Está en la página 1de 25

PREVENCIÓN AL CUTTING

Conducta que presentan los jóvenes de edades entre 11 y 25 años que


consiste en hacerse daño deliberadamente y a escondidas para superar
la ansiedad.
La Camelot Foundation y la Mental Health Foundation revela que la edad
media en la que se registra esta conducta es a los 12 años pero incluso
hay niños de cinco y siete años que lo hacen.
Otras fuentes indican que la mayoría de las personas que recurren al
cutting o self injury son adolescentes mujeres.
Los jóvenes pueden cortarse, quemarse, arañarse o morderse sin que
nadie lo sepa, pues estas autolesiones se esconden con muñequeras o
ropa larga.
Esta conducta puede convertirse en un grave problema porque se
investiga de manera aislada, así que sólo unos cuantos saben de lo que
se trata, causas y tratamiento, además de que no existe un fuerte
apoyo por parte de las autoridades sanitarias y gubernamentales para
atenderlo.

¿por que la autolesion ?

Se cree que los chicos se hacen daño a propósito para llamar la atención, manipular o porque han
intentado suicidarse; se cree también que esto es parte de una moda entre los adolescente como
lo es el sexting pero no es así; los jóvenes que realmente están enfermos ni siquiera lo hacen
visible.
El auto lesionarse en vez de ser un camino para truncar su vida es un mecanismo de supervivencia
para sobre llevar un trauma psicológico o dolor emocional provocado por variedad de situaciones
como por ejemplo acoso escolar, la mala y deficiente relación con los padres; como consecuencia
de vivir una separación, abuso físico y/o psicológico, el dolor por la muerte de un ser querido, etc.
El dolor emocional que sienten los jóvenes es sustituido por el dolor físico que además les provoca
sentimientos como euforia, terror, fascinación, asco pero que al mismo tiempo los lleva a una
calma relativa, se sienten tranquilos, aliviados y vivos.
Las marcas en su cuerpo, heridas que alcanzan distintos grados de profundidad, constituyen un
intento desesperado por mostrarles a los demás como se sienten y de pedir ayuda.

¿como prevenir la autolesion ?

Además de darles cariño y atención a nuestros hijos, es


importante enseñarles como afrontar situaciones difíciles y
mostrarles con el ejemplo que es el auto control.
En caso de que no podamos con determinada situación que esta
afectando emocionalmente a nuestros hijos, no sintamos miedo
o pena de buscar ayuda profesional tan pronto como sea posible.
causas de las autolesiones

A menudo se asocia con otros trastornos psiquiátricos, por ejemplo:


 trastorno de personalidad limítrofe (más común)
 depresión
 abuso de sustancias (alcohol o consumo de drogas )
 trastornos alimenticios (anorexia o bulimia )
 psicosis
 trastornos de personalidad antisocial
 trastornos de estrés postraumático

objetivo especifico

 reconocer si los estudiantes sufren de este problema , mediante charlas educativas .


 describir algunos de los sucesos vividos por los estudiantes para así prevenir el cutting .
 describir nuevas formas de ayuda para aquel estudiante .
 buscar nuevas formas de ayudar para que ya no se de a cutting en el ámbito estudiantil .
justificación

Deberíamos saber mas a cerca de este tema para así poder ayudar a los
jóvenes que pasen por esto y que ya no se hagan mas daño ellos
mismos si no que sepan expresar sus sentimientos de otra manera .
que no piensen que el cortarse es la única salida a cualquier problema si
no que hay diferentes formas de poder resolver un problema , y que el
cortarse no es una forma de llamar la atención .
Atención padres de familia los cuidados
de los niños o adolescentes

