Está en la página 1de 4

En la cárcel Tafur piensa en que nadie lo espera afuera y habla de lo que le pasa a su vecino

de celda a quien lo molestan con el nombre de su mujer Matilde, a quien pedía


disculpas llorando toda la noche.
Al ser expulsado del colegio de su niñez lo pasaron a un colegio un poco mediocre, de
ahí se graduó, sus padres preguntaron qué carrera universitaria quería estudiar, ellos
se inclinaban por la medicina y Tafur prefería literatura o educación física, la verdad no
les gustó mucho. A los tres días de esa conversación mis padres murieron en un
accidente automovilístico. Se sentía solo y deprimido, su padre no era muy parecido a
él físicamente, pero si tenía su misma mirada y la forma de coger un libro, el aborrecía
parecerse a Tafur. No solo en el color de los ojos o su nariz, sino la cobardía, los
celos, los estados de ánimo. En el funeral no lloro y tampoco hizo un discurso para la
despedida, le alegraba el hecho de que la familia era poca y no preguntaban mucho. Un tío
se acercó y le dijo que el único dinero que quedaba era para pagar arriendo,
hacer mercado y un mes de universidad. Se fue a vivir a un aparta estudio, un día llego
Bruno a visitarlo, estuvieron charlando y Bruno estaba muy preocupado del alejamiento de
Tafur. Entro a la universidad a estudiar literatura hizo dos semestres y se retiró
porque veía que los profesores no se apasionaban por la literatura si no por un
mundo vano.
Una tarde iba a entrar al planetario y se encontró con un hombre viejo, barbudo y
desmuelatado, lo invito al planetario, le caía bien el mendigo porque a pesar de su
pobreza era ingenioso e irreverente, desde ese día empezó a sacar a flote su otra
personalidad, ya no tenía miedo, ni angustia. Visitaba cantidad de burdeles buscando
compañía, muchas veces dormía, leía, descansaba en aquellos lugares, la zona
de tolerancia se había convertido en su segundo hogar. Después se fue a vivir en
un sector de la candelaria ahí tenía un vecino que era muy cansón, en esos días cuando su
vecino estaba en el baño lo encerró con una cadena lo único que este hizo fue madrear y
quejarse diciendo que yo había sido. en la noche llego el vecino borracho tentándolo a
pelear a muerte y ver quién era más macho, Tafur grabo todo el escándalo y los
disparos que hizo al aire. Al otro día lo amenazo con divulgar la grabación y hacerle
perder su trabajo. Después de 3 meses todo siguió normal, hasta que un día llegaron
personas del ejercito a averiguar si los del edifico tenía nexos del m-19.
Después se fue a vivir en el barrio las cruces ahí conocía a unos que se ganaban las vida
haciendo espectáculos en las calles (cauchito y cortadito), o un travesti que se gana la
vida en la zona de tolerancia, ellos lo admiraban porque pensaban que Tafur algún día iba a
ser famoso por escribir un libro donde ellos querían participaran.
El travesti amigo de Tafur, llegaba golpeado en las noches después de ir a trabajar, un
día llego con la cara ensangrentada y las piernas diciendo que estaba aburrido se esa vida,
lo calmo y se fue a dormir. En la mañana siguiente apareció muerto, se había suicidado.
Otra de sus vecina, Ana, había tenido un aborto y el la encontró casi muerta y aunque la
llevo al hospital ella murió.
Pocos días después las amigas del travestis estaban afuera al frente de la pensión, Tafur
salió y les dijo que se fueran que estaban perturbando la tranquilidad, ellos lo empezaron
a basilar y el saco un palo y empezó a golpearlos, de un momento a otro recibió amenazas
de los travestis que tenían las piernas ensangrentadas. A la mañana siguiente Tafur recibió
la Noticia de que Ismael había muerto por que un grupo de limpieza social lo había
matado. 135 – lo que Ismael quería enseñarle – segunda vision
Incluyeron otro recluso en la celda, le dicen el agente Wendy, porque hay rumores de que
trabajo en la división antinarcóticos por varios años. Durante 3 días no hablaron nada,
hasta que una mañana el agente Wendy dice que si puede hacerle una pregunta; en ese
momento entablan una conversación en la que el agente Wendy aburre un poco a Tafur por
el tono en el que hablaba y preguntaba las cosas.
Luego se trasladan a la historia retomando el entierro de Ismael y como la ciudad después
de su muerte es desagradable para él, días después en la calle un señor de aspecto de
vagabundo se le acerca preguntando si es el señor Tafur, y al responder que si él le
entrego una carta de parte de Ismael, la que traía consigo un mapa de Egipto en el que se
ubicaba un monasterio, el monasterio de Al-Muharegh, en la carta le decía que la
entrega de esta carta se debía que el ya no lo acompañaría en
su proceso de aprendizaje, así que debería ir a un monasterio en Egipto donde le
guiarían durante lo que faltaba de su proceso. Al terminar de leer Tafur se conmovió por
el cariño y la actitud de Ismael hacia él.
Días después Tafur decidió hacer el viaje por lo que reviso sus ahorros y si estos le
alcanzarían para todo el trayecto, al ver que lo podría hacer si estando allá
