Está en la página 1de 65
COLEOCION HISTORIA ¥ SOCIEDAD. ‘Tieulos publicados FRANCIS KORN compl): Cinna paras ont “Hapenvandn OBERTO COMTES CONDE: 8 Prapmn Armin 1901914 M.MOKAY ARAUJO £1 LLORENTE fompladores Hn pons GUSTAVO FERRARI YEZEQUIEL GALLO lompadore Ta ma QUT CA so ee ULIO HALPERIN DONGHT- fut Heron yin mand JUAN CARLOS TORRE: f= epi sl) on NATALIO KBOTANA: fib pia ye ‘OSCAR CORNET (ompiadors hws dl rns Rr: gen ESTA COLECCION CORRESPONDE A OBRAS REALIZADASPOK EL. 11 19- Wy 64 Cop. NATALIO R. BOTANA El orden conservador La politica argentina entre 1880 1916 ‘Nueva edicién con un estudio preliminar i lo EDITORIAL SUDAMERICANA BUENOS AIRES, SeoUNDA Panre RASGOS INSTITUCIONALES DE UN REGIMEN Ww ELECTORES, GOBERNADORES Y SENADORES El itinerario institucional que anuncisbainos al tée- mino de la Primera Parte comienza con un andlsis de las Juntas de Electores (o Colegio Electoral, como se las designa habitualmente) donde se procesaron las sucesio- nes presidenciales que tuvieron lugar entie 1880 y 1910. Origen y propésito de las Juntas de Electores Alberdi y los constitayentes del 53: permanecieron ficles a la férmula norteamericana en lo que se reficre a la elecciém del presidente. El arvculo 81 de la Constitu- ign sefialaba, en efecto, que para elegir Presidente Vieepresidente, “la Capital y cada una de las provi nombrarin por votacién ditecta tna junta de clectores jgual al duplo del total" de diputados y senadores que cenvian al Congreso, con las mismas calidades y con as ‘mismas formas prescriptas para la eleccin de diputados. No pueden ser electores los diputados, los senadores, ni los empleados a sueldo del Gobiemo’ Nacional, Reuni- dos los electores en la Capital de la Naciin y en la de sus provincias respectivas cuatro meses antes que con cdluya el término del Presidente cesante, procederin a clegir Presidente y Vicepresidente de la Nacion por c&- dulas firmadas, expresando en una la persona por quien votan para Presidente y en otra distinta, la que eligen para Vicepresidente”, Por su parte, los articulos 82 y / 86 NATALIOR. BOTANA 83 establecéan el procedimiento electoral: en presencia de las dos Cimaras los candidatos “que retinan en am: bbos easos la mayoria absoluta de todos los votos, serén proclamados inmediatamente Presidente y Vicepresiden fer y ten el caro de que por dividirse la votacién no hubiere mayoria absoluta, cligicé el Congreso entre las dos personas que hubiesen obtenido mayor mémero de sufragios”, Si el lector se remite al pensamiento de Alberdi y al Congreso Constituyente, observard que la institusi6n de las Juntas Electorales tenia un doble propésito: por un ado ""mediatizar” el ejercicio de la soberania popular, ttansfiriendo a un grupo de ciudadanos, escogidos al Efecto, el derecho de clegir al presidente; por el otro, mantener un delicado equilibrio entre nacién y provin- Gas, pues si bien los electores serian elegidos del mismo mode que los dipitados, debian, sin embargo, deliberar Y elegit aisladamente en’ pequefias juntas que se instala tan en la Capital Federal y en la de cada provincia, Los constituyentes norteamericanos —y Hamilton, en particular, que la defendio en £1 Federalista~ idearon fsta institucion para “conceder Iz menor oportunidad al Gesorden y al tumulto", donde “la division y el aia miento que resultarén, los expondrin (a los electores) mucho tens a vehemencias y_agitaciones” y cuya Composicion, al no depender de “una entidad ya ests blecida", excluye la participacién de “todos aquellos cuyas situaciones los Hagan sospechosos de un excesivo spego hacia el Presidente en funciones”.' De acuerdo Con esta perspectiva, Ia