Los que me leen desde el 2006 saben que una de mis prioridades como comunicadora y Editora de Columna
Estilos, es informar de una forma diferente; escribo esta columna desde 1994, la versioné al mundo digital
adaptándome a la nueva era, escribiendo he aprendido, he visto de todo. Desde que vivo en Estados Unidos
y soy madre de una niña de recién cumplidos 16 años, vivo alerta a todo lo nuevo y lo desconocido. Vivimos
en un maravilloso país, pero en ocasiones la libertad se convierte en libertinaje y esto ocasiona la confusión
total de los adolescentes.
Los padres vivimos “ocupados” y es una triste realidad, tenemos que trabajar al 200 % y esto no quiere decir
que descuidemos a nuestros hijos, pero con el cuento de la libertad y la independencia nuestros hijos parecen
más maduros de lo que realmente son.
¡OJO! Entre adolescentes aparentemente indefensos existe una nueva moda o tendencia emocional, en
ingles se llama Self Injury, se los paso al español, auto lesionarse, CORTARSE, hacerse daño para
desahogar sus frustraciones, inseguridades, temores, rebeldía, angustias, acoso escolar, timidez, necesidad
de afecto, o los cambios típicos de la edad. Lo más grave es que son cientos de casos inexplicables, los
adolescentes se cortan la piel compulsiva mente, una y otra vez, en brazos, piernas, hombros, cualquier lugar
que no sea tan visible, lo hacen con afeitadoras, tijeras, cuchillos, clavos, o vidrios, en su mente está solo
hacerse daño para dejar ir la ira, la angustia del momento.
Para los psicólogos y psiquiatras ya es parte de su rutina de consultas, SELF CUTTING es una enfermedad
depresiva que ataca a nuestros adolescentes, incluso cuando más los amamos, es una forma terrible de pedir
ayuda sin decírselo a sus padres. Es una modalidad sadomasoquista, llegan a disfrutar del dolor de las
heridas y olvidan sus tristezas por minutos.
Lamentablemente el Internet mal utilizado hace que los adolescentes se informen demasiado, al encontrar
información sobre SELF CUTTING, si se sienten identificados lo toman como algo normal en sus vidas. Se
cortan superficialmente pero las cicatrices son para toda la vida, internas en el alma, y externas en la piel.
Según los médicos es una enfermedad seria, a veces en los adolescentes el dolor psicológico se hace tan
difícil de manejar, que se opta por dañar al cuerpo en un intento de controlar algo en sus vidas, sienten en ese
momento que valen y tienen el control. Clínicamente y en casos reales de SELF INJURY, O SELF
CUTTING, la sensación de hacerse daño cortándose los alivia por minutos.
*Pido disculpas por la foto, pero pero es real, debemos alertar a las familias y apoyar, pasen la
información, en este momento adolescentes en el mundo se están cortando la piel, haciéndose daño,
pueden llegar a cortarse las venas por error de cálculo. Como adultos consientes de esta nueva
realidad pasen la voz.
La autolesión a veces es usada como un método para enfrentarse a sucesos o sentimientos negativos. A
menudo ocurre por no haber aprendido a identificar o expresar sentimientos difíciles de una manera más
saludable.
Encontrar nuevas formas de hacer frente a estos sentimientos te ayudará a suprimir la necesidad de auto
lesionarte, y puede ayudarte en tu proceso de recuperación.
Concentrarte en identificar lo que sientes y desafiar las ideas auto lesivas puede ser de gran ayuda. Buscar
ayuda profesional o seguir una terapia individual también son buenas opciones. Parar es más fácil si
encuentras otras maneras de expresar o enfrentarte a tus emociones.
Puedes hacerte las siguientes preguntas para que te sea más fácil identificar los sentimientos o
situaciones negativas que te llevan a auto lesionarte:
 ¿Qué estaba ocurriendo en mi vida cuando empecé a auto lesionarme?
 ¿Cómo me siento justo antes de querer auto-lesionarme?
 ¿Cuáles son mis hábitos y rutinas? ¿Estoy siempre en el mismo lugar o con una persona en
particular cuando siento la necesidad de hacerme daño?
 ¿Siento siempre la misma emoción cuanto necesito auto lesionarme?
 ¿Cuál puede ser una forma mejor de enfrentarme a las situaciones que me llevan a querer hacerme
daño?
Quizás podrías llevar un diario en el que anotes tus emociones a diferentes horas, así podrás responder mejor
a estas preguntas.
Quiero dejar de auto lesionarme, pero todavía lo necesito.¿Qué hago?
Intenta distraerte o busca un comportamiento sustituto. Muchos han notado que dejar pasar unos cuantos
minutos cuando necesitan hacerse daño es suficiente para que la necesidad desaparezca. Para que te sea
más fácil distraerte, puedes de hacer corresponder una acción a la emoción que se está sintiendo en el
momento. También puedes hacer una lista de emociones-acciones y revisarla cuando sientas la necesidad de
auto lesionarte. Por ejemplo:
Si te sientes enfadado/a
 ·Aplasta latas de aluminio tan rápido como puedas.
 ·Golpea un saco de boxeo.
 ·Usa una almohada para pegarle a la pared, al estilo “guerra de almohadas”
 ·Baila
 ·Limpia
 ·Haz ejercicio
 ·Golpea cacerolas y sartenes
 ·Zapatea el suelo con zapatos pesados
 ·Juega al tenis o a balonmano
 ·Corre, salta, levanta pesos, monta en bici, nada, o cualquier cosa que te ayude a canalizar la
energía negativa a través y fuera de tu cuerpo.
Si te sientes triste o deprimido/a:
 ·Haz algo lento y tranquilizador.
 ·Toma un baño caliente con aceites o burbujas.
 ·Acurrucarte bajo una manta con un buen libro y tómate un chocolate caliente
 ·Hazte un regalo a ti mismo/a
 ·Abraza a tu mascota o a alguien que quieras.
 ·Juega con tu mascota
 ·Haz una lista de cosas que te hacen feliz
 ·Haz algo bonito para alguien.
 ·Enciende una barra de incienso
 ·Escucha música relajante
 ·Ponte crema en las partes de tu cuerpo donde quieres hacerte daño.
 ·Llama a algún amigo y habla de cosas que te gusten.
 ·Haz una bandeja de pasteles.
 ·Mira TV o lee.
 ·Visita a un amigo.
Si te sientes vacío/a, o irreal:
 ·Haz una lista de distintos usos que le puedes dar a un objeto cualquiera. (Por ejemplo, ¿qué cosas
puedes hacer con un clip?)
 ·Interactúa con otras personas.
 ·Muerde un pimiento picante o mastica una raíz de jengibre.
 ·Ponte Vicks VapoRub debajo de la nariz.
 ·Toma un baño frío.
 ·Zapatea fuerte contra el suelo.
 ·Concéntrate en tu respiración. Fíjate en como se elevan tu estómago y tu pecho cada vez que
respiras.
Si necesitas concentrarte, si estás disperso/a:
 ·Haz algo que requiera concentración.
 ·Comete una uva pasa. Fíjate en su apariencia y su textura. Intenta describirla. ¿A qué huele?
Mastica despacio, fijándote en cómo cambian la textura y el sabor a medida que masticas.
 ·Elije un objeto de la habitación. Examinarlo con detenimiento y luego descríbelo tan detalladamente
como puedas.
 ·Elige un tema y busca información en la web.
Si te sientes culpable o como una mala persona:
 ·Lista todas las cosas buenas que puedas acerca de ti.
 ·Lee algo bueno que alguien haya escrito sobre ti.
 ·Habla con alguien que se preocupe por ti.
 ·Haz algo bonito para alguien.
 ·Recuerda algo que hayas hecho bien.
 ·Piensa en por qué te sientes culpable y qué podrías hacer para cambiarlo.
Exprésate
 ·Escribe tus sentimientos en un diario.
 ·Llora. Llorar es saludable y una forma natural de expresar la tristeza o la frustración.
 ·Dibuja o pinta.
Haz algo que requiera concentración
 ·Cuenta lentamente desde 10 hasta 0
 ·Respira despacio, inspirando por la nariz y expirando por la boca.
 ·Concéntrate en los objetos que te rodean y fíjate en cómo su apariencia, sonido, olor, textura o
sabor.
 ·Haz yoga.
 ·Medita.
 ·Aprende ejercicios de respiración que ayudan a relajarte.
 ·Habla con alguien en quien confíes. No importa de qué hables, simplemente habla.
 ·Busca algún niño con quien jugar.
 ·Haz algo amable por alguien.
 ·Piensa en todos los detalles de algún momento o lugar que te haya hecho feliz. Intenta usar todos
tus sentidos.
 ·Golpea almohadas.
 ·Grita contra una almohada.
 ·Grita o canta a todo pulmón.
 ·Haz ejercicio
Mantente ocupado/a
 ·Juega a algo.
 ·Escucha música.
 ·Lee.
 ·Dúchate.
 ·Abre el diccionario y aprende nuevas palabras.
 ·Haz los deberes.
 ·Cocina.
 ·Excava en el jardín.
 ·Limpia.
 ·Mira una película que te haga sentir bien
¿que significa la apalabra self injury?
esto significa auto lesionarse
Repetitivo Conducta Directa Conducta Indirecta
Alta letalidad Baja letalidad Alta letalidad Baja letalidad
Sí tomar dosis autolesión: diabético tipo 1 fumar,
pequeñas de cortarse, que no se alcoholismo
arsénico por quemarse, inyectan su
un lapso de pegarse, etc. insulina
tiempo
No disparo en la auto-mutilación pacientes caminar en el
cabeza mayor terminales con centro solo a
cáncer que no las 3 a.m.
aceptan
la quimo
Estado en el que se encuentra un individuo que tiene un alto riesgo de hacerse daño pero no de matarse, y
que produce daño en los tejidos y logra aliviar la tensión que siente. Los grupos de alto riesgo son las
personas que son incapaces de manejar tensión psicológica de manera sana, estar en estado de ansiedad,
culpa o despersonalización, en necesidad de estimulación sensorial para regresar a la realidad, deprivación
de cuidado paterno / materno o perteneciente a una familia disfuncional.

