Está en la página 1de 4

LAS PRUEBAS PROYECTIVAS

“Se basan en la evaluación del comportamiento dinámico de los sujetos ante


diferentes estímulos, por ejemplo dibujos o juegos” (Collado, 2009).

Las pruebas proyectivas se basan en la presentación al sujeto de estímulos no


estructurados produciéndose en el individuo una proyección del mundo interior, lo cual
permite determinar el grado de afección en un individuo con cierto tipo de trastorno o
que haya pasado por una experiencia traumática. Puede efectuarse a través de pruebas
gráficas o ejecución de dibujos, interpretación de figuras abstractas, interpretación de
situaciones imaginarias.

En el diseño y posterior aplicación de todo test se consideran dos criterios de


obligado cumplimiento: validez y fiabilidad.

“La validez de un test indica si cumple realmente con la función para la que
está diseñado, esto es, si mide lo que pretende medir” (Collado, 2009).

La validez es muy importante en la aplicación de cualquier test, hay que


determinar el grado en que un instrumento de medición mide realmente lo que se
propone, es decir evaluar la utilidad de los datos proporcionados por el instrumento

“La fiabilidad indica la estabilidad o consistencia de las medidas


proporcionadas por el test en repeticiones sucesivas” (Collado, 2009).

La fiabilidad es la estabilidad o consistencia de la puntuación, obtenida por una


persona, en diferentes momentos en que se le aplique el mismo test.

“Tanto las pruebas psicométricas como las proyectivas son utilizadas por la
psicología forense clínica; no obstante, los proyectivos han recibido un gran número de
críticas, ya que son de interpretación muy compleja y requieren un gran conocimiento y
experiencia por parte de la persona que los administra. La posibilidad de llegar a
conclusiones erróneas por interpretaciones poco rigurosas es, pues, su principal
crítica” (Collado, 2009).

Según Collado en 2009, las pruebas psicométricas como las pruebas proyectivas
son de gran utilidad en la psicología forense, debido a la necesidad de utilizados en la
pericia psicológica, siendo así vemos que las pruebas proyectivas hay recibido diversas
críticas con respecto a su aplicación e interpretación, ya que no existe confiabilidad ante
la exposición de un diagnóstico.

Algunos ejemplos de pruebas proyectivas tenemos:

 Test de Rorschach

“El test de Rorschach permite evaluar el equilibrio emocional, la cognición,


grado de ansiedad, tolerancia a la frustración, manejo de la ira, autoestima,
personalidad y para diagnósticas ciertas condiciones psicológicas” (Gonzáles, 2007).

El Test de Rorschach consiste en la interpretación de 10 manchas de tinta


impresas en tarjetas la mitad en color y la mitad en blanco y negro.

La aplicación consiste en dos fases:

1. Es la de asociación libre donde el examinador muestra la imagen


y pregunta ¿Qué podría ser esto?
2. Es la encuesta donde el examinador hace preguntas para aclarar la
localización exacta de la mancha de cada elemento percibido y para determinar
cuáles aspectos de la misma, como forma o color, representan un papel en la
creación de la respuesta.

El test Rorschach evalúa el funcionamiento psicológico en la evaluación


psicológica forense, para determinar las consecuencias psicológicas de los pacientes.

 Dibujo de la figura humana de Machover

Se le pide al sujeto que dibuje una figura humana completa. Se le indica repetir
el dibujo cuando hace una figura formada sólo por líneas rectas. El examinador debe
estar seguro que no existen cuadros, revistas etc., al alcance de la vista de la persona que
puedan servirle de modelos.

 El Test de la Familia de Corman - “Dibuja una familia que tú imagines”.

“Se trata de una prueba de personalidad que puede administrarse a los niños de
cinco años hasta la adolescencia. Su uso e interpretación de los principios
psicoanalíticos de la proyección, ya que posibilita la libre expresión de los sentimientos
de los menores hacia sus familiares, especialmente de sus progenitores y refleja,
además, la situación en la que se colocan ellos mismos con su medio doméstico”
(Peleteiro, 2016).

El test de la familia de Corman es un test proyectivo, el cual facilita la libre


expresión de los sentimientos de los menores de 5 años hasta la adolescencia dirigido
hacia sus familiares, es decir da la posibilidad de expresar la dinámica y la relación con
los miembros especialmente sus progenitores.

“En efecto, después de elogiar al niño por lo que ha hecho, se le formulará una
serie de preguntas sobre la familia imaginada y sus integrantes. Para ello se incluirán
todas las preguntas que sean necesarias, considerando las circunstancias y estimulando
siempre la libre expresión del niño” (Peleteiro, 2016).

Con la prueba se pueden conocer las dificultades de adaptación del medio


familiar, los conflictos edípicos y de rivalidad fraterna. Además, refleja el desarrollo
intelectual del niño.
EN PSICOLOGÍA PERICIAL

Carlos Peleteiro Máster en Evaluación Psicológico-Forense y Penitenciaria:

“Las Pruebas Proyectivas deben utilizarse siempre junto a pruebas


psicométricas cuyos resultados apoyen los obtenidos por las anteriores, aunque existen
casos, con personas muy defensivas y que invalidan todos los autoinformes, o personas
que por su procedencia cultural no se adecuan a los baremos existentes, en que no
tenemos otra forma de evaluación. Siempre realizaremos una aplicación y una
corrección cuidadosa y conservadora y siguiendo criterios publicados por la literatura
científica. La gran ventaja que pueden ofrecer estas técnicas es que al no existir una
respuesta predeterminada, como en los cuestionarios, ya que los estímulos son
desestructurados, el grado de distorsión o simulación consciente puede ser menor, o
más detectable. La dificultad evidente se sitúa en la interpretación de los resultados. La
posición combinada cuestionarios estándar-prueba proyectiva nos puede aportar
mucha información útil en grandes agresores” (Peleteiro, 2016).