autoridad electoral es concedida S unos pocos ciudadanos dispuestos a obrar con estricta independencia en un terreno tan riesgoso, y si hubiera que disefar Ia clave de boveda de esta institucién, es muy probable que estaria perfilada por las nociones de autonomfa y de elitismo, pues alli se asume que la liber BL onDEN cONSERVADOR 87 tad para deliberar y decidir fructifica mejor en los cireue Tos custodiados con celo de la demagogiz popular. (Obsérvese la idea central que animaba a los fundado- res: los electores son libres de elegir; no dependen de fun mandato imperative del pueblo para designar a uno otto candidato y su cometido vale, precisamente, por fque los ciudadanos les han otorgado ese derecho y esa bertad. No cabe duda que un propésito de-esta natura- leva estd mejor adaptado al ejercicio electoral propio de tuna replica restrictiva donde son pocos los que parti ‘pan en la vida polities, porque prevalece un régimen Eensitaire del tipo legislado, por ejemplo, en Inglaterra hhasta las actas de reforma de 1832 y 1867; en Francia Garante la monarquia de Julio presidida por Luis Feli- pei en Bélgica hasta principios de siglo y en Chile en ef Curso de le primera fase de la republica “portaliana”” inaugurada en 1833; 0 bien, porque la misma prictica politica impone severas condiciones de coaccién o de franipulacién electoral. En la circunstancia de una rep) blica restrictiva cobra importancia el sistema de negocia- ones, de recompensas y de sanciones que se establece Entre un puflado de notables naturalmente habilitados pata cjercer, como decia Alberdi, la libertad politica, y tina institucién como las Juntas bien puede ser una de las jostancias que mejor promoverian ese estilo electoral ‘En el curso de treinta anos las Juntas de Electores representarin, por cierto, un papel importante pero al precio de la pérdida de esa autonomia que los legislado- fer argentinos y norteamerieanos pretendieron asignarle. ‘Entre 1880 y 1910, el Colegio estuvo compuesto por 228, 252 y 300 electores designados mediante el siste- sma de lista completa sin representacion de las minorias. En cada distrito (las provincias y Ia capital) los ciudada- ngs votaban por una lista de electores, y a la que obte- ie el mayor némero de votos —no la mayoria— se le 8s NaTALIOR.BorANA, Asignaba la totalidad de los lectores correspondientes all distrito. Hay una excepeidn en este lapso, como lo veremos con més cuidado en proximos eapitulos: las lecciones celebradas en 1904 que estuvieron regidas por la ley 4161, concebida por Joaquin V. Gonziles, ministro del Interior durante 1d segunda presidencia dde Roca, La ley establecta la division de cada distrito en tantas circunscripciones como legisladores correspondia legit; desde esa unidad electoral (se trazaron 120 cir. cunscripciones en todo cl pais) cada ciudadano votaba por dos clectores ¥, en conjunto con las demds circuns- eipeiones del distrit, por cuatro mis, El nimero de electores por provincia entre 1880 y 1910, cegistra la siguiente distribucion: [NUMERO DE ELECTORES POR PROVINCIAS EN ELECCIONES 'PRESIDENCIALES 1880-1910 ————— titties yeataig enor Anes 4 36 0 iptal Feces 7 2 rs Gitumarss 2 ie te Grdobs 26 6 2 oentes is ie is Ere Riot 18 te 2 Jue 3 5 ‘ Memos 6 0 B Rion, * 3 3 Si 2 2 2 Sin Luis 10 10 to Se Juan 10 10 10 Swnare 2 2 28 S90. de Estero i is 1 Tucumia uh 13 18 TOTALES 28382 00 ‘ent: J. 8, Maes LéGonsernomen rprivnt fd! dans a pie ene: oat Paces rye Eto EL ORDEN consERVADOR 89 Si se clasifican los distritos en tres categorfas: gran es, medianos y chicos, puede ser interesante observar 'a relacién que existe entre esas clases de