Está en la página 1de 2

Un resumen es una exposición acotada y reducida del tratamiento de un tema

determinado. En general, el término hace alusión a un compendio escrito de los puntos


más importantes de un tema explayado con detenimiento y minuciosidad, aunque
también puede tratarse de un resumen oral. La tarea de resumir un tema suele aplicarse
con asiduidad para hacer frente a las exigencias del estudio formal, en cualquiera de sus
niveles. La técnica básica para confeccionar un resumen consiste en identificar las ideas
principales del discurso que se pretende resumir. Un buen criterio para realizar esto es, en
el caso de un texto escrito, identificar el concepto central de cada párrafo, para luego
observar que relaciones guardan estas nociones. Así, la propia organización del discurso
(que tiene una intencionalidad) nos estaría dando la pauta de cómo realizar la síntesis.

Y aunque hemos usado esta palabra (síntesis) vamos a aclarar que existe una diferencia
esencial entre “resumen” y “síntesis”. En realidad, los dos son versiones acotadas o
reducidas de un texto de mayor extensión, sin embargo, la síntesis es mucho más fiel a
ese texto, puesto que se trata de acortar el texto, suprimiendo partes que no pertenecen
a la “idea principal” y que no son tan necesarias para la interpretación cabal del escrito. En
cambio, el resumen, es un texto mucho más personal, que no necesariamente tiene que
tener fidelidad con el escrito original, y que podemos incluso escribirlo con nuestras
propias palabras, pero siempre sosteniendo la coherencia y el sentido con el texto de
origen, porque es ése mismo el que queremos transformar, a través del resumen, en más
comprensible e interpretable.

Causa y efecto. A través de la experiencia, se conoce que ningún fenómeno surge sin
causa, "de por sí”, sino que lo engendran el desarrollo precedente de dicho fenómeno u
otros fenómenos. De la nada no surge nada. Todo fenómeno tiene su origen, lo que lo
engendra. Es precisamente lo que se llama “causa”. Lo que crea, produce o da vida a otro
fenómeno y lo antecede en el tiempo recibe el nombre de causa. Lo que surge bajo la
acción de la causa se denomina efecto.

Categorías filosóficas de “causa” y “efecto”


Las categorías filosóficas de “causa” y “efecto” expresan la relación existente entre dos
fenómenos, de los cuales uno, llamado causa, produce ineluctablemente el otro,
denominado efecto; esa relación recibe el nombre de relación causal (o de causa y
efecto).

Cualidades principales de la causalidad


Cuando el vapor hace girar la rueda móvil de la turbina, la relación que surge entre la
tuerza del vapor y la rueda móvil existe independientemente de nuestra conciencia, en la
propia realidad, en la naturaleza. Este y otros ejemplos semejantes muestran que
cualquier relación causal es originada por cosas con existencia real. Por eso, uno de los
rasgos nías importantes de la relación de causa y efecto es su carácter objetivo. Filósofos
materialistas anteriores a Marx (Demócrito en la Grecia antigua, Wang Chung en la China
antigua y Espinosa, Hobbes y Chernishevski en un período posterior) defendieron,
El párrafo es una unidad de discurso que en un texto escrito expresara una idea o
argumento o bien reproducirá las palabras de un orador en un discurso. Se encuentra
compuesto por un conjunto de oraciones que ostentan cierta unidad temática o aunque
sin tenerla se enuncian juntas. Es de fácil detección dentro de un texto por las siguientes
características: comienza con una mayúscula y termina con un punto y aparte y
comprende varias oraciones, como dijimos, relacionadas sobre el mismo subtema, en
tanto una de ellas solamente expresará la idea principal.

La práctica más habitual que se utiliza para separar los párrafos de un texto es colocar una
sangría al comienzo del mismo, ocupando la misma de tres a cinco espacios,
complementándose la misma con la introducción de una línea en blanco o una mayor
separación con respecto a la siguiente línea al finalizar el mismo.

Existen varios tipos de párrafos: narrativo (formado por una secuencia de afirmaciones,
típico de una noticia o crónica), descriptivo (potencia el uso de la palabra con una
descripción sensorial), argumentativo (su objetivo es el de presentar opiniones o en su
defecto rebatirlas para persuadir al receptor), expositivo (explica o desarrolla más
ampliamente el tema que presenta), de compasión o contraste (compara objetos o ideas
con la intención de marcar semejanzas y diferencias) y de enumeración (enumera
situaciones que van de lo más a lo menos importante).

LOS SIGNOS AUXILIARES


La puntuación de los signos auxiliares, con la que se pretende reproducir la entonación de
la lengua oral, constituye un capítulo importante dentro de la ortografía de cualquier
idioma. De ella depende en gran parte la correcta expresión y comprensión de los
mensajes escritos. La puntuación organiza el discurso y sus diferentes elementos y
permite evitar la ambigüedad en textos que, sin su empleo, podrían tener
interpretaciones diferentes.

El español cuenta con los siguientes signos auxiliares:


El punto .
La coma ,
Punto y coma ;
Dos puntos :
Puntos suspensivos ...
Signos de interrogación ¿?
Signos de exclamación ¡!
Paréntesis ( )
Corchetes [ ]
Raya -
Comillas " ", ´ `, « »