Está en la página 1de 24

-L ¿l

,f t- -,. 1,'a¡
5.-i- l
HOM IC]IDIO CAIIFICADO - ASES I}'iATO
2. TIPC PE,}dAI

Será repriiniclo con pena privativa rle libertad. no lrenor cle quince años el que rnate a otro concurriendcr
cualqtriera de las circunst¿rtrcias sigriientes:

t. Porfet'ocitl,.-id, corlici¿i. l¿¿r.'ro o pur pluccr-

t. Pctr:aJttcilitctr u auLltar otro delito.

]. Crt:t ,trcttt crut'ldud o cilcuosítt.


deofi-asperson(¿s.
4.porfiLeqo,explosiónoctLcrlqiLierotronediocüpazcleponerenpe[ígroiauidctosal¿¿d

:. TIPICIDAD OB.jETl\',A
El irecho pr_uiible clenominado asesinaio se configura criando el sujeto agente d¿r muerte a su r'íctirn¿t
concurrieiiclo en su accionar con las cilcunstancias debid¿rrnente previstas y erlLllner¡ldas en el irrticulo loB
clei cóciigo penal. l,lo obstante, se entiende que no es necesaria a concurrencia de clo o tnás de ias
car,rct.,riiticas clescritas parir pelt'eccionarse ei ílícito penal, sino que vasta h vi:riflc¿rción dc ttnir cle cllas
para que se conllgure el delito.

Tenienclo en cuenta que 1as circunstancias especiales que caracterizan al asesinato se refieren a med-ios
peiigrersos o reyeian una especial peliglosid¿rd en 1a per,.onaliclad,Jel sujeto activc, l odernos deiinirlo conlo
ia acció1 de r¡i¿rtar que re,,-rlizá ei agente sobre su r,íctima haciendo ttso de tnedios peligrosos o p<rr efectos de
pcli.ersidacl, naldad o peligrosiclad de su per-soll¿Iiicl¿rc1.

I$o ha),cci1-{e¡so enlr-e lus trar¡t'listas nacionales en crianto a cousiderat' al asesinato con aui0nomí;r l'}r()i)ii1.
Gran iector Ce aquellos niega su auronomía señalando qne soLarneute es un hornicidio califitrado, una fcrma
circunstanci¿rda áel hornir:iclio,
,v, si bien el legislador trata 1o ti-ata con sttstiltltn'idaci o autollu¡Irlía prr,pia.
'bie¡
poclría iraberse c,onsideraáo como una rnodalidad depelrdiente y agravado del tipo base, ht,miciclio
simpie, pues eyicleutenrente se tmtll de una descript:iÓn típica 1' s:-rbsidiai'ia. por su parte, Roy Ft:e','re,
ui Códigg Penal derogad.o, s,¡stiene clue Ia normt en corneiltruirr e§ dependiente ,tz a¡,,,aar)trr,
"crrieri,.n,1o hay:r resen'ado para el asesinato un disposítir.'o 1eg¿rl disiinto,
i.rues no per"ei íurico!echo qle el codificador
e' Iuga¡ c1e seíralar 1as aglavántes en el mismo nnrnel'al que se tipifica ei homicitiio sirrrple, van]os a stlstelter
un caiticter constitutil,,o que i:ealmenie no encontlalll1]s. Igual pensamiento ticne Flu¡t¿rtlc Pozo.

Consiclerantos que ia ligura rlelictiva del asesin:rto cuenta con sustantilidacl, autononlía plopili, pero rlo
síprplerre¡tc porque el iegislador lc .-1io un tipo peral indepeiidiente ¿l hom-icÍdit¡ tipifie.edo en el artÍcrilo
lo6 clel C.p., sllo ii¡rdaqii:ntalL¡ente pcr{iue en Io t}ndamental,v sustanc,iai diñere tot¿ilrnente tlt-- ilquel. En
eÍecio, lit únir:a cginciclelcia es q,;e en ambcls lrechos plrnibles se proriucen {rolt la muerte de una persona;
en tanto cpie cn lc dcrlás, aparilcen cliÍl:relrci¿rs h¿irir-, conociclas. Así tenelrios 1:lile en el asesin¿ifrl collcLllrr€'I'l
elen-rentoi con"qtitutivos riiiélentes al liomicidio sinrple r,¿l se'r i-icr actiiurl psicológiczr o pot'Lr iotma ile
act¡laL clt1 agente; fl. parte r1e actuar con ei r¿ninrus necandi, al agente 1e alietlt¡L rur senti¡niellto de lnalilad o
per.,'ersirlrrd- la pena es tr:ás ata ¡,' se sieutir ia ilat,or criip:rbilidad del ;lgenie, etc.

jur'ítiico, sor las


1.-aulonomía frr-:i"ite al hornicidio siiliplc en nuestl'o sistelna siquierntes:

g. t. l'o r fe rocidari :

En ¿ociri¡a áxist¿ ace¡r1acióu ntr.r;roritaria en ailinrar qLLe er.) la realiclatl se 1,'le.set:tiln i:asta dcs r.ui;Caiidacies
que dair ¿t euteirtl,:i el actr.t¿ii pol ii-rocidaii, e' sabt:l:
a) Cua¡rlo e1sljeto activo ct.,ncluye con 1a ricia del sujeto pasivo sin rnódvo ui lnór.ii aparentenrente explicab)e.
El age¡te deniuestra pen,ci'sidad al actual sin tcue¡ un objetivr: deñnido. Faita un rnóvil e-xterno. Al flrial,
cua,ido cualquier persona, ),'a sea operadol jr-rrídico o comírn, pretenda encontrar una explicación sobre ]os
motivos v mór.,iles qrre hícieron nacer en ei agente la intención de poner fin a la vida de una pelsona, inclusrl
desc,rnoiida por aquel, no puede encontrarlo razonablemente, sino reculriendo a pensar que aquel sujeto
m¡eslra un tTesprecio por la r.ida hurnana. Nada le importa ni le inrnuta. Le da igual matar a ulla persolltl
qlle L1il animal.
b) Cu¡nd¡ el agente actúa con f'eroc.idad brut¡rl en la determinacióti dei agcnte, es decil, inhrirnallidatl en el
rnrir,il. \rale iracer anotación c1e que no se tr¿it¿r de }a ferocid¿rd bmtal, cruel e inhritnana ert la ejecuciírn clel
homicidio, pues este vendría a constlluir una modalidad más dei asesinato como es matal con crueldad, si
no que Ia t-erocidad se er.idencia en la detenninacióu dei agente para p.lrler fin a ia vida del sujeto pasivo.
Aqiií se trata de rina felocid¡rd cruel entenclid¿r desde un aspecto sub.jetivo.
Respecto de este punto, el deslprrrecido Rairl Peña Cat,rera enselt¿tba certeralnente qltc cs l'ltenester no
confirndir ei houricidic) perpeirado por ferocidad con ia ejecución cruel o brutal, pues nü es lo ruismci Ia
brutalidad en la ejecución que la pen'ersidad brutal de 1a determinar:ión.

Ei nróril iror lrr erigutr, irir:zquíuo 1'ridÍculo nu cx¡r}ica racionalmente la acción tlotnicicla, rlesconcertanclo ¿t
cullquier pr)1'sonr) uorl sLrs cincu sentidos norlrtalcs. EI móvil inhum¿rno soio clcnota insensibiliCad en el
actrfr, cuyo grad.o máxjmo Io constitu,ve Ia rnalclad pen'ersa. Ei asesino actíta por "casusas tútiies r- mínitnas
q¡e clesronciertan". La ejecutoria suplema del zo de alr¡il de rgg5 expone ei supttesto de tnittar por un mÓr,ii
ftrtil1,r'idícuIo, a1 st-,stener que: "con.sirftLye deiito tle homicidict calificado, contenry)lado en el ctrtícuLo toB
deL C.P., el lteclio de hcber dtsparado el arnrci d,e fuego cantrü la agrat:iada por el solo hec:ho cle na h.at:erie
respondido el saluilrs t¡ue este Ie hiciero, dentostr'(trtdosr: a.sí el poco ¿-alor y seritíniientcs pr;r La ttiCLa
httnr-ilnrt".
Mieutras en Ia primerrt moCalidacl no parece motivo aparenle o erplicable, en esta írltir¡a ilpat-ece un mí-.',,ij
rllle pcro clue es rnínirncr, insignif,rcerntc e inclLrsu lidícr-rlo. I{e airí la tlif'elelicia entre ambas nrodaliciacles,
arin cua¡rclo en am¿rb¿'i:; el agente muestra pen'ersidad al ¿rctuar.

I-os clos sripuc-stos e.rpurstr.,s prer,'ianrente por fines diclácticos, son separados eir l¿r rioctrina y cn liis
clii-erentes legisirrciones. pero hay ocirsior€ls erl las ciue son empleados como sinónimos. pues al Íjnal cic
cuentils, anbirs moc'talidacles tnuestratr la pen'ersidad del asesino"

L:r jurispludenci¿r pel'LlanÍ pareciera c¡ue tiene ciaro est¿rs ciif'erentes lnoilalidades de.ictuar por terociclad.
comc scriL ina[a¡ con Ausr]ncia de móvil1'matar por mór,ii lúti1 e insignificante; no obrstante, al ap]icarlos :ti
cilsri ci)ncreto, 1os utiliza conto siní¡nirnos. iL-sí lener¡los Ia lrjecutoria SrLptenre cicl:7 rle tttltvo '1c i999 piira
desc¿rrtar ia agravantr:. selttenció c¡-re en la t-erocldaci: "se reqtLíet'e cpLe lci ttue¡'te st, hrtyti (:r-nrcado por LLit
in.sli¡rio de ¡te.rue:rsidtxi brtLtal o ¡lctr e1 .solo placer de mattu'; e.sfo es. c¡ue el colTti)ortantí¿¡¿to delictit;o es
¡'eal[zatlo pcr e! ttttentt sirt ningL'trt tnoti-uo ni rrró¿ril cLparente explict:ble ; qu.e, elt e.l cost-. rie atitos, si bíe¡t el

p.sl¿r )7o er(] lrr1,;rtresto tllle ei'ttre c¡ntbos err.siíe¡t CesaLenettctc.s c¡t ¡'ctzón Q q1rc ¿:.sfe ¿ilfii¡:,:t ctgredia
,fl.sicanrcnte y de tltc¡1(:rit r:onstcuitt: o .su ¿.spo.so y het'mcLna de iirltLel ( ...), lo qtLe oriqinó otte ttor Íc¿1es
lrecl¿tt.sselelnsfcr¿r¡'cir'átLt¡[-)¡'ocesopetrct.!¡.1u'eltlel"ita dcies¿cr¿es cireüe:),elcualsce¡icr¿siirrcitrt:ontpcLlicLcill
al;treseile proceso,.sihi,:¿ción r-¡rLr: hcL inoli;-,art'o la¡'ecicción dei r¡ct¡;ar\o, attnqtte no su-Tirsti/lrtL i-]e nint¡unc:
ri:i{)nero".Igutr1 lrlirrr;lc;ltu se csg,rimc 6,11 l¿ Iijecutoria Sirpi'enl¿ cltrl 1z de not'iertrb¡e,-ie 1999, pol irl cit:ti
tarlbién erciuy'(i ai ¡rse,.inlto por f erociii;tci, caliiiclutclo el liourii:idi,t (t{itllo sinrpie.

pasión, sin plorrt:clloj ira)r la srtla sed de ¡.urgrc, no hirv n¿ic1i¡: clue puctia considei:r'ttS€r :-tsutc. ottc.s no bast¿'t
p:ira erilar la l'lr r-rtal 'a;i'esión con ser pitbre, o ser pr'.itler le, o no lerier enentigos. En esle lto¡licirlio er.istr:

imporiaui:i:r qu.e esie llalr,aclo n¿rc1a tenga que carer con sli deli¡o,i,t.:nbién que liatia tenga tlue 1e itr:pi:i-st'
il .su cc¡nliSión crtir -,,eiletn:elrci¿r. De ahí ¡liu'ge e] fi-r;rdan-renio para su Ir;1\.'or rr:prochabilitlii<-i, debido tlLrt 11

si:t tenei'r.jítrilo r:itjefr',.r., el ohtener alguri¡ r'ent¡lja cielt¡ ..:Ljn sri ai.:tu:jI'tiorlicid¿1.
3

3.2. Por lucr<¡: Se conñgula el asesinato por lucro cuando el agente produce la inrielte i-ie su r,Íctiiila coll
elfl¡nre plopósitc I'ol-rjetiro de obtc'ner rur provecho o garl¿lncia pi',tiirnonial. Estr, es, t'l sujeir-r ¡ctivr¡ actíra
porque recibió c recibirá en Lln futuro, dinero de un tei'cero para porler tin a ia virla cle su r'íctima, o porciue
espera obtener una ganancia o provecho económico cun sLr actuar ilícito al heredar los t¡ienes del sujeto
pasivo o cobr¿rr L1n seguro de vida, por ejemplo.

En ia doctrina peruana generalniente ace¡rtacla, el asesinato por luclo es entendiclo e interpietado en Íorma
restrictiva como 1o hace un gran sectol de los tratadistas foráileos. En efecto, Bramont Arias; Ro1, Frei,r'e:
Peña Cablera. Bramoni-A-r ias Tcrres/Garcia Cantizano y Javiel Villa Steiri, comentanrlo el código derogacio
de r9z4 ios primeros y ls. otros ]raciendo dogmática dei actual código suslantii'c-,. enseñan que la fí¡rnmla
es de carácter restrictivo y solo comprende, en realidad. el hoiniciilio por precio, habiénclose tornado est¿r
expresión ell slt neto sentido económico) ya sea como precio recibido o sol¡iurenie esti¡;ulado. Incliisli.
B;:amont- A¡ias 'Iorres/García Cantizarlo son mucho rniis ex¡r1ícitos al decir qr.re el iromicidio por Iucro
consiste en matar a otra a cambio de algrtna compensación eut,irórnica, que generiilnrente prr-x,-ient¡ cle otio
sujeto. Es ntás, VÍlia Stein, siguiendo ¿rl iegendario e ilustre penalista italiano CarLaLa, ¿rÍÍllra
categór'icainente qrie en este tipc cle horniciclio existen dos sujetos: el nranclaute v el ejecutril que irciíta
mctir.'¿rdo pcr r-rrla lecompensa.
Por nuestr-a paite, consideratnos qrie tal forina de entencler ei asesinatt-i por lucrrr no lnc;tir.ó a) legislacr.or en
el motnento histórico de legislar:. trn ei'ecto. si esa hubiese sido la intención legislativa al recl¡ict¡rr e1
contenido de esta rloclalidad, en lugar de indicar "por luclo" hubiese r,'neitc., a la fórnluia del r,iejo Círrligir
Penal de iB63 que en el inciso I ciei artÍculo z3z prescribía "poi precio recibido o recülnpensa estipulaCa".
F-órrnula que, dicho sea de paso, ha sido recogido en ei incisc : rlel artículc¡ r3g del Código Penal español cle
lggS que prescrribe "pol plecio, recoripellsa o promesa".

Inierpretar lr:strictjt';rmcnte ei homrcidio pol lucro o codicia, lleva a selios eiiuÍr,ocos al juzgarlur Liue
clentit¿rn injuticia
a )os ojos del conglomerado social, clejancio de iacio conrluctas homicicli¡s eÍectuaclas por
corlici¿r clue denuestran tnayor peligrosidad en el agente. En ef'ecto, se.gíur aqLrella resprtalde posir:ic.iu
sietrpre ser'á uecesa¡ia la participació¡r de una tercera prrrsL-rjl¿r par¿l que se e:,'rcli:ncir: la modaliiiacl cle
¿rsesínato por lucro. No toman en cuenta cl sup.ug5¡o en que per-fectamente apai'ece tal cii'culstanci¿l cL:ando
el sujetc activo, por sí .solo, irace necer la intención de poner ñn la vida de una pelsolla con r:l irnico propósiir;
rle cibtener a1gírn provecho patrirrronial t'uturo. Aquí, 1o iund;lnent¿ll e.s identilicar en ei sujeio actir.'o .:i
hecho cr-¡¡rcieto cle si dic muerte a sn l'íctima orientado o guiado por iir corlici¿r (apetito ciesolclenatlo c1e
riqtieza),la ntisn¿r qrle se,-'onstitu.': ru car¡lc'terística trasr:eldente c-1c 1a inodalidaci d,: homic.idio pui lucro.

Bien señ¿ria l{¡-iitado Pozo qtie 1a culpabi)idatl y,-el c¿rrácter ilícito clel acto se acentir¿t por la ilisposir:irin ciei
agente parlt tnatiu'a Llna persona ijoL'un lnóvil bajo e innclble: cbteruel una gananciir o provtclio econú¡mico.
Ei ¡tttor -co:'tti:rti¿t }{urtadr¡- ¡naui{resta así un deseo deslne surarlo de enriquecei-cr-. el rnisrrrr cir-re )e cour"lirct:
a tener eI) ina]¡(lr estirna sLts inlr:ri:ses econónricos clue i¿vi,-ia tlel prójimo. Parecrd¿r posicióu atlopt:r Feiipe
l,iiliavicencio.'I'¿imbién Castillo§r,a se ailhiere a esta posición ¿ltlnuanclo que col esta agral'ante rn¿ii Lille

lii¡;to Ia muerte fijacla eil LIn cottr,enio cjrlelLfsc), sino el hectrc, rle matai'llilr- urr ll.rór,il l;t¡t-:, cor:ro serÍa ei
obtener dil-r,:;',-r ir otl¿r r,,r:ntaja patrill r-lnia1.

usesii,.,Ir) ])uI I r.,l'C:


¿.i

sLr r'íi:iinia. Ar;uí ¿tparece ej tnanclen te t¡ e1 ejeculor. qriien ar:tua gniado poi:la coclici¿. lii pai:io o ,lclr-:rr1o
criinin¡il debel ser exFrcso, pudit,i-r,-ir-: sel r,crb;il o.Éiscrito, peto nunca tácii,t r-: presumidr.,. F,i plt.rt:iu o il

o iitductcr, al ft:ner cli:-sde el inicio,.'li:1aclo honricida el do¡rinio clel hecho. sc le iip1i,:ai¿i ja rnisrla i)ori:t rir-lrl

l6 cie jrriio de rgc;,¡, al sosiene¡ olre "Ce ia rerisión Ce loactilailLr se Ce.:pirendc qire ei encitu-.:icli-, jLrlio Cés;rr
,l

lievó al autor materiai al escenario del crirnen, esperanclu cou este qlic se preseuten las circunstancias
comisivas 1'luego de eiecutad.o e1 crimen, ayudó en la fug;r a l¡ordo de su ntotocicleta ¿rl'homicida'( . . ) ;
siendo esto así, el encausado Benites Mendoza ha tenido dominio ñrncional dei heclto, prestando aportes
esenciales, en tanto y en cuento ha porlicio irnpedir la con-risión c1el tnistlo, atin tnás si toclo esto fue ejecutado
pol un móiril de lucro, al habel lecjbido de su coencaus¿ido Santos Antonio Alzamora P¿Ionrino lat srilna de
irescientcs r1ólales; por Io que la condición iuríciica que le corlesponde es de coautor ¡,' no de córuplicc".

b. Cuando ci suieto activo guiado por la obtención tle ulr t-.r:neficio patrimonirrl, uniiatr:ralmeutc ir)m¿1 ia
clecisi(rri c1e cegar }a i.id¿ de su i,ictirna. N{at¿rr para het'edar, tttittar para cobrar un seguro cie vida, nraia:: ai
acreedor para que no le siga cobrando 1a cleucia, etc. A nuestro entencler, s.'r posiblc que al irroirteirto de
inclir.'idualizar la perla, ei juzgatlor se clecida por url¿r pena nrás alta a la que corresponderia de evidei ci¿rrse
la primera modalidad. EUo debido que la ural'oría de ias \ieces,l¿r l'íctit¡¿r iendrii vinculos sentirnentales der
¡larentesco naturiil, jurídico o amic¿ries con su r.'erdtigo, presentánciose inás reprociiable 1a conr-luc.ta
cielictiva.
En cn¿illto al cierecho conrparado teneinos qr-re el Código Penal aleinán utiliza la fór'nrula de1 tnatar "por
plecio, recornpensa o prontesa", en tanto que el ¿rrtículo 1o4 en el ilrciso .1 del Código Penal cr;lolnbi:rno st:
emplea ia fómrula de maiar "por precio, promesa reil.rLureratoria" ánirno de iucro o por oilL. mr-.tirro ab-vectr>
o fúiil".

8.3. Por pi.acer: En e1 texto original rlel artícLrlo 1o8, esta mor'lalidacl, ilterpretati-"'¿r¡rerite se srrbsu.r¡ría
en el asesinato pol t'erocidad, sin embar-qo, con la promulgación del l)ecreto Legislativo No 896 en el peliodo
gul-;ernamental de ingrato recuerdo derrioclático, se independizó 1' adquilió r'ida propia. Eri la ni.i-sma
situación irii quedaclo después de la Lev No zt47z del o5 dc: jtrnio de zooz que rrrorlificó el ciiatlc dccletc-r
Iegislativii y se pretendió r,c,lr,el al textu original ciei tipr; penai en interpret¿rción. es llecir, actuaintente ei
¡nat¿rr por: placei constituye rlra modaiidad de asesinato que perfet-'ta.rnente puede presenlalse por sí s,-riii
sin ilue ilea neúesalio 1a conculienci¿r de otr¡ <:ir-cunstancia.