distrito, medi dda en términos del peso respectivo de cada una de ells sobre el total de clectores y de la diferencia que resulta entre el distrito grande, mis mumeroso, los distrto chicos, menos numerosos, ‘Admitamos, como punto de partida de este anilisis, ue el cardcter federal de la fdrmula prescriptiva aconse Jatia mantener una relacién de equilibrio en la compost cién de las Juntas que asegure una suerte de reeiproct. dad entre provincias con’ fuerza electoral en alguna medida equivalent Como podré advertirse en ef Cuadro Nt 2, el equi libsio entre distrtos se acenvia en las elecciones pre- sidenciales posteriores al ochenta (en 1886 y 1892) y desaparece después, de forma paulatina, cuando el cem s0 de 1895 ‘eflejé una creciente concentracion de- mogrifica en el litoral, que se afirmara en las décadas posteriores. 46 28 a a8 ao. 276% a34% 259% 0% 26,7% so% DISTRITOS MEDIANOS Y DIsTRITOS CHICOS andro N92 NDES, 1ES EN ELECCIONES PRESIDENCIALES: 1880-1910 eto de Siatitoe Rew de i Reo de hae Eire Rios Spo. dl ‘Girdaba ap. Fed Sontcnies ‘Cirdaba Cérdoba | Gatamarce Beas Be Ar Gap. ea, | Ente Ros ‘SOBRE EL TOTAL DE ELECTOR! DISTRIBUCION DE Is TRITOS GRaAt Tees too ass.aa92 i310 HL ORDEN consenvaDoR a1 La federalizacion de la ciudad-capital partis ol nime- ro de electores pertenecientes a la provineis de Buenos Aires que de 54 pasaron a 36, mientras el resto quedé fn manos de un nuevo distrito: la Capital Federal. El desmembramiento de Buenos Aires acorts la diferencia que existia entre los bloques de electores en 1890. Buc- os Aires tenia en aquel momento 54 electores y as provincias menos pobladss, Jujuy y La Rioja, 8 cada habia, pues, una distancia de 46 electores. La bre- cha entre ambos extremos apenas era amortiguada por ‘ues distritos medianos: Cérdoba, Entre Rios ¥ Santiago del Estero, En las elecciones de 1886 y 1892 se reforsé la posi cién de los distritos medianos. Merced a la amputacién ue suirié Buenos Aires, Cérdoba, que mantuvo sus 26 clectores, ocupé el lugar de distrto grande y la Capital guedé como distrito mediano junto con Entre Rios y Santiago del Estero, que permanecieron en sus puestos, y Catamarca, Comrientes, Salta, Santa Fe y Tucumén ‘que ingresaron a esa categoria. La relacién eistrito gram. dedstrito chico marcé la distancia més corta del per do: 28 clectores (Bs. As, 36 - Jujuy y La Rioja, 8). En las elecciones de 1898, 1904 y 1910, los bloques de electores comenzarog 2 distribuitse de acuerdo con tuna pauta que de alli en mis se mantendré y se simpli ficari. Buenos Aires casi duplicé sus electores y lo mis- ‘mo ocurrié, con mas exactitud, en la Capital Federal. El sector de distritos medianos disminuyé en grado signif- ‘ativo y si bien Santa Fe ingresé a esta categoria junto con Cérdoba que descendié y Entre Rios que se mantu- vo, Santiago del Estero, Catamarea, Corrientes, Salta ¥ ‘Tucumin ocuparon el lugar de distritos chicos del que ro volvenin a ascender. La diferencia entre distito grande Y chico sufrié un salto brusco: Buenos Aires marci na bre- cha de 52 electores con respecto a Jujuy y La Rioja 92 NaTAtso.R. nora Resumamos, pues, algunas pautas de predominio. Buenos Aires ‘detent desde el ochenta un Bloque de electores predominante, al que se le sumd en 1898 ln Capital Federal. E1 peso de los disritos grandes marcé luna linea ascendente a partir de 1880. Lov distritos medianos, en cambio, slcanzaron un pico importante en Jas elecciones de 1886 y 1892, desde el cual trazaron, més tarde, una linea descendente a medida que ereciS la articipacién de los distitor grandes. El conjunto mis ‘humeroso de_distritos chicos no logrd superar la Barrera