Gente en riesgo incluye a pacientes con personalidad limítrofe (especialmente mujeres entre 16 y 25 años de
edad), pacientes en estado psicótico (frecuentemente varones jóvenes adultos), niños golpeados o con
disturbios emocionales, niños con retraso mental o autistas, pacientes con un historial de auto-lesión, o con un
historial de abuso físico, emocional o sexual.

¿que es el sexting?

Tomarte fotos sin o con poca ropa y enviarlas para gustarle más a esa persona, entrar
al grupito o sólo para divertirte, no es la mejor manera. Si te quieres no harás algo
humillante ni tampoco te lo pedirán quienes te quieran y te aprecian.
- Cuando te tomas una o varias fotos te pertenecen a ti pero si se las envías a alguien,
desde ese momento ya no tendrás el control sobre ellas y pueden llegar a manos
maliciosas que te pueden hacer mucho daño.
- Si te llega una foto o vídeo de alguien conocido no colabores en su expansión pues
podría tener consecuencias graves tanto para esa persona como para ti.
- Si te llegan este tipo de imágenes bórralas de inmediato. Y si crees que su difusión
está dañando a alguien, enseguida informa a una persona adulta.
- No le solicites a nadie ese tipo de fotografías puesto que aunque tú no tengas malas
intenciones, alguien más si y pueden salir perjudicados.
- Recuerda que recibir o tomar una imagen de una persona, no te da el derecho a
distribuirla o hacer con ella lo que quieras. Incluso si te dieran permiso para tomar la
imagen, no significa que la puedas enviar a otros.
- El sexting trae humillación y acoso colectivo, la víctima sufre un daño enorme Si lo
promueves también tú eres responsable de eso.
- Si sabes de algún caso así no te lo guardes, porque tu silencio solamente está
ayudando a quien acosa y hiere con la distribución de esa foto o vídeo.

Cómo curar el cutting en


adolescentes y adultos
3 partes:Comprender la razón por la que te autolesionasDesarrollar técnicas de afrontamientoBuscar

tratamiento

El cutting es una conducta muy seria y perjudicial que algunas personas tienen
como mecanismo de afrontamiento ante un momento difícil en su vida. Este acto
puede ser adictivo y requerir ayuda profesional. Si tienes conductas
autodestructivas como esta, es importante que busques ayuda y lidies lo antes
posible con las emociones subyacentes que las provocan. Buscar una cura para
este tipo de autolesión puede ayudarte a mejorar tu salud mental y física, así como
tu bienestar general.

Si crees que tú o algún ser querido está en un estado depresivo es importante


buscar ayuda. En la sección Recursos adicionales encontrarás información
para contactarte con el organismo encargado de ayudarte en tu país.