Se corrfiglila ruanclo el asesino rlata por ei soir,, i-.) ,.ir:ei dc hacerlo, es decil, ei:rgetrte erpelirlrrniil r-itr.r
stns¿tcii-';il agratlrri:le, nn ccintcnto de ánirno o un l'cgocijo pcn,erso ai pontr fiu ¡ lii r jcilr ijc stt vittirtta. E¡i
esta nror,lali'lail. e}único lnotivo que rnueve o rnoiiva al agente es el,.'lrlcite, cottrpLicetrci¿t r; s¿ttistiicr:ií;lt tit:
dul uluci{rl ¿r la r.íctinia va sr)ir por }ujLrriil o vanidaC. Apalece ur} gozo in.explic.ablc en el¿rses;lno al ocasir:n¿il
iii rnu.erte cie sli oci-rsional r.íctirna. liadie puecle explicrrrse como una persolla pueile 11egar a dir.ertirse v
ceir.-bral cr-,1 regocijrt el dar muerte a una per:sona, culuclo ic n,-rlur¿:l 1. iraturrr) es sellllsi: trortifica$i.r.,,
arrepeutici.,l. Sin duda, el suieto que llega ¡r estos ertrenros. no ticne frenr¡s inhibitorio-s para i'espetar
siqr.rierit la lrda de sus t'.l'ngéneres ],) fior elde, se constitriyg ei1 il:l p.e1igr,:r consi¿-inie par;r cuaiquiei"¡relscnr.
Este ti¡-'rt rie sujetos prersentan la m:rycr de las \ieoe''! Llna personalidari desvia'-la quc riÉl rxirfes¿r en unir
anoiiralí¿r psíquica c-, r.lrl'e;'rnerlaci mental que c}jLrez al ¡r-ronttrrtto cle caliÍlcar'la pena it ii:.,irttner1e ilL) plre(1e
dcjlrl cle ol ,;rg¡t ¡1¡'.

Por su paite Ca-stiilo Nva. en posición pareciiler a 1rr *xi.¡esLrr. sr'istir 'ne ijr-r.r r:n el usesilato 1.,or pllcer e1
honiicicla siel-rte unit -saiistiLcción ,v ¿lozo espercíal en 1lr plodui:crLin drr Lltr¡i rr-ILlerl-e ¿] un s('inrjaniü-

qLlrt pi'0\;0arii c¿]Llsar 1a utiielte al otl'o.

En dortrinrt se porre eI ejernpio de l¿r enfe¡'lrt. rli qrie ,,iíii a d1¿r i'a .sr.rstiiitl,ttirl;' ia dosis terrrDéutica por 11ü
iíc¡rirlo incliciiz, siir c¡us¿rr doiores ni mole.sii¡rs al par:ieute, pcr el l-',I¿rcel de i.erlo trrolii: de modo itr¡rto, ui'r
actúa parl lri] iiloLrlso, ni con ensañamiento. Esiá ni¿tandc.pcrqii{:r caus¿-ii: csil nucri,: }e pruriiiic.r una
serrsucicii r-igr;triable.

f-l .t
+r¿l.r lf,ar¿r fhcilitar otro deiitc:
Esta rnodalidad se configura cuando el sujeto activo poue fin a l¿r lida cle uira persona para f'acilitar o
favoLeccl ia conrisión dc otro cielito independiente. Fácihnente se identifica }a existencia Ce un tlelitc-medio
(asesinato) )¡ un delito-fin (c.uaiquier otro clelito).

Con Ro1,Freyr-e, pocienros sosterre¡'que aquí aparece el agente causando la muerte de un¿r persona (delito-
meclio) con el obieto de hacer viabie otro hecho delictue',so que puede ser de natulaleza idéntica al
plecedeirte o distinta (delito-fin). De ese modo, el hornicidio representa el rnedio para lograr o consumar el
delito ñn. Por e1lo, la conexión es necesalia entle uno v otro trarno entre lc clue el autor ilace (m¿rta) y 1o que
pelsigue (etr otro delito). Debe existir conexidad subjetiva o ideológic¿1 qri€j funciona corno un eslabón que
Llne el iicmicidio ccn el otro delitr¡. Los dos hechos deben estal conect¿rdos psicológicamente entre sí. Caso
contrario. si no hatr,conexión enlre el delito precedente y el delito fin, se excluye esta nrodalidacl homicida
configurándose un concurso de delitos.

Aquí no estarnos ante un conculso real de delito corllo sostiene Castiilo A-lva, sino flente a una so1¿r conduct¿r
punible, el ¿rsesinato para fhcilitar i¿r comisión cie otro rlelito. Ha1,- conexión suirjetir.a entre el hornicidio v el
iclito fur. En sLlrra, no es posibleiurídicamente hacer uua cloble valolacióri, es decir, ¡s g-. posible atribuir'
al agente el delito de asesinato por e1 delit<-r precedente t,'otro clelito por ei delito-fin. I-a Supiema Corte en
casos de la vida real hir dejado establecido que este iUcito se caracteriz.a "l)or lctntuerte de unui)e i--\.)r?.i corno
ntedics itcLra hocer uiable otro lrcclrc delictuoso; ttsí, erL el caso de ouios,los encausados m: hcn teniaLt
repot"os en sacrifícar una uida lntmancLconlaJútalidctcl de sotis-facer st.L cipeiito econórníco; qL1c, r:simisrnc,
ha queclcLclo acreditado que iof,nalidad de los actlsados en todo ntontentr.t lru sido lct de apoclerarse del
clinero cle la utcr,nn, coligíéndase pues qtLe el delíto frL e¡'o eL robo; por eilo eL hecho cri¡ninoso rio ptLecie
ser calif;.cctdo al ntisn'to tiempo conto robo aqre--ado yct que se estaría íncurricttdo eti Ltite dable t¡alaració¡t
d,e lo cc»tducta incrin'Linada. p¿¿€s se f¡'ata de tipos perrcIes e-t.clrrye ntes". En igual sentido, en iii Ejccutoriir
Suprema del o3 de noviernbre de r99B se e.rpone que este ilícito "ser crlrr¿clerizct prtr la tntLerte r-le una
persotio coino medi.o prn"a hacet' uiable ott'o lteclto deiictttoso; slendo cli.E et1 eL coso de cLttttts ¿:l irci-rsc<lo ¡ril
ha tr:túdtt rep(Lros en sao-iJit:Lu'LLne ¿,icia li¿r¡;r¿rtta iioro satisfacar siL r{fut de pc.sesiiin et:onóntica,
caiigiériclose usí c¡ue el de iito Jín era eL robo".

El honiiciciio se iirstri.rment¡rliza eu favor rle otrc", dclito y en ello ¡adica ia glai.'edad clcl ac.to, pues ei sujeto
acti'",o nlerlosprecia Ia r.-ida hlurana, la pasa por aito con tal de alcanzrrr el ilícito ñn al cuai e-ctab¿r r"rrientada
desde iln inicio sn conducta. El sr-rjeto acfivo er.'idenci¿t una especial ¡-.r:llgrosidacl al no terter lrparos en
saclificar lLna vida huinan¿r para sati--.1ac€r'.su piuticuiar ego. Esta circunstancia es la clue iinpori¿r ntavo;'
reproche c1e cuipabilidacl en el agente v sille 1a ma1'or de l¿rs veces par"a impcner la perna máxiina a ios
acus¿rcios prtr esta nrodaljdad delictiva. Así se e.'ípresa en ia Ejecirtoria Sr-:preina del z3 de nlrrrz{,i de rq98
cuando se ¿rlirm¿r c1ue "1ü condtLcta dei arrLsaclc-i consisfr:¡"Lte en haber ciotlc¡ rnuerte ol agrouict.cir:, en
circu¡:.sf¿rircías r1rLe perpett'abct un asctita d un t¡rifo, esnLL)o ntoii¿rarla por lct i¡rtenció¡t de faci/itctr el
ctpc;du'cmiento patrirnonictl, hctbíentlo nost;'c¿¿/o un ele--aCo desprecio por la uida de ios detn(ts, al no
hci:er t:c;r:ilaCr¡ eri dc¡r tnuerie al entpleado de ia qrifería cott trtl cle iuLcer tnas Jd.cil el rc;b¡¡ : ltor lo que- ei
desic¡nio s'iminr¡l del mencionado acusado ct:,¡npot'ia un nloLJor reprr:che tle culpcibiiiclctr] que ie lLace
ptLsibie de unu sa¡tción rie ntcrttct' seueridctd'.

La ri,clacción de la f.órmrrl¿i en el tipo penal eviciencia cltre eJ agente del¡e aitu¡lcon dolo. por cuantci ve eir
el liouricidio ¡"in medir-i que 1e avuda a c-,bte;rer sus plopósitos. 1o que impli,:;r va conor:imicnto y voh:ntad,
'lil
urisma finalidarl e-rigida por ei tipo penal en e-sttt nlodalidad r-le asesiiraio exclttye tc.,-i;r p-'r.isii-',iiiclad t1e
actitación cuipr:sa, dado que la f,¡ralidlil guiir su con(iucta desrlc el misnto ii:slaute en q'de rii:r.: jdr-l nratar (65i.
En este as¡recto resulia irrDortante dcle;rerse r:n illstante. ianto el delito medio colrli) €i cielit¡-Ír¡r deben
ser de cirrácter clolo-"o. "1rl i:mpleo por p¿¡¡,, de 1a Lcv del térmir-rr¡ "pai¡" r¡rclule 1a posibilldaLl ilel ilelito
eventual pudiénclose solo cc.metei el hechr,. por dclo dir ecto l',e prirner Lr se.gltirdo grado".

momenio rle it¿rlificar ,-lrra (run(fuctir que se presliJlle ircr;rici<lio ctlii'lcado pol 1a cLtnctlrrencia de ln
-1,1
agrar.ilnte en anírlis'is, el operador_jur:ídico dcbe iclentiÍic;ir el aspeclo subjctii'o (dolo) ett ei :igelrte, es decii,
un tl-rk-r directo o fudirecto c¡ue del-,e ap:rrecel antes o riLrrante i¡ e.jei:ulióir del hortir.riijio. Si se ilega a

se rlescart¿rrá ia figuxi c}ei asesjnato para facilitar oiro deliirr.


Esta rnodalidad se configula cuando el sujeto activo poire fin a ia i,ida de un¿r persona para f'acilitar o
favrtre ccr 1a contisión de otro iteliio independiente. Frácilmente se identifica la exisleticia Ce un delito-rnedio
(asesinato) y un delito-fin (cuaiquier otro delito).

Con Ro1, Freyre, po<ienros sostener que aquí aparece el agente causando la tluerte de una persolla (delito-
meclio) con el obieto de hai:er viable otro hecho delictuoso que puede ser de natulaieza idéntica al
plecedente o distinta (delito-fin). De ese modo, el horniciciio representa ei rnedio para lograr o consunrar el
delito ñn. Por e1lo, la conexión es necesalia entre uno y otro tralno entre lo que el ¿rutor hace (m¿rta) y io que
pelsigue (e} otro delito). Debe existir coirexidad subjetiva o ideológic¿i r-lire funciona corno un esiabón que
ur:.e el ilomicidio con el otro delito. Los dos irechos deben estar conectados psicológicamente entre sí. Caso
contrario. si no ha¡,conexión entre el delito precedente y el delito fin, se excluye esta nrr¡dalidacl homicida
configrirándose un concurso de clelitos.

Aquí no estarnos ante un collculsc) real de clelito como sostiene Castillo Alva, sino flente a una sola conducta
puitible, el¿rsesinato para facilita¡ l¿r comisión de otro cielíto. Hay conexión subjetiva entre el hornicidio r. el
dcliio frn. En sulna, no es posibieiurídicanrente hacer una doble vaiolación, es decir, no ers posible atribuir
al agente el delito de asesin¿rto por e1 deiito precedente Jr otro delito por ei iielito-fin. I-a Supierna Corte en
casos de 1e vida real h¿r dejado establecido que este iiícito se caLactetiz,a "¡tot' lcL muerte tle uno pei'sorTri conlo
ntedic¡ itcn-cL tLocer uiable oh"o lrcclto delicfuoso; esí, en el caso de autrss,los enccLusados rut hcm tanirio
repot'os en sau'if[car u¡ta uicla luLtnancL con laJmolidctcl de scLt[sfacet' stL apetíto econórnico; que, asintlsino,
h.a queclaclo acredítado que ia finalidad de los acusados en tado ntor¡tento ha sido io de apoderctrse del
dinero cle k¡ utcnnta, coligiéndose ptrcs que el clelitct -fin era eL robo; por e¡lo el hecho c¡'irnirtoso no puecie
ser colificado al misnto tienpo cotrto robo aqrauado yct qlre se estoría íncttrrrettdo enLLIte doble ttalaraciótt
tie Lct cr-t¡tdtLcta ürcrintinada,pu€rs .se t¡'ata de típos penates ercluyer¿tes". En igual sentido, en 1a Ejeculoritr
Sup;:ema ciel o3 de norriernbre de rgg8 se expoire qrie este iiícito "s¿ cc¡'ú¡cferizct por kt nttLr¿t'te de .,Lna
pefsor-,a como nrciio ptu'ct ltocer --idble otrc¡ l¡echtt tleik:tttaso: sienda cliie en eL cctso de cLLLtos eL cicusrulc'' ¡tt)
ha tetirlu rep(rros en -cai:-í,fit:ot' iule ui¿la hu¡n¿ltte ilare saHs/oce¡' su r$fut de posesirin econórnicrL,
cc1¡rlidr¡i?ose así qtLe el de!ítoJírt era el robo".

Ei homicidio se iltstnrment¿rliza en far-or de i.¡tro dclito y en e1lo r¿rdica 1d glavedad ciel acto. pues e1 sujeto
acli.",o nie¡osLrrecia ie rjda humana, }a pasa por aiio ccn tal de alcartz¡rr el ilícito frn ¿ri cnal est¿rb¿r orientada
desde r-rn ilicio sri conducla. El su;eto ¿rctivo er.'idencia una especial pi-'ligrosiclad ai no tener reparos en
sacr-iñca¡ ima vida humana par-a satisfiicel srl palticular ego. Esta circLlnstancia es 1a que irnl..ori.a ma1'c;r'
reproche cie cr-rlpabilidacl en el agente v sirve la ma¡.'or de i¿is veces pala imponer la pena niiixitna a ios
acu.saclos prtr est:r nrodalidad delictiva. Así se e-xpresa en ia Ejecritoria Sri-orella rlei z3 cie nlitrzo de rgg8
crLando se atirrna que "1a utrtr.ltLctct clei ctt:ttsuclcr consrsierte en haber tiLtdr¡ ¡tuerte al agrcrttitt.cio, en
cit'cutistancios cpLe per¡tett'aba un asaita r.i un t¡rifo, esttLtso ntotit,ada por la it.Liettciótt de facilitar el
ctpcclerontíertto pairirnanictl, hrLbienclo nrost¡'aclo urt ele:uado de:;precict ¡:or la uid,ct cle /os i1r:rr¿órs, cl nrt
t,.ol:er t:«r:ilodr¡ en tictr tnuerte al errtplecttla cle ia qrífería con tal cie iuLcer núsfácil el robr;: ¡;ot"ltt que e!
desi¡Sn[o c¡'imitLo[ tlel mencionotTo ocusar]o co¡tl-¡ctt'f¿l u¡l nlouar reprilr:he Ce ctLlpcbiiid-ctd ilue ie I'Lace
prisibLe de unrl sancíón tl¿ titcLtlr-tt' st:t¡eritlctd'.

La reCaeción de la f'órniul¿r en el tipo penal evidenci¿r clue e1 agente debc ¡ictuar colt doli;. por curlnto ve en
'la
el lionticidio un medir-l que ie avuda a otrte;rer sus propclsitos. 1o qr-re implic;-i va conocil¡icnto 1'voiuntad,
¡¡rislne ñnaiidad e-rigidir ]llrr el tipo penal en esl¿t nrodaiidacl c1e iisesiii¿tto exclrlle toiiiL posil:ilidad i1e
actuacrión cuiposa, dario que Ja tlnalide.l guÍa su conrlucta clesdr: el misnto instaute tjlt tliie LiL:'.:idc nutai (E5).
E¡r cste aspecto resrüi¿r intDi:rtante dcieiier:;e iin installte. 'j anto el ,Jelitc,-rnt:dio coi:.ro ei cielit¡-fin iLeben
ser dc cirrácter clolo-.o. "Iii empicr.r pol palte de 1a l-c,v del término "pata" e'rc1u-1,e ia posiitilidad ilel delito
eventrrai pudiéndose solo ct-,meter el hecho pror dclo <lilecto tie prinrer.-r segulltlc gtatic".

f^i r¡trimenio ilc italificar (lünLlti(t¿l qui-'se presrrilre ircfiiiciiiir-r <rn]iiiL-'rt.1ci ptll ia collcllt'renCia de Ia
l: rl,a
a¡{rar.ilnte en análisis, e1 opi:radoliurídic'rt clebe iclentiilcar el asilecto subjelivo (dolc) en ili ¿igeittc. es clecji.
un clolc¡ directo o intiirecto uue r1eL.e aparccer antes o,iur¿r¡te 1a e,ji'clrc;on del hol*lciilio- Si se ilega;t
dete¡rnin¿u'qLre la cnndiicta p,.rnible quc facilitó j¡. conrisión cli: olro irr:cl:u i¡unible fue,.1e r-:oirri-qión cuiposa,
se r-lescart¿irá ia figur:i dei a:-:esinatc para facilitar ciirrl delitr.'.
dl

Tantbié:n resuita iueler..anle deiermiiia¡ si el delito ñn se 11egó a consLlmar o ririedó en graclo de tentativ¿r. El
delito-fin se presenttr aquí como una intención especíñca que detre preexistir en la lnente del agente a Ia
cornisión de1 asesinato. sin que el tipo penai en estudio reqniera qrie dicha intencionalidacl se haya leaiizado
t-i intentado realizar prara considerársele, reciéir entonces, al asesinato por consum¿rdo. Por su irarte
Vjllavir:encio, certerarnente señala que "este delito queda consumaclo cnando se produc.e el iesultado típico,
sin que sea rlecesario que e1 agente consiga realizar -su especíñca tendencia tLasceridettte". Pelo eso sí, tierre
qrie tratalse de facilitar o hacer r.iable otro delito nl¿rs no ula simple falta. En términos julispnrclenciales se
ira exprestri]¡-r qrle "pü.rl',a canfi.gui"ación del ¿rsE.sínato b$a la n'Lr¡da/idcLd de ntofctr paru facilitot' otrL¡
delito, na es necescu'ir-¡ oLi(,, -sr, c07rsr¿¡r?o el delíto fin, uale clecír, el rr¡i:o eQrau*(tdo, basta lo it'Ltencií¡n de
realizttr el ntisn'to, pora lo cttal se uence el obstactLlo que represento La --ír7o de la persctrTa ql]e de_fiende su
7':cttt"iritottio" .

En tanto -que, en la Ejecutoria ciei zB de rxa)'o de t999, la Supretla Corte expresa"úlue, cle lareuisión cle
atrtos, se aduierte c¡ue el dia ueit'tttdós defebrerct de mil nouecientos tio-uenta y ocho, síendo las ocho de la
nochc aprorirnadctrne¡úr: los i¿c¿isadüs (... ) f,\'ifri'Ler lfanayay A¡ico1ás (...), Llegcu-an ol clo¡nícilio del
agrnuíaclo Electo Inor:ente Rr¡as Caluay ( ... ), ca¡'Llaf,nalid.ad de de:;pojarla de sus pet"tcnerLcias y de una
Juerle sui??o de díne¡'o tltie a! porecer guardaha ¿r? su dotnicilio; pttra ello se uprc,t,isir,/lor-ol.l de ruu.L
escotrleta, la rúsntcL tllLe ero pcn'tada por el actLsatlo Í4iilnter fuf anoy ay l/ico/ós, así con to p(tsafilorLteñes
clue tLtilizaron ontes cle inqrescr al innrueble para cubrírse 1os roslros y ctsí euítar ser iclenti-ficados; Ao et1
e! doniícilio cl.el agruuicttlo,le exigen cltLe obrieralttpuerta de ingreso.lc ctLal no fue acepiado par este, pot"
lo qtLe las encausctdos reaccianaron tirando diuelsos patadas a la puerta y ante su l:enez negot{uo, el
¿¿cu.sado Wilnte;Nfancnlay¡-\ricolás ciecideqtdtctrlelaxidaparousípoderíngresarctlir"Ltttuelsle,utilizando
¡nrtt eilo la escopetri (tue portaóo (... ); lueqr-t de ellc. el ontes ntenc:ir¡n¿tlo t/ sus ocompañantes ingresarort
libremente oI ir'tmtLeble y iogran apoderr-rrse cie dit:ersns especÍes hasta por Lü7 rutonto cle fi"e[nta y cinco
núinueuossoles; que,reriíertr.l-oen.ritantcLioforntci,lno{ioyci;"curislo¡tcictsenquesehcutdescLrt-oliaclolos
hetiu.,s, se conclrLye (]Lte ¡r-L contlucta desarrr;llaCo por el acusodrt ii4ln¿er l[cLnctyay,\'ico1as, crtttfigura ei
clelito tle honicitíic cr:lilicrrdo, en lct mcttlalítk:tC de ¡acílítcr la cot¡tisiótt rle otro tlelíto ( . ); osí ert el cr¿so
cfe autos, el referidc, ac¿¿s¿r¿lo no hcttenido reparos en sacrifical'Lu7ct uitla hur¡irtrtr, cot)" kt-ñnolidc¡tl tle
sarrsliicer xt ctpetíta ecortónito, así co¡no e1 ¿1e sz¿s coQcttscirjos".

