Está en la página 1de 9

PrevNext

airwater14

Por: Ing. Michael Castro Solís

La aireación puede ser utilizada en actividades como la acuicultura, remoción de sustancias volátiles de
una corriente líquida, tratamiento de aguas residuales entre otras. La aireación en tratamiento de aguas
residuales es la que nos interesa comentar, esto para entender las capacidades operativas de los
equipos de aireación existentes y así tener un buen criterio de selección y uso de los aireadores.

El uso de la aireación en el tratamiento de aguas residuales es bastante común, este puede ser utilizado
en sistemas de lodos activados, tanque de homogenización, lagunas aireadas. Cada una de las
aplicaciones anteriores buscan como es natural, la transferencia del oxígeno del ambiente a la fase
líquida, si bien es cierto este es el propósito principal de la aireación, también pueden lograrse
dependiendo otros objetivos como: mezclado, suspensión de sólidos, enfriamiento o calentamiento del
agua a tratar; además de la disolución de los gases en el líquido.

Para la selección de un equipo de aireación para aguas residuales, es necesario tomar en cuenta primero
cuál es la demanda de oxígeno del proceso para poder escoger un sistema que alcance el rendimiento
deseado sin exceder la demanda energética razonable, ya que si se desea, las tecnologías actuales
tienen una gama amplia de equipos que permiten alcanzar valores altos de transferencia de oxígeno
pero sin olvidar que dicha eficiencia viene acompañada de un consecuente aumento de la demanda
energética, demanda que puede tal vez no justificar el beneficio que la unidad de tratamiento está
generando en la calidad del agua, lo que lo hace poco rentable.

En segunda instancia, es necesario considerar en qué grado es necesaria la mezcla, la suspensión de


sólidos y/o transferencia de calor entre las corrientes, condiciones que dependen de manera muy
específica de la unidad de tratamiento y de las características del diseño hidráulico. Incluso el efecto de
la mezcla en las características de la biomasa en el caso de lagunas y lodos activados, el uso de equipos
que la sometan a esfuerzos cortantes altos, pueden causar problemas en la sedimentabilidad de la
biomasa.

Clasificación de sistemas de aireación.


De manera muy general podemos clasificar los sistemas de aireación de acuerdo a la forma en la que
incorporan el aire en la fase líquida, es decir en como promueven el contacto de las fases aire-líquido
para generar la fuerza motriz de la difusión del oxígeno hacia el líquido, pueden ser de tres tipos:

Mecánicos

Difusión

Híbridos

Los sistemas mecánicos, utilizan el aire como la fase continua, el agua como la fase discontinua, los
sistemas de aireación mecánicos, dispersan el agua (fase discontinua), en el aire (fase continua), la
capacidad de transferencia en este caso está en función del tamaño de las gotas del líquido disperso, del
tiempo de residencia (altura) y la capacidad de bombeo (masa de líquido dispersa por unidad de
tiempo).

Los sistemas mecánicos se pueden sub-clasificar en

Sistemas de aireación mecánica de baja velocidad.

Sistemas de aireación mecánica de alta velocidad.

Los sistemas de baja velocidad o también llamados de flujo radial están compuestos por un elemento
rotativo que se asemeja a un agitador, debido a que trabaja a baja velocidad (20-100 rpm) pero muy alta
torsión es grande y robusto, su geometría es variada, su forma lo hace poco hidrodinámico teniendo alta
resistencia a la rotación dentro del agua, pero el vencimiento de esta resistencia es la que genera la
dispersión y la mezcla.

El hecho de tener pares de torsión altos por la resistencia del rotor exige la colocación de cajas de
reducción para los motores, para mantenerlos en un ámbito normal de revoluciones, así como sistemas
fijos de anclaje, ya sea ajustado a las paredes del tanque o puentes anclado. Su mantenimiento e
instalación es más costosa debido a que tiene más partes móviles que los de alta velocidad y además
esta sometidos a esfuerzos y vibraciones mayores, lo que causa mayor frecuencia de fallas en
rodamientos y engranajes.
Entre sus bondades esta le buena mezcla, la alta capacidad de bombeo, su extendido radio de mezcla y
suspensión de sólidos, lo que lo hace apto para lagunas aireadas con sólidos totalmente suspendidos y
lodos activados.

Datos de sistemas de baja velocidad.

