Está en la página 1de 52

Aprovechamiento de la energía del oleaje:

Columna Oscilante de Agua

1
Índice general
INTRODUCCIÓN. ...................................................................................................................... 4
Presentación. ......................................................................................................................... 4
Visión ..................................................................................................................................... 5
Misión ..................................................................................................................................... 5
Resumen ................................................................................................................................ 6
CAPÍTULO 1 .............................................................................................................................. 7
1. Energía de los mares .......................................................................................................... 8
2. Energía oceánica. ............................................................................................................... 8
1.1. Energía de las mareas o mareomotriz. ........................................................................ 8
1.2. Energía de los gradientes térmicos oceánicos (OTEC). ............................................... 8
1.3. Energía osmótica. ........................................................................................................ 8
1.4. Energía eólica marina. ................................................................................................. 8
1.5. Energía de las corrientes marinas. ............................................................................... 9
1.6. Energía de las olas. ..................................................................................................... 9
3. Energía en el mundo ..........................................................................................................10
4. Energía en el Perú .............................................................................................................11
CAPÍTULO 2 .............................................................................................................................12
5. Teoría de oleaje .................................................................................................................13
4.1. Metodologías de estimación de energía undimotriz ....................................................13
4.1.1. Energía potencial ....................................................................................................14
4.1.2. Energía cinética.......................................................................................................15
4.2. Potencia del oleaje......................................................................................................16
CAPÍTULO 3 .............................................................................................................................18
6. Tecnología owc ..................................................................................................................19
5.1. Sistema de Columna Oscilante de Agua (OWC) .........................................................19
5.1.1. Cámara ...................................................................................................................20
5.1.2. Turbina ....................................................................................................................21
5.1.2.1. Turbinas Wells .....................................................................................................22
5.1.2.2. Turbinas de impulso.............................................................................................23
5.1.2.3. Comparativa entre turbinas Wells y turbinas de impulso ......................................25
5.1.2.4. Sistema de grupo turbinado con dos turbinas axiales unidireccionales ................26
5.1.3. Generador ...............................................................................................................28
5.2. Métodos de almacenamiento de energía ....................................................................29
5.2.1. Celdas de combustible en la ingeniería marítima ....................................................29
2
5.2.2. Sistema integral de energía de oleaje .....................................................................31
5.3. Plantas experimentales OWC .....................................................................................31
CAPÍTULO 4 .............................................................................................................................33
7. Estudio del funcionamiento de una columna oscilante de agua. ........................................34
6.1. Teoría de la columna oscilante de agua......................................................................34
6.2. Descripción de la columna oscilante de agua .............................................................37
8. Coste .................................................................................................................................40
9. Pérdidas y rendimientos.....................................................................................................41
10. Sistema de control ..........................................................................................................41
11. Impacto ambiental ..........................................................................................................42
12. CONCLUSIONES ...........................................................................................................43
13. BIBLIOGRAFÍA ..............................................................................................................45
PÁGINAS ELECTRÓNICAS DE REFERENCIA ........................................................................49

Índice de figuras y tablas


Figura 0.1 Producción de energía en el Perú. ............................................................................ 5
Figura 1.1 Potencial undimotriz a nivel mundial ......................................................................... 9
Figura 4.1 Frecuencia, energía y fuente del oleaje ....................................................................14
Figura 4.2 Análisis de energía del oleaje...................................................................................14
Figura 4.3 Potencia en kW/m de acuerdo a la propuesta de Pierson-Moskowitz.......................17
Figura 5.1 Partes de una central OWC .....................................................................................19
Figura 5.2 Funcionamiento de la cámara ..................................................................................21
Figura 5.3 Esquema de la turbina Wells ....................................................................................22
Figura 5.4 Turbina de impulso radial .....................................................................................23
Figura 5.5 Turbina de impulso axial con aletas directrices fijas .................................................25
Figura 5.6 Sistema de turbinas gemelas axiales unidireccionales .............................................27
Figura 5.7 Esquema de funcionamiento de una turbina de impulso axial con flujo bidireccional.
.................................................................................................................................................27
figura 5.8 Esquema básico de una celda de combustible donde se muestran las entradas y
salidas de la celda ....................................................................................................................29
Figura 5.9 Sistema integral de energía de oleaje con interconexión a la red (Currie, 2002) ......31
Figura 6.1 Análisis de energía del oleaje...................................................................................34
Figura 6.2 Representación de la velocidad de giro (U), velocidad del aire (V), velocidad relativa
(W) y el ángulo α respecto a la horizontal. ................................................................................35
Figura 6.3 Sentido de flujo y rotación del perfil empleado en la turbina de aire .........................36
Figura 6.4 Proceso de colocación del sistema de captura de oleaje .........................................37
Figura 6.5 Elevación lateral de la sección del colector ..............................................................38
Figura 6.6 Sección axial del colector de olas (área efectiva de aprovechamiento del oleaje) ....39
Figura 6.7 Dispositivos de lectura en el colector y sus alrededores...........................................39

3
INTRODUCCIÓN.

Presentación.

La energía es un factor muy importante para el desarrollo económico y social, tanto a


escala local como mundial. El éxito de las economías industrializadas pasa por garantizar la
generación y distribución de energía. Actualmente, esta dependencia energética es uno de los
problemas más frecuentes, que incluso son capaces de iniciar conflictos bélicos entre países por
la disputa de este recurso.

Hoy en día los combustibles fósiles, el petróleo y sus fraccionamientos, monopolizan el


consumo de energía primaria; pero estos yacimientos sólo se concentran en algunas áreas del
mundo. Además, numerosos estudios son contundentes en que se agotarán a medio plazo,
aunque dicho plazo nunca ha sido definido con claridad. Entonces, antes que esto ocurra, el
precio de los combustibles fósiles se habrá disparado de tal manera que la economía de los
países en desarrollo donde la matriz energética tiene gran dependencia de éstos quedará
seriamente afectada; también los países desarrollados se verán afectados en menor medida.

Prácticamente todos los días llegan noticias acerca de la amenaza que supone el cambio
climático para la humanidad y el ecosistema. Sin entrar en argumentaciones sobre la veracidad
o falsedad de dichas declaraciones, lo cierto es que hay que reducir considerablemente las
emisiones de gases de efecto invernadero. El origen de estos gases es muy variado; en
particular, dentro de las formas tradicionales de generación eléctrica, se pueden destacar como
grandes fuentes emisoras las centrales de carbón.

Con el fin de estabilizar la temperatura de la Tierra y detener el calentamiento global,


Flannery ha estimado que en el año 2050 las emisiones de CO2, deberían reducirse un 70%;
aun sabiendo que, simultáneamente, el consumo de energía, tanto a nivel mundial como
europeo, seguirá aumentando de modo exponencial en las próximas décadas [Flannery, 2005].
Debido a esta crisis ambiental que está atravesando el planeta, organizaciones internacionales
instan a que el modelo energético de cada país reduzca el consumo de energía procedente de
combustibles fósiles, y así disminuir el daño medioambiental que producimos.

Por este y otros motivos aumentan las políticas de desarrollo de energías limpias, no
contaminantes, conocidas con el nombre de energías renovables, como son la biomasa, la
energía solar, la energía eólica, la mini-hidráulica, la energía marina o la geotérmica. El interés
de los gobiernos y de la industria en el desarrollo de estas energías está creciendo
paulatinamente, sobre todo tras la crisis del petróleo de 1973, que impulsó la diversificación de
las fuentes de energía. Asimismo, el aumento del consumo energético, la limitación en las
reservas de combustibles no renovables (que suponen un 1% de la energía total disponible, en
especial los combustibles fósiles) y las limitaciones contaminantes, han provocado la necesidad
de buscar nuevas fuentes energéticas [Tecnología energética, 2008].

4
Figura 0.1 Producción de energía en el Perú.

Visión

Es de gran interés dentro del estudio de energías renovables, el estudio de la interacción ola-
estructura. Mientras que la energía solar depende de los días despejados y la eólica tiende a
disminuir durante la mañana y es difícilmente predecible, las olas continúan produciendo energía
durante todo el día. Esto la permite formar parte de las energías más estables de toda la energía
eléctrica generada. Además, esta energía presenta un factor de capacidad alto, es decir, que la
producción de energía es constante. El campo de energías es fundamental para el desarrollo del
país, en particular, las energías marinas están en una reciente etapa de maduración, por lo que
su estudio es bastante atractivo ya que da la posibilidad a Chile de innovar y ser una potencia
mundial en el área.

Misión

Poder analizar y conocer de este sistema de aprovechamiento de energía mareamotriz o


undimotriz, y asi hacer un recopilación de información, para poder dar a las personas un resumen
de toda la información actualizada, pero ante todo viendo su estado de arte desde sus inicios.

5
Resumen

El uso del mar como fuente de generación de energía no es nuevo. Existen varios tipos de
tecnologías que buscan sacar provecho a su potencial, como la energía mareomotriz, que
aprovecha el movimiento de las mareas para mover un alternador; o la de gradiente de salinidad,
que consiste en la utilización de la diferencia de salinidad existente entre el agua del mar y de
los ríos. La energía undimotriz es la energía sostenible generada por el movimiento de las olas.
Existen más de 1.000 sistemas patentados para captar y aprovechar la energía de las olas, la
más habitual es aquella tecnología mediante la cual se instalan turbinas en el fondo del mar
unidas a boyas que transmiten el movimiento de las olas hasta la turbina generando electricidad.
Otro sistema utilizado comúnmente consiste en unas máquinas flotantes articuladas que obtienen
la energía del movimiento relativo entre estas partes y que se conocen por “serpientes marinas”.
También existen dispositivos que, anclados al fondo del mar, oscilan bajo la acción de la ola
incidente

6
CAPÍTULO 1

Energía de los
mares

7
1. Energía de los mares

2. Energía oceánica.
La energía marina también es conocida como energía de los mares o de los océanos. A
menudo recibe el nombre de energía mareomotriz, confundiéndose un aprovechamiento
particular con el nombre genera. La energía marina engloba seis tipos de energía distintos, que
se explican a continuación:

1.1. Energía de las mareas o mareomotriz.

El principio de funcionamiento es el mismo que el de las centrales hidráulicas. Consiste en el


almacenamiento de agua en ensenadas naturales, aprovechando los desniveles de las mareas
creados por la acción gravitatoria de la Luna y del Sol; el agua acumulada se hace pasar por
turbinas hidráulicas situadas entre el embalse y el mar para utilizar la energía cinética y de
presión del fluido.

1.2. Energía de los gradientes térmicos oceánicos (OTEC).

Una fracción (38%) de la radiación solar entrante en la atmósfera es absorbida por los océanos
en forma de calor. Debido a esto, aparece una diferencia de temperaturas entre las regiones que
absorben la energía solar, la superficie de los océanos, y otras regiones que no la absorben, las
profundidades.

Los océanos son los mayores focos de acumulación de la energía solar, sobre todo en las
latitudes tropicales. Así, las regiones ecuatorianas son las propicias para aprovechar esta
energía, como por ejemplo las islas Fiji, el Caribe, las Maldivas o las Islas Filipinas. Los
dispositivos de conversión aprovechan los mayores gradientes de temperaturas (entre la
superficie y centenares de metros de profundidad bajo el mar) realizando ciclos termodinámicos
abiertos o cerrados. Se necesita una diferencia de temperaturas de al menos 20 oC para obtener
buenos rendimientos.

