Está en la página 1de 3

El ensayo es un tipo de texto en prosa que analiza, interpreta o evalúa un tema.

Se considera
un género literario comprendido dentro del género didáctico.
Las características clásicas más representativas de un ensayo son:

 Es un escrito serio y fundamentado que sintetiza un tema significativo. Que tiene como
finalidad argumentar el tema.
 Posee un carácter preliminar, introductorio, de carácter propedéutico.
 Presenta argumentos y opiniones sustentadas.
Casi todos los ensayos modernos están escritos en prosa. Si bien los ensayos suelen ser
breves, también hay obras muy voluminosas como la de John Locke Ensayo sobre el
entendimiento humano.
En países como Estados Unidos o Canadá, los ensayos se han convertido en una parte
importante de la educación. Así, a los estudiantes de secundaria se les enseña formatos
estructurados de ensayo para mejorar sus habilidades de escritura, o en humanidades y
ciencias sociales se utilizan a menudo los ensayos como una forma de evaluar el
conocimiento de los estudiantes en los exámenes finales, o ensayos de admisión son
utilizados por universidades en la selección de sus alumnos.
Por otra parte, el concepto de "ensayo" se ha extendido a otros ámbitos de expresión fuera de
la literatura, por ejemplo: un "ensayo fílmico" es una película centrada en la evolución de un
tema o idea; o un "ensayo fotográfico" es la forma de cubrir un tema por medio de una serie
enlazada de fotografías.
ual deberán permanecer apagados y guardados.

8. Para dirigirse al facilitador, deberá hacerlo levantando la mano. Recuerde que el


facilitador no responderá preguntas del contenido de la prueba.

almente con el 45 % de los votos. Más tarde se supo que sólo el 25 % de los votantes
de bachillerato. En 1924 se trasladó a Santo Domingo, donde trabajó en varias
tiendas comerciales. Más tarde en 1929 viajó a España, Venezuela y algunas islas
del Caribe.

Regresó a República Dominicana en 1931. En 1933, publicó "Camino Real", su


primer libro de cuentos y más adelante "La mujer". Bosch fue creador y editor de la
sección literaria del periódico Listín Diario, donde hizo las veces de crítico y
ensayista.

En 1944, Bosch formó, junto a varios escritores destacados de la época, el grupo


conocido como La Cueva.
Durante los primeros meses de 1935 fue nombrado en la Dirección General de
Estadística. Organizó, bajo la dirección de Mario Fermín Cabral, el Censo Nacional
de la República de ese año. En 1936 publicó la novela "La Mañosa", sobre las
guerras civiles dominicanas del siglo XIX, la cual fue muy bien valorada por los
críticos.

Vida en el exilio[editar]
Bosch fue encarcelado por sus ideas políticas, siendo liberado después de varios
meses. En 1938, a sabiendas de que el tirano lo quería comprar con un puesto en
el Congreso, Bosch logró salir del país y se estableció en Puerto Rico.

En 1939, se trasladó a Cuba, donde dirigió una edición de las obras completas de
Eugenio María de Hostos, labor que influyó en sus ideales patrióticos y
humanistas. En julio de ese año, junto con otros exiliados políticos, fundó el
Partido Revolucionario Dominicano, el organismo más activo contra Trujillo fuera
de la República Dominicana.

Aunque Bosch simpatizaba con las ideas de izquierda, siempre negó cualquier
filiación comunista. Colaboró con el Partido Revolucionario Cubano y tuvo un
papel importante en la elaboración de la Constitución que fue promulgada en 1940
en Cuba.

En los años transcurridos entre 1940 y 1945 se destacó como uno de los más
notables escritores de cuentos de la región y laboró activamente en la formación
de un frente antitrujillista encabezado por el Partido Revolucionario Dominicano.

Bosch fue de los principales organizadores de la conspiración de 1947 que partiría


desde Cayo Confites, en la costa cubana, para derrocar la dictadura de Trujillo. La
expedición fracasó y Bosch tuvo que huir a Venezuela, donde continuó su
campaña contra Trujillo. Tiempo después regresó a Cuba, por exigencia de sus
amigos en el Partido Revolucionario Auténtico, donde desempeñó un papel notorio
en la vida política de La Habana, siendo reconocido como promotor de la
legislación social y autor del discurso pronunciado por el presidente Carlos Prío
Socarrás, cuando el cuerpo de José Martí fue trasladado a Santiago de Cuba.
En 1947, en una visita a México, estuvo a punto de ser víctima de un atentado
ordenado por Trujillo. Esta trama fue abortada por Joaquín Balaguer, quien en el
futuro se convertiría en su archirrival político. Balaguer, que en ese momento
ejercía como embajador en México, advirtió a las autoridades de dicho país
dándoles detalles del plan del tirano.6

Al mismo tiempo, su carrera literaria fue en ascenso, obteniendo importantes


reconocimientos como el Premio Hernández Catá en La Habana, el cual se
otorgaba a los cuentos escritos por autores de América Latina. Sus cuentos tenían
un hondo contenido social. Algunos ejemplos son "La Noche Buena de
Encarnación Mendoza", "Luis Pie", "Los Maestros" y "El indio Manuel Sicuri", todas
ellas descritas por la crítica como obras maestras del género.

Cuando Fulgencio Batista dirigió un golpe de Estado contra Prío Socarrás y


asumió la presidencia en 1952, Bosch fue encarcelado por las fuerzas de Batista.
Después de ser liberado, se fue de Cuba y se dirigió a Costa Rica, donde dedicó
su tiempo a tareas pedagógicas y a sus actividades como líder del PRD.

En 1959, con el advenimiento de la Revolución Cubana, dirigida por Fidel Castro,


se produjo un fuerte cuestionamiento político, económico y social en los países del
Caribe. Bosch, con instinto certero, percibió el proceso histórico que se iniciaba y
escribió una carta a Trujillo, el 27 de febrero 1961, donde le decía al dictador que
su papel político, en términos históricos, había concluido en la República
Dominicana.

Presidencia