Peso: (43-5000)kg

Consumo: (1,1-150) kW

Caudal Nominal: (2,3- 150) kgO2/h

Caudal:(540-16.920) m3/h

Los sistemas de alta velocidad o también denominados de flujo axial, estos operan a la velocidad de giro
de los motores eléctricos (900-1800 rpm), por lo que no requieren de moto-reductores, están provistos
de propelas marinas o tornillos, con tamaños más pequeños si se comparan con los de baja velocidad, su
funcionamiento es homólogo al de una bomba, en este caso bombeando hacia la atmosfera (aire la fase
continua), en algunos casos tiene un tubo axial que aumenta la profundidad de succión, intentando de
esta manera mantener la mejor mezcla y suspensión de sólidos, es necesario destacar que los sistemas
de alta velocidad no tiene tan buena mezcla ni suspenden sólidos con tanta eficiencia como los sistemas
de baja velocidad.

Sí ofrecen ventajas operativas ya que al no trabajar con pares de torsión altos, al ser mecánicamente
más sencillos, son más livianos, no requieren de sistemas de anclaje robustos, incluso se puede
considerarse como un equipo portátil, la mayoría de ellos flotan en los tanque o lagunas, con lo que su
configuración puede ser cambiada de manera fácil y rápida.

A pesar de tener una mezcla y suspensión de sólidos no tan eficiente como otros sistemas, su fácil
mantenimiento y su capacidad de transferencia de oxígeno competitiva si se compara con los sistema de
baja velocidad, el valor del consumo eléctrico y la ventaja operativa los hace una opción que prevalece y
puede ser utilizada en lagunas parciamente mezcladas y lodos activados.

Datos de sistemas de alta velocidad


Consumo:(0.75-112) kW

Capacidad Nominal:(8-110) kgO2/h

Caudal de Circulación:(456-5020) m3/h

Los difusores, de manera contraria tiene una fase continua líquida y una discontinua gaseosa,
análogamente la capacidad de transferencia depende del tamaño de las burbujas de gas dentro del
líquido, tiempo de retención (altura de la columna de líquido), capacidad de bombeo (masa de aire
difundida dentro del líquido).

Se pueden clasificar por:

El tipo de Medio Poroso

Cerámicos

Plásticos Porosos y Rígidos

Membranas

Por la configuración del medio.(Forma)

Plato o Disco

Planos

Tubo

Domo

Orificio

Jets

La gama de sistemas de difusores es bastante amplia, son sistemas muy flexibles a las necesidades de
consumo de oxígeno, las redes de difusores así como el tamaño de la burbuja, pueden ser configurados
según el diseño de la planta, claro, no se debe olvidar que a pesar de que las posibilidades de transferir
mucho oxígeno técnicamente es posible, la generación de burbujas pequeñas implica altas caídas de
presión y por tanto consumos de energía muy altos. Por eso si se decide utilizar los difusores es
necesario afinar los cálculos de diseño y evitar el sobre o sub dimensionamiento de la red de difusores.

En la operación, por encontrarse sumergido, representa una dificultad técnica para el mantenimiento de
las redes de tubería y difusores. Una redes de difusores bien distribuidos genera una buena mezcla, con
una ventaja sobre los sistemas mecánicos, que no ejerce esfuerzos cortantes altos sobre el líquido y sus
sólidos, propiedad que lo hace idóneo para la aireación de lodos activados, debido que no destruye el
floc biológico haciéndolo sedimentable. También pueden ser utilizados en tanque de homogenización
como pre-aireación, proporcionan mezcla y evitan los malos olores.

Los sistemas híbridos pueden reunir características de los dos sistemas anteriores, los equipos
disponibles con estas características son bastante amplios por lo que el funcionamiento de estos es
variado y ajustable a necesidades muy específicas; hay que hacer notar que estos equipos al atender
necesidades muy específicas, por lo general están diseñados para maximizar ya sea transferencia o la
mezcla u otras características, ofreciendo rendimientos muy altos para una característica específica,
pero sacrificando otros aspectos.

Es por eso que resulta indispensable realizar un estudio detenido y asesorarse con conocedores en el
tema cuando se desea realizar la compra o instalación de un equipo de aireación para los sistemas de
tratamiento de aguas residuales.

La oxigenación del agua en estanques es básica para la vida de plantas y peces, evitando por un lado la
putrefacción de animales, bacterias y materia orgánica, y por otro lado la acumulación de mosquitos que
pueden trasmitir diversas enfermedades.

