Está en la página 1de 5

Lleno total en las primeras fechas del Kyushu Basho

Kakuryū vence con autoridad al joven Mitakeumi


El komusubi Tamawashi sorprende a Harumafuji en el primer día

Kisenosato vence la gran resistencia de Tamawashi


Sumo: Kyushu basho 2016, días 1 y 2

Con las 14 horas de diferencia entre Japón y Perú, toca comentar lo acontecido en los
dos primeros días del torneo de Kyushu; el último del año. El torneo se inició el
domingo 13 con un lleno total.

Recordemos que varios sekitori tienen altas expectativas en este torneo. Gōeidō
aspira al título de yokozuna. Takayasu conseguirá el rango de ōzeki con 12 victorias.
Los tres yokozuna desean sacar lustre a su título. Kisenosato desea retomar la senda
de tsuna-dori. El ōzeki Terunofuji está en situación de kadoban. Y, sobre todo, una
nueva generación de jóvenes sekitori desea llegar a san-yaku, quedarse ahí y aspirar
a los rangos más altos del Sumo profesional.

Antes de los comentarios, dos cosas sobre el tachi-ai. Antes del inicio del combate
ambos sekitori deben tocar con ambas manos el suelo del dohyō. Si alguien pone solo
una mano, obtiene una ventaja. Los jueces han advertido a los sekitori que serán muy
estrictos con el cumplimiento de la regla. En el tachi-ai los sekitori lanzan hacia delante
toda su humanidad, hasta más de 200 kg. Con frecuencia ocurre un choque de
cabezas. Algunos sekitori salen siempre con la cabeza hacia delante; algunos evitan el
choque ladeando la cabeza hacia un lado. Lo importante es recordar que el choque de
cabezas es un lance posible en el Sumo.

Una rápida mirada a lo acontecido en las dos primeras jornadas nos muestra a 11
invictos, pero solo cuatro de ellos entre los máximos favoritos para ganar el torneo:
Los yokozuna Kakuryū y Hakuhō, y los ōzeki Gōeidō y Kisenosato. Otros aspirantes al
título van 1-1: como el yokozuna Harumafuji y el sekiwake Takayasu.

Gōeidō tsuna-dori y Takayasu, candidato a ōzeki

Con el 15-0 y el título del pasado torneo, el ōzeki Gōeidō se convirtió de manera
automática en aspirante al título de Yokozuna. Ha empezado el torneo con el pie
derecho. En la jornada de apertura del torneo, un resbalón asustó a los asistentes del
Fukuoka International Center; pero Tozhiozan no aprovechó la situación, Gōeidō se
recompuso y venció por oshidashi. En el segundo día Gōeidō enfrentó a Takayasu; el
combate duró 1,3 segundos. En el tachi-ai chocaron las cabezas de ambos e
inmediatamente Takayasu cayó al suelo. El candidato a ōzeki parecía conmocionado y
tardó un par de segundos en recuperarse. Fácil victoria de Gōeidō que va 2-0.
Takayasu quedó 1-1 al haberse impuesto el primer día al M3 Endo.

El yokozuna Kakuryū

En su primer combate del torneo, el yokozuna Kakuryū se impuso con autoridad al


komusubi Mitakeumi, shin-san-yaku. Controló el combate en todo momento, aplicó un
poderoso tsuppari para neutralizar los intentos del joven Mitakeumi y lo venció por
oshidashi. En el segundo día Kakuryū se impuso a Tochiozan. Tochiozan obtuvo
ventaja en el tachi-ai y puso en aprietos al yokozuna. Pero Tochiozan cometió un error,
su ataque no fue constante, en un momento dado retrocedió un poco, el yokozuna lo
percibió, empujó, ganó momento, y Tochiozan no pudo contener la inercia de sus
157kg. en movimiento. En realidad, una gran victoria de Kakuryū. Atención, el rostro
del yokozuna Kakuryū lució con mayor confianza y determinación. Kakuryū es uno de
los invictos y el M1 Tochioan va 0-2.
Hakuhō en pos de las 1000 victorias

Varias lesiones dejaron fuera del pasado torneo al yokozuna Hakuhō. Con varios kilos
menos, retorna con deseos de recuperar la posición de Yokozuna Este, la más alta del
banzuke. Además, en algún momento de la primera semana, Hakuhō alcanzará la
extraordinaria cifra de 1000 victorias en su carrera. Luego de los dos primeros días de
combates lleva 999 victorias y es posible que mañana estemos comentando su nuevo
record.

Poco que decir en la primera victoria de Hakuhō; fue un fácil tsukiotoshi sobre el
sekiwake Okinoumi, uno de los animadores del pasado torneo. Es más interesante
comentar lo que ocurrió el segundo día. En el tachi-ai, Aoiyama (Bulgaria, 191 cm.,
192 Kg.) estrelló su cabeza contra el pecho de Hakuhō; el yokozuna pareció
conmovido y quedó estático, Aoiyama propinó un nuevo empujón. El gran campeón
instintivamente fue hacia delante y, para su fortuna, el voluminoso Aoiyama resbaló.
Fácil victoria en una situación comprometida. Pero todos los sekitori ven el combate y
aprenden de las dificultades ajenas.

Kisenosato desea ser tsuna-dori otra vez

Durante tres torneos persiguió Kisenosato el sueño de ser Yokozuna. No lo logró. Pero
desea intentarlo de nuevo y ha empezado con el pie derecho. Con mucha
determinación se impuso a Aoiyama por yorikiri en el primer día. En el segundo día le
tocó un rival más complicado, el komusubi Tamawashi que venía envalentonado por
su triunfo ante Harumafuji. Kisenosato repitió la receta, pero requirió mayor fuerza y
determinación. Tamawashi opuso tenaz resistencia cuando sus pies se apoyaron
contra el tawara. Valiosa victoria por yorikiri ante un rival que pondrá en aprietos a más
de un aspirante al título. Kisenosato va 2-0 y Tamawashi 1-1.

El yokozuna Harumafuji

Harumafuji es el más liviano de los sekitori del san-yaku; en la mayoría de sus


combates da ventajas de peso a sus rivales. La ventaja de Harumafuji reside en su
determinación, su velocidad, la estrategia y el estudio de sus rivales. El primer día
enfrentó al komusubi Tamawashi. Chocaron las cabezas, el yokozuna quedó
conmocionado y Tamawashi aprovechó para empujarlo fuero del dohyō por oshidashi.
Era apenas el séptimo enfrentamiento entre ambos. Al día siguiente, ante un rival que
el yokozuna conoce muy bien, el brasileño Kaisei, Harumafuji aplicó a la perfección la
estrategia diseñada: El yokozuna salió con la cabeza como ariete, Kaisei quiso evitar
el choque, ladeó la cebeza hacia la izquierda y, como previsto, Harumafuji se lanzó a
tomar el mawashi del lado contrario. El resultado fue una rápida victoria por
uwatenage. 1-1 para Harumafuji y 0-2 para el M2 Kaisei.

Kadoban Terunofuji

Nuevamente kadoban, Terunofuji perderá el título de ōzeki si no consigue ocho


victorias. Mal arranque para el ōzeki mongol que fue derrotado por el M2 Yoshikaze y
el M3 Endo. Increíble la derrota que le propinó Yoshikaze: con 176 cm. y 145 Kg.
Yoshikaze tomó el mawashi de Terunofuji, con gran facilidad levantó los 185 Kg. del
ōzeki y lo sacó del dohyō por tsuridashi. Contra Endo cometió muchos errores y
nuevamente permitió que lo pusieran en la desventajosa posición de morozashi. Tiene
difícil la defensa de su título.

FraKazu