del 50% del: total de electores en ninguna oportunidad, Mis.alld de esta irida descripeién, se recorta tn he. cho cuyo significado es preciso subrayar una ver mis: Ia federalizacion del ochenta produjo una redistibucion ea los bloques de tlectores que tajo como resultado In composicién mis equilibrada de las Juntas. Esta situa, ign apenas se prolongé durante dos elecciones, cr 1886 y en 1892. A partir de 1898 Buenos Aires —en articular los distritos grandes— retomé y acentud se redominio. Un observador apresurado podria adelantat luna consecuencia no menos signfieativa: quien controle Buenos Aires y la Capital en votos y en clectores de — ¥ adquiera peso politico en Cérdoba y Santa Fe tendré en sus manos la clave de la victoria pesiden Gal, En rigor de verdad, el juego de alianzas introducied algin matiz interpretative que contradiga tan rotunda El comportemiento en las Juntas de Electores Cémo influyé el conjuito de leyes electorales y la distibuci6n’ de los distrtos seg su peso relative sobre cl comportamiento interno en las untas de Electores? Si volvemos a la férmula prescriptiva,cabe recordar que la EL ORDEN consERYABO 9 intencin del lesladr, a institucinaizar la hipotécn sutonomia de los electors, procurabafavorecer as disk Sones hotizontales dentro de cada Junta y, mat aise Aentar el desrollo de poles coaones cose grupos dr lectores pertenccentes a ditintos duton A Pos, diviones de esa naturales conetbusten enn Sonar ls clecin presidencial, hacenda de des 6 ‘nde ciudadanos candidatos comparides por consents de opinion expresadas en diferentes Junta de Blcoons Siren cambioy el foro de negocavions pars dengeer a presidente se traslada a oto incon del emacs pel fo, tambien ocupado por grandes eleciores ceneperte dinintos de ls Bgura otorada en el texto cons Sionaly es posible rumbear hacia otro tip de interprets cién. ‘La leetura de los reutados reytrados ras Juntas entre 1880 y 1910 permite aster is uses de ivsiones dena de cada una e ov blogues de Slectores asgmados Tos dition, Sis preseia Ie tventualidad de una’ dhisisn, dicho enfentaiente te nfs higar eure Bloguer, 0 icy ene dition que Se ‘opontan a oto cuyos electors wouban, por gene, Sn furs intemas Esta dicipina extvo refoeada por el sistema de lita completa que reglaba la clccion de primer grade pers SS) toda lal desert debe meats See fas abre una sete de incrogantess éeeulaba oss ae rimided delcardter instrumental de fas Junta que te frendaban los argos convenidos fuer de nu toto 2 raves dela negocacioner que entablaban los preside ter y los gobemadores;o bien tpltaba aque nan tmidad de tn amplo conssio caborad pot los mises flecores? Dejemos por shors esa pegutta ch mapense Y veamos cémo se expresé el voto en las Junta En 1880 Roca obtuvo cl 69% de los lectares; Bue- now Altes y Comientes, provincas opesors, Weston 4 acauto nora 2s blogues a favor de Catoe Tejedo. De alten més la ituaign cambiardsustancnimente, E1886 Jose Cob tan ales el 79%; el reo se strbuye eae lesan didaeura de M, Ocampo, rexpaldada por Buenos Aes y ba de Bemardo de Irigoyen,sostnids por Tucuman, Ey 1892 la mayoria super epico de S04 Las Siere Peta log el 95% de los elettones frente 2 ete tee ‘ado, s€-comprucha, solftarn, lr dsidenca de Bensato de Tigoyen a quien acompsié la mitad del bears dics electors de Mendora in 1898 Roca two toate don mis sutisfctoron que en 1880" el 38 de Ios le toresvotaron por su canddatra; Bartolomé Mire in to pecan staal, un home ale— compucsta por 18 clecores dea Capita, 19" ae Buenos aires y 7 de Coniencs En 1904 Manuel Qui tana ror6 el 81; el resto ue dstnbuys entre Jox E, Uribury, Marco Avellaieda y