen las revisiones que sean necesarias (periódicas, tras una parada, después de cada instalación o desplazamiento, con objeto de asegurar un funcionamiento seguro de los equipos

Dichas verificaciones serán realizadas por personal competente y el resultado de las mismas deberá documentarse y conservarse durante la vida útil de los equipos

condiciones

Las

fabricante y la legislación vigente aplicable a cada equipo.

a verificar vendrán determinadas por el

Las comprobaciones deberán ser realizadas por personal competente,

bien el indicado por el fabricante, o en caso negativo uno designado por el empresario. Recordar en este punto que aquellos equipos sujetos a reglamentación específica, deberán ser revisados por técnicos competentes, por ejemplo los aparatos elevadores (ascensores, grúas…), los aparatos a presión (extintores, depósitos de gas …

En caso de duda consulte con su Servicio de Prevención o trabajador designado en materia de Prevención de Riesgos.

7- El empresario deberá garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos de trabajo, así como sobre las medidas de prevención y protección que hayan de adoptarse

En general la documentación del equipo suministrada por el fabricante o comercializador, estará siempre a disposición de los trabajadores.

idoneidad

Sobre la

de la formación e información necesarias se deberá consultar, en función del modelo organizativo en materia de prevención de riesgos establecido en la empresa, con el servicio de prevención o trabajador designado.

de la documentación a entregar así como

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

9

Condiciones de seguridad en los equipos de trabajo

Veamos a continuación de forma general los aspectos de seguridad indicados en el R.D. 1215/97.

Órganos de accionamiento y paro

Los órganos de accionamiento deberán ser claramente visibles e identificables, de lo contrario se señalizarán Deberán encontrarse fuera de las zonas peligrosas, es decir no deben permitir el posible acceso a zonas peligrosas El operario debe poder controlar la posible presencia de personas en zonas peligrosas si esto no es así debe existir un sistema de aviso acústico o visual que alerte al resto del personal Los sistemas de mando deben ser seguros Cada puesto de trabajo debe disponer de un mando de paro de emergencia general La puesta en marcha sólo debe realizarse de forma voluntaria. Ej. Doble mando La orden de paro debe prevalecer sobre la de marcha En caso de paro, la puesta en marcha debe realizarse sólo de forma voluntaria mediante mando al efecto

en marcha debe realizarse sólo de forma voluntaria mediante mando al efecto 10 Utilización de equipos
en marcha debe realizarse sólo de forma voluntaria mediante mando al efecto 10 Utilización de equipos
en marcha debe realizarse sólo de forma voluntaria mediante mando al efecto 10 Utilización de equipos

Proyecciones, emisión de contaminantes, rotura, explosión

En general todos los equipos susceptibles de provocar este tipo de riesgos, deberán disponer de los siguientes elementos o mecanismos de protección:

Protección contra la proyección de partículas Ej. Pantallas de protección Protección contra la emisión de contaminantes Ej. Extracción localizada Protección contra el riesgo de incendio Ej. Sistemas de extinción automáticos Protección contra el riesgo de estallido o rotura Ej. Válvulas de seguridad

Condiciones de instalación

El acceso al equipo deberá poder realizarse de forma segura La estabilidad del equipo debe quedar garantizada en todo momento La iluminación del equipo debe ser suficiente. Cuando existan dudas deberán realizarse mediciones para comprobar que cumplen con la legislación vigente No debe existir riesgo de caídas a distinto nivel. Si fuese necesario se dispondrán barandillas La instalación del equipo dispondrá de elementos que le separen de sus fuentes de energía, así como

de elementos que le separen de sus fuentes de energía, así como GUÍA PARA LA MEJORA
de elementos que le separen de sus fuentes de energía, así como GUÍA PARA LA MEJORA

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

11

protección contra contactos directos e indirectos Ej. mediante interruptor diferencial y puesta a tierra Si el equipo produce vibraciones, éstas deberán estar controladas Ej. mediante bancadas o amortiguadores Cuando en el equipo existan partes accesibles a temperatura elevada (calor o frío) se adoptarán medidas para evitar el contacto involuntario con estas zonas, bien mediante protección de las mismas, bien mediante restricción del acceso a la zona de peligro

Resguardos y protecciones

Siempre que pueda existir riesgo de contacto mecánico deberán instalarse dispositivos que impidan el acceso a las zonas peligrosas Los resguardos deben permitir las intervenciones de mantenimiento Los resguardos deben ser difíciles de anular Los resguardos no deben ocasionar riesgos suplementarios Los resguardos deben ser sólidos y resistentes

Desplazamientos

El equipo deberá estar adaptado para no ocasionar riesgos durante el transporte Ej. Dotación de puntos de anclaje para su elevación Cuando sea preciso desplazar el equipo, se

de anclaje para su elevación C uando sea preciso desplazar el equipo, se 1 2 Utilización
de anclaje para su elevación C uando sea preciso desplazar el equipo, se 1 2 Utilización
de anclaje para su elevación C uando sea preciso desplazar el equipo, se 1 2 Utilización
de anclaje para su elevación C uando sea preciso desplazar el equipo, se 1 2 Utilización

dispondrá de los elementos adecuados Ej. Instalación de ruedas o disponer de elementos auxiliares Los elementos de transmisión de energía estarán adaptados de forma que un bloqueo imprevisto de los mismos no suponga riesgos para los trabajadores El equipo estará dotado de medidas que eviten el vuelco o caída de objetos o bien las consecuencias Cuando se disponga de carretilla elevadora, ésta deberá disponer de protección suficiente para los casos de vuelco y caída de objetos sobre el conductor Los equipos que se utilicen para el desplazamiento de trabajadores deberán disponer de sistemas que eviten la puesta en funcionamiento no autorizada, el vuelco o sus consecuencias, el incendio o sus consecuencias, los choques, atrapamientos, el funcionamiento no deseado del equipo y en general cualquier riesgo para los trabajadores

Elevación de cargas

Los equipos, tanto móviles como fijos, dispondrán de los elementos y condiciones necesarias para garantizar su estabilidad, teniendo en cuenta las cargas que deben elevarse. Todos aquellos aspectos que puedan originar riesgo, deberán señalizarse a fin de garantizar un uso seguro. Ej. Carga máxima en equipo y accesorios, prohibición de elevar personas…

máxima en equipo y accesorios, prohibición de elevar personas… GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN
máxima en equipo y accesorios, prohibición de elevar personas… GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN
máxima en equipo y accesorios, prohibición de elevar personas… GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

13

Cuando los equipos estén destinados a la elevación de trabajadores, éstos estarán dotados de los sistemas de seguridad necesarios de forma los riesgos de caída del habitáculo, golpes y atrapamientos con partes móviles queden eliminados o controlados

con partes móviles queden eliminados o controlados Condiciones de utilización de los equipos de trabajo

Condiciones de utilización de los equipos de trabajo

Instalación y mantenimiento

El proceso de montaje e instalación se debe realizar de forma que no suponga riesgo para los trabajadores. Es decir, se debe estudiar el procedimiento a seguir y prever la necesidad de útiles adecuados. La instalación del equipo debe ser proyectada de forma que se contemplen aspectos como la estabilidad del equipo, acceso suficiente a todas los órganos susceptibles de revisión o mantenimiento, interferencias con el resto de los equipos e instalaciones… Los equipos que se encuentren fuera de uso, deberán conservar todas las protecciones y condiciones de utilización necesarias para su funcionamiento seguro, en caso contrario se tomarán medidas para imposibilitar su utilización.

Operación

Se dispondrá, en el puesto de trabajo, de las instrucciones de manejo del fabricante y/o evaluación de riesgos Cuando así se indique, se comprobarán las condiciones de seguridad del equipo de forma previa a su utilización Se utilizarán los equipos de protección individual que sean necesarios, la obligatoriedad de los mismos se señalizará convenientemente Se realizarán las operaciones de limpieza necesarias para mantener las condiciones de seguridad de la máquina

Equipos de trabajo móviles

Si se utilizan equipos a motor de combustión en recintos cerrados, se deberá disponer de ventilación con capacidad suficiente. Cuando sea preciso la presencia de personal a pie y equipos móviles en la misma zona de trabajo, se establecerán las medidas organizativas necesarias para evitar atropellos, golpes…tales como vías de circulación diferenciadas, áreas de trabajo delimitadas… En la utilización de equipos automotores, los trabajadores deberán recibir formación específica, y cuando sea necesario se establecerán normas de circulación, señalizando convenientemente el área de trabajo.

GUÍA PARA LA MEJORA EN LA GESTIÓN PREVENTIVA

15

Equipos de elevación de cargas

La utilización de equipos de elevación de cargas no debe implicar riesgo para el resto de trabajadores de la zona, tales como la circulación de cargas suspendidas sobre los mismos Los accesorios de elevación deben estar marcados de forma que se evite utilizarlos de forma incorrecta. Debe indicarse su capacidad, forma de montaje… Cuando la visibilidad sea deficiente, se dispondrá de señalista convenientemente formado Cuando se utilicen dos o más equipos con sus campos de acción solapados, se tomarán medidas para evitar colisiones. Ej. Limitar los recorridos, disponer alarmas acústicas cuando se invada la zona de solape… Cuando se eleven personas, los equipos estarán diseñados al efecto y dispondrán de los sistemas de seguridad adecuados para evitar caídas, atrapamientos con partes móviles, utilización inadecuada del equipo…

CONSELLERIA D’ECONOMIA, HISENDA I OCUPACIÓ
CONSELLERIA D’ECONOMIA, HISENDA I OCUPACIÓ
CONSELLERIA D’ECONOMIA, HISENDA I OCUPACIÓ DiagnÛstico y Control de Salud Laboral S.l.

