Está en la página 1de 5

¿QUE ES FLEXOCOMPRESION?

1. COLUMNAS.
1.1.- DEFINICIÓN.-
Son los elementos estructurales generalmente verticales, que reciben las
cargas de las losas y de las vigas con el fin de trasmitirlos hacia la
cimentación, y permiten que una edificación tenga varios niveles.
Desde el punto de vista sísmico, las columnas son elementos muy
importantes, pues forman con las vigas los denominados pórticos, que
constituyen el esqueleto sismo-resistente junto con los muros, si estos
existen.
Las columnas se construyen de diferentes secciones, siendo común el uso
de columnas circulares, cuadradas y rectangulares; también puede usarse
otro tipo de secciones como las poligonales o trapezoidales, las cuales
suelen ser más caras debido al encofrado mayor y mas dificultoso.
1.2.- CARACTERÍSTICAS.-
Las columnas son elementos principalmente sometidos y esfuerzos de
compresión y simultáneamente a los de flexión (flexocompresión), debido a
que tienen momentos flectores trasmitidos por las vigas y reciben las cargas
axiales de los diferentes niveles de la edificación. La sección transversal de
la columna dependerá de la magnitud de la carga vertical que recibe y de la
magnitud de los momentos flectores actuantes.
En la mayoría de las edificaciones usuales, con luces menores a 6 ó 7m, y
con un adecuado número de muros (placas) en cada dirección, las columnas
pueden dimensionarse estimando su carga axial, ya que esta suele ser
crítica para definir su sección.
En los casos de luces muy grandes, se producen momentos importantes
debidos a cargas de gravedad, sobre todo en las columnas extremas, siendo
importante el peralte que pueden tener estas en la dirección (del pórtico)
donde se producen estos momentos.
Las columnas ven afectadas su resistencia debido a los denominados
efectos de esbeltez; estos ocasionan deformaciones transversales que
generan excentricidades adicionales a las del análisis convencional,
produciéndose momentos que afectan la capacidad resistente de las
columnas.
Mientras mayor sea la altura de la columna o menor su sección transversal,
mayores serán las deformaciones transversales, y por tanto mayores los
momentos adicionales.
Otros factores como son la magnitud de la carga axial, el arriostre de la
columna en los encuentros con las vigas, el tipo de curvatura y el
desplazamiento lateral del entrepiso en análisis, influyen en la evaluación
de los efectos de esbeltez.
En la estructuración de una edificación existe el criterio bastante difundido
de peraltar las columnas en la dirección de los "pórticos principales". La
razón principal de esta recomendación es proporcionar mayor resistencia en
la dirección donde los momentos debidos a cargas de gravedad pueden ser
importantes. Sin embargo, en la mayoría de edificaciones se tienen luces
menores a 6 ó 7 m, y en estos casos los momentos de cargas de gravedad
no son muy importantes, salvo el caso de columnas exteriores (extremas) o
de columnas comprendidas entre tramos de vigas de luces notoriamente
diferentes.
1.3.- COMPORTAMIENTO.
En las edificaciones exclusivamente conformadas por pórticos, sin muros o
placas, los momentos de sismo son más importantes que los de cargas de
gravedad, incluso en la dirección de los "pórticos principales", salvo en los
casos de estructuras con luces muy significativas. Esta realidad es cierta
incluso en edificaciones de dos o tres pisos y por tanto el criterio indicado
anteriormente en el sentido de peraltar las columnas en la dirección de los
pórticos principales no es válido.
El objetivo principal debe ser proporcionar rigidez lateral y resistencia en las
dos direcciones de la edificación, para lo cual debemos tener algunas
columnas peraltadas en una dirección y otras en la dirección perpendicular,
y recurrir al uso de muros o placas, sean de concreto armado, o de
albañilería para el caso de edificaciones de pocos pisos. Así mismo la
ubicación y colocación adecuada de los estribos y espirales permitirán
mejorar el confinamiento y alcanzar resistencias mayores a las previstas
durante los sismo.
Lo que además debe buscarse es que las columnas exteriores tengan
peralte adecuado en la dirección perpendicular al eje exterior o de la
fachada, de modo de contar con una adecuada longitud de anclaje para el
refuerzo de la viga que llega a ese eje exterior y de proporcionar resistencia
para los momentos de cargas de gravedad que como ya se ha indicado
pueden ser importantes en las columnas exteriores.
1.4. PREDIMENSIONAMIENTO DE COLUMNAS
Las columnas al ser sometidas a carga axial y momento flector, tiene que
ser dimensionadas, considerando los dos efectos simultáneamente, tratando
de evaluar cuál de los dos es el que gobierna en forma más influyente el
dimensionamiento. Si se trata de edificaciones con un buen número de
pisos, tal que se pueda advertir que la carga axial es importante con
relación al momento, se puede dimensionar buscando una sección total de
modo que la carga axial en servicio, produzca un esfuerzo de compresión
del orden de 0,45 f'c. Si se trata de una edificación de pocos piso y de luces
importantes, es posible que los momentos produzcan excentricidades
importantes y se busque una sección con más peralte para la dirección
donde el momento es crítico. El problema no es simple si se considera que
existen cargas y momentos producidos por cargas de gravedad y por las
cargas horizontales de sismo. En base a todo lo indicado se puede
recomendar los siguientes criterios de dimensionamiento:
1) Para edificios que tengan muros de corte en las dos direcciones, tal que
la rigidez lateral y la resistencia van a estar principalmente controladas
por los muros, las columnas se pueden dimensionar suponiendo un área
igual a:

