Está en la página 1de 25

7

LOS
ERRORES
QUE TE 

IMPIDEN
APRENDER FRANCÉS

INGRID CESPEDES
Salut!

Me encanta que te hayas dado la oportunidad de recibir este regalo que he hecho
con tanto amor para ti.  

Es muy valioso para mí poder compartir contigo algo de mi experiencia en la


enseñanza del francés y confío en que estos consejos te serán muy útiles al
momento de estudiar.  

Si hasta ahora estás empezando, si ya llevas un par de meses estudiando o si estás


empezando “de ceros” después de llevar un tiempo largo sin estudiar, este libro
es para ti.  

Te voy a compartir de manera muy resumida todo lo que aprendí durante mis más
de diez años de experiencia en pedagogía del francés como lengua extranjera.  

INTRO
¿Pero Quien Soy Yo?

Mi nombre es Ingrid y desde que tengo 15 años ayudo a las personas a aprender
idiomas.  Soy conocida como la experta en el desarrollo de trucos fáciles para
aprender francés tomando en cuenta siempre la experiencia que ya tenemos
en nuestra lengua materna, en este caso, el español.

Como te contaba, desde mis 15 años, venían mis vecinos a que les ayudara con
sus tareas de inglés y a mí me encantaba ayudar, en el colegio también se
acercaban mis compañeros de curso para que les explicara.  

Cuando terminé el colegio, mi decisión natural fue estudiar idiomas, pero no


precisamente porque quisiera ser maestra, sino porque me fascinaba la idea de
conocer muchos países, viajar por el mundo y conocer tantas culturas como hay.
 

Soñaba con trabajar en la ONU como traductora simultánea y ayudar a la paz


mundial.  Sin embargo, cuando empecé a estudiar entendí que el campo de
trabajo de mi carrera se reducía a la enseñanza.  

Debo confesarte que no era lo que quería, definitivamente, mi deseo era


conocer el mundo.  Pero con el empecé a soñar con visitar todos los países de
habla francesa, empecé a soñar con viajar a París y conocer la Torre Eiffel.  

Para mí fue increíble porque empecé a amar profundamente la lengua francesa


y a vibrar con cada palabra que aprendía.  Así lo siento hasta el día de hoy y, lo
más lindo de todo, amo enseñar porque es la más linda oportunidad de servir a
las personas y ayudarlas a cumplir sus sueños.  

INTRO
Sin embargo, te soy sincera, mi proceso de aprendizaje no fue nada fácil ya que
los maestros que tuve tenían una metodología que exigía mucha memoria y eso
era algo que para mí era una gran debilidad.  

MIS MAESTROS ME SUGERÍAN HACER PLANAS, MEMORIZAR


LISTAS, TRADUCIR TEXTOS, HACER EJERCICIOS DE LLENAR LOS
ESPACIOS Y ESTA METODOLOGÍA NO ES QUE SEA MALA, PERO
ES UN POCO ANTIGUA.  MUCHAS VECES ME SENTÍ FRUSTRADA
PORQUE NO LOGRABA MEMORIZAR TANTAS COSAS: VERBOS,
VOCABULARIO, CONJUGACIONES, CONECTORES, ORTOGRAFÍA,
EN FIN.  

Cada vez que pedía a mis maestros que me explicaran porqué un verbo se escribía
con una ese o con dos eses, o porqué unas palabras llevaban un acento para un
lado o para el otro (agudo o grave), su respuesta era “porque es así,
apréndetelos”.  

No quiero hablar mal de mis maestros, los aprecio y valoro muchísimo, de hecho,
me hablo con todos hasta el día de hoy, pero “apréndetelos” es una respuesta
que, para mí, supone mucha capacidad de memoria. Lo peor es que todos los
maestros hemos cometido los mismos errores, yo también los he cometido.  

En ese entonces, decidí desarrollar mis propios trucos para aprender las
conjugaciones y entender la ortografía.  Sin embargo, no fue sino hasta que me
dediqué completamente a enseñar francés que realmente entendí la razón lógica
de todas esas preguntas.

En el 2005, cuando empecé a trabajar para la Alianza Colombo-francesa en


Bogotá, me daba cuenta de que muchos de los estudiantes cometían casi
siempre los mismos errores y cuando esos errores no eran corregidos desde el
principio, cuando avanzaban en el aprendizaje, era más complejo corregir y
eliminarlos.  

