Está en la página 1de 7

CAS.

N° 9026-2014 LIMA

Indemnización por daños y perjuicios.

Lima, seis de enero de dos mil dieciséis. VISTA, la causa número nueve mil veintiséis, guion dos
mil catorce, guion LIMA, en audiencia pública de la fecha; y producida la votación con arreglo a
ley; interviniendo como ponente el señor juez supremo Malca Guaylupo con la adhesión de los
señores jueces supremos:

Arévalo Vela, Yrivarren Fallaque y Arias Lazarte; y el voto en minoría de la señora


juezasuprema De La Rosa Bedriñana; se emite la siguiente sentencia:

MATERIA DEL RECURSO:

Se trata del recurso de casación interpuesto por el demandante, Sixto Alanya Julián, mediante
escrito de fecha veinticuatro de junio de dos mil catorce, que correen fojas ciento sesenta y
siete a ciento setenta y cinco, contra la Sentencia de Vista contenida en la resolución de fecha
cuatro de junio de dos mil catorce, que corre en fojas ciento cuarenta y nueve a ciento
cincuenta y tres, que confirmó la Sentencia apelada contenida en la resolución de fecha
diecisiete de junio de dos mil trece, que corre en fojas ciento dieciséis a ciento veinte, que
declaró fundada la excepción de prescripción deducida; en el proceso seguido con la entidad
demandante, Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), sobre indemnización
por daños y perjuicios.

CAUSAL DEL RECURSO:

Por resolución de fecha once de marzo de dos mil quince, que corre en fojas cincuenta y nueve
a sesenta y cuatro del cuaderno de casación, se declaró procedente el recurso interpuesto por
la causal de infracción normativa del artículo 1993° del Código Civil; correspondiendo a este
Colegiado Supremo emitir pronunciamiento de fondo sobre dicha causal.

CONSIDERANDO:

Primero:

Mediante escrito de demanda de fecha veinticinco de marzo de dos mil trece, que corre en
fojas setenta y siete a ochenta y seis, subsanado en fojas noventa y cuatro a noventa y cinco, el
actor solicita se ordene a la entidad emplazada el pago de una indemnización por daños y
perjuicios ascendente en la suma de trescientos sesenta mil con 00/100 soles (S/. 360,000.00),
como consecuencia del cese irregular del que fue objeto; más los intereses legales respectivos
con las costas y costos del proceso.

Segundo:

La Jueza del Décimo Juzgado Especializado de Trabajo Permanente de la Corte Superior de


Justicia de Lima, mediante Sentencia de fecha diecisiete de junio de dos mil trece, que corre en
fojas ciento dieciséis a ciento veinte, declaró fundada la excepción de prescripción deducida
por la parte demandada, la cual fue confirmada por el Colegiado de la Cuarta Sala Laboral dela
referida Corte Superior mediante Sentencia de Vista de fecha cuatro de junio de dos mil
catorce, que corre en fojas ciento cuarenta y nueve a ciento cincuenta y tres, sosteniendo
básicamente que si bien la indemnización por daños y perjuicios deriva del incumplimiento de
obligaciones contractuales laborales; sin embargo, estando a su naturaleza, la cual constituye
una acción personal, el plazo aplicable al caso de autos es el de diez (10) años previsto por el
inciso 1) del artículo 2001° del Código Civil.

Siendo ello así, el plazo prescriptorio comienza a correr a partir de la fecha en que se toma
conocimiento del hecho generador del daño, el mismo que en el caso del demandante se
produjo el día que fue despedido; esto es, el dieciocho de diciembre de mil novecientos
noventa y seis, que es a partir de dicha fecha que tenía la posibilidad de accionar ante
cualquier órgano jurisdiccional. En tal sentido, a la fecha de interposición de la demanda; es
decir, el veinticinco de marzo de dos mil trece, a vencido en exceso el plazo prescriptorio de
diez (10) años.

Tercero:

La infracción normativa podemos conceptualizarla como la afectación de las normas jurídicas


en que incurre el Colegiado Superior al emitir una resolución, originando con ello que la parte
que se considere afectada pueda interponer el respectivo recurso de casación.

Respecto a los alcances del concepto de infracción normativa quedan comprendidas las
causales que anteriormente contemplaba el artículo 386° del Código Procesal Civil, relativas a
la interpretación errónea, aplicación indebida e inaplicación de una norma de derecho
material, incluyendo, además, otro tipo de normas como son las de carácter adjetivo.

Cuarto:

En el caso de autos, la infracción normativa consiste en la vulneración del artículo 1993°del


Código Civil, el cual prevé lo siguiente: “Cómputo del plazo prescriptorio. Artículo 1993.- La
prescripción comienza a correr desde el día en que puede ejercitarse la acción y continúa
contra los sucesores del titular del derecho”.

