Está en la página 1de 4

Problemas de la valoración moral

LA VALORACIÓN MORAL es el hecho de atribuir un valor a una acción humana


determinada. La voluntad es la que aprueba o repudia.
La valoración no tiene carácter abstracto, sus elementos son: sujeto que valora,
objeto de la valoración y juicio de valor.
Todos son concretos, históricos y temporales, por lo que las cosas se modifican
con el individuo, la familia, la sociedad, la nación, la época...
Tarea y la ética: encontrar un criterio objetivo para comprender la valoración.

Moral normativa: La moral en su uso normativo regula todas las


normas que están dirigidas a mejorar las conductas humanas con el
fin de lograr el bienestar de la colectividad. Ejemplo: las instituciones,
reglas y reglamentos.
Moral descriptiva: La moral de uso descriptivo actúa como si fuera un
adjetivo en el que se le confieren a un sujeto propiedades para
readaptarse a las normas que le llevarán al bien generalizado.
Moral Objetiva : Se denomina así a un conjunto de normas de tipo
moral y esas normas vienen a ser actos públicos o sociales que los
individuos deben seguir y respetar independientemente de si quieren
acatarla o no. La moral objetiva es universal. Para lograr la
denominación de universal la idea moral tiene que tratar a la
humanidad como un medio para lograr un fin y la sociedad debe
acatar a la ley universal como tal.
Moral subjetiva: Es opcional y en contraposición con la idea de
moralidad universal que se plantea en la moral objetiva. En ella los
individuos tienen derecho a hacer su elección de idea moral propia,
según desee vivir su estilo de vida. Detalla que ninguna persona tiene
derecho a obligar a los demás a seguir las mismas ideas éticas que
estos posean.
Inmoral: Se le llama así al individuo al que se le acusa de violar los
cánones o normas de tipo moral. Ejemplo: Asesinar, lanzar basura a
las calles, golpear a una mujer, robar, realizar actos reñidos con la
moral, etc.
No moral : Es el comportamiento que en nada se relaciona con la
moral y la ética.
Amoral: Recibe ese nombre la persona que no tiene criterios claros
para distinguir lo que se está haciendo mal o bien.
Conciencia moral autónoma: Es un principio o norma moral que está
en la mente y accionar de los seres humanos y que no está sujeto a
influencia de tipo social. Con esta conciencia se nace.
Moral fundamental: Es una reflexión de tipo teológico de los
comportamientos humanos que tiene la responsabilidad de señalar lo
que es malo o bueno. Tiene como fundamento principal contenidos de
fe y revelaciones.
Moral social: Es el encuentro entre individuos y sociedad. En la moral
social las dimensiones de los seres humanos no están determinadas
por una diferencia estructural, sino por la poca vocación para
encontrar sentido a la vida.
Moral individual: Son códigos humanos que establecen los
individuos, por ellos mismos, con reproches solo de su conciencia
individual y que se establecen para dominar la conducta propia con
relación a los intereses personales y su comportamiento en la
sociedad.
Acción moral :Es aquella acción de los humanos que se ajusta a un
conjunto de normas, valores morales y códigos que detallan lo que se
debe considerar moralmente malo, bueno, generosos, egoísta, entre
otros.
Eterómano: Es descrita como la voz interior que proviene desde
afuera, desde el exterior del cuerpo humano y marca a los individuos
las pautas de lo que deben hacer. Recibe el nombre común de voz de
la conciencia.
Moral histórica: Se ve reflejada en los aspectos políticos, jurídicos,
económicos, sociales y también ideológicos presentes en la sociedad.
Es definida también como el reflejo de épocas y sociedades históricas.
Diferencias entre moral y ética

El problema de la obligatoriedad moral consiste, por un lado, en determinar


de dónde proviene el carácter obligatorio de las normas morales; y, por otro,
aclarar qué es la obligación moral, cuál es la fuente de la que brota la
conciencia del deber, qué estamos obligados a hacer (contenido de lo
obligatorio).

El problema de la libertad
El problema de la libertad no es en modo alguno una fundamental
cuestión de leyes, sino materia propia de la estructura psicológica, ya sea
individual o colectiva. Hay personas, pueblos, sistemas y épocas que carecen
del sentido de la libertad; más aún, que se sienten incómodos ante cualquier
ajena pretensión de libertad, ya que la libertad presupone un característico y
amplio modo de plantear el derecho del «otro» para exponer su pensamiento y
respetar su correspondiente acción política y moral. Se es libre cuando
concurren dos coordenadas respecto al pensamiento: que éste resulte posible
materialmente y que se apoye en una verdadera soberanía sobre uno mismo.
Si el pensamiento ha de enfrentarse con la coacción material no se es,
obviamente, libre. Y si pese a esa coacción se emite el pensamiento propio y
apareja esta emisión daños materiales o morales para el protagonista de la
opinión, tampoco se es libre.

La Realización De La Moral

Ética Profesional
La Realización de la Moral
La moral son las reglas o normas por las que se rige la conducta de un ser
humano en concordancia con la sociedad y consigo mismo.
Toda moral comprende un conjunto de principios, valores y normas de conducta.
Pero en cuanto tiende a regular las relaciones efectivas entre los individuos, o
entre ellos y la sociedad, ha de plasmarse en actos concretos en los que cobran
vida dichos principios. Hay en la moral una exigencia que se desprende de su
propia función social.
Por realización de la moral entendemos ahora la encarnación de los principios,
valores y normas en una sociedad dada no sólo como empresa individual, sino
colectiva. Los principios morales básicos
La Moral es inseparable …ver más…
Este análisis es necesario por dos razones: Una es que el individuo al estar
inserto en una red de relaciones sociales, por formar parte de determinadas
estructuras no puede comportarse sin reflejar la influencia de los factores
sociales. La Segunda es que no sólo el individuo en cuanto tal, que actúa de un
modo libre, consiente y responsable, se comporta moralmente, sino que también
los organismos e instituciones sociales, muestran en su comportamiento un
contenido moral.
Hay tres tipos de instancias o factores que contribuyen a la moral de diverso
modo: a) Relaciones económicas, o vida económica en sociedad. b) Estructura u
organización social y política de la sociedad c) Estructura ideologice o vida
espiritual de la sociedad.