Está en la página 1de 2

Proceso de Reforma Constitucional

Un tema recurrente que es parte de la agenda política y que obliga a los partidos políticos
a tomar posición respecto de reformar la Constitución del 93 o una nueva Constitución
por la vía de una Asamblea Constituyente.

¿Qué es una Constitución?

Lasalle nos dice que una constitución es una ley fundamental sobre el cual descansa todo
el sistema jurídico político de una nación, es una ley fundamental que expresa los
verdaderos factores de poder que rigen en un país.

Hans Kelsen dice que una constitución es el fundamento del estado, es la base del orden
jurídico. es un principio donde se expresa jurídicamente el equilibrio de las fuerzas
políticas, es la norma que regula la elaboración de las leyes y la conducta recíproca de los
miembros de una sociedad.

Carlos Santiago Nino nos dice que una constitución es una “carta de navegación “, porque
guía y orienta el destino de un país mediante procedimientos y valores que revisten de
legalidad y legitiman el poder político garantizando el respeto, la promoción y el
desarrollo de los derechos humanos.

Es decir, la Constitución es un conjunto de normas que fundamentan y regulan la


existencia del Estado, el gobierno y la sociedad. Es la ley de leyes, es decir, la madre de
todas las leyes, porque de ella se derivan todas las leyes que forman parte del
ordenamiento jurídico de una sociedad política.

Y ¿cuáles son las partes de una Constitución? De acuerdo con la doctrina una
Constitución se divide en los siguientes:

1. El Preámbulo es la parte introductoria de la Constitución. Ella contiene la filosofía


política, histórica, sociológica y cultural, así como la doctrina de los más importantes
pensadores y hechos que caracterizan a una sociedad, todos los cuales sustentan la
Constitución, de tal manera que su finalidad está debidamente trazada en esa parte inicial,
que algunos constitucionalistas creemos que forma parte de la Carta Política. Por ejemplo
la Constitución de 1979, conocida como la Constitución de Haya de la Torre es
explicativamente rica es su Preámbulo.

2. La parte Dogmática contiene todo el acervo de los derechos humanos, convertidos en


Derechos Fundamentales. La doctrina considera que la parte dogmática es el núcleo duro
de la Constitución. Es decir aquella parte que no se puede reformar, cambiar o tocar. Por
ejemplo, los derechos fundamentales, la forma de Estado, el régimen político, etc.

3. La parte Orgánica es aquella que contiene el conjunto de instituciones y los


mecanismos que los articula. Son propiamente las normas que regulan el aparato político
del Estado y del gobierno y de la sociedad civil.

4. Y la parte final que contiene las Disposiciones Finales y Transitorias, que sólo rigen
por un tiempo determinado y que generalmente constituyen el puente normativo entre la
Constitución vieja y la Constitución nueva
Ahora bien, fijemos el concepto de reforma en su verdadera acepción.
En primer lugar, el concepto de reforma implica una reforma parcial, es decir, reformar
las parte de un todo. Bajo este concepto se puede reformar un artículo, un capítulo, o un
título de la Carta Política. Sobre la existencia de ese todo habría que hacer las reformas.
Pero la reforma de un todo tiene que respetar los principios rectores que sustentan ese
todo, tiene que respeta su núcleo duro. No se puede alterar sus esencias.

En nuestro caso, ese TODO, sería la Carta del 93 y lo que se pretende es hacer una o
varias reformas sobre se todo. Es decir, habría que hacer meras reformas, sin tocar su
núcleo duro, respetando sus esencias, su identidad y garantizando su continuidad
constitucional. Porque reformar no es suprimir el TODO

Si se exige una reforma, entonces, ¿qué instituciones se quiere reformar? ¿Se quiere
reformar el Congreso de la República para que no sea de una sola Cámara sino de dos
Cámaras? ¿Se quiere reformar la modalidad del voto, para que ésta no sea obligatoria sino
facultativa? ¿Se quiere reformar las atribuciones del Presidente de la República para que
sólo sea Jefe de Estado más no Jefe de Gobierno?

En puridad de verdad toda reforma es buena porque permite que una Constitución del
siglo pasado, gracias a su reforma, se convierta en una Constitución moderna y ágil y por
lo tanto, aplicable.

La Constitución de 1993: Origen ilegítimo e ilegal


Esta premisa nos plantea referirnos el origen de la Constitución de 93. ¿Cuál es su origen?
Me pregunto ¿La Constitución del 93 fue el resultado de un movimiento de propuestas,
de opinión, de debate nacional? ¿Hubo un “sentimiento constitucionalista” en el país para
hacer la Constitución del 93, como diría Lowenstein ? ¿La Constitución del 93 tuvo un
origen legítimo que la convierta en invulnerable a cambios profundos y modernos?

Creo que esas interrogantes son fundamentales, porque una Constitución, no es cualquier
ley ordinaria, no es el resultado de la ocurrencia de unos pocos legisladores que diseñan
una Constitución por encargo de algún autócrata de turno.

Una Constitución trasunta la voluntad constituyente del pueblo soberano.

También podría gustarte