1.3. Energía osmótica.

Relacionada con los gradientes de salinidad. Ha sido la menos desarrollada hasta el momento.

1.4. Energía eólica marina.

También se considera una energía del mar la producida por los vientos marinos y tiene las
características propias de la energía eólica.

8
1.5. Energía de las corrientes marinas.

Se aprovecha la energía cinética de las corrientes oceánicas de forma similar a la extracción de


energía del viento. Los principales problemas que se presentan son los mismos que los de la
energía eólica marina y la energía de las olas: la conexión a la red y la financiación, a pesar de
que el oleaje es un recurso más predecible que el viento.

Hay dos formas principales de generar electricidad. El funcionamiento de la primera tecnología


es más intuitivo, un conjunto de turbinas bajo el agua que utilizan las corrientes y como
consecuencia hacen girar el rotor de un generador. En el segundo caso, las corrientes inducen
un movimiento variable en un sistema hidráulico, motor de un generador. Los emplazamientos
con mayor potencial del recurso energético suelen encontrarse a un 1 km de distancia de la
costa, donde las profundidades varían entre 20 y 30 metros.

El desarrollo de tecnologías de pequeña escala está progresando rápidamente. En el mes de


julio de este mismo año (2008) ha comenzado a funcionar el SeaGen, una turbina de 1,2 MW
situada en la orilla más oriental de Irlanda del Norte (cerca de la costa de Strangford Lough).
Tiene un peso de 1000 toneladas, una anchura de 43 metros de punta a punta y dos rotores de
16 metros de diámetro.

Se puede afirmar que el grado de desarrollo de esta energía es similar al de la energía de las
olas.

1.6. Energía de las olas.

También se conoce como energía undimotriz y, en ocasiones, como olamotriz. El oleaje es una
forma de almacenamiento de la energía solar a corto plazo puesto que es un derivado del viento;
por ello es un tipo de energía muy irregular, aunque más predecible que éste. Hasta el momento
no ha sido apenas aprovechada, pero se avecinan cambios que prometen ser importantes para
el futuro energético.

Figura 2.1 Potencial undimotriz a nivel mundial

9
Jones et ál. afirmaron que la energía eólica marina iba a ser la energía renovable de origen
marino con mayor crecimiento y, junto a ella, la industria de la energía de las olas alcanzaría en
el año 2010 un papel muy importante dentro del sector energético [Jones, 2002].

Es fácil ser optimista al pensar en las oportunidades que el oleaje puede aportar, pues la
densidad energética de las olas es la mayor de todos los recursos de energía renovable; no
obstante, no hay que olvidarse de los retos que se avecinan: el desarrollo de las tecnologías
necesita una importante ayuda en la financiación, pues no es competitiva económicamente con
otras energías renovables y se trata de una tecnología muy nueva cuyo potencial no se podrá
evaluar hasta que no se compruebe in situ.

A pesar de lo que se puede creer, no es una fuente energética reciente. Las primeras
técnicas de aprovechamiento de energía de olas se patentaron en 1799 (Girard e hijo) y el primer
dispositivo británico patentado data de 1833. En el año 1973 había ya 340 patentes y en el 2002
este número aumentó a 1000, entre Europa, Japón y Estados Unidos. Así, uno de los últimos
usos de la energía undimotriz ha sido la propulsión de un catamarán, Suntory Marmaid II, que ha
navegado 6000 km utilizando únicamente la fuerza del oleaje (Ison 21, 2008). De momento el
sector se encuentra en una etapa de desarrollo y algunos resultados parecen prometedores; de
hecho, en este momento ya existen diversos sistemas de conversión en funcionamiento.
Por último, sólo queda recordar la importancia de la diversificación del mix energético. Si
se pasara por alto la energía de las olas, se estaría trabajando en el sentido contrario al indicado
por las necesidades actuales. Hoy por hoy, no es una energía que se deba infravalorar.

3. Energía en el mundo
Thorpe ha calculado que las olas suponen un recurso de 2 TWaño/año de
potencia, equivalente a una capacidad energética anual de 17520 TWh, que puede
suministrar 2000 TWh/año de electricidad [Thorpe, 2000]. El CIEMAT da un valor de la
demanda de electricidad a nivel mundial mayor que 17000 billones de kWh; por lo tanto,
la energía de las olas podría cubrir el 10% del consumo mundial eléctrico, con una
inversión de 820 billones de euros [Thorpe, 2000].

Del mismo modo que ocurre con otros recursos renovables, la energía de las olas
está distribuida de modo dispar. Las regiones con mayor actividad de olas son las que
se encuentran entre 30 o y 60 o de latitud, en ambos hemisferios, donde prevalecen los
vientos del oeste, excepto en la costa africana occidental (20 oS). Por este motivo, las
zonas con mayor potencial energético por metro de costa son las costas de Estados
Unidos, Canadá, Sudáfrica, Australia, Sudamérica y Escocia. A modo de referencia, la
densidad en mitad del Océano Atlántico es de 101 kW/m de frente de ola.

10
4. Energía en el Perú
“En Perú somos casi totalmente dependientes de los combustibles fósiles”, señala
la coordinadora. Según la Matriz Energética del Perú, elaborada por el Ministerio de
Energía y Minas (MINEM) en el 2012, las fuentes primarias de energía más empleadas
para la producción de fuentes secundarias (energía eléctrica) y para el consumo final
son petróleo y líquidos de gas natural (46%), gas natural (27%), biomasa (13%),
hidroenergía (11%) y carbón (4%).

El 42% de toda la energía producida en el país va destinada al sector transporte,


que emplea en su mayoría petróleo (91%) y gas natural (8%). Por otro lado, el sector
industrial se apoya casi en igual medida en la energía eléctrica (36%) que en el petróleo
(31%), con un aumento en el uso del gas natural (16%) debido a la conversión de
instalaciones industriales. Finalmente, en el sector residencial destaca el uso de biomasa
(45%), principalmente de leña en zonas rurales.

“Se han instalado los primeros parques fotovoltaicos y eólicos, así como las
primeras plantas para el tratamiento de biomasa (biodigestores). Sin embargo, aún no
se visibilizan en el matriz energética porque sus porcentajes son muy bajos”, precisa
Vásquez. El Minem espera que, para el 2016, la participación de la energía eólica y solar
alcance el 5%

11
CAPÍTULO 2

Teoría de
oleaje

12
5. Teoría de oleaje

4.1. Metodologías de estimación de energía undimotriz

El estado de mar es resultado de múltiples fuerzas actuando en aguas oceánicas, la


presión atmosférica y las variaciones que ésta induce cuando gradientes de temperatura cambian
la presión y densidad del aire, la posición del sol y la luna también desempeñan un papel
importante en la dinámica del océano ya que es el astro mayor el que rige las intensidades del
viento que al propagarse cerca de la superficie producen el fenómeno conocido como oleaje.

En el océano es posible identificar más de un tipo de ondas en propagación (Figura 2.1).


Las olas generadas por viento se encuentran en un rango medio de la escala energética, la
Ecuación 2.1 representa matemáticamente el total de energía que tiene un grupo de ondas de
oleaje que es la suma de la energía potencial y cinética (Silva, 2005):

𝐸 = 𝐸𝑘 + 𝐸𝑃 (2.1)

13
4.1.1. Energía potencial

La energía potencial de una ola se encuentra en función del desplazamiento vertical


del agua, la masa de agua en movimiento y la densidad del agua, a partir del esquema de la
Figura 2.2 donde p es la presión hidrostática, dx el ancho de la columna diferencial de agua, z
es la cota del centro de masas y C.G. es el centro de gravedad de la columna diferencial de agua,
el análisis físico la energía potencial se representa mediante el producto de la masa contenida
en la columna de agua por la distancia al centro de masas de la columna diferencial (Ecuación
2.2) que es el planteamiento teórico que permite evaluar la energía potencial del oleaje en función
de parámetros físicos donde 𝐸𝑝 es la energía potencial, g es la fuerza de gravedad, z es la cota
(Ecuación 2.3) y dm es el elemento diferencial de masa (Ecuación 2.4). Si la ecuación se integra
en el dominio de x que es el eje paralelo al sentido de la dirección de propagación, se obtiene el
total de la energía de cresta a cresta o del estado de mar representativo de las condiciones físicas
dadas, la Ecuación 2.5 permite estimar la energía potencial del oleaje (Silva, 2005) donde ρ es
la densidad del agua, H la altura de ola y η el desplazamiento vertical del agua.

𝑑(𝐸𝑝 ) = 𝑑(𝑚𝑔𝑧) (2.2)


Figura 5.1 Frecuencia, energía y fuente del oleaje
ℎ+η
𝑍= (2.3)
2

𝑑(𝑚) = ρ(h + η)𝑑(𝑥) (2.4)

Figura 5.2 Análisis de energía del oleaje

1 𝑥+𝐿 1 𝑥+𝐿 (ℎ + η)2 ρg 𝑥+𝐿 (ℎ2 + 2ℎη + η2 )


(𝐸𝑃 )𝑇 = ∫ 𝑑(𝐸𝑝 ) = ∫ ρg 𝑑𝑥 = ∫ 𝑑𝑥
𝐿 𝑥 𝐿 𝑥 2 𝐿 𝑥 2
𝑥+𝐿
ρg ℎ𝐿2 1 𝑥+𝐿 2 ρgℎ2 ρg𝐻2
(𝐸𝑃 ) 𝑇 = ( +ℎ∫ η𝑑𝑥 + ∫ η 𝑑𝑥 ) = +
𝐿 2 𝑥 2 𝑥 2 16

ρg𝐻 2
𝐸𝑃 = (𝐸𝑃 )𝑜𝑙𝑒𝑎𝑗𝑒 = (2.5)
16

14
Donde:

 L longitud de onda
 ρ densidad del agua
 h profundidad a partir del espejo de agua
 x eje paralelo a la dirección de propagación del oleaje
 CG centro de gravedad de la columna

4.1.2. Energía cinética

La propagación del oleaje produce un desplazamiento radial del agua, es posible conocer la
energía cinemática para una sección diferencial del fluido la cual es la suma del cuadrado de la
velocidad en dirección de los ejes coordenados en dos direcciones que corresponden al plano
que contiene el espejo de agua si este se encontrase estático (normal al eje vertical) multiplicado
por la masa del mismo. Lo anterior se puede estimar mediante la Ecuación 2.6 donde 𝐸𝑘 es la
energía cinética, u y v velocidad de propagación del oleaje en el eje x y y respectivamente

𝑢2 +𝑣 2 𝑢2 +𝑣 2
𝑑(𝐸𝑘 ) = 𝑑𝑚 = ρ𝑑𝑥𝑑𝑧 (2.6)
2 2

Es necesario integrar la ecuación de energía cinética en dos direcciones para conocer la energía
media de la ola que se propaga (Ecuación 2.7) donde L es la longitud de onda, ρ densidad y g el
valor de la gravedad. La suma de energía potencial más cinética es total que contiene una ola,
de aquí en adelante se hará referencia a este valor mediante el término energía neta (Ecuación
2.8).