Finalrriente. cabe clei¡r esiaL.,lecido que 1a írase "para fhcilit¿rr" cle e'nlr:nder también que la atttnría del delitir
metlir¡ 1'el ,-ielito f n no ilccesariamente pueden coincidir. La coniluct¿r ck:lictiva en anáiisis si: i:onligura íltlil
rlqüdo cl deliio-fin sea perpett.ado por un teLce¡o, Biista que se verifi'¡-re la conexiórt entre el delii.o iiletlic
1..eI clelito ñn. En otri,rs tét'nlinos, solo ba-siar¿i cieternliuar'si el a.sesjno dio muerte
a la t-ictiua cr¡n el ñrnie
pi:o¡;[rsito de tzrcilital o f¿r,orecerla comisión de otro irecho prtnible cloltisorea]izac'lo por-tli c pol terceros.
Parecida posici(rn :rdopta Castillo ,Air,: cuando sostiene que la pretnisa clescrita pretende inrlicar que -ce
vr:lán abarcados por' la aglavante los cirsos clr que el delito se comete poi' ei mismo ilgente clr:l h,:micidio
conl0 l-)ol' otrc distitrto.

4= Fara ocultfir otro deiito:


En lii r-ca1it1¿rd sc configL:ra esta modalioad hon-ricitJa cuendo el agr'nte da rnuctte ¿I ttnü íier'scná con I¿r

Roi,Frel,ie señ3la tlire la calilicante es r,írjiiia tan solo en la iripótesis ciue txi:ta urirt c,-rnexiÓ;t .suirjetiva en 1¿r
cr:nlisirin dc ¿rrnbcs illcito.s penrrles: entle el clelito- pteccilente (qur'le.silrna o colnprlnleie ruaiquiet'bien
juríclico).v e1 deiito r:orse'-:nenle (que l¿sjona la rida nri-"nla)" En e,se selliirl¡-' -continúa Rolr-, para qLie .rpere
ia caljfrean te clctre coexistir en la menic dei ¿rutol. al tnrrntento cle ilr:r-r.,etlarse eI homicjilii.t, l¿ntc; l¡ clectsiriLr
de ¡u:rt:rr conlo t¿ln'rhién ci ¡.'ropósitc de que sn r-.r-;rnisión teuga por fiii Llit-icultar el esclalecii;::ienlo dc tili
clelito-,-'a cometicls 1,de ¿ic¿ecilniento nrris o rneriis próxlrno. En taniLr rlue Bratnont-All'as T'otrc.si'Card;i
Caritizano- índican que Io írnportante pitrir co;'rsiituirse e-sta mod¡iliiiari de asesinato es i¡te 1¿r ¡luerte se
cause con Ia cg¡tleta hnrlid¡iil de ocuilar cl pliiner delitit ya ejecntado iror el sujeio. Pol' ell,r, se erige,
¿deurás clei d31c cle m¡ta¡. unr concreta frlalidatl cual -s r¡r:ultai ciio iielito. Po:: ejt:mpl,r, etl el Ejr:cuioria
v

Suprema del z6 de marzo de r.999 se estableció que los hechos sub juclice constituían honticidio parii ocultal
otrc delito debido que "cttendolasreferírlo-s acusodo.s sepercataronqlie al parecer el agrauicrda (...), hc¡bía
núterto, dec[dieron quitarlelauída cL Enteterío Santos CcLluay, oJin de euitar que este los delatcLra".

Es ilrelel.ante dctc.nnina;: que el clelito que se pretende ocultal sea de gravedad o de bagatela. Basta colr
r.,eliiicar que ei ilícitc, penirl a ocultar se trate de una conducta prevista en el corpus jur:is penale como delito
(contra la vida, el patrirnonio, el olden econórnico. la salud pública, etc.). De ningún tnodo se acepta que sea
una sirnple falta. De verificarse que el agente dio rnuerte a url¿i per-sona pala ocultar ltn¿r couducta
catakrgada corno falta en cl Cédigo Penal, indudablemente por io irrsignificante y nirniedad del mó1il, sc
adecuará la conducta honicida al asesin¿itr-, por felocidad.

Al no hacer referencia el tipo penai respecto de irL estructula clel injusto penzrl, se inter:preta que ei clelito ¡
ocultar puede ser doloso o culposo. En ese sentido, comete asesin¿rto aquel chofer que clespriés de atropellal
a un peatón, clejándo1e seliamente lesionado, üon la intelición de evital que 1o iclentifique, retrocecle -srt
vehículo v le vuelve a irepas¿lr' causándole ia muerte, dándose luego a }a fuga. Basta determinar que el agente
itctuó con la 1in¿iiiriad cie oculta¡ un primer delito para estar fre nte ai delito de asesiuato.

lril ta1 A1va, resunriendo su postura, sostiene qrre el delito que se pretenrie ocuital puede
stntido, Castillo
ser de cualquiel naturaleza y estructura. Poco impu',rta si el delito a ocultar es omisivo o comisir"o como si se
hail¿i af'ectado por una causal de atenuación de 1a pena. Asímisrno. es irreievante si se da uu clelito grave o
leve en cu:urto a su penaiirlad. SóL; es rlecesario resaltar la necesiclad cie excluir las faltas c- infi'acciones
adininistrativas. El delito a ocultar puede sel tanto doloso corno crrlposo, este iritinlo aspecto es lo rlue le
difelenuia del inatar para facilitar otro cielitc; donde se exclu;,e el cleiito cr-riprtso.
Por utro iado, el injLrsto penai que se pretenCe ocultar no necesari;imente debe habcl sido pert'eccionado o
co¡s:rrrnadc., es slúiciente incluso. que se hava qi-redado eir glado de tentatir"a. SegiLn ntieslro sistema juríc1ico
¡;enal, basta quL' se tra1,a ccimenzaclo ia ejecuciól de un deiito pal.a ser responsabie penai y' aceptai' lirs
cLlnsecuencias punitir'¿rs de ser descubierto. El objetivo de no *cer inrpr-'.tado por aquel ilícito, nroliv¿r al :,rgeitte
para dar nruelte a -sn lictima cluien r-na);or-uentc viene a ser testigo clei delito prececlente.

El iiirnipo t¡ansculrido entle el delito-precedente -v el delito consecuente puede ser inmediat,: o tnecli¿rlo. Lo
importante es detern:inar -que ei a.qente, cun su acción homicida, tuvo el serio propósiio de ocultar e1cleliic
pi-ececiente. Bieu señ¿rla ei prot'esor argeniino Ricardo l§úñez, citado por \rilIa Stein, "ia eseucia sr,rbjetiva clc
la c¿rlificación, exige solo clue en el agente exista tra preordenacióri cle su plop(rsito homicicla [...)". Por k:
clenrás, irr-rn cuando en Ia pri.ui-s judicial es dificil deterrnin¿rr ei elemento subjetivc'i del quc hacemos
l.l;::r1ciói1, mucit¿is veces 1a foi'ma, mcdc, lugar 1. circunstancias erir ciue ocuriierotr lo-. hechos, iisí cotno los
Íniiitios razc¡na.bles v pmebas concretas dan luces suficiente.s par:r el,icienciar aqttei plopósitr-r.
I

L,^PJTULO / Drrlros Ccr.lrr.e i,q Vton El CurRro .r l¡ S¡ruo

accivo o pasivo del deliro puede ser- cualquier persona,


El sujero
la ley penal no exige una caliciad especial dei sujero.

b) f.f odalidades
Fl tipo legal del arilculo [08" cons¡irrrye un ripo a]ternarivo: Para
los efectos de la i'epresión, el fegislacior equipara diversas accicnes que
denen en corrr[rrl el esr-ar dirigic'os a proc'ucir la muerre de una persona,
La enur-neración de es[as acciones no es exhausriva. En Ia parre final der
incisc 4, figura una fórmula abierta que exige del intérpr eie la rrrilizacion
del ra¡onar¡ienro para ccnrp{etarla8,

Las ricdalldades de asesinato p:-evístas por el egislador. son:


f

Por el nlóvil: feroc jdad, lucro o placar-.


Por conexlon con oiro celiro: para facilirar u oculrar r:tr-r_: deljro.
Por el ¡t-iodo de ejecuciónr gr-an crueldad o alevosia.
Por el niedic entpleado: fuego, explosión, vener,rü u oi.ro n-reCjc
capaz de poncr en peligro !¿ vida c la saluo de o¡r-¡s persol¡s.

Modalidades de asesi n¿tc


previstas por el legislador

Por concxió¡t Por ei n-¡crdir


con otro rJelitq de ejccr-rción

- Facilltar u - Fuego
ccultar otrrr - Explosión
delito - Yeneno,
- U otro rr-¡edio
capaz de
Poner en
peligro la vída
o la salud de
1T'i_:a:"'::

§ ¡r'uno¡Jr: Prq Jorr; ,{11:;rol .Lt L),:tcct¡o Ptr¡al, Pr,rtr, &1:,*cili l, ¡ Jg

It
TEr'i¡s ¡¡ Drnrcrio Prtt¿l Esprct¡.l Ac¿orxr¿ DE Lr 1"1¡iGr5l"R.r.r'u p.A

b) Tipo subietivo
En el delito de honricidio ía intputoción sultjetivo se plostnu u írr:r'És
del dolo, esro es conoclmienro y voluntad de iealizar las circur¡siar-icias
que inregi-an el tipo objeiivo, así saber quc sc n-lata a otra Persona y

qLrci'€r hrcerlo. Es el llarn:do aninrus rtcc¡rrdi:.

,l- -\ \ ,i-*--.---'),
fi,( ':'i;:TJ:^ li
') lr"plasma
"-------/
sinay
) ji o,ro
\r.
I

,)

{} Penalidad
La sanclón prevlsta es !a de pi-ivar.iva ie libei-',¡,ri nü r)rene)r de 6 iri
"/'' -'- l0 ¡ilos.
'rrravor'-le

l.l Homicidio calificado (asesinato-artículo l0B' CP-)

a) Consideraciones gen€rales
Es clásica ia ciisiinción entre homicidio y asesirrato.

El asesinato es la ntLlerue de otr-a person¡ cjccuiada crtn l¡s


circunstancias mencionadas en el artícuio i0B' del Código
Penal. En el tipo Iegai de asesinato el blen jurÍciico iurelacir: (lr
vida hun¡ana) solo sirve para furrdanrentar el núcleo básico y el
ánrbÍto Ce su trpificación, pero no para precisario ni pei-a
cjerernrinai-lc, pues para diferenciar e[ honiicidio del asesinaio
ccncurTen una serie de otras valoraciones que concreran el
ánrbiro sicuacional6. En el caso dei asesinaro su ntayor penaiidaC
esrá en funciór¡ a las diferences circuns¡ancias que Io irrregran,
er] su mayoría por un rnayor conienido de injusto y otra por
Lrna cuipaorlidaii rn¡s gravei.

iri,tirr|irr.¡r,:;;i lr,rrr:rcs./r:i|t;lct{¡cr¡*scJtDcrcciroPcr¡ul.Pol¡c EspcCiit i.11.1A


.iJr:rr.; Ll,rri¡¿r,r, ?,cttl. ltltt)du dc l)rrcc/¡o Ptncl, Portr Eslr:dol i, p. IOC
l/ri/r:r,¡rr,,nril I'¿.r¡cr+:, I*/iie: ierr:io:¡cs dt De¡t!¡a fert¿t. Po¡re L:f,cd1i l. p- 42.


I

Artícu lo 108.- HO Ml ClDl O CALI FICADO-ASESTNATO

Será reprimido con pena privativa de iibertad no menor de quince años el que mate a otro
concurriendo cualquiera de las circunstancias siguientes:

1. Por ferocidad, por lucro o por placer;

La ferocidad de matar denota mayor reprochabilidad en Ia actltud interna del agente,


agravando la culpabilidad personal. Básicanrente, se desvalora aquí Ia fr.¡rmación de la
voluntad, reprobándose el agente el móvil irracionaf que le impulsa y mueve a matar, la
motivación fútil que conduce a quitar Ia vida a un semejante. Así, se suele señalar que mata
por ferocidad quien quita la vida a otro por motivos nimios o ínsigniflcarltes o por nróviles
vanos o triviales, sin explicación aparente. Destaca aquíla poca rnonta del motivo, por tanio la
desvaliosidad del móvil

EJEMPLO:

. Expediente Ne 3456-94 Lima de Fecha L0/04,/95 Ejecutoria Suprerna Sala Penal


Suprema; "El encausado antes nombrado disparó con su arma de fuego contra la agraviada
produciendo su muerte, poi- el solo hecho de no haberle respondido el saludo que este le
hiciera, demcstrando asi el poco valor y sentlmiento por la vida humana que siendo esto así, ia
conducta dei encausado se encuentra en los previsto por el artículo 108 del Código Penal."

Z. Para facilitar u ocultar otro delito

Laagravante de matar para facilitar otro de cielito denota también maycr reprochabilidad en Ia
actitud interna del agente, en virtud a la cual se desaprueba con mayor intensidad a quién
co¡ete un homicidio con Ia finalidaci de posibilitar el ulterioi- hecho punible. Es decir Ia mayor
desaprcbación reside en que no sola,'nente se mata aI otro, sino que esa muerte es utilizada
como nredio para procurar otro hecho punible (el delito fin); ia vida del ser humano en la
mente del agente es solo un obstáculo que entorpece la finalidad directiva últjma, deslruirla
significa allanar y simplificar sus propósitos criminales.

EJEMPLO:

. Expecliente Ns 4647 * 95- Lambayeque de Fecha 2\lOUgG Ejecutoria Suprema Sala


penal Supi'enia; '''Ei acusado intervino al agraviado para robarle r7 ai recibir resistencia efectuó
un disparo ccn el arma que portaba, matándolo. En el presente caso se suscita un con.urso'
real de deliios pcr cuantc concuri-en dos acciones o hechos - rnatar para facilitar o ocultar
otro delito y i-obar a mano armada - que constituyen cada uno un deiito autónomo, esto es,
el de homicidio calificado y robo agravado. El hecho de matar para facilitar u ocultar otro
delito ccnstituye una circunstancia agravante clel delito de iromicidio, corresilondiendo
sancionar el agente pcr anlbcs delitos, imponiéndose la pena del deliic más grave de
ccnfor¡-¡¡idad con lo previsto en el ariícrllo 50"

3. Con gran crueldad o alevosía


La i'nuerie con gran cruelclad hace básicamente más disvallosa la conducta hor¡icida pcr Ia
forma de comisión del delito. La esencia rJe la agravante de la gi-an crueldad r:s la crofongación
innecesaria del sufrimiento fi:;ico ipero también psíquico s rnrral) de la victima, que hace más
dolo¡'oso el pi'oceso de su muei-ie. Quie¡r ocur.e eÍl esia agravanie comeie ej homicidro de
modo tal que merced al procedimiento utillzado o a los ¡nstrumentos o a Ios instrumentos
empleados, hace padecer excesivo dolor a la víciima, el cual prolonga desde los primeros
ataques hasta que se consuma el delito. El agente aplica aflicciones y padecimienros
inhumanos innecesarios, añadidos a un simple homicidic, que hacen más intenso el
sufrimiento en la victima (v.gr, torturas o tormentos).

EJEMPLO:

' Expediente Ne 6218 - 97 Cusco de Fecha O3/O4lgB Sentencia Sala penal Suprema; ',Del
análisis de las diligencias se colige que el homicidio calificado con el agravante de gran
crueldad se encuentra debidamenie acreditado siendo la causa de .la muerte traumatismo
encéfalo.- craoeano grave, asfixia, y policontusión; medio probatorios que permiten
establecer que los sujetos activos produjeron la muerte de los agraviados acrecentándoles
deliberadamente su sufrimiento persc,nal, al causarles, con las lesir-¡nes protiui;rJas ¡urante el
interrogatorio preliminar a su mue[te e incineración, un dolor físico innecesario.

4. Por fuego, explosión, veneno o por cualquier otro medio capaz de poner en peligr-o la vida
o salud de otras personas

La muerte mediante fuego o explosión hace básicamente más disvaliosa la conrjucta


homicida I
por e[ medio empleado. Pu3es la agravante se funda en que, adernás de extinguir la vida
de un
ser humano, ello se hace utilizando unos medios homicidas con aptitud para poner rn peligro
ia vicla o la salud de terceras personas. La conducta homicida, entonces, debe t:;,ccncJe¡
a la
víctima individual y perturbar la seguridaci de bienes jurídicos principales pertenecientes
a
terceras personas. Por tanto, no basta solo matar por fuego o explosión, sino que es r¡ecesario
comprobar la aptitud para producir un peligro común del medio homicida (lógicamente,
tampoco basta acreditar solc esto último, es necesario que efectivamente se male al alorripn
por fuego, explosión u otro medio de similares efectos).

EJEMPLO:

' Expediente N" 5227-99. Ai-equipa fecha del lllO4l2OO0 Ejecutrria Suprema
de la Sala
Penal Supr-ema; "Se atribuye al encausado haber causado un incendio en la habitación
que
compartia coil su cónyuge, pi'oduciéndole graves quemaduras y su posterior muerte. Si infiere
de autos que el procesado dolos¡mente roció gasolina al pie de la cama y le predio fu.,go
con
una colilla de cigarro, permaneciendo sin prestar ayuda a su cónyuge, permitiendo
su deceso,,.
5. Si la víctima es miembro de la Polícía Nacional del Perú o de las Fuerzas Armadas,
Magistrado del Poder Judicial o del Ministerio Público, en el cumplimiento de sus funciones.

" 5i la r¡íctinla es miembro de la Policía Nacional o Fuerzas Arma<Jas, llagrslraCo


or:l
Poder Jurilcial o Ministerio Público, en cumplimiento de sus funciones. Es una agravante
objeti'ra y subjetiva (es necesario que tenga conocimiento de la concltción de la persona
ccrmo
¡:olícía, juez, etc.). Si el sujeto pasivo es uno de estos sujetcs, pero el suleto activo iro lenia
forma de saber esto, entonces se configura un error en la agravanie, y esta ¡o se
aplica,
configurándose solo un homicidic sirnple.

LEY »E SICILRIA"Tü

'sicariatc'
Esta nueva incorpora dos artíclrlos al código Penal. El primero es e1 delito de
1ey
en t-] artículo 10g-C ]¡ el seguirdo, e1 de "conspiraciói: -.rr olrecimientr: pa:-a e1 deiito ce
sicar.iaio,,, e, e1 artículo l0B-D. A dilerencia de1 i:rime.o, como sen¿1ó e1 Presidente
I.{ut]i¿ilr-,r

en su discurso presider-lcial de 28 de juiio, e1 segui:do'l1ena un v¡:t-:ic'', illles i:as1-r,L s¡-:

publicación, ci;r-rspirar p:lra corneter" el sicariato rlo er a delito.

Fiaj\41cli_llo poR LUCRO Segut] 1a nueva nol:ifla, e1 .je1it.O de Sicari¿lt-o se deiinc colrro(}
.:i.rüi]l
|que rnl]ta a c)ii-o por orden. {j1-lcargo it ¿tcrierrrlc, coll ei propilsjto dc r' lllen'-'r'ilerat s'1 D'-ll-a

oiro ,_-,rr be*eilcio econórnico <¡ de cua¡1uier otra ínclole".

pol rnr-lr:ho iicmpo el sic¿irietri ira sico sar-rcionailo corrio deliio de l-io::nícidio celifiCatir-- 1-r¡i-
Iucr-.. u. 1i¡:o de l¡ornicidio cit-,nde el mírvil del rlsesino es obtei-ler riinero u oll:o beriellcii-'
ecol:ónricc. poi- ejernplo, c,,rando n:ata par:a obiener- una iierencia. ul bei-Le1-rcic¡ patrir';llir:l
¡; pgr "encaig¡" o "acner,jo" a cam.bio Cle Lrna ven't¿ilá ecÜriolli.ilca'

q'.1e ie:iril¿i
La novec-1ad, eltionces, i1o es que eJ "sicariato" se::- tina conduct,:- s:rncict-i¿rrla' sitlo
una regr-llaciÓrr i:ropia- Es decit-, se; á una ligura Pe tr ai ¿autolloma.

para e1 Lre¡r¿tiista €Jrs-CaI]. "nc 1-ra,.¡, ilinguna razón par-a ir¿rcello illl'rÓnoillo, saivo ilgrav¿:ll-
las pi:r:is cp esta ir-iociaiidp.cl c:ipcciÍl:a'. A diferr:rici¿r iel homlciiiio
pc: 1utro qi-re sancit.'i-ia a1
¿tL1 lcr c)oit rl]l¿t lleil¿l cie en',-re 15 a 35 ar12.s--ipgta
inílxima cr-lan'ic tlo es cadena pet-i;ttua), '^1
sica:'i:r¡o ahora tiene u1La pel}¿1 Cl:T'§.;,.!_S-¡..il_q§ -\i i]adella Oetpetl-l a cu¿:'.1r,1,. 1 eS .i3].¿i\/tjtit], F,ll1
ejenrplo,siseuSanal-}]c]loiesr-ir-.ed;doinitlli:u|ai¡1r:s.silaor.lenCiuÜsccunrpic..]Sdt]l']]l¿j
oigo'r1r*.ión criminai, si se usár] arnlas de guer-ra, si ha'-v mas de cios r;ic-tirnas. c'tc.