DiagnÛstico y Control de Salud Laboral S.l.

ERGA - Formación Profesional

3
3
Notas Prácticas
Notas
Prácticas

En este número, la sección Notas Prácticas trata los factores de riesgo eléctricos. En ella incluimos los siguientes apartados: un conjunto de recomendaciones preventivas que constituyen el cuerpo teórico del tema; un caso práctico en el que se describe una situación de trabajo relacionada con el riesgo tratado, junto con su representación gráfica; una relación de las causas potencialmente generadoras de riesgo en

esa situación práctica; una serie de actividades que pueden desarrollar los alumnos a partir del caso prác- tico, acompañadas de propuestas didácticas para el profesor; y un apartado de legislación. Las propuestas de actividades son orientativas e independientes unas de otras, pudiéndose aplicar en conjunto o por separado. Su finalidad es ser utilizadas como herra- mientas de apoyo de acción del profesor a la hora de abordar temas de prevención de sus alumnos.

RIESGOS ELÉCTRICOS

Hoy en día es difícil imaginar alguna de nuestras actividades, ya sean industriales o domésticas, sin la intervención directa o indirecta de la energía eléctrica. La electricidad supone, por tanto, progreso y bienestar, pero también un riesgo para las personas y para sus bienes si se carece de los conoci- mientos o de los medios necesarios para su correcta utilización. En el caso práctico que presentamos a continuación enunciamos una serie de medidas preventivas generales, que tienen relación con aquellos riesgos eléctricos que se producen con más frecuencia en el entorno laboral, y que pueden llegar a afectar a todas las personas que trabajan en él.

• • •

• • • • • •

• • • • •

• •

• •

• •

• •

• •

• • • •

• • • •

• • • • •

• • •

1 Antes de iniciar cualquier trabajo

en baja tensión, se considerará que todos los cables conductores llevan corriente eléctrica, por lo que se com-

probará previamente, mediante un verificador, la ausencia de tensión.

2 No se deben realizar trabajos en

instalaciones eléctricas de ningún tipo, si no se tiene la formación y autorización necesarias para ello.

3 Debe tratarse de aumentar la re-

sistencia del cuerpo al paso de la co-

rriente eléctrica mediante la utiliza- ción de los equipos de protección individual adecuados, como guan- tes dieléctricos, casco, calzado ais- lante con suela de goma, etc.

• • • • •• • • • • • • • • • •
• • •
• •• • •
• • • • •
• • •
• • • • •

• • • • •

• • •

4

• • •

MEDIDASMEDIDASMEDIDASS PREVENTIVASPREVPREVENTIPREVENTI

• • •

• • • •

• • • •

• • • •

• • • • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• •

• • •

• • •

• • • •

Debe evitarse la utilización de

periódica, y sustituir los que se en- cuentren en mal estado.

7 Toda máquina portatil eléctrica

deberá disponer de un sistema de protección. El más usual es el doble

aislamiento

.
.

aparatos o equipos eléctricos en caso de lluvia o humedad cuando:

los cables u otro material eléctrico

atraviesen charcos, los pies pisen agua o alguna parte del cuerpo esté mojada.

5 En ambientes húmedos, hay que asegurarse de que todos los ele- mentos de la instalación responden a las condiciones de utilización prescritas para estos casos.

6 Debe evitarse realizar reparacio-

nes provisionales. Los cables daña-

dos hay que reemplazarlos por otros nuevos. Los cables y enchufes eléc- tricos se deben revisar, de forma

8 Las herramientas manuales de-

ben estar: convenientemente prote- gidas frente al contacto eléctrico y libres de grasas, aceites y otras sus- tancias deslizantes.

9 No deben instalarse adaptadores

(“ladrones”) en las bases de toma de corriente, ya que existe el riesgo de sobrecargar excesivamente la insta- lación; ni deben utilizarse cables

• •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

dañados, clavijas de enchufe resque- brajadas o aparatos cuya carcasa tenga desperfectos.

10 Los cables eléctricos deben

protegerse mediante canalizaciones

de caucho duro o plástico, cuando estén depositados sobre el suelo en zonas de tránsito o de trabajo.

11 Todas las instalaciones deben

estar en buen estado y ser revisadas periódicamente.

12 Los sistemas de seguridad de

las instalaciones eléctricas no deben

ser manipulados bajo ningún con- cepto, puesto que su función de pro- tección queda anulada.

• • • • • • • • • • • • • • •
• •
• • • •
• • •
• • •
• • •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

CASOO PRÁCPRÁCTICO

• •

• •

• •

• •

• • • •

• • •

• • •

• • •

• • • • •

• • • • •

• • • •

• •

• •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • • • •

• •

• • •

• • • • •

• • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • •

• • • • •

• • • • •

Descripción:

Luis es estudiante de un ciclo formativo de grado

equipos diferentes de maquinaria, sobrecargando excesivamente la instala- ción. También, ven que los cables de conexión de las máquinas están sin canalizaciones protectoras en zonas de paso y de trabajo. Enrique le dice a Luis que intente reparar la avería mientras él lo supervi- sa. Lo primero que hace Luis es desconectar la corriente eléctrica. Después, seca el agua acumulada en el suelo, ya que los sistemas de drenaje de la cadena de lavado están parcialmente obturados. Luis saca la carcasa del bastidor y accede al motor para tratar de descu- brir el origen de los calambres. Al revisar el estado de las conexiones, se da cuenta de que uno de los cables estaba empalmado y había perdido el ais- lamiento (estaba “pelado”) y otro está ennegrecido. Luis le dice a Enrique:

— Este cable está “pelado” y el otro, chamuscado, ¿ qué hago ahora

Enrique le responde:

?

— Lo mejor será sustituir todo el cable “pelado”, ya que hacer empalmes

no garantiza su correcta protección. El otro cable está en muy mal estado y también sería conveniente cambiar- lo, ya que tampoco garantiza un ais- lamiento seguro. Luis coge de la caja de herramien- tas unos alicates para poder cambiar los cables. Cuando los va a cortar, se detiene y le dice a Enrique:

— Dame un trapo.

— ¿Qué ocurre ahora?

que manchados de grasa y me resbalan. Una vez terminada la reparación, Enrique y Luis explican al encarga- do del taller las anomalías que han detectado en la instalación; además, Enrique le dice que dentro de unos días recibirá un informe de los fac- tores de riesgo eléctrico de la cade- na de envasado, así como de las me- didas preventivas que deberían adoptar.

los alicates están

— Pues

superior de electricidad y electrónica. Desde hace un mes está realizando las prácticas obligatorias en una empresa de mante- nimiento de instalaciones eléctricas. Colabora con Enrique, técnico electri- cista, en la reparación de averías eléctricas de otras empresas y ya ha em- pezado a realizar algún trabajo, siempre bajo la supervisión de Enrique. Esta mañana se han dirigido a una industria de envasado de frutas para arreglar una avería, ya que algunos trabajadores se han quejado de sufrir

calambres cuando están en la cadena de lavado y envasado. Al llegar a la empresa, el encargado les explica que lo primero que hicie- ron al notar los calambres fue llamar al responsable de mantenimiento; pero resultó que éste estaba enfermo y no podía acudir de inmediato. Ante esto, dos de los trabajadores de la cadena de envasado intentaron solucionar el problema. Primero, y sin haber comprobado previamente la ausencia de tensión, desmontaron la carcasa del bastidor de la cadena de empaquetado; pero, como externamente no observaron ninguna anomalía, decidieron ac- ceder al motor. Sin embargo, tampo- co pudieron encontrar la causa. Antes de iniciar su trabajo, Luis y Enrique preguntan al encargado las características de seguridad de la ins- talación eléctrica de la cadena de en- vasado. Éste les responde que dicha cadena está conectada a la toma de tierra general del edificio y que tam- bién dispone de un interruptor dife- rencial, pero como “saltaba” con fre- cuencia e interrumpía el proceso productivo decidió ponerlo fuera de servicio, “puenteándolo”. Tras comprobar lo comentado por el encargado, dan un vistazo a toda la instalación de la empresa y obser- van que en las bases de toma de co- rriente se encuentran instalados va- rios adaptadores (“ladrones”), los cuales suministran energía a tres

4
4

ERGA - Formación Profesional

Caso Práctico. Factores de riesgo eléctrico

Profesional Caso Práctico. Factores de riesgo eléctrico Utilizar herramientas manuales en mal estado, sucias de

Utilizar herramientas manuales en mal estado, sucias de grasa o cualquier otro producto. (Medida preventiva 8).

de grasa o cualquier otro producto. (Medida preventiva 8). Trabajar en la cadena de lavado con

Trabajar en la cadena de lavado con los sistemas de drenaje parcialmente obturados. (Medida preventiva 11).

Hacer reparaciones en instalaciones eléctricas bajo tensión estan- do el suelo húmedo o mojado. (Medidas preventivas 4 y 5).

Realizar empalmes en cables en mal estado en lugar de cambiarlos por otros en buenas condi- ciones. (Medida preventiva 6). (Medida preventiva 6).

Utilizar herramientas manuales sin protección garantizada frente al contacto eléctrico cuando se trabaja en tensión. (Medidas preventivas 7 y 8).