INTRO
Es difícil ver cómo un estudiante comete una y otra vez el mismo error, incluso
después de que lo ha hecho consciente, únicamente porque ya lo tiene tan
arraigado que le cuesta trabajo corregir.  

ES LA RAZÓN POR LA CUAL HE DECIDO ESCRIBIR ESTE LIBRO


DIGITAL, PARA QUE PUEDAS EVITAR ESOS ERRORES Y QUE TU
APRENDIZAJE DEL FRANCÉS SEA MUCHO MÁS RÁPIDO Y SIN
FRUSTRACIÓN. 

Y cuando digo evitar, no hablo de que no te equivoques ya que el error es un


punto fundamental para el aprendizaje, hablo de hacerlos más conscientes
para irlos corrigiendo de manera acelerada y sobre todo desde el principio.

INTRO
CONTENIDO
Los errores que te impiden aprender francés:

1 No tener objetivos claros y definidos

2 Pronunciar como se escribe

3 No hablar por vergüenza

4 No generar el hábito de estudiar todos los días


(aparte de tus clases con maestro)

5 No buscar en el diccionario las nuevas palabras

6 Querer traducir todo literalmente

7 No creer en ti
1
ERROR #
NO TENER OBJETIVOS CLAROS Y DEFINIDOS

Éste es un error porque al no tener objetivos definidos y claros, con el


tiempo, el aprendizaje se vuelve algo aburrido y sin sentido.

He visto muchos estudiantes empezar con mucho entusiasmo porque


desean aplicar para la residencia canadiense o porque desean ir a terminar
o continuar sus estudios superiores en Francia, y nunca terminar porque
nunca se plantearon objetivos.  

Me explico, ellos sabían que debían presentar un examen específico como


el Delf o el TCF, pero no pusieron fecha, ni pequeños objetivos medibles
en el tiempo y terminaron aplazando la presentación del examen para
finalmente abandonar sus sueños.  

Te soy sincera, eso es algo muy triste, porque fueron meses y hasta años
de estudio, dinero y tiempo invertido para finalmente abandonar.  

Por lo contrario, los mejores casos de éxito que he tenido, de estudiantes


que ya están viviendo en Canadá o que fueron a continuar sus estudios en
Francia, son aquellos que desde el principio aplicaron este consejo y
pusieron fecha de presentación de examen (así se sintieran preparados o
no, sólo para conocer el examen), se plantearon pequeños objetivos en
el tiempo (por ejemplo, terminar de leer un libro sencillo en dos
semanas o hacer un número x de ejercicios a la semana) y los fueron
cumpliendo uno a uno.  

COMO CONSECUENCIA, CUMPLIERON SU GRAN SUEÑO DE VIAJAR Y HOY


DISFRUTAN TOTALMENTE ESE SUEÑO.  DE HECHO, APRENDER A
FIJARSE OBJETIVOS ES UNO DE LOS PRIMEROS PASOS QUE ENSEÑO
EN MIS PROGRAMAS DE APRENDIZAJE DE LA CLASSE VIP.

#1
AQUÍ TE DEJO ALGUNOS CONSEJOS:

Ten en cuenta el tiempo en el que deseas cumplir tu sueño y el nivel


que debes alcanzar ya que estos dos deben ser realistas.  No puedes
pensar en alcanzar el nivel B2 en un mes o el A1 en un año.  Tanto el
tiempo de estudio diario como el nivel requerido deben ser
coherentes.  

Escribe, en papel o en computador, los objetivos que tienes y


muéstralos a tu maestro y pregúntale si es realista y alcanzable
teniendo en cuenta las horas semanales que le dedicas al
aprendizaje.  Estoy segura de que tu maestro será sincero contigo
e incluso estará dispuesto a apoyarte facilitándote más recursos
para que estudies aparte de las horas de clase.

Redacta en tiempo presente, con las fechas de cumplimiento, pero sobre


todo que no utilices las palabras “quiero” o “seré”.  Ejemplo de cómo NO
debes redactar tus objetivos: “Quiero ser nivel B2” o “Seré nivel B2”.  El
cerebro no entiende ese tipo de mensajes.  Es importante que lo redactes
como si ya fuera una realidad.  Ejemplo: “El 20 de julio de 2017 soy nivel B2
de francés” o “El 20 de agosto de 2017 recibo el resultado del examen Delf
B2 siendo éste 90/100” Dalo por hecho, déjalo en una parte visible y pronto
te encontrarás comprometido con ese objetivo y cumpliéndolo.  Si ves que
no lo estás cumpliendo, simplemente, replantea la fecha y la metodología,
pero NUNCA abandones tu sueño si es lo que realmente deseas.

