Está en la página 1de 2

Más de una tonelada en el aire: Siete sekitori disfrutan de un descanso en una playa de

Okinawa

Sumo
Jungyô de invierno culmina en Okinawa

El jungyô invernal entró en su etapa final cuando la caravana del sumô llegó a Okinawa,
más precisamente a Ginowan para un mini torneo de 2 días celebrado los días 17 y 18 del
presente mes.

El dohyô-iri, el ingreso de los yokozuna, tuvo lugar en las ruinas del castillo de
Nakagusuku. A Okinawa llegaron los tres yokozuna en actividad: Kakuryû, Harumafuji y
Hakuhô.

Los combates que se realizan en estos mini torneos de exhibición, no son considerados
en el record del sekitori.

En un jungyô, aparte de los combates de exhibición, hay demostraciones de taiko-


uchiwake, los tambores de sumo, de kamiyui, el arreglo del cabello de los sekitori y de
shokkiri o sumô cómico.
En los primeros días del mes, el jungyô invernal pasó por las Prefecturas de Oita,
Fukuoka, Nagasaki, Kumamoto, Miyazaki y Kagoshima.

El inicio del próximo torneo de sumô, el hatsu bashô 2017, está programado para el
domingo 8 de enero en el Ryôgoku Kokugikan de Tokio.

Castillo de Nakagusuku: Hakuhô realiza el dohyô-iri

FraKazu