Sobrecargar la instalación eléctrica instalando adap- tadores (“ladrones”) a las bases de toma de corriente. (Medida preventiva 9).

a las bases de toma de corriente. (Medida preventiva 9). Realizar trabajos en instalaciones eléctricas sin

Realizar trabajos en instalaciones eléctricas sin tener la formación adecuada para ello. (Medida preventiva 2).

la formación adecuada para ello. (Medida preventiva 2). Colocar los cables de conexión sin canalizaciones

Colocar los cables de conexión sin canalizaciones protectoras en zonas de paso y de trabajo. (Medida preventiva 10).

Iniciar cualquier reparación eléctrica sin haber comprobado pre- viamente la ausencia de tensión. (Medida preventiva 1).

Manipular los sistemas de seguridad contra el riesgo eléctrico anulando sus funciones de pro- tección (“puentear” el diferencial). (Medida preventiva 12).

(“puentear” el diferencial). (Medida preventiva 12). • • • • •• • • • • •
• • • • •• • • • • • • • • • •
• ••
• •
• •
• •

ACTIVIDADES MEDIDASMEDIDASDE AYUDAYUDAPREVENTIVASPREVENTIVASPPARA EL PROFESOR

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• • •

• • •

• • • •

• •

• •

• • • • • •

• •

• •

• • • • • •

• • •

• • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • • •

• •

• •

• •

• •

• • • • •

• •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • •

• • •

• •

• • • •

• • • • •

• • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

1 Plantear un debate sobre los riesgos eléc- tricos que existen tanto en las aulas de es- tudio y en el trabajo de prácticas, como en

el hogar, y la forma en que aquéllos se pueden pre-

venir o eliminar.

Propuesta: El debate debe contar con un modera- dor que puede ser el propio profesor o un alumno. Durante el debate, los participantes hablarán y con- trastarán sus opiniones en relación con la exposi- ción al riesgo eléctrico en los siguientes entornos:

escuela, taller, hogar, etc. Es importante que el moderador tenga claros los conceptos de riesgo y de contacto directo e indi- recto.

2 Siguiendo el caso práctico planteado en la página anterior, señalar y justificar cuáles son los principales focos de ries-

go de accidente por contacto eléctrico, tanto di- recto como indirecto.

Propuesta: Una vez leído el caso práctico, los alumnos se dividirán en grupos de tres o cuatro per- sonas, si su número lo permite, para discutir cuá- les pueden ser los principales focos de riesgo y jus- tificar por qué los consideran como tales. A conti- nuación, todo el grupo clase se reunirá y cada gru- po expondrá sus resultados, estableciéndose un diá- logo para tratar de llegar a conclusiones comunes de todo el grupo clase.

de llegar a conclusiones comunes de todo el grupo clase. Orden de 9.3.1971. Orde- nanza General
de llegar a conclusiones comunes de todo el grupo clase. Orden de 9.3.1971. Orde- nanza General
de llegar a conclusiones comunes de todo el grupo clase. Orden de 9.3.1971. Orde- nanza General
de llegar a conclusiones comunes de todo el grupo clase. Orden de 9.3.1971. Orde- nanza General
de llegar a conclusiones comunes de todo el grupo clase. Orden de 9.3.1971. Orde- nanza General

Orden de 9.3.1971. Orde- nanza General de Seguridad e Higiene en el Tra- bajo. Tít.II (BOE 16 y 17.3, rect. 6.4.1971).

Decreto 2413/1973. Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (BOE␣ 9.10.1973), modificado por Real Decreto 2295/1985 de 9.10 (BOE 12.12.1985)

y completado por Orden 31.10.1973, Instruccio-

nes Técnicas Complementarias MI-BT (BB.OO.E.

3 Entregar a los alumnos una hoja en la que deben figurar una serie de símbolos relacionados con el riesgo eléctrico, es-

pecificando el significado de cada uno de ellos. La finalidad de este ejercicio es familiarizar a los alumnos con el uso de los mencionados pic-

togramas.

Propuesta: El profesor entregará una hoja a los alumnos en la que figuren una serie de pictogramas relacionados con el riesgo eléctrico. Los alumnos deberán, de forma individual, indicar el significado de cada uno de ellos. A continuación, el grupo cla- se se reunirá y el profesor explicará el significado de cada uno de los pictogramas.

Todos los ejercicios pueden resolverse a partir de la discusión en grupo y de los comentarios de los alumnos.

4 Una vez identificados los focos de riesgo de la actividad 2, se pueden realizar pro- puestas acerca de las medidas preventi-

vas que se podrían tomar para tratar de eliminar, o por lo menos, disminuir el riesgo de accidente por contacto eléctrico, e indicar la señalización (doble aislamiento, separación de circuitos, etc.) que se de- bería colocar para advertir a los trabajadores de los

peligros a los que pueden estar expuestos.

Propuesta: Se vuelve a dividir la clase en grupos pequeños y cada uno de los componentes debe pro- poner las medidas preventivas que considere más adecuadas para proteger a los trabajadores de la instalación. Una vez decididas las medidas preven- tivas, suponiendo que se hayan tomado, cada gru- po tendrá que hacer una propuesta de la señaliza- ción que cree que debe existir para advertir de los peligros que todavía puedan producirse. A conti- nuación, se reunirá de nuevo todo el grupo clase y se llegará a un consenso sobre las medidas preven- tivas que parezcan más adecuadas para la instala- ción propuesta.

5 Se puede trabajar el tema del riesgo eléc- trico utilizando recursos audiovisuales como videos, carteles, diapositivas, etc.,

para analizar los factores de riesgo y los peligros

que conlleva la electricidad.

Propuesta: Los materiales audiovisuales anterior- mente mencionados aportan una imagen de la reali- dad que permite realizar un coloquio o debate entre el grupo clase, donde se debata y argumente cuáles son los factores principales de riesgo, cuáles son las medi- das preventivas que se deben implantar y cuál es el desarrollo correcto de la actividad que se realiza. Esta actividad puede conducirla el mismo profesor ejerciendo una función de moderador y controla- dor del medio o medios que se utilicen como sopor- te para la actividad.

LEGISLACIÓN

27-29 y 31.12.1973), con posteriores modificacio- nes.

Real Decreto 2949/1982, de 15.10. Reglamento sobre acometidas eléctricas (BB.OO.E. 19.12.1982, rect. 21.2.1983).

Real Decreto 7/1988, de 8.1. Exigencias de segu- ridad del material eléctrico destinado a ser utili-

zado en determinados límites de tensión (BOE 14.1.1988), completado por Orden 6.6.1989 (BOE 21.6.1989), actualizado por Resolución de 24.10.1995 (BOE 17.11.1995) y Resolución de 20.3.1996 (BOE 6.4.1996), modificado por Real Decreto 1505/1990, de 23.11 (BOE 28.11.1990) y por Real Decreto 154/1995, de 3.2 (BB.OO.E. 3.3, rect. 22.3.1995).

Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Redacción y Administración: INSHT–Centro Nacional de Condiciones de Trabajo. Dulcet, 2-10 08034 Barcelona. Teléfono: (93) 280 01 02 - Ext. 1313 / Fax: (93) 280 00 42

NIPO: 211-97-002-2 – Depósito legal.- B-14411-96 – FD 2342

Director de la Publicación: Emilio Castejón. Redacción: Cristina Araujo, Sara Armengol, Rosa Mª Banchs, Bartolomé Bennassar, Pilar González, Jaime Llacuna. Diseño y maquetación: Guillem Latorre, Enric Mitjans. Composición e impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo

PAPEL 100% RECICLADO

Latorre, Enric Mitjans. Composición e impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo PAPEL 100% RECICLADO

ERGA - Formación Profesional

3
3
ERGA - Formación Profesional 3 En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema

En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema de trabajos en instalaciones eléctricas. Se incluyen los siguientes apartados: un conjunto de recomendaciones que constituyen el cuerpo teórico del tema; un caso práctico; una serie de actividades didácticas que pueden desarrollarse a partir de dicho caso y un apartado de legislación. Las propuestas didácticas son orientativas y tienen como finalidad el que puedan ser utilizadas por el profesorado como herramientas de apoyo a la hora de abordar la enseñanza en temas de prevención.

TRABAJOS EN INSTALACIONES ELÉCTRICAS

La seguridad es una cuestión fundamental para las personas que trabajan en instalaciones o con elementos relacionados con la energía eléctrica. Aunque la estadística nos indica que los accidentes eléctricos no son muy numerosos, también nos muestra que la gravedad de las lesiones producidas es muy elevada, sobre todo en el caso de que la corriente eléctrica afecte a órganos vitales como son el corazón o los pulmones, con el consiguiente riesgo de que el accidente sea mortal (electrocución). En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata de los riesgos especí- ficos que pueden sufrir las personas que realizan trabajos en instalaciones de baja tensión, describiendo, a continuación, un conjunto de normas básicas que pueden ayudar a prevenir los accidentes laborales de este colectivo.

• • • • • •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • • •

• • •

• • • •

• • • •

• • • • •

• • •

• • • • •

1 Ninguna persona puede reali-

zar trabajos en instalaciones eléc- tricas si no dispone de la formación necesaria, o si no tiene la suficien- te información sobre este tipo de trabajos.

2 Las reparaciones de equipos

eléctricos (conductores, enchufes, fusibles, lámparas, timbres, maqui- naria, etc.) deben realizarse sin ten-

sión, siempre que sea posible. Para trabajar sin tensión hay que apli- car, por orden, las normas de segu- ridad números 3, 4 , 5 y 6 descritas a continuación y que son de obliga- do cumplimiento por ley (Ordenan- za General de Seguridad e Higiene en el Trabajo).

3 Aislar de cualquier fuente de

alimentación la parte de la insta- lación en la que se va a trabajar, mediante la apertura de los apara-

tos de corte más próximos a la zona de trabajo.