Parte 1
Comprender la razón por la que te autolesionas

1
Determina el origen de tu conducta. Da un paso atrás e intenta comprender la
razón real para tu conducta autodestructiva. ¿Te cortas para reducir el estrés o
escapar de las emociones dolorosas? ¿Lo haces como una forma de sentir que
controlas una pare de tu vida? ¿Experimentaste un evento traumático en tu vida
que te llevó a desarrollar una conducta autodestructiva? Al entender el catalizador
de este tipo de conducta, podrás iniciar el proceso de recuperación.[1]

2
Ponte en contacto con tus sentimientos. Una vez que hayas determinado el
origen de lo que te lleva a cortarte, debes acceder a tus sentimientos y determinar
la forma en que estos se relacionan con tu conducta. No ocultes o reprimas tus
emociones. Expresa lo que sientes a medida que surjan estos sentimientos y trata
de anotarlos o de hablar con alguien al respecto.[2]
 Reconoce el hecho de que tus sentimientos afectan directamente tus acciones. Si
te sientes excepcionalmente triste, el impulso de cortarte podría volverse más
fuerte. Al reconocer tus sentimientos de tristeza, anticiparás tus impulsos y
comenzarás a ser consciente de los patrones que dan lugar a tu conducta
autodestructiva.
 Reconoce tus sentimientos al decir frases como “Me siento ____” y “Acepto el
hecho de que me siento ____”.[3]

3
Identifica tus factores desencadenantes. Los factores desencadenantes son las
personas, lugares o eventos que despiertan tus impulsos de cortarte. Estos varían
dependiendo de la persona y debes comprender tus factores específicos para así
manejar mejor tus conductas. Determinar tus factores desencadenantes
específicos puede ayudarte a comprender de manera más sencilla lo que provoca
esta conducta autodestructiva.[4]
 Anota los eventos y sentimientos que te impulsan a cortarte cada vez. Busca los
patrones y similitudes para comprender mejor tus desencadenantes específicos.
 Para conocer tus factores desencadenantes, ten en cuenta los momentos en que
tus emociones surgen, y se vuelven intensas y desproporcionadas después de un
evento determinado.[5]

4
Ten en cuenta los rituales que llevas a cabo para cortarte. ¿Ingresas a una
habitación tranquila y sacas tus herramientas o escuchas una canción específica
antes de hacerlo? Probablemente tengas conductas en forma de ritual y, en
ocasiones, inconscientes que surgen en torno a tu conducta autodestructiva.
Tenerlas en cuenta te ayudará a notar los momentos en que te vas a cortar.[6]
 Realiza ejercicios de conciencia plena para llevar tus “rituales” inconscientes al
ámbito consciente. Toma notas explícitas sobre cada acción que realices, como
por ejemplo “Voy a mi habitación. Cierro la puerta. Me remango la camisa”. Estos
pensamientos interrumpirán tus rituales y te harán ser más consciente.
 Practica la consciencia plena al ir a una habitación tranquila y prestar atención a tu
postura, el lugar donde cuelgan tus brazos, la temperatura y olor del lugar, etc.
Sigue practicando y, pronto, podrás ser consciente de tus rituales para cortarte.[7]
5
Imagina tu vida sin el cutting. Visualiza cómo sería tu vida si no te cortaras.
¿Crees que te sentirías más satisfecho o que podrías hacer ciertas cosas que no
puedes a causa del cutting? Piensa en las repercusiones futuras de tus conductas
autodestructivas, como el hecho de que tus hijos te pregunten por las cicatrices en
tus brazos o las oportunidades laborales que puedas perder.[8]
 Visualizar tu vida sin el cutting debe ayudarte a motivarte para ponerle fin a tu
conducta. Motívate más al repetirte que puedes detenerte y que lo harás.

Parte 2
Desarrollar técnicas de afrontamiento

1
Realiza una actividad que te distraiga. Cuando sientas el impulso de
autolesionarte, intenta distraerte al hacer algo que sea de tu agrado, como leer un
libro, preparar una comida saludable o bailar. Realiza una actividad que disfrutes y
te haga sentir bien.
 El ejercicio es una excelente distracción, pues libera la energía acumulada,
promueve el autoestima positiva y mejora tu estado de ánimo gracias a la
liberación de endorfinas, las cuales son las hormonas que te “hacen sentir bien”.[9]

2
Utiliza un diario para anotar tus sentimientos negativos. De acuerdo con una
investigación realizada en la Universidad de California, expresar tus sentimientos
en una forma concreta y tangible puede ayudar a que el dolor y la negatividad se
sientan menos intensos.[10] Expresar tus sentimientos en palabras puede ayudarte
a reconciliarte con ellos y aclarar tus pensamientos. También puede reducir tu
estrés e incluso reforzar tu sistema inmunitario.
 Escribir en un diario es la manera más eficaz si lo haces a diario durante un
periodo de 20 minutos. Al principio, ¡solo escribe todo lo que se te ocurra! No te
preocupes por la gramática y la ortografía. Simplemente intenta plasmar todos tus
pensamientos en papel.[11]

3
Busca un sustituto para la sensación que te produce el cutting. Podrías lograr
un alivio simplemente con la sensación de cortarte. Por lo tanto, si sientes el
impulso de hacerlo, busca una alternativa segura para sustituir ese sentimiento.
Utiliza un bolígrafo rojo para escribir en la zona donde generalmente podrías
cortarte, pasa un cubo de hielo en esta ubicación o coloca bandas de goma
alrededor de tus muñecas y golpéalas por un periodo breve.[12]

4
Practica ejercicios de respiración consciente. Se ha demostrado científica que
la respiración consciente proporciona múltiples beneficios para la salud. [13] En lo
que respecta al cutting, la respiración consciente puede ayudarte a centrarte y
ralentizar los procesos de pensamiento cuando sientas el impulso de cortarte. Esto
puede tranquilizarte y ayudarte a evitar los cortes. Ve a una habitación tranquila y
comienza a respirar con regularidad. Luego, ralentiza tu respiración al inhalar
profundamente por la nariz y exhalar lentamente por la boca.[14]
 Respira el pensamiento bueno y libera la energía negativa por cada exhalación.

