Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD CIENTÍFICA DEL SUR

FACULTAD DE CIENCIAS AMBIENTALES


CARRERA DE INGENIERÍA AMBIENTAL

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

CONTAMINACIÓN POR CFC

AUTORES

DOCENTE

 OLIVERA HUAMAN, MELISSA GIOVANNA

LIMA-PERÚ

2019

1. Definición:
Son un grupo de compuestos químicos fabricados que contienen cloro, flúor y carbono.
Son incoloros, inodoros, inocuos, incombustibles y estables cuando se emiten. Después
de la emisión y al llegar a la estratosfera, se dividen y liberan átomos de cloro, que
destruyen la capa de ozono del planeta. Los CFC no son productos naturales, sino fruto
de la química industrial, por esta razón su degradación es muy difícil y su presencia en
la atmósfera se prolonga durante muchos años (50–100).
2. Presencia del contaminante (natural o antropogénica):
Los CFC llegan al planeta por mano del hombre y su principal contribuyente son las
industrias.
Estos entraron al mercado en el año 1937, en un inicio se usaban en industrias de
refrigeración posteriormente como propelente en aerosoles o productos de limpieza para
el hogar. Los avances tecnológicos se han debido a los CFC, la climatización de
edificios, centros comerciales, oficinas, hogares, automóviles hasta inclusive la
refrigeración de alimentos. Pero no solo eso sino también en la informática, ya que sirve
como aditamento de limpieza de las partes o de los microcircuitos.
También se usaba los CFC para el tratamiento contra el asma, pero estos fueron
prohibidos.
Otra forma de uso es en aerosoles, pesticidas, cosméticos, pinturas.
[ CITATION PRTsf \l 10250 ]

3. Producción y extracción

3.1 Extracción:
En la actualidad, la fabricación y empleo de CFC está prohibido, ya que son
sustancias con una elevada toxicidad y persistencia en el medio ambiente que atacan
la capa de ozono mediante la liberación de átomos de cloro.
3.2 Producción:
Se han aplicado como líquidos refrigerantes, agentes extintores y construcción de
plásticos, debido a su alta estabilidad físico-química.
También se encuentran presentes, aunque en proporciones muy pequeñas, en
aislamientos térmicos y en productos comerciales como el freón, pinturas, barnices.

4. Ingreso al organismo y al ecosistema

4.1 En el organismo:

Este compuesto se utilizaba en los inhaladores para personas asmáticas e


ingresaban a todo el sistema, sin embargo, no causaba ningún tipo de reacción
desfavorable en el cuerpo humano.

4.2 Ecosistema:

Como ya se sabe, los clorofluorocarbonos son altamente dañinos para el medio


ambiente por su descomposición. Cuando este compuesto es liberado a la capa
de ozono, se divide liberando átomos de cloro y uniéndose con el ozono. Por
problemas como estos, EE. UU prohibió el uso de clorofluorocarbonos desde el
31 de diciembre de 1995 – (aerosoles, máquinas de aire acondicionado,
refrigeradores, insecticida, etc.)
Los CFC fueron reemplazados por los HFC, ya que este nuevo compuesto es
más amigable con el medio ambiente, debido a que su tiempo de vida es menor.
Este compuesto químico está conformado por hidrogeno, flúor y carbono.

5. Afectación al ecosistema y al hombre:

Las consecuencias que tiene el uso de CFC es que afecta a muchos ecosistemas del
planeta, pero, el que más sufre es el ecosistema marino, la llegada de más rayos UV
afecta directamente al plancton.