• • • • •• • • • • • • • • • •
• ••
• •
• •
• •

NORMASAS BÁSBÁSICAS

• •

• •

• • • • • •

• •

• •

• • • • • •

• • •

• • •

4

• • • • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • •

• • • • •

• • •

• • • •

Bloquear en posición de apertu-

más usual es el doble aislamiento. Igualmente, las herramientas ma- nuales (destornilladores, alicates, etc.) deben se aislantes y estar li- bres de grasas, aceites y otras sus- tancias deslizantes.

8 Desconectar inmediatamente el

aparato o la máquina que se esté utilizando si se nota cualquier cos- quilleo en el cuerpo, y comunicarlo

de inmediato a las personas respon- sables del trabajo.

9 Utilizar los equipos de protec-

ción individual (EPI) adecuados:

guantes dieléctricos, casco, calzado aislante con suela de goma, etc.

Todos los EPI deben tener el mar- cado CE y conservarse en buenas condiciones de uso.

10 Utilizar correctamente las es- caleras de mano, para evitar las posibles caídas (ver Erga-FP nº21). Igualmente, las escaleras tienen que ser aislantes en todas sus partes.

ra cada uno de los aparatos de cor- te, colocando en su mando un letre- ro con la prohibición de maniobrar- lo. Este cartel será de material ais- lante, normalizado, y llevará una zona blanca donde pueda escribir- se el nombre de la persona que rea- liza los trabajos.

5 Comprobar, mediante un verifi-

cador, la ausencia de tensión en cada una de las partes eléctrica- mente separadas de la instalación (fases, neutro, ambos extremos de los fusibles o bornes, etc.).

6 No se restablecerá el servicio al

finalizar los trabajos, sin compro- bar que no existen personas traba- jando. El cartel sólo será retirado por la persona que lo colocó y cuyo nombre debe figurar.

7 Comprobar que toda máquina

eléctrica portátil que se use dispon-

ga de un sistema de protección. El

• •

• •

• •

• •

• • • • •

• • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

11 Debe existir un documento es-

crito de las tareas que hay que reali- zar. Igualmente, hay que informar a los trabajadores del estado de las ins-

talaciones, antes de empezar cual- quier trabajo. En instalaciones com- plejas o confusas, también se debe entregar a los instaladores los planos y esquemas eléctricos del área de tra- bajo referida. Cualquier modifica- ción realizada se debe marcar en di- cha documentación, anotando la fe- cha en la que ha sido efectuada.

12 Planificar los trabajos y orga-

nizar todos los equipos y el material necesarios para trabajar antes de salir del taller. Coordinar las activi- dades de los instaladores eléctricos cuando tengan que trabajar conjun-

tamente con otros profesionales.

13 Formar y reciclar a los traba-

jadores sobre las prescripciones de seguridad, normas de seguridad, instrucciones internas de la em- presa, etc.

• • • • • •• • • • • • • • • •
• •
••
• •
• •
• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

• •

CASOO PRÁCPRÁCTICO

• •

• • • • • •

• •

• •

• • •

• •

• •

• • • • • •

• • • • • •

• • • • • •

• • • • • •

• • • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • •

Descripción:

Carlos y Lolita se han formado como instaladores

de la instalación general. Carlos va hacia el panel donde está situado el cuadro eléctrico de la empresa y corta la línea que alimenta el sector don- de está ubicada la máquina, dejando la puerta del panel abierta. Después, vuelve junto a sus compañeros. Fermín está hablando con el encargado del taller de producción, por lo que les indica a los chicos que verifiquen la ausencia de tensión y que después empiecen las repa- raciones pertinentes. Carlos y Lolita se po- nen en ello y buscan el tester entre sus he- rramientas de trabajo. Después de mucho buscar, comprueban que no lo tienen y que, probablemente, lo hayan olvidado en

el taller. Carlos le explica a Lolita que él ya ha des- conectado la tensión y le insiste en que no hay ningún problema. Los dos deciden empezar a trabajar en la avería sin comen- tarle nada a Fermín. Mientras tanto, un trabajador de la em- presa, ajeno a toda esta situación, ve que la puerta del panel del cuadro eléctrico gene- ral está abierta. Cuando la está cerrando, también observa que hay un magneto- térmico en posición de abierto. Duda unos instantes, pero decide conectarlo de nuevo. En aquel momento, Lolita está manipulan- do los conductores y recibe una descarga eléctrica que la tumba al suelo. Fermín oye el grito, ve la situación y, dirigiéndose ha- cia allí, grita: ¡Pero, qué ha pasado!

electricistas en un Centro de Formación Profesio- nal. Terminaron sus estudios hace un año y trabajan desde hace cinco

meses en una empresa de Servicios dedica- da a instalaciones y reparaciones eléctricas, tanto en domicilios particulares como en empresas. Cada día, por la mañana temprano, se en- cuentran en el taller y allí les explican cuál será su trabajo. Carlos y Lolita tienen que ir hoy a una empresa de artes gráficas a re- parar una guillotina. Les acompaña Fermín, un trabajador muy experimentado, que ejerce de encargado. Al llegar a la empresa van a comprobar el problema. Según les explica el responsable del taller, últimamente, los operarios que utilizaban la guillotina notaban pequeños calambres cuando la máquina estaba en- cendida y cortaban el papel. En un princi- pio, este hecho no le fue comunicado pero él, posteriormente, observó el problema y había puesto la guillotina fuera de servicio hasta que no se arreglara. Fermín les dice a Carlos y a Lolita que re- visen la instalación: conexiones, aislamien- tos, etc. Los chicos así lo hacen. Comprue- ban que hay un conductor eléctrico con de- fectos de aislamiento y deciden repararlo. En aquel momento, Fermín les recuerda que es mejor que desconecten la máquina

CLAC CHUP CHUP
CLAC
CHUP
CHUP
4
4

ERGA - Formación Profesional

Caso práctico. Factores de riesgo

Antes de empezar a trabajar en una instalación eléc- trica, no comprobar la ausencia de tensión.

Normas básicas, 2 y 5

no comprobar la ausencia de tensión. Normas básicas, 2 y 5 No bloquear los aparatos de

No bloquear los aparatos de corte mediante candados u otros elementos de enclavamiento para asegurarse de que no puedan ser manipulados mientras se está trabajando.

Norma básica 4

No dar aviso de inmediato de los calambres que ocasionaba la guillotina cuando se estaba manejando.

Norma básica 8

la guillotina cuando se estaba manejando. Norma básica 8 No preparar el material y las herramientas

No preparar el material y las herramientas ne- cesarias antes de empezar a trabajar.

Norma básica 12

• • • • • • • • • • • • • • •
• •
• •
• • • • •

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •••

• •

• •

• •

• • • •

rrada y decidir cómo cree que debería acabar. Posteriormente, se hará una puesta en común en la clase, apuntándose las ideas planteadas por los alumnos. A medida que se anoten las ideas, los alumnos se irán agrupando, teniendo en cuenta las coinciden- cias en sus ideas. De este modo, se formarán 4 o 5 grupos, los cuales defenderán argumentos dis- tintos para una misma historia.

5 Analizar cuál es el estado de seguridad en el que

se encuentra la instalación eléctrica del centro

escolar y proponer algunas medidas correctoras en el caso de que sea necesario.

Propuesta: En primer lugar, los alumnos elabo- rarán un plano de la instalación eléctrica del cen- tro, destacando el recorrido del cableado y situan- do los enchufes, interruptores, tomas de tierra de los equipos, dispositivos de corte eléctrico, etc. Una vez realizada esta tarea, los alumnos se dividirán en pequeños grupos y a cada uno de ellos se les asignará una zona de la instalación, de la que de- berán anotar las características que posee. Después de todo esto, se pasará a realizar un análisis del estado de seguridad y se decidirá si es óptimo o no. En el caso de que sea negativo, se propondrán una serie de medidas correctoras para llevar a cabo. Fi- nalmente, los grupos informarán al resto de los compañeros de los datos obtenidos y de cuáles han sido la medidas que han determinado, debatiéndo- las con todo el grupo-clase.

han determinado, debatiéndo- las con todo el grupo-clase. Restablecer el servicio eléctrico sin asegurarse de que

Restablecer el servicio eléctrico sin asegurarse de que no hay personas trabajando.

Norma básica 6

Ausencia de un cartel de prohibición que indi- que que no se puede tocar ni manipular el apa- rato de corte mientras esté abierto o bloqueado.

Norma básica 4

• • •

• •

• •

• • • •

• • • • •

• • •

• • •

• • • • • • • • • • • • • • • •
• • • •• • • • • • • • • • • •
• •
•• •
• •
• •
• •
• •
• •
• •

• •

• • • • • • • • • • • • • • •
• • • • •
• • • • •
• •
• • •
• • • • •
• •
• • •
• •
• •
• •
• •

1 Una vez leído el caso práctico, señalar los facto-

res de riesgo que han provocado el accidente a

Lolita.

Propuesta: Los alumnos, divididos en grupos de 3 o 4 personas discutirán cuáles pueden ser los principales factores de riesgo que han provocado que Lolita sufriera una descarga eléctrica. Una vez apuntados los factores de riesgo, el alumnado de- terminará si existe una correlación entre los dife- rentes riesgos o si éstos son independientes los unos de los otros.

2 Una vez se han identificado los factores de ries-

go, los alumnos realizarán propuestas acerca de

las medidas preventivas que se podrían tomar para tratar de eliminar el riesgo de accidente.