5
Establece un grupo de apoyo concreto. Es muy difícil superar una conducta
negativa seria, como el cutting, sin la ayuda de otras personas. Contar con un
grupo saludable de amigos y familiares que te amen es de crucial importancia para
tu recuperación. Desarrollar un sistema de apoyo te ayudará a mantenerte
responsable, a mantenerte a salvo durante los momentos difíciles y a salir
adelante por tu cuenta. Elige meticulosamente un sistema de apoyo, asegurándote
de escoger a personas que te hagan mejor y que representen una influencia
saludable.
 Escoge a personas que te brinden apoyo, que te escuchen con atención y te den
sus opiniones, que sean leales y en quienes confíes de manera implícita. [15]
 Escoge a personas que sepas que estarán a tu lado para apoyarte en todo
momento sin hacerte sentir culpable por hablar de ti.
 Ni siquiera es necesario hablar sobre tu conducta autodestructiva. Simplemente
pueden ser personas a las que recurras cada vez que atravieses por un momento
difícil y necesites una distracción. Ve a tomar un café o a comer con las personas
que te ayuden a olvidarte del cutting.

Parte 3
Buscar tratamiento

1
Acude a un médico general. Haz una cita con tu médico y dile lo que sucede. Él
podrá guiarte por la dirección correcta en términos de apoyo además de derivarte
con terapeutas y evaluar si corres un peligro médico o psiquiátrico inmediato.
 Sé totalmente honesto con tu médico en lo referente a tus sentimientos e historial
médico. SI no sabes a ciencia cierta la razón por la que te autolesionas, díselo
para que pueda elaborar un plan de ayuda.[16]

2
Acude a un terapeuta. Un terapeuta está especialmente capacitado para
ayudarte a lidiar con una amplia variedad de problemas relacionados con la salud
mental. Él te ayudará a hablar de tus problemas e implementar un plan de acción
orientado a tu recuperación. Escoger a un terapeuta es un proceso importante a lo
largo de tu recuperación. Debes sentirte cómodo, a salvo, respetado y
comprendido; en caso contrario, busca a alguien más.[17][18]
 El cutting no necesariamente es un trastorno mental, y es posible que no sientas la
necesidad de recibir terapia. No obstante, un terapeuta puede ser una ayuda
considerable que te permita comprender mejor tus conductas autodestructivas y
sentimientos relacionados, desarrollar mecanismos de afrontamiento y definir tus
metas de recuperación.
3
Considera la posibilidad de tomar medicamentos controlados. Un profesional
médico podría recetarte un medicamento, como un antidepresivo. Considera esta
opción detenidamente y habla sobre las posibles reacciones o efectos secundarios
de cada medicamento. Investiga y toma los medicamentos con precaución y
siguiendo las indicaciones exactas que te brinde el médico.[19]

4
Considera la posibilidad de internarte en un centro de
tratamiento.Probablemente necesites una atención a tiempo completa en un
centro de tratamiento para superar tu conducta autodestructiva. Podría ser un
centro ambulatorio o uno residencial, dependiendo de tus necesidades. Consulta
con tu médico general y terapeuta para determinar si esta es una opción válida en
tu proceso de recuperación. Un centro de tratamiento se encargará de atender tus
necesidades físicas y mentales.
 Busca los centros hospitalarios y privados de tu localidad para encontrar el que se
ajuste mejor a tus necesidades. No tengas miedo de hacer preguntas y buscar
múltiples opiniones.

Recursos adicionales
Número
Organización Dirección electrónica
telefónico
SAPTEL - México 55 5259-8121 saptel.crlyc@gmail.com
Teléfono de la
91 459 00 50 madrid@telefonodelaesperanza.org
esperanza - España
Asociación Ayuda -
(11) 4822-9966 info@asociacionayuda.org
Argentina
Teléfono de la
57 4) 448 2945 medellin@telefonodelaesperanza.org
esperanza - Colombia
Teléfono de la
51 1 273 8026 lima@telefonodelaesperanza.org
esperanza - Perú
Teléfono de la 56 4222 1200 chillan@telefonodelaesperanza.org
esperanza - Chile
Teléfono de la
0241-8433308 telefonodelaesperanzavenezuela@gmail.com
esperanza - Venezuela
24 Hour - Crisis Clinic 866-427-
info@crisisclinic.org
Line - USA CRISIS (4747)
Centro Aysana -
84 0040 08 aysanapsicoterapia@gmail.com
Ecuador
Teléfono de la
902 500 002 secretariageneral@telefonodelaesperanza.org
esperanza - Bolivia
Depression Recovery
-- customer_service@depressionrecoverygroups.com
Group
BeFrienders Worldwide -- info@befrienders.org

Consejos
 El camino hacia la recuperación es largo y doloroso. Aférrate a tu plan de
tratamiento y mantén la comunicación abierta con tu sistema de apoyo. No te
desanimes si no te curas de manera instantánea.
 Ten en cuenta que no estás solo. Existen muchas personas que luchan contra
el cutting.
 Si necesitas hablar con alguien inmediatamente sobre las autolesiones, puedes
comunicarte con la línea de ayuda de tu país.

