Está en la página 1de 6

TERCER PARCIAL

1) TEMA TEÓRICO
a- Indique cuáles son las garantías constitucionales vinculadas con el delito de traición. (30 puntos)
2) CASOS PRÁCTICOS
1- Jorge Ponce entregó su automóvil en una estación de servicio para la realización de cambio de
aceite, lavado, engrase y llenado del tanque de combustible. Pedro Bornancini, empleado del
servicentro referido, introdujo el vehículo en la fosa, realizándole cambio de aceite y engrase, para
luego proceder a lavarlo. Posteriormente, lo condujo al surtidor y le llenó el tanque, escuchando en
esa oportunidad un ruido raro en el motor. Creyendo que el ruido provenía del baúl, se bajó y se
dirigió hacia atrás, cuando en ese momento Adrián Pereyra, conocido delincuente, se subió al
vehículo y salió bruscamente y a toda velocidad de la playa. El playero Bornancini, sorprendido por lo
vivido, tomó una motocicleta de su propiedad y comenzó a perseguir a Pereyra. Este imprimió mayor
velocidad al vehículo, percatándose de la persecución de Bornancini. Ante esto, Pereyra extrajo un
arma y disparó en dirección a Bornancini, gritándole que a él no lo van a agarrar tan fácil, y el
proyectil rozó la pierna del empleado, quien cayó pesadamente sobre el pavimento. En tanto
Pereyra, debido a la alta velocidad que llevaba, no pudo dominar el vehículo y se estrelló contra un
árbol. Pereyra fue detenido, en tanto que Bornancini fue conducido al hospital en donde debieron
realizarle curaciones por las lesiones leves que había recibido en la pierna. Califique la conducta de
Adrián Pereyra, dando fundamentos. (35 puntos)

2- Juan decidió construir un edificio en un lote de terreno de su propiedad. Para ello comenzó a
vender los futuros departamentos para juntar dinero para construirlos. Así vendió la totalidad de los
mismos (los que aún, por cierto, no se habían construido) celebrando con los adjudicatarios un
contrato en el cual se especificaba el piso y las comodidades que el inmueble tendría. El edificio se
comenzó a construir, pero al año se detuvo la construcción. Pedro, adjudicatario del 3º B por la suma
de $ 34.000 comenzó a averiguar las razones y se enteró de que Juan, en connivencia con un banco
de la ciudad de Córdoba, le vendió el lote de terreno junto con las mejoras hasta allí realizadas al
banco referido por la suma de $ 215.000 cuando en realidad el valor del terreno y de lo edificado
ascendía a $ 700.000. Pedro, ofuscado, concurrió al banco a reclamar que le reconozcan su derecho
sobre un departamento que había pagado, y recibió como respuesta que el único dueño del terrero y
lo edificado era el banco y que si tenía dudas que averiguara en el Registro de la Propiedad, al cual
concurrió Pedro y constató que efectivamente había habido una transferencia del inmueble de Juan
al banco y él no aparecía como dueño de nada. Califique la conducta de Juan, dando
fundamentos. (35 puntos)

El art. 119 de la C.N. tipifica el delito de traición contra el estado nacional, limitando el alcance
del significado de la palabra traición y la pena aplicable. A los fines de que este delito esté
perfectamente delimitado, la C.N. otorga una serie de garantías para evitar el abuso por parte de las
autoridades nacionales o locales en cuanto a la aplicación del mismo, ya sea utilizándolo como un
mecanismo de opresión que atente contra la vida de los ciudadanos.
La C.N. otorga las garantías de definición del delito, legalidad de la pena y personalidad de la
pena.
En cuanto a la definición, se refiere precisamente a definir la conducta punible, disponiendo que
sólo se considere como traición el tomar armas contra el estado nacional o unirse a los enemigos de
la misma prestándole ayuda y socorro.
Entonces aquí encontramos la primer garantía, que delimita perfectamente cuales son las
conductas antijurídicas pasibles de caer en el delito bajo estudio. Esta delimitación no permite
errores en cuento a su compresión y aplicación.
La garantía de legalidad de la pena consiste en que en dicho art. la C.N. dispone que se dictara una
ley especial, la que regulará la pena para dicho delito, vedando esta posibilidad al P.E. y P.J..
En cuanto a la personalidad de la pena, significa que de incurrir un sujeto en este delito, la pena que
se le aplique no será transmitida a sus parientes de cualquier grado.

