Está en la página 1de 4

CRECIMIENTO Y DESARROLLO DE LA DENTICION Y DE LA OCLUSION

El desarrollo de la dentición es un aspecto crucial en la evaluación clínica del paciente


odontológico infantil.
El presente capitulo tiene como objetivo examinar la odontogenesis en un intento como
ofrecer una visión continua y panorámica de los desarrollos involucrados como parte del
crecimiento de la región ora facial y examinar instancias en las cuales es preciso intervenir
clínicamente ya sea por medidas pertinentes.

ETAPAS INICIALES DE ODONTOGENESIS


Los dientes se desarrollan históricamente en los peces primitivos adaptando las grandes
escamas que recubr4ian los maxilares a la forma de dentículos dérmicos.
Los dientes derivan de dos de las capas germinativas primarias, ectodermo y mesodermo, con
una contribución de la cresta neural. El esmalte deriva del ectodermo bucal, el
ectomesenquima provee material para la dentición y la pulpa mientras que el mesodermo da
origen al cemento y anexos periodontales. La inducción embrionaria se reconoce como el
factor más importante que tiene entre las células epiteliales y el mesénquima en la forma de
pequeñas proteínas que se unen a receptores específicos de las células correspondientes. La
posible erupción más temprano de incisivos permanentes y primeros molares en prematuros.
En esta lamina gracias a una intensa y localizada proliferación se form en la octava semana de
vida intrauterina

En esta lamina gracias a una intensa y


localizada proliferación se forma en la octava
semana de vida intrauterino 10 centro
específicos epiteliales y se profundizan en el
ectomesenquima de cada maxilar.

En el sitio correspondiente a los veinte dientes


primarios de esta lámina se origina alrededor
del quinto mes de vida intrauterina los
gérmenes de los 32 dientes permanentes los
primodios por lingual o palatino de los
elementos primarios para incisivos caninos y premolares y hacia distal de la lámina para los
dientes accesorios.
El inicio del primer molar permanente se establece muy temprano al cuarto mes de vida
intrauterino.

FORMACION CORONARIA
En el estado avanzado de campaña y en la concurrencia entre su borde y contorno se organiza
la membrana epitelial de herwing que estará a cargo de la formación radicular. Entre tanto el
epitelio interno del órgano del esmalte contribuye con la formación de ameloblastos cuya
interacción con las células periféricas de la papila
produce diferenciación de odontoblastos. Los tejidos
duros dentarios tienen diferencias estructurales
correspondientes a papeles funcionales muy
específicos. Los odontoblastos van conformando una
corona dentaria con una base dentinaria y una cubierta
adamantina.

Los tejidos duros dentarios tienen diferencia estructural


correspondiente a papeles funcionales muy específicos.
Los odontoblastos permanecen en la periferia del tejido
pulpar por lo cual la dentina se puede seguir formando
de por vida del diente mientras que el esmalte experimentara un notable cambio superficial al
final del periodo secretor con los ameloblastos transformándose en células trasportadoras y
absorbentes capaces de movilizar iones para mejorar la mineralización y retirar el exceso de
agua.

FORMACION RADICULAR
Una vez terminada la corona los epitelios internos y externo del órgano del esmalte continua
funcionando creciendo mas allá del cuello para formar la capa bilaminar de células conocidas
como membrana de herwing. Esta membrana encierra en su interior las células de la pulpa y
en su exterior se relaciona con las células del folículo dentario el cual formara las estructuras
de soporte periodontales.
En la medida que la membrana viaja hacia apical se dobla
hacia adentro en un ángulo cercano a 45 para formar un
diafragma con una apertura central el cual puede modelar
para hacer una o dos raíces.
El folículo dentario es el tejido fibrocelular que inicialmente
rodea el órgano del esmalte, más tarde rodea la corona y
posteriormente la raíz. De allí provienen los cementoblastos.

DESARROLLO DEL LIGAMENTO PERIODONTAL


Este tejido que provee la unión del diente al alveolo se
diferencia de las células mesenquimaticas del folículo las cuales se organizan en tres capas las
mas internas para los ya nombrados cementoblastos las externas conforman el alveolo con
función de osteoblastos y las intermedias transformadas en fibroblastos elaboran las células
colágenas que resultan unidas al hueso y al diente al ser sus extremos incluidos en hueso y
cemento. Las fibras del ligamento periodontal experimentan cambios de orientación durante
los primeros estadios formativos.

DESARROLLO DEL HUESO ALVEOLAR


Esta estructura se forma asociada del desarrollo dentario primero como una delgada cascara
rodeando cada germen y ganando altura en la medida en la que se alarga la raíz del diente. El
desarrollo se inicia a la octava semana intrauterina como un surco abierto hacia la cavidad
bucal formado por las corticales del maxilar y la mandíbula que contiene vasos y nervios.
CALCIFICACIÓN
La calcificación o mineralización dentaria comprende la precipitación de sales minerales
(calcio, fósforo) sobre la matriz titular previamente desarrollada. El proceso comienza con la
precipitación de esmalte en las puntas de la cúspide y en los bordes incisales de los dientes,
continuando con la precipitación de capas sucesivas y concéntricas sobre estos pequeños
puntos de origen.

Cada diente temporal o permanente comienza su calcificación en un momento determinado.


De esta forma los dientes deciduos comienzan su calcificación entre las 14 y las
18 semanas de vida intrauterina, iniciándose en los incisivos centrales y terminando por los
segundos molares:

• Incisivos centrales: 14 semanas.


• Primeros morales: 15 semanas y media.
• Incisivos laterales: 16 semanas.
• Caninos: 17 semanas.
• Segundos molares 18 semanas.

Los ápices de los dientes temporales se cierran entre el año y medio y los tres años. Es decir,
aproximadamente un año después de su aparición en boca

Los dientes permanentes inician su calcificación en el momento del nacimiento, siendo los
primeros molares permanentes los primeros en iniciar su calcificación para continuar a los
pocos meses de vida con los incisivos centrales superiores e inferiores y laterales inferiores a la
vez que ambos caninos; seguidamente lo harán los incisivos laterales superiores al año de vida,
produciéndose la calcificación de los primeros premolares a los dos años y de los segundos
premolares a los dos años y medio. Estos últimos junto con los segundos y terceros molares
sufren gran margen de variabilidad, particularmente si hablamos de los segundos premolares
inferiores, que a veces no inician su calcificación hasta los cuatro o cinco años de edad. Sin
embargo en ocasiones, ante la sospecha de un retraso en la calcificación o de una posible
agenesia, los diez periodos descritos por Nolla. De estos estadios son de especial interés el
estadio 2, que nos permite ya evidenciar la presencia de un diente, el estadio 6 en el que,
completa la formación de la corona, se inicia su migración intraalveolar y el estadio 8 en el que
formados ya 2/3 de raíz, inicia su erupción en boca.

En cuanto a su cierre apical, los dientes permanentes completan su formación radicular


aproximadamente en unos tres años y medio de su erupción.

ESTADIOS DE NOLLA

Uno de los métodos más difundidos para estudiar el desarrollo de los dientes permanentes fue
el que propuso Nolla en 1960.
Los datos procedían de radiografías extraorales laterales del cráneo e intraorales periapicales y
oclusales.
Es útil elemento de diagnóstico cuando se requiere comprobar si la calcificación un caso dado
está haciéndose dentro de las edades normales o está atrasada con la debida reserva de
acuerdo con las variaciones normales raciales, ambientales, etc.