Está en la página 1de 3

Foto 1: el árbol del mercado de navidad de Dortmund mide 45 metros

Foto 2: El árbol flotante sobre la laguna Freitas llegó a medir 85 metros

Foto 3: El árbol de navidad más grande del mundo se levanta sobre la ciudad de Gubbio

Los árboles de navidad más grandes del mundo


Famosos árboles de navidad

Un árbol de navidad que es famoso es el de la Casa Blanca. Todos los años se escoge
un árbol en el estado de Alaska y es transportado hasta Washington D.C.. El árbol
escogido suele medir entre 9 y 12 metros y aunque siempre está bellamente decorado e
iluminado, no es el más grande del mundo.

Más alto, aunque menos famoso, es el árbol que se eleva todos los años en la plaza
Trafalgar de Londres. Este árbol tiene una interesante historia. Cada año, desde 1947, el
pueblo de Noruega regala un árbol de navidad a la ciudad de Londres en agradecimiento
al apoyo brindado por los británicos durante la Segunda Guerra Mundial. El árbol es
elegido, cortado y enviado en noviembre y, ya decorado al estilo noruego, es encendido
cada primero de diciembre. El árbol de este año mide 25 metros.

El árbol del Rockefeller Center en Nueva York es, quizá, el más famoso del mundo. Es
encendido a fines de noviembre o principios de diciembre y es tradicional desde 1933. El
árbol de este año fue encendido el 30 de noviembre, está decorado con 50.000 luces y
con 28,6 metros, es el segundo más alto que se haya colocado en el Rockefeller Center.

El gran árbol de Dortmund

Con 45 metros de altura, el árbol de navidad que se instala cada año en la Hansaplatz de
Dortmund es el tercero en el mundo por su tamaño.

A diferencia de los tres anteriores, no es un árbol de una sola pieza, sino que está armado
con 1.700 abetos individuales colocados uno encima del otro. La maravillosa
construcción, en toda su gloria, iluminada con cientos de luces y velas es un gran
espectáculo (foto 1).

El árbol pesa alrededor de 40.000 kilogramos, se requieren cuatro semanas para


instalarlo y está revestido con 48.000 luces eléctricas. El gigantesco árbol, coronado por
un ángel de 4 metros y 200 Kg., se encuentra en el centro del mercado de Navidad de
Dortmund. Este mercado es uno de los más grandes y famosos de Alemania, y atrae
todos los años a miles de turistas.

El árbol flotante de Río Janeiro

El árbol de navidad flotante ubicado en la laguna Rodrigo de Freitas en Río Janeiro


ostenta el record de ‘árbol de navidad flotante más grande del mundo’ (foto 2); pero en
absoluto, solo ocupa el segundo lugar.

Este árbol flotante, construido con una estructura metálica que pesa unas 540 toneladas,
suele medir 85 metros de altura y está iluminado con 3,1 millones de luces.

Este árbol se levantó por primera vez en 1995 y desde entonces ha formado parte de las
celebraciones navideñas de Río de Janeiro. Este año, debido a la crisis económica que
atraviesa Brasil, la empresa concesionaria del árbol, informó tardíamente al municipio de
la ciudad que no se ocuparía de la instalación del árbol.

Dado que el encendido de este árbol de navidad se había constituido en el tercer evento
en importancia turística detrás del Carnaval y los fuegos artificiales de la Noche Vieja (31
diciembre), las autoridades cariocas aseguran que el próximo año el árbol se encenderá
otra vez.

El árbol de navidad más grande

El árbol de navidad más grande del mundo se encuentra en la ciudad italiana de Gubbio y
la lectura de sus dimensiones sorprenderá al lector: ¡450 metros en la base y 750 de
altura!

El árbol de navidad de Gubbio (foto 3) se instala cada año disponiendo con precisión
objetos lumínicos de diferente tipo y color sobre las ríspidas laderas del monte Ingino a
cuyos pies se extiende la espléndida ciudad medieval de Gubbio.

Más de 300 puntos luminosos delinean los bordes del árbol; el cuerpo central está
diseminado con más de 400 luces multicolores y cubre una superficie de 130 mil metros
cuadrados (casi 30 campos de fútbol); la punta se encuentra coronada por una estrella en
forma de cometa con más de 250 puntos de luz y cerca de mil metros cuadrados.

El árbol de Gubbio se encendió por primera vez el 1981 y desde entonces cada 7 de
diciembre, en medio de una ceremonia pública que se ha vuelto tradicional, el árbol es
encendido por importantes personajes de la vida cultural italiana. Benedicto XVI lo
encendió en 2011 y en 2014 lo hizo el papa Francisco. El honor correspondió este año a
Daniela Fatarella, vicepresidente de “Save the Children” Italia.

Junto a la estrella que corona el árbol, es posible apreciar la basílica de San Ubaldo, el
patrono de la ciudad y en cuyo honor se construyó el primer árbol que dio inicio a la
tradición.

Los voluntarios que construyeron el primer árbol en 1981, eugubinos (este es el gentilicio
de los habitantes de Gubbio) de todas las edades, formaron un Comité que ha actuado
con inteligencia para garantizar el futuro de la tradición: han dado en adopción todas las
luminarias que forman la silueta del árbol y la lista de espera es interminable.

FraKazu

Intereses relacionados