Está en la página 1de 2

INTRODUCCION:

Hemos leido Mateo 11:29 pero para entender su contexto anterior a esto
Ya el Señor había hablado de que sus oyentes estaban trabajados y
cargados.
Mat 11:28 “Vengan a Mí, todos los que están cansados y cargados, y Yo
los haré descansar.
Sus oyentes estaban cansados, no solo de los afanes y quehaceres de la
vida cotidiana, sino de las pesadas cargas religiosas y legalistas, que sus
líderes les habían puesto sobre sus hombros.
¿Qué dijo Jesús sobre estos?
Mateo 23:4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen
sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren
moverla"
Dichas cargas eran aplicadas obligatoriamente por medio de sus
tradiciones religiosas, legalistas y extra-bíblicas, especialmente “sus
enseñanzas” sobre el Reino de los cielos .

Un “Yugo de espinas” que los religiosos habían colocado sobre los


hombros del pueblo, el texto dice “las ponen en [sobre los] hombros de los
hombres” (Mat 23:4b).

No obstante, cuál es el “Yugo” del que habló Cristo?


Mateo 11:29 “Tomen Mi yugo sobre ustedes …
“Su yugo”, tenía que ver con “sus enseñanzas” expresadas en la narrativa
Neo Testamentaria. “Su yugo” era su escuela, tal como los alumnos de hoy,
consideran la educación de sus escuelas o la instrucción de un padre “un
yugo”.

El Yugo de Cristo tiene que ver con su escuela de discipulado, con sus
enseñanzas sobre Dios, las cuales contrastaban con las enseñanzas de los
otros líderes religiosos.

La carga de las enseñanzas de Cristo, sería ligera y fácil.

El les está llamando a que vengan a Él por medio de la fe (v. 28 “vengan a


mi”), a descansar en la salvación que Cristo les provee por su gracia (v. 27),
a desechar la intención de salvarse a sí mismos por medio de sus esfuerzos
personales por cumplir las obras de la ley (cp. Heb. 4:1–3, 6, 9–11) y a que
capacitados por su Espíritu se comprometan con él y con Dios con una fe
salvadora y obediente (1 Juan 5:3).
Cuando te sometes a las enseñanzas de Jesús, tu carga entonces será ligera
:
Mat 11:30 “Porque Mi yugo es fácil y Mi carga ligera.”
Su carga es fácil porque El mismo, por medio de su Santo Espíritu te
ayudará a llevarla ( Tito 3:5; 1 Juan 3:24).

“Por la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser


rociados con Su sangre: Que la gracia y la paz les sean multiplicadas a
ustedes” (1 Ped. 1:2b).

El Señor les animo a que se vuelvan aprendices, sus discípulos) a “sus


enseñanzas”.

Y a que sean mansos y humildes de corazón tal como él mismo había sido
sumiso con humildad y mansedumbre, a las enseñanzas de su Padre
Celestial.
Sus discípulos debían ser sumisos, mansos y humildes de corazón
aprendiendo de Él, como su ejemplo espiritual.

Mat 11:29 “Tomen Mi yugo pongan mis enseñanzas sobre ustedes y


aprendan, vuélvanse aprendices, discípulos) de Mí, que Yo soy manso y
humilde de corazón, y HALLARAN DESCANSO PARA SUS ALMAS.
Pon su yugo sobre ti, con un corazón enseñable, manso y humilde y
entonces descansará tu alma.