Está en la página 1de 6

INTEGRANTES: Álvarez Ávila Eloi E.

Cam Tomás
García José D.

DOCENTE: Carlos Darcourt Huck


TEMARIO:

 Las emociones, sus principales características y su


importancia en la vida de las personas
 Relaciones entre emoción e inteligencia y sus
manifestaciones en la conducta individual y social
 importancia de la identificación y regulación inteligente
de las emociones en las etapas tempranas de la vida.
Sugerencias.

UNIVERSIDAD CATÓLICA “SAN JOSÉ”

LIMA – 2018
Después de ver el video presentado en clase sobre “la gestión de
emociones”, llegamos a las siguientes conclusiones.

1. Las emociones, sus principales características y su


importancia en la vida de las personas.

Definición de emoción (es). Según el trabajo de Fernández, (2011), Las


emociones son un conjunto complejo de procesos físicos y mentales,
neurofisiológicos, bioquímicos, psicológicos, básicos y complejos. Estos
inciden en la aparición abrupta de sentimientos que se evidencian en
manifestaciones físicas diversas que van desde el rubor, palpitaciones,
temblor, palidez, etc.1 teniendo directa relación con nuestros modos de
actuar segundo a segundo en nuestras vidas.

Partiendo de la breve definición brindada, podemos deducir que las


emociones son fundamentales en todas las dimensiones de nuestras
relaciones, sean estas, individuales, familiares, laborales, sociales, e
incluso espirituales. Además de ello, las emociones como una facultad
inherente de nuestra naturaleza juegan el rol de integración
antropológica, pues de no ser así, ¿Qué otras facultades podrían
distinguirnos de las criaturas inferiores tan notablemente como ellas y a
la vez hacernos caer en la cuenta de ser todos pertenecientes (antes y
ahora) al género humano?. Lo que procuramos decir a fin de cuentas, es
que sin el ingrediente imprescindible de las emociones, el hombre aún
siendo altamente racional no podría ser “más humano” dada la
importancia de tales facultades.

2. Relación entre emoción e inteligencia y sus manifestaciones


en la conducta individual y social.

Cada uno de los entrevistados por Punsent, infiere o hace una distinción
entre “inteligencia cognitiva” e “inteligencia emocional”. Las diferencias

1En: “Antropología de las emociones y teoría de los sentimientos”, por Anna María
Fernández Poncela. Publicado por Revista Versión Nueva Época, Junio del 2011.
Número 26.
refieren principalmente a tiempos pasados cuando lo más valorado era lo
cognitivo, siendo este casi un sinónimo de éxito asegurado. Sin embargo,
hoy en día esto no es más así, dado que la inteligencia cognitiva no es de
por sí suficiente para la realización plena de un individuo como persona
en armonía con su entorno. Psicólogos como Coleman han desarrollado
un marco teórico muy avanzado y bastante explícito acerca de la
importancia de la “inteligencia emocional”, que no podría considerarse en
nuestra apreciación superior a la inteligencia cognitiva o a las otras
clases de inteligencia existentes, pero sí sumamente importante y
complementaria para la formación integral de personas no sólo
poseedoras de grandes conocimientos sino ante todo de una buena
personalidad y alto grado de humanidad2. Por ello, Coleman define la
inteligencia emocional como la capacidad de controlar nuestras
emociones, fundamentalmente nuestras emociones negativas o nocivas.

A más de ello, está comprobado que los altos coeficientes intelectuales no


siempre garantizan el desarrollo de cualidades humanas en beneficio del
bienestar individual ni colectivo. Puede bien afirmarse en consecuencia
que el mero “conocimiento” sin una adecuada “gestión de las emociones”,
en los peores casos, termina deshumanizando y alienando a quien la
posee.

3. Importancia de la identificación y regulación de las emociones


en las etapas tempranas de la vida. Sugerencias.

Tanto Davison, Coleman, Ricard, Belsky como Glover, en su participación


resaltan que las emociones y en consecuencia la inteligencia emocional,
puede ser educada y modelada. Esto a nuestro entender por algunas
razones como el simple hecho de que las personas no nacen “sabiendo”

2 Entiéndase por “alto grado de humanidad” a un espíritu caracterizado por el altruismo,


la empatía, y cultivado en valores dignos de ser admirados e imitados.
actuar, sino, que todos nuestros actos, tanto en hechos como palabras,
son un resultado de aprendizajes permanentes3.

