Está en la página 1de 2

El Eneagrama como modelo de

coaching.
27 diciembre, 2014Pedro EspadasEneagrama Famosos, Formacion

eneagrama y coaching

Conocer en profundidad el tipo de personalidad de nuestro cliente es entender sus


patrones principales, pero también las dinámicas que estos patrones tienen, ya que
ningún eneatipo tiene solo un modelo de respuesta rígido, sino un sistema de complejo
de polaridades que le permiten pasar de:

 una expresión emocional introvertida a otra extrovertida (y viceversa)


 una respuesta más agresiva a otra más resiliente (y viceversa)

Sus detonantes son inconscientes y hemos de ayudar a nuestro cliente a integrarlos


conscientemente, puesto que en situaciones de estrés no tiene control sobre ellos y no
puede beneficiarse de su enorme flexibilidad y capacidad de adaptación.

Cuando entramos en estrés, nuestra programación subconsciente filtra la realidad y nos


impone un modelo de respuesta.

A veces por ejemplo, nos impone el modo agresivo, cuando nos sería de mucha mayor
utilidad el modo resiliente.

En otras ocasiones, nos impone el modelo introvertido cuando lo que necesitamos en


comunicar nuestras ideas y defenderlas con pasión.

En el Eneagrama estas polaridades están representadas por la relación existente entre


cada tipo y:

 los que lo anteceden y preceden tipo en la circunferencia


 los que están conectados con él a través de las líneas internas

Tomemos por ejemplo al eneatipo 1 que se relaciona según este modelo con los
eneatipos 9, 1, 7 y 4.
De manera muy esquemática podemos sus patrones así:

1. enjuicia la realidad comparándola con sus ideales de perfección y critica al que


no se esfuerza por mejorar
2. oculta su malestar y su enfado y lo convierte en el combustible de su
perfeccionismo
3. reprime sus necesidades físicas, renuncia a los placeres y se esfuerza
disciplinándose para ser el ejemplo que los demás necesitan
4. Cuando estos mecanismos no consiguen traerle la serenidad que ansía, sus
mecanismos auxiliares son:
5. volverse más abstracto: teorizar y conformarse con el perfeccionismo conceptual
y el discurso moral
6. volverse más radical: denunciar todo lo que se hace mal en su entorno y
perseguir inquisitorialmente a los culpables
7. lamentarse por ser un iluminado al que nadie entiende
8. entregarse a la autocomplacencia para aflojar la tensión

Estos programas complementarios que se dan en todos los clientes con eneatipo 1 son
habilidades que encierran potenciales a desarrollar. Ayudar a cada cliente a reconocer
cómo funcionan en él y a manejarlos es parte fundamental de nuestra tarea.

En el coaching profesional se utiliza el Eneagrama, junto con otros métodos de


diferentes disciplinas relacionados tanto con el cambio individual como organizacional, para
la creación de equipos formados por empleados ya arraigados en la empresa para la
resolución de problemas o el desarrollo de nuevos proyectos.
Una vez seleccionados los miembros de un equipo de trabajo utilizando el Eneagrama, es
posible seguir utilizándolo para mantener ese equipo centrado en su objetivo y también para
superar obstáculos que puedan afectar el rendimiento del grupo o resolver disputas.
Asimismo, el Eneagrama proporciona al coach un marco más amigable para profundizar en
los cambios necesarios dentro de la organización de la empresa y sus directivos, sin
necesidad que sus clientes posean experiencia previa en terapias o disciplinas de auto-
conocimiento psicológico.
Muchas veces el coach utiliza el Eneagrama para crear el perfil de una empresa y poder
determinar cómo interactúa con sus clientes e identificar a través de esta herramienta para
ayudar a identificar los problemas que pueden estar saboteando los objetivos de la empresa
y corregir el rumbo a través de un cambio en la organización.
Todas las personas tienen un conjunto de habilidades y aptitudes que son propias de su
eneatipo y sugieren al coach distintas formas de trabajar con ellas para crear un camino que
lleve al auto-desarrollo y crecimiento, de ahí que para la comprensión de la conducta
humana el Eneagrama no tiene rival