P (servicio)
Area de columna=
0.45 f ´ c

2) Para el mismo tipo de edificios, el dimensionamiento de las columnas


con menos carga axial, como es el caso de las exteriores o esquineras,
se podrá hacer con un área igual a:

P (servicio)
Area de columna=
0. 35 f ´ c
3) Para edificios íntegramente aporticados, menores o iguales a los cuatro
pisos, las columnas deberán dimensionarse mediante alguna estimación
del momento de sismo, demostrando la experiencia que se requerirán
columnas con un área fluctuante entre 1000 y 2000 cm², salvo que se
tengan vigas con luces mayores a 7 m. Así para este tipo de edificios, se
dispondrá columnas de 35*35, 40*40, 25*50, 30*60, 30*40, 30*50,
40*50, 40*60 ó circulares de 40 ó 50 cm. de diámetro, no olvidando la
importancia de colocar columnas con suficiente peralte en las dos
direcciones, pues se trata de proporcionar la rigidez lateral en las dos
direcciones. Por consiguiente de debe cuidar el peralte en las columnas
exteriores de los pórticos principales y secundarios. Siendo muy útil en
estos casos emplear columnas esquinera en forma de "L" y exteriores en
forma de "T", o un mixto de columnas rectangurales con alguna
peraltada en la dirección principal (exteriores) y otras peraltadas en la
dirección secundaria ( interiores). 4) Para edificios con luces
significativas (mayores a 7 u 8 m), deben tenerse especial cuidado en
las columnas exteriores, pudiendo dimensionarse el peralte de columna
en un 70% u 80% del peralte de la viga principal

1.5. DETALLES PARA REFUERZO LONGITUDINAL DE COLUMNAS

Las barras longitudinales que tengan que doblarse por cambio de


sección la columna, deberán tener una pendiente máxima de 1 en 6
continuando luego con la dirección del eje de En la zona de cambio de
sección deberá proporcionarse soporte lateral adecuando por medio de
estribos espirales, o por el propio sistema de entrepiso. El soporte lateral
deberá resistir 1.5 veces el valor de la componente horizontal de la
fuerza nominal en la barra inclinada, suponiendo que trabaja a su
máxima capacidad.

Cuando el desalineamiento vertical de las caras de columnas sea mayor


de 7.5 cm tal que no puedan doblarse las barras como se indican en los
párrafos anteriores, estas barras se traslaparán con el refuerzo
longitudinal de la columna superior.

Los empalmes de las barras longitudinales de columnas se harán


preferentemente dentro de los 2/3 centrales de la altura del elemento tal
como se verá a continuación:
1.6. DETALLES PARA REFUERZO TRANSVERSAL DE COLUMNAS Y
VIGAS

El refuerzo transversal deberá cumplir con los requerimientos de diseño


por fuerza cortante y confinamiento, debiendo además cumplir con lo
indicado a continuación.