𝑥+𝐿 η
𝑢2 + 𝑣 2
𝐸𝑘 = ∫ ∫ ρ 𝑑𝑥𝑑𝑧
𝑥 −ℎ 2

ρ 𝑔𝐻𝑘 2 𝑥+𝐿 η
𝐸𝑘 = (
2𝐿 2𝜎 cosh 𝑘ℎ
) ∫𝑥 ∫−ℎ[cosh2 𝑘(ℎ + 𝑧) cosh2 𝑘(𝑘𝑥 − 𝜎𝑡) + senh2 𝑘(ℎ +
𝑧) senh2 𝑘(𝑘𝑥 − 𝜎𝑡)] 𝑑𝑥𝑑𝑧 (2.7)

ρg𝐻2
𝐸𝑘 =
16

ρg𝐻 2
𝐸 = 𝐸𝑘 + 𝐸𝑃 = (2.8)
8

15
4.2. Potencia del oleaje

La potencia del oleaje se analiza con la teoría de oleaje real (Fernandez, 2010) cuyo
planteamiento se basa en la descripción del espectro direccional completo del estado de mar que
incluye la función de densidad de probabilidad de la distribución del espectro de energía S (w,θ)
y la celeridad de grupo (w,θ) integrado para un estado de mar (Ecuación 2.9)

2𝜋 ∞
𝑁𝐿 = 𝛾 ∫0 ∫0 𝐶𝑔 (𝜔, 𝜃) 𝑆(𝜔, 𝜃) 𝑑𝜔𝑑𝜃 (2.9)

𝐿
El análisis para aguas profundas (h > 2) se realiza mediante el momento espectral de orden cero
del oleaje

2𝜋 ∞ 𝑔 𝑔2 𝜌 2𝜋 ∞ 𝑔2 𝜌 2𝜋
𝑁𝐿 = 𝛾 ∫0 ∫0 (𝜔, 𝜃) 𝑆(𝜔, 𝜃) 𝑑𝜔𝑑𝜃 = ∫0 ∫0 (𝜔, 𝜃) 𝑆(𝜔, 𝜃) 𝑑𝜔𝑑𝜃 = 𝑚(0)
4𝜋𝜔 4𝜋 4𝜋 𝜔

El momento espectral de orden n (mn ) de la distribución de energía direccional de las olas se


define como:

2𝜋 ∞
𝑚𝑛 = ∫ ∫ 𝜔𝑛 𝑆(𝜔, 𝜃) 𝑑𝜔𝑑𝜃
0 0

Manteniendo constante la dirección e integrando únicamente en el rango de las frecuencias se


llega a una definición más simple del momento espectral, lo anterior se realiza al considerar el
análisis en toda la longitud de onda (Fernandez, 2010).

𝑚𝑛 = ∫ 𝜔𝑛 𝑆(𝜔, 𝜃) 𝑑𝜔
0

Por lo anterior la ecuación que representa la potencia del oleaje adquiere la forma:

𝑔2 𝜌 𝑆(𝜔, 𝜃) 𝑔2 𝜌 𝑔2 𝜌
𝑁𝐿 = ∫ 𝑑𝜔 = 𝑚(0) 𝑇𝑃 = 𝑚(−1)
4𝜋 0 𝜔 4𝜋 4𝜋

Si la altura de ola tiene una distribución tipo Rayleigh (Fernandez, 2010) entonces dichas
variables independientes poseen la ecuación que está en función de los momentos espectrales
de orden uno negativo y cero.

𝑚(−1)
𝐻𝑆 = √𝑚(0) 𝑇𝐸 =
𝑚(0)
Aplicando las leyes del álgebra a las ecuaciones de y en función del momento espectral de orden
cero se llega a la definición de:

𝐻𝑆
𝑚(0) 𝑇𝐸 = 𝑚(−1) = 𝑇𝐸
16
𝑔
Para aguas profundas se tiene el valor de la celeridad 𝐶𝑔 = por lo que la ecuación de
4𝜋𝜔
potencia queda expresada en la Ecuación 2.10 en función a los parámetros físicos del oleaje

16
𝑔2 𝜌 𝑔2 𝜌 𝑔2 𝜌
𝑁𝐿 = 𝑚(−1) = 𝑚(0) 𝑇𝐸 = 𝑇𝐸 (𝐻𝑆 )2 (2.10)
4𝜋 4𝜋 64𝜋

Al evaluar las constantes y sustituir el valor TE= 0.8572TP se obtiene la ecuación corta para la
potencia del oleaje:

𝐾𝑊
𝑁𝐿 = 0.424 𝑇𝑃 (𝐻𝑆 )2 (2.11)
𝑚

Existen diversas propuestas que utilizan los parámetros de altura de ola significante y periodo
pico para obtener la densidad de energía del oleaje, Pierson-Moskowitz [38] utiliza el término
H(1/3) y m(0,2) como se muestra en la Ecuación 2.12 que permite analizar las posibles
combinaciones de altura y periodo mediante la Figura 1.3 que relaciona la potencia con los
parámetros del estado de mar en un amplio rango.

2 𝐾𝑊
𝑁𝐿 = 0.459 𝑇𝑚(0.2) (𝐻(1/3) ) = 0.459 𝑇𝑧 (𝐻𝑆 )2 (2.12)
𝑚

Figura 5.3 Potencia en kW/m de acuerdo a la propuesta de Pierson-Moskowitz

17
CAPÍTULO 3

Tecnología OWC

18
6. Tecnología owc

5.1. Sistema de Columna Oscilante de Agua (OWC)

La radiación solar que incide sobre la superficie de la Tierra provoca un calentamiento desigual
y produce en la atmósfera zonas con distinta presión, esto se traduce en desplazamientos de
aire de uno a otro lugar, es decir generando vientos. Estos al desplazarse sobre la superficie del
mar transfieren a ésta parte de su energía y generan las olas.

A su vez, las olas acumulan esa energía y la transportan de un lugar a otro hasta acabar en las
costas. Uno de los desarrollos tecnológicos para aprovechar esta fuente de energía se basa en
el principio de la columna de agua oscilante (OWC).

Los dispositivos basados en este tipo de tecnología se aprovechan de la oscilación natural del
agua, causada por las olas, para generar una corriente de aire. Dicha corriente de aire se hace
circular por una turbina conectada a un generador eléctrico, Figura 3.1.

Figura 6.1 Partes de una central OWC

La naturaleza de las olas divide el funcionamiento de los sistemas OWC en dos semi ciclos. El
primero es cuando la ola avanza en dirección a la cámara e introduce agua, comprimiendo el aire
disponible y elevando su presión; éste atraviesa la turbina y es expulsado a la atmósfera (se le
denomina exhalación).Cuando la ola retrocede el agua abandona la cámara generando una
depresión que aspira aire de la atmósfera y nuevamente éste circula a través de la turbina (se le
denomina inhalación), Figura 5.1.

19
En los sistemas OWC las plantas que se encuentran en la costa (onshore) son las que brindan
mayores ventajas por su economía, facilidad de acceso para el mantenimiento y los posibles
daños por condiciones meteorológicas anómalas son menores en la infraestructura que la
compone; en contrapartida la energía disponible de las olas es inferior a las que se encuentran
en aguas abiertas (offshore).

Los tres componentes principales que forman una planta OWC son:

 Cámara: es un depósito abierto por la parte inferior y parcialmente sumergido en el mar,


por la parte superior está conectado a la atmósfera, esto permite intercambiar el aire en
ambos sentidos. Se encarga de transformar la energía potencial de la ola en energía
neumática, generando una corriente de aire bidireccional que atravesará la turbina.
 Turbina: el empleo de turbinas para el aprovechamiento de la energía neumática que
genera la cámara plantea un problema en cuanto a su diseño. La corriente de aire es
bidireccional, por tanto si se emplea una turbina unidireccional “clásica” ha de instalarse
un sistema de válvulas que rectifique el flujo. Sin embargo, existen antecedentes de
estudios (Raghunathan, 1995a, Takao 2002b y Thakker, 2005e) que abogan por las
llamadas turbinas auto‐rectificantes. Que permiten girar en el mismo sentido
independientemente del sentido del flujo.
 Generador: convierte la potencia mecánica de la turbina en electricidad.

5.1.1. Cámara

La cámara es el elemento que recibe las olas y transforma su energía en un diferencial de presión
aprovechable por la turbina. El flujo de aire generado por el desplazamiento de la superficie libre
de la cámara no produce las mismas características en los dos sentidos, Figura 5.2: posee
oscilaciones y describe un amplio rango de velocidades, desde régimen laminar a completamente
turbulento. El funcionamiento de la cámara condiciona el de la turbina y por tanto la energía
obtenida en el generador (Heath, 2000).

20
Figura 6.2 Funcionamiento de la cámara

La geometría de la cámara establece, conjuntamente con la turbina, la frecuencia natural de


resonancia. Cuando la frecuencia de oscilación debida a las olas coincide con ésta, se obtiene
la amplitud máxima de oscilación de la columna de agua, y entonces la energía neumática
también es máxima, (Castro, 2012). La frecuencia de las olas varía cada día y también describe
ciclos estacionarios en el transcurso de un año; por este motivo es necesario estudiar
conjuntamente el comportamiento cámara y turbina en los sistemas OWC, esto se traslada en la
práctica a adaptar las especificaciones de la turbina según la geometría de cámara y las
condiciones de oleaje que se trate (Lopez, 2012).

5.1.2. Turbina

La turbina es el elemento central de la central OWC y el más complejo de diseñar debido a que
trabaja en condiciones muy desfavorables: flujo bidireccional, régimen no estacionario y un
amplio rango de situaciones de funcionamiento ya que la naturaleza del oleaje es muy irregular.
Esta turbina debe estar optimizada para aprovechar tanto el semi ciclo de inhalación como el de
exhalación, situación que lleva a adoptar una solución de compromiso que maximice el
rendimiento medio durante el ciclo completo de oleaje (Anand, 2007a y 2007b).

Los primeros dispositivos OWC utilizaban turbinas convencionales (unidireccionales)


combinadas con un sistema de válvulas anti‐retorno para rectificar el flujo (McCormick, 1992). A
pesar de que este sistema eliminaba el problema de la bidireccionalidad del flujo, contaba con
numerosos problemas, sobre todo de mantenimiento. Para resolver el problema del flujo oscilante
sin recurrir a circuitos de rectificación se idearon las turbinas auto-rectificantes (Raghunathan,
1995).

21
Existen varias familias de turbinas auto‐rectificantes, sobre las consideradas más relevantes
serán brevemente desarrolladas sus principales características.

5.1.2.1. Turbinas Wells

La turbina Wells convencional es una turbina axial de reacción formada por álabes simétricos
cuyo plano de simetría es perpendicular al eje de rotación de la máquina, esta fue diseñada por
el Dr. Alan Wells (1924‐2005) en 1976 (Raghunaban, 1995), Figura 5.3. El fluido induce fuerzas
de arrastre y sustentación cuya resultante es perpendicular a la velocidad relativa del flujo
respecto a los álabes. La composición de estas fuerzas en dirección tangencial provoca una par
de giro que siempre tiene el mismo sentido, independientemente de que el flujo sea de inhalación
o de exhalación.