Propuesta: La clase se dividirá en pequeños gru- pos y cada uno de los componentes deberá propo- ner las medidas preventivas que consideren más adecuadas para proteger a los trabajadores que es- tán realizando la reparación de la guillotina. Una vez señaladas las medidas preventivas, cada grupo tendrá que hacer una propuesta de la señali- zación que crea que debe existir para advertir de los peligros que todavía pueden surgir mientras se efec- túan las reparaciones pertinentes.

3 Los alumnos realizarán una búsqueda bibliográ-

fica de libros especializados en electricidad. Con

la ayuda del profesor, deberán apuntar las dife-

rentes señales de seguridad y los símbolos que permiten identificar los distintos tipos de protec- ción de un equipo, relacionados con los riesgos eléctricos. La finalidad de este ejercicio es fami- liarizar a los alumnos con el uso de las mencio- nadas señales y símbolos.

Propuesta: Los alumnos elaborarán un listado en el que aparezcan todos los pictogramas que hayan encontrado que tengan relación con el riesgo eléc- trico. Una vez apuntados los pictogramas, los alumnos indicarán el significado de cada de uno de ellos. Para llevar a cabo esta actividad, la clase se dividi- rá en grupos y cada uno de ellos se encargará de explicar un número determinado de pictogramas.

Todos los ejercicios pueden resolverse a partir de la discusión en grupo y de los comentarios de los alumnos.

4 Los alumnos decidirán un final para la historia

descrita en el caso práctico, utilizando argumen-

tos relacionados con las condiciones de trabajo de los personajes.

Propuesta: Después de leer el caso práctico, cada estudiante contará con unos 10 minutos, aproximadamente, para estudiar la historia na-

10 minutos, aproximadamente, para estudiar la historia na- LEGISLACIÓN trucciones Técnicas Complementarias MI-BT, con
10 minutos, aproximadamente, para estudiar la historia na- LEGISLACIÓN trucciones Técnicas Complementarias MI-BT, con
10 minutos, aproximadamente, para estudiar la historia na- LEGISLACIÓN trucciones Técnicas Complementarias MI-BT, con
10 minutos, aproximadamente, para estudiar la historia na- LEGISLACIÓN trucciones Técnicas Complementarias MI-BT, con
10 minutos, aproximadamente, para estudiar la historia na- LEGISLACIÓN trucciones Técnicas Complementarias MI-BT, con

LEGISLACIÓN

trucciones Técnicas Complementarias MI-BT, con posteriores modificaciones.

Real Decreto 7/1988 de 8 de enero (M. Industria y Energía, BOE 14.1.1988). Exigencias de seguridad del material eléctrico destinado a ser utilizado en determinados límites de tensión. Desarrollado por: Orden de 6.6.1989 (M. Industria y Energía, BOE 21.6.1989). Actualizada por: Resolución 24.10.1995 (M. Industria y Energía, BOE 17.11.1995); Resolución 11.6.1998 (Dirección General de Tecnología y Seguridad Industrial, BOE 13.7.1998). Modificado por: Real Decreto 1505/1990 de 23 de noviembre (M. Industria y Energía, BOE 28.11.1990); Real Decreto 154/1995 de 3 de febrero (M. Industria y Energía, BB.OO.E. 3.3., rect. 22.3.1995).

Real Decreto 444/1994 de 11 de marzo (M. Presidencia, BOE1.4.1994). Esta- blece los procedimientos de evaluación de la conformidad y los requisitos de protección relativos a la compatibilidad electromagnética de los equipos, sis- temas e instalaciones. Modificado por: Real Decreto 1950/1995 de 1.12. (M. Presidencia, BB.OO.E. 28.12.1995, rect. 3.2.1996).

Real Decreto 486/1997, de 14 de abril. Disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de traba- jo. BOE nº 97, de 23 de abril de 1997.

Real Decreto 485/1997, de 14 de abril. Señalización de seguridad y salud en el trabajo. BOE nº 97, de 23 de abril de 1997.

Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio. Utilización de equipos de trabajo. BOE nº 188, de 7 de agosto de 1997.

Orden de 9 de marzo de 1971. Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Título. II (BOE 16 y 17 de marzo, rect. 6.4.1971).

Decreto 2413/1973 de 20 de septiembre (M. Industria, BOE 9.10.1973). Re- glamento electrotécnico de baja tensión. Modificado por: Real Decreto 2295/ 1985 de 9 de octubre (M. Industria y Energía, BOE 12.12.1985). Completado por: Orden de 31.10.1973 (M. Industria, BB.OO.E. 27-29 y 31.12.1973). Ins-

Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Redacción y Administración: INSHT–Centro Nacional de Condiciones de Trabajo. Dulcet, 2-10 08034 Barcelona. Teléfono: 93 280 01 02 - Ext. 2313 / Fax: 93 280 00 42 - Internet:

htp/www.mtas.es/insht / e-mail: cnctinsht@mtas.es

NIPO: 211-00-016-6 – Depósito legal.- B-14411-96 – FD 2342

Director de la Publicación: Emilio Castejón Vilella. Redacción: Rosa Mª Banchs Morer, Pilar González Villegas, Jaime Llacuna Morera, Cesar Sánchez Hernández, Josep Zugasti Ramón. Diseño y maquetación: Guillem Latorre Alcoverro, Enric Mitjans Talón. Composición e impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo

PAPEL 100% RECICLADO

Enric Mitjans Talón. Composición e impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo PAPEL 100% RECICLADO

ERGA - Formación Profesional

3
3
ERGA - Formación Profesional 3 En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema

En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema de los extintores de seguridad. Se incluyen los siguientes apartados: un conjunto de recomendaciones que constituyen el cuerpo teórico del tema; un caso práctico; una serie de actividades didácticas que pueden desarrollarse a partir de dicho caso y un apartado de legislación. Las propuestas didácticas son orientativas y tienen como finalidad el que puedan ser utilizadas

por el profesorado como herramientas de apoyo a la hora de abordar la enseñanza en temas de prevención.

EXTINTORES DE SEGURIDAD

Los extintores cumplen una función de vital importancia en el plan de protección contra incendios de un centro de trabajo puesto que, cuando se inicia

un incendio, son los primeros elementos que se usan para intentar controlarlo. En esos momentos, las características del extintor, su fácil localización

y el uso que se haga de él son factores determinantes para que se consiga evitar, o no, la propagación del fuego. De acuerdo con esta premisa, a

continuación exponemos las normas básicas que se deben tener en cuenta para la elección y utilización de los extintores, haciendo una breve referencia

obligada a su clasificación y a las «clases de fuego» existentes.

a su clasificación y a las «clases de fuego» existentes. NORMAS AS BÁS BÁSICAS

NORMASAS BÁSBÁSICAS

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••• •••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

1

Determinar la clase de fuego que

se

puede producir en el centro de tra-

bajo considerando el tipo de cons- trucción, los materiales que contie- ne, etc.: clase A (combustibles

sólidos); clase B (combustibles lí- quidos); clase C (gases combusti- bles); clase D (metales especiales combustibles).

2

Elegir los extintores adecuados a

la

clase o clases de fuego que se haya

determinado. A continuación, hace- mos una breve referencia a la clasifi- cación de los extintores (distintos métodos y agentes extintores), en

función del tipo de fuego para el que son más indicados.

3 Extintores de agua: fuegos de cla-

se A; polvo seco: clase B y C; polvo antibrasa (polivalentes): clase A, B y C; polvo especial: clase D; espuma:

clase B y aceptables para madera, papel o tejidos; CO 2 (nieve car-

bónica): pequeños fuegos de la clase

B y para instalaciones eléctricas.

4 Hay que tener en cuenta que está

prohibido el uso de los extintores de

halón desde el 1 de enero de 2004 debido a que este gas actúa de forma destructiva sobre la capa de ozono.

11 Usar el extintor según la forma-

ción recibida y siguiendo, paso por paso, las instrucciones consignadas en el exterior del recipiente y que, en general, se resumen en las indicadas

a continuación.

12 Descolgar el extintor, asiéndolo

por la maneta o asa fija y dejarlo so- bre el suelo en posición vertical. Qui-

tar el pasador de seguridad tirando de su anilla. Realizar una pequeña descarga de comprobación de salida del agente extintor.

13 Acercase lentamente al fuego

dejando, como mínimo, un metro de distancia hasta él. Si el incendio se produce en espacios abiertos, hay que acercarse siguiendo la misma dirección del viento para evitar la in-

halación de humos tóxicos o el ries- go de quemaduras.

14 Dirigir el chorro a la base de las

llamas, en forma de barrido. En el caso de incendio de líquidos, proyec-

tar superficialmente el agente extin- tor, efectuando también un barrido horizontal y evitando que la propia presión de impulsión pueda provo- car derrames incontrolados del pro- ducto en combustión.

Hay que utilizar productos alterna- tivos que cumplen con los mismos requisitos: no dejan residuos, son aptos para fuegos de clase A y B y no son conductores de la electricidad.

5 Cumplir con las revisiones perió-

dicas reglamentarias que garantizan la eficacia del extintor. Cada año hay que comprobar el peso y la presión de la carga, así como realizar una inspección ocular de su estado gene- ral. Cada cinco años, a partir de la fecha que conste en el exterior del ex- tintor, hay que «retimbrarlo» (va- ciarlo y cargarlo de nuevo), durante un periodo máximo de 20 años. Es- tas operaciones debe realizarlas una empresa autorizada.

6 Cada tres meses, la propia empre-

sa o una contratada de mantenimien- to debe hacer una inspección ocular de la conservación del extintor (par- tes mecánicas, precintos, inscripcio-

nes), así como comprobar su correc- ta accesibilidad y señalización.