6. Consecuencias al Medio Ambiente y al hombre:

6.1 Medio ambiente:

Degradación de la capa de ozono estratosférica, debida a la producción de


ciertos gases como los clorofluorocarbonos (CFC) por parte del hombre,
provoca un aumento de la radiación ultravioleta-B en la superficie terrestre. Este
aumento tiene diversos efectos nocivos sobre las plantas, los animales y el ser
humano.
Por ejemplo, los anfibios están sufriendo un declive global achacado a diversos
factores, entre ellos el aumento de radiación ultravioleta, ya que tanto los huevos
como los embriones y las larvas resultan muy sensibles a esta radiación.
[ CITATION LaR07 \l 10250 ]

6.2 Al hombre:

La exposición directa a algunos tipos de CFC puede causar pérdida del


conocimiento, dificultad respiratoria e irregularidad de los latidos del corazón.
También puede causar confusión, mareo, tos, dolor de garganta, dificultad
respiratoria y enrojecimiento y dolor de los ojos. El contacto directo con la piel
con algunos tipos de CFC puede causar quemaduras por frío o sequedad de la
piel.
Cuando los CFC destruyen la capa de ozono, los rayos ultravioleta nocivos
llegan a la Tierra. La exposición a rayos ultravioleta más fuertes puede causar
cáncer de la piel, cataratas y debilidad del sistema inmunitario.
[ CITATION Toxsf \l 10250 ]

7. Efectos en la salud humana, en los animales y en las plantas

7.1 Efectos en la salud humana


La exposición directa a los CFC puede causar diferentes enfermedades o
malestares, tales como: irregularidad en los latidos del corazón, pérdida de
conocimiento o dificultad respiratoria. También puede causar mareos, tos, dolor
de garganta, enrojecimiento y dolor de ojos. El contacto directo con lo CFC
puede causar quemaduras o resequedad en la piel. Ya que los CFC causan el
desgaste de la capa de ozono, los rayos UV pueden penetrar la capa con mayor
facilidad y las personas están más propensas a tener cáncer a la piel.
[ CITATION TOXsf \l 10250 ]

7.2 Efectos en la salud de los animales


En perros y monos, provocan depresión respiratoria, bronco constricción,
taquicardia, depresión miocárdica e hipotensión a concentraciones de entre un 5
y un 10 %.
Para algunas especies, un aumento de radiación UV-B implica la formación de
cáncer de piel. Esto se ha estudiado en cabras, vacas, gatos, perros, ovejas.
Bajo el mar, las especies más pequeñas y débiles, encargadas de eliminar el
dióxido de carbono, pueden ser dañadas. Esta situación puede afectar la cadena
alimenticia y contribuir a que existan más gases contaminantes y al
calentamiento global.

7.3 Efecto en las plantas


Las plantas se ven amenazadas por la reducción de la capa de ozono, ya que al
ocurrir eso los rayos UV se intensifican y la mayoría de las plantas son sensibles
a eso.
La flora marina también se ve afectada por la disminución de la capa de ozono,
la productividad de estas disminuiría en un 35% y esto sería desastroso, ya que
el fitoplancton es la base de la cadena alimenticia marítima.
Pruebas confirman que al deteriorarse la capa de ozono diferentes plantas como
el tomate, el maíz, la zanahoria o la remolacha al estar expuestas a la radiación
excesiva son más sensibles a las plagas.
8. Daños de los contaminantes al medio ambiente y el hombre

8.1 Al medio ambiente


Se sostiene que los aerosoles de sulfatos que provienen del uso de combustibles
fósiles, ejercen un efecto de enfriamiento en el clima, sin embargo, este efecto de
enfriamiento no parece contrarrestar el calentamiento que es introducido por los
gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, el metano y el vapor de
agua. El carbón negro y el mineral en polvo con alto contenido en hierro, se
comportan de manera similar a los gases de efecto invernadero, de manera que
pueden aumentar el calentamiento del planeta. Por el contrario, otros aerosoles
pueden reflejar y dispersar hacia el exterior la luz solar. Al llegar menos energía
a la superficie de la Tierra, provoca el fenómeno de oscurecimiento global, con
diversos efectos negativos para el medio ambiente y la salud. También la típica
niebla de las ciudades contaminadas, el smog, se origina porque estas partículas
dispersan la luz.