Su principal inconveniente es que el rango de caudales con rendimiento aceptable es muy


estrecho, ya que los álabes entran en pérdida con facilidad a caudales aún bajos, una vez
superado el pico de rendimiento máximo, el efecto descrito lo evidencia la Figura 3.10 al final de
éste apartado. También sus típicas elevadas velocidades de rotación (> 1500 rpm) se traducen
en vibraciones y ruidos no deseados, (Takao, 2002a y Tease, 2007).

Intentando minimizar los inconvenientes de la turbina Wells convencional (Setoguchi, 1996)


propone la turbina Wells con aletas directrices (Maeda, 1999).Posteriormente aparece la turbina
Wells con álabes orientables que permite modificar durante el funcionamiento el ángulo de
incidencia del flujo relativo para optimizar el funcionamiento (Kim, 2001). En esta última los
álabes pivotan sobre sí mismos y se mejora el rendimiento pero el sistema mecánico necesario
aumenta los costes (Takao, 2005)

Figura 6.3 Esquema de la turbina Wells

22
5.1.2.2. Turbinas de impulso

Las turbinas de impulso pueden ser clasificadas de variadas formas, una de ellas según el sentido
en que el aire la atraviesa: turbinas axiales y turbinas radiales. A su vez en cada una de estas
pueden aparecer subgrupos, cuyos aspectos más relevantes de esas turbinas serán descritos a
continuación.

La turbina de impulso radial con aletas directrices fijas (McCormick, 1993) se compone de dos
coronas de aletas directrices fijas y un rotor con álabes semejantes a los de las turbinas de
impulso axial. Durante el semi ciclo denominado de inhalación el flujo es centrípeto y durante el
semi ciclo complementario de exhalación el flujo es centrífugo, con lo cual el patrón de flujo es
completamente diferente. Al contrario que las turbinas Wells y las turbinas de impulso axial, este
tipo de turbina no sufre empuje axial alternativo. Las turbinas de aire auto‐rectificadas,
especialmente las de geometría constante, son los tipos más simples y más fiables de conversión
de energía de las olas en potencia. Al ser el diseño de los álabes y las aletas rectos, en el sentido
radial, son muy fáciles de construir y también económicos, Figura 5.4.

Figura 6.4 Turbina de impulso radial

23
Posteriormente fue propuesta una turbina de impulso axial (McCormick, 1979 y 1981) compuesta
por un doble rotor de álabes auto‐rectificantes y con rotación de sentido opuesto, así se buscaba
que pérdida relacionada con la energía cinética a la salida de los álabes aguas abajo pueda
reducirse con el uso de una segunda fila de aletas directrices (Richard, 1986).

Diseño abandonado por su creador debido el bajo rendimiento (36%) y por los costes de
fabricación elevados (McCormick, 1989).

La turbina de impulso axial con aletas directrices fijas consta de un rotor simétrico y dos coronas
de aletas directrices fijas, es simétrica y gira en el mismo sentido independientemente del sentido
propio del flujo que varía en cada semi ciclo de las olas, Figura 5.5. Posee la ventaja, respecto a
la turbina Wells que la curva de rendimiento, en función del coeficiente de caudal, es mucho más
plana y también la zona de rendimientos máximos se extiende hacia la zona de caudales
mayores. Otra ventaja característica de este tipo de turbinas es que trabajan a velocidades de
giro más bajas que la turbina Wells, favoreciendo el arranque de la máquina y generando menos
ruido.

La turbina de impulso auto‐rectificada es la alternativa más frecuentemente propuesta a la turbina


Wells, también en este tipo de turbinas las coronas de aletas (estatores) y la corona de álabes
(rotor) forman canales que son atravesados por el fluido. La necesidad de simetría para flujo
bidireccional impone que los ángulos de entrada y salida de los álabes sean iguales. En la Figura
2.7 se muestra la cascada bidireccional de aletas (estator) y álabes (rotor).

24
Figura 6.5 Turbina de impulso axial con aletas directrices fijas

Si se compara el rendimiento medio de las turbinas convencionales que trabajan con flujo
unidireccional constante con las turbinas de aire autorectificadas de flujo bidireccional, el de estas
últimas raramente supera un 50‐ 60%, y también algunos prototipos OWC han arrojado
porcentajes aún inferiores (Falcao, 2012).

5.1.2.3. Comparativa entre turbinas Wells y turbinas de impulso

La Tabla 3.1 muestra que, considerando igualdad de potencia, en las turbinas Wells la velocidad
de rotación del rotor (ω) es mayor y también la relación de diámetros (D) respecto a una turbina
de impulso axial. Esto indica que los problemas de ruido aerodinámico y vibraciones que se
espera serán mucho más graves en las turbinas Wells.

En contrapartida presenta como ventaja que la capacidad de almacenamiento de energía por


efecto de volante es también mucho mayor; esta característica permite suavizar las oscilaciones
del flujo de energía absorbido a través de las olas durante el funcionamiento, aunque presenta
una dificultad mayor en el momento del arranque debido a una inercia adicional para iniciar el
movimiento. La pérdida de una gran parte de la energía cinética por unidad de masa asociada
con la velocidad de flujo axial (Va2/2); esta pérdida es casi cuatro veces mayor en las turbinas
de impulso que en las turbinas Wells.

25
Tabla 3.1 Relaciones de parámetros entre binas Wells y turbinas de impulso axial (Falcao, 2012).

𝟂rotor (Wells) 𝑉 2 𝑎(𝑊𝑒𝑙𝑙𝑠) D(Wells)


𝟂rotor (Impulso) 𝑉 2 𝑎(𝐼𝑚𝑝𝑢𝑙𝑠𝑜) D(mIpulso)
1.65 0.273 1.38

Con lo visto sobre los dispositivos y turbinas que se han empleado tradicionalmente en centrales
OWC se puede establecer que la turbina ideal sería aquella que pueda operar con alta eficiencia
en un amplio rango de caudales como es el caso de las turbinas convencionales o
unidireccionales (Raghunathan, 1994); o bien que sean capaces de maximizar el recurso
oscilante de las olas haciendo uso de la energía disponible en ambos sentidos, si se trata de
turbinas bidireccionales.Es indeseable el uso de válvulas rectificadoras, que intentaron
infructuosamente ser una alternativa para los sistemas de flujo bidireccional (Setoguchi, 2006 y
2009); dando oportunidad a iniciativas de sistemas de grupo turbinado con dos turbinas (Takao,
2002b).

La descripción de variados sistemas a través de turbinas de aire para la conversión de energía


de las olas y un vasto camino de simulaciones numéricas para conocer en profundidad sus
rendimientos permite indicar que en condiciones de flujo irregulares las turbinas de impulso
tienen un potencial mayor respecto a las turbinas Wells (Takao, 2012).

5.1.2.4. Sistema de grupo turbinado con dos turbinas axiales


unidireccionales

La configuración que se describirá dispone de dos turbinas unidireccionales idénticas


(Jayashankar, 2010) y por su configuración se la identifica como un sistema de turbinas gemelas
axiales unidireccionales, el esquema de la Figura 2.8 permite describir las dos etapas de
conversión de energía neumática que se desarrollan por ciclo completo de oleaje incidente.

La cámara en su parte superior se acopla con una tubería que a su vez se divide en dos ramas
en forma de “T” (zona sombreada de amarillo, Figura 2.8) y en éstas se montan cada una de las
dos turbinas unidireccionales idénticas que están dispuestas para funcionar alternativamente.
Cada una de ellas extrae energía durante medio ciclo sinusoidal del oleaje cuando son sometidas
al flujo bidireccional. La idea de combinar dos turbinas de aire convencionales idénticas en
paralelo para convertir la energía neumática procedente de una instalación OWC es considerada
una idea innovadora para la conversión de energía de las olas (Takao, 2012).

26
Figura 6.6 Sistema de turbinas gemelas axiales unidireccionales

Este análisis ha permitido la idea de combinar dos turbinas de aire convencionales idénticas en
paralelo para convertir la energía neumática procedente de una instalación OWC. ara una
situación dada con diferencial de presión la secuencia del flujo es primero las aletas guías del
estator y luego por los álabes del rotor la turbina T2, este sentido del flujo se denomina sentido
directo.En el segundo semi ciclo se invierte el sentido de flujo y esa misma turbina funciona en
sentido inverso, atravesando el flujo primero por el rotor y seguidamente por el estator; El
funcionamiento de las dos turbinas T1 y T2 es alterno, de forma que mientras una funciona en
sentido directo la otra lo hace en inverso (Jayashankar, 2009 y 2010). Se muestran
esquemáticamente la configuración (Figura 3.6) y los sentidos de flujo, Figura 3.7.

Figura 6.7 Esquema de funcionamiento de una turbina de impulso


axial con flujo bidireccional.

Indicada la configuración ahora queda establecida la nomenclatura para indicar el sentido de


operación:
 Se dirá que la turbina funciona en sentido directo, cuando el fluido primero atraviesa la
corona directriz y a continuación el rotor. Esto es, la turbina T1 funciona en sentido directo
durante la inhalación mientras que la turbina T2 lo hace durante la exhalación.
 En cambio, se dirá que la turbina funciona en sentido inverso, cuando el fluido primero
atraviese el rotor y posteriormente la corona directriz. Por ello, es la turbina T1 la que
funciona en sentido inverso durante la exhalación y la turbina T2 durante la inhalación.
27
Esto quiere decir que durante la inhalación se pretende que la mayor parte del aire que se
introduce en la cámara entre por la tubería de inhalación (flecha roja de la Figura 2.8),
orientándose la turbina T1 en el sentido adecuado para aprovechar dicho flujo de la manera más
eficiente posible; por su parte la turbina T2 trabaja en sentido inverso, oponiendo la máxima
resistencia al paso del fluido.

Seguidamente en el periodo de exhalación lo que se persigue es que el aire que debe salir desde
la cámara hacia el exterior lo haga a través de la tubería de exhalación que opone baja resistencia
al paso del flujo (flecha verde de la Figura
2.8), disponiéndose correctamente en este caso la turbina T2. Indicando que las turbinas T1 y
T2 son idénticas y sólo varían su disposición respecto a la cámara.

En las turbinas convencionales con una única corona de aletas directrices y un rotor de álabes
se sabe que para conseguir eficiencias altas se requiere flujo unidireccional, es por eso que en
la configuración que se presentó cuando el signo del salto de presión cambia también lo hace el
del caudal, pero conservando siempre el mismo sentido de rotación del rotor activo.
Consecuencia de este funcionamiento es que el rendimiento tienda a nulo en una de las turbinas
(sentido inverso), mientras la otra genera trabajo útil (sentido directo).

El uso de dos turbinas con esta configuración tiene como objetivo un flujo unidireccional por cada
una de las turbinas, es decir, se pretende que el caudal que circula por la turbina funcionando en
sentido directo sea semejante al caudal total disponible y por el contrario tienda a cero el caudal
que atraviese la turbina que funciona en sentido inverso, por tanto que cada turbina trabaje
eficientemente durante la mitad de un ciclo de la onda incidente.