Quinto:

Respecto a la prescripción debemos decir que es una institución jurídica según la cual el
transcurso del tiempo extingue la acción del sujeto para recurrir ante un órgano jurisdiccional
para exigir un derecho; la cual tiene por finalidad contribuir con la seguridad jurídica y
sancionar la inactividad del titular de la acción una vez transcurrido el plazo prescriptorio.

Sexto:

Resulta pertinente señalar que la indemnización por daños y perjuicios se encuentra prevista
en los artículos 1321° a 1332° del Código Civil dentro del Título IX del Libro VI sobre
"Inejecución de Obligaciones", constituyendo una forma de resarcimiento por el daño o
perjuicio ocasionado a una de las partes por el incumplimiento de una obligación; en ese
sentido, dicha indemnización por su naturaleza constituye una acción personal; por lo tanto se
encuentra comprendida dentro del plazo prescriptorio previsto en el inciso 1) del artículo
2001° del Código Civil, el cual prevé que este tipo de acciones prescriben transcurridos diez
(10) años sin que hayan sido objeto de reclamo por parte del titular del derecho de acción.

Sétimo:

En ese contexto, las instancias de mérito declararon fundada la excepción de prescripción


deducida por la parte demandada, al considerar que había transcurrido el plazo de diez (10)
años previsto por el inciso 1) del artículo 2001° del Código Civil, para que el demandante
pueda ejercer su derecho de acción y reclamar el pago de una indemnización por daños y
perjuicios por haber sido objeto de un cese irregular; tomando como fecha de inicio del plazo
prescriptorio el dieciocho de diciembre de mil novecientos noventa y seis, esto es, la fecha en
la que el recurrente fue despedido; y no la fecha de emisión del Segundo Listado de
Extrabajadores Cesados Irregularmente, aprobado por Resolución Ministerial N° 059-2003-TR,
publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el veintisiete de marzo de dos mil tres; por lo que a
la fecha de interposición de su demanda; es decir, el veinticinco de marzo de dos mil trece,
dicho plazo había fenecido.

Octavo:

En el caso de autos, la controversia se centra en determinar la fecha a partir de la cual empieza


a computarse el plazo prescriptorio; para lo cual se deberá tener en cuenta lo dispuesto por el
artículo 1993° del Código Civil. En tal sentido, este Colegiado Supremo considera que el plazo
prescriptorio comienza a correr a partir del momento en que el titular de un derecho puede
ejercitar la acción ante un órgano jurisdiccional, lo que no ocurre hasta cuando se tiene
conocimiento del hecho objeto de impugnación.

Noveno:

Conforme a ello, debemos decir que la Ley N° 27803, publicada en el Diario Oficial “El
Peruano” el veintinueve de julio de dos mil dos, fue emitida con la finalidad de instituir un
programa de acceso a determinados beneficios destinados para aquellos extrabajadores que
fueron objeto de despidos colectivos ante la Autoridad Administrativa de Trabajo, que fueron
coaccionados para renunciar o cesados por procesos de reorganización, y en general, todos
aquellos despidos irregulares calificados como tales por la Comisión Especial creada por Ley Nº
27452; producidos en el marco de la promoción de la inversión privada, a fin de que se puedan
reestablecer sus derechos afectados durante la década del noventa.

Décimo:

En el caso concreto, las instancias de mérito han tomado como fecha de inicio del plazo
prescriptorio el dieciocho de diciembre de mil novecientos noventa y seis, por ser la fecha de
despido del demandante; sin embargo, no han tenido en cuenta que a dicha fecha el cese del
actor había sido efectuado “legalmente” de acuerdo a las normas vigentes a dicho período, y
no es hasta la emisión de la Resolución Ministerial N° 059-2003-TR; esto es, el veintisiete de
marzo de dos mil tres, donde se incluye al recurrente en el Segundo Listado de Extrabajadores
Cesados Irregularmente, que el despido del cual fue objeto es calificado como irregular; por lo
tanto, es a partir de la emisión de dicho listado que debe correr el plazo prescriptorio, por ser
el momento a partir del cual el actor podía ejercitar su derecho de acción.
Por consiguiente, de la revisión de autos se advierte quela demanda ha sido interpuesta el
veinticinco de marzo de dos mil trece; por lo que se aprecia que no ha transcurrido el plazo de
diez(10) años previsto para este tipo de acciones.