Aclema-:¡ c1e i:-¡J¡avar ias peras. esl-a nüeya 1e1'señala que quierl ln,j-|a, crCeit¡¡.
(.lllCal:g,i,
acuei-ij¿: ei srl-¿,ii-i¡rto o acLuacLritto itr@itg, selii. sancion¿rd.l con l¿ misnta ilecü.
")tg,itr:
elpr:traii-lraJl.s¡,@á.CSirjslgn-i!,91un¡:ilnl}:iorespcctocclh,lnrjcidiopr,r]Lir:r0'va
qr" br;,, est,rilgura se saircion¿, al l[.-J;liri'.,'¡-qr-:ir.:r c:cntrata ai sic:arjo- cr-]ni1Í]apena meil.oi:
,i Io ,l.l sjcaric, ¿1unqlre denr:o ciel rangc esl,¿r-bleciiio iior le-v (15 a 35 ar1c.'s).

qrte c1
para ca;-o" c-.rto .i--,o cs Lrf¿:r. rfoverjac], l-a ei,, -1
,,,:,,..,1@¿,.1 c,,,:;oo Pc;ral ilrilii:ra
inst igii,jeilclrbe la misl-rle pella r-il'Lil el :.¡'lit-;¡ '
-f-J.......,-...'+

,",aiias ctapas que vari dr:sde que


CONS}TIRÁCiCN Cuarrlo una ilorsona dciinque úasa lliil
tie*e irr ir-1ea r-le colxete¡ ui dr:iito l:lasia sti e-iccur-'icrl A esiil procüs(l sr ie llai-jla iter crill'li'tis
o canrirrL; i,rl rlr:ii"to. Antr:S dc Cu'^ r-tna p('I'sí;t1í'. cJCC-tii(l ll rieiitc - \,'p(.)1- ian.1,c, eitpiece ii
r--1 pilllrci-
en peiigro tin bieri jr-rritlico-, r:xi sien dOs e1-::i-;:;S i-'l-avj:,1 S c1t,tt' Setirr0 cr:n1arias e;<Cei;r:ioniS' 1'1(i
-sc,n r,.-il:,icri-: rri ,¡t pi:, l.;
jev l." ir'il.

I-,- 1.:rinrrra es l¿: fase ;nleiil¿-r . c:t,Jr:<,:ir, k-,s ar.lr,s rtt-ii: e:',táli i1et.i1-ril del illerc lnle:-nr: cie una
perSOtta, ¡;l-;i- C-ji,:irtp[¡" ,Os ]lrli].rlllrúij1-OS. ias i{i,;r,i:;, i;i r,leiiiri:lacir:'lt L¡ Cci-er:¡j"iraCiCn C1e Ci:lill'it-i-
uir ¿r:liti.r. Y 1a- segr-i¡da, es ia ilse r)xtc--it-1ír qltc sL,li iiqtiellos acti;s qile prepai'ai: ej i.errr:ltc üll
rieiito sin se;- io iu{icienteli-.,cliie peli.grosos c}rrio p¿j-i-¿1 sri -'rrlr<-jn:ta-dos, es Cecir-" 1o:; l]cL¡s
prri:¿,ti-r:3]-i(::. Ci)IflO 1:Ci- e;Crl:ni" Cr)nrpl-A: -, ;r'; 5: r i.l 11
__--->

It--Eiri el Dr. 1\ i ia cansll{{ión es ull acto.D,.rl1lí,irr:itrrio ¡z 1a rcgla es qr-rc r'Io sc


<leljjr:s esper,'ificos ccllto ei trirficrt i1Íciir, ¿le
.jragas donde se castiga el solo hecho de tr¡.iirar i---l irisrrnro'' . álgrega.

ti,-, ,: ir:, ...,1,t Sjll ,t:.l.l.il'3r,.COtleSI¿nrleVnle\'.tl


,i-.,., ,i;1,i,'',; ':l '-i ;1 r)Sl-(;r,-tlt¡
ej li,rryjciriio. Para c¡-re :rlguien recitl¿l Llna pena de cini:o .i oQhri añtis, bastar¡: proi::rr que
cr;rr,Ll-lllo :i ¿llguien para ilat¿lr- il otl o. Y si ulilizó a :¡ienerre ':r s lnintptrliibles pa1-a colfspir.rr.
1a pcna sei-á de s,J¡=a-drea:¡:lLs

Fina.ln:ente, tantc para ei dclito iir: :ir,'r,r:.iato c¡rno.ilára el de r-:r,,it.rilii-r,t L:ilitt ,.' i.ri-r-cr.i i I r ic r-ttl;. est¿l
1iO]-]na pi,.,ilib,-1 iñ, dc !1r-lit:ri.r, lrirr 1'lis'¡i:i, irtLlLii.tt; ',.' ()liIIi1iL;Lr-i;rtl rlt' l,,,rtlA, '\¡ aiE3lnOS
berLeÍ'icii¡s penitenctai-jos coirro ia seri¡i llltr-'r'i:ri1 i lti.-,tt-1l.,il i:t,irri it.rii.,tl;rl

llilq t'] priut'r pict,ier:ia qllLj pre-setiia la llot-l11¿l es ciilt)


,¡r¡-,¡-il1ñ41,\S-/ irara ei i)r -Crrrl,.,s
rrl;¡;4 ¡:r¡nilictot;ii-¡t" Íli,,r,rt,,s j-rit-Li]rrs úi-urc sancirrnan la mism¿r conrluct¿i:
".i*i"-*,
hc-¡niciclio por lucro.v sir--ariato. Aglega cliie ei iegislador oiviclo elirnitlar e1 ¿lrtícr:ic¡ soirre

Iio¡r:r¿ur Lrit¡,,i s.

i]u¡rtr,ic-l,iq@ap]ir:a[ic,oq1.m,¡srfrasqpuc.stir.1os.jrrlcr::it,j.11Cllitt¡cl,,lr:fhlil:
1"icne una pena ulenot, rnas no el "sicari¿rt.o". Pci- ssLr, Cat'o i"ecoiliencii'L c1r.re etr rTjercutiv';
',,, li;re c:iL ill:i:.., 1l:.rrrl-1.

il'ic oi:st¿,nrte, esto cieper-:de rle ia lnterpretaciótr clrre 1-raga e1 1tsc.z. Por eso, ei l-ii--.!ü.r¡ !r
cxpiica que pocitía trati¡-r'se tle un cclílii:tir i-.11)i:trtri.iie. Es decir, que cios normas d¿an 1a
i;r;presión de enlr¿:.r cÍt u1t conflicto qu-e, en re¿r"lidad puecie t-r:solverse ¿rpiicr¡rcio ei prini:ipirt
i-.1 r'.nf.',. i1,]: I d.

cliic e.rrbas i¡odaliciades cie hcmiciriio tengarl urr r¡rór¡il econóilic.r. -\il t1u.:;i existe'u.n
,.,:,'','iii t'l.i .

:ii-)Li.r(-tiOl.l Sih¡itsÓLICA IVIás ¿i11á dc l¿: i:L'rLerpretr:ciriLr. lr:11¡ c,i-ro problerx:1 c¡ue r:rdic:r cn lir
i_,1-¡¡siór-:. cie 1e-r¡es coltlo soiLición ai sicari¡r1:o, y 1a a'L.is.:trcjr.r ali utta polílicir r-:rilljt-lal.

r:,-,nibatiinál; Édelincurnr:ia. 1o qiii: llama i-i¿:cer us¡.t r,Lcl "ilerechc¡ Pr:ur-r1 Sijn-rbo1ico". Peri:
'..,,, ,lLlr, |)l:i'r. r.u iJlut.t'ilte. SCli.:lA. 1:,;,1; i:¡ 1.,:-rllit-t 't' a] .r:1 i..1 ,,1j'', ji1(tnS;rj C. 'L. ll.i.t 'l ;,i,., ti CDI:' tt
.1

dr lt;s rnor-L¿lles se dé ollentaclue 1a L,f i-,i-'iiill 1.i(r a:i -,i'..,,-LriL ,',Li'; r r 1it.i-ittl¿i:'ti tltlirti, ilettsLlra
(-ll-r{r la, 1e-v i-rr-r sir..re, io que conf-ribuirá a ciesprestigia-rla.", expllca.

Far:r cl Di: Cgfg¿no existiaun',¡acio,:n l;r 1e1r ¡¡'.''--tr);-Li :rir-¿r'r::to, sino que. fral-a 1a sociedacl
"iái iJ(rl-.Li-r ur-, Ir':Ll,;iir.l-,¿i 1¿t iiriLtrcdti¡1 i'j r'lo:: .,r-'cilt-rs". l-ai-net-tti.,, liitt emberrgo. qrie 1a 1e1,- [ertline
si¡:rrCc un saludo a- 1a bar-rdera- Laoi-.n,1c ro ¿Lac.r la basc iit,'i p:oblerna ql-ie esiá cn cletectat- i;
pi.oi-rf,s¿ir- aci ec u ¿i d amen te a ias organiz;l cion¡ s crimiit ai e s.
Ir

[]I rHr{} 0Fl( ll \l ¡}l l ttl[.[.\1 Ix \Rl(]

i-i,;1!:;:Íti:1!. 1,: !:,4.,1-r.tiiir: l:i *':¡ "-,t',4: :::,i i.r:.ill,i.'.".:r1\,!'.:r1:

AÑC DTJ DU'i",J S[RVI']O AL ''t 'DADAIIC Martes 1 7 de octubre de 2A17

#ffiffi§ffiffiffiffiffiffiruffiffi&
Año XXVÍ I N'1056 tót3

CüRTE SUPREMA Ütr JUSTTCXA


C{}R E SUPREh{A I]E JUSTIC{A 4'. l-a tercera eiaaa, del X Piero Jur¡sdicc oral,
ccil¡-rrendió el procesc oe CesignaciÓn ds los j|leces
si-rp!-er1os ponenl€s. El la sesión de fecha cinco de oc'r.lble
X PLENO JURISDICCIONAI. DE LAS SALAS
PTNALES PERMAI{EN-TE Y TRAMSITORIAS se dasígnó a la señora Barrios Alvarado (coordinadrra)
para la formulación de la pr,nent;ia reíerida a "ics delitos de
violencia contra la mu;e:'y de n:iernbrcs 'Jel enio¡no lai'niii¿r".
ACUERDO PLEIJARiO N' 001 -?01 6/CJ-1 16
En atencrón a la arnplliud ¡e la temática exai¡in¡qa,
solo fureron objeto de exaTnen tres subiemas. e! Celitr cje
FUNDATIIENIc: A¡1Ículo 116' TUO LOPJ. Asur¡to: Alcances Íer¡inrcidio, las leslones psicoiÓgicas y aspectcs procesales
tipiccs dei delilo de feminicidic oe Ics delitcs materia cje Ia Ley antes ciiada.
Presentada la poi-rencia perlinente, con relación a ios
Lir¡a, 12 de jun!o de dcs mil iiecisiete.- alcances iíplcos Cel celio de leminicicio, en la sesic,r de
fecia cinco de ei-rero de dos rnil diecrsiete se proi:edió a
Lr,s,Jueces Suprerros ¡e- lc-iransit.rrias
Penal. integrantas de la deliberación, voiaciói¡ y redacción del Acrerdo Pieirrrio
i¿s S¿t¡;s Penales Permanenle y cje la CcÍ-' ories mencionaric.
Supierrra de Justicia de la República, reunidi¡s en Plenc 5", El presenle Ac,lerco Plenario se ernite coníorme a io
Jr,¡risdiccional, de confor-midad ccn ic dispuesto en el artícuio drspuesio en el ai-iiculo'1 16 re la LOPJ, que fa.Liita a lag
116" cei Tex'to Unico Crcenado de la Ley Crgárrica del Poder sales especializaoas del Poier juCic;ai -en esie casc, ce ; f

Juoicial han pronrnciado el siguie;rle: Corle Suprerra Ce Jusl.ici: Ce la República- a pionurrci=T


resoluciorres vinculantes, con la finaiidad de concordar '/
ACUERDO PLENARIC defi nir criterios jurisprudenciales.

I. ANTECEDEI.TTES lniervienen co;no ponentes ios señcres Brnnros AL\,¡n.qo,':


ir Flcu:noe Nei¡¡aRo.
1". Las Salas Penales Fermanente y Transitorias de Ia
Ccne *c',iprema de Justicia de la Repúbiica, con la autcrizariótr Ii. FU NDAMENI OS JURIDICOS
del Pi'csi¡iente .Jef PcCer Judicrai m:dianie Resc¡iución
Adr.rinrst¡ativa N' 1 73-20"'i 6-P-7 J, le 22 ce junio Ce 2C 1 6, corr Vioiencia de género
ei corc¡-r,':g ,Jef Celrtro cie inve:;ti¡acirlnes JLtdiciales, i:ajl la
coc¡i-ciina:rón Cel Señor P¡rona F¡sirala. accrdaron lealtz;r Definición:
ei X Pleno Jurisdiccional Ce los,lueces Suorer¡os de lo Penai.
que irrcluyó la Par-ticipación en lo-.r iemas objetc .Je análjsis de 1. La violencia contra la rnujer constituye la expresrón Ce
ia coi'itlnicaC juridica, al amparc cle io disoue3ic en el artícuio toda r,iolencia que se elerce pol el hr:mbre conira esta oor
1i5", del Taxtc Unico C)rdenaCo de Ia Ley Orgánrca ,iel Fci,rer sLl ccndirión oe'ial, y tien,.r su gérresis en la disc¡in¡in¿:.in
iirrjiciai i¿n aCelante LOPJ-, ydictar.Acuerocs Pienarics par:: intempo: ai, Iá situación de desig'raldad y las relaciones cle
concordar ia jiii-isprudencia p*nal- poder de ics hornbres sob¡e las m,¡]eres.
2. DesCe esta perspeciiva la violenc;a c,lntra Ias n-.! u res
2". Ei X Pbno jurisdic:ion¿i se real.izi: e:: tres eiapes. se reduce al ánibito farniliar icomr: pa;1e rle la relaciór
i-ro
de srbortlinacjón), sÍno a ura estructura :<¡ciai cararier;.;rla
L.a p,i:nera etepa estuvD ¡c¡fcrmada poÍ d.is Íases- por ia discrirninación. desiguai1atl ,:, relaciones de pcder
Fnmera: [a convocatoria a la conruniJaC jrr-idica para enire el ncmbre y la niujer.
píoDCrer ¡cs punios materia ce anállsis qus irecgsiia¡ {je Llrrá 3. Fl a4Ículo 1, ..Je la CoNVENCTóN l¡r¡EFÉ.LrEnrc¡rN¿ p¡pq
interpretaclón uniforr¡e y de ia generación tJe una dot.ir,i,a Prevsrr¡, S¡xcroH¿n Y €qn¡.r-,ic¡r,, L¡ Vroirli:ia Ccr¡aa L¿ l'1ir;Es
juri:;prudencial pata garertiar ia icbiia ai-nrc,nización de - Brlri'r Dc PARÁ, señeia: "i ..J cleb,e ente¡',rJe¡se por vioiei,cra
crlerios ,.le los jueces en ics proies,:s.1rr-rsdiccionales a su coni!-a la mujer. cualquÍer acciór'¡ o conllucta, basad¿: en
,:argo. Segunda: el examen Ce 1:;s nrcpi:esias iemá1ir;as qL-'e su !3r'rilro, que caus¿ la muede, cJa¡ic. o srkir'níet¡io Í.,', ,

pre-qeiriafo¡ ;as entioad€s y los jrrrsias se realizó enire los si:xual c psicoiólicr a la ri-ru1er, lanto en el i¡mr.¡rtr¡ púbrico
oi:rs ,¡ ce juijo al 7 de agosic de 2l-16. Sr: presen{aron lrn r: plrvarJ.:".
lotai de 4i ¡nociones. De ellas, r:ri la sesión de 31 de agoslo 4. En igual sentido, la Cr:rflsróN D: DrRr-c*os Hur"i¡¡io-<
de 2i15, se identiflcarcr tres pi-rlpüesias, rli.l€ se oficiaiizaicn en la res.llución niirne¡o 2CA5141,
DE L;\s l..lAcro^-Es Uuoc-.,
en lcs siguien'ies temes: a. deílnió la violencia contra la rrrujei- ccmc riiodo ai:lo Ce
F.esfi;cciorres leqales en ir-r?ieara de cci;íesió¡ sinrera 'y' violencia sexista que ienga o pLreda lener:orro re:;r,Itari:, r :-.
resp,:nsabilidad iestringida por ecaC. E,. Frar-iicipaciirn ilel ciañc o suírimienio físico, sexual o lsicológir-r: p:rra la i-il.1"r
exi/'ar-.ls en deliics especiaies. c. Deli'il-:s tie'¡rolenci¡ 5. Asi misnro, la tlECL.ARA.rrcN D: L¡ OR;¡rt;rcró¡i D- L¡s
rrortra la rnu)er y los i¡:tegrantes oel grupo'raniiia¡-. N.qctories lJ¡r¡¡¡s sogar iA Ei- i,4rr-:alatr ;E L A vrcl=NciA a!lf. irré LA
Fr sesión del 7 de :reiiei¡bre de 20'^;6 se seieccioni e r,rlrrn. elabcrada en la 85 seslón oienaria. celebradc el 20
.1993,
las persocas e insijiuciones que harian uso oe la pal..,bra en de dlciembi'e de recrrírcce que "la vi.rlerTCia conti-a l¿
Audiericia Pi¡blica. nrJ;er . rr,stituyE ,.r13 nr;¡ifeslaclón de relacicnes Ce p.id?t
.a,o IF sEornda cl¡¡;r consislió er: ;.:i ,JeSarfOllr: cle i¿ his.¡óiic¿rrn¡ r'¡te dÉ:r;guaies enli-e el ho¡¡i:,re y Ia mujer, qrie hail
.Aucliercia Pública, que se iler,3 a.aba ?l di:t ?i) ,ie seti¿n,ir.- c.lírClt.iriu a la don;inacrón cíe ia mujer y a la.Jrscriniin;:,c,1
Ce 2i1€,. 5n eila, Ios jurislas y exirosi:cfes especialisras el srr crntra por oaÍ'te del l-tcfirbre. .a vicl::ncia clrrtr¿ Ja
a1l1".,a;a'j,-,9 st rsf eni:rlrn v ;jph:iicrnn sr;s i¿nÉnai:s 2.iÉ ¡i n:r iar pc ¡no r'1o lr'q nrpr_:ri :n¡_ : cñr,2lp< Í, rr{¡n¡en}>1,.<
[] ii:)ririni'
7880 JURI§PRUTiENCfA lrlafies '17 de oclubre cie 2017

enlre violencia de género y discriminacíón. relaciones de social, y su pfena e igua,itaria partic¡pación en todas las
pcder y desigualdad). esferas oe vida" (preámbulo de la convención Be irr,r oo PrHÁ).
6. La Convención sobre la eliminación de todas las 15. Si bien, la sanción penal curnple funciones de
formas de discrirrrinación conira Ia mujer ICEL-rA\tr/) en disuasión, consolída y reaflrma ia exígencia de un modelo Ce
su adículo '1 , expresa: "La ciscrín¡inación conlra la mujer concjucta al condenado, ello no es suficienie para erraCicar
denotará toda distinción, exclusión o restricción basaCa la violencia conira la mujer, pues requiere, además, qLre
en el sexo que tenga por objeto o resultaCo i-rrenoscabar sus operadores aDl¡quen perspectiva de géner-o en sus
o anular el reconocimiento, Eoce o ejercicio por la rrulsr, ciecisiones, ello es, una visión diferenciada de la tradicional,
independientemente de su estado civil, sobre ia base de la que comporte el conocimiento de la realidad socíal en que se
igualdad del hombre y la rnujer, de {os derechos humanos encuentran las mu.jeres y que se lleve a cabo ioda actti,idad
y las Iiberlades fundameniales en las esferas política, judicial con la obligacíón de debicia diligencia.
económrca, social, cultural y civil o en cualquier eslera".
7. El hombre. a través cie ciiferentes actos con conlenido Enfoques
viclento que en su expresión final, más radical ccasiona ia
muerte de la mujer, traia de establecer su dcminio y.jerarquía 16. La Ley N' 30364 Ley para prevenir, sancionar y
sobre ella. Esta violencia que ejerce el honrbi-e conti-a la erradicar Ia vioiencia co¡tra las mujeres y los irrtegranies de!
mujer es producto de un síste¡¡a de relaciones de gén-r-o grupo lamiliar de fecha 23 Ce noviembre Ce; 2015, esiablece
que intenta Íncardinar e Íncorpcrar en la sociei¿d la idea "de que Iós operadores al aplicar la ley deben considerar los
que los honrbres son superiores a Ias nrujeres". siguíentes errfoques:

