Está en la página 1de 2

UN SALUDABLE ESTILO DE VIDA

1. Desde los años 1950 los adventistas han llegado a ser uno de los pueblos
más estudiados del mundo, más de 140 artículos científicos han sido
publicados, estudiando a decenas de miles de adventistas. Toda esta
atención se debe a que estilo de vida de los adventistas los lleva vivir de 6 a
8 años más y a reducir dramáticamente las muertes prematuras por cualquier
otra causa, incluyendo los dos asesinos de la sociedad occidental: las
enfermedades del corazón y el cáncer.
2. La ciencia moderna ha establecido claramente que existe un estilo de vida
que promueve la salud y reduce dramáticamente el riesgo de enfermedades,
incluye una dieta variada de frutas, granos enteros, nueces y vegetales y
evitar la carne y productos que contengan grasa animal.
3. De igual manera son importantes el sueño adecuado, el ejercicio al aire
libre,tomar mucha agua y abstenerse del uso del tabaco,alcohol, café, té y
otras drogas.
4. Hasta la mitad del siglo XIX nadie entendía las causas de las
enfermedades,tales como: malaria, fiebre tifoidea, paludismo, el cólera,
sarampión,tuberculosis.
5. Los médicos de esos tiempos recetaban cloruro de mercurio, arsénico,
mercurio, salitre, opio, alcohol y tabaco.
6. Muchos médicos prohibían el uso del agua interna y externamente, mientras
otros realizaban amputaciones con instrumentos que no eran adecuados y
sin los beneficios de la anestesia.
7. El aire nocturno era considerado peligroso,cerraban herméticamente las
ventanas y la puertas por miedo a agriparse, las persianas permanecían
siempre cerradas para evitar el descolorido de los muebles.
8. Los ciudadanos urbanos no practicaban ejercicio ni se bañaban.
9. La dieta pesada típica de cada día se basaba en carnes llenas de grasa y
muy condimentadas con mucho té y café. La mayoría comía en grandes
cantidades a cualquier hora del día o de la noche.
10. Se había propagado el uso del tabaco y era defendido por muchos médicos
como un estimulante para los pulmones y el humo como una cura para la
bronquitis.
11. Casi nadie veía la relación entre la dieta y las enfermedades prevalecientes.
J. N.. Andrews expresó la creencia casi universal de que las enfermedades
estaban en la mayoría de los casos fuera de nuestro control y que eran
ordenadas por la mano de Dios.
12. En medio de esta confusión médica unas pocas voces llamaban por una
reforma, hombres como Silvero Graham que llegó a ser líder del movimiento
americano pro-salud de los 1830, el cual llamaba a regresar a la naturaleza, a
los métodos naturales de curación y recomendaba una dieta simple
incluyendo el vegetarianismo.
13. Los alimentos tenían que ser preparados sin especias estimulantes como
fuese posible.
14. La hidroterapia llegó a ser popular en América bajo los doctores Jaime
Jackson y Rosell Trall, ellos promovieron la reforma pro salud y tenían lazos
estrechos con los pioneros de la Iglesia Adventista.
15. El Señor usó el Don de Profecía como medio para propagar el mensaje de la
reforma pro-salud, mediante la hermana Elena G. de White.
16. En otoño de 1848 se le mostró que el tabaco, el té y el café eran perjudiciales
para la salud.
17. A fines de 1854, Elena informó de otra visión que hablaba en contra de los
alimentos abundantes y grasosos que eran tan comunes en la época.
También recomendó que las personas cuidasen la salud otorgada por Dios
observando estrictamente la limpieza personal y del medio ambiente.
18. A comienzos de julio de 1863, durante el culto familiar del viernes por la
noche, Elena comenzó a orar por la salud de su esposo, mientras oraba
recibió una visión en la cual se le mostró el papel que la carne ha jugado en
el descenso de la raza humana desde el tiempo de Adán, la carne de cerdo
fue denunciada en particular pero todas las otras carnes también fueron
censuradas. La visión también en contra del uso de bebidas alcohólicas,
especias y postres. El tabaco fue descrito como un veneno dañino y maligno.
19. En el tratamiento de las enfermedades, vio el terrible efecto de las drogas
usadas en ese entonces, dijo que drogas venenosas pueden causar defectos
en el feto, algo que fue confirmado con estudios científicos subsecuentes.
20. La reforma pro-salud es una de las ramas de la gran tarea que preparará a la
gente para la venida del Señor.