Décimo Primero:

En conclusión, se advierte que las instancias de mérito al emitir pronunciamiento declarando


fundada la excepción de prescripción, han incurrido en la infracción normativa del artículo
1993° del Código Civil; motivo por el cual debe declarase fundada dicha causal. Por estas
consideraciones, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 39° de la Ley N° 29497, Nueva Ley
Procesal del Trabajo:

DECISIÓN: Declararon FUNDADO el recurso de casación interpuesto por la parte demandante,


Sixto Alanya Julián, mediante escrito de fecha veinticuatro de junio de dos mil catorce, que
corre en fojas ciento sesenta y siete a ciento setenta y cinco; en consecuencia, CASARON la
Sentencia de Vista contenida en la resolución de fecha cuatro de junio de dos mil catorce, que
correen fojas ciento cuarenta y nueve a ciento cincuenta y tres; y actuando en sede de
instancia: REVOCARON la Sentencia apelada contenida en la resolución de fecha diecisiete de
junio de dos mil trece, que corre en fojas ciento dieciséis a ciento veinte, que declaró fundada
la excepción de prescripción deducida, REFORMÁNDOLA declararon infundada; ORDENARON
que el proceso se reanude en el estado que corresponda; y DISPUSIERON la publicación de la
presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a ley; en el proceso seguido con
el demandado Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC),sobre indemnización
por daños y perjuicios; interviniendo como ponente, el señor juez supremo Malca Guaylupo y
los devolvieron.

S.S. ARÉVALO VELA, YRIVARREN FALLAQUE, ARIAS LAZARTE,MALCA GUAYLUPO. EL VOTO EN


MINORÍA DE LA SEÑORAJUEZA SUPREMA, DE LA ROSA BEDRIÑANA, ES COMOSIGUE:

Se trata del recurso de casación interpuesto por el demandante, Sixto Alanya Julián, mediante
escrito presentado el veinticuatro de junio de dos mil catorce, que corre en fojas cientosesenta
y siete a ciento setenta y cinco, contra la Sentencia de Vista de fecha cuatro de junio de dos mil
catorce, que corre en fojas ciento cuarenta y nueve a ciento cincuenta y tres, que confi rma la
Sentencia emitida en primera instancia de fecha diecisiete de junio de dos mil trece, en fojas
ciento dieciséis a ciento veinte, que declaró fundada la excepción de prescripción extintiva; en
consecuencia, NULO todo lo actuado y por concluido el proceso; en el proceso seguido con el
demandado Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), sobre indemnización
por daños y perjuicios.

CAUSAL DEL RECURSO:

Por resolución de fecha once de marzo de dos mil quince, que corre en fojas cincuenta y nueve
a sesenta y cuatro del cuaderno de casación, se declaró procedente el recurso interpuesto por
el demandante, por la causal de infracción normativa del artículo 1993° del Código Civil,
correspondiendo emitir pronunciamiento de fondo sobredicha causal.

CONSIDERANDO:
Primero:

Del escrito de demanda que corre en fojas setenta y siete a ochenta y seis, y subsanado en
fojas treinta y cuatro a treinta y cinco, el actor solicita se le abone la suma de trescientos
sesenta mil con 00/100 (S/ 360, 000.00)nuevos soles como indemnización por daños y
perjuicios, así como el pago de intereses legales, con costas y costos del proceso, alega que la
indemnización que pretende es como consecuencia del cese irregular del que fue objeto el
dieciocho de diciembre de mil novecientos noventa y seis.

Segundo:

Mediante Sentencia de fecha diecisiete de junio de dos mil trece, que corre en fojas ciento
dieciséis a ciento veinte, el Décimo Juzgado de Trabajo Permanente de la Corte Superior de
Justicia de Lima, declaró fundada la excepción de prescripción; en consecuencia nulo todo lo
actuado y por concluido el proceso, al considerar que: i) el plazo de prescripción comienza a
correr a partir de la fecha en que la parte toma conocimiento del hecho generador del daño, ii)
en caso concreto, el actor tomó conocimiento de dicho daño el día en que fue despedido, esto
es, el dieciocho de diciembre de mil novecientos noventa y seis, siendo que a partir de dicha
fecha se encontraba en la posibilidad de accionar ante cualquier órgano jurisdiccional, iii)desde
la fecha de cese hasta la fecha de interposición de la demanda veinticinco de marzo de dos mil
trece, el plazo de prescripción a vencido en exceso conforme lo establece el inciso 1)del
artículo 2001° del Código Civil. La Cuarta Sala Laboral Permanente de la mencionada Corte
Superior confirmó la sentencia apelada, bajo similares argumentos.

Tercero:

Infracción normativa. Corresponde analizar si el Colegiado Superior, al emitir Sentencia, ha


incurrido en infracción normativa de: - Artículo1993° del Código Civil, establece: “La
prescripción comienza acorrer desde el día en que puede ejercitarse la acción y continúa
contra los sucesores del titular del derecho”.