Necesidad político criminal de la tipÍficación a. Errfoque de gérrero

B. La estructure pairiarcal ce nuestra socieriad, construic'a Reconoce ia existencia de circuristancias asimétricas


históricamente, contrii"ruye a establecer el ruleal ni¡sculirio en la relación cnlre horrrbres y rlujcres, ccnsiruidas sobre
cotno especie donti¡ranie, a ser¡lar la cc¡ncep.cióil que exisie la Lrase de l¿s iiferencias cie género qLle se constituyen
una relación de subordinación e inferioridad de la rr'ru.jer hacia en una de las causas prrncipales de la violencia hacia
el hombre las mujeres. Este enfoque debe orientar el drseño de las
La asignación de estereotipos y roles prefiladcs, estrategias oe inierverición orientadas al lc,-rro Ce la qualdacJ
consclida el equivoco de fa visiót-r masculin¿ e ir':rpide la de oponunican.s enlre hor¡b:cs y r¡ujeres.
libre autodeterrninaoión de la mujer; así en esle coirtexto la
violencia que se e.jerce en sus diferentes manifestaoones (la b. Enfoque de integralidad
rnuede es Ia forma más extrerrra) constiiu¡re una constanle
vulneración de sus derechos humanos. . Reconoce que ei-. ia violencia ccnl!-a las nru.jeres confluyen
9. Es evrdeirte la magnltud del Íenómeno criminal de la múttiples causas y íaciores que esián presentes e,i d¡stiriics
violencia contra la mujer. Esladísticamente, son alarmantes ánrbrtos, a nlve l individual, fam liar, cornLrnitarlo y estructural.
les cifras de femíniciriio que se registran, por lo que los Por ello se lrace necesario es'Lablecer inlervenciones en ios
poderes pr,blicos no pueden ser ajenos a esta realidad, v en distintos nivei?s en los que ias personas se desenvuelven y
ese sentido. exisie la necesioad de Ia reacción penal lrente desde distini¿s díscipllnas.
a la siluación que se puede percibir, en cuanio ir'asgreden
derechcs fundame¡rtales contc la vida, la iniegricad iÍsrca c. Enfoque de inlerculturalidad
(bienes.lurÍdicos básiccs), la libertart, Ia oignidad, ia igu¿irjad,
Ia seguridad y la rio discrimin¡;ión, proclariracrcs en la Reconoce Ia necestdad del diálogo enti-e las distínlas
Crnsiiluc¡ón Pui,lrca dei Perir culturas oue se integran en la sociedad peiuarta. de moCc
'f 0. De acuerdo al añiculc 44, de la ttctirta noflnarum, que permita recuperar, desde Ios dive rscs contextos
el Estado tiene el deber cie arJoptar Ias medtdas necesarias culturales, ioclas aquellas expresio¡tes que se basan en el
para proteger a Ia población de las ar,renazas coltre su respeio a la otra perscna. Este enfoque no admite aceplar
seguridad. Por tanto, Ia violeircia contra la mujer nc solo del:e práclicas culturales dlscrinrinatorias que toler¿n l¿ v;olencia u
caliÍicarse como un nrallrato físico, sir¡o esencialmenie es un cbsiaculizan el goce de igualdad Ce cjerechos entre personas
alaque contra los derochos humancs de ia mujer. de qéneros diferenles.
11. En ese sentido. es necesaria la reección ccrrtra ia
violencia de géner-o que afecta a la rrujer (por el solc hecho d. Erifoque de derechos humanos
de serlo) que existe como fenómeno social (que iiene su
origen en una situación de cjlscririnaciún, desigr-laiCad y ie Reconoce que el objetivo principal de toda rntervención
relaciones de pcCer entre el hombre y Ía mujer). y una de las en el marco de esla Le1,, Cebe ser la ¡ealización de
r-nedidas necesarias es sl tipilicactó¡ conro delitcr c¡.ira lifiea ics derechos human¡:s, identificando a ic-" tiiulares de
de acción para evitar su comisión (en torno a un paiadii¡rna derechos y aquello a lo que tienen derecho conf<¡rme a lL,rs
de prevención gc¡'rer:il ,v especiaf). Esta accró¡ de pa.lílica particLriares necesidades; idenlificando, asir¡ismo, a lc:
criminal es legitlma para proteger un trpo de violeircia que oblígados o tltulares ce cieberes y de las obligaciones que
afecta a las mujeres por su condición de tal. les r;orresporden. Se procura forlaíecer Ia capaciCad ds krs
12, Es pertirrenie puntualizar que la Cr;r.lvprlcróN titufares de dei-echos para rei'"'indicar estos y de los titulares
1r.:l¡ii¡l¡Eqrc¡.¡ll F¡RA pREVEIJ;R, SANCToNAR y E;iRADiallR LA de deberes para ci.lmpiir sus obligacicncs.
'v'iOl..ENCi/r CONTRA LA I!1U-]ER DE Brr¡r+ DO Faea y el CO,,¡rrr paa¡.
LA ELi,!4]NACILiN- DE LA DISCÍIIIvIINACiÓN CONTFA LA fuli]JÉii emitieron e. Enfoque de interseccionallCad
pronunciamienios al respecto ,l recomenCaron a los Estados
Fan.s adr piar pc liticas trien:.iCas a ;rever..i, saTCronar Reconoce que la expenencia qLie Ias mujeres tt-.r,en
y erradlcar ia violencia ccnira ia mujer. y entre ellas, se de ia violencia se ve influida por Íacicres e identiCaces
pide incluir en la leqislación tnlerna noTmas penaies. para como su etnia. color, religión; cpinión poiilica c de ciru irpc;
prctegerlas conlra toCo tipo c.le violencia_ EI Per-ú rat¡ficó origen nacionai o soci¿I. pairimonio: esiado civil, crientaclón
Éstos convenios ei 13 de septiembr-e de i9B2 y ei 4 Ce sexual. cc¡drclón Ce serol¡osrtiva, ccnCición de inn-rigrar:te
febrei-o cie 1!96. y st: inseltaron ri, r el sistcnra juridico ir:terno o reíugiada, {:dad o disceu¿cr.la,J. y. Én :lr c¿so, i;cluye
cie conformidad ccn lc dispuesio oor el artícLilo 55 de la mÉCidas olerrtadas a deie:minados grupos de mujeies.
Consfitució¡ Politica del Perú. Nuestro país se cr;n:¡rrortelió
a gara.Liza( el cuntplii'nienio efscirvo de esios inst¡.unrertcs f. Enfcque generacional
iliernacionales en el sentido de bitndar u¡ra respue:te a la
violercia que se elerce sobre la rnuter. Rec¡;.toc-. qLle es necÉs¿no ideniiflcar las relaciones ije
. 13. Fs cl;.o r;uc l.l s,l¡ar.;ór. :e ..c,rn: a L ),\ ta la c,rlcr pcCer err'rre ilsiintas ¡:dades de la vicja v srs vi:rcuiaclrn¿_.
exÍEe respueslas integiai-.s, cportunas y eflcaces pcr parie pai'a ,-rejcrai- ias conciicic¡,.¡s ce vrila o el Cesarrollc comun.
cei E:i¿dc y la sc;ieda1 risnra. Ccnsidera qrre ia niñez, ia juvenii-rd,la adullezyla vejez deben
fener una conexrón. pues en ccnjunio están zbc.nandc a Ltna
l,4odesto papel del coniro¡ penai err su prevención hisioria común y deben for.talecerse generaciortalriente.
Prr¿senta apoi,1actones a iargc piazo conside:-ando
14. El derecho penal. como decia N4ax Vy'eber, es ia
rnáxima expresión cle ii violencia IegÍtinra. Perr.: no debe l-a respuesia penal del Estado: e'¡olución iegislativa
ser sobrestimada. La sanción penal es el rnás severo
instrumenio de control fcrmal social. no suflciente para evitar 17. El hor¡icidio en sus o'i,,ersas rrodaliciades,
es'Le compodamjento lesivo, pues Ceben aunarse a é1. úiras na sido r:onsiciprario r¡r¡n ei rl¡.liln máq ñ..1/c añ
tt

ErPe.uano
17.Y JURISPRUDENCIA 7881
\lañer o-'L h'e de 2017

de la ir-nDorlancia del bren iuríCico protegido. Comprendia I que carnbie Ia denomin¿clón ce la conducta
tipica, pero era
el honicídio simple t150); él parricido (i51); el asesinato solo-nom'nal-
ii SZI; Áomícid'io po. "roiión violenta'(153); el parricidio I medío. Z¡. Ciertamenie, este cambio norninal solo cjurÓ un arlo y
r;;rentá (rs¿);-etinÍanticrdio ilss);ethomicidlo I rLrgs el,jy[9-ii]
"f
;;;;;;.i"; ??13;":^pj?T:19:,1: ::v,]- jP-:::
5á, ; t, ir;tié;;¡; o'uyrdu al s¡icicic , eua i',cc'¡o'd er arr;(L'- lJB'A, con la :t,:¡ili¡ de 1'-,i rrt tli¡
'l iT). iri la versiór ariglr.atiz ciel Cr,oigo Pénal iÉ- 1.991' y el lextc sig-ie"1É'
"".1t"r,'",lir'ii5;i,
ie 'h;;
iácorpor"a el hr¡micidió piadoso. En refo-rmas..sucesivas,
;; I¡3gd;rááo ái COCigo, et homicidio calificacio por i "Será r-.prÍnid.o coii peita privativa de tíb1rf ad
'.:!,!-r?r::
á""tic"o cje la victima (1¡É-Á)ae{"ieminicídio (108-B). el Itt ciequi'tceañoselde .quernalaaunanuje,rer:rsuco¡.¡,jiciót¡de
siguientes ccrrferfosl
fromi¡¿¡" por un.rrgo o iicariató (108-C) y la conspii'ación ial. en ¡x¿lqu,era los
para el sicariato (10E-D). i . .,. ,

iri" i.noru blen,


'.orr" la' hisioria legislativa del feminicirJio i
-piogresiü; 1 Violencia íamlliar
páro r,a-"ái,otuclonado de. una i I3. AL.-rsod¿
p,oac9i91, !o.¡t1s?1,,::i"_::::.-:.:-"lY:!
"u
iliiáti, iin,¡njl o' lorr¡al a una esen;,al o male'ial. p(,cÉr, c. e.li¿¡za t.ce. cr,;orq ',rro:'a pcsi iór
p-;r-lni"n¿á¡. esta evolución es necesario remontarse a I orelac¡ó.nqr,eleconfieraautorldadal agen're;
les norrras constilucionales-recientes y a los instruntentos I a. Cuál.quier forma de discrlminaciÓn cotrita. l,a,mr:jer,
ir-rternacionales, c1e los que el Perú es Eltadc Pai1e. i índependienterne.nte, de que exísta o ,f,rl/? exÍstido lna
1S. En áste sentido, Ia Convencrón de l'.iaciones Unid¿s I reiacrón conyugal o de convivencia con el agente
para la Eliminación Ce-Todas las loi-mas de,Discriminacion
Iá,.,i, ¡, ürl"r-if éigl.- se sustenta en la Declaración ] _ l, peria privatrva Ce libertad será nc n.renor de veintÍcincc
Uniw¡sal de óereihos É,-,manos, para reafirrnar el princrpro ] años, cuando ccncr:rra cualquiera de ias s;guientes
Je la n'r discrinrinación y en el que todos lcs seres hurnanos I circunstancias agra,¿nli:s
llacen l;bres e iguales án oigrriclad -y dei-ecrros. En la.ciiada
ónirunii¿n, sd concretiza- dicho principio, precisándose I Si ia víctl¡¡a era nrenoi- de edad;
oue Dor ia expresión O,scinlniác¡on'de tá rtujéi'se denota I l.1 Si la víctima se enco,rl-aba 3n esla'lc cJe gestacion,
x.-
.r;,); ¿,ti,,i[¡oi, ir"lri,¡, o restricción basáda en ei sero I s. Si ]a víctir¡;a se enconirab'a bajc cuida'Jc c
que leanga por objeto o por resultado nenoscabar o anular el i resp.onsal-riiiJ;.d,del agenie; .
4. Si la victima íue sometlCa prev;arnenÍe a vic,lación
.

iiior,oáni"Áto,cíocecéjercicioporlamujer....oelosderechcs i
ttiti t,t;s y tas i¡iLrtacieítunc¡anienfales én les es{eras poitr'ca,, sexual o alfcs
'é'iii:'liJ","t"a"i,';;i;;;¡ y civit o en cualquíer otra esfera". ' 9e 1,-1t11a91ón
s Si al ¡no:nen'r,c de cometerse el oi:li"o, la víctima
i
peio )a:¿ ¡acer op:-ar.ivo ( I corcepio de riiscrjm:r¡acion se | ;a:ie"ier: :ualou,-r "pc deson;etria
:1'-¿p:-.'i.Jai:.
t;..,rU L seartar que "Los EsÍaoos Páles...-.se cofiprofi€tert i 6 S. la /íctima fue pai-a fir,es cje traia de
a.....b) Arsoptar'mecJidas adecttaclas, /egrsiaiiuas y de otro
I P.,sonas
caÍ¿cít* cón las sanciones carres¡-tórtdíéntes, que pronibar,
i 7 Cuarrio hublera c.incui-rÍ-do crralql;iera cig-las
toCa n¡scdininación ccntra'tiiiiÉ/. Oá coniehido.de este I cir-crrrstancias agrav¿nics estableciias en eí añícuic lClB
pnrrrer instrumen.lo internacíonal prciección.de la mujer
.de
!u ¡,:ra sei'á de caCerra p.^rpetua cu;¡dcr concurran dos
i

ñá ü oáiiu, ninguna obiigación óoncreia cje sancionar ]


especiainrenie
'20.
cJPsL'ci
'ei hbmicidio dé
uv la
ru mujei'.
,r ¡vjv¡ ] o más cri''Jr,stanc:as agravanies"
iho,a L,ien,:r la Consiilución de 1979 s€ r€corruce
por p"r,u,= uuz, át cur"c¡o que iiene toda persona ''A Ia L ,1t,.llrjo:?.T,:ll:t^:-]-i:g::]*::.
-:l::1lt^::i i1^:]1:'
irualarl anle ta tey, sin ois¡riminación aigitná por razon de I legrslativc q..e lue oorregiclo ai dla siglie'r1e de su pubitcac;ón,
-v ¡'coniii¡uaci,in j meoi--i:ie.L,,ra re de erraias. lJabía incurp':i'arr'o ei fen^rinicidic
,iero t"rr, retigióhi, opinión e idromas"
iá precisa' que" "Ei iarón y la muier iiene igt;aldad d.e I er un arl:ulo.que ¡,a qr1
oguf;aCr.r-??l 9ih9fi!l:i9
!11.1."1"
oloitriiiiaii-y Ásportsabílidaaes.'La !¡¿':,recbnoce a ia I
-iJ¡'"í¡l"i'"1át'nr"í*,,o,áiq,Áat portrcoñdiciónc.q]1yic¡rpa,yguehabíaslcoaulonor¡lzau1¡,
vri¿¡t; .' i i¡ecianielaLeyl,i'30ü54,uÁr¡eslles f,c1 ]1 r,1u"?-Pqa,it
En la Corrstiiución Ce 1993 se raiifica el de¡echo a la de !a cc'rrecc;ón pasÓ a estar tipificadc e¡. el ani:¡ll 1r-16-8
iguariac, airiptránac"e a la nc- discriminación por razón i iu, ig:^,*o: *iJ-ut: i::i,ii"-]t-l'il.ij., ^ai?l^ a la
a",=:árfir-¡..'..j canciiciórt eccnónica o de cLtaiquiera otta
I Oel OO.C:.:015 se adiciora como pena acumulaiiva
¡r,doiu""' peio ie suprirle la norma especíÍica sobre Ia i que correspon',:e poi este cjeiito,, la pen;t Je inhaL'ilite'rón
de sexos.
igr:aliad",,oiro,oñunt",
"- ii. i -,ncapacidad para e! ejer:icio Ce la pairia p:i"::-i!:,lyt"l, o
en el añc 1994 se aprueba la I cu,-aiéla- cua;rdo "el :jente tenga hijos ccn la ríctirna".
Coi:venciór inieiaineilcana para irevenir, Sancionar y i 26. Fin.:lmente, en el .ontexto de ias lacultades
Erradicar ia Violencia contra ia Mujer "Convención de Selem I d:legad;s al Pociei' E.jecutivo. ltcigadas por- el Congreso
.'= ?ara". En este instrun¡¿nto'internacicnai se pr-reden
'con la
j Oe;a Renubl,ca, se apic'ró e1 Decreio l-egislativo N'" 1:.123,
eirconti.ar normas más co:rcretas, relac¡onádas I O"t OO de +¡ero de- 2A"l , que íorialece la lucha co;rt:-a el
exisiencia de un crite¡o rje po1ítica criminal para tipií;car y | íer:inicidio, la vioiencia.i_amiliar y la vioiercia de género. En
saricicnar et feminicicjio. j la presente ley, se rrodlíica el tipo penal de ie¡rinicrdio. i;oil
En efecto. en el adiculo I se define que ''Para los e¡eclos I el texlo siguiente
de esia Ct¡venctót¡ debe entenderse por tioiencia contt'a 't
la muje.r ct¡aicuier acción c conducÍa, basaCa en su gene¡o. "Aftícuit !.AB-É - Fenintcirlict Será r'eprtntiCo ü)n ;'ene
qt'" ,urt, la n-¡uene, ¡1eñc c sttfrimientc {!sico, sé;u¿l o I ptivai,,'a oe lb¿naC na ner)ar de Quir;:e arios ei qtte inst;:
psic.tlógico
';ritaJo a la rnuje:r, tanic en el ámbito oúblico ccmo e! | a.t¡na n¡u.ier Lt.or stt condictón de tal, ¿.t cualquteta de las
.;i, : oi;c l¿i,. "¡ Él a'1iLdl( ¿ sc coil>¿Jgra ql''lod.: , "igutenlts'(,1ialtL:'
rrrujer tierre aeiecho, entre ot¡os, el dei-echo a que se respeie
su iricia. En este ccntexio, lcs Estados Partes "convteneí¡ eft I
]

1. Viclenci¿ familiai-
aciop{ar, por .'odos las rnedios a¡;rapiados y stt dilaciones, | 2 Co¿ccicn, lrostigamisrlc o acJso 5exilel;
poiilicas'crien!z:das a prevenir, san.cir:nar y erradicar dicha ] pbusU ce poCer conÍlanza ode ciiaiqi-rrerc'ira pcsrclún
:
r.;o/erc;a [c,-t:tf.ra ia m,Lier] y en ;ievar e iabo lo slgui:r,le i o'eiacron que Ie ronÍi:ia auior¡Cad al age:l:,
c. lnc!¿it''en s't iegisiaóióñ ír¡terna norm.as penales ¡..] q'ie I 4. C1.,.;rll,.;er l¡rtní.¡ rje Ciscrin:.r:racián c¡¡¡ira la,n^rl1er,
sean ,leces¿ri as"para ¡:revenir, sancicna: y erra'dicar ia j inCeoendientenrer¡ie 0e que exlsL¿, o h,a1'a .e.risiido una
,,illerrcr; co:'¡ira iá mujer [. i'. inierpreta<.ies integralmenie ] rel2Lron :onyu;al o Ce c¡nvlu'encla cci ei ¿a':¡rte
c;,:.Js rri.:r.JS Cc ia Cun,erc:.n, se i:3xe qr-e los Esi¿dos
partescehenpr-ei,er,enireítr".'áiii"'i!pr;;l'r,i;,;;;;; I _ r"penapri,raiivadeli¡eriád,seránoFr¿nírrceveinticinco
:

penales que lancionen la viciencia contra ia mujer, entre I anrs cLrando concurta ,.:ualqutela ce ias siguientes
cLryas ntanifesiaciones se enc,.rentra la producciór'r -re Ia i circunslancias agra/a:lies.
niuerle de la nrurer. ¡,irÍerr ii¿re el deracho e que se re§pete
su vitia. I 1. Si Ia v,ctrr-ra e¡-a rnencr de edad o aC.]iiamayor
22. !,, p+,;ar clel imperativo que la adopción de politicás, i Z Si la ,¡íciima ,se encctitraba er; es'laCo rie gesiació:r
incluidas Ia penal. se dlseñrrn e irnple rnenten sin dilaclones, | 3. Si la vÍctinra se encontraba baio cuioado o
er nuesirc paÍs fu,.,iÉron ir.ue pAsar
fu"'iÉron ir.Ue ascrile i resrionsabrildad'del
pasar años para que Ascrile responsabiiiCad'i1el aEer,te.
ager,te
en nuestra'legrslac!ón ur siisbc de ia sanción específica i 4. Si ia victima fue sometida previariiente e vlcl¡¡ciÓ;:
ce ia rnuerl:; á Ia rnuler. Con ei títrtlo "Ley que modiftce el t se),-el o actcs de nr;1:lacrirrl
eitíc;¡!,-:¡ 10/ dei Cótli(¡c Fenal i,:a.rparando el feminicidi.o",. I de ccmeiersee! rjt'lrio, ia víctirna li*ne
I Si al r]omenio
;;'i;'il;rii";:dsi.iliJi,,",i:r,",, í""ü- c":i;;i;,";;"t
"i
a L.i¡a ctx¡rJucia 'iípic¿ de parricidio o, m¿is ccncretai'nente, i
|
.,,r.,ñi,ool:e risc¿p¿ci¡a¡
e. Si la víciima fue someiida para Íines je ir¿ia de
El i'li,lr:n,]
7S82 JIJRISPRUDENCIA [4a]ies 1 7 oe oclrllre de 201 7