Con esta disposición de dos turbinas para un salto de presión dado (independientemente de su
signo) el aire es forzado hacia los conductos donde se encuentran las turbinas, es aquí donde la
mayor parte del caudal disponible atraviesa una de las turbinas, pues la otra que trabaja en
sentido inverso ofrece una resistencia mucho mayor al flujo, de esta forma se busca evitar fuga
de caudal que no genera trabajo.

En el transcurso de esta tesis se indicarán las proporciones de caudal que circula por cada una
de las turbinas según sea su sentido de operación; y cómo afecta este hecho al rendimiento
volumétrico, que está directamente relacionado con el rendimiento total del grupo turbinado. Este
valor es omitido en algunas publicaciones donde sólo son presentadas las prestaciones en
sentido directo; o bien se hace referencia a este caudal indicando que se trata de una pequeña
fracción (Falcao, 2012).

Las dos turbinas pueden estar acopladas a un mismo generador eléctrico o también existe la
opción que cada turbina se acople a su propio generador, pero en ese caso los costes se
incrementan.
Este sistema promete altas eficiencias en un amplio rango de caudales, como se requiere en las
centrales OWC,

5.1.3. Generador

Es el elemento encargado de convertir la energía mecánica generada en la turbina por el aire en


energía eléctrica, para poder acumularla y transportarla a los sitios de consumo. En algunos
casos el régimen de giro del generador es muy diferente al de la turbina, y es necesario incluir
una caja de cambios. Los generadores pueden ser síncronos o asíncronos.
Los síncronos funcionan a velocidad constante, y también pueden hacerlo a velocidad variable
si se les añade un rectificador y un inversor, su ventaja es que no introducen perturbaciones en
la red pero en contrapartida es riguroso su acoplamiento (requiere control de tensión, frecuencia
y fase). En cambio en los generadores asincrónicos el acoplamiento es más simple, y estos no
necesitan sistemas de control de tensión y frecuencia porque la red es quien las impone.

28
En el caso de las turbinas Wells debido a que poseen un rotor de gran diámetro y la elevada
velocidad de rotación pueden disponer de una gran cantidad de energía cinética por el efecto
volante, entonces pueden reducir los picos de potencia a los que se expone al generador y
proporcionar un efecto de suavización importante a la energía eléctrica suministrada a la red.

5.2. Métodos de almacenamiento de energía

5.2.1. Celdas de combustible en la ingeniería marítima

Las celdas de combustible son dispositivos de producción eléctrica que mediante un proceso
químico produce un intercambio de electrones debido a una reacción de tipo RedOx genera un
potencial eléctrico, para realizar este proceso la celda requiere combustible o reactantes
electroquímicos que para la celda es hidrógeno y oxígeno, el primero se obtiene de una fuente
primaria de energía mediante electrólisis o como derivado del petróleo, el oxígeno se obtiene de
la atmósfera.

La celda de hidrógeno puede funcionar de manera continua si el combustible se mantiene


fluyendo ininterrumpidamente; la eficiencia de esta tecnología oscila entre el 40-60% si se libera
el calor producido por la celda, cosa que casi siempre conviene si dicho calor se utiliza para
calentar agua (Schatzlab. 2010). La Figura 3.1 contiene el diagrama básico de una pila de
combustible (Irshad, 2016).

figura 6.8 Esquema básico de una celda de combustible donde se muestran las entradas y
salidas de la celda

29
De acuerdo con el principio químico que rige a la celda de combustible se obtiene un valor de la
eficiencia efectiva (Tabla 3.1) que varía en función de la potencia eléctrica que produce (Irshad,
2016).

El combustible de la celda es el hidrógeno el cual puede suministrarse en forma pura con


tolerancia del 20%-30% aunque la celda puede funcionar con cualquier mezcla que contenga
hidrógeno como los hidrocarburos, sin embargo, se reduce la eficiencia y el proceso llega a tener
un menor impacto positivo en la atmósfera (Irshad, 2016).

La potencia que desarrolla la celda de hidrógeno se determina mediante el potencial de Nernst


(Tanni, 2013) que mediante la presión del hidrógeno, oxígeno y vapor de agua conoce la
interacción entre el hidrógeno y oxígeno desde el punto de vista termodinámico (Ecuación 3.1).
Las variables que intervienen son (E0) que es el potencial que libera la reacción RedOx en
condiciones estándar (1.229 V), 𝑝′𝐻2,𝑝′𝑂2,𝑝′𝐻2𝑂 son la presión del hidrógeno, oxígeno y vapor
de agua en atm, T es la temperatura de la celda en K, R la constante universal de los gases
(8.31441 J mol-1 K-1), F la constante de Faraday (96484.56 C mol-1) y n es el número de
electrones que actúan o participan en la reacción.

Las pérdidas por densidad de corriente incluyen la disipación de energía debida a la resistencia
óhmica, activación y pérdidas de concentración de combustible. Todos estos factores dependen
de la concentración del electrolito, temperatura y composición del gas en el cátodo (O2 o aire).

ΔVJ (mV) Densidad de Condición de funcionamiento


corriente
(mA/cm2)

-0.18 40 - 100 9N KOH, 60 °C, suministrando


O2

-0.31 40 - 100 9N KOH, 60 °C, suministrando


aire

-0.74 50 - 200 12N KOH, 65 °C, suministrando


O2

-0.45 50 - 200 12N KOH, 65 °C, suministrando


aire

Tabla 3.3 Diferencial de voltaje por intensidad de corriente

30
Las celdas alcalinas diseñadas por UTC Fuel Cell muestran una degradación de ~25 mV/1,000
horas además de probar un funcionamiento estable de por lo menos 5,000 horas con una
degradación de potencial de 20 mV/1,000 horas o menor. Aunque actualmente se alcanza un
periodo de vida útil >8,000 horas el verdadero reto se encuentra en producir una celda con vida
útil de 40,000 horas.

5.2.2. Sistema integral de energía de oleaje

La elección del tipo de celda involucra aspectos de capacidad de producción del sistema,
eficiencia y costo de almacenamiento. De acuerdo a la electricidad producida y al tiempo
relativamente corto de almacén es conveniente utilizar sistemas que trabajan con hidrógeno y la
cuestión es: ¿se debe generar hidrógeno con el total de energía producida o únicamente cuando
se rebase la potencia mínima garantizada. En la Figura 3.3 se muestra el sistema integral de
energía de oleaje mediante el almacenamiento de toda la energía mediante obtención de
hidrógeno por electrólisis (Currie, 2002).

Figura 6.9 Sistema integral de energía de oleaje con interconexión a la red (Currie, 2002)

5.3. Plantas experimentales OWC

Las instalaciones que funcionan con sistemas OWC son plantas pilotos que nutren de resultados
reales al desarrollo de las investigaciones, aquí se citan las que han aportado datos

31
experimentales a este proyecto doctoral, y se completa el listado con otras conocidas a través
de los medios de publicación.
 Sakata: es una planta OWC situada en Japón e integrada al propio rompeolas del puerto
de ese país. Construida en el año 1989 para uso de investigación y desarrollo. Está
equipada con turbina Wells de 60 kW.
 Mighty Wale: ubicada en la bahía de Gokasho, Japón. Se trata de una instalación flotante
montada por el Centro de Ciencia y Tecnología Marina de de ese país en el año 1998.
Consta de tres turbinas Wells con generadores independientes de potencias nominales
50 kW, 30 kW y 10 kW, dispone de grandes bancos de baterías que permiten almacenar
la energía generada.
 Vizhinjam: es una central construida en India para proyectos de investigación. Funciona
con dos turbinas Wells con una potencia total de 100 kW.
 LIMPET: construida en el año 2000 en Islay, Escocia, está equipada con una turbina
Wells contrarrotante con aletas directrices y la potencia instalada es de 500 kW
(Setoguchi, 2006).
 PICO: se ubica en las islas Azores, Portugal y finalizo su construcción en el año 1999
bajo la coordinación del Instituto Superior Técnico y la primera prueba se hizo efectiva
recién en el año 2005. Problemas de vibraciones en la dupla turbina‐generador
entorpecieron el funcionamiento de la planta desde su creación. Equipada con una turbina
Wells y un generador asíncrono (Setoguchi, 2006).
 Mutriku: La planta está integrada al puerto de Mutriku, España y fue un proyecto del Ente
Vasco de la Energía de ese país. Se construyó para 16 cámaras‐turbina (18.5kW c/u) y
diseñada para inyectar a la red la electricidad producida, cuya potencia instalada total son
296 kW. Fue puesta en marcha en el año 2011.
 Zhelang Town (China): instalación piloto emplazada en China. Equipada con turbinas
Wells, capaces de proporcionar una potencia de 100 kW.

Aparte de los dispositivos enumerados, todavía hoy se utiliza el dispositivo de Masuda


original en 300 boyas de navegación situadas en el Pacífico. Las boyas albergan en su interior
(figura III.59.) el sistema de columna de agua oscilante.

32
CAPÍTULO 4

Estudio del
funcionamiento de
una columna
oscilante de agua

33
7. Estudio del funcionamiento de una columna oscilante
de agua.
La Columna Oscilante de Agua fue el primer sistema a nivel mundial en ser utilizado para generar
energía eléctrica a partir del oleaje de manera comercial con la planta Islay LIMPET que genera
250kW y se encuentra en Rhinns of Islay en la costa de Escocia en el Reino Unido, su desarrollo
estuvo bajo la supervisión de la empresa Wavegen y la Queen's University Belfast. El presente
capítulo se basa en la propuesta técnica de Islay LIMPET. La geometría de la columna se basa
en el diseño realizado por Wavegen ya que optimiza el aprovechamiento del oleaje y permite que
el sistema trabaje de manera estable durante todas las épocas del año. Un diagrama de una
Columna Oscilante de Agua se muestra en la Figura 4.1 (Cunha, 2012)

6.1. Teoría de la columna oscilante de agua

La teoría que se aplica en el diseño y análisis del funcionamiento del sistema se basa en los
parámetros físicos del oleaje (H y T) así como de la morfología de la zona donde se va a instalar
la planta. Con la altura significante del oleaje se obtiene el nivel de agua en la cámara de aire.
La Columna funciona mediante un gasto de aire promedio que se calcula con la Ecuación 4.1
donde Vc y Vv con el volumen en la cresta y en el valle del oleaje, Tp es el periodo pico del oleaje
(Cunha, 2012).

𝑉𝑣𝑖 −𝑉𝑐𝑖
𝑄𝑖 = (4.1)
𝑇𝑝𝑖

Figura 7.1 Análisis de energía del oleaje

34
Las características físicas de la turbina Wells incluye una solidez del 0.67, velocidad de giro de
450rpm, cinco aspas, longitud de aspa de 0.4m con perfil tipo NACA0021 (Cunha, 2012), cuerda
de 0.17m, el radio de la turbina (Rt) es de 1m y el radio del buje (rh) de 0.6m.

La conversión de energía undimotriz en energía neumática se rige por la presión del aire en el
dispositivo la cual varía de acuerdo a la Ecuación 4.2 donde ρ es la densidad del aire, W es la
velocidad relativa del aire respecto a la turbina, Z es el número de aspas de la turbina, b es la
longitud del álabe, c es la longitud de la cuerda, Va es la velocidad del aire al pasar por la turbina,
CA es el coeficiente de fuerza axial para el perfil del álabe empleado en la turbina tipo Wells y Q
es el caudal de aire (Cunha, 2012).

