Está en la página 1de 3

La definición general de Conectividad hace referencia a aquellas PC’S, Periféricos, PDAs,

teléfonos celulares, robots, o cualquier otro dispositivo electrónico que puede ser
conectada a una PC u otros dispositivos de forma autónoma. Así mismo es el grado de
conexión entre entidades sociales, gubernamentales y de cualquier índole entre sí.
La conectividad se manifiesta a nivel superficial tanto en la estructura lineal, como en la
estructura global. En la estructura global se organiza en torno al tópico de discurso, que
da sentido y continuidad a un texto permitiendo interpretarlo como un todo significativo.

El tópico de discurso es en sí mismo un conectivo que se manifiesta a través de la


reiteración de temas, conceptos, personajes, lugares, etc. que van conformando la
progresión temática.
La progresión temática es un tipo de estructura utilizada para señalar información
conocida e información nueva, de modo que se evidencia la forma en que un tópico va
pasando de oración en oración abriéndose camino en un texto y produciendo una
dinámica intratextual.

El concepto de progresión temática no es nuevo, aparece ya en muchas retóricas. Tanto a


nivel oracional como textual, es la manifestación del pasaje de información conocida a
información nueva. Al producirse este pasaje el texto conserva su continuidad global
mediante la presencia periódica de elementos (personajes, conceptos, etc.), que permiten
establecer lazos entre la nueva información y lo que la precede.
Se mantiene así la dinámica intratextual, conformando las conexiones necesarias para la
coherencia.

La progresión temática está asegurada en el nivel superficial a través de mecanismos


capaces de formar una red de relaciones intratextuales que ayudan a mantener y
conformar el tópico del discurso. Estos mecanismos que operan en la estructura lineal de
superficie incluyen una serie de fenómenos léxico-gramaticales, llamados mecanismos de
cohesión.

La red de relaciones que se manifiesta en la estructura superficial constituye la expresión


de un complejo sistema de conexiones que configura la macroestructura textual e
involucra relaciones como identidad referencial, diferencia y cambio, información vieja -
información nueva, que permiten construir el tópico del discurso estableciendo coherencia
semántica.

La identidad referencial trabaja la relación entre elementos dentro de la secuencia


discursiva. Permite conectar proposiciones que tienen un mismo referente, aun cuando
este se explicite de modos diferentes en la estructura de superficie. Si se trata de un
individuo puede referir a la misma persona diciendo su nombre, “María”, un pronombre,
“ella”, y otras expresiones, “esa chica”, “la hermana de Juan”, etc.

Vinculadas a la identidad referencial están las relaciones de diferencia y cambio, mediante


las cuales pueden introducirse nuevos elementos en un discurso, o asignar nuevas
propiedades y relaciones a los ya introducidos. En estos casos deben cumplirse ciertas
condiciones, por ejemplo que la información nueva esté relacionada con algo que fue
mencionado antes.

De igual modo, las nuevas propiedades y relaciones asignadas, serán homogéneas


respecto de las asignadas anteriormente: si acabo de mencionar que Pedro se rompió
una pierna y está en el hospital, no puedo continuar diciendo que está corriendo una
carrera pedestre.
Veamos un ejemplo simple:

No fueron imaginadas como apetitoso plato del día, no las recomiendan los nutricionistas,
ni podría siquiera decirse que son sabrosas. Eso sí, son inocuas. Se trata de unas
diminutas baterías creadas, ¡por supuesto!, por los previsores japoneses.
Ocurre que son muchos los accidentes que se producen cuando los más pequeños llevan
a la boca y tragan las pilas de sus juguetes o calculadoras. Las baterías convencionales,
al ser ingeridas, son atacadas por los ácidos del estómago, perjudicando la pared del
mismo.
Eso no ocurre con las pilas que inventaron los científicos de la Universidad de Tsukuba,
ya que no se destruyen ni sufren alteración alguna en el estómago. Incluso, pueden ser
eliminadas por el organismo sin daño alguno.

Aplicando las macrorreglas obtenemos una macroestructura del tipo:


“Los japoneses inventaron pilas que no hacen daño en caso de ser ingeridas”.
Evidentemente, este puede ser el tema, asunto o tópico del discurso. Es
aproximadamente lo que diríamos si nos preguntaran de qué trata el texto. Pero ocurre
que lo podemos decir porque las estructuras textuales nos han permitido derivarlo. Hemos
hecho intervenir nuestros conocimientos generales y nuestro saber técnico, además de
aceptar que estamos ante una situación en que se nos está informando algo.

Ahora bien, veamos cómo funcionan las relaciones semánticas mencionadas que
permitirán revelar la conectividad e interpretar cada proposición en relación con las demás
proposiciones que integran el texto.

La información está referida, en este caso a un objeto (pilas). El texto comienza


introduciendo este elemento en el título. Las proposiciones siguientes están conectadas
porque tienen como referente el mismo objeto:
•no fueron imaginadas como apetitoso plato del día
• no las recomiendan los nutricionistas
• ni podría siquiera decirse que son sabrosas
• son inocuas

“Se trata de unas diminutas baterías creadas por los previsores japoneses” es información
nueva conectada con la ya dada a través del lexema “baterías”.
En la segunda secuencia operan las relaciones de diferencia y cambio: se introduce una
nueva información: “las pilas” (en general, las que conocemos), se pueden considerar
como un elemento ya mencionado, pero asignándole propiedades diferentes: son las que
causan accidentes.
Vemos que se respetan las condiciones que exigen relacionar la información nueva con la
dada.
La secuencia continúa mencionando explícitamente “baterías convencionales” y sus
propiedades: perjudican al estómago si se tragan.
La tercera secuencia retoma el referente de la primera: “pilas que inventaron los
científicos de la universidad de T.” refiere a “diminutas baterías creadas por los previsores
japoneses” y se relacionan también sus propiedades: “son inocuas”, “ya que no se
destruyen ni sufren alteración alguna en el estómago, etc".

Notamos entonces, que en estos tipos de relaciones, el paso de información conocida a


información nueva supone la condición de conectarse intratextualmente. Es decir, el texto
avanza proporcionando información nueva, pero debe estar estructurado de tal modo que
esta información nueva se apoye sobre la información ya aparecida antes. Se manifiesta
así, en la superficie textual, la conectividad profunda del texto.