8. Cuanda se comeie a sab¡endas de la presericia de las también identificable con la locución pronominal "El que",
hijas o hijos de la vícfit¡¡a o de n¡ñas, niñas o adólescerfes De manera que una inlerpreiación literal y aislada de este
que se encuentren bajo su cuidado. elemento del tipo objetivo, podría conducir a la conclLrsión
errada que no jnleresaría s¡ el agente que causa la rnuerte
La pena será de cadena perpetua cuancio concurren dos de la mujer sea hornbre o mujer. Pero la estructura misnra
o nrás cÍrcunstancias agravantes. del tipo, conduce a úna lectura restríngiCa. Solo puede ser
su]eto acirvo de esle delito un hon.rbre, en sentiCc biolo_oico,
En todas las circunstancias prerristas en el presente pues Ia muerte causada a la mujer es por su oondición cie tal.
arlículo, se irlpondrá la pena de inhabiiitación coniorme al Quien mata lo hace, en el conlexto de Io qire es la llamada
i,rri culo 36.' violencla de género; eslo es, medlante cualquier accíón
contra la nrujer, basada en su género, que cause la nruerle.
27. Co.r(,elarr,..r'1¿, las r''oo,'irac,ones qLrc ['ae co',s go, Así Ias cosas, solo un hombre podrÍa actuar contra Ia rnu1er,
el Decreto Legislativo N' 1323, se verifican mayormente en produciéndole Ia muei-1e, por su género o su condición de 1al.
el ámbito de las cjrcurrstancias agravantes; a saber: Esta motivación exciuye entonces que una mujer sea sujeto
activo.
a. se agrega la ci,-cuns1¿ncia qrre la vícti'ria sea una 34. En este senlido, aun cuando el tipo penal no Io
adulta mayor; rnencione expresamente, el delito Ce feminicidio es un delrto
b. si le víciima es sometida a cualquier explotación especial. Solo los hombres pueden cornetef este delito,
l¡unrana; entendiendo por honrbre o varórr a ia persona adulta de
c. Cuando se conreie a sabiendas de la presencia de [os/ sexo masculino. Se trata de un eleniento descriptivo que
as hijas c hijos de Ia viclima o de r.'¡iños o niñes o adolescentes debe ser interpretado, por tanto, en su sent;do natural. No
alue se encijenirail trajo sr-, cuidado. es un elcr¡ento Ce carácter normaiivo que aulorice a los
jreces a ::sin-rrlar Cictrc lén¡ino al de identldad sexual. T:l
De rnanera gerneral, se consolirJa la pena de inhabilitación, rnlerpretacién sería contraria al principio de legalidad.
co;rÍorrne el anículo 36 del Código Penal, en todas les
circur¡stancias previstas en el presente adiculo. El análisis 35. Sujefo pasivo.- A diferencia del caso anlerior, la
que sigr:e a continuación se centrará funCanrentalmente en identificación del sujeto pasírro del ferní¡icidio es rnás clara
el iipo per-rai íeminicic.lio, conlorn,e a k¡s alcatrces del Decrelo La conducta l-¡omicida del varón recae sobre una nru.jer
N" 1323, Ella es ir¡ualr¡enle la tiiular del bien jurí.Jicc tutelado -vida
hunl¡¡¿:- y cbjeto maierial dei delito, pues sobre ella recae
Cuestión previa: Ilenominación del delito la conducta h,¡miciCa, Tampoco es posible, por exigencia del
princi¡-.ie de leEaliCaC, que se la ideniifique con la identidad
28. La rjer¡onrinacrón que ha recibido este delito, en sexual.
rues.tro país, es la de "feminicidio". Cuando se incorporó por 36. En el caso ciel sujeto pásivo puede ser urra mir.jer
prin-rera vez, por lo rilenos norninaimente, este delitc alCódigo adulta. menor de edaC o adulta mayor. En el primer caso,
Per¡al se di.jo: "Si la vicltma rle i cie!íÍo descriÍo -el parric¡Cia- la r¡i:erie de la victima configura un ieminicidio sirnple. En
es o lla sido la cór;'¡ruge o la convivienfe del auior. c esi¡.tvo los últlrncs casos, dicha crrcunsta¡¡cias, calÍfican la conclucta
ligada a éi por una relaciótl anáiocla el deiiio iendrá el r¡ombre ier¡ inicida.
cJe fen¡init:tdic". Denonrrnació;r q:e lra sido r¿trficada. en as f

sLr millas con'espondienles, en las posteriores modificacionc-s 37. Bien Jurídico.- Para la dererminación del bíen
tí,-)icas. jurÍdico, es un criterio i-eferencial de entrada, ianto Ia ubicactón
2S. Ahora bien. esta postura íornial puede ser sistemátlca cle Ios lipos penaies, c^:l: i., ,jerr:n-r¡nación con
cr,,rsiderada como nominalista, en el ser¡tido que es una que han sido rotulados el conElon-icraoo cie tipos penales. En
caiegoria qLe no es una entiCad real, sino un sonido de este sentidc, ei feminícidio ha s¡do ubicado comú Lrn deiito
voz. Sin embargr:, por la significación trágica que implrca la contra la !'ida, el cuerpo y Ia saluC. De esta oilnicomprenslva
m¡.piia ei¡,.¡ñ? elrSD::r ? ra,i:-c de r,ifa. tsla tto n,,lo hah¡r denc¡nrÍ¡¡acicr- Cel Tituio PrÍmer-o, de la Pañe Especial de!
sicjo la íntención del iegisladoi-. Pero lampoco sería aceptable Códigc Pe nal, ha tie delir¡¡tarse cuál es el objeto jurÍdlco de
qre el legislador haya optado conscienlenrente por una de prcteccion. La docti'ina es conleste en afirntai' que el bien
ras alternativas planteadas, en el cor.Tlexto de la rliscilsii,rr jurídico ¡r'oiegiclo en el honrrr-:idio. en cualqutera de -cr-rs
académica y política, que enfrentab,an el vocablo ''femicidio" fcrmas, es la vida hum¿na. R feminicidio no puede ser Ia
al oe "Íer¡inicidio". por su connotación iCeológica distinta. excepción. Es rnás, Ia propia Convención de Belem Dc Para
Por Io den¡ás, a la fecha de la incorpcracrón del vocablo prevé rmolícitamente la norma penal que subyace al tipo
"feminicidio" al Código Penal, en el año 20'1 1. tanlo este penal de fernrnreidio, cuando se estabiece que toda nrujer
téiminol como el de 'íemicidio"2 no tenian reconocÍmrento tiene derecho a que se respete su vida. En la rnedida que
oliciai en la Real A.cademia de ia L-engua. ¡:ara la configuraclón del feminicidic se requiere tal¡bién Ia
30. El ariÍcu1o 8" (b), de ia Cr¡nvención interamericana supresión de la vida cc ia rnr,ij-rr-. éSr.e es un delito de cjarro.
para Pre"-enir, Sancionar y Err-acioar la Vjoiericia contr¡
la L'lujer "B:r¿n¡ oc Prn-+" ol-rliga a los EsiaCos Parles a 38. La viCa hLrrnana se protege por irlual en el sistema
adopiar r¡eCjoas espei;lcas para nrodrficar los oati-cnes penal. Nc exi-ster-r ra::cti,os eseirciaies o susteniaias en Ia
scciú culturales de cor.ducla de honrbres y muleres pata naiur.:le¿a de las ccsas oa!-a qüe se entienda qu= la vrda del
contrarresiar oerjuicios y costumbres ;r toc.lo típc cie práclicas hcmbre o rle la rnuler deDa ten€r nrayoT v;:ior y, por errde, s€r
que se basen en la preirisa de la ii-rferioi'jdad o sr:pericridad más prote¡idas. Como sostlene con razón Benavides Oritz.
de cualquiera de los génercs c en los papeies este reotipados los bienes;urídicos se disiincuen por el nra)'oi-¡l menor inierés
para el hornbre y la mLrr:i oue iegi'rin:atrr r¡ exacerban la íl,ie te\1is1et p¡¡i-a el Eslado i,no pcrr la frecuencta esiaLjíslica
violencia conira le n¡r;rer. co¡ q.r. .:,. Llrre su Vul¡er:ciÓn3. Poriarito, agregar oiro lnterés
31. En esa iine¿r se iipífica el cjeliio cje fer,riniiirlio y debe ;urÍdico rJe 2rcieccron irl cue sustr: nta ei feminlcídto simple,
enienderse conro la más exlrenra mantiesiación de violencia qorno la rliEirii.lad de la rnirjei'. o la estabiirCad,le ia poblar-ión
contra ia nrujer pc'r su r:ondición de tal. ferrenil-ra, r'lo apoda mayores Iirces al es.:larectnuenio de lc
qL.ie se quiere prcteger. La dignidad es ia condiciór iinplícira.
Tipo übjetivo ir'ci-rn,:lrcionad¡¡ y pernlane¡tie que lier,e ioaa ilelsona, eot el
hecho de serio. El prorluct,'ie Ia rluerile, iliop-onciienternente
X2. Sujeto actívo.- El sujeio activo eir os f d¿lrtcs Ce rlue sea varón o mujer, es -su negació¡i r-a esiabi{iCad de
cornunes irene una misma presenlación en e i CóCigo Ptnal. ia pobli:ción l.ementira se ri..lacio¡a con olro delito ce iesa
En general, el sujeio aiti"¡o es ici-"ritflc¡ble, pcr ei uso ce humar,idad ccmo el genoctCi,,r, pei'L-r tlo puede colfurrdirse
la |ocrrción prononlrn¿i ':i que" y cesigna a la per-sona qi:e con Lr¡ ceiitr.l ¡ie oroanizacrón y ca,irún ccnro el feminictriio.
puede realizar el tipc penal. E¡ ios delrll¡s Ce hcnricrdtc,.e 39. Disti¡ta es Ia ionf;gur.ació:'; rJei L,;en juridtco en este
sigue ¡gualmente el r¡rsmo estrlo grai¡atical. Ahora bicn, por d€,li1o, cuanclo se revlsar ias cirgL¡¡_9¡¡cns a3lqy!¡ies_
ia ciescnpr:rón general de las conduci¿s hor';riciCas, nc exisle
duda alguna que con esia lccuiión prcnornlral se alude, cc,ir-,o
sujelo.rctl!o. ianlo al homirre conro a l: riljer. Cuando e¡ el
Código Pcnal se quiere circunscr-ibir ia ¿oodición de agent-. e
sujeios cualilicados o específicos (deliios especiales). se les
nlenciona expresarrente. Es ef caso rjel i-.li,|o Ce auto abcr-1o
o de abortq con abuso.elprofesional, en donde los sujetos I Adipian esla derr.nrnaciór: ti Sair:ador, ir.iéxico. Perú v Colcmbia.
Adopian esia ienor¡ naiión Clriie, C¡sia Rrca. C,;¿iemala, Nicaiaoua y
act;vcs son "f a mujei' o rnédicc" respectivemenie. Ar'geniina.
33. Sin er¡barqc, este ccnvencionalisi-no linoüísticc no Rpnl,iri.r: ñrli; ñrrlel ¡.,,.1o. c,,4,É l. ntñ,,1.1;..;^ñ á-t;^^;,"i";,!i^
t3

¿l Perúano
[¡añes -1 7 de octubre de 2C1 7
JUR¡SFRUDENCIA 7883

cue concurren en su conljsión- En estos casos, se puede No se trala de airibuii-calidad de causa a cualquier cc,ndición
verificar que, por el ¡lglbJe-comjuo!, las c9¡!qqta§-,Ucuas presente en el res,:ltado. So[o de considerai- la que sea
a ia ti:rue,d-qo la co¡dicrá'r. r{+sfi€-delaríctima, ccncurren especialmente relevanie para tener Ia ccndición c'e causa.
oi-c s irrlglÉ5e§ Luteiros- a Cicicnales o ind ependie nle s q ue
CiE¿lconsiderárse. En el caso rJe que la victi,-na se haya 45. Luego cie estabiecida la base causal, ello no genera
encontradc g:siar-rdo. se protege iambrén ia Uda Oel lelo que automáiicamenie ,-:na ir-nputacíón objetiva dei resuliado, pues
lami;ién es suprrmida. En el caso que la vÍctinia.iaya si o Ia causa, en seniico natural, no coincide con la impliaciÓn,
vicl¿Ca o r¡utiiaCa o¡eviamenie, se t,ulnera iambién ial!_ulat en sentido ¿iribución del resuitado muerte Ce la rlrujer, ccnro
( rnCen.' nid ad) sSxnj I a
1§grrciad-fÍsica. respectlva mente.
i i obra del homL.re. Al respecto se dice e¿e "'{)_lcgbq-sila.
§i e¡ scmetir-nle;rto con'iexiGlá-la conduc'ta íeminicioa se puetie ses inputa,io a una persrLna si la condule _bqgeada
realizú con fines de trata de seres humancs o cuaiQuier folma
de exploiación, se pr'rtege tarrbién la l-tbed-adt¡rsolqi. Si la el resuiiado
conducta feminicida se realiza a sabiendas de Ia presencia { alcániEAeTí¡cdr.
ie los hijos de la r,,íciima o cje nlños que estén ai cuicjacic á¡1ó,-si-la conducta del hombre ,.ro genera peligro
del íe¡inicida, se prctege la irlgq¡llad sic_olóqica cie dlchas alguno a Ia vida de la mu1er, o ei peligro no prod,lce Ia mue:'te
persoiiasc En resumen, en eslos casos si se puede soslener de ésia o el resuliao'o es distintc a la ntuele, prohibición por
que el Celrto de íeminicidio aggyldii§-C,¡rt9lell!ry! Ia nor;-na penai subvaoente al tipo penai de feminicidio. n:
pod:-ía cclegirse la inrputacíón objetiva, en el caso cor-¡creto.
40. Compoñamíer.¡io típ¡co.- La ccrrduciq. .tipica
del sujelo acti';o va;-ón es la de má-lái-a--or,a muje( por Tipo Subietivo
lal conCición. Al igual qlre en todos los flp..-cs-ne*aie§ de
ho;-¡¡icidio ia conduc'ia del sujetc activo es desc¡ita cln Ia 45. El íemi¡riciciio es un á"1,b;"¡...o En el contexto
Iocución "Eiqu¿ ,ñá'tá" En el óontexto de un iJerecho penal p)-esente.el dclc consiste enlTlcñoZlliertr: acl.ral que
tje z:to, ellF-mi¡iciúic debe implicar una actividad irornioida Ia conducla cesple.r;ada por ei suleto activr¡ -.ra iCór¡ea
dei agsnte que produzca la mueúe del sujeto pasrvo tirl.iet . para DroCu.,Í la n-ier1; de la mujer, prcducieirdo un nesgo
fiesde esta perspectiva el fe n:inícidio e,< también un iieiito reievante en la vida de ésta y se concretó en su muede. No se
de resultadc. trata cie un co¡oan;ie ito cer'terc de que producirá ei resuliado
muerte. Es suficienre que el agente se haya repres-.n{acio,
4f . La muerle pueie prorJucirse por aq!ññ oÍilr c r@l co;'no probable, el r¿sultaCo. Por e¡de, el femiricidio puede
por unlrs ón. Esi¿s dos Ír;'mas de comporlamienio iípico esián ser corneticio ror ,ioio riirecto o dolo eventual.
súláas a lás mism:s exig,encias que rigen el cornponamtenio 47. Ahcta bien. la prueba del dolo en el feminicitiio, para
hümano. Tratándose de un ieninicidio por acción, del¡e existir distinguirio Ce ias iesicnes (leves o gra'"'es), de las vÍas de
;,1 r¡ii'¡lrnc control de ia votu-n'ilE, fára o-uélleqlienia que lrecl-ro o ilrcluso oe Iesicnes cott suL.secuenie muerte, es
ia l-¡l,.rer1e se ha proi';ciCo por un iniividuo qtte acii-ieba. Si una Iabor ccnrpieja. Hu:gar en la i-nente ,lei su,e*,o ¿ci;vo. lcs
se ireia de un ferrrinictdio ¡rcr cqr¡5rc-1pq¡ omisicrt ;i suletc alca{rces de su pian crlmlnal, es uña 1aree lnccnducer¡e Ha
a'.l,ic -. r::ejrrdi .h': el eirr:rr,.e no in::'9lu i" ,'c.i.-a'-,,)n O- e.tr r'9¡,; ^'j' , t -:' I'iS 1a:¿ Í,lrC:: i'' r3ÍC'l€f2
'Deben
oe )a mueñe de Ia nrujei-, habiendolénl-do el (goer ji-ri'rdico in-iEicñ-naiiJá rer s!r ¿Io eclivo. ii,n.i.:eiar-i:l¡c,n:¡
da,.impe:jdo c si i-rlbiera creaCo un peiigro ini;iinenle que criierlos pcr --¡.rr)!c ia inte;-,siciao dei at:rc¡ue, el nreriio
ha¡ra siCo rdóneo para p;oducirlc (pcsición ce parante). En er-rrpleadc, Ia vrlrreiai¡íriCad ce la viciima, ei luc;r- err conde
es're caso Ia r¡m+Eró¡ ciei hombre coriespoiiie a la reali¿aciÚrr se produjo ias iesi:rr:s, lndioos cie n'róv;i. ei li=mpo cue
activa riel feminicidio (iuicio de equivalencia). meoió enlre ei at3cu¿ e |a rrtujer y su ñiirefie.
48. P¿r¡, el legrslaciar al preiender dotar rje c¡rnie¡iCo
42" MeCíos.- Lcs rnedics que se pirecien utilizar para rn3'terial, ei ae¡iir ce fernirrrciCiq y, con e11c, cc;rvertii-l¡ e¡ un
nialar son diverscs. En los tircs penales de ho¡,ricidio nc tirc pt nal auü',ri,,T-.ftrr6e-ulo un elementc sublctrvo crsiin1o
se hace merrclón expi"esa a lcs m:dios para ia perpetra:ion al dolc. ?ara c,tx ia ir.ia,Jcia del ho¡nbre sea íem;liciCio
de! hcmicidio, salvo eri el asesinato dbnie el uso de no basia cJn qie iraya conociCo los eier¡-re:ri'rs del iipc
cieterminadcs medios, caliilca la ccnducta ífuego. explcsiÓn objeiivcr lconiición 3= mujer, rdoneidad iesiva de i¿ conduct¿,
o cualrluier otro meoro capaz d: poneren peiigro ia vida o la p.obaclirdac oe l. muerte de la n-rujer. creac:án,ji¡ecta Lle r¡
saiud de otras peiso,-ras). Lo rnisnro ccurre en el fer,inrc'dro; :ies¡c ¿i :;-:r r-¡r'1,. cl. sr f i -e aoenrás h¿,- c3. o r¡-er'r
craiquiei meCio idón-.1 páto ittolar Érs i'ele''/an1e liDic:.lmente. a-l tiy-'r'-,:t-:-s:. t ---e.-áa Ec .:-¿r-,r¿-tá ,.ó¡'ñ',r ;.i¡r, iJ
?LreCen usarse nredios direclos o inmei,'iaios (prño, ;,res, tipo pe¡ai ai r-c¡nocirnie¡rto de los elenlenios ciej trpo cbj;irvo,
cuci:iiic. ari;:a de fu-.go), o indirectos o rned¡etos lven=nc, se ls aEreEÍl ui¡ nróvri. ei agenie Ia maia,'nolirr¿¡do por el
p¿,siiilas). Del mismo nrccjc se acepla q!e se ¡ueie mat¿rT hsücle s_p,imr,ic,r. El Íeminicicio devier,e asÍen un ielito de
con medics materiales c fÍsicos. c por ntedios psicclógícos4. teiloe¡c,-' r'ltúrn,3 i:,scetderie
4§. Se acviere que con ei propósito de darle
43" La muerle prcducida por qredios-pstoicgñl es de especiíicrdaC al ieminicidio. de poner en r-'lieve Ésa acliiuo
espe;i:rl lm¡]orianiia en el cel¡io de Mnlmitiie-++':--as que de r¡inusvaloración, Cespi'ecio, discr-irnrnac:ón por parie del
este rnodic sea ulilizado c invocado ca,n freciiei'tcia, 9n hornbre hacia la nrujer, se ha creaCc esi€ iro.:. peirai. La
el ár¡bi1c juCic;al, sino pcrqlie en e! coniextc ar el que se iurcióil poiiti., r',rii'¡inal de los eleinenics subjeii!,cs dÉl ljpo
prcdlcen las cond,'lci¿s íenl)nrclg¿s, p'ieden I-rircer pensar es la de reslnngir su .ái¡bilo cje aplíc;:ción, no de anrpliarlo. Su
qre ia muerle de ia víciima sea trn procesc acur¡uia1i¿c c.le frnciól en el presente casc {ro es, en esiíiclo la autonlrria
te n s io rr e s, d eg ra i ació n ps i co Ió g ica, o gr-rrá1,'ólá lo n ¡i u c t a Ce oel iipo penal, lndeDendrzarlo Ce los der¡ás tioos penaies Ce
hosiigamlento, acoso, c coacción pueda desembrJcai- en t.ln hc,micidic. Asi como la ausencia del nróvrl Íeroz convieñe el
aiaque car-diaco o en Lrn clerrar,.,e cerocÍal. Será cieÍLamente honricidio calificado en honlrcidio sinrole así la arrsen¡:ia del
una erd,:,a c;reslión probatoi.ia r¡l dete¡-nr:¡ar qLle ja presión rnó',,i1 cie poiier. ccrriroi y doirrinio ,Jete¡mina que l¿, ccnducia
¡-,sicológica pr-odrrjo Ia muene rJe Ia mujer. Depencerá de homiclcie se adecúe er: ia modalidad srmple.
criierlls !trjei;\/os co¡no la iConeiiad del ¡-nedio psicoiógico 50. Al-roi-a üie¡, €l a.:rnnte nc n¡ata a),a mt.::er sabiencc no
e;nole¡Cc (coaccrón, acoso, hcstigamíento), ia vi;i¡er¿, bil,d¡:d sQlo que es nrujer', sino precÍsamente pcr s:r1o. F:sta dL¡bie
ginc'.rl ce la ^rujtr lmP¡io. Cc -i¿.1 c aa,ji:¡ - ar,:r'. il exigerria -cl¡roc:rnienlc ¡' nróvrl- compiii;a n.¡ás la ¿ciivid¿d
vuf¡le.abllidad e::peciai dr: ,é:.ta (deur-esrva, h:¡:cr iensa), prcbatori¿ q:e bastarie iiene ya con la p.obar.iza cjel dolo
la ini+irsid¿c ;,, lrecirencia de la viclencia psrr;cfágrca. Los de r¡atar, qr.;e i'-' difer-enrier del dolo de i€.sion3r. ioseph
merii,rs lJrcbaicrios reler..a¡1es serár las per-icias ¡¡réircas, Dr,, Puit piensa cr.re esia Jó.mrla es su¡edlua, rec'und¿nte,
psicológi:as y psiq!ráir-icas, peío lamb;éi: los testiil¡onics y OieX ..J;..i.rr;rSe'. E'r re-l:dad. Í t. i .-¿ ti. a:t
. .i: :ij.:0
qlte d¿i.l cuenta de la sistema'tic¡.jad y caíacter'rsiicas ie la
acre ::ión. La evaluaclón que haga ei juez rlebe reairzarla en
ei ccnie>rto ris ios ci'rierios de imputación objetiva.