Advertencias
 Si te autolesionas y no puedes dejar de sangrar o simplemente no te sientes bien,
comunícate con el servicio de emergencias.
 Si tienes deseos de suicidarte, comunícate inmediatamente con la línea de
prevención del suicidio.

Referencias
1. ↑ http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/self-injury/basics/causes/con-
20025897
2. ↑ https://paidtoexist.com/three-ways-to-deal-with-emotions/
3. ↑ http://www.thedailymind.com/general/emotional-processing-getting-in-touch-with-
your-feelings/
El cutting: Dificultad
emocional en los
adolescentes
2 abril, 2015
2909

Compartir:

FacebookTwitterEmailWhatsAppCom
partir
La conducta repetitiva de cortarse en diferentes partes del
cuerpo, es un síntoma de que algo está pasando y requiere ayuda
profesional.

Cuando se habla de cualquier conducta auto lesiva, podemos escuchar


voces a nuestro alrededor que nos hacen pensar que todo esto se realiza
para llamar la atención. Se piensa que el adolescente está buscando
identificarse con un grupo; o por el contrario, quiere ganar más
observadores. Y bajo esta interpretación de la problemática, los padres
empiezan a responder ante estos cortes, con el mismo autoritarismo como
si se tratara de corregir cualquier conducta negativa.

¿Qué es el cutting? ¿Por qué hay cada vez más adolescentes que se
realizan cortes en diferentes partes del cuerpo? ¿Cómo podemos darnos
cuenta de ello? ¿Cuándo es una llamada de atención y cuando es un
problema emocional severo?
Se conoce como cutting a la conducta repetitiva de cortarse en diferentes
partes del cuerpo, es un síntoma que pudiera señalar la presencia de una
depresión o dificultad emocional en los adolescentes. El chico(a) que se
autolesiona busca reemplazar el dolor emocional a través del dolor físico.
Es decir, al cortarse perciben que el sufrimiento emocional desaparece
momentáneamente, y es por esto que llega a darse de manera repetitiva.

Cuando el adolescente tiene cicatrices de cortadas y busca enseñarlas, se


podría pensar que lo hace como un efecto de buscar atención del medio;
sin embargo, estos son muy pocos. La mayoría de las personas que llegan
a autolesionarse buscarán esconder estas marcas porque sienten
vergüenza y una culpa muy intensa por tenerlas; por lo tanto, usarán
siempre pantalones o camisetas manga larga, o chompas para cubrirlas y
de esta manera no ponerse en evidencia.

El cutting es solo un signo evidente de que hay un sufrimiento emocional,


algún trauma vivido que no ha sido resuelto, o una situación compleja que
no la está pudiendo sobrellevar. Por lo tanto, el trabajo no se quedará solo
en parar los cortes, sino ayudar a que este adolescente pueda verbalizar lo
que le está molestando, lo que lo mantiene triste o ansioso. Debemos
recordar que, en muchas ocasiones, lo que los adultos observamos es solo
la punta del iceberg; pero, es justamente lo que hay detrás de ese
comportamiento lo nos debería interesar llegar.

Características quienes se hacen cutting

Podemos detallar algunas características comunes en los chicos que han


mostrado esta conducta:

Tienen una pobre valoración personal.


Son dependientes de la aprobación de los demás.

Tienen dificultad en su comunicación emocional.

Muestran déficit en sus habilidades para resolver problemas y adaptarse


ante situaciones complejas.

Se irritan con facilidad.

Tienen pensamientos negativistas y catastróficos.

Si vives esto en casa o conoces de alguien que esté autolesionándose, no


dudes en buscar la ayuda inmediata de un profesional que los direccione a
ustedes como padres y al chico para que pueda salir de esta crisis. En
muchas ocasiones, nos sentimos autosuficientes, pero al llegar a este
punto, se requiere de una guía especializada en el tema.

PREVENCIÓN: buen manejo emocional del adolescente

Como todo en la vida, siempre es mejor prevenir que lamentar, a continuación


dejaremos unas recomendaciones claves en el manejo emocional de un adolescente,
esto los ayudará a identificar problemas antes de que lleguen a consecuencias difíciles
de manejar, como lo es el cutting:

 Asegúrate de que tu hijo(a) sepa y esté convencido que tu amor hacia él es incondicional, es decir
que el mensaje de amor haya llegado hacia su cabeza y corazón.

 Evita las críticas y etiquetas, esto cierra los canales de comunicación y hará que tus hijos no
quieran confiarles a ustedes lo que piensa y siente.

 Aprovechen el tiempo juntos compartiendo experiencias u actividades, mientras existan más de


estos momentos podrás estar en mayor sintonía con la vida de tu hijo.

 Cuando debas enseñar algo o ayudar a que tu hijo reflexione en alguna idea o conducta será
recomendable utilizar preguntas en lugar de afirmaciones: “¿Cómo te sentiste con esa decisión que
tomaste?”, “¿cómo se han sentido los demás o este amigo con esto que ha sucedido”. “Si pudieras
cambiar algo de lo que hiciste, ¿cómo lo intentarías en esta nueva oportunidad?”. En la
adolescencia es más beneficioso ayudarlos a razonar y brindarles oportunidad de acción.