Los dicho anteriormente es corroborado por las investigaciones llevadas


a cabo en el aprendizaje constante de los niños pasando por las distintas
etapas del desarrollo biológico, psicológico, empezando en la etapa
gestacional4, pasando por los primeros 5 años de vida, y la etapa escolar5.

Por lo mismo, siguiendo los diagnósticos de los avances en el campo de


la psicología conductual, experimental, cognitiva y demás, se debería
procurar impulsar programas dirigidos a:

 Proveer orientación a las madres gestantes y en lo posible también


a sus cónyuges sobre el rol a desempeñar en la crianza de sus hijos
desde la misma concepción.
 Acompañamiento psicológico y asesoramiento permanente a los
padres de familia e hijos por lo menos hasta la culminación de la
etapa escolar.
 Cursos sobre la importancia de la inteligencia emocional en los
centros educativos adaptando los mismos a los currículos
generales de educación de toda malla curricular, y hacer de los
instrumentos pedagógicos el medio para que cada estudiante desde
los niveles más básicos se beneficie de tal orientación.
 Buscar la creación y aprobación de propuestas que sean leyes y
estas a su vez permitan alcanzar a través de los medios de
comunicación a la mayor cantidad de ciudadanos con información
respecto al manejo correcto de las emociones.

3 Davison afirma que las emociones nos atraviesan desde niños y terminan
definiéndonos como personas”.
4 Donde los aprendizajes son más a través de estímulos recibidos de los estados
emocionales de la madre. De allí la importancia en mejorar los programas de salud
educativa que se imparte a las madres gestantes por ejemplo. ¿cuánto bien la haría a
un ser humano recibir una adecuada estimulación y educación por lo menos en los
primeros 5 años de vida toda vez que los primeros 5 años han sido tan cruciales para
el desarrollo de sus emociones?, pues según Punet, si en estos primeros 5 años el niño
no recibe un buen trato, entonces lo mas natural es que desarrolle mecanismos de
supervivencia que lo convertirán por fuerza en un ser hostil a su medio ambiente,
derivando esto con el tiempo en conductas inapropiadas y hasta delictivas.
5 Ello no significa que finalizada la etapa escolar no exista la posibilidad de aprender
más, sino que según algunos de los entrevistados, muchos de los comportamientos en
la etapa adulta no son sino repeticiones cíclicas de aprendizajes de los primeros años
de la vida.
 Consideramos también vital mejorar las condiciones y la calidad de
vida de los peruanos como una meta a alcanzar para procurar
aspirar a mejores condiciones de salud y equilibrio emocional. Por
experiencia hemos visto en alguno de nuestros casos que las
mayores incidencias de patologías mentales y otros sentimientos
de inferioridad o alienación y auto rechazo se dan en sectores
marginales y de bajos recursos económicos. Lógicamente es más
difícil tratar con personas en tal situación y poder plantearles estos
asuntos logrando que se interesen en la misma, toda vez que la
primera preocupación de ellos es la satisfacción de sus necesidades
más inmediatas (alimento, salud, vestido, vivienda).
 En el caso del curso de psicología sería ideal se lea próximamente
alguna obra referente al tema, y se presenten ponencias para hacer
efectivo el efecto multiplicador de tan importante aporte científico6.

Seguro habrá mucho más por decir respecto a lo tratado, por nuestra
parte finalizamos nuestros comentarios en relación a tan importante
tema, que además procuramos en los sucesivo seguir explorando e
interiorizando pues en armonía con lo dicho, también la Santa Escritura
advierte:

“Ciudad abierta y sin muralla, […es…] el hombre que no sabe


dominarse”. 7 (Pr. 25:8)

REFERENCIAS

- https://youtu.be/q-KkdMrAz-8
- “Antropología de las emociones y teoría de los sentimientos”, por Anna María
Fernández Poncela. Publicado por Revista Versión Nueva Época, Junio del 2011.
Número 26.
- Biblia de Jerusalén Latinoamericana. (2007). (Pr 25.28). Bilbao: Desclée de
Brouwer.

6 Por ejemplo nos pareció sumamente interesante el método de estimulación propuesto


y empleado por Sanders, quien plantea una terapia musical que permita alcanzar los
objetivos antes tratados. No es menos interesante lo propuesto y hecho praxis por el
monje budista y biólogo Mathew Ricard, respecto a la meditación como instrumento de
desarrollo de las cualidades humanas dignas de apremio.
7 Biblia de Jerusalén Latinoamericana. (2007). (Pr 25.28). Bilbao: Desclée de Brouwer.