Finalmente, te sugiero que, al pie de tus objetivos, escribas


porqué quieres alcanzarlos.  Quizás quieres una mejor calidad
de vida, tener un empleo espectacular, crear empresa, etc.
 Escribe porqué quieres cumplir esos objetivos y además cómo
transformaría eso tu vida.  No dudes en hacer ese ejercicio, es
muy poderoso, sin duda te va a ayudar a seguir adelante
cuando sientas que no avanzas en el aprendizaje y a encontrar
las herramientas para tu éxito.

#1
2
ERROR #
PRONUNCIAR COMO SE ESCRIBE

Éste es uno de los errores que más frustración produce en los estudiantes
ya que entienden la pronunciación en el sentido en que en la teoría saben
cómo suena cada combinación de vocales o consonantes, pero en el
momento de hablar no lo hacen.  

Eso sucede porque desde el principio se acostumbraron a que en la


medida que escriben van pronunciando literalmente como se ve.  Yo
entiendo muy bien que como hispanohablantes nos cueste trabajo ver
unas letras y tener que pronunciar otras.  Un claro ejemplo de esto es la
combinación “eau” que se pronuncia [o] o la “e” final que es muda.  

Primero que todo, es importante que dejes de enviarle a tu cerebro la idea


de que la pronunciación en francés es difícil, así es que deja de decírtelo en
la cabeza.  Cambia la frase “la pronunciación es difícil” por “la
pronunciación es un reto, ¡y me encantan los retos!”  El cerebro
inmediatamente empieza a encontrar la manera de lograrlo, si le dices que
es difícil, inmediatamente le dará pereza.

Te invito a que mientras escribes, te acostumbres a pronunciar


correctamente.  Así es que la próxima vez que escribas beaucoup, no
repitas en tu mente [beaucoup], sino que repitas [bocú].  Cuando el
cerebro empieza a asociar esas combinaciones de letras con la
pronunciación correcta, aunque parezca difícil al principio, no te imaginas
lo fácil que será después.  ¡Te lo prometo!

#2
3
ERROR #
NO HABLAR POR VERGÜENZA

Yo entiendo que quizás el sistema educativo en el que estamos, no sólo de


idiomas, sino en general, castigue el error y felicite la ausencia del mismo.
 Sin embargo, es importante que entiendas que sin error no hay lugar a la
corrección.  Sé que tu mayor temor al hablar es equivocarte y pasar
vergüenza, pero el error es una oportunidad, o mejor dicho, es la gran
oportunidad para corregir y aprender.  En otras palabras, equivocarse es
absolutamente necesario para aprender.
 
Puede ser que seas una persona muy tímida y que cada vez que vayas a
hablar te pasen mil colores por la cara, sientas que te tiembla todo y al
final tartamudees tanto que pienses que fue una terrible decisión levantar
la mano para participar.  Te entiendo perfectamente, sobre todo porque
yo era una de esas.  

Me preocupaba que se burlaran de mí, que dijera algo y todo el mundo se


riera (de hecho, así pasó muchas veces).  Pero seamos sinceros, ¿para qué
estás invirtiendo tiempo y dinero en tu aprendizaje? No será para estar
preocupado de que los demás te tomen por tonto, ¿qué es lo peor que
puede pasar?  Que te equivoques, que te corrijan y que aprendas, ¿no es
maravilloso?  Mi experiencia como maestra, me ha enseñado que los
estudiantes que más se arriesgan a hablar y que se atreven a equivocarse y
que incluso hasta se inventan palabras, son aquellos que hablan más
fluidamente y que a través del tiempo terminan siendo aquellos que mejor
se hacen entender en situaciones reales de comunicación.

Así es que la próxima vez que el maestro pregunte quién va de primero o


quién quiere pasar primero al frente, ¡confío en que tú serás el primero
en levantar la mano!

#3
Ligado a no hablar por vergüenza, está el no preguntar por vergüenza.   A
veces, creemos que cuando el maestro explica un nuevo tema, todo nos
debe quedar súper claro con la primera explicación y no te culpo.  

Mis maestros eran de los que decían “tema explicado, tema entendido”, yo
misma durante un tiempo fui también de las que repetía esa frase.  Con
esto, me hacían entender que debía comprender todo a la primera y que,
además, si preguntaba o decía que no había entendido pues era una
vergüenza.

