Está en la página 1de 3

Liderazgo como Sello de las Empresas con Éxito

A lo largo de la historia, el líder ha sido concebido como un ser superior al resto de los
miembros de un grupo, con atributos especiales, reconocidos y admirados por sus acciones.

Actualmente la psicología ha tratado de fundamentar esta perspectiva del liderazgo a partir del
fuerte vínculo psicológico que establecemos con nuestro padre. Estudios sostienen que
buscamos en nuestros líderes la seguridad que nos proporciona el símbolo paterno, porque
conceptualizámos a nuestro padre como un ser perfecto e infalible, reproduciendo esta fijación
hacia nuestros líderes en la empresa, considerándolos más grandes, inteligentes y capaces.

El Liderazgo ha sido definido como la "actividad de influenciar a la gente para que se empeñe
voluntariamente en el logro de los objetivos del grupo". Por grupo debe entenderse un conjunto
pequeño, un sector de la organización, una organización, etc.

La definición de liderazgo citada contiene una palabra clave: "voluntariamente", que también
podría traducirse como "de buena gana". No se trata sólo de influenciar a la gente, sino de
hacerlo para que mire en la misma dirección de la organización. Por lo tanto, excluimos del
concepto la influencia basada en la coerción, concluyendo que liderazgo y motivación son dos
caras de una misma moneda, en donde la primera mira al líder y la segunda a sus seguidores.

El Liderazgo como función dentro de la Organización

El liderazgo siempre ha sido un tema debatido entre grandes de los negocios, sin embargo, no
importando si el líder en la organización nace o se hace; es indudable que gente líder es
valorada en su empresa por ser impulsor y generador de valor agregado en ella.

Conforme se consolida la teoría de la administración de las organizaciones y el liderazgo


estratégico, ha ido cobrando fuerza el estudio del liderazgo como una función dentro de la
empresa. Esta perspectiva enfatiza "las circunstancias sobre las cuales grupos de personas
integran y organizan sus actividades hacia objetivos". Según este enfoque, el líder es resultado
de las necesidades de un grupo.

La necesidad de un líder es evidente y aumenta conforme los objetivos del grupo son más
complejos y amplios. Para organizarse y actuar como una unidad, los miembros de un grupo
eligen a un líder, el cual no lo es por su capacidad o habilidad en sí mismas, sino porque estas
características son percibidas como las necesarias para lograr el objetivo. En síntesis, "el líder
es producto no de sus características, sino de sus relaciones funcionales con individuos
específicos en una situación específica".

El Proceso de Liderazgo

Si la empresa cuenta con alguna persona o personas que fijen el rumbo y la orienten en el
logro de sus objetivos y la puesta en ejecución de su estrategia, entonces posee un líder. El
verdadero líder es el "alma" de la empresa y es el que genera el entusiasmo que motivará el
rendimiento. En efecto, el líder concibe la estrategia brindando la visión, fijando prioridades y
determinando e implementando el motor estratégico.

La diferencia entre estima y estatus es importante para el líder ya que dispone del poder
necesario para asignar símbolos de estatus a un individuo, pero sin duda se estima sólo al
hombre que lo merece por su desempeño. Homans establece que: “La estima puede
determinar por sí sola una situación de liderazgo, sin necesidad de una jerarquía formal. El
individuo estimado tiene mayores posibilidades de promover cambios en el grupo, pero
también está expuesto a perder su aprecio si el grupo considera que la desviación es
excesiva”.

Para obtener una acción eficaz del subordinado, el líder no debe basarse sólo en la relación
autoritaria y jerárquica, por el contrario, debe motivar al colaborador para que ejecute una tarea
de calidad superior, y ser capaz de comprender el comportamiento humano y la jerarquía de
necesidades.

Estilos de Liderazgo o Mando

Cuando el líder actúa, o realiza su función, tiene ciertos estilos o formas de mandar que se han
dividido en:

Dirigente Autocrático: Centraliza la autoridad de manera directa y simplemente expide órdenes.