CASO PRÁCTICO

1-
La figura delictiva que se encuentra en la conducta del Sr. Pereyra es la de robo Art. 164.
Bien jurídico protegido es la simple tenencia o posesión de una cosa mueble.
Es un delito de acción, instantáneo, de resultado y admite tentativa cuando el autor no logra
extraer la cosa del ámbito de custodia del tenedor. También es pluriofensivo, ya que generalmente
produce daño.
Consumación: cuando se produce el apoderamiento ilegítimo de una cosa mueble que va a
depender del éxito de la fuerza o violencia ejercida sobre las defensas del objeto.
Cuando nos referimos a la violencia, por expresa disposición legal, en este caso se comete después
de apoderarse de la cosa, el delincuente huye y para evitar ser detenido hiere a quien trata de
cerrarle el paso.
Aspecto subjetivo: debe haber dolo directo en donde se exige la intención de realizar los extremos
de la acción conociendo lo que hace y los demás elementos normativos del tipo.
Sujeto activo: puede ser cualquier persona, en este caso es el Sr. Pereyra
Sujeto pasivo: también puede ser cualquier persona, en este caso lo fue el señor Bornancini
Con respecto a los agravantes se encuentra por la utilización de armas. ( Art 166 inc 2, 1º párrafo, 1º
parte).
El arma es un elemento normativo del tipo por cuanto es un instrumento creado o utilizado por el
hombre para distintos fines como el robo, previsto en el CP. Art 166 que versa:
Si el robo se cometiere con armas, o en despoblado y en banda.
Si el arma utilizada fuera de fuego, la escala penal prevista se elevará en un tercio en su
mínimo y en su máximo.
Si se cometiere el robo con un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudiera
tenerse de ningún modo por acreditada, o con un arma de utilería, la pena será de TRES a
DIEZ años de reclusión o prisión.

3) El caso del señor Juan, estaría encuadrado dentro de las estafas especiales, que
exigen una defraudación causada mediante el fraude. El concepto genérico de la estafa está
contemplado en el art. 172 del Código Penal. Siendo el fraude el medio propio de la estafa,
la defraudación no es la simple privación de un bien, sino una privación pecuniariamente
perjudicial. La conducta cometida por Juan es calificada como una “defraudación por
frustración de un derecho”, incurriendo en el desbaratamiento de derechos acordados. Es
autor de este delito el que tornare imposible, incierto o litigioso el derecho sobre un bien o
el cumplimiento, en las condiciones pactadas, de una obligación referente al mismo, sea
mediante cualquier acto jurídico relativo al mismo bien, aunque no importe su
enajenación, sea removiéndolo, reteniéndolo, ocultándolo o dañándolo, siempre que el
derecho o la obligación hubieran sido acordadas a otro por un precio o como garantía (art.
173, inc. 11 del Código Penal).
El delito presupone:
-Que entre el defraudado y el autor hubiere mediado un acuerdo legalmente válido.
-Que por ese acuerdo, el autor le hubiere conferido al defraudado un derecho real sobre
una cosa mueble o inmueble.
-Que el defraudado hubiere pagado un precio por el otorgamiento del derecho o por la
obligación contraído por el autor.
-Que el autor ulteriormente hubiere realizado un acto jurídico efectivo respecto de la cosa
objeto de derecho o de la obligación o hubiere removido, retenido, ocultado o dañado la
cosa, haciendo así imposible que el defraudado efectivizara su derecho respecto de ella o
que el autor cumpliera su obligación en las condiciones pactadas o volviendo dudosa la
existencia del derecho u obligación o supeditando su efectividad un litigio con un tercero.
"ARTICULO 173.- Sin perjuicio de la disposición general del artículo precedente, se
considerarán casos especiales de defraudación y sufrirán la pena que él establece:
11. El que tornare imposible, incierto o litigioso el derecho sobre un bien o el
cumplimiento, en las condiciones pactadas, de una obligación referente al mismo, sea
mediante cualquier acto jurídico relativo al mismo bien, aunque no importe enajenación,
sea removiéndolo, reteniéndolo, ocultándolo o dañándolo, siempre que el derecho o la
obligación hubieran sido acordados a otro por un precio o como garantía."

Garantía respecto de la definición de traición: el art. 119 dispone claramente que el delito de
traición contra la Nación consistirá únicamente en tomar las armas contra ella o en unirse a sus
enemigos prestando ayuda o socorro. De manera que jamás queda el arbitrio de los jueces o
legisladores al definir el delito de traición. Por tratarse de una garantía constitucional, el legislador
debe atenerse a la definición brindada por el art. 119 de la Constitución Nacional.

Garantía respecto de la legalidad de la pena: el Congreso fijará por una ley especial la pena de
este delito, esto afirma la legalidad de la pena de traición y la necesidad de que esa legalidad
tenga su fuente en el Congreso de la Nación, no pudiendo el Poder Ejecutivo, bajo ninguna
circunstancia, hacer uso de esa facultad.

Garantía respecto de a personalidad de la pena y de la infamia: se establece la personalidad de la


pena del delito de traición y de la infamia que de él deriva. La pena no pasara de la persona del
delincuente, ni la infamia del reo se transmitirá a sus parientes de cualquier grado.

CASOS PRÁCTICOS

Entonces aquí encontramos la primer garantía, que delimita perfectamente cuales son las conductas
antijurídicas pasibles de caer en el delito bajo estudio. Esta delimitación no permite errores en cuento a su
compresión y aplicación.
La garantía de legalidad de la pena consiste en que en dicho art. la C.N. dispone que se dictara una ley
especial, la que regulará la pena para dicho delito, vedando esta posibilidad al P.E. y P.J..
EN cuanto a la personalidad de la pena, significa que de incurrir un sujeto en este delito, la pena que se le
aplique no será transmitida a sus parientes de cualquier grado.