 En la pedagogía actual esto está mandado a recoger, no existe tal cosa
como “tema explicado, tema entendido”.  El aprendizaje es una espiral y
siempre debemos repasar, re-explicar, retomar todo lo que ya hemos
visto.  

Es la razón por la cual muchos libros que se utilizan hoy en día para la
enseñanza de lenguas extranjeras, tienen los mismos temas.  Por ejemplo,
el presente, el pretérito perfecto, el futuro, son tiempos que se ven en
todos los libros independientemente que sean A1, B2 o C1.  ¿Por qué?
Porque nuestro cerebro necesita refuerzos, necesita retomar conceptos,
necesita practicar, etc.  

Entonces, es muy valioso que, si no entendiste un tema, no dudes nunca


en volver a pedirle a tu maestro una explicación adicional.  Hay una
frase con la que concuerdo 100% y es “No hay pregunta tonta, hay tontos
que no preguntan”.  A mí me encanta que los estudiantes me pregunten,
no me importa cuántas veces sea necesario, siempre estoy dispuesta a
explicar porque eso me da una retroalimentación sobre la metodología
que estoy usando y activa mi creatividad para ser clara y expresarme bien.
La próxima vez que tu maestro pregunte “¿Alguien tiene alguna
pregunta?”, sé que serás el primero en decir “¡Yo!”.

#3
ERROR #
4
NO GENERAR EL HÁBITO DE ESTUDIAR TODOS LOS
DÍAS (APARTE DE TUS CLASES CON MAESTRO)

APRENDER UN IDIOMA, Y MÁS PARA TI QUE SÉ QUE TIENES UN SUEÑO


MUY PODEROSO, QUE SÉ QUE TE MUEVE ALGO MUCHO MÁS GRANDE
QUE SÓLO APRENDER A COMUNICARTE EN FRANCÉS, ES UNA CUESTIÓN
DE DISCIPLINA Y CONSTANCIA.  

Es extremadamente importante que crees el tiempo para estudiar por lo


menos 15 horas semanales.  Eso puede parecer mucho, pero hagamos
estas cuentas: digamos que estás estudiando con tu maestro dos horas
diarias, eso serían diez horas a la semana.  

Si a eso le sumamos una hora más de hacer el deber o la tarea que te deja
el profesor, ahí ya tendrías quince horas semanales.  Ahora, el fin de
semana tienes dos días adicionales en los que podrías estar pasando tres
horas más, puede ser una hora y media el sábado y otra hora y media el
domingo.  Con esto, completarías las 18 horas semanales, es un tema de
constancia, de disciplina y de desear fuertemente alcanzar tu objetivo
de viajar a un país francófono, bien sea para estudiar o para tener una
mejor calidad de vida con tu familia.

Ahora, la pregunta es ¿qué podría estudiar en esa hora u hora y media


adicional?  Aquí algunos ejemplos:

#4
✓ Hacer ejercicios de gramática para reforzar algún tema    
    en el que estés teniendo algún reto especial. En la página
    lepointdufle.net puedes encontrar innumerables                
    ejercicios
✓ Ver tráilers de películas
✓ Escuchar canciones
✓ Hacer los ejercicios de tv5monde.org en la pestaña            
    Langue Française
✓ Ir a clubes en donde se habla francés con amigos a través
    de la aplicación MeetUp
✓ Leer un libro infantil o para adolescentes acerca un tema
    de tu interés

En mi fan page de Facebook (www.facebook.com/laclassevip) y en mi canal


de YouTube (www.youtube.com/ingceslapremiere) podrás encontrar
vídeos en donde te explico cómo utilizar estos recursos y muchas otras
estrategias para tu tiempo de estudio.

Considero que las actividades que te propuse en este punto te van a dar
mucho más de una hora adicional diaria que te invito a crear para tu
aprendizaje.  Hablo de crear porque sé que en estos tiempos modernos no
es usual que tengamos una hora libre disponible sólo porque sí.  Pero
cuando pensamos en crear una hora, pensamos en buscar los mecanismos
para tener esa hora.  Puede ser que tengas que negociar con tu familia,
hablarles de tu intención de cumplir un sueño y pedirles que en esa hora
no te interrumpan y dedicártela a ti.  Además, durante ese tiempo deberás
desconectarte de tus redes sociales, chats, etc.  