𝜌𝑊 2 𝑧𝑏𝑐𝑉𝐴 𝐶𝐴
𝛥𝑝 = (4.2)
2𝑄

La velocidad relativa del aire respecto del álabe se calcula mediante el análisis vectorial de la
velocidad de rotación y la velocidad del aire (Carija, 2012) como se presenta en la Figura 4.2.

Figura 7.2 Representación de la velocidad de giro


(U), velocidad del aire (V), velocidad relativa (W) y
el ángulo α respecto a la horizontal.

El torque en la turbina se define en la Ecuación 4.3 donde Rt es el radio de la turbina, CA es el


coeficiente de arrastre y CT es el coeficiente de fuerza axial,CA (Ecuación 4.4) y CT (Ecuación
4.5) están en función de la velocidad relativa y del ángulo α respecto a la horizontal (Ying, 2016)

𝜌𝑊 2 𝑧𝑏𝑐𝑅𝑡 𝐶𝑇
𝛥𝑝 = (4.3)
2

2𝛥𝑝π𝑅𝑡 2
𝐶𝐴 = (4.4)
𝜌𝑧𝑏𝑐(𝑉𝐴 2 +𝑈𝑡 2 )

𝐹𝑇
𝐶𝑇 = (4.5)
𝜌𝑧𝑏𝑐(𝑉𝐴 2 +𝑈𝑡 2 )

Se puede demostrar que los coeficientes de arrastre y de torque se encuentran en función de la


geometría del álabe de la turbina (Cunha, 2012) y para el perfil utilizado en este trabajo CL=0.169
y CD=0.007 que corresponde al perfil NACA002, los coeficientes dependen de la respuesta del
álabe al paso del aire (Figura 4.3). El coeficiente de arrastre CA y coeficiente de torque CT están
en función del coeficiente CL y CD y del ángulo de ataqué del aire (α) como se muestra en las
Ecuación 4.6 y 4.7 (Cunha, 2012).

35
𝐶𝐴 = 𝐶𝐿 cos 𝛼 +𝐶𝐷 sen 𝛼 (4.6)

𝐶𝑇 = 𝐶𝐿 cos 𝛼 − 𝐶𝐷 sen 𝛼 (4.7)

𝑉
𝟇 = 𝐭𝐚𝐧 𝛼 = 𝑈𝐴 (4.8)
𝑅

Figura 7.3 Sentido de flujo y rotación del perfil empleado en la turbina de aire

La potencia ideal que entrega la turbina (Ecuación 4.9) depende de la densidad del aire (ρ), área
de barrido de la turbina (A) y velocidad del aire al pasar por la turbina (Va) sin embargo está
formulación no incluye las pérdidas de energía durante el proceso. La eficiencia de la turbina
(Ecuación 4.10) es la relación entre la potencia generada por el rotor y la energía de la cámara
de aire (Cunha, 2012), dicha eficiencia al ser multiplicada por la potencia ideal da como resultado
la potencia real estimada para el sistema.

𝜌𝐴𝑉𝐴 3
𝑃= (4.9)
2

∑ T𝑖 ω𝑖
η𝑇 = ∑ 𝑖 (4.10)
𝑖 𝛥𝑝𝑖 𝑄𝑖

36
6.2. Descripción de la columna oscilante de agua

El sistema de captura de oleaje se instala en un acantilado que cuente con las características de
intensidad de oleaje suficiente para producir energía el máximo de horas al año, la Figura 4.4
contiene la forma que debe tener el acantilado en su estado natural y el proceso constructivo
general que se debe seguir durante la instalación del dispositivo (Wavegen, 2002).

Figura 7.4 Proceso de colocación del sistema de captura de oleaje

El colector consta de una estructura de concreto reforzado (Figura 4.5). Para la mayor parte de
la longitud el muro frontal y posterior son paralelos y forman un ángulo de 40° con la horizontal.
En la cercanía del borde de entrada en la cara externa, se forma un ángulo de 60° que reduce el
área de entrada del agua y atenúa las variaciones en la potencia del oleaje. El equipo de la QUB
ha establecido que la geometría del borde en la entrada del agua limita el flujo de agua hacia el
exterior del colector, sin embargo, la restricción a la entrada es mínima. La restricción a la salida
del agua es importante debido a que cuando el colector se vacía de agua entonces se produce
un conducto de aire de la atmósfera y en ese momento la turbina no podrá generar un potencial
aprovechable, no obstante, este efecto se ve sumamente mitigado con la geometría del borde de
entrada (Wavegen, 2002).

37
Figura 7.5 Elevación lateral de la sección del colector

La sección axial del colector consta de 21 metros de longitud dividida en tres partes, esta división
es necesario para que no exista propagación transversal del oleaje lo que reduce la eficiencia en
la captura de la energía del oleaje, aunque se sabe que el ancho del dispositivo prototipo es de
6 metros y funciona satisfactoriamente, se cree que un aumento significativo por encima de este
valor podría cruzar el límite de aceptabilidad en el desempeño y estabilidad estructural del
sistema (Wavegen, 2002). Una vez establecida la sección transversal de la cámara de aire, se
decidió qué método debía adoptarse para sujetar las cuatro paredes a la roca base. Había
dos opciones claras; ya sea las paredes se podrían fijar directamente a la pendiente excavada
con anclas de roca o una pared trasera podría ser colocada en la pendiente excavada de modo
que la estructura monolítica formase un circuito cerrado en términos de contención de la carga.
En la construcción de la planta Islay LIMPET se eligió colocar una sección monolítica (Wavegen,
2002). La estructura se encuentra sujeta a cargas en sentido descendente debido a la acción del
oleaje externo y a fuerzas con sentido ascendente que se generan por la presión de la Columna
Oscilante. Las pruebas que realizó la QUB indican que estas presiones oscilan alrededor de 1bar
lo que se traduce en una carga lineal de 450kN/m sin considerar el peso de la propia estructura.
Esto unido al hecho de que la calidad de la superficie de roca a la cual las paredes estarían
ancladas no se conoce hasta después de que la excavación se completa y que una superficie
rugosa en la columna de agua posterior disminuiría el rendimiento de la columna reduciendo la
capacidad de anclaje. A pesar de las condiciones físicas del sitio, la mejor opción es colocar un
muro posterior que sirve de anclaje para la estructura (Wavegen, 2002).

38
Figura 7.6 Sección axial del colector de olas (área efectiva de aprovechamiento del oleaje)

Para medir el desempeño del colector de energía undimotriz es necesario instalar una serie de
dispositivos que ayudan a conocer las condiciones físicas fuera y dentro de la estructura
(Wavegen 2002) que dan a conocer el estado de mar, carga sobre los muros, nivel del agua
dentro del colector, presión del aire antes y después de la turbina, temperatura del sistema, video
de vigilancia interna del colector, presión atmosférica y la interface de control del sistema.

Figura 7.7 Dispositivos de lectura en el colector y sus alrededores

39
8. Coste
Clément et ál. afirman que el precio de la electricidad generada con parques de olas ha
mejorado mucho en los últimos 25 años [Clément, 2002]. Aun así los costes de esta energía son
altos (tabla II.1.), como revelan los datos publicados en el año 2002 (los valores de los otros años
son costes estimados) por la Comisión Europea en relación a los costes de los convertidores de
la energía de las olas. Por otro lado, se estima que en unos años el coste de esta energía será
comparable al de la energía eólica.

En la gráfica siguiente se muestra el precio mínimo y máximo de la electricidad generada


con las distintas fuentes energéticas, en el año 2002. Se observa que el precio de la energía
undimotriz es competitivo con el resto de energías renovables, sobre todo si recibe el apoyo que
tanto ha colaborado al desarrollo de la energía solar fotovoltaica y de la energía eólica.

40
9. Pérdidas y rendimientos
Weber et ál. [Weber, 2000] han demostrado que la eficiencia de los dispositivos depende
de la frecuencia de las olas motoras. En distintos convertidores OWC con geometrías
optimizadas se ha calculado que los valores de la eficiencia varían desde apenas un 10% hasta
un 90%, en función de la frecuencia de las ondas incidentes. Asimismo, la eficiencia de la
conversión primaria sin un sistema de control, del orden del 30%, difiere mucho del valor de la
conversión con control, 82%.

Por otra parte, el rendimiento de la conversión de la turbina Wells varía con el flujo de
aire; en las turbinas Francis la eficiencia máxima es del orden del 85%, en las McCormick (otro
tipo de turbina auto-rectificadora) del 75% y en las Wells del 70%. Falcão [Falcão, 2004] se refiere
a la turbina de aire como el eslabón de la conversión que más pérdidas introduce en el sistema.
No sorprende que su rendimiento sea menor que el de las turbinas de aire, agua, viento, vapor,
etc., pues estas trabajan con unas condiciones constantes, mientras que el flujo de aire en OWC
es aleatorio y muy variable en el tiempo, en un rango que abarca desde pocos segundos hasta
variaciones estacionales.

No obstante, existen varios modos de mejorar la eficiencia de la turbina. Una turbina con
un sistema regulador puede tener un rendimiento aceptable en un rango amplio de condiciones
de funcionamiento, independientemente de la irregularidad del flujo de aire que la mueve,
utilizando un distribuidor de álabes variables o controlando la velocidad de la turbina con cambios
en el área de flujo.

Otro modo de mejorar el rendimiento es añadiendo a la configuración unas válvulas de


escape (como las de la planta de Pico) que puenteen las turbinas o parte del flujo, y que permitan
regular la fase de la columna de aire para poder funcionar en resonancia. Estas válvulas disipan
el exceso de energía neumática cuando el flujo y la presión superan el límite de pérdidas, y así
se consigue evitar que los álabes de la turbina entren en pérdidas y en consecuencia, que se
reduzca la energía en el eje.

10. Sistema de control

Falcão afirma que el control de una planta OWC se presenta como uno de los mayores
problemas ligados a su funcionamiento, sobre todo por la aleatoriedad de la fuente energética y
por el desconocimiento de modos de predicción de la magnitud de las cargas del oleaje [Falcão,
2002].

El control de la fase permite aumentar la eficiencia de OWC. Consiste en un interruptor


con comando a distancia y retención, que trabaja con la ayuda de unas válvulas de control
conectadas en serie o en paralelo con la turbina, o con control de la geometría, si la turbina es
de tipo Wells con paso variable o de tipo Dennis-Auld. Falnes [Falnes, 2002] afirma que, en todo
caso, este tipo de control acarrea problemas prácticos y teóricos.

41
11. Impacto ambiental

Los OWCs en el litoral o cerca de él pueden tener impactos considerables sobre el medio
ambiente. La absorción y modificación del oleaje puede variar la morfología de la costa y de la
vida marina. Sus efectos positivos pueden ser la disminución de la erosión de playas, o la
creación de zonas tranquilas para recreo o cultivos pesqueros, siendo de esperar que la variación
de los procesos en el litoral afecten a las zonas de reproducción de la vida marina.

Otros impactos, de tipo visual y sonoro, hay que tenerlos en cuenta, especialmente en zonas
turísti- cas, estando asociado el problema del ruido a OWCs neumáticos que emplean turbinas
de aire a alta velocidad tipo Wells. En zonas habitadas habría que emplear silenciadores, que
reducen la eficiencia.