8.2 Al hombre
Los aerosoles no solo dañan a la capa de ozono sino también a nuestra salud, los
concentrados de sustancias como la sílica, el asbesto y los particulados del diésel
se encuentran muchas veces en los lugares de trabajo y pueden resultar en
enfermedades como la silicosis y el pulmón negro (neumoconiosis de los
carboneros).
9 Acciones en caso de contacto:

 Inhalación:
Traslade al aire fresco. Si se le dificulta respirar, haga que una persona
capacitada administre el oxígeno. Si no respira, administre respiración artificial
y haga que una persona capacitada administre el oxígeno. Procure atención
médica de inmediato
 Ojos:
Enjuague los ojos con abundante agua durante al menos 20 minutos, replegando
con frecuencia los párpados. Incline la cabeza para evitar que el producto
químico se transfiera al ojo sin contaminar. Procure atención médica de
inmediato.
 Ingestión:
No induzca el vómito y procure atención médica de inmediato. Tome dos vasos
de agua o leche para diluir.

10 Casos de contaminación (nacional e internacional):


Los clorofluorocarbonos se comenzaron a fabricar en masa porque fueron identificados
como el perfecto refrigerante, un fluido que cambia rápidamente de gas a líquido y a la
inversa, absorbiendo y liberando grandes cantidades de calor en el proceso.
10.1. Internacional
Luego de su invención por Midley se comenzó a producir como remplazo al
amoniaco en la producción de aerosoles, espuma plástica y en equipos de
refrigeración como principales usos.
En 1974 se pudo obtener los primeros resultados que manifestaban los impactos de este
sobre la atmósfera, así en 1987 con el Protocolo de Montreal, diseñado para proteger la
capa de ozono reduciendo la producción y el consumo de numerosas sustancias que se
ha estudiado que reaccionan con ella y se cree que son responsables del agotamiento de
la misma. Entrando en vigor el 1 de enero de 1989.para los países desarrollados se
fueron reduciendo sus usos hasta el año 1995 donde se erradicó.

10.2. Nacional
En los países en vías de desarrollo como el Perú, el protocolo de Montreal era
más permisible con el acuerdo, decretando periodos más permisibles para su
eliminación progresiva que iban desde el año 1999 hasta el 2010.

CASO AGUJERO EN LA ANTÁRTIDA


Desde hace varios años los niveles de la capa de ozono han disminuido
significativamente.
En la Antártida está comprobado que cada primavera antártica se produce una
gran destrucción de ozono, de un 50% o más del que existe en la zona,
formándose un agujero. Los niveles normales de ozono en esta zona son de 300
DU y suele descender hasta las 150 DU, habiendo llegado, en los momentos más
extremos de destrucción de ozono, a disminuir hasta las 100 DU.
El agujero de ozono de la Antártida fue observado por vez primera durante los
años 1980-84. Una vez detectado se puede comprobar cómo, desde alrededor de
1976, ya había datos que indicaban su aparición, pero fue en la década de los
ochenta en la que su crecimiento se hizo mucho mayor.
Debemos cartas en el asunto, pues los causantes somos nosotros.
Estas son las posibles soluciones, no la eliminaría sino disminuiría el daño:
 No compres sprays o aerosoles compuestos por los temidos gases
clorofluorocarbonos(CFC).
 No utilices extintores que contengan halones. Se trata de una sustancia muy
perjudicial para la capa de ozono.
 Utiliza lo mínimo posible el aire acondicionado y la calefacción.
Bibliografía
PRTR. (s.f). Obtenido de http://www.prtr-es.es/CFC-clorofluorocarburos,15602,11,2007.html

Rioja, L. (2007). Obtenido de http://www.larioja.com/20070725/opinion/radiacion-ultravioleta-


efectos-sobre-20070725.html

TOWN, T. (s.f). Obtenido de https://toxtown.nlm.nih.gov/espanol/chemicals.php?id=40

ToxTown. (s.f). Obtenido de https://toxtown.nlm.nih.gov/espanol/chemicals.php?id=40

Unidas, N. (s.f). Obtenido de http://www.un.org/es/events/ozoneday/background.shtml