¡Confío en que serás todo un creador de tiempo!

#4
5
ERROR #
NO BUSCAR EN EL DICCIONARIO LAS NUEVAS
PALABRAS

Este punto es fundamental si quieres fluidez y tener las palabras


adecuadas para cada situación. Si bien es importante que desarrolles tu
intuición deduciendo el vocabulario por el contexto, también es cierto que
el diccionario te da una definición precisa y adecuada.  

De hecho, cada día en tu práctica habitual deberías estar descubriendo


cinco nuevas palabras, bien sea por contexto o porque las buscaste en el
diccionario.  Si vas a clase y no aprendiste ninguna palabra nueva, te invito
a que revises tus notas y todas las actividades realizadas, es probable que
no hayas estado muy concentrado en clase.  O si hiciste una actividad como
las propuestas en el punto anterior y tampoco sacaste por lo menos cinco
nuevas palabras, hay que replantear tus objetivos de estudio.  

Repito, es de suma importancia que cada día descubras cinco nuevas


palabras.  

Mis estudiantes casi siempre me piden consejo sobre qué tipo de


diccionario utilizar.  Yo siempre les digo que, al principio, por ejemplo,
durante las primeras 40 a 60 horas de estudio utilicen un diccionario
francés-español-francés, pero que después de esto, deberían estar
alternando entre este último  (bilingüe) y el de francés-francés
(monolingüe).

 Al principio, la transición de bilingüe a monolingüe va a ser un poco


retadora, pero después te vas a ir acostumbrando y el solo ejercicio de
entender la definición en francés va a ser una gran ventaja porque vas a
estar aprendiendo mucho más vocabulario y estructuras de la lengua
muy interesantes. 

#5
 Te aliento fuertemente a que te acostumbres al uso del diccionario y,
además, a que lo conozcas, lo explores y lo aprendas a utilizar.  Para mí,
fue una herramienta muy poderosa y muy valiosa en mi proceso de
aprendizaje, allí descubrí que podía encontrar conjugaciones,
pronunciación, variaciones de la lengua y hasta los participios pasados,
que tanto trabajo me costaba memorizar.

Sin embargo, buscarlas en el diccionario no va a ser suficiente.  Va a ser


necesario que hagas tu mejor esfuerzo para retenerlas para que las puedas
reutilizar.  El primer paso para reutilizar una nueva palabra aprendida
es hacer una pequeña frase utilizándola.  Esta pequeña frase te va a
ayudar a entenderla en contexto ya que al darle un contexto le das sentido
a esa palabra y por ende, significado.  

Ponerlas en práctica es un ejercicio mucho más poderoso que


simplemente querer hacer listas de palabras para memorizar.  De hecho,
desaconsejo totalmente la práctica de querer memorizar y estudiar
repitiendo como un robot.  Recuerdo cuando tenía clases grupales en la
Alianza y en varias universidades de Bogotá, que mis alumnos llegaban
encantados después de haber visto algún tema con vocabulario específico
como la familia o los alimentos, con alguna lista que habían encontrado en
internet o que algún otro profesor o estudiante les había compartido,
lamentablemente la lista terminaba arrugada y archivada en algún libro,
nunca se daban el espacio para contextualizar esas palabras y darles
sentido dentro de sus procesos de comunicación.

#5
ERROR #
6
QUERER TRADUCIR TODO
LITERALMENTE
Es más que normal y natural que eches mano de tu lengua materna ya que,
si eres principiante, y no sabes nada de francés, quieras “agarrarte” de lo
que sí entiendes para poder responder una pregunta del maestro o hacer
alguna tarea.  

Sin embargo, cuando esta práctica no te deja expresarte o comunicarte, es


cuando empieza a ser un obstáculo para la fluidez.  Cuando piensas y
reflexionas tanto sobre cómo lo dirías en español y después lo traduces al
francés, te va a tomar el triple del tiempo y tu interlocutor no sólo no
podrá seguirte en la conversación, sino que además la encontrará aburrida.
 
La idea es que, con el tiempo, puedas “cambiar el chip” al francés y
disocies los dos idiomas.  No en el sentido en que no pienses en tu lengua
materna o la olvides o ya no la necesites para hablar en francés, sino en el
sentido en que el francés haga parte de ti, que te apropies de él, que lo
sientas tuyo y lo vuelvas tuyo naturalmente.  