conseguía empleo o algún tipo de entradas de dinero decidió irse. En este momento Tafur
dice que son un poco borrosos los recuerdos y que no sabe si están en el orden
secuencial, así que decide ordenarlos recuerdos en tres bloques: la llegada a Israel, la
estadía en Egipto y el regreso a Jerusalén a trabajar. Se cuenta la llegada a Israel en el
aeropuerto de Tel Aviv donde una mujer de edad lo confunde con su hijo, el cual no
había visto por muchos años, y se lanza a abrasarlo y por la diferencia de idiomas Tafur
no sabe como decirle que está equivocada, hasta que un empresario marroquí q manejaba
el castellano y con el que Tafur había hablado le ayuda en la equivocación. Esa noche el no
dejo de pensar en esa mujer y en como detrás de esos abrazos y besos había algo que él no
podría descifrar.
Durante sus recorridos por la ciudad el enfatiza los olores de los mercados, las ropas
con las que se visten, sus mujeres con esos ojos extraordinarios que destacan
por el velo. Luego se dirige a la oficina de voluntarios donde lo recibe un judío
mexicano quien pregunta sobre su vida, lo que hace, porque esta hay, etc., Tafur le miente
y dice que su estadía se debe a una investigación sobre ese país. Después de todas
las preguntas garabatea la tarjeta de voluntario y se la entrega enfatizando que esperaba
que el kibutz Metalismo le sirva para su libro, e investigación.
Las habitaciones eran estrechas y sin ventanas, lo que lo devolvía a su vida en las pensiones
en Bogotá, en el Kibbbutz Melsafim su vecino se llamaba José Ansaldo Navascuéz quien
era una adicto a la heroína de un carácter un poco loco. En las noche varias veces tenían que
salir huyendo del lugar por el sobrevuelo de aviones desconocidos y Tafur con tan solo
escuchar el sonido de la sirena salía corriendo tratando de avisar a José quien hacía caso
omiso.
Tafur se dedicaba a sembrar, labrar la tierra, ordeñar y recoger huevos todos
oficios que él creía viejos o antiguos. Pero en este lugar no recibía dinero pues la paga se
daba en las comidas y el dormitorio, así que Tafur se ideaba
mil estrategias para poder conseguir algo de dinero y seguir con su viaje. Una noche al estar
en un bar de Jerusalén se le acerco una anciano diciéndole que ha encontrado lo que
buscaba, que era una muchacha quien le ayudaría en su diario vivir y no le incomodaría
en ningún aspecto. también le cuenta que él es su padre y que necesita sacarla del
país pues su vida está corriendo peligro. Tafur se niega a llevársela y el anciano se
aleja, pero a pocos pasos de él venía la muchacha quien le dice que si puede sostenerse él,
porque no tiene el coraje de llevarla a ella. Tafur no alcanza a responder cuando ella se va.
La muchacha se llamaba Esther Summit y en la siguientes semanas se empezaron a
hablar hasta ser amigos, ella era una alemana, de Múnich, quien sufría de una
deformación en los dedos de sus manos que le complicaban el diario vivir. Semanas
después emprendieron un viaje hacia los lugares sagrados donde había estado Jesús.
Se hospedaron en el hotel Faisal donde en las mañanas se escuchaban las N para la llamada
a la misa. En ese momento Tafur pensó en como ella había sido N por años por su
deformación, y esto lo exitó así que la beso y ella agarrada a su cuerpo lloraba de pasión; el
busco un condón en su mochila y empezó a imaginarse una ciudad de Europa en donde
una mujer llamada Zarzara le pedía que besara los muñones de sus manos al
despertar de aquel sueño Esther le pregunta quién es zarzara y el no contesta.
Mientras estuvo en Israel no escribió nada porque no sentía la necesidad, pasaron
varios meses y no escribió ni una palabra pero si leyó bastantes libros, allí conoció a
Moshe Bendar quien le guiaba en sus lecturas y con quién podía comentar sobre ellas. Con
el pasaba largas horas leyendo.
Tafur se llevaba muy bien con Esther, hasta que hubo un momento en el que
decidieron vivir juntos, ella lo ayudaba en lo que podía; un día Tafur decide partir
hacia Eliat donde le cuentan habían varias formas de trabajo y además es mas organizado.
Al partir Esther llora pues después de el tiempo compartido se tenía ya una costumbre pero
Tafur le promete volver algún día y comunicarse con ella.
Entro a trabajar como conserje en un Hotel en Eliat, pero al poco tiempo tiene un
problema con un soldado ingles, y mientras este le pelea por el robo de una plata el
tiene un ataque y se le tira a pegarle dejándolo muy mal, por esto es echado del hotel
y se le pide abandonar el país además de pagar un multa que lo deja sin plata. Con lo
poco que tenia entra a un bar donde se encuentra con el hermano de uno de los
cocineros del hotel quien le dice que lo puede ayudar. Entonces todos parten hacia
Egipto, y allí hacia el monasterio de Al-Muharegh, el templo que le había indicado Ismael,
estuvo hay durante dos años en donde a diario practicaban 5 secciones que eran:
La sala para música y percusión
Los salones de danza
Aulas para hambrunas y ayunos prolongados
Los aposentos para la meditación silenciosa
Las habitaciones comunales
Pagina 190 – Lo que aprendió en el templo