Oxigenación del agua en estanques

La transferencia de O2 del aire - donde el oxígeno solo es un 21% - al agua, debe realizarse bien por
medios naturales como el oleaje, corrientes, aportaciones de agua nueva, etc. o bien mediante
elementos mecánicos que aporten ese oxigeno necesario para plantas y peces, hasta conseguir que el
volumen de O2 en el agua sea entre 7 y 14 mg/litro de agua, ya que para índices superiores el exceso de
O2 tenderá a volver a la atmosfera.

La mayoría de los medios mecánicos usados para transferir oxígeno al agua, lo realiza en las capas
superficiales, donde la temperatura es más alta, y según se baja de nivel esa temperatura disminuye y
con ella baja también la concentración de oxígeno en el agua. La concentración máxima de oxígeno que
admite el agua a 15ºC es de 17 mg/l (miligramos por litro).

En la superficie de las aguas estancadas se crea una película formada por el polvo, polen, etc. la cual
impide el paso directo del oxígeno al agua. Esa película se hace más espesa por el CO2 que emana del
fondo debido a la descomposición de plantas, animales en putrefacción y gases que se acumulan,
impidiendo el paso directo del oxígeno hacia el agua, por lo que es necesario agitarla para aumentar la
disolución del O2, o bien insuflar directamente el oxígeno del aire en las capas inferiores del agua
consiguiendo de este modo la oxigenación del agua estancada.

Cómo obtener un alto coeficiente de oxigenación del agua.

Para conseguir una buena transferencia de aire al agua, es necesario que por una parte las burbujas de
aire introducidas en el agua estén en contacto con ésta el mayor tiempo posible - ya que cuanto más
dure ese contacto mayor será la disolución del O2 en el agua – y por otra que el tamaño de las burbujas
sea lo menor posible, ya que la disolución del O2 en el agua se realiza por la superficie en contacto entre
ambos elementos.

Procedimientos para oxigenar el agua.

En la práctica y aun cuando hay multitud de métodos para ello, los más usados son los aireadores
mecánicos de paletas, las fuentes flotantes y los aireadores sumergidos con efecto Venturi.

Los aireadores mecánicos constan Oxigenación del agua en estanquesde un motor que hace girar unas
paletas que al incidir en la superficie del agua producen salpicaduras, las cuales al contacto con la
atmósfera se recubren de una fina capa de aire y al caer de nuevo en el estanque arrastran consigo ese
aire y la transfieren al resto del estanque. Este sistema es muy usado en las plantas depuradoras para
reciclar esa agua, pero solo se consigue airear las capas superficiales.

Fuentes Flotantes: este tipo de fuentes, además de conseguir un apreciable efecto estético, lleva a cabo
la oxigenación del agua en lagos y estanques. El método es bien sencillo, pues se valen de los chorros
que disgregados en pequeñas esferas de agua, entran en contacto con la atmosfera revistiéndose de una
película de aire, y al caer de nuevo en el estanque transfieren el aire que las envuelve al resto del agua.

Por otra parte las salpicaduras que produce el agua al caer generan movimientos ondulatorios en la
superficie, facilitando la rotura de la película superficial formada por polvo, polen y CO2, consiguiendo
un aumento en la oxigenación del agua estancada.
Aireadores Sumergidos (1- Fuente flotante + Aireador horizontal; 2- Aireador horizontal): son los que
aportan una mayor cantidad de O2 al agua por KW empleado optimizando la oxigenación del agua en los
estanques. Este tipo de aireadores se basan en el efecto Venturi creando una depresión capaz de aspirar
aire en la cámara del Venturi o Hydro-air-ejector a través de otro tubo que conecta con la atmosfera.
Una vez mezclados ambos fluidos (agua + aire) éstos son impulsados al interior del estanque, siendo
aconsejable dirigir esa mezcla hacia abajo formando un ángulo con la superficie del agua de 45º para
obtener así una mayor transferencia de aire al agua.

Aireadores sumergidos para oxigenar el agua en estanques

En el caso particular de los aireadores sumergibles fabricados por Safe-Rain están provistos en su
extremo de un codo a 45º roscado a ø 1-1/2” hembra por si se desea añadir un tramo de tubo que lleve
esa mezcla de agua+ aire a una profundidad determinada, si bien esa profundidad no debe ser mayor de
1,5 metros.

