Está en la página 1de 4

Foto 1: Harumafuji y Gôeidô salen simultáneamente del dohyô

Foto 2: En la repetición: nótese que Gôeidô está aún en el tachi-ai y Harumafuji ya


cogió el mawashi
Foto 3: Kakuryû siempre tuvo a Hakuhô a la defensiva

Foto 4: Kisenosato a punto de salir volando del dohyô

Sumô: Kyûshû basho 2016, día 13


Kisenosato pierde opción al título
El M6 Tochonoshin impone su fuerza y vence al ôzeki
12-1: Kakuryû sigue como único líder

Gran desilusión se notó en el público que asistió a la decimotercera jornada del Torneo
de Kyûshû cuando el ôzeki Kisenosato cayó derrotado por el M6 Toshinoshin en un
combate de poder a poder.

Observando en primera fila se encontraban los rivales de las dos últimas peleas de la
jornada: Kakuryû, Hakuhô, Harumafuji y Gôeidô. Un triunfo de Kisenosato habría
puesto más presión sobre todos ellos. El que desee ganar el título debe ganar todo lo
que pueda; pero saber que el principal rival había perdido el paso era un alivio; en
especial para Kakuryû y Harumafuji.

Los combates finales se resolvieron con victorias de Kakuryû sobre Hakuhô y de


Harumafuji sobre Gôeidô. El título del torneo, al final, lo disputarán ambos yokozuna.

M6 Tochinoshin (9-4) – Kisenosato (10-3)

Tochinoshin es un sekitori fuerte, pero comete muchos errores. Kisenosato, quizá con
demasiada cautela, no salió decidido a tomar la iniciativa sino a aprovechar algún error
y la ocasión propicia para atacar. El georgiano tomó la iniciativa tras el tachi-ai y tomó
el mawashi con ambas manos; Kisenosato solo consiguió aferrar con la mano
derecha.

Ambos rikishi brindaron un gran combate de yotsu-zumô con intentos de


levantamiento, de lanzamiento, de desequilibrio y de empujones con todo el peso de
los cuerpos. En esta ocasión Tochinoshin no cometió errores, se mostró más fuerte y
poco a poco llevó al ôzeki contra el tawara. Tras 28,8 segundos, el ataque final de
Tochinoshin fue impresionante: un poderoso shitatenage para levantar los 175 Kg. de
Kisenosato y lanzarlo totalmente fuera del dohyō (foto 4).

Kisenosato recibió lo que había dado a Harumafuji en la jornada anterior: fuerza bruta.
Con esta derrota, se disipan las esperanzas de Kisenosato de ganar por primera vez
un torneo.

Kakuryû (12-1) – Hakuhô (9-4)

Los encuentros previos entre estos dos yokozuna muestran la muy amplia
superioridad que ha mantenido Hakuhô sobre Kakuryû: ¡40-6¡ De ahí que Kakuryû se
sintiese aliviado tras la derrota de Kisenosato porque el choque con Hakuhô era de
altísimo riesgo.

Pero esta ocasión no era como cualquier otra. Para todo el que ha seguido el torneo,
no es un secreto que Hakuhô no se encuentra en su mejor estado y todos los sekitori
han aprendido de los aprietos en que se ha visto Hakuhô a lo largo de los 12 días
precedentes.

Kakuryû, que se sabe en buenas condiciones, salió sin complejos a tomar la iniciativa.
En la primera fase del combate Kakuryû puso a Hakuhô contra el borde del dohyō y
este nunca intentó tomar el mawashi rival. Hakuhô dio pasos hacia la izquierda y se
escabulló del peligro. Pero Kakuryû puso ambas manos sobre el mawashi, acorraló
nuevamente a Hakuhô y con mucha autoridad lo sacó del dohyô por yorikiri.
Harumafuji (11-2) – Gôeidô (9-4)

Este combate tuvo que realizarse dos veces. El final del primero fue tan estrecho que
ni el mono-ii de los shinpan pudo decidir a un ganador (foto 1). En el torinaoshi,
Harumafuji lució su velocidad en el tachi-ai (foto 2), cogió el mawashi y aplicó un
relampagueante uwatenage: 1,1 segundos.

Cuando se declara un torinaoshi, todo lo ocurrido en el primer combate pasa a formar


parte de la anécdota. La decisión de los shinpan es inapelable: de buena fe toman una
decisión basados en lo que vieron. No hay apoyo tecnológico. En lo anecdótico queda
el hecho de que la repetición en cámara lenta y desde un ángulo muy privilegiado
mostró que el pie del yokozuna aterrizó antes que el cuerpo del ôzeki.

M10 Arawashi (9-4) - M15 Ishiura (10-3)

Por segundo día consecutivo, Ishiura no intenta un ataque veloz contra el rival. Fue al
choque en el tachi-ai y se combinaron la leve presión de Arawashi y el resbalón de
ishiura para la victoria del primero por hatakikomi. En desventaja de peso y talla,
Ishiura muestra tendencia a bajar demasiado la cabeza y exponer la espalda, hombros
o nuca a un empujón vertical. Tendrá que trabajar en eso.

Otras noticias

Desde hace varios torneos, Terunofuji (8-5) lleva un gran vendaje alrededor del codo
izquierdo. Tras el tachi-ai, Tamawashi se apoderó del brazo izquierdo y aplicó un
kotenage que no lanzó al ôzeki al suelo pero lo colocó al borde del dohyô y de
espaldas al rival: Un empujón desde atrás es CASI indefendible. Tamawashi (8-5)
consiguió kachi-koshi y aparecerá como sekiwake en el próximo banzuke.

Con siete derrotas desde la novena jornada, Tochiôzan (5-8) estaba eludiendo el
make-koshi. Tras el tachi-ai, resbaló y entregó a Kotoshôgiku (4-9) su cuarta victoria
del torneo en menos de un segundo de combate.

Buen sumô de Endô (7-6) que venció al sekiwake Okinoumi (4-9) por uwatedashinage.
Endô se acerca al kachi-koshi.

FraKazu