Cuarto:

Respecto a la excepción de prescripción extintiva, es menester precisar que, de acuerdo a la


doctrina: “la prescripción extintiva es una institución jurídica según la cual, el transcurso de un
determinado lapso extingue la acción que el sujeto tiene, para exigir un derecho antes lo
tribunales”1; esta prescripción se confi gura por la inacción del titular del derecho quien
durante considerable tiempo transcurrido no hace efectiva su pretensión ejercitando la acción
correspondiente para el que órgano jurisdiccional lo declare y lo haga efectivo.

Quinto:

Si bien es cierto el demandante fue calificado como beneficiario de la Ley N° 27803 y por ende
facultado para tramitar demandas judiciales de revisión de beneficios sociales; sin embargo,

1
Rubio Correa, Marcial: la extinción de Acciones y Derechos en el Código Civil, Fondo Editorial
de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima 1990, pág. 16.
también es cierto que el artículo18° de la citada ley, expresamente consagra que la revisión de
los beneficios sociales es la reclamación de todo beneficio social, cualquiera fuera su
naturaleza, remarcando el legislador a reglón seguido, que el concepto de beneficio social
comprende cualquier acreencia de naturaleza laboral.

Sexto:

Posteriormente, se dictaron normas complementarias como el Decreto Supremo N°013-2007-


TR que estableció que el plazo prescriptorio de cuatro años regulados por la Ley N° 27321 para
las acciones derivadas de la revisión de beneficios sociales a que hace referencia el artículo18°
de la Ley N° 27803, debe computarse a partir de la publicación del último listado de los califi
cados como cesados irregularmente.

Sétimo:

En el presente caso, la reclamación no versa sobre revisión de beneficios sociales respecto de


acreencias de naturaleza laboral, sino sobre indemnización por daños y perjuicios institución
de naturaleza civil regulada en nuestro Código Civil cuya aplicación supletoria es esgrimida por
el accionante en la propia demanda como sustentación de derecho, por lo que no nos
encontramos frente a un adeudo de acreencia de naturaleza laboral, sino frente a un reclamo
orientado a una reparación o indemnización sobre supuestos daños y perjuicios por lucro
cesante y daño moral como consecuencia del cese irregular, según así se lee en el petitorio de
la demanda (fojas setenta y ocho).

Asimismo, se debe tener en cuenta que la indemnización reclamada no es un derecho


derivado de manera automática de larelación laboral sino del hecho invocado como perjuicio
causado por el cese irregular del que fue objeto el actor, debiendo observarse entonces el
plazo de diez años previsto para la acción personal en el inciso 1) del artículo 2001° del Código
Civil.

En consecuencia, resulta de aplicación el artículo 2001° del Código Civil que prescribe un plazo
de diez (10) años la acción personal.

Octavo:

Por consiguiente y teniendo en cuenta que el demandante precisa en su petitorio que la


indemnización solicitada es como consecuencia del cese irregular ocurrido el dieciocho de
diciembre de mil novecientos noventa y seis, según se desprende de la demanda y certificado
de trabajo que corre en fojas cuatro, queda claro que a partir de la indicada fecha de la
ocurrencia del supuesto hecho o evento generador de los hechos demandados, empieza a
correr el plazo de diez años para la prescripción de dicha acción, de conformidad con los
artículos 1993° y 2001° del Código Civil, siendo que a la fecha de presentación de la demanda
ocurrida el veinticinco de marzo de dos mil trece, operó en exceso el plazo a que se contrae el
mencionado citado artículo 2001°.

Noveno:
En este orden de ideas, se tiene que la instancia de mérito, no haincurrido en infracción
normativa del artículo 1993° del Código Civil, deviniendo en infundada la causal amparada. Por
estas consideraciones: MI VOTO es porque SE DECLARE INFUNDADO el recurso de casación
interpuesto por el demandante, Sixto Alanya Julián, mediante escrito presentado el
veinticuatro de junio de dos mil catorce, que corre en fojas ciento sesenta y siete a ciento
setenta y cinco; en consecuencia, NO SE CASE la sentencia de vista de fecha cuatro de junio de
dos mil catorce, que corre en fojas ciento cuarenta y nueve a ciento cincuenta y tres, que
confirma la Sentencia apelada, que declaró fundada la excepción de prescripción extintiva; en
consecuencia, NULO todo lo actuado y por concluido el proceso, SE ORDENE la publicación de
la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano” conforme a Ley; en el proceso ordinario
laboral seguido con la entidad demandada, Registro Nacional de Identificación y Estado Civil
(RENIEC),sobre indemnización por daños y perjuicios, y se devuelva.

S.S. DE

LA ROSA BEDRIÑANA

También podría gustarte