44. Causalídad e lrsputación objeliva.- El ¡rexc causal


e,-c ur.r.rlen-leñto indispensable en los del;ios de r-es:ultadc,
c*mc el íeminicidio. La irncutación ol,jeliva se c.rnstruye
a.1emás so¡re l¿ h¡gg-dC=.ls-causal<ja'j. Err Este seriirñc. Es irraiecuaio lsa; :l iéri'rrino "r',reiios mrrraies" para desi-cr::r a lcs medios
¿n el í¿mrnrciCio, ccrno en cualquier otia conducia i¡cmilr:a no íisrccs con qur se ocrCría caus:r la mue .e. La rr¡r;l enierdjde, cmt ei
cllr?r Ce ias peiscila: dísiinquierrCr el bierr dei i¡ai, naCa iisre 0úe lercot
Ceh,e esrai-,1e,:.'erse !ue hqy ur;a vinculación e ntre ia cc,nducra
sli LSC pa.a picrdlcit ia mrerie.
del sirjairr irciivo -¡oilbre- v ia ¡¡i:.oñe Ce la mi,jer. Loslueie,s Casiillo AIva, Jcsé L'¡ls: Dereclo P¿"rai. Paie Especiai i, eC. Gritl¿v,'.ina
r:ab:¡:ta;¡ e,si;rblecer clnfornre a Ias nráxin¿s Ce la expei-lencie -. -1, -' . \ñ
i: i'É' J:.rr',
7884 ",URISPRUDEhJCIA Mañes '17 de octubre de 201 7

al jurisia suizo, este elemento sub1etivo, en Iugar de apoñar integrante del grupo fa¡n¡liar es cual{iuier acciórt o cottducta
a ia especifrcidad del delito de feminicidio, más bien io qtte le causa mueñe, daño o sufriniento fisico, sexual c
conrplejiza, y por lo demás, como veremos no lo independiza psicalogico y que se praduce en el contexto {ie una relac¡ón de
del homrcidio. respansabilidad, confianza o poCer. de pañe cie un lntegrante
a,:tro Cel grupo famílíar. Se fiene especial consideraciÓn con
51. El móvil solo puede deducirse de otros criterios las r¡iñas, n¡ños, adolescerrles. adultos fiiayores y petsonas
cbjetivos que precedieron o acompañaron el acto feminicida' con discapacidacl'.
En este sentido, el contexlc siiuacione{ en el que se produce
el Celito es el que puede dar luces de las relaciones de poder, 59. Coacción, hostigamiento y acosa sexuai.- EI
.jerarquía, subordinación o de la actiiud sub estimatoria del segundo contexto es más genérico y. por lo mismo, requiere
honrcre hacia Ia mujer. Podría ccnsiierarse cot.¡ro indícÍos de ;rr¡\ or co:lcreción inlerpreiativa. Co¡[orn e ¿l sentido
coniingenl,es y precedentes del hecho indicado: la muerte usual cel lenguaje la coaceéus Ft,erza o violercra qire ,.e
de la mi.rjer por su condición de tal. De la capacidad de hace a alguien paÉ obligaila a que diga o ejecute aiga".1 -
rendimienio que leñga la comprensiÓn o'el contexio puede Pero este signiíicado es genérico puede comprender la
llegarse.a conclusión que este elemenlo subjetivo del tipo, fuerza o la violencia que se ejerce en el conlexto anterior.
no es i¡ás que gesto simbólico del Iegislador para deternljnar Tampoco es suflcientemente deiímitaCor el concepto que se
que está legislando sobre la razón de ser del feminicicjioT. puede derivar del artículo '151 del Cóciigo Penal que tipifica
Ia coacción; esto es, el ejerciclo de Ia violencia o arnenaza
Co¡rtextcs en los que se produce el feminicidio ,/ para obligar a otro [a nruje r] a hacer lo que la Iey no rnanda c
le inrpide hacer lo que eila no prohíbe. En realidad, así ccmo
52. El ferninicidío es un acto concreio realizado por un fL:noicna el tipo pe+ral de coacción, como la caja de pandora
hor¡bre suprinrienCo la vida de una mi-ijer. Es ciertamente a ia que se debe recurrir para proteEer la libeñad jurídica de
ei reile;o de un contunto de condlciones estructurales, que ías Derscnas, en casos cieñamer¡te calificados por el medio
nrás allá de la ccnducta hotricida del sujetc aciivo, y que
r,,a¡r empleado -violencia o an'ienaza-, en el contexto que precedió
ev.pr€san r.ina relación asinréirica de poder eñtfe el honlbre y al femrnrciCio debe usarse para conrprender todos aquellcs
la nrujer, en desnredro de esta últin'ra. casos en donde no caigan en la definición de violencia
53. Si bien por exígencias de un dei'echo penal de contra la mujer. Téngase en Guenla que bajo el concepto ce
acto, se debe castigar únicamente las manjlestaciones violencia legalmente deflnida en la Ley N" 30364, no se hace
corrcretas del autor!, en contla de la ncrma penal que mención expresa a Ia amenaza, con entidad propia en ei
prohíbe atentar contra la vicia de la muier, el legislador lra ámbrto penai. Bajo este co¡texlo puede comprencierse actos
cons jderado necesai-io ubicar el ataque a Ia vida de la mu1er, pequeños pero sistemáticos de agresión a la muler para
en un contexto situacional determinado. De esta manera ha obligarla (distribución injusta o'e quehaceres domésticos)
estir¡rado que la violencia dese¡cacjenartte de ia muerte de o inrpedirle hacer (estudiar o trabajar) algo rio prohibido ni
ia víctirna, no es un episodio, no es una eventualidad, sino inrpedido por la ley.
el iamentable resultado de un conjunio de circunstancl¿s
precedentes. y parte de construcciones cuiturales que han 60. Por hosligamienio debe entenderse el acto ie
elrirrentado el resultado falal. Por irrperativos del mandato hos:ig ,.: esrcESlE--r'rol=§ar a la .r.,;e: u Durlarse de Éll¿
oe deierininación, es menester Celimitar cada uno de ellos, insisientemenie::. Al respecto, debe considerarse que estas
en concordancia claro esÉ con el ordenamienio jurídtco en mclestias o burlas están relacioiladas con el menosprecio
gener ai. ciei ho¡rrbre hacia la rnuje;, corr uria búsqrrt da c,Jnstáole
de eliajar su autoestinla o su dignidad como persona. EI
.154. l/iolenAia familigr.- Este coniexto es fundañrc:!al hos{igador, sin ejei'cer actos o'e vrciencra dirccta, va rr¡inando
celimitá'io, porqÜe-é-s ef escenario más recurrenls en ios la esiatrilidad psicológica de la ví.iima, incilÍso con acios
casos de feminicidio. Fara ello debe Clstinguirse dos niveies srrtiíes o sintomáiicos.
inter"relacionados pero que pueden eventualnrente operar 61. Para efectos cie comprender el tercer contexto de
ind eper d ientenre n ie: el de' qqlg¡cia co Qtl q,]_qs _¡1qie-re! -v este artirrlo. debemos remitirnos igualmente a un referenre
el riá viclerrcia lamiliar en qelrelá[Paiá-decios tprcos, el legal. AI resilecto debemos considei-ar lo pertinente de Ia Ley
É@en1ñ¡ei :egunclo Peto puede N" 27942; Ley de pre';ención y sanción del hostigamrenio
asumirse oue un feminicidio se produzca, sn un contextc de sexual. Previo a la remisión de lo que se entiende por
violencia sistemática contra los integrantes del grupo familiar, hostigamiento sexual, debe aclararse que el legislador al
sin anteoeCentes relevantes o frecuenies de violencia directa mencronar el contexto del femtnicidio aludió al "ltostígamiento
p:eceden'ie, contra la l'Ícti¡¡ra dcl ferninicidic. y acasa sexuaf. La adjetivación expresada en singular debe
ser inlerpretada que lo que en el ámbito penal se desi;na
55. Para delinritar este contexto, es cie considerar cuál como acoso sexual es en realidad el hostigamiento al que se
es la ci.efirlción legal de Ia viulencia conira las mujeres se alude. en el ámbiio exirapenal. Pero también el hosticamlento
debe cr:nsiderar lo estableciCo en ei ariículo 5" de la Ley que se nrenciona, en el tipo perral, no es el que se regula
para prevenir, sancr¡-nar y erradicar i¡ ,,ioiencia conira las err el ár¡bito extrapenal, pues el Ieqislador penal lo hLrbiera
r;uieres V fos integrantes del qrupo íar¡riiar!. Al respecto se comprendido usando el adletivo "sexual" en plural.
la ceí.[ie coma "cualquier at:ctón a cailducta que les causa 62. Aclarado este punio, se tiene que el hostigamrenio
nrlie, daña o sLtfr¡mienlo {isico, sevt¡al a psicológico por lacoso sexual en ef lengLta.je del Cóoigo Perrall trene dos
sL! t7).dición de fa/es, lanta en e! árnbiia pública como en el variantes: el hosiigamíento sexual iipico o chanta.je sexual
prlvado 1'. '" cl hcStiganriento sexual arnbiental. El primero "consiste er,'
56. Sle ,.ntlende. para efeclo de ia realización del iipc ia cc)tldLtcÍa íísica o verba! reiterada de naturaleza sey.ual ¡:
penal, c¡ue la violencia cuede habe:-se traducido en intentos .sexl.sla /lo desearla o rechazada. tealizada pot Ltna o nds
ai'rtericres o'e darle nruede, de agrcsior,es fisicas, sexuales per.so/ras que se apravechai¡ de una posición de autoridaa
o psicolócrcas. La ¡r¡ctivación ie esta conducta frecuenie o jararquía o cuaiquiei otra s¡tuecií)¡t ventajosa, en conlr¿t
del hor¡L¡re es la aciÍiud de desprecio. sub,estimai ón, de oÍra u otras, quienes rechezan estas canducias par
sup|esla legiiimidad para sancionaria por incumplimiento ccti'¡siúerar que afectan sti cignídad. así conto sus der.rcros
de ruies estereotipados, mlsoginia o ceiotipia basarJa en la
despe rsonalización o subestinración de ia victima.
57, l.io lnieresa el lugar eli donCe se expresen eslas
Lyctrervas actiiudes, oor paf,e del homl-.i-e. pues el ries','alcr
c"e la conducia sistenrátlca es iEUal si se desar-rolla en lugar
ps.lilcc c en privado, sea cual fuere la relación interperscral,
ya sea oue el agresor compafa c haya corlrpailido el nrr:.n-r-, i7
i
Oiras leg;slariores, como h aigenilna, ¿plesian pcr una via tnencs l;n-
q.sa 0 surjetlva. rec¡rrierdc ai corcepic ri¿ la "violenr:ta de gél:ro". Clr.
d,¡nricilio que la nruler. Err el ámbri¡ pú5iicc la violericia Ai resp8clo Arccena, Cusi:'/cl Ei Fenicicio o Ferlr:i:tCic en el cerecito
conrprerrde, entre olrcs, vioiac:ón, a'r)uso sexual. lci-irjre,1 :i¿ argenlino; en Género'y Derechc Fenal i,ltr¿:¡ llomenale a \4¡oll3arg Sciil-
Ce personas. prost¡iución iarzaaz. s.:.'.lresirc V acoso sexuel re);1¡siiiulc Pacrlicor Linra 2C17t rp. 245-265. Censori Lucian¡r: El dr:iric
en el Iugar ce trabajo, así como en ins:iluciones educaiivas, de Íemicidio y su ;onslitucionaiidaC.
eslabi-.cÍmientos cje salud, c ct.:alqurer otro lugar. hill.i/persc. u n iír. cirii erechopenaila sseisliles¡añici..i los/a-20 1 ! 1 1 03_0 1 .;:clf
58. Pero para la configuración ,Jel tioo penal es posiirle B irr'plica que ios h¡mbres de¡en iespc¡Ce. pcr los acicrs u ot-¡,lsic;res que
que la iiiolerrcia ha¡i¿ 5i¡13 inoirecta: esio es. qr-ie el honrbre ir'louzcan doloserenie i¿ mlefe aje i;ra mujer, p0r el sclo l,eci-tD Ce s.flo.
haya ejerciCo violencia contra otros iriiegr":-,ies rlei grupo I L:1, l\i'30364; publicaila en el L'riario Ollci¿l El Peruano ei22.ii.2t¡15.
10 Ésia deflnlción es Lor.:Ca de le Converción iJe Belem Do Pa¡a. La rni:¿
f¿n.¡iliar. EIlo es pcsiLrle porque el hombi'e puede consolidar dtÍerertr.ta es qu: en ia Ccnvenclón se iice i;ue la vtolencia está 'basada ell
su posición de dominio sobre la ririljer usanoo la viciencia su gé,reto', en iant0 ilue en la iev s: susliluve esla liase lrof'su coniia 0i'
coriti'a ctrcs miembros corilg¡¡nantes cel qrupc Íamrliar. En ¡e iales fde mure:esl'
t7