Después de este tiempo volvió a Eliat donde se encontró con un paquete de cartas de
Esther, el no leyó ni el principio de una cuando decidió quemarlas, pues no quería saber
lo que decían. Luego se inscribió en el campo de refugiados de Ramalah, donde Tafur
se encontró con escenas de crímenes horribles, los más duros para el superar
eran los niños muertos que tenía que recoger meter en bolsas negras y marcar.
Días después un operativo se dio en el Hotel el Faisal fueron detenidas 7 personas
pertenecientes a la OPL, entre ellos al dueño, a Tafur lo detuvieron por cuatro días y
aunque acudió al consulado Colombiano no lo ayudaron, días después los cargaron a
un camión y pensaron que los iban a matar pero no los dejaron tirados en un
callejón vacio de Jerusalén, ahí fue que Tafur decidió cerrar ese capítulo en su vida y
volver a su país y cuando llego como siempre nadie lo esperaba.
147 – historia de las alcantarillas, los heraldos negros

172 – 177 – dualidad de Esther


DUALIDAD: Existencia de dos caracteres o fenómenos distintos en una misma
persona o cosa.

DR JEKYLL Y MR HYDE – Robert louis Stevenson – 1986

Nos encontramos en el antiguo Londres de finales del siglo XIX.

El Mr. Utterson un prestigioso abogado londinense a escuchado una historia de


manos de su amigo, el doctor Enfield, que le hace despertar su curiosidad. Así
Utterson comienza una investigación para llegar a averiguar la verdadera identidad
de Mr. Hyde, un hombre que se presenta muy unido a un viejo amigo conocido
como el doctor Jekyll.

Sus investigaciones llevan a Utterson, en primer lugar, a un testamento escrito por


Jekyll, en el que hace propietario, en el caso de su muerte o desaparición, de
todos sus bienes a Hyde. Más tarde el abogado mantendrá una conversación con
Jekyll, el que le pedirá que se olvide del asunto.

Después se produce un brutal asesinato en la ciudad, una testigo asegura que el


asesino ha sido Mr. Hyde, tras un largo tiempo de búsqueda, éste no aparece, y se
produce la extraña enfermedad y posterior muerte de Lanyon, un viejo amigo de
Utterson.

Tras mucho tiempo de tranquilidad, una noche aparece Poole, el criado de Jekyll,
en casa de Utterson para pedirle ayuda. Éste se desplaza a casa de su amigo y
tras derribar la puerta del laboratorio encuentran el cadáver de Hyde junto a unas
cartas escritas por el mismo Henry Jekyll.

Ya en casa, Utterson se pone a leerlas, en estas cartas se explica el extraño caso:


el doctor tenía una clara obsesión: dividir las dos naturalezas de la persona (la del
bien y la del mal). Esto lo consigue mediante una poción que Jekyll inventa.
Cuando se la bebe se convierte en un ser maligno, Mr. Hyde. Cada vez más, Hyde
se fue apropiando de su cuerpo hasta llegar el punto en el que los dos personajes
se odiaban. Las proporciones con las que fabricaba la poción se fueron acabando
y no encontraba la sustancia apropiada para la poción, hasta que ésta se acabó,
ambos luchaban el uno contra el otro, pero el final del producto llegó y tanto el Dr.
Jekyll como Mr. Hyde encuentran la muerte.