E: Daract que arwecon consi slectores pereneientes a Entre Rios i Conte ¥ Tueumn. Por fin 1910 marca el apoqes in canbe, tara de Rogue Sinz Peta anid e 100% y apenas on soltario elettor ompit ln snanimidad de los 265 coe sufragaron en ls Juntas(Vease Guadro 823) -Auenciaeridente, pues, de opricioncs electives que se Tecoma sobre una colicin de provincia qu, est biemente,prstaron apoyo la formula wetioee coalicién i" constituyeron lot bloques de clecioes Ae ueve provincia: Catamatea, Cdeba, Jujuy, [= Ricks Sales, Sn Juan, San Luis, Senta Fey Santago del bo "ols gue, en fot reuniron 116 clectore hata 1995 > ¥ 126 entre ee ao y 1910. En ssl leccones as ada, eitasprovinias volcan la totalided de a tee tore pretentes"o, en nu deecto, una mayors cone puesta por todos los electors menos uno, fwor de he Gndidaton ganador, El comportmieni. de i souk, on configuré un niles efcalsta con is sicces ‘ Lepinibn Tata Complea ats Completa Lista Comp 9% 266 RSs Gundeo N23 RESUMEN DE LOS RESULTADOS EN LAS JUNTAS DE ELECTORES: 1880-1910 aE —— et ne ay =e We) Be oes 3 ise Ee ime 38 ssi ins 96 NATALIO 8. porana fuerza para controlar a las provincias discolas que mani- festaron su voluntad opositora, de modo crcanstancial sn una sola eleccién, o bien, de manera repetide tw do En la primera categoria, provincias de oposicién cin Gustancial, se inseribieron Mendoza en las clecciones de 1892 y Entre Rios en las de 1904. En la segunda aie Beri, provincias de oposicién repetide, se stuaron Bus, os Altes en 1880, 1886 y 1898; Tucumin en 1886, 1892 y 1904; Ia Capital Federal en. 1898 y 1904; 9 Gortientes en 1880 y 1898. A diferencia de lo ocurnide con las provincia de apoyo permanente, las de opeet ‘ion circunstancial y-repetida no siempre expresatcn oo oluntad opositora con la totalidad de los electores que componian cada uno de sus bloques, Mendes, “25 1892, dividis Ios suyos entre oficialstas fcles @ Lain Sdenz Peta y opositores leales a Bernardo de Irigoyer, mientras que Entre Rios, en 1904, voled todos sun olen, tores a favor de José Evatisto Unbura. En el caso de’ las provincias de oposicion repetida, el comportamiento més insistente fue cl de Buenos Aires gue en dos oportunidades en 1880 y en 1886 cn, frent6 con todos sus electores a Roca y Jusrer y en la Olt ~1898— desvid 18 electores a favor de Bartolome Mitee. Tucumn y Corrientes ee opusieron, con el tora de su bloque, una sola vez, Iz primera lo hizo en 1886 ¥ la segunda en 1880; en las elecciones de 1892, 1898 ¥ 1904 ambas provincias dividieron sus preferencias em Ue ofcalstas y oporitores, y lo mismo tuvo lugar on le ‘Capital Federal en 1898 y-1904, (Veate Cundro Ae Adviértase el andamiaje sobre ef que ae asentaria el Candea N04 ‘COMPORTAMIENTO ELECTORAL DE LAS PROVINCIAS EN ELECCIONES PARA PRESIDENTE: 1880. 1856-1892 1898 1904-1910 Criaescteie rn eave Rev ping Seat Se de Tada eg STEER Ree Mendona (ota tlecconer: 1890 ‘eecén: 1892 La Rios 1886 Jas 1598 Entre Rios Sale Tucumnda tlecaién: 1904 San Luis ‘leccones: 1886 Sana Fe 1902 Sen Juan 1908 Sg0.del Estero Capital Fede Slecconer” 1898 Comientes fleccones: 1880 1898 ‘de voumtad Segeie ser ot ce pene 0 ort ” wei (aie et eee ee Fens pane tar hcniage Se jue {Enclmanteem Ia cin de 1904 por ots pre Tn spe on oporunsadn, yo ote, 1880 1836, ate od Cand 96 NATALON nonaNA fuerea para contolar las proviniss diol que man fearon su voluntad oportor, de modo ccistaneal én una sola eleccin, o bi, de manera repetide or tes Ea la primera categoria, provincias de oposiciin cin unstancal, se insrbiron Mehdowa ens heceones te 1892 y Enire Rios en las de 1904. En la segunds cae feria, provincas de oposiion