CASOS PRÁCTICOS

1- Jorge Ponce entregó su automóvil en una estación de servicio para la realización de cambio de aceite,
lavado, engrase y llenado del tanque de combustible. Pedro Bornancini, empleado del servicentro referido,
introdujo el vehículo en la fosa, realizándole cambio de aceite y engrase, para luego proceder a
lavarlo.Posteriormente, lo condujo al surtidor y le llenó el tanque, escuchando en esa oportunidad un ruido
raro en el motor. Creyendo que el ruido provenía del baúl, se bajó y se dirigió hacia atrás, cuando en ese
momento Adrián Pereyra, conocido delincuente, se subió al vehículo y salió bruscamente y a toda velocidad
de la playa. El playero Bornancini, sorprendido por lo vivido, tomó una motocicleta de su propiedady
comenzó a perseguir a Pereyra. Este imprimió mayor velocidad al vehículo, percatándose de la persecución de
Bornancini. Ante esto, Pereyra extrajo un arma y disparó en dirección a Bornancini, gritándole que a él no lo
van a agarrar tan fácil, y el proyectil rozó la pierna del empleado, quien cayó pesadamente sobre el
pavimento. En tanto Pereyra, debido a la alta velocidad que llevaba, no...

GASTÓN

a) La traición es un delito político por la naturaleza del bien que lesiona, tiene como objetividad
jurídica la incolumidad material o política de la Nación. Constituye un atentado contra su
seguridad exterior, lleva implícita la idea de una entrega, de una deslealtad, por ello solo
pueden ser sujetos activos aquellas personas cuyos vínculos con la Nación le exigen fidelidad
para con ella.
Las garantías constitucionales relacionadas con el delito de traición contra la Nación aparecen
en el Art. 119 de la Constitución Nacional, en el mismo se establecen las siguientes garantías:

Respecto de la definición de la traición.


De la legalidad de su pena.
De la personalidad de ella y de la infamia

Dispone este artículo que la traición contra la Nación consistirá únicamente en tomar las
armas contra ella o en unirse a sus enemigos, prestándoles ayuda y socorro; quiere que no esté
jamás en el arbitrio del legislador ni de los jueces, definir el delito de traición. La fórmula
“tomar las armas” involucra todo acto relacionado con la actividad bélica, aunque no se
participe directamente de un combate, ayuda y socorro significan una cooperación con el
enemigo. Por tratarse de una garantía constitucional, al definir la traición, el legislador debe
atenerse a la definición del Artº 119, y si no lo hace según sucede con el Artº 214 del CP,
prevalece la cláusula constitucional. La CN establece que, en relación a la traición, el
Congreso fijara por una Ley especial la pena de este delito. El congreso ha cumplido con el
deber constitucional de fijar la pena que corresponde aplicar a este delito, en el Artº 214 del
CP se establece la pena de reclusión o prisión de 10 a 15 años o reclusión o prisión perpetua
para el delito de traición contra la Nación.
Nuestro texto constitucional, dispone en el art. 119 que “La traición consistirá únicamente en
tomar las armas contra la Nación o unirse a sus enemigos prestándole ayuda o socorro”.- , la
palabra únicamente, constituye una importantísima limitación constitucional, en la que
fundadamente, el convencional constituyente no ha querido dejar librado al arbitrio del
legislador argentino posibilidad alguna de incluir como delito de traición, otras conductas que
las especialmente previstas por el texto superior.

PREGUNTA Nº 2
CASOS PRACTICOS

1)Adrián Pereyra ha cometido un robo, ya que se ha apoderado ilegítimamente de una cosa


mueble ajena, con violencia sobre una persona en el acto de cometer ese robo (Artº 164 C.P.)
asimismo ha exhibido un arma de fuego y la ha disparado en dirección a Bornancini, lo cual
hace tener por acreditado el uso de la misma. La violencia sobre esta persona ha acaecido en
el transcurso de la huida de Pereyra, posterior al apoderamiento del automóvil. Por lo tanto
Adrián ha cometido un robo doblemente agravado (Artº 166 CP), con motivo del robo y la
violencia aplicada ha causado una lesión a Bornancini y por haber utilizado un arma de fuego,
razón por la cual la escala penal prevista podría elevarse en un tercio en su mínimo y en su
máximo. La utilización del arma de fuego ha sido en efectiva acción intimidatoria, con la
finalidad de consumar el robo. Asimismo, además de haber ocasionado lesiones leves a un
individuo, ha causado un daño en la cosa (automóvil) por la violencia con la que ha actuado el
sujeto activo. Ha lesionado la propiedad ajena extinguiendo el valor económico del vehículo.
El derecho de exigir la indemnización correspondiente al perjuicio causado por Pereyra,
puede corresponder al dueño Ponce o a al dueño de la estación de servicio (Art.1095 CC).
Este delito de daños concurre con el de robo, pero será absorbido por el delito más
severamente penado (Artº 183 CP), en lo referido a la acción penal el delito de robo absorberá
el de daño. Sin eximición de que tenga que responder por el costo indemnizable de los daños.
Se puede decir que el suceso delictuoso (robo...