EN ESPIRALES:

a) Los espirales consisten en barras continuas, espaciadas


uniformemente con un diámetro mínimo de 3/8". El espacio libre entre
espirales es como mínimo de 2.5 cm y como máximo de 7.5 cm.
b) El anclaje de refuerzo en espiral se hará aumentando 1.5 vueltas de la
barra en cada extremo.
c) El refuerzo en espiral se empalmará por traslape con una longitud
mínima de 48 db.
d) El refuerzo en espiral deberá extenderse desde la parte superior dela
zapata o losa en cualquier nivel, hasta la altura del refuerzo horizontal
más bajo del elemento soportado.
e) Siempre deberán colocarse estribos por encima de la terminación del
espiral hasta la parte inferior de la losa o ábaco.
f) En columnas con capiteles, el refuerzo en espiral se extenderá hasta el
nivel en el cual el diámetro o ancho del capital es el doble de la
columna.
g) El refuerzo en espiral será sujetado firmemente en su lugar y se
usarán especiadores verticales para mantener la alineación.

ESTRIBOS:

a) Todas las barras longitudinales de columnas deben estar confinadas


por estribos cerrados.
b) En columnas se usarán estribos de φ 3/8" como mínimo para el caso
de barras longitudinales hasta φ 1", para el caso de barras longitudinales
de diámetros mayores se usarán estribos de φ 1/2" como mínimo.
c) El espaciamiento máximo entre estribos deberá ser el menor de: - 16
veces el diámetro de la barra longitudinal. - La menor dimensión de la
columna. - 30 cm.
d) Los estribos deben disponerse de tal forma que cada barra
longitudinal de esquina tenga apoyo lateral proporcionado por el doblez
de un estribo con un ángulo comprendido menor o iguala 135°, y
ninguna barra debe que este lateralmente soportada, como se podría
apreciar.
e) En estructuras de muros portantes de albañilería cuya rigidez y
resistencia en ambas direcciones ante acciones laterales esté dada
principalmente por los muros , se podrá usar estribos de φ 1/4" en las
columnas aisladas cuya menor dimensión no exceda de 25 cm. o en los
confinamientos de los muros de albañilería.
f) En columnas cuyas barras longitudinales estén dispuestas a lo largo
de una circunferencia, se pueden emplear estribos circulares.
g) El refuerzo de comprensión en vigas debe confinarse con estribos que
tengan los mismos requisitos de tamaño y espaciamiento indicado para
columnas, o bien con una malla electrosoldada de un área equivalente.

1.7.- EMPALMES EN COLUMNAS Y PLACAS:

Las columnas son elementos sometidos a flexocompresión (momento


más cargas axial de compresión) y eventualmente sometidos a flexo-
tracción. El efecto principal es la compresión y viene acompañada del
momento flector que se vuelve importante por su propio valor absoluto
o por un valor relativo conforme la carga de comprensión disminuya.

En base a estos conceptos deducimos que los empalmes en columnas


podrían calcularse en principio como empalmes en compresión ya que
los fierros básicamente estarán sometidos a dicho esfuerzo. Sin
embargo, la presencia del momento flector puede hacer que
determinados fierros estén sometidos a tracción y por tanto, requerir de
una mayor longitud de empalme.

Los empalmes en columnas se efectúan comúnmente en la zona


ubicada encima del nivel de piso. Sin embargo, si se piensa que en esa
zona existe una mayor cantidad de estribos (por ser zona de
confinamiento), y que allí están ubicados los mayores momentos en las
columnas, deberíamos concluir que no es la zona ideal para efectuar los
empalmes, tanto por ser una zona congestionada por estribos como por
ser una zona de esfuerzos altos.

Por lo tanto se puede considerar que empalmar aproximadamente en el


tercio central de la altura de las columnas (entre pisos) es mucho mejor,
ya que en esa zona los momentos son mínimos y el confinamiento que
ocasiona dificultad en el armado no existe.

Esta recomendación es válida como tal, debiendo aclarar que en una


gran cantidad de columnas los momentos son pequeños en comparación
con la carga de compresión y por tanto no interesará mucho empalmar
en una zona de aparente esfuerzos altos.