Ordena y espera obediencia, es dogmático, firme y dirige mediante la capacidad de retener,
conceder recompensas, o asignar castigos.

Dirigente Democrático: También llamado participativo, delega la autoridad, involucra


intensivamente a sus seguidores en el proceso de toma de decisiones e invita a la participación
de los empleados. Se da un flujo libre de comunicación.

Dirigente laissez-faire: Término francés que se traduce como “dejar hacer”. Los laissez-faire
son blandos e indulgentes, permiten que sus seguidores hagan prácticamente lo que quieren.

Tipos de Líderes

Existen cuatro tipos de líderes. Cada uno suele ser sumamente efectivo en el momento
apropiado de la trayectoria de la compañía.

1) Líderes audaces: Son generalmente los fundadores o creadores de la institución o


compañía. Poseen la pasión y el genio para hacer realidad los sueños que otros creen
inalcanzables. Los verdaderos líderes audaces son personas que apuestan su patrimonio y
reputación personal al éxito de los cambios significativos que realizan en el modo en que
operan sus organizaciones.

2) Líderes cautelosos: Están interesados y comprometidos en hacer que la empresa o


institución pase de una etapa inicial de crecimiento a una sana madurez. Sus atributos de
liderazgo son la estabilidad y un claro sentido de dirección para la organización. Su función es
facilitar la evolución de la compañía para garantizar su crecimiento a largo plazo.

3) Cirujanos: Seleccionan las mejores partes de la institución y la mano de obra para garantizar
su supervivencia. Elimina aquellas unidades que no son necesarias o cuya existencia amenaza
a toda la organización. Estos líderes frecuentemente salvan a las empresas que se hallan al
borde del colapso.

4) Funerarios: Su tarea es cosechar los frutos de la empresa, cerrarla o fusionarla con otra. Se
encargan de tomar decisiones en un momento en que los que están demasiado cerca de una
situación o demasiado involucrados personalmente en una historia, son incapaces de pensar
claramente por sí mismos.
Estos líderes deben hacer frente a los apegos emocionales.

Características del Líder:

 Dedicación: Los líderes estratégicos están comprometidos con la supervivencia a largo


plazo y la prosperidad de las organizaciones.
 Pasión: Los líderes deben amar la organización y sus objetivos. Deben tener el deseo
de anteponer las metas de la empresa a todo lo demás.
 Credibilidad: Los líderes hacen lo que dicen. La coherencia de las acciones y palabras
es esencial en ellos.
 Aptitudes extraordinarias: El líder estratégico debe ser el mejor en algún aspecto clave
de la empresa y ser capaz de convertir esta cualidad en algo realmente diferente. Este
talento especial es el motor estratégico que le posibilita al líder y a la firma obtener y
conservar una ventaja competitiva.
 Tenacidad y coraje: Los grandes líderes se distinguen por la capacidad de ser fieles a
sus visiones.

Lo que un buen líder hace...

 Crea oportunidades y promueve la creatividad


 Busca mejorar sus resultados
 Es carismático. Desarrolla la empatía
 Construye excelentes relaciones
 Sabe delegar responsabilidades y sabe negociar
 Evita compararse con otros e incentiva en sus colaboradores la confianza en sí mismos
 Posee un esquema de pensamiento positivo, orientado a desarrollar cosas siempre con
visión de cambio
 Asume riesgos controlados y actúa
 Organiza eficientes equipos de trabajo
 Es tolerante con los errores ajenos pero sabe destacar y recompensar los logros de su
equipo

Está demostrado que los líderes no usan un mismo estilo de liderazgo todo el tiempo, lo
cambian según el caso. A veces necesitan actuar con cierto rigor para provocar el interés y
lograr el compromiso de los participantes, sin embargo el ejemplo personal es el más potente
de los factores de ánimo al grupo.

El secreto para liderar una empresa reside en hacer lo que se predica, ya que el liderazgo
exige mucho e implica una enorme responsabilidad, pero al mismo tiempo grandes
satisfacciones.