MEDIO AMBIENTE.- El aprovechamiento en altamar, lejos de la costa, no implica ningún


problema estético; habría que estudiar cómo afecta al oleaje en la vida marina, por cuanto éste
asegura la circu- lación del oxígeno y de nutrientes en las aguas superficiales. El problema
depende del sistema que se emplee. Los Ducks pueden absorber casi la totalidad del oleaje, en
una banda muy ancha de frecuen- cias, de forma que colocados en largas cadenas, como
terminadores, pueden dejar el mar en calma. Menos efectos tienen los resonadores que
absorben las olas de frecuencias determinadas, dejando pasar olas con otras frecuencias. Desde
el punto de vista ecológico, también serían preferibles absorbe- dores puntuales, que no
modifican demasiado el oleaje a sotavento.

Cuando el medio de transmisión de la energía es el aceite, como en el caso de los Ducks, las
pérdidas de éste pueden perjudicar el medio ambiente. El anclaje de los OWCs en el fondo
marino, sobre todo en el caso de los terminadores, puede actuar como una barrera para los flujos
de sedimentos, que puede resultar en una alteración del fondo marino. También hay que tener
en cuenta la posible presencia de grandes animales, que pueden dañar a las instalaciones, o ser
dañados por éstas.

Resumiendo, los efectos sobre el medio ambiente dependerán estrechamente del tipo de
dispositivo utilizado, pudiéndose citar en principio algunos aspectos que deberían ser tenidos en
cuenta en un pro- yecto de esta naturaleza:

- El clima marítimo se altera (sedimentos; ecosistema).

- Emisión de ruido; intrusión visual.

- Efectos sobre lo reproducción de algunas especies.

- Efectos sobre lo sedimentación en costas y playas.

- Riesgos para lo navegación.

Posibles beneficios: amortiguamiento del oleaje en zonas portuarios o erosionables.

PROPULSIÓN DE BARCOS.- Otro posible uso de la energía del oleaje, es la propulsión


de barcos. El movimiento relativo del barco con respecto a la superficie del agua, se puede
aprovechar mediante medios mecánicos o neumáticos, colocando estabilizadores sumergidos.

42
12. CONCLUSIONES

La potencia que garantiza el sistema de captura de olaje con la Columna Oscilante de Agua es
de 5kW, esta energía se produce en un área horizontal sobre el mar de 126m 2, con estas cifras
se estima que el sistema tiene un rendimiento de 39.7 W/m2.

Con la potencia que generaría el sistema es posible hacer funcionar de manera continua 36
computadoras de escritorio en estado activo, sin embargo por lo general las PC´s se encuentran
activas unas cuantas horas al día pero este dato de horas activas es variable. Otra opción para
el uso de la energía generada en Manzanillo es mantener encendidas 375 luminarias de 40W
durante ocho horas al día. La energía que se produce con la Columna Oscilante es suficiente
para abastecer cinco casas residenciales con refrigerador, microondas, TV, licuadora, Laptop,
plancha y diez lámparas ahorradoras.

Si bien es cierto que la energía se produce con el estado actual de funcionamiento del sistema
es considerable y de gran ayuda para alcanzar las metas nacionales en materia energética,
también es necesario realizar medidas de optimización al sistema de oleaje para maximizar su
desempeño y poder garantizar un mayor suministro de energía ya que con el sistema tal y como
se propone se necesita de una granja de 100 dispositivos de Columna Oscilante de Agua para
abastecer 500 hogares.

Para la investigación futura se proponen las siguientes actividades para el sistema de energía de
captura de energía undimotriz mediante Columna Oscilante de Agua:

 Estudiar el impacto que tiene la instalación del distribuidor de aire en la turbina ya que
con el distribuidor cambia la dirección del aire y la velocidad se ve aumentada de dos a
cuatro veces modificando el diagrama de velocidad relativa del aire.
 Obtener el número de aspas óptimo que brinda a la turbina una mayor eficiencia y
desempeño.
 Aplicar el sistema de ángulo de auto ajuste de álabe (self blade pitch angle) para aumentar
el desempeño del sistema.
 Optimizar la geometría de la cámara de aire para que el volumen de aire desplazado sea
el máximo con una estructura de cono invertido.
 Incluir el efecto de los términos de segundo grado que influyen de manera significativa en
el desempeño del sistema, estos parámetros incluyen la pérdida de energía debido a que
se turbine solo una fracción del volumen de aire del que se considera en la teoría lineal y
disipación de energía debido a la interacción de la interface agua-aire en la cámara de
gases del colector.

Los tres elementos que componen una central OWC son: cámara, turbina y generador. La
cámara se encarga de transformar la energía de las olas en energía neumática que originará un

43
flujo de aire capaz de mover la turbina, y el generador se encarga de convertir la potencia
mecánica del eje de la turbina en electricidad.

La turbina Wells es la turbina más conocida en centrales OWC y la más difundida en las
instalaciones experimentales. Se trata de una turbina de reacción auto‐rectificante que presenta
numerosos problemas y sólo trabaja con un rendimiento aceptable con caudales pequeños,
presenta empuje axial alternativo, trabaja a altas velocidades, y tiene problemas de ruido y de
vibraciones.

Las turbinas de impulso tienen un rendimiento máximo menor que la turbina Wells, pero sus
curvas de rendimiento son más planas y esto favorece para un aprovechamiento más uniforme
para las condiciones variables del mar.Trabajan con caudales más grandes, arrancan con
menores problemas y giran a velocidades menores que la turbina Wells. Es posible diferenciarlas
en dos tipos, axiales o radiales.

Los generadores eléctricos utilizados en instalaciones OWC son similares a los utilizados en
otras aplicaciones: síncronos y asíncronos. Los generadores síncronos cuentan con su propio
sistema de excitación y alimentan la red con potencia activa y reactiva. Sin embargo la secuencia
de acoplamiento a la red es complicada. Son la opción más económica para grandes potencias.
Los generadores asíncronos aportan sólo potencia activa a la red y consumen potencia reactiva.
Son rentables para bajas potencias en redes muy grandes que puedan absorber las
perturbaciones que introducen cuando se conectan.

Descriptos los diferentes sistemas de obtención de energía a través del mar el paso siguiente es
un análisis en profundidad del sistema de turbinas gemelas axiales unidireccionales y su
influencia en el rendimiento global de la planta será el propósito de esta tesis doctoral.

44
13. BIBLIOGRAFÍA

1. Guedes C. (2013). Evaluation of Various Technologies for Wave Energy


Conversion in the Portuguese Nearshore de energies Sitio web:
http://www.mdpi.com/journal/energies

2. Lewis, T. (2014). A Remotely Operated, Autonomous Wave Energy


Converter System. Doctor of Philosophy. Oregon State University.

3. Bevilacqua G. & Zanuttigh B. (2012). Overtopping Wave Energy Converters:


general aspects and stage of development. 2015, de

Università di Bologna Sitio web:


http://amsacta.unibo.it/3062/1/overtopping_devicex.pdf

4. Drew B., Plummer A. & Sahinkaya M. (2009). A review of wave energy


converter technology. 2015, de University of Bath Sitio web:
http://www.energiatalgud.ee/img_auth.php/2/23/Drew,_B.,_Plummer,_
A.R.,_Sahinkaya,_M.N._A_review_of_wave_energy_converter_technol
ogy._2009.pdf

5. Tedd J. (2007). Testing, Analysis and Control of Wave Dragon, Wave Energy
Converter. 2016, de Aalborg University Sitio web:
http://vbn.aau.dk/files/12994787/Wave_Energy_Converter

6. Pérez A. (2013). ESTIMACIÓN DEL CLIMA MARÍTIMO Y LA ENERGÍA DE


OLEAJE DISPONIBLE EN LAS COSTAS MEXICANAS. Agosto 2015, de
Universidad Nacional Autónoma de México

7. Cunha G., Santos S., Santos E., Rocha L. & Olinto C.. (2012). Análise teórica
da influência de perfis sobre a potência de uma turbina wells empregada em
dispositivos de conversão de energia das ondasGIA DAS ONDAS. 2015, de
Seminário e workshop em engenharia

oceânica Sitio web: http://www.seer.furg.br/vetor/article/view/3690/2185

8. Falnes J. & Kurniawan A. (2015). Fundamental formulae for wave-energy


conversion. 2016, de Royal Society Sitio web:
http://rsos.royalsocietypublishing.org/content/2/3/140305#disp-formula-32

9. Newman JN. 1976 The interaction of stationary vessels with regular waves. In
Proc. 11th Symp. On Naval Hydrodynamics, pp. 491–501. London, UK:
Mechanical Engineering Publications.

10. Budal K, Falnes J. 1975 Power generation from ocean waves using a
resonant oscillating system. Mar. Sci. Commun. 1, 269–288.

11. Evans DV. 1980 Some analytic results for two- and three-dimensional wave-
energy absorbers. In Power from sea waves (ed. Count BM), pp. 213–249.
New York, NY: Academic Press.

45
12. Fernandes AC. 1985 Reciprocity relations for the analysis of floating pneumatic
bodies with application to wave power absorption. In Proc.

4th Int. Offshore Mechanics and Arctic Engineering Symp., Dallas, TX, 17–21
February 1985, pp. 725–730. New York, NY: American Society of Mechanical
Engineers.

13. Falcão AFdO, AJ NA Sarmento. 1980 Wave generation by a periodic surface


pressure and its application in wave-energy extraction. In 15th Int. Cong. on
Theoretical and Applied Mechanics, Toronto, Canada, 17–23 August 1980.
Amsterdam, the Netherlands: North-Holland.

14. Bustos E. (2010). Análisis de sensibilidad. Febrero del 2016, de

Universidad de Chile Sitio web: http://users.dcc.uchile.cl/~nbaloian/DSS-


DCC/Esp/3_5.pdf

15. Sorensen H. & Friis E. (2010). Wave Dragon from Demonstration to Market.
Wave Dragon from Demonstration to Market, de International Conference on
Ocean Energy, la información se encuentra en el sitio

web: https://www.icoe-
conference.com/publication/wave_dragon_from_demonstration_to_ma rket

16. Alzamora E. (2012). Evaluación Técnica y Financiera de Alternativas


Energéticas Renovables no Convencionales para incorporar a la Gestión
Energética del Casino de Suboficiales Badilla, III Brigada de la Fuerza Aérea
de Chile, Puerto Montt. Puerto Montt, Chile: Austral de Chile.

17. Jackson G. & Boxx R. (2012). Persistence and Survival in Entrepreneurship:


The Case of the Wave Energy Conversion Corporation of America. 2016, de
Sacred Heart University que cuenta

con un portal en internet, Sitio web:


http://digitalcommons.sacredheart.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=100
7&context=neje

18. Falceao AF de O. Wave energy utilization: a review of technologies.


Renewable and Sustainable Energy Reviews 2009; 14(3):899e918.

19. Previsic M, Bedard R, Hagerman G. E2I EPRI assessment, offshore wave


energy conversion devices. Electricity Innovation Institute; 2004. Technical
report E2I EPRI WP - 004 - US - Rev 1.