repetia, se sarong, tos Aires en 1880, 1886 y' 1898; Tucumin en 1886, 3892 y 1908; la Capital Federal en 1898 9 1008" Coriestes en 1880 1898. A diferencia de Io gourd €om ls provincias de apoyo permanente, iss de spon sién crcunstancial y repetiia no sempre expres a Yolunad opostora con la totallad ie os lector gue somponian cada uno de nit Bloques’ Mendocs, on 1892, divii6 Tos suyon entre oficalisas Mel & Lak Sient Peta y oposivores leales s Hemardo se Tegoyen, Inientas que Entre Ros, en 1904, voles todos 26 Sort tones a favor de Joué Enato Urine En el cato de’ las provincas de oposicin rept, comportamiento mia insiente Tue'c de Bustos Ace gue en dos oportunidades en 1880 yen 1886~ eet Fremtd con todos sus clectores n Roca ¥ Jairer yong owe ~1898— deo 18 elecors 8 favor de Banoone Mie. Tucumin y Corrientes se opusieron con el toed de Bloque, und sola vex la primers To hae en 1ase Ya segunda ‘en 1850; en ls elections de 189%, 1966 ¥ 1908 ambasprovinias dvidieron sus preferencas co fe oficiists ¥ opottores, lo mismo have Knee Capital Federal en 1898 y 1804. (Wease Goadee Meat Adviérate el andamigje sobre el gue se mentarh el control de las candidacuts. La coulsion de provi de apoyo permanente no sumab ia mitad mis uno de los electores estaba compuesta,en efecto, gor dcatin medianot y' chicos con la excepcisn de’ Condeba oe Guadeo NO (COMPORTAMIENTO ELECTORAL DE LAS PROVINCIAS EN ELECCIONES PARA PRESIDEN TE: 1880-1886 1592-1898 19041910 Srietipriaie maa apne orn ping Mendora icone 120 cn: 1898 tise 7 1898 ete ae Ywcamin ‘Seon: 1904 it ai aS te Spode Ete Capital Feder - fleedones 1898 1908 Contentes ‘dkccoves: 1880 SS cine we pena ata of Shona comprende todos los clectores presentes 0 una mayorts » Retin arr reee Sen ae Pepe hn oath Ree Mai Stanel dee maramete See naeareaste! 1886 y 1892. Las mueve provincia asi aleanzacon la tayoria en ls ttes primers eecciones (50% oe de 1880 y 49,54 cn tas de 1880 y- 1893) peso ca ke subsiguintes ~1998, 1904 y 1910" em proporcvn des geal ae, Se inpont pcs errs juego que combinaba i dsiping de ln oslcion oft: Ie cnt dist en fos Comucs de eens See diswiton grands, En ls indiscipia de que hoc gra Jon lectores de las provincas de cposcon scans cial y repetida, extaba el “plus” necesae pa tate hacia mayorias siempre superiors lat Las Juntas de. Electorer satjeron, pues un propé: sto de control que ae engesaba con negocaions oc tenfan har fuera de su rein. Pero la peclandad el fro chor dot anaes at pvc y= los gobemadores un pexo politico qu seri fuori des conocer a través delos logics de cectores las prove Gas protagoniaban el momento decaive cl que jngabe el destino del poder presidencial En otros recintos la presencia de ls provincia tenia cardcter permanente. L& Constucion dwidir dl proves leglatvo en dos Cimaras, Mientna. que una seogis If diptados mconals ean ea ne oa garanisaba la representacion igaltaria de las foe, ‘cis Alien el Senado National, campesta el aioe expiits conervador que shimaba las Juni 8e Elen, e4-Conviene detenene un instante sobre steals y ie Brctca de ess instucGn ques en otras aeaden doe Beraba el feror de Toequenic: Deseubetemes a ie Iismor protgonsta empetados, eta tet oh epee ‘entar oto pape El Senado Nacional BB sistema federal adoptado por la Constitucion hacfa del Senado una suerte de institucin bisagra que, insta: 1 onDEN conseRraDoR 99 Ihda.cn el lugar de encuentro del poder nacional con e Dele own omar co ol peg ra a saar_contradicciones cuyas slucioney vara fuese la Spica formal o substaniva en fa cual seven legisla, En una primera penpectiva, de caricter formal, el Serado consttuia un recinto adecuado