Psic. Daniella Medina


Entrenadora Certificada en Disciplina Positiva
Directora Regional del Departamento de Psicología y Familia del IMF

SIGNOS, SÍNTOMAS Y ÁREAS MÁS COMUNES DEL CORTE


Quienes practican cutting utilizan objetos filosos como alfileres, pedazos de
cristal, tijeras, cuchillos o navajas para hacer incisiones poco profundas en
cualquier parte de su cuerpo; sin embargo las áreas más comunes son:
muñecas, antebrazos, muslos, abdomen y genitales. Cuando los cortes
cicatrizan o aún cuando permanecen en proceso, la persona puede
realizarse algunos más en la misma área o en otra diferente. Algunos de los
signos son:
-Uso cotidiano (incluso en clima cálido) de camisas manga larga,
pantalones, brazaletes o gran cantidad de pulseras para encubrir los cortes
-Llevar regularmente o tener en la habitación objetos afilados
-Heridas “inexplicables” o cicatrices de cortes, contusiones o quemaduras
-Manchas de sangre en la ropa, toallas o en la ropa de cama
-Necesidad de estar a solas por largos períodos de tiempo, especialmente
en el dormitorio o cuarto de baño
-Aislamiento e irritabilidad
RECOMENDACIONES
Recuperarse de la adicción al cutting no es tan simple, sobre todo porque
las personas que lo hacen muchas veces no encuentran a alguien que
pueda identificarse con su conducta y tienden a ocultar su comportamiento
como si fuera algo vergonzoso. Pero existen tres enfoques terapéuticos que
han demostrado tener éxito en el tratamiento del cutting:
La terapia cognitivo conductual (TCC). Se enfoca en identificación y
tratamiento de los sentimientos negativos como el odio o la ira hacia sí
mismo y el comportamiento auto-crítico. Ayuda a identificar y modificar las
distorsiones cognitivas o percepciones irracionales de la realidad.
Terapia conductual dialéctica (DBT). Implica la celebración y el
procesamiento de las emociones sobre el pobre control de impulsos de los
cortadores.
Psicoterapia. Examina los temas que impulsan inconscientemente a los
cortadores tales como: baja autoestima, fragilidad emocional, depresión,
etc., ayuda a analizar más ampliamente el panorama de conflicto para
encontrar alternativas de solución.
-Si bien algunos medicamentos psiquiátricos se utilizan en el tratamiento
de este problema, es preferible que sean prescritos por junto con la terapia
psicológica con el fin de obtener un mayor éxito en el tratamiento.
-Para los padres, descubrir que sus hijos están causándose una
autoagresión puede hacerlos sentir tristes, enojados o incluso culpables. Y,
aunque puede ser tentador gritarles, llorar o incluso castigar al hijo por su
conducta, es importante recordar que éste realiza dicha acción debido a
algún tipo de angustia emocional. En lugar de reaccionar
emocionalmente los padres o familiares deben de tomarse un tiempo para
analizar sus pensamientos y que puedan ofrecer ayuda real a la persona
que lo necesita. Dar un paseo, hablar con un amigo sobre la situación,
tener un momento de llanto o aislarse unas horas para pensar pueden
ayudar a aliviar la tensión momentánea de los padres/familiares para
que les sea posible centrarse en la tarea de proporcionar acciones de
ayuda verdadera a la persona que practica el cutting.
-Si el propósito del tratamiento es conseguir que la persona cese esta
práctica, el primer paso es hacer frente a ¿por qué se está cortando? A
menudo, esto significa tratar de determinar si el individuo tiene una
condición subyacente, tales como: depresión, estrés
postraumático, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad, etc. Estos
problemas emocionales pueden ser tratados todos de manera ligeramente
diferente, pero a menudo, el asesoramiento profesional juega un papel
importante en el proceso de curación.
-Ponte en contacto con tus sentimientos. Si tú eres quien se realiza los
cortes y estás teniendo dificultades para identificar los sentimientos que
desencadenan tus ganas de cortar, considera trabajar terapéuticamente
sobre tu conciencia emocional, esto significa saber lo que se sientes y por
qué lo sientes de esa manera. Poder identificar y expresar lo que se sientes
en cada momento te ayudará a entender la conexión entre tus sentimientos
y tus acciones.
-Invierte tu tiempo en diferentes actividades. Pintar, dibujar,expresar tus
sentimientos en un diario, componer un poema o una canción para decir lo
que sientes, anotar en un papel el/los sentimiento(s) negativo que estás
experimentando y luego romperlo, salir a correr al aire libre, hacer ejercicio
de anaeróbico etc., son actividades útiles que puedes llevar a cabo para
expresar tus sentimientos sin tener que recurrir a una acción dolorosa como
el cutting.
Conocer las razones que tienen quienes practican el cutting te ayudará a
evitar juzgar, etiquetar o reprochar anticipadamente un comportamiento que,
por extraño que parezca, es adictivo y muchas veces incontrolable.
Solamente con la comprensión, paciencia y el apoyo adecuado podrás
verdaderamente ayudar a que quien lo realiza detenga ese comportamiento
de manera oportuna. Si requieres mayor información o asesoramiento
psicológico sobre este tema, ponte en contacto con nosotros y uno de
nuestros especialistas te orientará al respecto.
T. 83 78 00 00 y 01 800 838 80 80
DEPARTAMENTO DE PSICOLOGÍA
Más información:
Conoce qué es el cutting, llamado también risuka o self injury
Cutting: A Painful Addiction
Teen Cutting/Self Mutilation
Seguro que habrás tenido la oportunidad de ver en alguna película la imagen de una
adolescente cortando la piel de sus brazos o piernas con una hojilla de afeitar. Pero, algunas
veces, el infierno puede trasladarse a tu propio hogar, y ser menos visible. Recuerdo el caso
de Amanda Todd, la joven que se suicidó después de haber sido víctima de bullying, y que
había pasado por esa etapa de autolesionarse, y del cual escribí hace algún tiempo.

