Está en la página 1de 3

LA ALIANZA PAÍS SOCIAL CRISTIANA: EL OXÍGENO DEL

GOBIERNO DE LENÍN MORENO.


Virgilio Hernández E.

Dos temas fundamentales marcaron el acontecer político de la


semana que concluyó, por un lado, la discusión de la Ley de carácter
económico urgente que fue aprobada el jueves 21 de junio con 73
votos de la Alianza APSC (Alianza PAIS Social Cristiano) y por otro,
la vinculación del ex Presidente Rafael Correa al proceso que
investiga el secuestro de Fernando Balda; aunque parecerían temas
totalmente diferentes tienen un denominador común: el interés del
gobierno del Presidente Lenín Moreno porque se apruebe la
denominada Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción
de Inversiones, Generación de Empleo, Estabilidad y Equilibrio
Fiscal y de igual forma, que de cualquier manera y a través de
cualquier mecanismo se encause al ex presidente.

Frente al permanente deterioro del apoyo a la gestión del gobierno


del presidente Moreno, se pretende concretar un paquete de
reformas a una veintena de leyes que más temprano que tarde nos
llevarán a un ajuste que causará dramáticas consecuencias
económicas y sociales; y aprovechar el oxígeno que aún le queda
para buscar eliminar políticamente al “correísmo”.

Aunque poco o nada se haya discutido al respecto, la ley aprobada


tiene claros vicios de inconstitucionalidad, que no fueron
solucionados en los debates legislativos. En primer lugar, la ley
adolece del principio de unidad de materia como lo manda el
artículo 136 de la Constitución de la República, puesto que varios de
los cuerpos que se pretenden reformar nada tienen que ver con
equilibrio fiscal, el fomento productivo o la atracción de capitales,
como por ejemplo, la remisión de las multas de tránsito o agilitar los
trámites para la aprobación de programas de vivienda de interés
social, tema que debería ser parte de un proyecto específico y no de
tres artículos que cargan la responsabilidad a los municipios, sin
establecer compromisos y sanciones a los constructores que
presenten información falsa o adulterada. También se vulnera el
principio de reserva legal en materia tributaria contemplado en los
artículos 132 y 301 de la Constitución que imposibilita que alguno
de los tributos, como el impuesto a la salida de divisas, se regulen
1
por decreto. Lo mismos se podría decir de las violaciones al artículo
372 que prohíbe intervenir o disponer de los recursos de la
seguridad social e incluso algunos temas de forma presentados en la
sesión N° 66 de la Comisión.

La remisión que se aprobó en la mal llamada Ley de Fomento


Productivo abarca el 100% de multas, intereses y recargos de SRI,
aduanas, créditos educativos, becas, superintendencia de
compañías, servicios públicos y tránsito; si bien puede permitir
seiscientos millones de ingresos extras en este año significará
sacrificios para el país de más de 1.300 millones hasta el 2021,
mientras que lo que pretende recaudar llegaría a los 800 millones, es
decir, es claramente inconveniente para el propio gobierno y para el
país; pero favorable para los empresarios, que además fueron
favorecidos, en otras condiciones, con una remisión en el año 2015.
De la misma forma, se amplían los incentivos tributarios para los
posibles inversionistas con exoneraciones y exenciones al impuesto
a la renta.

Lo más grave es que la Ley aprobada amenaza la dolarización, por


lo que bien podría llamarse ley para salir de la dolarización, puesto
que se establece la exoneración del ISD para quienes firman
contratos de inversión o reinvierten el 50% de sus utilidades,
incorporando la exención en el pago de utilidades para residentes
locales, la exención al Impuesto a la Salida de Divisas anteriormente
solo aplicaba para personas y empresas del extranjero, con ello el
Estado genera las condiciones para la fuga de capitales por parte de
agentes nacionales.

Seguramente, entre los temas más complicados están las llamadas


reglas macro fiscales que impedirán que el Estado se beneficie de la
utilización de sus propios recursos internos y nos obligarán a
buscar endeudamiento con organismos multilaterales como el
Fondo Monetario Internacional, que tarde o temprano impondrán
condiciones de ajuste en la economía, como sucedía antes del 2007 y
como ocurre ahora en otros países como Argentina y que han
causado profunda conmoción social.

2
En el plano laboral las normas son claramente regresivas y a favor
de empresarios inescrupulosos, ya que en caso de quiebra de
empresas no habrá mecanismos para que paguen a sus
trabajadores, de igual forma, se elimina la posibilidad que al realizar
la remisión se reliquide a los trabajadores por las utilidades no
ganadas y se permite al mismo tiempo, la desvinculación de
policías; sin embargo poco o nada han dicho los dirigentes
sindicales que se hipotecaron en el apoyo y defensa al gobierno
actual.

Con la aprobación de la ley se demostró que la base de sustentación


del gobierno es su alianza con el Partido Social Cristiano y como en
los viejos tiempos ya tienen el control del Consejo de Participación
Ciudadana y Control Social, la Contraloría, el Consejo Nacional de
la Judicatura y poco a poco irán copando todas las instituciones del
Estado, ante la acción cómplice de los medios de comunicación que
callan todas las inconstitucionalidades y atropellos que se cometen
de forma cotidiana.

El otro tema relevante de la semana pasada, fue el relacionado con


la vinculación al economista Rafael Correa en el secuestro a
Fernando Balda. Las irregularidades que se cometieron de forma
previa a la audiencia de vinculación y en el transcurso de la misma
hacen tener poca fe en que el proceso se llevará apegado a derecho
y garantizando el debido proceso; basta señalar que el propio Fiscal
General del Estado solicitó como medida cautelar la presentación
periódica del expresidente en un consulado y la jueza Daniela
Camacho dispuso que lo haga en Quito cada 15 días, pese a que el
ex Presidente tiene su domicilio en Bélgica y de lo que dispone el
artículo 27 del Código Orgánico de la Función Judicial respecto de
que los hechos públicos y notorios no requieren ser probados.

Estos acontecimientos, no están desconectados, con seguridad


pretenden ser el oxígeno que busca el gobierno antes de perder la
confianza de la ciudadanía que cada día más se deteriora.