Una de las prácticas que más aconsejo para que evites traducir todo, es
pensar en francés.  

Cuando piensas en francés, vas a ir encontrando poco a poco las palabras,


las expresiones y esas pequeñas cosas del idioma con las que te vas a ir
identificando y que te van a hacer sentir cómodo y como pez en el agua.
 Recuerda que cada lengua, el español, el francés, el inglés, todas las
lenguas tienen expresiones, palabras, variaciones que son casi imposibles
de explicar en otro idioma.  En el caso del francés, un ejemplo es el
pronombre On.  Este pronombre no existe en español, ni siquiera en
inglés.  Tratar de traducirlo es casi imposible, lo más sencillo es decir que
remplaza al pronombre de la primera persona plural Nous, pero este
pronombre es mucho más que Nous, es mucho más profundo y amplio.
 Cuando empiezas a utilizarlo de manera natural, sin pensar tanto en su
significado en español sino más bien en el contexto del francés, se te hará
muchísimo más fácil utilizarlo.

#6
7
ERROR #
NO CREER EN TI

He querido dejar este error para el final, no porque sea el menos


importante, sino porque si lograra transmitirte una sola cosa, sólo una en
este libro digital, escogería este punto.

DURANTE MI PROCESO DE VIDA Y EN MI PROCESO COMO


EMPRENDEDORA, HE APRENDIDO QUE LA ÚNICA PERSONA
A LA QUE  NO LE PUEDES FALLAR, A LA QUE MÁS DEBES
AMAR, A LA QUE MÁS DEBES RESPETAR Y EN LA QUE MÁS
DEBES CONFIAR ES EN TI MISMO.  

En este punto, siempre hago una analogía con el idioma.  ¿Te has
preguntado por qué a Je o a Yo se le dice la primera persona del singular?
¿Por qué a Tu se le dice la segunda persona del singular?  Pues porque Je
tiene que ser siempre la primera persona de tu vida, eres singular único y
poderoso.  

Es la razón por la cual nunca deberías permitirte a ti mismo decirte “no


puedo”, “soy muy lento”, “soy malo”, “no lo logro”, “no tengo buena
memoria”, “no aprendo fácilmente”, “para mí es difícil ________” (poner
cualquier aspecto de la lengua).  

No quisiera ni repetir las tantas cosas feas que le he escuchado decir a mis
estudiantes sobre sí mismos, quisiera no hacerlo, pero lo voy a hacer para
que seas consciente de ello.  Me han dicho cosas como “es que soy muy
bruto”, “soy un burro para aprender”, “voy a ver si puedo”.  Te pregunto
algo: ¿si estuvieras con tu hijo o tu sobrino o algún niño cercano a ti
enseñándole algo, te atreverías a decirle “tú eres muy bruto”, “eres muy
lento”?  ¿Cierto que no?  ¿Entonces por qué te lo dices a ti?  No hay razón
para que te trates así, no hay razón para que no confíes en tus
capacidades, no hay razón para que te compares.  

#7
"TU ERES SINGULAR, ÚNICO Y PODEROSO." - INGRID CESPEDES

Sé que en tu vida ha habido muchos retos y los has superado.  Piensa en


eso y confía en ti.  No todos aprendemos de la misma manera, a unos se
nos facilita más escribir, a otros hablar, a otros escuchar, pero eso no nos
hace ni mejores ni peores, sólo diferentes.

Si tu metodología es más de escribir, ¡excelente!, si es más de escuchar


¡excelente!  Conócete y aprende a amar tu particularidad, sé consciente de
que tienes retos, pero no por eso debes descalificarte.  Cambia tus frases
de “no puedo” por “¿cómo puedo lograrlo?” y tus frases de desconfianza
por frases de poder como “soy un ganador”, “logro lo que me propongo”,
“me encantan los retos” y vas a ver que tu mente va a estar en una
disposición diferente para el aprendizaje.

Querido lector, para mí ha sido todo un placer haber escrito estas líneas
para ti.  Confío de todo corazón que te apoyarán en tu proceso de
aprendizaje y que podrás muy pronto cumplir tu sueño de vivir en un país
de habla francesa.

Sígueme en Facebook y YouTube para que te llegue mucho más de mis


entrenamientos y así podamos juntos ¡cumplir tu sueño!

Nota final: todos los géneros se han puesto en masculino


por motivos de practicidad y comodidad al leer.  ¡Esto no
significa que no te esté hablando a ti mujer!

#7