pars presense ‘gualdad de tos esuados intervinientes en el pate feleed nlquiera fuese su dimension geografca 9 denogatine “sda igualdad de votos concedida a cada Ende ecru ta vet, el reconocimiento constitucional de ie parte de soberania que conservan lor Estados individuals, ¢ So instrumento para protegela. Desde este punto de Gate ta igualded deberia ser tan aceptabes los Estados et extenos como alos més peauchon, ya que han de toes €l mismo empeio en preciverse por todos los medion pesibles contra la indebida consolidacion te los Esadog en-una repablea unitara™ Si se deciende hacia un umbral de antiss més pro fando pocas dudas caben de que el Senado stabs ker sado como un efcaz vehieuls de comunicacion, Save Propésito hisico consistia en nacionaizara lon gobo, antes locale La designacin de los senadores fo te legiaturs de los Estados er conideraia en ete sen do, como un método itl y posisno: lo ecomiends la doble ventja de favorecer que ls sombramioe feeaigan en personas excogidas J de hacer que lee ay biemos de tos Estados colaboren en la fontucion fl gobiemo federal de una mancra que ha de afivea te auoridad de aquellos y ex posible que rerule ae laze Inuy conveniente ent tmbor stemsa or fin, en un tercer umbral que, excuso instr en tlio, no ciera la marcha descendents hacia dimersiones mis profundas de esta relacin de poder, el Sends per dia ser entendido como un orginal instrmnento de coe 100 NaraUo R.norawa, toll sencio de una pradene dite, amparada por le fda y la distancia electoral sobre tumulesons oo ws multitudes y asi como la option fre y eae 4a comunidad debe prealcer en todos los obiora bres sobre las opiniones de sus gobermanicy er ne Bién hay momentos especiales en‘los antos publiny G8 ue, estmulado eh pueblo por alguna pasbh aece denade 0 por alguna gananca icin, o extevande pee las artes'y exageraciones de Hombres intereson, er mma medidas que €l mismo seri el pumers os Lecco ondenar mis tarde. En estos momentos escorts ‘aludable seed la imtervencign de un cue tagult Tepetable de ciudadanos, con el objeto de conteney fquivocada catrer y pars evtar el golpe que Al pacbin tsima conta si mismo, hasta que le tam Ia useee s 4a verdad tengan Ia opornnidad de recobrar a wihned Gia sobre cl espiritu publica! Estos umbralr fenfan importancia equivalent, pero ninguno aleansaré mis gravtacion que al altane Pore defn el oto gran proptsito de in Camara de Soap Fs porque, mis alld del problema federl, i Sent también ‘data respuets a ov cucsione: deckine nee getaban implicitas en un régimen tepublitane de de scpaacin de poder. La primers de ely ergs one gat en algin cuerpo institucional el derecho de nae los ludadanosinvetidos del gobierno ¥ tn conic a presidente, 2Acaso no se projects al Sendo inger, Hamiton, “como un sistema de inestguedy sagen de Ia conicta de los hombres piblicns Toucan cuerpo seria capaz de tener suficene confine oe propia situacion para conservat libre de tomers Cig Suencias la imparcialded requesin entre un indhidy seussdo y os representantes del poco que soe he 1 tr evestin traducia una difcultad dervade de 20 oRDEN contERYABOR io 4 nacurateza misma dl regimen presidencal. Una de las dierencas mis notables entre ete tégimen ya cule rentatio conte, en efecto, ea la confusion ue fase 8 uno yen la ditincién que se exablece eh al oe, cue el Jefe de Estado y a Jefe de Gobierno. Abs onceptok designan dos ralidadescuya cocnatence pot ds obscrvarse'en las monarquias consituconale a ess de siglo paado. En aque entonces le monaiguis Siqniicaba la unidad del Estado j conserabs une ope Gad de mando mis que simbolica heredada del anges sEgimens frente