20. Evans DV. Hydrodynamics of ocean wave-energy utilization Iutam


Symposium Lisbon/Portugal; 1985.

21. Kerbiriou M, Prevosto M, Maisondieu C, Babarit A, Clément AH. Influence of


an improved sea-state description on a wave energy converter production. In:
Proc. of the 26th international conference on offshore mechanics and arctic
engineering; 2007. San Diego, California.

22. Henderson R. Design, simulation and testing of a novel hydraulic power takeoff
system for the Pelamis wave energy converter. Renewable Energy 2006;
31(2): 271-83.

46
23. Eriksson M. Modeling and experimental verification of direct drive wave energy
conversion - Buoy - generator dynamics, PhD thesis, Uppsala Universitet;
2007.

24. Suzuki M. Design method of guide vane for wells turbine. Journal of Thermal
Science 2006; 15: 126-31.

25. Budal K, Falnes J, Hals T, Iversen LC, Onshus T. Model experiment with a
phase controlled point absorber. In: Stephens HS, Stapleton CA, editors.
Proceedings of second international symposium on wave and tidal energy.
Cambridge, UK: ISBN 0-906085-43-9, pages 191e206; September 1981. p.
23e5. BHRA Fluid Engineering (Cranford, Bedford).

26. Betancourt, B. (2012). Determinación de clima marítimo en zonas costeras.


Tesis de Maestria, Universidad Autónoma de México.
27. Bonet, R. (1999). Condición absorbente discreta no‐local (DNL) en elementos
finitos para modelos de propagación de ondas en el mar. Revista Internacional
de Métodos Numéricos para cálculo y Diseño en Ingeniería, Vol 15 , 5‐20.

28. EREC. (2010). Renewable Energy in Europe, Markets, Trends and


technologies. European Renewable Energy Council.

29. Fernandez, J. (2008). Una aproximación al aprovechamiento de la energía de


las olas para la generación de electricidad. Informe fin de carrera de la
Universidad Politécnica de Madrid.

30. Holthuijsen, L. H. (2007). Waves in Oceanic and Coastal Waters. USA:


Cambridge University Press.
31. Lancin, M. (1976). Estudio geomorfológico de la bahía y de la playa de
Santiago en Manzanillo, Colima. Revista mexicana de ciencias geológicas, 43‐
66.

32. Silva, R. (2005). Análisis y descripción estadística del oleaje. México DF:
Serie Docencia 49., Instituto de Ingeniería de la UNAM.

33. Babarit A., Hals J., Muliawan M.J., Kurniawan A., Moan T. & Krokstad J.
(2012). Numerical benchmarking study of a selection of wave energy

converters. 2016, de ELSEVIER Sitio web: www.elsevier.com/locate/renene.

34. Queen’s University of Belfast, ISLAY LIMPET WAVE POWER PLANT


(2002)

35. Vicinanza D., Margheritini L., Kofoed J. & Buccino M.. (2012). The SSG Wave
Energy Converter: Performance, Status and Recent Developments. Marzo del
2016, de energies Sitio web: www.mdpi.com/journal/energies

36. Comisión Federal de Electricidad. (2012). TARIFAS ELÉCTRICAS EN


MÉXICO. 2016, de Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública

Sitio web: www3.diputados.gob.mx/camara/.../Contexto-No.31-


tarifas_electricas.pdf

37. Silva C., Modelos de oleaje, Apuntes y presentación de aula para la


Universidad Nacional Autónoma de México.
38. Fernandez D. (2010). Energía de las olas. Agosto 2015, de

47
Universidad de Cantabria Sitio web:
http://www.ecodesarrollo.cl/descargas/Energia_olas.pdf

39. Ruiz G., Mendoza E. & Silva R. (2009). CARACTERIZACIÓN DEL RÉGIMEN
DE OLEAJE Y VIENTO DE 1948-2007 EN EL LITORAL MEXICANO. Agosto
2015, de Fundación para el fomento de la ingeniería del agua

40. Brooke J... (2005). WAVE ENERGY CONVERSION. Amsterdam - Boston -


Heidelberg - London - New York- Oxford Paris - San Diego - San Francisco -
Singapore - Sydney- Tokyo: McCormick.

41. Currie R. (2002). Hydrogen, Fuel Cells and the Optimization of the LIMPET
500 on Islay. Glasgow, Scotland: University of Strathclyde Glasgow.

42. Zhou D., Eden j... (2015). Optimal Design of a Multibody Self-Referencing
Attenuator. Agosto del 2016, de Scientific Research

Publishing Sitio web: http://www.scirp.org/journal/jpee


http://dx.doi.org/10.4236/jpee.2015.39005

43. De Backer G... (2009). Hydrodynamic Design Optimization of Wave Energy


Converters Consisting of Heaving Point Absorbers. Ghent University:
http://www.maritiem.ugent.be.

44. Lehmann M., Elandt R., Shakeri M. & Alam R. (2014). The Wave Carpet:
Development of a submerged pressure differential wave energy converter.
2016, de Hobart, Australia Sitio web: Beckerly

45. Yu Y., Li Y., Hallet K. & Hotimsky C. (2014). Design and analysis for a floating
oscillating surge wave energy coverter. 2016, de Ocean, offshore and Arctir
Engineering Sitio web: www.nrel.gov/publications

46. Folley M., Whittaker T. & Osterried M. (2004). The Oscillating Wave
Surge Converter. 2016, de School of Civil Engineering, Queen’s

University Belfast Belfast, UK Sitio web: Internet

47. Sarkar D. & Dias F. (2016). Performance Enhancement of the Oscillating Wave
Surge Converter by a Breakwater. 2016, de School of Mathematical Sciences,
University College Dublin Sitio web:
http://www.isope.org/publications/publications.htm

48. Mendoza B. Edgar. Obras marítimas. Uiversidad Nacional Autónoma de


México. Instituto de Ingeniería. 2015.
49. Nexans Deutschland Industries. (2003). Submarine Power Cables.

2016, de NEXANS Sitio web:


http://www.nexans.com/Germany/group/doc/en/NEX_Submarine_neu. pdf

50. Irshad M., Siraj K., Raza R., Ali A., Tiwari P., Zhu B., Rafique A., Ali A., Ullah
M. & Usman A. (2016). A Brief Description of High Temperature
Solid Oxide Fuel Cell’s Operation, Materials, Design, Fabrication

Technologies and Performance. 2016, de MDPI Sitio web:


www.mdpi.com/2076-3417/6/3/75/pdf

48
51. Almarza J. (2010). Celdas de combustible. En Diseño y Fabricación de una
Pila de Combustible de Hidrógeno de Baja Potencia (169). Catalunya, España:
Universitat Politécnica de Catalunya.

52. Tanni M., Arifujjaman M., Iqbal M. (2013). Dynamic Modeling a of Phosphoric
Acid Fuel Cell (PAFC) and Its Power Conditioning System. 2016, de Journal of
Clean Energy Technologies Sitio web: www.jocet.org/papers/041-I10002.pdf

53. EG&G Technical Services, Inc. (2004). All book. En Fuel Cell Handbook (1-
427). U.S. Department of Energy Office of Fossil Energy National Energy
Technology Laboratory P.O. Box 880 Morgantown, West Virginia: Under
Contract No. DE-AM26-99FT40575.

54. Tulio M. & Mesa L. (2004). PRINCIPIOS DE FUNCIONAMNIENTO Y


CONSTRUCCIÓN DE UNA CELDA DE COMBUSTIBLE DE ÀCIDO
FOSFÒRICO. 2016, de Universidad Tecnológica de Pereira Sitio web:
http://repositorio.utp.edu.co/dspace/bitstream/handle/11059/174/PRIN
CIPIOS%20DE%20FUNCIONAMNIENTO%20Y%20CONSTRUCCION.pdf;js
essionid=2F7E0B207B98BD46A3251A8467B54C90?sequence=
1

55. Gustavo da Cunha Dias, Sonia Magalhães dos Santos, Elizaldo Domingues
dos Santos, Lui Alberto Oliveira Rocha, Cláudio Rodrigues Olinto. (09 de
Novembro de 2012). ANÁLISE TEÓRICA DA INFLUÊNCIA DE PERFIS
SOBRE A POTÊNCIA DE UMA TURBINA WELLS EMPREGADA EM
DISPOSITIVOS DE CONVERSÃO DE ENERGIA DAS ONDAS. En
VSEMINÁRIO E WORKSHOP EM ENGENHARIA OCEÂNICA(N/A). Rio
Grande: Eng. Oceánica.

PÁGINAS ELECTRÓNICAS DE REFERENCIA

1. http://www.scottishenergynews.com/wave-power-pioneer-pelamis-sinks-
into-administration/
2. www.oceanpowertechnologies.com/powerbuoy/
3. http://awsocean.com/
4. http://www.emec.org.uk/about-us/wave-clients/pelamis-wave-power/

5. http://hydropower.inl.gov/hydrokinetic_wave/pdfs/day1/09_heavesurge
_wave_devices.pdf

6. Beirão, P. (2007). Linear model identification of the Archimedes Wave


Swing, de Universidad Técnica de Lisboa Sitio web:
http://web.ist.utl.pt/duarte.valerio/POWER2007.pdf

7. http://www.greenpatentblog.com/2012/02/08/making-waves-in-
renewable-energy-the-aws-wave-swing-iii/

49
8. http://www.aquamarinepower.com/technology/how-oyster-wave-power-
works.aspx
9. http://owcwaveenergy.weebly.com/index.html
10. http://www.emec.org.uk/about-us/wave-clients/aquamarine-power/

11. http://www.energiaadebate.com/Articulos/Enero2010/MulasdelPozo.ht m

12. http://datos.bancomundial.org/indicador/EG.ELC.LOSS.ZS
13. http://www.unesa.net/unesa/html/sabereinvestigar/largoviaje/transporte
almacenar.htm

14. https://www.teslamotors.com/es_MX/powerwall
15. http://www.schatzlab.org/spanish/fuelcell.html

16. http://www.sc.ehu.es/sbweb/energias-
renovables/temas/pilas_1/pilas_1.html
17. http://www.hidroproyectos.com/n?n=CENTRALES-
HIDROELECTRICAS-DE-BOMBEO

18. http://www.fenercom.com/pages/pdf/formacion/09-10-2013-
Almacenamiento%20de%20Energia%20IV/01-Almacenamiento-de-
Energia-mediante-bombeo-Iberdrola
19. http://www.diam.unige.it/~irro/richiami4_e.html
20. http://www.fp7-marinet.eu/public/img/SEAI_OEDU4.jpg

21. http://app.cfe.gob.mx/Aplicaciones/CCFE/Tarifas/Tarifas/tarifas_negoci
o.asp?Tarifa=HMF&Anio=2016

22. Álvarez F., López P. & Venegas F. (2011). Valuación económica de proyectos
energéticos mediante opciones reales: el caso de energía nuclear en México.
2016, de Universidad Autónoma de Nuevo León

Sitio web: www.economia.uanl.mx/.../Valuacion-economica-de-proyectos-


energeticos

23. http://www.lapuntavillas.com/

24. http://colimanoticias.com/termoelectrica-de-manzanillo-segundo-lugar-en-el-
pais-para-generacion-de-energia-electrica/

50
51
52