Una parte muy importante del rol de ser padres es poder prevenir situaciones que puedan
poner en peligro la salud y la vida de nuestros hijos. Y eso sólo se logra estando atentos a
las señales y manejando información. Ese es parte del compromiso de EntrePadres, por eso
hoy quiero hablarte de las señales para saber si un adolescente se autolesiona.

¿Qué es la autolesión?
La autolesión es la acción de dañarse intencionalmente a uno mismo, con el objetivo de
aliviar algún tipo de sufrimiento, como puede ser desgarrar la piel con objetos cortantes,
quemarse la piel con cigarrillo, hasta el extremo de golpear la cabeza contra la pared. De
los muchos tipos de estas lesiones, el corte de la piel es el más común y muchas veces los
adolescentes que lo realizan tienden a esconder sus heridas de la vista de los demás.

PUBLICIDAD

Lamentablemente, la cantidad de jóvenes, especialmente mujeres, que se autoflagelan ha


aumentado en las últimas décadas, y las estadísticas hablan de que cada 8 jóvenes, una en
algún momento se ha autolesionado.
ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK
PUBLICIDAD

¿Qué signos tener en cuenta para detectar una


autolesión?
Si descubres que tu hijo utiliza camisas de mangas largas, aún en épocas de mucho calor; si
le notas marcas inexplicables en el cuerpo; si utilizan pulseras gruesas que nunca se quitan;
si pasa períodos prolongados en soledad; si desaparecen objetos cortantes continuamente en
tu casa, deberás intervenir y consultar con un profesional, que mediante una entrevista
pueda detectar de manera más acabada si tu hijo se está autolesionando.
Aunque los motivos por los que un joven decide autolesionarse pueden ser muchos, los
más frecuentes son: amigos que estén teniendo este tipo de comportamiento; la dificultad
para expresar sentimientos; eventos familiares estresantes, como puede ser el divorcio de
los padres o la muerte de un ser querido; pérdida de un amigo o novio; una imagen negativa
de su propio cuerpo o la falta de habilidad para sociabilizar con sus pares.

Es importante que sepas que si sospechas que tu hijo está agrediendo su propio cuerpo, no
está buscando suicidarse; no lo juzgues ni lo agredas, ni tomes ningún tipo de decisión sin
consultar con su médico que te orientará acerca del mejor tratamiento para poder ayudarlo.

PUBLICIDAD

Recuerda que tras su piel lastimada hay heridas más profundas, invisibles, esas que surcan
en el alma y que tardan más tiempo en cicatrizar.

Encuentra más consejos acerca de la convivencia con nuestros hijo

En el anterior Boletín Aprendiendo a ser PaPaz, hablamos de qué es el “cutting” y por qué se le
debe prestar atención cuando se presenta. En esta oportunidad Leonardo Aja nos comparte
algunas estrategias para identificar el riesgo, prevenirlo y manejarlo.
Es importante señalar que las cortadas en sí mismas, no son lo más grave ni alarmante, en la
mayoría de los casos, el tipo de lesiones que las personas se realizan, no tienen mayor gravedad
médica, pero si debemos estar atentos a lo que representan y el significado que hay detrás de
ellas.

¿Cómo identifico el riesgo?


La forma más evidente es revisando antebrazos y brazos. Además, hay que establecer cómo se
comporta la persona en su cotidianidad, es decir, el conjunto de conductas y manifestaciones de
su estado de ánimo que ocurren con mayor frecuencia.

¿Qué puedo observar y atender?

 Rendimiento académico: Revisar el promedio y si ha habido un descenso.


 Actitudes: Retraimiento, falta de motivación y buscar estar solo.
 Posibilidad de que sea víctima de intimidación escolar (bullying): Más sobre este tema aquí
 Nivel de impulsividad: El niño o la niña le gusta tener las cosas inmediatamente, reacciona
fácilmente ante provocaciones verbales, tiende a hablar y decidir sin pensar demasiado o
abandonar proyectos que inicia fácilmente.
 Si ha dejado de realizar actividades que disfrutaba antes: El equipo de futbol, el grupo de
danzas, etc.

¿Qué hacer?

 Darle importancia al hecho y no minimizar el riesgo.


 Informe de manera inmediata a padre, madre o a la persona que cuida al menor de 18 años.
 Si es una urgencia en curso: Llame al 123 o a un servicio de ambulancia privado para derivar a
un centro hospitalario. Si es una crisis emocional, contactar servicios telefónicos de atención en
crisis: Línea 106 a nivel nacional.
 Busque posteriores mecanismos de apoyo y seguimiento en la escuela. Reserve un tiempo de
atención dentro de la escuela en calidad de espacio de escucha.
 Si tiene la posibilidad, busque apoyo psicoterapéutico externo.
 Coordine las acciones con el profesional tratante externo y la institución educativa.
 Escuche siempre antes de dar consejos, habilite espacios para que niños, niñas y adolescentes
expresen sus sentimientos y se desahoguen.

¿Qué no hacer?

 Si es orientador o psicólogo escolar: Guardar silencio amparándose en el secreto profesional.


Recuerde que al tratarse de personas menores de 18 años, este principio queda inhabilitado si la
vida del niño o niña está en riesgo.
 Si es padre, madre o cuidador: Sermonear, regañar, juzgar o condenar. Este tipo de actitudes
cierran puertas en lugar de abrirlas.
 En general: Prometer soluciones inviables o imposibles de realizar.