En nuestros aireadores flotantes se instalan dos bombas de la misma potencia, dotado cada uno con un
Hydro-air-ejector. En el interior de cada uno de ellos y debido a la fuerte velocidad conseguida en el
mismo, el aire se mezcla con el agua en multitud de pequeñas burbujas las cuales por su pequeño
volumen suben lentamente hacia la superficie, consiguiendo así un mayor tiempo para que la
transferencia del aire al agua sea máxima. Este tipo de aireador necesita bajas presiones para su
funcionamiento, lo que implica motores de bajo consumo, ya que con presiones entre 0,2 y 0,5 Kg/cm2
se obtienen unos buenos rendimientos.

En las pruebas realizadas en Safe-Rain los mejores resultados se han obtenido con bombas de 130W -
220W y 420W que a través del Hydro-air-ejector aportan al estanque los caudales que se indican en la
tabla siguiente:

Voltaje Bomba Potencia en W Caudal de aire en litros/hora por Aireador Caudal de O2 en litros/
hora por Aireador

230 V-50Hz 130 W 10.800 2.268

230 V-50Hz 220 W 12.000 2.520

230 V-50Hz 420 W 14.760 3.099

120 V-60Hz 420 W 14.760 3.099


De esas cantidades de aire aportado al agua por los Hidro-air-ejector solo el 21 % es Oxigeno y el resto
nitrógeno y otros gases nobles que están en la atmosfera. Por tanto al calcular la cantidad de O2
necesaria para el volumen total del agua a tratar, se deben tener muy presente los datos de aire que
suministra el Aireador (1 Aireador Sumergido = 2 Hydro-air-ejector), así como el Nº de horas/día que van
a estar funcionando. Igualmente hay que tener en cuenta que la mayor parte del aire trasferido al
estanque asciende a través del agua hasta la superficie donde se evapora. Por ello es necesario que el
tiempo de funcionamiento de los aireadores sea como mínimo de 4 veces el obtenido con los datos
anteriores.

Calculadora saferainCálculo del número de horas/día para la oxigenación de un estanque

Volumen total del estanque en Litros (Separar decimales con "."):

Temperatura del agua en Grados Celsius:

Potencia de la bomba del aireador Safe-Rain que más te convenga:

Tiempo necesario para oxigenar su estanque* Valores orientativos.:

horas/ día

Cálculo del volumen de agua a oxigenar

A la hora de determinar el número de horas que nuestro aireador flotante o sumergido debe estar
funcionando para la oxigenación de un estanque debemos conocer el volumen de agua a oxigenar, para
lo cual es necesario calcular previamente los datos de superficie y profundidad del estanque o lago.

Cálculo de la profundidad de estanque

Cálculo de la profundidad

Si el estanque es grande, de forma regular y tiene un fondo horizontal tome las medidas indicadas en la
figura. Si tiene una pendiente constante de un extremo al otro, tome más medidas. Entre en el agua si
no puede realizar las mediciones desde fuera y mida la profundidad en nueve o más lugares del
estanque y obtenga la profundidad media.

Si el estanque es grande, de forma irregular y de fondo también irregular, dibuje una cuadrícula de 5 m x
5 m con el esquema de su superficie. Entre en el agua si es necesario y mida la profundidad en cada
intersección de la cuadrícula. Cálculo de la profundidad de estanqueHaga un promedio de todas las
medidas.

Una vez calculada la superficie en metros cuadrados (m2) del estanque y la profundidad media del agua
en metros según lo indicado anteriormente, puede calcular el volumen de agua en metros cúbicos (m3)
multiplicando los m2 de la superficie por la profundidad media en metros.

Ejemplo:

Área de la superficie en m2 Profundidad media del agua en metros Volumen del agua en m3

235 m2 1,00 m 235 m3

450 m2 1,20 m 540 m3

2.500 m2 1,50 m 3.750 m3

En aquellos casos que sea necesario la instalación de varios aireadores sumergidos porque el volumen
del estanque lo requiera, es aconsejable situarlos lo suficientemente separados para así cubrir toda la
superficie del estanque, si bien hay que tener en cuenta la profundidad en cada zona a fin de que el
reparto de aireadores se realice no solo por la superficie cubierta sino por el volumen de agua
correspondiente a esa superficie.

Esperamos que este post le ayude para conseguir una correcta oxigenación del agua en su estanque
artificial.