El PerueL.c
f\¡ar1es 1 7 Ce octubre de 201 7 JURISPRI.IDET\}CIA 7885
fundan',er¡fales". En tanto o,le el segundo "consrsfe e¡r 1a el feminicida apror,echa la mayor vuinerabilidad de ia
conducÍa física o verbat re¡lerada de carácier sexual o rnujer díscapaciiada. De ecuerdo a la Ley Ce Personas
se¡r:sÍa de ttna o rnás perso¡'¡a-s hacia aÍras con prescrnCetcia con Discapacidaci, tienen esla condic¡ón Ias oerscrras que
de jerarquía e-sÍerTlen¡o. grado, cargo, fu;'¡cíón. nivel "L .1 que iiene una c n-iás deitc¡enaas eiCen:iatlas can la
rertur¡erativa c aná!ogc. ueancio un clina de irtíim!aación, périida slgnificativa de alguna o algunes oer sus /uir;icn.:s
i¡urnillació¡t u hasilijciaú'l3. P;ia precisar mejor el concelto de fisícas, nterlales o se:rsoriales. que. tmpiíqlen la díst'i.¡inuct¡rt
accso sexual, los jueces deben compietar esics conc¿:ltos. a eusencia de la ca¡acitlad de realizar una acii\/¡dati dentro
rer¡iiiéndose en particuiar a los añiculos 5 y e de la Ley de forrnas o n'¡árqenes canstderados normaíes tit't'¡itát'tdcla e¡'¡
l'1" 27á92 (elemenlos alternalivos para su configuración y el desenpeño de ur¡ L¡tl. funcíón a ejercicir: de activjdades
m..nif estaciones del mr-smc). )/ opallun¡deties oera oarfic;ipar equiÍat¡varnenie denÍrc ,3e
la socie:ciad', En realiCail, se irata Ce r¡na ¡i-rodalided dÉ
63. Prevalimienfo.- Ctro conlexto, en el que se p\rede dar homiciqio con alevosie. frara que opere ia circunslancia
el deli;.c de feminici,lio, es el de ab,uso de po,Cer, confanza ag¡-avanie, el femi¡iciia debe ccnocer igua|.nente la
o cuaiqr-rier posición o reiación que Ie conflera autorid:d al condición de la víciinra.
agenle. Scn ias tioicas ccnductas rjel Ilanra,:jo prevalimienio;
est+ €s, el de aprovacnarse o l,alerse de una posición de 71. Trata de perconas o acfos de explotación., En
poder, i:onfanza o legiticoación para sonrefer o pre:enoer este caso el feminicidio es el acto culminante de uit prc,'ceso
sojLrzgar artritrariame¡rte a ia mu]er, en el ár¡bi1o privarjc o previc O,i sujuZgart;r,ntc extrerro Je ra vicl.n,a. Er,,¿ r,ersión
pú blrco. anter,or del tipo penal Ce feminicidio, sólc se ccnsideraba
como ia trata Ce perscnas como circunsiancia agravar-rte.
64. Las formas de prevalerse de una posición detern-¡ j¡acia En la nueva vers;ón sr.i ha agregaio 'cuaiqLter tipo rie
pueden ser distinta índole: íamiiiai', laboial -privac'a o púbiica- exploiación".
nriiiiar, policial, penitenciari:. T¡es scn ias considei'aciones a
teneT en cuenta para su r:or'lflguración: a. Ia posición iegular 72. La cLieslión r¡ue riebe deierminarse es si ia mcC.,rlidad
de! agente, en la fao,rlia, ¿n la e¡-npTesa, en la insttiucióI1 agrav:nte agreea,la. constiiuye una circunstancia agravanie
del Estado, en la Polrcia o en las Fuerzas Arnradas, en diferente a ia trata o ya esiá incluida en ej coi-:cepto general_
la institucÍór'r eCucaliva o de salud, en el estableclr-'¡iento La fjnalidad de la trata de perscnas es reaiizar actos Ce
peniter,ciario, b. La relación da autoridad que surge de esa explotació.r de la ylctulia- Para precrsar djcha flnalioad, en ei
posición íuncional, (estad: de subordinación, ocedjenci¡, .u,íeral 2 del ar,licLrio_1§fJel Código Penai se dice que "[. . . .1
sujeción); c. El abuso de la posición funcionai (Cesvio de /os-rÍres de-efpio-,a-rón de la trata de perscnas camprcñd;,
poCer) para someter, hurnlliar, rnaltraiar a la nru.1er. e¡jtre atros, la tte¡tta oe nlños. n,,,{as, adoiescenies, la
prasÍituc¡ón,! cuaiq;Lier forma de exp!aiactón se>:ual.
65. Acfos de d!scriminación.- Finaimenle, ei delilc la esc!a;itud, cuaiqitierb¡nta de exolD¡aüón la!:c;ral, la
Ce feminlcidio puede reaiizarse en el contexto de cualquier nendicidad, ios lmbaftrs c servictos forzado.s. !a :;erv¡ciu¡¡¡bre,
forn¡a de discritr iraclón con'l¡a la ¡¡uier. inCeoeniienl,en.'¡en1e la ey:tracción a tráfii:t: r/e órqatros c tejirias sc,ráiicos ¡-; sus
de que exista o h¿,,: exisilüo una rej¿ción conrvuqal o oe coiriirrren¡e s hLt¡r¿;'¡os;. asi conc cualquier aira faíma
conviv+ncia con el aq.r1e. Se enLiende por discíin ir.ií;:).,, a n áic¡ a ¡Je expl oi ació t i' .
ia actiird r.ie Impecjii- la íguaidad de oportunirlac;s t¡ d¿
ia:- iguai ',rato a ia nrujer en cualquier ánrbiio (perso:ral. 73. En realidal. la circunstancia adicionada iiene seliidc
ianlilrar. laboral, Ce saluci. ¿:dl,ratjyo) por motirros se>ristas o si se asume que eJ íérninicida puede :-eali:ar iniii,i¡:alrrenle
misóginos. cualqi:iei'a de lcs aclos de explcr:ctó;r e:¡u¡ciados. No es
fozado pensado que el íemin jciCa halra someiicic a ia víciinra,
Tipos agravados anies de 0arle ¡'nlr¿¡e. a la orosiitución, selviournbi-e c
menCicidad. Precisamente, ccn esta conJucte oe .sornetrmienlo
66. Edad de la mujer.- Ef ferninícídio tiene un rnavor a Ia viciima. el íemin¡cida evidencia su despiecio hacra eiia; la
,iÉsvelor de aoción cuan¡o la víciima es rflenor de e0ad instiur¡enf¿iiza co[]c uri objetc de expiolación. trs posibie que
c una persona aduita. El fundarnentc poiÍtico ci'i;rinal es cuando considere que ya n¡ Ie sirue le cjé m¡erie. De manera
evidenle. l--¡:be nrerecer mayor pena el feminicida ci-re se qle no considere a la muler cor¡o person3, cc;r drgnidad y
aprovecha ie la coniictón Ce vulnerabiiidad de ia vícti:n:. derechos iguales a los r--ei homb¡e. Ergo esia moC¿lidad
Es esi-¡ecíain-.enie delíiz,rab;e suprimir la vioa; lo es it¡ás el agravada del fen.rinicirjio lo convierie en dJliio rl,.lricÍensn,o,
;lctuer sobre seouro cnn u.)a mujer que aderrás i-rrji sr.ts pues vulnera ctrcs bieres juriciicos conlc la irrtegridad íÍsica, la
acndicicnes fÍsicas nc ¡encrá rnavor posibilidad Ce ies:rsirr a iroenac o+r;cn¡l v i¡ lihen;,1 re.x l¿i.
la agresÍórr íeminicida.
74. Presencia de los hijos.- Con la úitima reiorma at
67. €stada de gestación.- La condi¡:ia ieuaimente se jeiito de femin¡cidic se incorporó la crrcunstarttia aqravarie
agrava si Ia nrqer se encoli,r¿b¿ gestendo. La razó:¡ rje l¿ de det fiuede ala n¿io-r "á.!¡¡le/?c/ás de la p.._';e¡1¡-i1¡¡6 ¡63
agravación radica ¡;n la suD¡esion ci-- una vida no ielrndien:e, nijas o h.4os cle la vicÍirr¡:¡ o ¡[e niños, niiai o:r.j¡i-.icenles
aCer¡ás de ia vrda de la mL:jer. En este casc el ie:ninrcirJic es oi;e se e/tct-reriren ba¡o su cuidado' . Para su confiquraoon
pluricfersivo. Cielamen'ie, ei iigente debe c;onocer ei esl¿Ccr nc, se requiere q,rit íri lei-ali¡ticidio se cor_:reta en pi-esvncj¿
en el que se encc¡¡lrai¡a ia víctir¡-ia, pues for,.n: paris dei rjcio. ü a la vista ¡s le5 hijos c ni¡ios bajo su ctiiiado. lioio que
::e fealtce a sal,ienrJ¡s qile se encuentra¡ fisicantente en
6U. Subordi/racion.. L,: co¡ducia se agrarre si l:: r.|ujer se el llgar Co,rrle viyen cort ia madre. Este sería ei casc que
ei-rcontiaba bajo cuidacio c' re-sponsa[riliciad del a9.nte. Est¿ ei feminicida coi-net¿t e1 delilc en una habiiació¡ a la ere no
cjrcunstancia agravalcria se j!siiÍlca por el abuso rje la o,.-rsi:tin pa;den acceder lOs hijCs (; oi¿roS, tero .lLe s,rÍ,rr ,-l a.rlor-
de conf,airza o de la resions¿Lil'crd confcn.ta ai aoelie. So¡ psicoióalco qr:e se ie es'lá rjandO m¡.jie a sl nradre. El
ii'rersas las Íuent--s cli.te io ccnlieuran. Puede iratai-ss rjs ¡¡1¿ iernrni,-:jdio comeijdo es r¡ás crave precisarneille p¡i...¡;s
relación farniiiar (paina rolesrird, iuteia o cuÉteial: ,ie !na geneta r.tn tiauila en li:s irijcs o niños, aferjtaildo lambién ia
relación contraciual lcurdadc .-i..,reac,.duc¡¡ii"lr; de r' !tianli; ,:;J f :i:u'.-. .le +SIa:
(penitencra-r-, c iulelai", er el .:so de r.ixas c ad.:lescenies "l'+i
su.jei¿s a medidas socioedlcatiyasi. La cuestión es st puede 75. Conc¡;¡so con agravantes Ce! homicidio
cornprenderse de¡tro rle la agr-avanie, a ia víctina que se califícado.- é,1 i¡¡rai qira eri ei rJeiito .Je parn.idii-,. 3Ll¡qLte
enconlraba.en Ia Policia Nacional o la.-s Fuezas Ai-naias. La cor mejoliécnÍc.': iegislait,ra:a, el feminlcirllc .,;e ao¡ava si
respu.Efa eS alim:riiva, p,rres ei sLrperior jerárouico irer.e concu.Ten cualquiera cie l¿ c;:cunsiancias que ,.on,i!.;ran el
íesoonsabilid:lLl con relacirir, a sus sr-,borCinados.
':na
hcn,jciCto calificado c asesilato; esto es, íeroci;JaC cc,Jícia,
Iu;rc. ¡iace¡'. para far:ililar u ocultar olro cjeliic, con c.an
§9. Violación sexual previa.- Se trata de uÍ¿ c:reldaC c alei,r¡sía por íueqo, explosión o cu¡lcui.: ir.;dio
circunstanciá cc,ncursal cue, €n general sería i.ln ccncil:so r..epaz ,1e poncr en pe li¡rc la i,icia. o sali;d aje oiras Derso¡as.
iEal heterrigéneo. EI agente Cem"uesti-a su proterva actiiuC
49 ¿e,"precio hacia su víctima ,,,iclárrdola preriantenle a! ar:to
cie darfe rnuede, [n esle caso se vuiilera la v¡Ca .y
ia iibertad
sexuai de la mujer. por Io l,.re c'ebe s¿r san:lii,ad,¡ col
n.rayor ser,relidaC. Ei ccnlexlc temporal es inniEdiaio. frar¿
que se conlicure la ciicunsiericia agravante nr: Cebe nte¡.e¡
un pg,roda rJe iiernpo proicngaco enii'e la viojació;i sexLr¡t \., '13 Adicuic I de ia l-ev i'l'' !7{!?
al ic, ,,,,¡',, '1rl En Írl caso oel oa¡rici4ír se ai¿e cue Ésfe es caliii¡:a.lo 'l I ¡¡¡anrj¡ ¡a¡¡¡,t-
Éi i'eiir:ln(,
/ t]óo *JURISPRUDENCIA Mart€s 1 7 de ociubre de 201 7

76. Sin embargo, el afán del reformador por agravar el realizado se puede afinnar que el legislador no ha logrado
leminicidio, relacionándolo con el asesinato, no siempre autonorn2ar e¡ delito. El que se haya introducido un elemenlo
llega a buen pueño. La concurrencia del móvil del feminicidio subjetivo distinto dei dolo. para diferenciarlo del parricidio no aporta
(muerte de la mujer por su coniición de tal) no es compaiíbie nada a la especificidad que se desea obtener en su tipología.
ccn Ia fei'ocidad,la codicia, el lucro o el placer. O al fe;'¡inicida Por el contrar¡o, planteará arduas dificultades procesales di'liciies
se le castiga por haber dado muerte a fa mujer por el solo de superar, a los fiscales y a los jueces, quienes tendrán, según
hecho de ser mujer, o se ¡e castiga por asesinato porque su rol, que inferir de una serie Ce indicios objetivos probados el
iuvo un móvil fúiil. puerrl. ambicioso o meramente hedonista. motivo feminicida. Así ias cosas, el feminicidio es un homicidio
Es insoslenible que puedan coexistir ambas circunstanctas calificado, como el asesinaio. En consecuencia, encontrándose
agravantes -móvil feminicida y mÓvi! asesino-. en una relación de especialidad con otros tipos de homíciclio. Ia
conducta del agenie puede reconducrrse a un homicidio sinrple,
77. La cuestión planieada es relevante pues tooa asesinato. panicidio propian:ente dicho o incluso un parricioio oor
circunstancia agravante se construye sobre la base del tipo emoción violenta.
base, no es independrente. En este caso, una vez que los
jueces hayan determinado que el hombre dio nruerte a ia III. DECISIÓN
nrujer por su condición de ial, luego no podrían ciectr que
su conducta es más grave porque fe produjo la muerte ESTAB LECER como doctrina legal, los criterios
por codicia, por ferocidad o por el solo gusto de quitarle la expuestos en los fundamenlos juridicos treinta y dos a
vrda. Los fiscales en este caso codrían considerar formular setenta y cinco, del presente Acuerdo Plenario.
acusaciones alternativas.
PRECISAR que ics princípios.iurisprudenciales que contiene
Fenas la doctrina legal anles mencionada deben ser invocados por los
.jueces de todas las instancias, sin perjuicio de la excepcic,ir
78. Las penas absiraclas son relativarnenle que estipula el segundo oár¡afo, del artícula 22 cje la L.O.P,J.,
indeterminadas. Al igual que en el parrícidio, las penas aplicable exclusivanrente a los AcuerCos Plenarios, ai antparo
nrÍnimas para la modal¡dao simple y agravada s^^ de-l5Jt del artículo 116 del citado Estatulo Oi-gánico.
2ar-ancs-|qCp9.L!lyq-Ir§n1e. Pero no se prevé el limite maximo.
Esla on¡isión crea insegr.rridaC jui-Ídica. EI principic de iegalidad DECLARAR que, sín eirbargo, los jueces que inte-oran el
es igualmente aplicable a la deÍerrninación de las penas Poder JuCicial, en aras de consclidar la seguridad .juridica. la
abstracias. Por ianlo. en su previsión general deben sujetarse gcbernanza en la gestión y solución de los conflictos jurídicos
al nr¿lndato de certeza. Asi las cosas, solo cabe delimitar el y el principio de iguaklad ante la ley. solo pueden apañarse
h,¡arer¡o máximo, conforme a las regias de Ia lógica. expresamente de ias ccnclus¡ones de un Acuerdo Plenario si
ineorporan de mane;'a debídanlente fundamentacla n!e!as )/
79. El criterío que debe asurnise es considerar que la d¡stintas apreciaciones jurídicas, respecto de las rechazadas
pena n-ráxinra para el delito de íeminicidio simple no puede o desestimadas, pcr la Corie Suprenta de Justjcia de la
ser mayor a la pena mÍnrnra par-a el feminicidio agravado. La República.
cuestirin es relevante porque en iri-r caso en el que solo se PUBLICAR el presente Acuerdo Plenario, en ei Diário
llegue a probar el feminicidio sinrple, ia pena concreta se Íijará
lcrfol¡e a los sisten.as cle terci¡s. Si en el casc ccncretc se Oficial El Peruano. Hágase saber.
asiurne que el máximo de la pena posible es Ia orevista en AQ
general par.: Ia pena privativa de libenad temporal -35 años-,
el terr:Íu nrinlmo sería hasta 21 añcs 6 meses; el nredio hasta
SAN T\4ARTIN CASTRO
28 añu.s y 4 meses. y el máximo hasta 35 años de privacrón
de libertad. Sería absurrio, supedluo y violalorio del principio PRADO SALDARRIAGA
de iegaliclad que sa sancione con una ['ena nrayor a 25 años,
porque se ubicó ia ccrrrcjucia <jei ieminicida en ei iercio medio
FARTONA PASTRAT'IA (.)
extrerno o en tercio máximo.
SALAS AREI.IAS
00. En ei caso riei lerniniciriio agravado, el único criierio
que És posible asumir es Ia pena máx¡rna para la pena BARRIOS AI-VARADO
p*valiva de libedad tenrporal; esio es, 35 años.
HTNOSTROZA PARIACHI
81. ''La perra será de cadena perpetua cuando concurran
do-so r¡ás circunstancias agravarrtes". l-a sanción es lógica y PRiNCIPE TRUJILLO
aceijtable, descje una perspecttva poiitlco criniinal, aunque la
técntca legislativa es incori-ecta. 3::sta con que conü¡rra más NEYRA FLORES
cíe una circunstancia agravante para que se entienda que
Ia corsecuencra será la cadena perpetua. No era necesario VENTURA CUE\/A
poner la hÍpótesis alternativa ''c más aqrava¡rtes".
SEQUEIROS VARGAS
8'¡. La pena de inh¿bilitación se prevé corro pena
acrimulativa para todos lcs sirpuesios de ferninicidio. Se;'án FIGUEROA NAVARRO
ios jueces quienes determinen, de acue¡-do al caso concreto,
oué sr,puesio(s) de ínhabiiitación aplicará, de los previstos en PACHECO I.lUANCAS
ef ariíc,"rio 36 del Código Penal. Esia previsión es mejor que
ta p¡evis'.a en ei deliio de oarrriiio. en ionCe se restringe Ia CEVALLOS VEGAS
aplical,llictad de la inhabilitaclón soi,t crrando el agente tenga
hijos ccn fa víciima y se ci:cunscrib,e a la incapacid ao oara ei CHAVEz llELrA
,¡it,rricio de la patria poiesiac'. tulela o curaiela.
C,^,I DEROI] CTST _I O
Concurso
(") El Señor Panona P¿strana ro sLrsir're el preseltle ArLErdo Fl-.raric plr
83. El ferninicidio puecie c{LC!Iú_-dC;l o realmente
delii¡ts. Es pr-obable q1e el feminicidio 6on.r-r.u mafiener resei.,,as llridicas a sri coili¿nido.
CC,rr o-!¡pg
.on ctras mcdaliCades liornicidtl c iqsiones si l-ar, 9¡¿g
i:ual rndíre.¿ ir cci el s=;csirl, J-t 576279-1
"L'iimc:. De p,)L-de Lcr-cut-t
iráfco de migrantes, vioiación sexuai, vias de hecho r-l otras
r..cdaiidades típicas. CORTE SUPI{EMA t]E JIJSTIC]TA
&d En los casos en donde ei fer.inicidio se agrava por X PLENO JURI.SDICCIOI.]AL DE LAS SALAS
E ¡',':sencia ce otr-as ci¡cunsiancias or.le, pur sí misntas s¡;r PEI.JALES PERMANEIJTI Y TRANS! iORIAS
del¡los, cor-no la coacción, la vlolación sexual, ia exposicióri
de personas en peiigro o la tfaiJ Je personas, se genera un ACtiERDC pLEt,lARlO I'J" 002-20i6/CJ-1 16
ca¡cursc aparente que deben s¡r resuel',as conÍcr;ne los I
princlpios de especiaf icad, con-qunción, subsidiaíid3d. FU¡IDAI4ENiD: A¡1ículo 116" I UO LOPJ. Asunto: Letir-res y
tf

7 ciaves pa!"a esrtender e! nuevs deüEto de sicarlato

¿Cómo diferenciar el sicariato det asesinato por lucro o codicia? ¿Quién orde¡ra o encarga el
sicariato será condenado como autor o instigador?
"Ei oue mata ? olro por orden, encargo o acuerdo, con el propósito de obtener para sí o para otro
un
beneficio econÓmico o de cualquier otra índole". Con esta fórnrula se ha incorporado el delito cje
sicariato a nuestro Codigo Penal (artículo 108-C), casiigándose esta conducta delictiva con Lina pena
base no mencr de veinticinco años e inhabiiiiación para hacer uso de armas de fuego.

También se prevé sanciÓn por este delito a quien orcjena. encarga, acuerda el sicariato o actúa como
rnte rrnediario

Así lo dispuso el Decreto Legislativo N' 1181, publicada el27 de julio en el diario ofícial por el poder
Ejecutivo, al habérsele delegado facultades para legislar en n"lateria de forlalecinriento de la seguridad
ciudadana, luci¡a conira la delincuencia y eI c¡.irnen organizaclo.

Esta norma ha generacjo nluchos puntos de debate. En esta nota un rápido repaso de Io que tiene
que saber sobre este novísimo tipo penal:

f. Diferencia con el asesinato por f ucro y por codicia

EICÓdiEo Penal ya prevé el honiicidio calificado de una persoria por codicia o luc;'o (inciso 1 del artículo
108). La pena prevista es no mencr de 15 años" ¿Cómo djferenciar esta conducta dei nuevo delito de
slcariato que, ccnrc hemos visto, tarnbién exige un beneficio económico del agente?

La única explicaciÓn pcstble por principio de especiali,Jad, es que estemos ante un supLtesto cJe
s§@cuancio la muerte sea consecuencia de un acto anteriorque lo motiva: ulaU!-A!, r-i"
"n.rrgo
o!n-1q-qetdo-cq! un-Lq-re.eie. Por el contraric, estarernos anie hcmicldiq$,al&-cró i,Toáicra-Ciláñ-octr
autor realiza ei iiÍcitc en autoría directa.

2. Hasia §élg modalidades agravadas

El delito de sicarlato prevé una serie de conductas agravadas, esto es, que ameritarár-r una mayor
sancion. Estas son,{ valerse de un menor de edad o de otro inimputabie para ejecuiar ia conducta;
Qaar cumplimientñ la orclen de una organización cnnlnat,¡:fen concurso de dos o más personas,
(9 pcr pluralidad de víciimasí5) cuenoo se corneia parricirlic,. fémrniciC:c u asesinato por ccndicio. del
agente; y, finalmer te,16)cr_rando se utiiicen armas de guerra.

En estos cascs la peria será rJe car-lena perpeiua.

3. ¿También es autor cie sicariato quien ordena ei asesinaio?

EI segundo párrafo Cel artícuio 10E-C establece que las mjsrras


ilenas previstas para el sicario serán
aplicadas a quien "orcien¿¡, encarga c acuei-cia'elsr;ariato, o ac1úa como intei-n-¡..drario

La pregunia es si es que estas concluctas ccnfiguran actos de autoría CI. por el porrirar-il. det:en
entenderse collro instigacron o compiicidad" Lastimosamente el iipo penal no aclara esta du.ja. Ahcra
bien, esta inlerrogant* no es meramenie leórica, pues la respur-sta potlría ciete¡minar cr íl r.lurerl
encarga u ordena el detito puede ser pasibie de una pena pese a que el hecho (la nruei^te del sujetc
pasivJ; no se llegue a cometer. Labor que deberá dilucidar la futura jurisprudencia sobre el parltcuiar.

4, También se sancionará a quien conspira y ofrece el delito de sicariato

§'.loestará exenta de sanción la persona que Úgqg los "servicios" de sicariato aunque no haya
cometido un asesinato. En efecto, la conspiracíón y el ofrecimiento para el delito de sicariato está
hpificado en el nuevo artículo 108-D del CódiglPenal, el cual sanciona con pena privativa de libertad
no menor de cinco ni mayor de ocho años E a)Quien participa en una conspiraciÓn para promover,
i¡¡vorecer o faciiitar el clelito de sicariato: y@ quien solicita u ofrece a otros, cometer el delito de
sicariato o actúa como intermediario.

Se preclsa que Ia pena ascenderá a no menot o"@.r dedp- os, si estas conductas se
realizan con [a intervenciÓn de un menor de edad u otro inimputable

5. Sicarios con severa restrícción de beneficios penitenciaríos

Se establece que ningún condenado pq¡ el delito do srcarrato o de conspiracion o favorecimiento al


s¡canato podrá ser beneficiado con el derecho de gracia, anrnistía, indulto o conmutaciÓn de la pena.
Además, se les ha prohibido el acceso a los beneficios de semilibertad y liberaciÓn condicional.

No obstante, sí se ha previsto que puedan acceder a la redención de la pena por trabalo o educaciÓn
en [a moda[idad de siete Por uno.

§. No hay responsabilidad restríngida por tener menos de ?1 años

Fanrbién se ha establecido que los ccndenadcs ¡ror sicariato no podrán acceder a la reducciÓn
pruciencial de la pena establecida en el artículo 22 ael Córligo Penal. Esto es, a diferencia de otros
Celitos, los autores de sicariato que tengan entre 18 y 21 años no podrán beneficiarse con una
teducción de la pena.

7.- Aumento de pena en caso de haLritualidad y reincidencia

Er caso de reincidencia, Ios autores clel delito de sicariato verán su pena aumentada en no menos de
dos tercios por encima del máxinro ieqal. Por su parte, cuando se esté frente a un supuesto de
lrabitualídad, la pena se aumentara hasto un una mitad por encima de la pena máxima prevista.

También podría gustarte