7 Con independencia de las revisio-

nes obligadas, es aconsejable estable-

cer formas más frecuentes de com- probación de los sistemas contra incendios, integrando estas revisio-

nes dentro de los procesos habitua- les de trabajo.

8 Instalar los extintores en lugares visibles y accesibles, próximos a pun- tos con riesgo de incendio y a las salidas de evacuación. Se instalarán, preferentemente, sobre soportes fija- dos verticales, como máximo, a 1,70 metros del suelo.

9 Disponer del número total de extintores indicado en el plan de pro- tección y evacuación del centro de trabajo. Una referencia general (Nor- ma Básica de Edificación NBE-CPI/ 96) indica que el número mínimo de extintores debe ser el suficiente para que el recorrido, en cada planta, des- de cualquier punto ocupable de la evacuación hasta un extintor, no su- pere los 15 metros (riesgo medio o bajo) y los 10 metros (riesgo alto).

10 Formar a todo el personal del centro de trabajo sobre los conoci- mientos básicos del fuego y en el manejo de los extintores. Es aconse- jable simular ejercicios prácticos de forma periódica de modo que, en el caso de una emergencia, se favorez- ca una actuación rápida y se eviten el máximo de dudas.

ca una actuación rápida y se eviten el máximo de dudas. CASO O PRÁC PRÁCTICO

CASOO PRÁCPRÁCTICO

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Descripción:

Es muy tarde y no queda casi nadie en el taller.

Se dirige hacia un extremo de la habitación y aparta unos tablones largos que estaban apoyados en la pared; justo detrás de ellos aparece el extintor apoyado en el suelo. Juan lo coge presuroso, mira las indicaciones, tira de la anilla, presiona el extintor y, tal como presentía, comprueba que no sale

nada de su boquilla. Juan decide ir tras los pasos de su compañera y eva- cuar el taller. El chico recorre como una exhalación los treinta y cinco metros que le separan de la salida y, al llegar allí, ve que hay otro extintor situado junto a la puerta. Lo descuelga y comprueba que éste sí funciona; esperanzado, vuelve corriendo al lugar del incendio. Una vez allí, se acerca lo más posi- ble a las llamas y dirige el extintor hacia su base. La presión que ejerce el contenido del ex- tintor contra la gasolina produce que las partí- culas del líquido encendido salten hacia otros lugares del taller. Dos de estas llamitas caen

sobre un contenedor de material desechable, que prende al instante. Cuando Juan percibe este nuevo incendio, se da cuenta de que su esfuerzo ha sido inútil y lanza, impotente, el extintor descargado con- tra el suelo. Maribel ha vuelto en su búsqueda y le grita con insistencia que salga de allí. Juan lo ve claro y los dos compañeros salen corrien- do a la espera de que la comunicación de ur- gencia sirva para solucionar, lo antes posible, aquel desastroso incendio.

Juan está solo, terminando una reparación en la zona más apartada del recinto. Desde hace mucho rato, el joven tiene ga- nas de fumar y, aunque sabe que no está permitido, enciende un cigarrillo. Piensa que son circunstancias especiales y que nadie se dará cuenta. Pero, lo que son las cosas, al cabo de un minuto, Maribel entra en el recinto llamándolo en voz alta. Juan, sorprendido, para no ser pillado «in fraganti»

lanza el cigarrillo al suelo. Como las desgracias, dicen, nunca vienen solas,

la colilla va a parar sobre una mancha de gasolina derramada en el suelo,

que salía de un bidón caído y abierto. Al momento, el líquido se inflama y

los dos jóvenes se quedan atónitos. Hace mucho tiempo, Juan y otros compañe- ros de la empresa recibieron instrucciones de cómo usar los extintores en el caso de un in- cendio pero, ahora, las ideas se le amontonan en el cerebro y el chico no puede recordar nada. De repente, piensa en el extintor y, a la vez, le viene como un «flash» la idea de que está pendiente de revisión desde hace más de medio año. Levanta la cabeza, lo busca con la mirada y no lo localiza. Los dos jóvenes deci- den dividir esfuerzos: Maribel se va a dar aviso de la emergencia y Juan se queda para inten- tar hacer alguna cosa. El chico vuelve a mirar a su alrededor; está convencido de que el extintor debe de estar allí.

Gasolina Enric Mitjans
Gasolina
Enric Mitjans
4
4

ERGA - Formación Profesional

Caso práctico. Factores de riesgo

- Formación Profesional Caso práctico. Factores de riesgo Acercarse de forma precipitada al fuego y no

Acercarse de forma precipitada al fuego y no respetar la distancia de seguridad personal. Norma básica 13.

Impartir una formación deficiente en rela- ción con el fuego y el uso de los extintores y no realizar ejercicios prác- ticos. Fumar en el lugar de trabajo con riesgo de incendio. Norma básica 10.

Al tratarse de un líquido encendido, usar de forma incorrecta el extintor al intentar contro- lar el fuego. Norma básica 14.

al intentar contro- lar el fuego. Norma básica 14. Dificultar la localización y el acceso de
al intentar contro- lar el fuego. Norma básica 14. Dificultar la localización y el acceso de

Dificultar la localización y el acceso de uno de los extintores, colocando materiales (tablones) que tapen su ubicación y también la señal. Norma básica 6.

Mantener los extintores del taller sin realizar las revi- siones pertinentes y en los plazos indicados. Norma básica 5.

pertinentes y en los plazos indicados. Norma básica 5. Deficiente distribución de los extintores, o tener

Deficiente distribución de los extintores, o tener un número insuficiente de ellos, dado que entre un extin- tor y otro hay treinta y cinco metros de distancia. Norma básica 9.

Colocar uno de lo extintores en el suelo, sin instalarlo en ningún soporte fijo. Norma básica 8.

sin instalarlo en ningún soporte fijo. Norma básica 8.
sin instalarlo en ningún soporte fijo. Norma básica 8.
sin instalarlo en ningún soporte fijo. Norma básica 8.

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

1 A partir del caso práctico expuesto, tratar de iden-

tificar los factores que pueden favorecer el riesgo

de incendio y su propagación. Este ejercicio tiene como objetivo que el alumnado conozca las cau- sas que dan origen a estos problemas y proponga las medidas preventivas que crea pertinentes.

Propuesta: A partir de la lectura del caso y de una breve explicación del tema por parte del profesora- do, los alumnos deberán escribir, en grupos de cuatro personas, cuáles son los factores de riesgo que se describen en la historia. En el trabajo se explicarán también las causas que provocan la aparición de estos factores de riesgo y las normas que seguirían para que el entorno de trabajo fuera más seguro. Una vez finalizada la tarea, el profeso- rado escribirá en la pizarra las aportaciones de los distintos grupos para acordar después, entre todos, unas conclusiones finales que sirvan para mejorar la situación de seguridad del taller.

el cumplimiento de las revisiones, cómo deben usarse, las precauciones que deben tenerse en cuen- ta en el caso de utilizarlos (descargas sobre perso- nas, tipo de combustible, etc.). El alumnado debe- rá decidir a qué tipo de audiencia quiere dirigirse:

a los estudiantes y profesorado, al personal no do- cente o a todos ellos a la vez. También decidirá de qué modo se distribuirá el material elaborado y cuál será el lugar más idóneo para darlo a conocer (aulas, comedor, talleres, etc.).

4 Organizar un debate sobre la importancia

prevenir la aparición de incendios y de contro-

larlos lo antes posible en el caso de que se pro- duzcan, utilizando el caso práctico expuesto o algún otro ejemplo que haya sucedido en reali- dad y que el alumnado o el profesorado pueda explicar.

de

ejemplos presentados pueden ser inventados por el profesorado o ser casos reales recogidos de la pren- sa u otros medios de comunicación. En la búsque- da de estas noticias también pueden participar los estudiantes. Para finalizar, cada grupo expondrá la solución adoptada para su caso y entre todo el grupo-clase se deberán corregir los errores que se hayan producido

.

3 Realizar una campaña de información y de sen-

sibilización sobre la importancia de mantener en

correctas condiciones de uso los extintores que hayan en los centros de trabajo, escuelas, edifi-

Todos los ejercicios pueden resolverse a partir de la discusión en grupo y de los comentarios de los alumnos.

2 Identificar cada una de las clases de fuegos y de-

cidir cuál es el agente extintor más adecuado para

sofocar un incendio de este tipo, estudiando las características técnicas de cada extintor.

