Está en la página 1de 4

“Una marca personal profesional es el resultado de una estrategia de

carrera diseñada en base a quién se es, quién se quiere ser, cuánto se


quiere hacer, a quién va a contribuir y qué necesita para hacerlo real.
Atrás quedan las generaciones donde la profesión era de por vida. Ahora
no sólo se cambia de trabajo, sino que también se hace de profesión. El
profesional debe adaptarse a los rápidos cambios y de-mandas del
mercado y para lograrlo con éxito requiere de una estrategia que conecte
su talento y su ambición con el entorno en el que vive a través de una
comunicación certera en mensajes y canales
Tu Marca Profesional es un buen instrumento para impulsar el progreso
personal y profesional de aquellos que quieren dejar una huella valiosa.
De una manera didáctica el libro proporciona métodos y conceptos útiles
para desarrollar el liderazgo de sus lectores. Es una herramienta práctica
para construir el activo más valioso que todo individuo exitoso debe tener:
su propia marca, que lo diferencie y distinga.»
En el mundo de los negocios hay un ejemplo que a mí personalmente me
encanta por la manera como se refleja claramente el pode del marketing y
este es, la venta de agua. Hace 20 años, no nos hubiéramos imaginado
que hoy íbamos a estar comprando agua, algo que fácilmente puedes
conseguir en el grifo de tu casa.
Es así como desde el punto de vista del marketing podemos ver diferentes
tipos de atributos para un producto que tiene prácticamente las mismas
características en sabor, color, olor y que lo único que tiene diferente es el
empaque y la marca que lo identifica. Incluso podemos hablar hoy de
botellas de agua con un precio en el mercado de más de 100 dólares. A
eso es lo que llamo el poder del marketing.
Las marcas a través de su etiqueta, de su imagen, comunican y se
diferencian, hacen que una persona pueda sentirse atraída y definir
realmente qué es aquello que quiere.
Un profesional una persona que desarrolla un trabajo en el cual sus
conocimientos +su experiencia +sus cualidades + o habilidades + sus
aptitudes, lo hacen ser una persona altamente cualificada para desarrollar
una actividad específica.
En este punto no he añadido los valores éticos y morales porque hay
excelentes profesionales que saben perfectamente desarrollar su trabajo,
pero no necesariamente cuentan con este añadido. Aquí ya tendríamos
que entrar en si además de ser un buen profesional, también es una
buena persona o no
Hay muchas personas que desarrollan un trabajo, pero hay muy pocas
personas que sean verdaderamente profesionales.