a ella se levantaba el Paamento, ae plintesba exigencias crecenter s medida que se dese eratzaba ch sotema de sepresentacon, Mostar dl Jee de Estado ocupaba una posicion inamovible protege Por la tadicin ain penistente dela legtimidad here fara el Parlamento en si, una falta casblan nombraba al Jee de Gobiemo, en un primer momento faciss 4 un acuerdo pactado con Ia Corona y derpuds sein una voluntad de predominio que el manases aca a z hacia del Gobi 1G ligica del régimen parlamentario hacia del Gobier 0 una reliad. dependent del Prosense oe Desentantes podfan demrocar al primer mise, sei iadnasie Puente it CadroN?8 a4 NATALIO.R, BOPANA, I Senado jugaba un papel semejante al que le asignaba el legilador. Bra, en lo substancial, una institucién que agtupabe © quienes habiendo concentrado poder y prs figio en una circunstancia provincial, voleaban ead ox Periencia y esx capacidad de control en el ambito so Sonal EI Senado comunicabs oligarquias, las hacia part ‘pes en el manejo de los asuntos nacionales y las cobs aba con Ia garantia de un mandato extenso y tenovable, Alli convivia un grupo de notables, muchos de ellos consagrados.a.cjercer una senaturia,predominante que hhubiema merecido el beneplicito de un Bolivar redivvo. EI mandato duraba nueve aos; una teeleccion los tl aba a 18 afios, como es el caso de Francisco C. Figue. oa y Antonio de! Pino en Catamarca, V. Virasoro en Conientes y 8. Macia en Entre Rios; yuna tercers designacién por la legisatura les hacia rondar dl umbo del cuarto de siglo, tal como sucedié con E. Mendoza y D. T. Pérez que durante 24 aor ocuparon, respectiva ‘mente, una banca por San Luis y otra por Jujuy Asi quedaba consagrada la duracién "y. la perma nencis. “Invernada de gobernadores..” lamaba al Sena o Nacional un cronista patlamentario que, bajo el seu dénimo de Escalpelo, describia sin cuferismos la regia no escrta de la representacién en el alto cuerpo legit ‘vor “Basta ser gobemador de provincia para tency ase gurads Ia banca ‘en el Senado, y basta como come, ‘Guencia tener una banca en el Semado para aspirir son Exito a las gobernaciones de provincia. Es un juego de nites. Simple cambio de-asientos: yo. bajo, bi sabes jpguitdame esa banca yo te reserve este govemacion brindame con esa gobernacién yo te obsequno con esi ba Visto desde esta perspectiva, el Senado puede presen- tar Ta imagen, quizd ilusoria, de un viviente pacto fede, HL ORDEN conseavavon us ral que defendia con celo las sutonomias provinciales sonsagradas por la Constitucién, Sin embargo, ese cus, dro de cstablidad se yuxtapuso sobre una serie de com: fictos que tuvieron lugar entze el poder politico nacie nal y Ins provincias. Regresé entonces sobre. la ereems tun “instrument de control, conocido décadas “atta, aya persistencia en aquel tiempo y despues le concede, fn nuestro pais, el raro privilegio de eonservar una oat busta salud institucional. Es momento, pues, de interres gare acerca de los avatares del sistema federativa y del destino que tuvo la intervencion federal. 1 Feeder LXE (anion), México, Fondo de Caltun Een Inisina & pvc Con mayor nants Sica OO ama Sie ‘ay Atm de oa la por tee 1880 Boros res ey ea 1886792: Baroy Aes 36, o as 12; 1898/1910" Bueor he Gorge 22, Datos Chiat tm auton sittin sje del print eele: iies ‘canon os tan ete ame el sip ieee Date tn 2 atx een ver JN Meese gutersemen ep enuf dtl Rpbigut pete. SAS fH Feber Gao shade) 7. 35 5H Fedraita CA (amie 0 Maio, >. 268. 7 El Felice wom p36 Coat M. Devers, iinns plitinrs et droit Contivione, Ver Aewnin de Vedi Costin Aetna Buenos Ae 1807, wae ach Sea tre ter 9c ee ESTE endo R Rha a Sgr sein ox cone