Propuesta: El profesorado entregará al alumnado una serie de casos en los que se expliquen distintos tipos de incendios. A continuación, el alumnado se reunirá en pequeños grupos y deberá decidir cuál es el agente extintor más adecuado para controlar la clase de fuego expuesto en cada ejemplo. Los

cios, etc., en relación con la prevención y el con- trol de los incendios

Propuesta: A partir de los contenidos tratados en clase y, con la ayuda del profesorado, los estudian- tes, en grupos de cuatro personas, diseñarán mate- rial divulgativo e informativo (carteles, tarjetones, folletos, etc.) sobre la importancia de mantener los extintores en buen estado de conservación y de uso. Se destacarán aspectos concretos como son: dón- de deben colocarse, cómo se señaliza su ubicación,

Propuesta: El profesorado o un estudiante desig- nado pueden actuar como moderadores de esta actividad. Para iniciar el debate, el profesorado hará una pequeña introducción sobre el tema, ha- blará de las consecuencias y hará especial inci- dencia en la necesidad de realizar actividades for- mativas, teóricas y prácticas, sobre el fuego y sobre cómo actuar ante un posible inicio de in- cendio. Inmediatamente después, dará paso a los estudiantes para que expresen su opinión y se es- tablecerá un debate en torno a cuál debe ser la po- sición de todas las personas con respecto a la pre- vención de estos riesgos.

personas con respecto a la pre- vención de estos riesgos. LEGISLACIÓN Real Decreto 1942/1993, de 5

LEGISLACIÓN

Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre (BOE 14.12.1993, rect. 7.5.1994). Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, modificado por Orden de 16.4.1998 (BOE 28.4.1998) y completado por Orden de 10.4.2003 (BOE 7.5.2003) Real Decreto 2177/1996, de 4 de octubre (BOE 29.10, rect. 13.11.1996). Norma Básica de Edificación NBE-CPI/96: Condiciones de protección con- tra incendios de los edificios, aplicado por Ley 38/1999 de 5.11. (BOE 6.11.1999). En disposición final y desarrollado por Resolución de 11.6.1997 (BOE 19.7.1997). Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre (BOE 17.12, rect. 5.3.2005). Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos indus- triales.

Los textos legales actualizados pueden consultarse en la siguiente dirección de internet:

www.mtas.es/insht/legislacion/index.htm Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. (BOE 10.11.1995) y sus posteriores modificaciones. Real Decreto 39/1997, de 17 de enero. Reglamento de los Servicios de Prevención. (BOE 31.1.1997). Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo. Disposiciones mínimas sobre la utilización por los trabajadores de los equipos de protección personal (EPI). (BOE 12.6.1997. Rectificado 18.7.1997). Real Decreto 486/1997, de 14 de abril. Disposiciones mínimas de seguri- dad y salud en los lugares de trabajo. (BOE 23.4.1997).

Los textos legales actualizados pueden consultarse en la siguiente dirección de internet: www.mtas.es/insht/legislacion/index.htm

Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Redacción y Administración: INSHT–Centro Nacional de Condiciones de Trabajo. Dulcet, 2-10 08034 Barcelona. Teléfono: 93 280 01 02 - Ext. 2313 / Fax: 93 280 00 42 - Internet:

htp/www.mtas.es/insht / e-mail: cnctinsht@mtas.es

NIPO: 211-05-003-0 – Depósito legal.- B-14411-96 – FD 2342

Director de la Publicación: Juan Guasch. Redacción: Rosa Mª Banchs, Pilar González, Jaime Llacunal. Diseño gráfico: Enric Mitjans. Composición: Mª Carmen Rusiñol. Impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo

PAPEL 100% RECICLADO

Mitjans. Composición: Mª Carmen Rusiñol. Impresión: Centro Nacional de Condiciones de Trabajo PAPEL 100% RECICLADO

ERGA - Formación Profesional

3
3
ERGA - Formación Profesional 3 En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema

En esta ocasión, la sección de Notas Prácticas trata el tema del plan de evacuación en centros docentes. Se incluyen los siguientes apartados: un conjunto de recomendaciones que constituyen el cuerpo teórico del tema; un caso práctico; una serie de actividades didácticas que pueden desarrollarse a partir de dicho caso y un apartado de legislación. Las propuestas didácticas son orientativas y tienen como finalidad el que puedan

ser utilizadas por el profesorado como herramientas de apoyo a la hora de abordar la enseñanza en temas de prevención.

PLAN DE EVACUACIÓN EN CENTROS DOCENTES

Los centros escolares están obligados a disponer de un Plan de Emergencias que permita hacer frente a una situación peligrosa (un incendio, una inun- dación, un derrumbe del edificio, etc.) y ayude a que las personas y los bienes sufran el menor daño posible. La parte del Plan de Emergencia (ver Erga-FP nº7) que hace referencia a la evacuación, es decir a la salida organizada de las personas de un edificio, es el Plan de Evacuación. A continuación, trataremos las normas básicas que hay que tener en cuenta en su implantación, así como la actuación que debe tener el personal del centro escolar a este respecto. En letra negrita destacamos el nombre de cada colectivo o persona que tiene una responsabilidad asignada en el Plan de Evacuación de un centro escolar.

asignada en el Plan de Evacuación de un centro escolar. NORMAS AS BÁS BÁSICAS

NORMASAS BÁSBÁSICAS

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••• •••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

1 Decidir la evacuación del centro escolar cuando se considere que la causa que origina el peligro no está controlada y puede provocar que el peligro se extienda a todo el edificio.

2 Disponer de un sistema de comu-

nicación general que transmita la señal de evacuación, simultánea- mente, a todo el edificio: sirena o campana continua, sirena o campa- na con una secuencia determinada, mensaje pregrabado o megafonía.

3 Al oír la señal de evacuación, to-

dos los ocupantes del centro escolar deben dirigirse a un espacio exterior seguro, previamente determinado en el Plan de Evacuación (punto de en-

cuentro).

4 Empezar la evacuación por la

planta afectada por el peligro y se- guir por el resto de plantas del edi- ficio, desde la más baja a la más alta. El orden de evacuación de las aulas irá de la más cercana a la sali- da a la más alejada.

5 Salir ordenadamente y sin correr.

No volver hacia atrás y nunca utili- zar los ascensores. También está

personas responsables que les ayu- den a salir del edificio; pueden ser compañeros de la misma clase.

13 Responsable de la alarma y

bomberos. Se asigna a una perso- na que no sea responsable directa

del alumnado y que se encuentre cerca del sistema de alarma para poder activarlo de forma rápida.

14 Responsable de desconectar

las instalaciones. Esta persona blo- queará el ascensor y el montacar- gas, comprobando previamente que estén vacíos y cerrará la llave gene- ral del gas y la corriente eléctrica.

15 Responsable de abrir y ce-

rrar las puertas del edificio. Al igual que en los casos anteriores, esta función se le asignará a una persona que no tenga una respon- sabilidad directa con el alumnado en el momento de la emergencia.

16 Personal de cocina. Asegura-

rán su espacio de trabajo cerrando el gas y desconectando todos los electrodomésticos. Seguirán las ins- trucciones del Jefe de emergencia y le informarán de las incidencias.

prohibido retirar los vehículos par- ticulares de la zona de aparcamien- to de la escuela, en el caso de que exista.

6 Divulgar el Plan de Emergencia

y Evacuación. Es imprescindible que la dirección, el profesorado, el alumnado y el personal no docente colaboren y conozcan previamente cómo deben actuar. El nombre y los apellidos de quién ocupa cada uno de los lugares críticos debe quedar escrito junto con el nombre de quien lo sustituye.

7 Realizar simulacros de evacua-

ción, al menos una vez al año. Me- diante la práctica es más fácil detec- tar los errores cometidos en la ejecución del plan y corregirlos (fal- ta de coordinación, dificultades en las vías de evacuación, mal funcio- namiento de la señal de alarma, etc.).

de un listado del personal y será in- formada de todas las incidencias.

9 Jefe de planta. Será el profesor

o profesora que ocupe el aula más

alejada de la salida de una planta del edificio. Debe asegurarse de que no

quede nadie en las dependencias y de que las puertas y ventanas que- dan cerradas.

10 Profesorado. Deberá mante-

ner al alumnado en orden, compro- bar que puede realizarse la evacua- ción, cerrar puertas y ventanas del aula, contar a sus alumnos en el punto de encuentro e informar al Jefe de emergencia.

11 Alumnado. Los estudiantes

que estén fuera de su aula deben in-

corporarse a la que esté más próxi-

ma. Saldrán de la clase sin correr,

ni volver hacia atrás, y sin coger sus

objetos personales. Seguirán al pro-

fesor que actúe como guía y se pre- sentarán en el punto de encuentro.

8 Jefe de emergencia. Será la per-

sona que ocupe la dirección de la escuela o un miembro del equipo. Decidirá acciones y activará el Plan de Evacuación y actuará como in- terlocutor con las ayudas externas (bomberos, policía, etc.). Dispondrá

12 Responsable de personas

discapacitadas. Hay que tener en cuenta a las personas con movilidad reducida, asignándoles una o varias

personas con movilidad reducida, asignándoles una o varias CASO O PRÁC PRÁCTICO

CASOO PRÁCPRÁCTICO

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Descripción:

El miércoles pasado estábamos en clase de dibujo

corto para llegar al patio y, como no nos poníamos de acuerdo, se forma- ron varios grupos que tomaron caminos distintos. Incluso hubo unas chi- cas que prefirieron dirigirse a la terraza posterior del edificio. Cuando estábamos en el patio Carlos, exclamó:

-¡Ostras! ¿Habéis visto a Mario y a Luis? ¡Estaban en el lavabo cuando ha sonado la sirena! Carlos se lo comentó a Lucía y ella buscó al profesor encargado de verificar la evacuación de cada plan- ta del edificio, pero le dijeron que no había ido a la escuela. Aquellos días, faltaron varios «profes» que estaban impartiendo unas clases prácticas en una empresa. Así que, Lucía volvió a subir hasta donde estaban los chicos para asegurarse de que habían salido ya de los lavabos. Allí los encontró, charlando tranquilamente, sin pensar que pasara nada grave. Según dijeron, no se habían enterado de nada. Después de muchísimo rato, supimos que la si- tuación de emergencia había sido provocada en el laboratorio. Por lo visto, hubo algún problema con unos productos almacenados incorrectamen- te y se produjo una explosión que derivó en un pequeño incendio. Fue la señora de la limpieza la que descubrió las llamas y, sin saber muy bien qué hacer, avisó al conserje porque era la persona más cercana. Éste conectó la alarma del edificio, lla- mó a los bomberos y, después, se fue en busca de la directora del colegio.

técnico cuando de repente empezó a sonar la sire- na del colegio. Sobresaltados, todos levantamos la cabeza pero no nos asustamos porque cada dos por tres pasa lo mismo en la escuela: suena la alarma y luego se para. Así que continuamos escuchando a Lucía, la profesora, sin hacer ningún caso. Mientras esto sucedía, Luis y Mario habían ido al lavabo para limpiar la tinta de los

recipientes que habíamos estado usando en la clase. Sin embargo, aquel día el ruido de la sirena no cesaba y todos empezamos a inquietarnos. La profesora salió al pasillo y consultó con otro pro- fesor que estaba tan alarmado como ella. Después de un corto intercambio de palabras, la profesora volvió a entrar rápidamente en clase y nos gritó que saliéramos todos del aula, dejando todo tal y como estaba sobre la mesa, y que fuéramos hacia el patio. También le ordenó a Carlos que cerrara las ventanas. Lo que ocurrió a continuación fue un desma- dre. Todos queríamos salir al mismo tiempo y lo único que conseguimos fue estorbarnos y trope- zar los unos con los otros. Dos de mis compañe- ros se empujaron y cayeron al suelo, provocando que los que veníamos detrás acabáramos amon- tonados, unos encima de los otros. Después de levantarnos, discutimos cuál era el camino más

Enric Mitjans
Enric Mitjans
4
4

ERGA - Formación Profesional

Caso práctico. Factores de riesgo

Inexistencia de una persona que sustituya al responsable de verificar la evacuación de las aulas, en el caso de que sea necesario. Norma básica 6

Usar una señal de evacuación (sirena) que no se oiga en todas las depen- dencias de la escuela por problemas de instalación o de volumen. Norma básica 2

No tener señalizadas las vías de evacuación del centro escolar, ni tampoco establecido un punto de encuentro en el exterior donde poder hacer el recuento del personal y controlar que no haya quedado nadie en el edificio. Norma básica 3por problemas de instalación o de volumen. Norma básica 2 Desconocimiento generalizado (profesorado, estudiantes y

Desconocimiento generalizado (profesorado, estudiantes y personal no do- cente) del Plan de Emergencia y Evacuación de la escuela y de cómo hay que actuar ante una situa- ción de peligro. Norma básica 6

que actuar ante una situa- ción de peligro. Norma básica 6 Desalojar el colegio a toda

Desalojar el colegio a toda prisa, sin mantener la calma y el orden (empujones, agarrones, etc.) Norma básica 5

No realizar simulacros de evacuación de forma periódica, con el fin de facilitar un aprendizaje práctico. Norma básica 7

fin de facilitar un aprendizaje práctico. Norma básica 7
fin de facilitar un aprendizaje práctico. Norma básica 7
fin de facilitar un aprendizaje práctico. Norma básica 7

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

1 A partir del Caso Práctico expuesto, identificar

los factores de riesgo que se contemplan en la

situación de evacuación planteada en el mismo.

Propuesta: Después de leer con detenimiento el Caso Práctico, el profesorado dividirá a los alum- nos en pequeños grupos de trabajo de 3-4 perso- nas. Cada uno de los grupos señalará todos aque- llos factores de riesgo que detecte en la situación planteada, elaborando un listado de los mismos. A continuación, una vez hayan finalizado todos los grupos, cada uno de ellos elegirá un portavoz de entre sus miembros, que será el encargado de ex-

poner ante el resto de estudiantes, las conclusiones

a las que han llegado. Finalizada la exposición de

todos los grupos, se elaborará un listado común.

2 Organizar un debate, basándose en el Caso Prác-

tico, sobre cómo deberían actuar todas las perso-

nas que se encuentren en un centro docente ante una situación de riesgo que precise la evacuación del mismo.

Propuesta: Los estudiantes realizarán esta activi- dad con la ayuda del profesorado. Entre todos, ela- borarán un listado de todas las personas probables que pueden encontrarse en un centro escolar (pro- fesores, alumnos, personas de visita, colaborado-

res externos, etc.). Después, se crearán grupos de 4

o 5 personas y a cada uno de ellos se le asignará la

representación de estos personajes (electricista, pro-

fesora, estudiante, etc.). De forma individual, cada alumno asumirá el rol que le ha tocado y reflexio- nará sobre cuáles son las pautas que debería se- guir en el caso de que la escuela tuviera que evacuarse. Después, un portavoz por grupo expon- drá ante el resto de alumnos las decisiones a las que han llegado, dando la oportunidad a los demás de que opinen sobre la idoneidad de las mismas.

3 Elaborar un folleto informativo sobre el plan de

emergencia y evacuación del centro para repartir

zar un recorrido por las instalaciones, los estudian- tes recibirán una pequeña charla de algún miem- bro del cuerpo de bomberos sobre en qué consiste su tarea, cuáles son sus procedimientos de traba- jo, qué equipos de protección individual y qué tipo de ropa de trabajo usan, etc. A continuación, les explicarán qué es un plan de evacuación, la impor- tancia de que los centros escolares lo tengan plani- ficado e implantado y que todo el personal lo co- nozca, con el fin de poder actuar con rapidez y no exponerse a ningún riesgo. Posteriormente, el alumnado realizará un trabajo escrito sobre la vi- sita al centro de bomberos, expresando su opinión sobre toda la información que han recibido.

5 Realizar un cartel en el que se recojan las vías de

evacuación del edificio, a partir de las aulas del

centro escolar, y también la situación del punto de encuentro exterior, en el caso de tener que abandonar urgentemente el centro escolar.

Propuesta: El profesorado pedirá a los estudian- tes que, en pequeños grupos de trabajo, analicen todas las vías de evacuación que podrían utilizar para salir del aula en que se encuentran hasta el exterior del edificio, en el caso de una emergencia. Siguiendo su propio criterio, los alumnos seleccio- narán las vías de salida que consideren más ade- cuadas en función de la proximidad, del recorrido (más o menos largo), de los impedimentos (escale- ras, muchas o pocas puertas), etc. Después, en co- laboración con el profesorado, comprobarán cuál es la vía de evacuación establecida en el plan de emergencia y compararán las coincidencias. A con- tinuación, cada grupo elaborará un cartel informal, expresado con su propio lenguaje, en el que apa- rezca dibujado cuál es el camino más adecuado para evacuar el edificio en el caso de una emergen- cia. También deberán marcar el punto de encuen- tro en el que se reunirán una vez abandonado el edificio, teniendo en cuenta que el lugar elegido deberá ser cercano, visible y que permita un rápido control de todas las personas evacuadas.

entre los estudiantes del mismo y explicar cómo se debe actuar en estos casos. El objetivo de esta actividad es que el alumnado que lo elabore pro- fundice en el tema y, a la vez, se obtenga un pro- ducto de divulgación que sirva para dar a cono- cer esta información a todo el personal del centro.

Propuesta: Los alumnos se dividirán por parejas para recopilar la información pertinente de un fo- lleto informativo sobre el plan de emergencia y evacuación del centro escolar (consultar la docu- mentación escrita sobre el plan de emergencia, entre- vistar al jefe de emergencia de la escuela, hablar con las personas responsables de dar la alarma o cortar la energía eléctrica, etc.). Finalizada la búsqueda, se reunirán para hacer una puesta en común de los datos obtenidos y seleccionarán toda aquella información que consideran imprescindible. Llega- do a un consenso, los alumnos se dividirán en 3 ó 4 grupos de trabajo y cada uno de ellos planteará un modelo: titulares elegidos, información básica, distribución de los contenidos, imágenes utiliza- das, etc. Finalmente, se someterá a votación cuál es la mejor opción y se seguirán los pasos perti- nentes para la realización del folleto elegido y su posterior distribución por el centro escolar.

Todos los ejercicios pueden resolverse a partir de la discusión en grupo y de los comentarios de los alumnos.

4 Visitar un centro de bomberos en el que los estu-

diantes reciban una «charla» sobre todas aque-

llas pautas comunes que se deben seguir en el caso de una evacuación de emergencia a conse- cuencia de un incendio. La finalidad de esta acti- vidad es que los alumnos valoren la necesidad de la implantación de un plan de evacuación en los centros docentes.

Propuesta: El profesorado organizará una visita a un centro de bomberos. Una vez allí, y tras reali-

visita a un centro de bomberos. Una vez allí, y tras reali- LEGISLACIÓN Ley 31/1995, de

LEGISLACIÓN

Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. (BOE 10.11.1995) y sus posteriores modificaciones. Real Decreto 39/1997, de 17 de enero. Reglamento de los Servicios de Prevención. (BOE 31.1.1997). Real Decreto 2177/1996, de 4 de octubre. Norma básica de la edificación NBE-CPI/96: protección de los edificios contra incendios. (BOE 29.10.1996). Orden de 13 de noviembre de 1984, sobre evacuación de centros públicos que dependan del MEC. (BOE 17.11.1984). Orden de 29 de noviembre de 1984. Manual de autoprotección para el desarrollo del plan de emergencia contra incendios y de evacuación de locales y edificios. (BOE 26.02, rect. 14.06.1985).

Los textos legales actualizados pueden consultarse en la siguiente dirección de internet: www.mtas.es/insht/legislacion/index.htm

Edita: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Redacción y Administración: INSHT–Centro Nacional de Condiciones de Trabajo. Dulcet, 2-10 08034 Barcelona. Teléfono: 93 280 01 02 - Ext. 2313 / Fax: 93 280 00 42 / Internet: